Lunes, 06 Febrero 2017 00:00

La Constitución y los sueños de la nación/El análisis de la Revista Nexos Destacado

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

Mundo Nuestro. La revista Nexos ofrece en su número de febrero una perspectiva crítica de los avatares de nuestra Constitución en el centenario de su promulgación. Aquí el texto de presentación y las ligas a los articulos de Luis María Aguilar, José Antonio Aguilar Rivera, Héctor Aguilar Camín, Emilio Lourí y Saúl López Noriega.





La Constitución de 1917 llega a su centenario viva, ojerosa y enmendada. En muchos pasajes, irreconocible. La Constitución vigente es más larga, más enredada, más liberal, más democrática y más contradictoria que la aprobada hace cien años en Querétaro.

Dedicamos este número a una revisión histórica de los linajes y las metamorfosis de nuestra Carta Magna.

El presidente de la Suprema Corte, Luis María Aguilar, vuelve a las fuentes históricas que dieron origen al documento de 1917: un ejercicio impecable de memoria y comentario constitucional.

José Antonio Aguilar Rivera recupera las voces críticas, en muchos sentidos proféticas, que se alzaron en su tiempo contra la Constitución promulgada el 5 de febrero en Querétaro. Estas críticas parecían decir sólo que todo tiempo pasado era mejor, pero anticipaban algunas de las consecuencias perniciosas que el nuevo código sembraba para el futuro.

Héctor Aguilar Camín esboza la costumbre de la legalidad negociada que está en el corazón de la cultura política mexicana, una de las creencias profundas del país que inhiben la construcción de una democracia sometida a la ley.





Emilio Kourí recupera la forma en que el artículo 27 de la Constitución se hizo realidad en una reforma agraria llena de consecuencias no buscadas.

Saúl López Noriega repasa las secuelas deformantes, a veces catastróficas, de artículos constitucionales que normaron para mal algunas de nuestras instituciones y nuestras leyes.

La Constitución es parte viva de nuestra vida pública. No es el lugar de nuestra veneración, sino de nuestros combates y nuestros sueños.

Visto 727 veces Modificado por última vez en Lunes, 06 Febrero 2017 04:41