Acción civil

Hace un año nos llegó el rumor que dentro del polígono protegido por ley patrimonial, el gobierno municipal de San Pedro Cholula también emprendería “adecuaciones” e intervenciones constructivas en lo que es conocido actualmente como Parque Soria. Se trata de una de las plazas delimitadas por estructuras en los costados que según Bandelier integra al conjunto arquitectónico de la gran pirámide los montículos conocidos popularmente como Cerro de Acozac que con el Cerro de la Cruz se encuentran al sur y el oriente del Tlachihualtepetl.

Los ciudadanos que llevábamos más de dos años cuestionando intervenciones constructivas dentro de este polígono protegido por ley del lado de San Andrés Cholula (y sufriendo represalias inadmisibles por defender el patrimonio cultural de la nación) casi inmediatamente al conocer el rumor que se intervendría el Parque Soria invitamos al Pres. Municipal. José Juan Espinosa de San Pedro Cholula a que nos presente su proyecto. La reunión se llevó a cabo en la explanada que se iba a intervenir pero según explicó el alcalde el proyecto estaba en fase de elaboración y más bien nos presentó con los funcionarios encargados; en primer lugar el arquitecto Rodolfo Huerta Espinosa que se comprometió ante todos, incluyendo ante los representantes de los vendedores de artesanías y comidas en el lugar, que se iba a proyectar una plaza pública que no dañaría suelos arqueológicos ni, dijo, la “dignidad” y la cultura de los cholultecas. Nosotros solo insistimos en que se debía respetar el manejo de suelos que los arqueólogos del INAH habían elaborado para la zona; dijimos que no se podía excavar; no se podía extender más cemento contribuyendo al desequilibrio de la permeabilidad de los suelos ya seriamente afectados por las construcciones del lado de San Andrés (incluyendo el puente vial); y que no se podía utilizar maquinaria pesada para excavar ni empalmar. Pedimos sensatez en el manejo de la zona y ofrecimos información sobre la vocación tradicional (ceremonial y comercial) del lugar diciendo que no se debía destinar zonas a más estacionamientos de coches

El día y el presupuesto finalmente llegó y el proyecto constructivo quedó iniciado en el Parque Soria; pero al constatar que máquinas excavadoras retiraban tierra, que se había sustraído todo el mobiliario urbano, bancas, banquetas, plantas, etc. etc. e incluso a los vendedores de comida y artesanías que tradicionalmente trabajan en la zona, los integrantes de Cholula Viva y Digna primero solicitaron se les muestre el permiso del INAH y después constataron, en dialogo y con la presencia del Presidente Municipal, que las excavaciones no se excedieron 80cms. de profundidad y las máquinas habían removido solo escombros y rellenos en las zanjas excavadas. Ellos exigieron, para cumplir con la ley, la presencia de arqueólogos de salvamento en la obra y también la presentación del proyecto, el mismo que había obtenido la aprobación del INAH (el permiso del INAH corresponde al Oficio 401b (4)77 2016/4085 y está firmado por el Arq. Eduardo Merlo). Del proyecto solo obtuvieron, sin embargo, una explicación verbal y la entrega de fotos; pero hoy, a las 11 de la mañana, constatamos que dos jóvenes arqueólogos estaban ya presentes en la obra.



La reunión este día se desarrolló entre autoridades municipales, encargados y contratistas de la obra, miembros de Cholula Viva y Digna, artesanos y comerciantes y representantes del Comité de Académicos en Defensa del Patrimonio Cultural de la Cholulas (entre los que me encuentro yo) y fue ríspida. El presidente Municipal muy ocupado en otras tareas llegó con por lo menos una hora de tardanza y el Secretario de Gobernación Carlos Ponce así como el Arquitecto Huerta Espinosa, no ofrecieron ningún proyecto que pudiéramos estudiar los allí presentes sino nuevamente solo fotos o “fotitos” como dijo una arqueóloga de lo que se proponían como resultado final de las construcciones. Insistimos que en esas condiciones no podíamos opinar ni contribuir a un proyecto que avanza pero que nadie conoce sus alcances; insistimos que hay un problema de permeabilidad en la zona que el cemento y varilla solo vuelve más crítico; insistimos que es responsabilidad de todos intervenir la zona de una manera que el acervo arqueológico no fuera afectado pero tampoco los usos y costumbres de la zona. Unas mujeres artesanas otomí y nahua parlantes tomaron la palabra y expusieron lo que ha sido la injusta, onerosa e insegura experiencia vivida con personal del Ayuntamiento, y por años, para ejercer sus ventas allí. No puedo ni describir la vergüenza que nos debe dar a todos el trato que han recibido estas mujeres en esta zona, precisamente en esta zona, una que construyeron los pueblos indígenas en tiempos mesoamericanos y a los cuales ellas pertenecen.

No puedo constatar si hay o hubo violación a suelos arqueológicos por estas nuevas obras en el polígono protegido en las Cholulas y en el Parque Soria. Cruzo los dedos que al expandir planchas de cemento efectivamente no se contribuyó al deterioro de la arquitectura y cultura mesoamericana que esta zona resguarda. Quiero pensar que la explanada no será monopolizada por carpas para negocios que dejan rentas a los ayuntamientos expulsando a los que no tienen dinero para pagar los nuevos módulos de ventas; ni se conforman con ser recluidos en un tipo de comercio que es más bien de centros comerciales modernos y no del tianguiz tradicional con sus usos y costumbres cholultecas. No he visto sino unas “fotitos” y solo máquinas que amenazan los pocos árboles, arrancan magueyes y una zanja que rellenan de varilla y cemento para sostener un muro de cuatro metros de altura y no sé cuánto de longitud. Ese muro se proyectó de agua y el INAH no lo autorizo (¿es que no saben que no se puede ni siquiera proponer algo así sobre suelos arqueológicos?) Ese muro será ahora, nos dijeron, verde porque su función es “alinear” lo disparejo de las bardas de las casas colindantes y evitar que estas familias abran puertas hacia el nuevo parque ¿público? o instalen negocios familiares con acceso al parque. Cuando insistí que un muro es excluyente, que tiene la función simbólica y en los hechos de excluir o de controlar un espacio para unos y no para otros (le llamé el muro Trump) caí en la cuenta que eso es precisamente lo que buscan al construirlo. Yo pedí a los allí presentes que no destinemos recursos públicos para construir muros (menos aún en estos tiempos) y alguno sugirió que el dinero que se ahorraría podría ayudar a los comerciantes desplazados y los albañiles que estarían en paro mientras seguimos discutiendo entre todos como hacer de este parque un lugar que nos abrace a todos. Pero me temo que estas autoridades en San Pedro Cholula escucharon, se irritaron, me “corrigieron” que no era “muro” sino una muralla y que podía ser de adobes; después se dieron la vuelta y se retiraron convencidos que los intransigentes y con pedimentos irracionales éramos solo nosotros. Muro habemus.

Doce compositores negros en la Casa del Mendrugo

Ciclo de ponencias presentadas por el musicólogo Marcello Piras



La Asociación ADAM, el programa SOLO JAZZ de Radio Buap 96.9 FM y la Fundación la Casa del Mendrugo, le invitan a usted al ciclo de conferencias que impartirá el Dr, Marcello Piras durante los meses de Noviembre,
Diciembre y Enero de 2017, acerca de la influencia fundamental de doce compositores negros sobre el desarrollo del jazz y de la música contemporáneas.
Marcello Piras es internacionalmente conocido como una autoridad en Música Negra ( Afroamericana ), a pesar de que suinvestigación y búsqueda seextiende más allá. Ha publicado un librosobreJohn Coltrane y ensayospara
enciclopedias, libros, revistas y periódicos. Su trabajo incluye traducciones de Early Jazz de Gunther Schuller y The Swing Era y notas a discos y también desarrollando un nuevo método de análisis estructural del jazz. Haimpartido
Clases Maestras en prácticas de ejecución y ofrecido lecturas y charlas en Italia, Alemania, Estados Unidos, Canadá,
México y Brasil. Del 2001 al 2002 trabajó en el Centro de Investigación de Música Negra en Chicago ( Center for Black Music Research ) y la Universidad de Michigan, como Editor Ejecutivo para las Series MUSA. Ha participado
en La Conferencia Internacional de la Duke Ellington Center for the Arts. Actualmente radica en Puebla estudiando la influencia negra en la Música Barroca y escribiendo un trabajo sobre la Historia de la Música Afrocéntrica desde la Edad de Piedra al presente integrando Paleontología, Evolucionismo, Filogénesis del cerebro humano, Lingüística y Arqueología.
El ciclo de conferencias dará inicio en la primera semana de Noviembre (Fecha por confirmar) Para
mayor información, favor de contactar al EMAIL: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. y /o al TELÉFONO: 2227391720

El presente ciclo de ponencias ha sido comisionado por la Academia de Arte de Florencia, Ciudad de México, que también ofreció su soporte financiero para su realización. Por lo tanto ha sido posible ofrecer el mismo ciclo en Puebla, en la misma secuencia.

El hilo rojo que une todos los temas es el músico negro como compositor. Típicamente se ve al blanco como músico intelectual, con alto nivel de instrucción y por lo tanto capaz de inventar estructuras musicales complejas como sinfonías, mientras que al músico negro se le ve como iletrado, instintivo e improvisador. Todo esto es lo que sobrevive de viejos prejuicios racistas, muchos reforzados en el siglo XX por la propaganda de la música comercial en los EE.UU.



Cada una de las ponencias, describe en particular, una obra importante de un compositor negro de los últimos tres siglos, clásico, jazz o de otro estilo, alumbrando génesis y estructura, sentidos y elementos simbólicos de la obra misma.



La presencia de un gran compositor italiano del siglo XVIII, Pergolesi, se debe a que él mismo era afrodescendiente, aunque circulen, aún hoy en día, retratos falsos en los cuales está pintado como un joven blanco.

Los doce títulos sugieren el asunto central de la ponencia sin dejar entender de qué obra se vaya a hablar. La razón es que, con poner directamente los títulos, el público podría documentarse en Wikipedia o escuchar en YouTube, en lugar de asistir, así perdiendo el elemento más importante; es decir, la explicación que permite realmente entender la obra.

Sujetos, títulos y orden

Miles Davis............................................................................................ La pluma torpe

Duke Ellington..................................................................................... Memorias de infancia

Amadeo Roldán.................................................................................. La comparsa comparece

John Lewis............................................................................................. La vida es teatro

James P. Johnson............................................................................... Telegramas de guerra

João de Deus de Castro Lobo................................................... La historia del intocable

George Russell.................................................................................... ¿Qué le diré a Kennedy?

Scott Joplin............................................................................................ Todo al revés

Hamza el-Din........................................................................................ La rueda del tiempo

Giovanni Battista Pergolesi......................................................... Sexo bajo el derecho virreinal

Charles Mingus................................................................................... Cuentos de amor y muerte

Butch Morris........................................................................................ Transmitir lo invisible

Yakarta

Mundo Nuestro. Una frase precisa para ilustrar esta biografía del hombre que mejor explica la historia moderna del poder en Puebla: "Criticado como explotador de obreros, asesino de campesinos y titiritero de políticos, William Jenkins fue el gringo que a los mexicanos más les gustaba odiar."

El libro del historiador británico Andrew Paxman lo presentarán en Profética el 16 de noviembre la historiadora poblana Leticia Gamboa y el periodista Sergio Mastretta, editor de este portal.

Mundo Nuestro. Estos días de octubre se cumplen dos años de la represión del movimiento de resistencia del pueblo cholulteca contra la imposición de un proyecto gubernamental que ha puesto en grave riesgo el patrimonio arqueológico, histórico y cultural de la Pirámide de Cholula, y que derivó además en el encarcelamiento ilegal y criminal de los señores Adán y Paul Xicale, junto con la persecución judicial de doce cholultecas más.

No lo olvidamos. El movimiento que ha encabezado Cholula Viva y Digna es ejemplo histórico de la resistencia que los pueblos originarios y sus grupos civiles son capaces de oponer a las acciones arbitrarias y criminales impulsadas desde los gobiernos y sus proyectos modernizadores. Tal ha sido el caso del que desde el 2014 ha impulsado el gobernador Rafael Moreno Valle en Cholula, un proyecto aberrante que ha puesto en jaque la solvencia moral e institucional del Instituto Nacional de Antropología e Historia y que ha denigrado con la venia de alcaldes abyectos a los pueblos de San Andrés y San Pedro Cholula. Una pena que no nos merecemos los poblanos.

Presentamos aquí del Archivo Histórico del portal Mundo Nuestro un conjunto de textos que dan cuenta de estos días aciagos para el patrimonio cultural de las Cholulas, y de la capacidad de movilización organizada y argumentada desde la amorosa defensa del territorio desde la sociedad civil.



En defensa del territorio sagrado de Cholula/

Historia del virrey trastornado, de cómo se vio envuelto en tenebrosos avatares y cómo se desenvolvió…

Historia del virrey trastornado, de cómo se vio envuelto en tenebrosos avatares y cómo se desenvolvió…

Todos los caminos llevan a Roma… y ninguno a Cholula

Todos los caminos llevan a Roma… y ninguno a Cholula



Mundo Nuestro. El portal Defensa de la Madre Tierra presentó esta crónica de las jornadas de pintura mural llevadas a cabo en Cholula hace unos días. La presentamos con el ánimo de recordar que hace dos años el gobierno del estado de Puebla reprimió con la fuerza pública el movimiento de resistencia popular contra el proyecto de intervención para desarrollos comerciales en la zona arqueológica de la Pirámide de Cholula, acción que terminó con el encarcelamiento ilegal por más de un año de los señores Adán y Paúl Xicale.

RELACIONADA:

Cholula Viva y Digna, el arte urbano y la defensa del territorio



Arte urbano, radio comunitaria Cholollan y Cholulla Viva y Digna en defensa del territorio

Hace casi un mes nos embarcábamos, con pala y azadón, a la Segunda Jornada de Reforestación Comunitaria en Santiago Tlacotepec, Estado de México. Justo a las faldas del Volcán Xinantecatl. Ahora nos tocaba trasladarnos muy cerca de otros volcanes. Justos salimos del centro de Tlacotepec hacía San Francisco Xochicuautla. Entre el tráfico, los baches, símbolos irremediables de las ciudades en la actualidad, y el animo de conocer nuevas latitudes, llegamos a destino. Nos esperaban con un poco de desesperación puesto que a veces la puntualidad no es nuestro fuerte.

En esta ocasión no tocaba alejarse de la ciudad sino adentrarse en ella. Miembros de las comunidades de San Lorenzo Huitzizilapan, San Francisco Xochicuautla, Santiago Tlacotepec, así como del colectivo JRA-Comunal, y de otras organizaciones nos dirigíamos, entre la lluvia y el arcoíris, al Festival llevado a cabo en Cholula, Puebla “En Cholula los muros hablan en Defensa de la Madre Tierra y el Territorio” convocado por el movimiento Cholula Viva y Digna, con seguimiento de Cholollan Radio Comunitaria, la radio comunitaria de la región Choluteca, 107.1 FM. Todo en el marco de la Campaña Nacional en Defensa de la Madre Tierra y el Territorio.

whatsapp-image-2016-09-25-at-10-55-52-pm1



Seguir leyendo en defensadelamadretierra.mx

Mundo Nuestro. El siguiente texto de la agrupación civil Cholula Viva y Digna expone una vez más los reclamos del pueblo cholulteca al alcalde Leoncio Paisano y sus reiteradas acciones en contra del patrimonio arqueológico de la Pirámide y su desprecio por el movimiento de defensa de historia y la cultura de los pueblos originarios de Puebla.

Presentamos también el documento que los activistas de Cholula Viva y Digna le entregaron el pasado 19 de septiembre al alcalde de San Andrés, así como la despectiva respuesta que les entregó por escrito.

12 DE OCTUBRE #nadaquecelebrar
América no fue descubierta, fue invadida y saqueada.
La conquista española, una herida que compartimos los latinoamericanos.
El genocidio más grande, propiciado a nuestro pueblo indígena, no lo olvidemos.
Estos dos últimos días presenciamos nuevamente la intención del Ayuntamiento de San Andrés Cholula y el presidente Leoncio Paisano de continuar la construcción del parque de las 7 culturas o parque intermunicipal con el retiro de la malla ciclónica del terreno de los señores Guevara Espinosa, que era el corralón de vehículos chocados. Ello con la intención de ocupar una mayor área de suelo arqueológico en la construcción de dicho parque. (Acalaramos que nunca estuvimos de acuerdo en autorizar el tiradero de autos por el Ayuntamiento, solo nos opusimos al despojo injusto del terreno a la familia Guevara por el Gobierno estatal).
No estamos de acuerdo y denunciamos la opacidad y el engaño hacia los cholultecas por Leoncio Paisano, puesto que con la continuación del parque y por el hecho de haber tirado con maquinaria pesada tepetate y grava en los terrenos que se encuentran frente al hotel Villas Arqueológicas el 13 de septiembre pasado, muestra un doble lenguaje y exhibe la incongruencia de lo que hace y lo que dice, pues por un lado suscribió un documento dirigido al Movimiento Cholula Viva y Digna expresando la importancia de la conservación de vestigios arqueológicos, y por otro pone pretextos de que acreditemos la coadyuvancia con el INAH para darnos información, contraviniendo el espíritu de la ley de transparencia y sus artículos 2o y 4o.
Por lo anterior, exigimos a leoncio paisano:
1.- Deje de engañar a los cholultecas con el pretexto de que tengamos que acreditar la coadyuvancia con el INAH, pues somos vigilantes y protectores del patrimonio de todos, de conformidad con el artículo 5 del decreto de monumentos y zonas arqueológicas de 1993 de Cholula.
2.- Transparente la información sobre las obras y permisos en suelo arqueológico.
3.- Deje de utilizar el doble lenguaje y si es cierto que se pronuncia por la importancia de la protección de los vestigios arqueológicos y la importancia de la herencia cultural, que lo demuestre, retirando de manera inmediata el tepetate y la grava que tiró en suelo arqueológico.
Actualmente con esas acciones Leoncio Paisano sigue destruyendo y sepultando los vestigios que nos distinguen como pueblo originario, haciendo alusión a que este 12 de octubre no le da nada de la gran importancia mundial que merece el pueblo de Cholula.
Atentamente Cholula Viva y Digna.



Mundo Nuestro. Ha salido al público la nueva edición de la revista Elementos (104), y esta es la propuesta para sus lectores:



Aventuras marítimas con tesoros, cartas y corsarios
[PDF] Versión en HTML
Liliana María Gómez Montes

3
Insectos contra insectos:
una estrategia para la protección de cultivos
[PDF] Versión en HTML
Refugio Lomeli-Flores y Ricardo Ramirez-Romero

13
Supervisión de salud estructural:
nuevos métodos magnéticos
[PDF] Versión en HTML
J. Jesús Villegas Saucillo, José Javier Díaz Carmona y Agustín Leobardo Herrera May

19
Aportes del enfoque de cuenca al Área Natural Protegida “Cerro de la Tortuga”
[PDF] Versión en HTML
Aura Mónica Pamela Montoya Lara y Diana Elisa Bustos Contreras

25
Gabriela Torres Ruiz
Fotógrafa
[PDF] Versión en HTML
31
La siembra de los pobres
Estrategia para recuperar un cultivo tradicional
[PDF] Versión en HTML
Leonardo Pérez Rosas

35
Historias de la sierra
[PDF] Versión en HTML
Leopoldo Noyola

41
La fiebre del Zika:
una enfermedad emergente y de importancia global
[PDF] Versión en HTML
Fabiola Lilí Sarmiento-Salinas, Erwin J. Pérez-Cortés y Claudia Mancilla-Simbro

49
È
LIbros
[PDF]
Versión en HTML