Revista Elementos

Revista Elementos (23)

Elementos es una revista trimestral de ciencia y cultura, auspiciada por la Universidad Autónoma de Puebla, México. Funge como medio de comunicación internacional entre la comunidad científica y los estudiantes universitarios, así como el público en general. El material informativo abarca un amplio espectro temático incorporando desde textos en el campo humanístico, hasta los más recientes avances en las ciencias naturales y exactas. El contenido se basa en las colaboraciones de profesores e investigadores de todos los ámbitos académicos, y es un foro abierto a la discusión y el análisis. De forma paralela e independiente de su contenido, Elementos incluye como parte de su propuesta temática, el discurso visual de un creador artístico que en cada número es seleccionado e invitado a compartir su trabajo con nuestra audiencia.



che-guevara

Mundo Nuestro. ¿Habrá una figura más nítida para hablar del materialismo histórico que la imagen de un excusado? Pues esa es una de las preocupaciones del Che Guevara justo en el arranque del la revolución cubana hecha gobierno: ¿qué hacer con la única fábrica que los fabrica en Cuba y que es controlada por mexicanos? Para la memoria de un personaje fundamental en la historia del siglo XX latinoamericano, vale esta versión bien humorada sobre Ernesto Che Guevara cuando se cumplen 50 años de su asesinato en las montañas de Bolivia.

El texto de Leopoldo Noyola Rocha "Los excusados del Che/Entrevista con el Ingeniero Luis Méndez Izquierdo", que presenta la edición 108 de la revista Elementos de la BUAP, ofrece un momento de la vida del Che Guevara justo en la coyuntura del triunfo de la revolución que se hace del poder en aquella noche del fin de año de 1958. Luis Méndez es en ese momento un ingeniero mexicano que ha puesto una fábrica de excusados y azulejos en los últimos meses de la dictadura de Fulgencio Batista. Esta entrevista-crónica nos acerca a la figura mítica del Che Guevara justo por la puerta trasera de la revolución cubana, y no lo hace desde la seriedad del análisis histórico-ideológico que proyecta los sueños de redención de los proletarios de América Latina, sino desde la mirada cálida y jocosa de un mexicano al que le hizo, literalmente, justicia la revolución.



"Cuando me reuní con el comandante Guevara en la fábrica me pareció un muchacho completamente ignorante de lo que era la cosa industrial, fuimos a la parte alta y se le ocurrió preguntarme por un tinaco: ingeniero, ¿y eso qué es? Es un tinaco, para el almacenamiento de agua. Ni idea."

En qué momento la memoria importa, cuándo dejan de ser interesantes los recuerdos para los lectores en la hambrienta dinámica cotidiana de las redes sociales y la expansiva multimedia que comunican lo pensable y lo impensable. Esta entrevista inédita fue realizada en abril de 1999 en la terraza de un enorme jardín de Cuernavaca perteneciente al ingeniero civil Luis Méndez Izquierdo, constructor de decenas de puentes y carreteras mexicanas en los años cuarenta, entre las que destacan las primeras vías modernas y puentes hacia el sureste mexicano. El ingeniero Méndez, en ese momento retirado, era una fuente inagotable de historias y vivencias de un México que, en efecto, ya no existe, pero cuya sustancia revela los detalles que los interesados en la historia y la memoria desconocemos porque no están escritos en ningún lado. En su enorme menú memorioso el ingeniero podía hablar de su familia, pues fue hijo de Federico Méndez Rivas Echenique, un militar porfirista condecorado de cadete por el mismísimo don Porfirio según cuenta la fotografía que Gustavo Casasola incluyó en su Historia gráfica de la Revolución Mexicana, 1 misma persona que diseñó y construyó el edificio obregonista de la Secretaría de Educación Pública de la calle de República de Argentina,2 en la Ciudad de México, y también el mismo al que José Vasconcelos agradece por sus ayudas en su huida postelectoral de 1929, casi con el mismo entusiasmo con el que agradece a su amigo Joaquín Méndez Rivas, poeta, escritor, locutor y primer egresado de la Escuela de Derecho, hermano de Federico y tío del ingeniero. Otras sabrosas historias fueron sus andanzas con Lázaro Cárdenas del Río en obras michoacanas, ya como expresidente; o en la selva tabasqueña o en las interminables historias de ingenieros y peones, de ingenieros y políticos, de ingenieros y clientes singulares, como la historia elegida en esta ocasión. Es interesante también porque tiene que ver con ciertas cosas que han ocurrido recientemente en el mundo, como la muerte de Fidel Castro y la inevitable obsolescencia de su hermano Raúl que más pronto que tarde deberá abandonar el poder, escribiendo un punto y aparte a la revolución cubana. Los hechos que se narran aquí ocurrieron en los meses previos y posteriores a la revolución de ese país, circunstancias agridulces para sus actores que como accionistas de una fábrica de excusados en La Habana defendían sus intereses ante un gobierno empírico y desorientado. Una historia del Che, más que de Fidel, recordada por un hombre común sin otra intención que la de recordar, a pregunta expresa de un curioso.

LA ENTREVISTA COMPLETA EN REVISTA ELEMENTOS



Imagen relacionada

Resultado de imagen para che guevara director del banco nacional de cuba

© Malú Méndez Lavielle. Cómo nos ven, 2015.

Revista Elementos. Malú Méndez Lavielle es una pintora nacida en la Ciudad de México residente en Puebla hace 30 años. En 1980 realiza una estancia en Barcelona en la que estudia arte, de regreso a México estudia piano y flauta transversa en el Conservatorio de Xalapa, posteriormente hace estudios de pintura en la Escuela de Artes Plásticas de la Universidad Veracruzana, así como en la UVYD de la Ciudad de México en 1986.

Obra en la portadilla © Malú Méndez Lavielle. Centauro, 2016



© Malú Méndez Lavielle. Geisha, 2015.

Ha presentado tres exposiciones individuales de su pintura al óleo: Familias, en las Galerías del Palacio Municipal de la ciudad Puebla, en diciembre de 2000; Caras vemos, en la sala de exposiciones de la Secretaría de Finanzas del Estado de Puebla, en enero de 2001 e Indagaciones paralelas, en la galería Casa Nueve de Cholula, Puebla, en diciembre de 2012, donde ya proliferaron sus pinturas digitales. Actualmente sus retratos y pinturas se hallan en colecciones particulares de Australia, Texas, Chile, Francia y Alemania, así como la CDMX, Cuernavaca, Jalapa, Cancún, Chihuahua y Puebla. Su obra pictórica está sustentada en la técnica de óleo sobre papel y sobre lienzo; pero en los últimos años destaca una prolífica producción de pintura digital, como puede apreciarse en esta selección que presenta Elementos, correspondiente a su producción más reciente. Por al menos una década, Malú Méndez Lavielle ha experimentado en la técnica digital empleada en programas como Corel Painter, CorelDRAW, Corel Photo-Paint, Adobe Photoshop, ArtRage, Sketch Pro y ScribblerToo. Al día de hoy, a excepción de CorelDRAW y Corel Photo-Paint, sigue utilizando, a veces de manera mixta, todos esos programas. El principal obstáculo que enfrenta en esta etapa es la novedad que representan a escala mundial estas técnicas computarizadas. “La gente cree que las pinturas las hacen las computadoras –afirma no sin congoja Méndez Lavielle-, como ocurre con la manipulación de fotografías en algunos programas, pero la experiencia artística sobre la tableta o en el monitor es completa la mayoría de las veces; en mis pinturas los dibujos son hechos por mí, la composición de colores también, no hay mucha diferencia entre esto y el papel o la tela, solo que ahora lo haces sobre una superficie de plasma, con un lápiz mudo o directamente con el mouse.” Entre las ventajas de las técnicas digitales está su sencilla transferencia a plataformas y redes sociales que la pintora ha aprovechado con profusión.



Es posible apreciar su obra en:

- www.visosopuestos.blogspot.mx

- www.facebook.com/malu.mendezlavielle

- www.youtube.com/watch?v=R-4HSewq3HE

Selección de la obra de Malú Méndez Lavielle en Revista Elementos.

Miércoles, 30 Agosto 2017 00:00

La ciencia a tiempo en la revista Elementos

Escrito por

La revista Elementos hace un seguimiento del día a día de la investigación científica en la BUAP. Estos son algunos ejemplos mostrados en la sección Ciencia a tiempo

La vacuna contra el papiloma humano no es suficiente para reducir los daños del virus

VPH



Aunque en México se ha extendido la vacuna contra el Virus del Papiloma Humano (VPH), científicos de la Institución manifiestan su preocupación ante el hecho de que en uno de sus estudios observaron una alta incidencia de dos tipos de VPH asociados al cáncer y contra los cuales la vacuna no es efectiva: las variaciones 90 y 91, que no han sido estudiadas a detalle por la comunidad médica.

En este proyecto de investigación liderado por Lilia Cedillo Ramírez, directora del Centro de Detección Biomolecular, el cual inició hace dos años para estudiar infecciones que son de importancia para las poblaciones estudiantiles, encontraron que en las 300 mujeres atendidas hubo una incidencia de VPH del 40 por ciento. Es decir, alrededor de 120 pacientes, de las cuales 27 por ciento ya tenían un daño. El estudio reveló la presencia de los tipos 90 y 91 en el 10 por ciento de las portadoras, un porcentaje alto si se considera que el virus posee más de cien variaciones.

También se realizó el estudio de persistencia del VPH durante ocho meses en este grupo de estudio, observándose que 18 por ciento de los virus se eliminaron en los primeros cuatro meses y otro 5 por ciento en los cuatro meses posteriores, mientras que 77 por ciento persistieron o se recolonizaron.
Más información: http://cmas.siu.buap.mx/portal_pprd/wb/comunic/la_vacuna_contra_el_papiloma_humano_no_es_suficien

Estudiante mejora método de síntesis en la obtención de materiales



Doctorante

Janeth Cecilia Sarmiento Arellano, estudiante del Doctorado en Dispositivos Semiconductores, desarrolló un tipo de síntesis coloidal para obtener nanopartículas de seleniuro de cadmio (cuya fórmula química es CdSe). Debido a sus propiedades, el CdSe nanoestructurado posee un gran número de aplicaciones en las áreas de medicina (como marcador biológico para la identificación de cáncer), electrónica y optoelectrónica, entre otras.

El método de síntesis desarrollado por Sarmiento Arellano y sus asesores no requiere de altas temperaturas ni de condiciones especiales para obtener el material con dimensiones nanométricas. Además, la variación de las condiciones con las que se sintetizan los materiales -como en este caso- permite controlar el tamaño y la forma de las partículas.

Por la importancia de su trabajo, este año The International Centre for Diffraction Data (ICDD) reconoció la labor de la estudiante con el Robert L. Snyder Student Travel Award, con lo cual se convirtió en la tercera alumna de una institución mexicana en recibir esta distinción. Este premio se entregó a cinco estudiantes del mundo, por sus contribuciones y descubrimientos en torno a las propiedades de diversos materiales, para multiplicar y mejorar sus aplicaciones a favor de la humanidad.

Más información:
http://cmas.siu.buap.mx/portal_pprd/wb/comunic/doctorante_de_la_buap_obtiene_premio_del_the_inter


FCC: El acelerador del futuro

FCC

Investigadores de la BUAP participan en el diseño y construcción de uno de los proyectos científicos más importantes del mundo: el Future Circular Collider (FCC), un acelerador de partículas que sustituirá al Gran Colisionador de Hadrones (LHC), de la Organización Europea de Investigación Nuclear (CERN, por sus siglas en francés), centro de investigación situado en Ginebra, Suiza.

El nuevo acelerador será siete veces más potente que el actual, el LHC, pues contará con 100 kilómetros de perímetro, en contraste con éste que tiene 27. Desarrollará opciones para potenciales colisionadores de frontera circular de alta energía en el CERN, el cual abrirá nuevos horizontes en el campo de la física fundamental.

Entre otras indagaciones, se planea estudiar la materia oscura, realizar mediciones precisas del bosón de Higgs o “partícula de Dios” –cuyo descubrimiento dio fama al LHC- y explorar las teorías más allá del modelo estándar. Se prevé que un diseño conceptual del FCC sea entregado antes de finales de 2018 y esté en funcionamiento en 2028, a tiempo para la próxima actualización de la Estrategia Europea para la Física de Partículas.

Más información:
http://cmas.siu.buap.mx/portal_pprd/wb/comunic/en_ginebra_suiza_el_rector_alfonso_esparza_afianza


Volkswagen dona robot industrial para uso didáctico

Robot kuka

Volkswagen de México donó a la Facultad de Ciencias de la Computación un robot industrial de seis ejes, el cual será empleado en la aplicación de diferentes herramientas computacionales, lo que contribuirá al aprendizaje y práctica de los estudiantes de esta unidad académica.

Fabricado por la empresa alemana KUKA AG, dicho robot está adaptado para usarse en los sectores industrial y productivo, en los que puede realizar trabajos rudos en ambientes hostiles, ya que cuenta con un sistema de gama alta en cuanto a carga. Es capaz de trabajar con objetos que pesan de una a dos toneladas.

Este tipo de tecnología permitirá que los estudiantes lleven a cabo la aplicación de lenguajes de programación de alto y bajo nivel, así como paradigmas, programación distribuida y sistemas de multiprocesamiento, entre otras acciones.

Más información:
http://cmas.siu.buap.mx/portal_pprd/wb/comunic/la_vw_dona_a_facultad_de_ciencias_de_la_computacio


Se prueba la efectividad de lactobacilos para reducir colesterol

Lactobacilos

Dado que algunos genes de la apolipoproteína E tienen relación con la hipercolesterolemia familiar, trastorno hereditario que ocasiona el incremento de los niveles de colesterol en sangre, investigadores de la Facultad de Estomatología y del Centro de Detección Biomolecular, así como un estudiante del Instituto de Ciencias, indagan en el estudio de estos genes, los cuales buscan modificar con lactobacilos.

Este estudio tiene como objetivo conocer el mecanismo por el cual la información contenida en el ADN es modulada hasta llegar al producto final que es la proteína, en este caso la apolipoproteína E. Una vez que se tenga esta información, se pretende -a futuro- modular algunas respuestas de los individuos administrando terapéuticamente ciertos microorganismos, por ejemplo lactobacilos, así como la producción de otros microbios, con el objetivo de incidir en la disminución de los niveles de colesterol.

En la investigación -fase experimental con alrededor de 30 pacientes- participan los doctores Jorge Antonio Yáñez Santos, de la Facultad de Estomatología, y Lilia Cedillo Ramírez, del Centro de Detección Biomolecular; así como José Antonio Vergara Cruz, estudiante de la Maestría en Ciencias Microbiológicas, en el Instituto de Ciencias.

Más información:
http://cmas.siu.buap.mx/portal_pprd/wb/comunic/en_la_buap_se_prueba_la_efectividad_de_lactobacilo

Con tecnología de vanguardia, se impulsa el desarrollo científico

T vanguardia

Para potenciar la investigación en la Máxima Casa de Estudios en Puebla se entregó la remodelación del Área de Diseño y Prototipos, ubicada en el Centro Universitario de Vinculación y Transferencia de Tecnología, en Ciudad Universitaria, la cual servirá para diseñar, desarrollar y probar el funcionamiento de los prototipos fabricados y, a futuro, establecer empresas de base tecnológica que beneficien a la población.

Esta área denominada Makerzone dispone de impresora 3D, equipo de torno y fresado, CNC (control numérico por computadora), drones, controladores lógicos programables (mejor conocidos como PLC, por sus siglas en inglés), hardware y software para realidad aumentada y virtual.

Con este equipo de vanguardia, los estudiantes desarrollarán la idea, el diseño y la programación de tarjetas y circuitos. Asimismo, podrán materializar sus conceptos a través de la impresión 3D y el maquinado en madera, polímeros y metales, entre otros materiales.

Más información:
http://cmas.siu.buap.mx/portal_pprd/wb/comunic/con_tecnologia_de_vanguardia_la_buap_contribuye_al

La prensa en Paraguay dio noticias, en julio 2011, de la ocupación por parte de carperos o campesinos sin tierras de campos del empresario brasilero-paraguayo Tranquilino Favero. Insistían, a través de portavoces que mostraban una confusa documentación, que ellos ocupaban tierras públicas usurpadas por sus agroindustrias sojeras; es decir, tierras legalmente restituidas al Estado desde antaño por lo cual reclamaban un reparto agrario de unas 12 mil has. en Ñacunday.Unos pocos meses después se puso en duda la legalidad de más de 257,904 has. bajo el régimen de propiedad privada en los distritos de Iruña, Santa Rosa del Monday y otros en la región2.



El conflicto agrario en Ñacunday se sumaba así a las cada más frecuentes ocupaciones de tierras desde el golpe militar que había derrocado al dictador Alfredo Stroessner en 1989 y que se sucedían, además, mayormente en los departamentos varios de esa región alto paranaense.3 Pero más específicamente Ñacunday acontecía por las crecientes expectativas de un campesinado empobrecido reclamando una siempre postergada reforma agraria y alentada por el triunfo electoral de Fernando Lugo en 2008, ex obispo de la diócesis de San Pedro y oriundo de Encarnación. Desde el inicio de su mandato presidencial las organizaciones y movilizaciones campesinas insistieron sin tregua sobre la ilegalidad de varios latifundios en la región alto paranaense, la de mayor plusvalía sojera del país, mientras que el gobierno de dé- biles alianzas de Lugo no lograba modificar, menos aún corregir legalmente, por más promesas ofrecidas en su campaña electoral, la tan antigua como desigual tenencia de la tierra en la región4. A poco tiempo de su investidura presidencial los conflictos agrarios se agudizaron hasta que una ocupación de tierras en Curuguaty, después de un intento de desalojo del campo bajo dominio de un antiguo personero de la dictadura stronista5, impulsó una moción parlamentaria en favor de los intereses de la oligarquía terrateniente y le destituyó el 22 de junio de 2012 de la presidencia y con él toda esperanza, así sea tímida o parcial, de una reforma agraria en el Paraguay6.

SIGUE EN "CUADERNOS DE ELEMENTOS No. 1"

Imagen relacionada



Jueves, 06 Julio 2017 00:00

Revista Elementos 107

Escrito por

Mundo Nuestro. Presentamos la edición número 107 de la revista Elementos, ilustrada en esta ocasión con obra del pintor poblano Antonio álvarez Morán y su trabajo reciente se ha enfocado en el estudio y reinterpretación el arte colonial mexicano. Para entender su trabajo, la revista presenta además de ejemplos de la serie Engaño Colorido, una semblanza del artista escrita por Maria Villatora, Cada cosa es sagrada: una historia de monjas.



Crónicas del Antropoceno:
el Arrecife Osborne
[PDF] Versión en HTML
Gabriela A. Vázquez Rodríguez

3
¿Cuál Apocalipsis?
Un análisis crítico sobre teorías del abandono de Cholula
[PDF] Versión en HTML
Geoffrey G. McCafferty y Jolene Debert

9
Ciencia y vocación territorial en Chile
Entrevista a Guido Girardi
[PDF] Versión en HTML
Leopoldo Noyola

17
Quimiogenética basada en receptores acoplados a proteínas G, una plataforma para las neurociencias
[PDF] Versión en HTML
Catalina Valdés Baizabal

29
Los ojos del maíz como guía de la visión chamánica
[PDF] Versión en HTML
Antonella Fagetti

37
Cada cosa es sagrada:
una historia de monjas

[PDF] Versión en HTML
María Villatoro, la Textoservidora

46
La medicina homeopática en el siglo XXI
[PDF] Versión en HTML
Thomas Scior y Héctor H. Pérez Ramírez

53
Ciencia a tiempo
[PDF] Versión en HTML
61
Libros
[PDF]
Versión en HTML
63

¿Como comprender la complejidad de una sociedad moderna y contradictoria como la nuestra? Asimilar la dificultad que entraña esta pregunta asomados a la profundidad del cráter del Popocatépetl desde esta vista de 1953 tomada por el fotógrafo Fernando Lipkau y que encuentro en el ensayo fotográfico del número 93 de la revista Elementos BUAP en línea.

Abres entonces la revista Elementos y descubres la mirada atenta y múltiple que acompaña la vida cotidiana de los científicos poblanos. Y de inmediato contemplas la capacidad editorial lograda en sus más de treinta años de existencia como revista impresa, y la exposición que el trabajo científico puede alcanzar con el uso de las herramientas digitales de comunicación.

De lo mejor, sin duda, que tiene para compartir con México la sociedad poblana. Y al alcance en cualquier momento en su edición electrónica.



elem106.jpg

Así de directo es: hoy lunes 12 de junio te encuentras el acceso al número 106 de la revista, pero también una entrevista que el diario El País realiza con la astrónoma Catherine Heymans sobre el oscuro y frío fin de los tiempos.



fin

Y encuentras noticias sobre el desarrollo de la ciencia en Puebla:

Crean sistema de identificación por medio de voz

identificacion de voz

Y con ella descubres por la sección Ciencia en corto que un grupo de investigadores del Laboratorio de Ingeniería del Lenguaje y Conocimiento, de la Facultad de Ciencias de la Computación (FCC), en colaboración con la empresa Code Ingeniería, han desarrollado un sistema de identificación por medio de voz, que puede ser utilizado en programas de pensionados y jubilados, así como para validar trámites bancarios y en seguridad.

Y que el archivo de la revista es simplemente inagotable. Aquí un ejemplo de lo que encuentras nada más al abrirlo:

Y que puedes conocer uno por uno el perfil de los colaboradores de la revista a lo largo de su ya muy larga historia, como la del investigador Gerardo Torres del Castillo:

Gerardo Torres del Castillo

“Gerardo Torres del Castillo es Doctor en Física por el Instituto Politécnico Nacional y realizó una estancia posdoctoral en la Universidad de Oxford, becado por el gobierno británico; en 1991 recibió la Medalla Académica otorgada por la Sociedad Mexicana de Física. Su campo es la Física Matemática, particularmente la Relatividad General. Es miembro del Consejo Editorial de Elementos y colaborador de nuestra revista.”

Elementos/Ciencia y cultura es la más importante revista científica que se produce en nuestro país. Hay muchos moldes para medir con cuidado esta afirmación. Nos basamos en la calidad de sus textos, la dimensión ya histórica de su equipo de colaboradores y su propuesta gráfica, por sí misma un ensayo exquisito en cada número.

Elementos es de la BUAP y es poblana.

Mundo Nuestro. Los gatos, únicos, inescrutables, asociados a nosotros, pero siempre inalcanzables. De ello trata este texto del antropólogo Ricardo Télles Girón, uno de los escritores de la revista Elementos de la BUAP. El antropólogo Ricardo Téllez Girón López es académico en la BUAP y un conocido comunicador radiofónico de un espacio que ya ha cumplido dos décadas al aire: Fusiones, que transmite Radio BUAP. Es autor de libros como Migración, identidades y percepciones, Reflexiones sobre la cuestión identitaria y Tras los pasos de Roberto Téllez Girón Olace y ha escrito para Elementos sobre algunos tópicos de su amplio espectro de interés.

¿Qué clase de filósofos somos si no sabemos nada acerca del origen y destino de los gatos?" Henri David Thoreau



Los procesos de domesticación de animales, al igual que los de las plantas, no dejan de provocar debates entre los especialistas de diferentes disciplinas. No puede ser de otra manera si consideramos que el problema es abordado por investigadores que con frecuencia trabajan independientemente unos de otros y además pertenecen a disciplinas que muchas veces tienen un contacto limitado (antropólogos, arqueólogos, zoólogos, botánicos). Por lo que corresponde a la antropología el punto de vista sobre el sujeto se encuentra ahora bien definido; el estudio de los animales domésticos trataría de observar la domesticación, no como estado del animal, sino como acción del hombre sobre el animal, que se ejerce en permanencia, poniendo en juego, en el cuadro de sociedades concretas, estructuras sociales, culturales e ideológicas, al mismo tiempo que técnicas, funcionalmente dependientes las unas de las otras y en relación, de la misma manera que con los elementos del sistema más general en el cual se insertan. El conjunto integrado de esas estructuras reviste el carácter de un sistema: el sistema de domesticación.

Sigue aquí en Revista Elementos

Relacionada: Madrugada alfarera



San Miguel Tenextatiloyan, junta auxiliar del municipio de Zautla, Puebla, aparece tras una serie de curvas en el extremo oriental de un vallecito de dos kilómetros de ancho dispuesto arriba de los 2,500 metros sobre el nivel del mar, y que abre llano cinco kilómetros hacia el Norte, para terminar en las inmediaciones de Zaragoza. Es un caserío tendido en la ladera circular de un monte todavía bien cubierto de pinos que se va descubriendo de a poco en cada curva, y cuyo enredo de cables y losas planas de cemento es prueba irrefutable de que aquí se ha perdido el encanto serrano de la teja y las dos aguas. La comunidad tiene como actividad económica preponderante la alfarería, con la fabricación de cazuelas greteadas (esmaltadas con base de plomo), que combina armónicamente con la agricultura de temporal: maíz, frijol, haba, cebada, trigo y alverjón, salpicados de frutales como el durazno y hortalizas como la papa.

La comunidad tiene como actividad económica preponderante la alfarería, con la fabricación de cazuelas greteadas (esmaltadas con base de plomo), que combina armónicamente con la agricultura de temporal: maíz, frijol, haba, cebada, trigo y alverjón, salpicados de frutales como el durazno y hortalizas como la papa. Entre sus habitantes existe un antiguo debate sobre el plomo que han ido acumulando en su sangre por el diario contacto con este elemento que abrillanta sus piezas. Hay quien asegura que el plomo no les hace daño, que lo trabajan con las manos descubiertas, sin tapaboca y nada pasa, “somos sanos”; otros afirman que tal vez haga daño, pero que el esmalte libre de plomo, el material sustituto que la autoridad les propone, no funciona igual que el plomo con los hornos disponibles, de baja temperatura, además de que el cliente no lo quiere. Muy pocos han cambiado al nuevo esmalte para proteger su salud.



La alfarería vidriada con plomo fue introducida a las costumbres de los alfareros mexicanos por los españoles en 1519, pues hasta entonces tapaban el poro de la cerámica a base de bruñido con piedras. El plomo demostró ser un material duro y resistente, pero más importante resultó que su cocción era posible a temperaturas relativamente bajas de entre 600 y 850 grados, lo que, tanto en las quemas a cielo abierto que imperaban en México –y siguen imperando en la loza tradicional de pueblos como San Miguel Tenextatiloyan–, como en los hornos primitivos de forma cilíndrica construidos de ladrillos comunes y cubiertos de tepalcates, que también aportaron los españoles, resolvía antiquísimos conflictos de filtración de líquidos y ahorraba tiempo y trabajo a sus productores. El vidriado con plomo, llamado desde entonces greta, fue acogido con entusiasmo por los mexicanos y, a pesar de sus probados efectos perniciosos, se sigue usando hoy con singular despreocupación.

Seguir en revista Elementos

Mundo Nuestro. Esta crónica de Enrique Soto Eguíbar ilustra lo que el número 106 de la revista Elementos editada por la BUAP presenta en una inigualable crónica gráfica del horror al que los seres humanos sometemos a los animales que nos comemos. Un dilema, dice el fotógrafo y escritor, cuyas consecuencias morales simplemente dejamos de lado.

Fotografía de Enrique Soto Eguíbar. Elementos 106



En el año 2008 viajábamos en un gris atardecer rumbo a Tlacotalpan, al paso por la carretera tuve una desagradable experiencia olfativa, un olor nauseabundo e inescapable invadió el automóvil y ahí estaba ese rancho –Santa Rita– un rancho ganadero de donde provenía el olor repugnante. Apenas lo podíamos creer. Amainé la velocidad a pesar de lo fétido y fue así como pude percatarme de lo que ahí sucedía: enormes corrales con vallas de metal que se perdían en la lejanía y en los que había cientos de animales que esperaban a ser embarcados en camiones rumbo al matadero. Olor a miedo. El escenario me pareció dantesco.

Me detuve a tomar fotos, pero el olor imperante me produjo náusea y un estallido de arcadas; logré con dificultad contener el vómito, no pude hacer más que unas cuantas fotos, regresé al automóvil, cerré las ventanas e hice una fotos adicionales. Eso era un campo de exterminio; no pude dejar de pensar en los campos nazi. Este era uno de los muchos campos de exterminio de vacas, la industrialización de la vida y la muerte.

Divisé desde el auto algo como un toro que se aproximaba a una valla sobre la cual se había posado un ave blanca (del tipo de las que abundan por esos rumbos y que frecuentemente acompañan al ganado). El toro se acercó lentamente y lamió las patas del ave, la miró con la languidez típica de los vacunos tristes; imaginé que le decía cuánto envidiaba su libertad y cómo le gustaría ser un toro volador. La escena me impactó profundamente y me prometí usar la fotografía para contribuir a concientizarnos sobre el enorme dolor que infligimos a los animales con los que nos alimentamos. Decidí frecuentar algunos mercados de animales y apuntar mi cámara a los sitios y circunstancias en las que pudiera ver a un animal rumbo al matadero. A partir de entonces he visitado diversos mercados de animales y retratado a los animales en diversas condiciones que creo relacionadas con su crianza, transporte y venta para el consumo humano. No se necesita mucha inteligencia para darse cuenta del enorme daño y dolor que los humanos hemos causado en este mundo. Hemos matado a más de dos terceras partes de todos los animales existentes en el mundo, hemos llevado a la extinción a uno o dos cientos de especies. Animales que jamás volverán a existir, perdidos para siempre en la historia del tiempo. Hemos infligido un dolor inenarrable a los cerdos, gallinas y vacas entre otros muchos de los animales que gustamos de comer; en el caso de los cerdos, el cuadrúpedo más avanzado en la evolución, bastante más inteligente que los perros, el daño y el sufrimiento que les hacemos padecer es inenarrable. No me cabe duda: estamos en la cima evolutiva de los grandes depredadores, nada se escapa de nuestras bocas, desde los insectos hasta los grandes mamíferos, pasando por todo tipo de especies. Solo se escapan, y no siempre, animales cuyo metabolismo los hace de sabor desagradable, aunque eso del sabor frecuentemente se puede remediar con un buen guiso.

Seguir en revista Elementos



Página 1 de 2