Acción civil

Mundo Nuestro. Con este texto de Ángeles Mastretta abre el libro “El Mendrugo y el Zapoteca” con el que se da a conocer en nuestro país la apertura de la nueva era del Museo de la Casa del Mendrugo en la ciudad de Puebla. La exposición “Amos por siempre”, una extraordinaria colección de objetos esgrafiados formada por cráneos humanos con deformación intencional, huesos largos, caracoles trompeta gigantes, jambas y dinteles de piedra caliza y otros objetos de la región Mixteco-Zapoteca de Oaxaca y Puebla.

Este raro y hermoso libro es el resultado de una búsqueda en el tiempo de sus autores, en el espacio que envuelve sus vidas, en la historia que su memoria construye, con trozos precisos de su pasado: los cráneos tallados, los caracoles esculpidos, la olla que guarda los artificios que acompañarán a los muertos, los trastos rotos que alguien arrojó al basurero. Al levantar las lajas de una antigua casona colonial, los autores encontraron algo de sí que habían perdido sin saberlo.

En “El Mendrugo y el Zapoteca”, se entrelazan dos historias que escarban en la tierra profunda de México y traen hasta hoy un pasado que enriquece y explica el presente .



Un hombre, nieto de india y europeo, crecido en un silencio que acalla la mitad de sí mismo, decide, antes de morir, reconocer y compartir la herencia de sus abuelos zapotecas. Desde niño había conocido la tierra de Oaxaca, y los viejos del pueblo quisieron entregarle restos de la memoria que no debía negar. Siempre es tiempo de recobrar el pasado, de aceptarlo y enorgullecerse con él. No había en sus rasgos ni en su educación la huella pública de su ser indígena. Ya viejo, necesitó reconocerla y compartirla.

La tierra fundadora de la ciudad de Puebla, el barro bajo las losas en el patio de El Mendrugo, la vieja casona que ha guardado el entierro milenario de una mujer olmeca, para sorpresa encantada del hombre que la reconstruye y que, al hacerlo, en el balance de sus propias pérdidas, reinventa su nueva vida.

Este libro es la historia de un hallazgo feliz y trae consigo la promesa de un futuro bendecido por la serenidad.

Amos por siempre

Mundo Nuestro. Este 21 de junio, una nueva era en el museo de la Casa del Mendrugo.

Mundo Nuestro. Presentamos un fragmento del libro de Irmgard Emmelhainz publicado recientemente en la revista Nexos.



La fragmentación del tejido social

Por Irmgard Emmelhainz

En la década de los ochenta, Margaret Thatcher proclamó que ya no había más sociedad, y resaltó al “individuo” y la “familia” como los átomos de la nueva sociedad neoliberal junto con nuevas formas de establecer lazos sociales regidos por la racionalidad del mercado. Si históricamente los mercados estaban alojados en las relaciones sociales y eran limitados por costumbres y por una ética de responsabilidad social, ahora las relaciones sociales estarían alojadas en la lógica del sistema económico, haciendo que la subjetividad individual y colectiva sean dominadas por el sentido común neoliberal. Si la revolución neoliberal se enfocó, en un principio, en la privatización y corporativización de la esfera pública, rápidamente se trasladó a explotar nuestras formas de vida, relaciones sociales, formas de subjetivación, estableciendo nuevas formas de control y de sujeción invisibles.



La película Deux jours, une nuit (2014) de los hermanos Luc y Jean-Pierre Dardenne, cuenta la historia de Sandra, una mujer que trabaja en una fábrica de paneles solares en Liège, en Bélgica. Sandra tiene que ausentarse de su trabajo por unos meses por cuestiones de salud, y al regresar se encuentra con que su puesto de trabajo se ha hecho redundante y que el jefe les ha planteado a sus compañeros de trabajo un dilema imposible: decidir por medio de un referendo si recontratarán a Sandra, a costa de perder un bono anual de mil euros. Durante la película, que cubre el periodo de dos días y una noche, Sandra visita a cada uno de sus 16 compañeros de trabajo para pedirles que voten para que ella pueda conservar su plaza de trabajo. Además de un retrato actual de la clase trabajadora europea —que vive con ciertas comodidades, aspirando a más, y trabajando en condiciones precarias— dos de los signos de esta nueva era que aparecen en la película son: 1) Sandra comprando botellas de agua, que siempre trae en la mano cuando va a visitar a sus compañeros, quienes al abrirle la puerta de sus casas no le ofrecen un vaso del líquido; y 2) Sandra ingiriendo repetidamente antidepresivos. Una y otra vez la vemos confrontar a sus compañeros de trabajo con el mismo dilema: o solidarizarse con ella (para algunos no es cuestión ni de pensárselo) o votar por ganar el dinero extra (uno la acusa de ladrona y reacciona en forma violenta a su petición). La película resume el dilema de nuestros tiempos, que rige la sensibilidad neoliberal: ¿es innecesario, moral, anticuado e impensable actuar por interés de alguien más? Sandra expresa constantemente culpa al hacer la petición a sus compañeros, y así la película muestra la fragmentación del colectivo, de los lazos de solidaridad entre los trabajadores traídos por la lógica de la precariedad laboral, pero también la irracionalidad de la lógica de acumulación. Al final, la mayoría de los empleados votan por su bono, sin embargo, el patrón le dice a Sandra que no la despedirá: solamente no renovará el contrato de 3 meses de uno de sus compañeros de trabajo, lo cual Sandra no acepta. Al final de la película, la escuchamos hablar con su marido por teléfono y decirle que no se siente desanimada, que comenzará de inmediato a buscar un nuevo trabajo.

Seguir leyendo en Revista Nexos:



http://cultura.nexos.com.mx/?author_name=irmgard-emmelhainz

Mundo Nuestro. Murió Mohamed Alí, el más grande de los boxeadores en el siglo XX. Para muchos de nosotros, la historia deportiva mundial arrancó cuando Cassius Clay derribó al mastodonte Sonny Liston en el primer round, cuando ni tiempo tuvimos de entender que la vida es así, un golpe mortal y breve. Aquí, este texto homenaje del escritor Alejandro Toledo publicado por la revista Nexos el fin de semana.

La aparición del ex campeón del mundo de boxeo en el final del camino de la llama olímpica, en los Juegos Olímpicos de Atlanta en 1996, estremeció al mundo. En el Corriere della Sera se aseguraba: “Clay conmueve, pero la piedad por la enfermedad del gran púgil no apaga las controversias sobre su rechazo a hacer el servicio militar”. En La Republica, también de Italia, se leyó: “El más grande, el púgil que sobre el ring bailaba como una mariposa y picaba como una avispa pedía ayuda porque las llamas le estaban quemando el brazo. Pero en los Juegos, desnudo en su enfermedad, Mohammed Alí ha pegado duro, seguramente más que antes, al demostrar que hay aún cosas que hacen palpitar el corazón por algo distinto al miedo”.



Seguir leyendo en revista Nexos:

Para los escasos año y ocho meses que el siguiente gobernador o gobernadora electos de Puebla y Tlaxcala estarán en funciones, desde la organización Dale La Cara al río A.C. hemos construido una agenda mínima y razonable para dar pasos concretos hacia una buena gestión del agua en ambos estados. Está dirigida a ambos porque la naturaleza no conoce fronteras y 63 ayuntamientos de Puebla y Tlaxcala comparte la misma cuenca. Sus ríos tributarios desembocan en el Atoyac, el tercer río más contaminado del país, alimentador de la presa Valsequillo y de un distrito de riego de miles de hectáreas.

No creemos que puedan comprometerse a nada más, porque en tan corto tiempo serían propuestas irrealizables o deliberadamente falsas. Sin embargo, estamos seguros de que a nada menos de lo que aquí planteamos. Aun así, esta agenda requerirá de voluntad política y de mucha inteligencia para construir los candados que la vuelvan obligatoria a largo plazo. Según datos duros de la ONU en su documento El agua, fuente de vida, 2015-2015, por cada dólar que un gobierno invierta en una buena gestión hídrica, se ahorrará desde 7 hasta 20 dólares de gasto generado para remediar los efectos de la contaminación y el mal manejo del agua. Cada peso invertido ahorra mucho dinero a los gobiernos, por ejemplo en salud. Sin embargo, el gobierno actual de Puebla ha dedicado menos del 0.5 % de su presupuesto anual a este rubro.



En esta agenda solo nos referiremos a las medidas mínimas a implementar por parte del ejecutivo del estado, aunque estas necesariamente requieren de la interacción con las instancias federales y municipales. Las propuestas están enfocadas al liderazgo necesario e indispensable del ejecutivo en materia de agua y saneamiento.

Las atribuciones federales así como las municipales están perfectamente claras, aunque eso no quiere decir que estén suficientemente cubiertas. Sin embargo, es en el ámbito estatal en donde hemos encontrado una urgente necesidad de fortalecer la institución encargada de diseñar y ejecutar las políticas públicas de liderazgo hacia los municipios que actualmente no solo requieren mejorar el abasto y distribución del agua, sino también enfrentar su responsabilidad de saneamiento de las aguas que ocupan.



Es un hecho que los ayuntamientos solos no pueden y que es indispensable que los ejecutivos estatales acompañen la gestión del agua por medio de órganos poderosos y ágiles, hoy inexistentes en Puebla y Tlaxcala. Por eso nuestra propuesta central es reconstruir de manera eficiente a la Comisión Estatal de Agua y Saneamiento, por ejemplo, de Puebla, hoy reducida a su mínima expresión en todos los aspectos. Dicho órgano sería el responsable de implementar la agenda siguiente:



I Diagnóstico integral de la situación actual en materia de agua y saneamiento de cada uno de los municipios del estado, y en particular los de la cuenca Atoyac-Xochiac.

II Construcción de soluciones técnicas para cada uno de ellos de acuerdo a su problemática.

III Construcción de la ingeniería financiera de acuerdo a las necesidades de cada municipio.

IV Ingeniería financiera conjunta y en coordinación con la federación y el Congreso de la Unión para acceder a recursos federales que requieren de una co-inversión estatal y municipal.

V Construcción de un presupuesto anual en la Cámara de Diputados local destinada a fortalecer la agenda del agua y el financiamiento en materia de diagnóstico, propuestas técnicas y financieras y equipos técnicos de acompañamiento y seguimiento a los ayuntamientos que no tienen organismos operadores propios.

VI Fortalecimiento de las instancias destinadas a la conservación de todos los tipos de bosques y de su específica flora. Los bosques de montañas, colinas y cordilleras son nuestras fábricas de agua y de su buena conservación depende nuestro abasto en el subsuelo y la alimentación de los ríos tributarios. La actual dirección de la comisión forestal del estado de Puebla solo cuenta con dos personas.

VII Presentación de un cronograma de Gestión del Agua 2017-2018 en el primer mes de gobierno. El espacio entre la elección del 5 de Junio de 2016 y la toma de protesta hasta enero de 2017 otorga a los ejecutivos electos siete meses de plazo, el tiempo necesario para presentar un plan de trabajo realista y efectivo.

Dale la Cara al Río A.C. te invita a sumarte a la firma de nuestra petición GOBERNADORES ELECTOS: les exigimos dar los pasos concretos para resolver la grave contaminación de nuestros ríos. Firma en The world’s platform for change

The world’s platform for change

Change.org is the world’s largest petition platform, using technology to empower more than 100 million users to ...

"Exigimos a gobernadores electos de Puebla y Tlaxcala resolver la contaminación del Atoyac", demanda en change.org Dale la Cara al Atoyac

FIRMA CAMPAÑA EN change.org



La cuenca Atoyac - Xochiac abarca los Estados de Puebla y Tlaxcala, atraviesa 63 municipios. El Atoyac es el tercer río más contaminado de México.

Buscamos que los candidatos a la gubernatura de los Estados de Puebla y Tlaxcala 2017 -2018, se comprometan con una Agenda del Agua a implementar y gestionar por los ejecutivos de ambos estados. Es necesario e indispensable el liderazgo del ejecutivo en materia de agua, saneamiento y conservación de las fábricas de agua.

Este 5 de junio en las elecciones en que se elegirán en Puebla y Tlaxcala a quienes encabezarán el poder ejecutivo queremos comprometer a quienes resulten electos a darle la cara a los ríos que conforman la cuenca Atoyac Xochiac, asumiendo su responsabilidad para una gestión integral y responsable del agua en su próximo mandato.

FIRMA CAMPAÑA EN change.org



Déjate hipnotizar por la voz de Flora Pasquet. consu más reciente producción discográfica "Nice n' Easy". Un disco de duetos, íntimo y creativo; acompañada por Alberto Medina y Roberto Sánchez-Picasso en las guitarras, quienes tocarán el repertorio del disco, standards de jazz, canción Francesa y una que otra Bossa.

Así la presentó en diciembre pasado Jazzatlán:



"Nativa de una pequeña isla en el Océano Indico, la Isla de la Reunión, Flora crece rodeada de música tradicional y empieza a componer desde muy joven. En 2009, funda el grupo Nuvoyá y realiza su primer disco de composiciones propias “Bribes de Vie” , inspirado de la bossa-nova, soul, jazz y ritmos de la Isla Reunión. El medio del jazz en el que se inicia Flora en Paris después de su encuentro con La Paris Jazz Big Band,le da otra apertura a su canto y entre su proyecto acústico Nuvoyá y música del mundo, se forma en México el Flora Pasquet Quartet en 2011. Este cuarteto cuento con músicos de renombres en la escena del jazz como Alberto Medina, Pablo Prieto y Juan Pablo Aispuro. De esta colaboración de talentos nace un proyecto pintado de colores y ambientes entre piezas originales, canciones francesa, samba, jazz instrumental y experimental. La cantante francesa propone un repertorio de nu-soul con un toque de jazz y te invita a descubrir su universo a través de composiciones."

Costo: $100





Video promocional de Flora Pasquet en El Mendrugo

https://www.facebook.com/casadelmendrugo/videos/1265290090149520/

Flora Pasquet Cuartet, The shadow of your smile Video en Youtube

https://www.youtube.com/watch?v=Z08mZ76o03A

Empeños de un lector

Carta de una desconocida (Acantilado, 2002)



Cómo sería contar una historia que inicia el día de tu cumpleaños número cuarenta y uno con la llegada de una anónima carta, la cual contiene la historia de la muerte de un hijo y, sin embargo, está dirigida a ti. “¿A quién podría contarle, en esta terrible hora, sino a ti, que fuiste y eres todo para mí? Quizá no pueda hablarte de una forma muy clara, quizá no me entiendas”.

Carta de una desconocida (Acantilado, 2002) es una invitación a la intimidad de una pasión desmedida, marcada por el silencio que una mañana se corrompe por la palabra. Leemos en esta carta una tensa narración, el reflejo de un momento de crisis en la vida de una desconocida, quien decide dirigirse en su lecho de muerte al famoso novelista R. —un personaje que parece ajeno a todo lo que sucede, viviendo al margen de las historia en sus libros—, con una extraña confesión que acompaña el deseo y la idealización hacia una figura enigmática.



Se trata de una narración breve que inicia con un narrador en tercera persona, la cual permite movernos por los pensamientos y sensaciones de los personajes; este narrador con una estrategia de zoom óptico, nos conduce directamente a un tono íntimo, al registro de cercanía que ofrecen algunas cartas, tan impersonal hoy en día:

No quería sentir calor por miedo a dormirme y no oír tus pasos. Tenía calambres en los pies y los brazos me temblaban. Tenía que levantarme continuamente por el frío que hacía en esa horrible oscuridad. Pero esperé, esperé y te esperé como si estuviese esperando mi destino.

En un artículo Juan Villoro señala que pertenecemos a esa generación que ha visto desaparecer las cartas, la escritura privada de ellas es el registro del pasado; la memoria es el recurso del que se valía aquella tradición que ahora parece estar en crisis. La narración de Stefan Sweig está plagada de soledad, la escritura de una carta tiene, indudablemente, el estigma silencioso de un solitario.



La lectura de una carta nos permite la sustitución, la movilidad, parece que se plantea o establece desde un no lugar, “Tendrías que conocer toda mi vida, que siempre fue la tuya aunque nunca lo supiste. Pero sólo tú conocerás mi secreto, cuando esté muerta y ya no tengas que darme una respuesta; cuando esto que ahora me sacude con escalofríos sea de verdad el final.”

El autor vienés nos coloca al límite entre aquello que hemos deseado toda la vida y la pequeña posibilidad de modificarlo o, al menos, hacerlo visible.

Recordaba vagamente a una niña vecina suya, a una joven, a una mujer que había encontrado en un local nocturno, pero era un recuerdo poco preciso y desdibujado, como una piedra que tiembla en el fondo del agua que corre y cuya forma no acaba de distinguirse.

El tono del pasado está dibujado desde la imprecisión de aquello que parece haber ocurrido en algún momento y solo es visible en el registro de una carta.

Queda abierta la invitación para acercarse a uno de los registros más apasionantes de principios del siglo xx, la lectura de este autor que con maestría nos va seduciendo en el encuentro de aquello que terriblemente reconocemos como un deseo guardado, un deseo silenciosamente depositado en los espacios de la memoria.