Acción civil

Mundo Nuestro. Oliver Sacks (1933-2015), neurólogo y escritor británico fue uno de los más reconocidos divulgadores de la ciencia en los últimos años. Uno de sus principales libros --Awakenings (Despertares), de 1973-- fue adaptado al cine en 1990, con Robert de Niro y Robin Williams como actores. En la Revista elementos fue actor principal, con un buen número de reseñas de sus libros y con textos sensacionales, como este, tomado de su Diario de Oaxaca.



¿Por qué llevo diarios? La verdad es que no lo sé. Es posible que el motivo principal sea aclarar mis pensamientos, organizar mis impresiones en una especie de narración o relato, y hacer esto en «tiempo real» y no en retrospectiva, ni tampoco transformando imaginativamente, como sucede en la autobiografía o la novela. Escribo estos diarios sin pensar en la publicación (los diarios que llevé en Canadá y Alabama solo se publicaron, y por azar, como artículos en la revista Antaeus, treinta años después de haberlos escrito). ¿Debería haber embellecido este diario, haberlo elaborado y hecho más sistemático y coherente, como haría con mis diarios de trajinante y con el diario de Micronesia, que tiene la extensión de un libro de buen tamaño? La verdad es que he seguido un procedimiento intermedio, añadiendo algunas cosas (sobre el chocolate, el caucho y lo relativo a Mesoamérica) y haciendo pequeñas excursiones de diversas clases, pero en esencia he mantenido el diario tal como lo escribí. Ni siquiera he intentado darle un título adecuado. En mi cuaderno de apuntes era el diario de Oaxaca, y en Diario de Oaxaca ha quedado.”

La lectura del texto continúa en Revista Elementos: Diario de Oaxaca/Oliver Sacks

Conoce a los escritores de Revista Elementos/Nuestros autores



FANTASMA (Esteban Herrera Trio, 2015)

La Casa del Mendrugo presenta este viernes a Esteban Herrera trio, con el repertorio de su tercer álbum llamado FANTASMA (2015), que mantiene la línea evolutiva de un sonido instrumental contemporáneo propio iniciada con el álbum ESTRELLA (2013) y continuada con el álbum ORIGEN (2014). Su sonido parte de la tradición jazzística como formación de sus integrantes, pero se separa de la misma en la búsqueda de una voz independiente. ESTEBAN HERRERA TRIO crea una propuesta diferente considerando que la música trascendente parte del presente y se proyecta hacia el futuro sin imitar el pasado. ESTEBAN HERRERA TRIO está conformado por Esteban Herrera quien toca el piano, compone, dirige y produce; Miguel Rodríguez en el bajo eléctrico y Jorge Servín en la batería. Entre los tres se encargan del arreglo y del ensamble musical. El álbum doble FANTASMA fue grabado del 14 al 17 de septiembre de 2015 en el estudio La Casa Del Árbol por Juan Pablo Aispuro; mezclado y masterizado por Dave Darlington en Bass Hit Recordings en Nueva York; imagen e ilustraciones por Esteban Herrera; composiciones por Esteban Herrera; fotografías por Berenice Contreras y Ricardo Hidalgo; producción ejecutiva por Estrella Clavijo, Estrella Herrera y Emilia Ledón; distribución por Fonarte Latino; arreglos por Esteban Herrera, Miguel Rodríguez y Jorge Servín.

Esteban Herrera en el Piano; Miguel Rodríguez en el Bajo y Jorge Servín en la Batería. ESTEBAN HERRERA TRIO presenta su tercer álbum

Una clara idea de la calidad de estos músicos puedes encontrarla en:



Youtube: https://www.youtube.com/watch?v=cUw-REHNVTM

Itunes: https://itunes.apple.com/mx/album/fantasma/id1062963450



Spotify: https://play.spotify.com/album/2PQvvGCEzRdtFzzXVDif3D?play=true&utm_source=open.spotify.com&utm_medium=open



Mundo Nuestro. Empeños de un lector es el nombre que el joven escritor poblano Pepe Prados publica desde hace unos meses en el portal Lado B y que a partir de esta semana aparecerá en nuestro portal.

Be y Pies (Tumbona ediciones, 2015) título de estructura poco usual que implica ya en sí mismo un avance y ocultamiento en el sentido, al tiempo que se convierte en un punto de inflexión. El primer relato abre con una detallada descripción del proceso que se lleva a cabo en una carnicería, tenemos en apariencia una imagen de la que echa mano Gabriel Wolfson, a partir de un delicado movimiento que permite el avance, un agolpamiento de la frase que sirve, como si de un fino tejido se tratara, para hilvanar con la textura de las palabras mientras se envuelve la imagen en movimientos cíclicos.



La carne suave, manejable. Todo lo que hacen con la carne. Separarla, trocearla, limpiarla, desdoblarla en cien capas. El molino. Los sueños donde uno mete la mano al molino, o a un ventilador.

Be es una historia fragmentada que por su estructura nos va introduciendo de a poco en la historia que se cuenta, pero ¿hay algo que se cuenta? Quizá sí, pero no es lo importante en Wolfson, hay una anécdota que parece que el autor posterga hasta el último momento, nos movemos por las páginas como si de pelar una cebolla se tratara, pero ¿qué es lo que queda al pelar una cebolla?

...¿a qué se dedica?, a nada, no tengo tiempo porque, mire, me dedico a nada, no a la nada, eso sería dedicarse a algo, ¿a qué se dedica usted?, preguntaría alguien, ¿en qué la gira, joven?, habría preguntado alguien de haber hecho la pregunta hace cuarenta años, a nada, arduamente a nada, difícil dedicación esa, a nada, a loque vaya surgiendo, o más bien a nada que vaya surgiendo, me dedico a eso que no surge, ni gira ni se crea ni se transforma...

En esta historia, en apariencia, la ecuación narrativa por todos conocida, no es importante ya que el autor poblano trabaja con digresiones que ocultan la trama; sabemos que algo pasa, que hay una historia que se cuenta tras bambalinas, pero el lector no es partícipe del secreto que lo intriga.

En Pies, nuevamente se nos va descubriendo poco a poco la historia, el lector de los textos de Wolfson debe tener tiempo y pericia, a partir de las microhistorias que van narrando pequeños fracasos o la imposibilidad de la solvencia, se van desenvolviendo en breves engranajes de la trama; vamos descubriendo las identidades de los personajes, Hugo, quien trabaja en un periódico tiene varios encuentros con un personaje anónimo. Los encuentros parecen inútiles aproximaciones a un ser despojado, a un espacio vacío y al cual es difícil otorgarle algo. De cierto modo, esta historia mata toda clase de expectativas.



Los textos que componen el libro son heterodoxos ya que parecen estar narrados por una omnisciencia que es indigna de confianza, casi un oxímoron, una contradicción en los términos; sin embargo, me parece que su uso funciona en este libro, precisamente para conocer o dudar de lo que nos va contando el narrador y de esta forma, avanzar desde la ceguera que nos transmite; al leerlos notamos que hay una apuesta notable en la densidad de su estructura.



Mundo Nuestro. En su portal en línea, la revista Elementos ha abierto una ventana que abre al riquísimo mundo de los escritores de la revista en su ya larga trayectoria.

Aquí la abrimos con el perfil y algunos de los textos del académico de la BUAP Marco Arturo Moreno Corral.



Marco Arturo Moreno Corral en Elementos

Enrique Aguirre Carrasco (1915-2000) fue el primer director de la preparatoria Benito Juárez e histórico director de la biblioteca José María Lafragua de la BUAP, así como un prolífico narrador e investigador que colaboró con Elementos desde 1994. Lo recordamos con algunas de sus contribuciones.

El origen de los elementos químicos [PDF]

Desarrollo de la astronomía en la Puebla colonial [PDF]

11 de julio de 1991, un eclipse solar único [PDF]



Textos de química en el México colonial
Parte 1 [PDF]

Textos de química en el México colonial
Parte 2
[PDF]



"Rápido. La Cámara consumó el golpe hondureño o paraguayo, según los gustos de cada feligrés. No más tanques y tropas en torno al Palacio, sino un berenjenal confuso de acusaciones a la mandataria, envasado en flexibles lecturas de la Constitución. No más “cuarteleras alborozadas que van a molestar a los granaderos y provocar extravagancias del Poder Militar”, como decía el ex dictador Humberto Castello Branco (1897-1967). Las cuarteleras prefieren ahora molestar a los financistas y jueces, todo bajo el manto legal y avalado por “renombrados juristas”, la categoría de la hora."

Así arranca el texto de Gilberto Maringoni en la revista Sin Permiso que en tres textos nos ayuda a entender lo ocurrido el último día en Brasil:

El 17 de abril pasado la Cámara de Diputados de Brasil abrió las puertas al proceso de destitución de la presidente Dilma Rousseff. Aunque el voto definitivo está en manos del Senado y que Dilma no está dispuesta a convalidar con su renuncia los chanchullos parlamentarios, el golpe está en marcha y Brasil vive momentos de grave y dolorosa crisis política y económica. El tema es analizado en los siguientes artículos de Gilberto Maringoni, Luiz Gonzaga Belluzzo y Gabriel Galípolo. SP



Leer en Revista Sin permiso: Brasil: las etapas de un golpe enmascarado



Para el mundo sabio de las dos ruedas:

Dice David Byrne:

«Desde principios de los años ochenta, he usado la bicicleta como principal medio de transporte en Nueva York. Primero lo hice a modo de prueba, y me sentí cómodo incluso en una ciudad como Nueva York. Me dio una sensación de energía y libertad. Tenía una vieja bicicleta de tres velocidades, una reliquia de mi infancia en las afueras de Baltimore, y para la ciudad de Nueva York no necesitas mucho más. En aquellos tiempos, mi vida estaba más o menos restringida al centro de Maniatan —el East Village y el SoHo— y enseguida me di cuenta de que la bicicleta era una forma fácil de hacer recados durante el día o de trasladarme de manera eficiente a bares, galerías de arte o locales nocturnos, sin tener que buscar un taxi o la parada de metro más cercana. Ya sé que uno no piensa normalmente en que salir de copas y montar en bicicleta sean cosas compatibles, pero hay muchas cosas que ver y oír en Nueva York, y descubrí que moverme de un sitio a otro en bicicleta era sorprendentemente rápido y eficaz. Así que me quedé con la bicicleta, a pesar de su aura demodé y del peligro que entrañaba, ya que por entonces muy poca gente circulaba en bici por la ciudad. Los conductores de aquellos tiempos no estaban acostumbrados a compartir la vía con los ciclistas, y te cortaban el paso o te lanzaban contra los coches estacionados, incluso más que ahora. Al hacerme un poco mayor quizá consideré también que pedalear era una buena forma de hacer un poco de ejercicio, pero al principio no pensaba en eso. Simplemente, me sentía bien deambulando por aquellas sucias calles llenas de baches.»



En Profética: Tienda en línea

Relacionadas:

Historia de mis dos necedades



Homenaje a la bici



Homenaje a la bici: un viaje extremo de Cholula al Pico al mar



El 5 de junio 12 estados elegirán gobernador y renovarán tanto Congresos como municipios. Se trata de Aguascalientes, Chihuahua, Durango, Hidalgo, Oaxaca, Puebla, Quintana Roo, Sinaloa, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz y Zacatecas. Dispares en población, geografía y en muchos otros temas, pero que comparten ciertas características de las que vale la pena hablar. El siguiente texto no pretende ser una guía electoral, sino un simple semáforo para mostrar lo que se juega en estos 12 estados: el control del 33% de la deuda total de México.

Son opacos

De ellos, uno en particular resalta por su opacidad: Quintana Roo. Según el Índice de Información Presupuestal Estatal 2015, elaborado por el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), Quintana Roo, bajo el gobierno de Roberto Borge, sólo tiene disponible públicamente 50% de la información sobre sus recursos, lo que lo vuelve el estado peor evaluado del país. Es decir, la mitad del dinero que maneja es en total opacidad.

Puebla, del otro lado, cumple con 100% de los requisitos del Índice, por lo que en teoría debería ser un estado de transparencia total. No obstante, el manejo de sus recursos sigue siendo oscuro: un caso concreto de esto sería el fideicomiso avalado por el gobernador Moreno Valle a inicios de este año. El fideicomiso, adquirido con la empresa Evercore-Protego, no está sujeto a ninguna ley de transparencia y estará compuesto por todo ingreso de ISN (impuesto sobre la nómina) estatal durante los próximos 50 años. En 2014 el ISN recaudado por Puebla fue de dos mil 35 millones de pesos, mismos que, de ser ingresados al fideicomiso, dejarían de ser rastreables por la sociedad.1 La colocación del impuesto no tuvo que ser aprobada por el Congreso local.



Aquí puedes seguir leyendo este ensayo en Revista Nexos

02-deuda-01



Ilustraciones: Jonathan Rosas