Acción civil

Clínica Ruiz cumple 68 años de trabajo en la ciudad de Puebla.

Guillermo Ruiz Argüelles, reconocido apenas en enero del 2017 con el Doctorado Honoris Causa por la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, encabeza junto con su hermano Alejandro el centro de investigación científica de la iniciativa privada más importante de México.

La Clínica Ruiz ha realizado en los últimos años más de mil trasplantes de médula ósea y es, con los 305 trasplantes en pacientes con esclerosis múltiple, la punta de lanza en el desarrollo del método alternativo a los fármacos para el tratamiento de esta devastadora enfermedad.



Lo que reconoce el “Distinguished Service Award” del CIBMTR:

+ La promoción científica y clínica en países en desarrollo.

+ Los avances en la investigación científica contra los obstáculos más insalvables.

+ La expansión de la viabilidad del trasplante de médula ósea.

+ La capacidad de difusión de los resultados entre clínicas y pacientes de todo el mundo.



+ La colaboración institucional para el intercambio científico.

Guillermo Ruiz Argüelles y la Clínica Ruiz: investigación y

medicina para la realidad mexicana

Guillermo Ruiz Argüelles y la Clínica Ruiz: investigación y medicina para la realidad mexicana

Guillermo Ruiz Argüelles: Por una medicina de excelencia

comprometida con el bien común

Guillermo Ruiz Argüelles: Por una medicina de excelencia comprometida con el bien común

Mundo Nuestro. Tomamos de la revista española Sin permiso esta entrevista publicada originalmente en Il Manifiesto.

Antonio Casilli es autor de una investigación pionera sobre el nuevo capitalismo digital. “Seguimos trabajando cada vez más, las plataformas están fragmentándose y haciendo invisible el trabajo que es necesario para que funcionen los algoritmos.

Antonio Casilli, profesor de la Télécom ParisTech, es considerado uno de los principales expertos en el capitalismo de las plataformas digitales. Es conocido por su investigación pionera sobre el “trabajo digital”, refutando la apocalíptica noción de sentido común que proclama el fin del trabajo como consecuencia de la automatización.

“Somos los que hacemos los robots, con nuestro propio trabajo”, dice. “Establecemos los criterios con los que operan. Y luego les enseñamos a aprender cómo mejorar. El problema no es que los robots nos estén robando nuestro trabajo, sino que seguimos trabajando más y más, y que las plataformas se están fragmentando y haciendo invisible el trabajo que es necesario para que funcionen los algoritmos”. Le entrevistó Roberto Ciccarelli para Il Manifestó.

Roberto Ciccarelli - En Italia ha habido mucha discusión sobre el despido de dos trabajadores de IKEA, Marica en Corsico y Claudio en Bari. Fueron despedidos porque sus vidas no podían encajar en el algoritmo que gobierna la fuerza de trabajo. ¿Hemos vuelto de nuevo al siglo XIX?



Antonio Casilli - El capitalismo de las plataformas digitales hace que la disciplina laboral sea más rígida, ya que impone supuestas mediciones “científicas” y evaluaciones que pueden parecerse a los de la vieja fabricación industrial. La diferencia clave es que los trabajadores, a cambio de su sumisión a esta disciplina, no reciben la seguridad social y la representación política que tenían antes a cambio de su subordinación. Este nuevo taylorismo tiene todos los inconvenientes y ninguno de los antiguos beneficios. Los trabajadores están atrapados dentro de una contradicción: subordinados y precarios, al mismo tiempo.

Después de la huelga en Amazon en Piacenza, aconsejó a los sindicatos que también deben prestar atención a la política de los datos, no sólo a la política laboral. ¿Qué significa eso?

En Piacenza, se vio sólo la punta del iceberg. Fue una huelga en una ubicación física, por mejores condiciones de trabajo en relación con los activos materiales. Hay otra parte entera del Amazon, que durante años ha estado en lucha. Me refiero a los micro-trabajadores de Amazon Mechanical Turk, un sistema para la creación y formación de inteligencia artificial que se alimenta de micro-trabajadores, las personas pagan poco a poco, sólo unos pocos centavos, por tareas de datos, imagen y gestión de texto. Estos trabajadores deben organizarse para luchar por una mejor remuneración y condiciones de trabajo más humanas. En este caso, los sindicatos tienen que recuperar el terreno perdido, porque los “Turkers” realizan tareas que son demasiado pequeñas para que se les tome en cuenta.

¿Los sindicatos lo hacen?

Sí, aunque hay varias iniciativas diferentes de momento que trabajan a escala nacional. En Alemania, los trabajadores del metal de IGMetall han proporcionado una plataforma para las demandas de estos trabajadores: FairCrowdWork. En Francia, la CGT ha creado Syndicoop, que ayuda a los sindicatos a organizar los empleados en torno a una campaña. En Bélgica, SMart: una cooperativa, no un sindicato, que trabaja con los trabajadores independientes y también con los trabajadores que hacen las entregas a domicilio ( “riders”). Está teniendo lugar un proceso por el que los sindicatos clásicos están tratando de “plataformarse” a sí mismos, mientras que las cooperativas desarrollan los servicios de manera colaborativa para los trabajadores en las plataformas.



A partir de las luchas de los “riders” italianos, surgió la reivindicación de que se deben asimilarse al convenio de los trabajadores de logística. ¿Es lo mismo en Francia y en otros países?

En la economía de demanda, los servicios basados en plataformas en tiempo real y los productos son el foco de una importante disputa legal y política con respecto a la contractualización de los trabajadores. Hasta ahora, el objetivo ha sido el de regularizar su situación en un convenio del sector que se aplicaría a la zona cubierta por la plataforma. En el caso de Uber, en Estados Unidos, Europa y Corea del Sur las luchas laborales están convergiendo hacia pedir su reconocimiento como trabajadores del transporte urbano. Para Amazon, los trabajadores están buscando la aplicación del convenio de los trabajadores de correos. El plan de acción aún necesita ser ampliado mucho más.

¿Cómo?

Mediante el reconocimiento de todos los micro-trabajos realizados por los trabajadores “click”, incluso a lo que se paga unos pocos centavos por pieza para realizar tareas tales como la gestión de datos, imágenes o textos. Su trabajo es útil para el aprendizaje de las máquinas, para enseñar a una máquina la manera de aprender y la creación de inteligencia artificial.

Y ¿cómo se puede lograr esto?

Todo está ligado a la cantidad de información que se produce, y cómo y en qué medida las plataformas se están aprovechando de esta producción de datos. Uber se queda entre el 20 y el 40 por ciento de cada transacción que tiene lugar en su plataforma, y es plenamente consciente del valor de lo que está produciendo. Parte de la riqueza producida, debe ser distribuida a los trabajadores de las plataformas. Si bien no sería un salario, tal redistribución sería más equitativa que la situación existente.

¿Qué otros ejemplos hay de micro-trabajo digital?

Hay muchos. Es un mercado mundial que cuenta al menos con 100 millones de trabajadores. En China, India, Filipinas e Indonesia, existen plataformas y servicios que son poco conocidos en Europa. Estos trabajadores hacen una muy amplia gama de puestos de trabajo, que permiten a las economías occidentales digitales funcionar. En estos países, se pueden encontrar a los evaluadores del motor de búsqueda de Google (raters). Son los trabajadores que comprueban si los resultados de una búsqueda son apropiados y corrigen la gama de resultados ajustando el algoritmo. También están los moderadores de contenido en Facebook o Youtube, que pasan sus días juzgando si los videos o las fotos particulares respetan los términos y condiciones de las plataformas. Son los que enseñan a los algoritmos de filtrado qué contenido debe ser censurado. También podemos mencionar a los trabajadores “clic” que están compartiendo, “enlazando,” y promocionando la publicidad o los vídeos de las celebridades, a los que se paga aún menos de un centavo por cada clic. Estas personas son el verdadero motor que está detrás del marketing viral, que llevan a las más famosas marcas a las redes sociales.

La economía de demanda es también una economía de la reputación y una economía de la atención, donde la figura del consumidor es fundamental. ¿Cómo pueden los trabajadores involucrar a los consumidores en sus reivindicaciones?

En primer lugar, mediante el reconocimiento de que el consumidor realiza el mismo tipo de trabajo que el repartidor de Deliveroo o el micro-trabajador de Mechanical Turk de Amazon.

¿Cuál es el trabajo que realiza el consumidor?

Producen datos también. Estos datos son utilizados para entrenar la inteligencia artificial. El consumidor produce una masa crítica de intercambios y transacciones que permiten que la plataforma exista en el mercado. Un consumidor es una parte activa y fundamental de la existencia del algoritmo. Llevan a cabo una gran cantidad de acciones productivas todos los días, que son similares a las de los trabajadores digitales. Incluso los usuarios en Youtube están ejerciendo la moderación de vídeo de forma gratuita, informando de los que no son adecuados. Cualquier persona que utiliza Google está entrenando el algoritmo del motor de búsqueda para obtener los términos más buscado, a menudo sobre la base de las palabras introducidas en él, por nosotros y por otros. El consumidor es un productor. Los límites entre estos actores económicos están convergiendo, hasta el punto que podemos decir que cuando una plataforma no quiere pagar, te llaman un “consumidor”, mientras que, si están dispuestos a pagar (un poco), te llaman un trabajador por tarea o micro-trabajador.

Usted ha hablado de “trabajo gratuito”, ¿qué papel desempeña en la economía digital?

Este “trabajo gratuito” ya fue definido por Tiziana Terranova hace 20 años. Incluso entonces, estar en línea era trabajar, ya que se produce contenidos para sitios web y para los sitios que fueron llamados “portales” en su momento. Durante la última década, esta idea de trabajo gratuito ha cambiado, ya que nos dimos cuenta de que las plataformas no sólo están comprando y vendiendo nuestro contenido - lo más importante es que están comprando y vendiendo nuestros datos personales y la información personal: Qué marcas nos gusta o el tiempo que se suele escuchar música; o donde estamos, a través de GPS. El trabajo gratuito del usuario de Internet no es un trabajo creativo, sino un trabajo sin conciencia, y mucho menos satisfactorio, ya que es invisible. Como tal, es alienante, en la medida en que no nos damos cuenta para que son los datos útiles, y cómo se van a utilizar, cuando resolvemos un “captcha” en Google o añadimos una etiqueta a una imagen en Instagram.

¿Qué información se utiliza?

No solo se utiliza para producir valor monetario para las grandes plataformas que compran y venden información, sino también para crear valor para la automatización: formar a la inteligencia artificial, enseñar a las salas de chat a comunicarse con los humanos, y crear asistentes virtuales como Siri en el iPhone o Alexa en Amazon, que nos hablan y nos ayudan a tomar decisiones, o incluso hacer ellos en lugar de nosotros.

Por lo tanto, ¿es el trabajo digital la característica común de las luchas de los mensajeros en bicicleta de Foodora o Deliveroo, de los trabajadores de Amazon y de los trabajadores “clic”?

Sí, estas luchas están unidas por una forma diferente de trabajo que las que hemos estado acostumbrados en el siglo pasado. Hoy en día, el trabajo digital se realiza a través de las plataformas digitales, que deben tener en cuenta un tipo de organización productiva. Además, estas plataformas son empresas y mercados. Amazon es una empresa más tradicional con una cultura brutal de disciplina laboral, como se puede ver, por ejemplo, en sus almacenes, pero también en sus oficinas. Sin embargo, Amazon es también un mercado, un mercado basado en un enorme catálogo de productos y en una forma menos conocida del comercio: la de datos. Deliveroo es lo mismo: es una empresa, con empleados y recursos tangibles e intangibles, y, al mismo tiempo, es un mercado de trabajo que conecta a los clientes, las tareas productivas y los trabajadores mensajeros. En este caso, la plataforma utiliza un tipo de algoritmo asociativo, crea una relación entre los diferentes sujetos. Para Amazon, la relación es entre aquellos que producen un artículo y los que lo compran.

Usted es partidario de una renta básica universal. ¿Cómo sería capaz de proteger a los trabajadores que realizan trabajos digitales, siendo intermitente y precario?

Al reconocer el trabajo de datos que pasa a través de las plataformas. Esto ya ha sido discutido en un informe del Ministerio de Finanzas de Francia, en 2013, y en un informe de la Fundación Rockefeller el año pasado. Los gigantes digitales no deben ser gravados sobre la base de la cantidad de datos de los centros u oficinas que tienen en un país, sino sobre la base de los datos producidos por los usuarios de las plataformas. Si hay 30 millones de usuarios de Google en Italia, es justo gravar Google basándose en las ganancias que obtienen de las actividades de estos usuarios. De esta manera, se podría financiar una renta básica, a partir del trabajo digital que cada uno de nosotros lleva a cabo en Internet o en las aplicaciones móviles que utilizamos.

Profesor de la Télécom ParisTech, ha escrito, entre otros libros, Qu’est-ce que le digital labor? Editions de l’INA (2015) junto con D. Cardon; Stop Mobbing (DeriveApprodi, 2000); y La Fabbrica Libertina (Manifestolibri, 1997).
Fuente:
https://global.ilmanifesto.it/antonio-casilli-the-consumer-is-a-producer/
Traducción:G. Buster
Temática:

Jhoe Garay Trío en concierto/Tributo a Thelonious Monk
Viernes 12 | 21 hrs | $100

Jhoe Garay Trío, lidereado por la guitarrista con base en Nueva York del mismo nombre presenta un tributo a Thelonious Monk.

Desde el año 2014 Jhoe ha estudiado con figuras icónicas de la escena del jazz actual como: Peter Bernstein, Lage Lund, Steve Wilson, Mike Holober, Freddie Bryant y Melissa Aldana.

En la edición 2017 de The International Workshop for Jazz and Creative Music organizada por The Banff Centre en Canadá, Garay colaboró con artistas como: Vijay Iyer, Gary Bartz, Tyshawn Sorey, Tia Fuller, Gretchen, entre otros. Garay ha aparecido en foros importantes en varios países.

Actualmente está trabajando en su álbum debut donde explora sus visiones musicales, basado en la tradición y expandiendo las posibilidades armónicas, la música de Garay ofrece un sonido refrescante.



Kimberly Fergie, es una compatriota que radica en Nueva York, y nos deleitará con un concierto de Jazz de su más reciente producción musical...


Viernes 15 | 21 hrs | Cover $100
Reserva al 3268060

Aquí puedes conocer más de esta joven poblana:



Abrazando Raíces: Jazz elegante y modesto a cargo de Kimberly Fergie

La imagen puede contener: 1 persona, de pie

sinpermiso e un proyecto político de crítica de la cultura, material e intelectual, del capitalismo contrarreformado, desregulado, remundializado y reliberalizado del siglo XXI.

Como revista electronica ofrece un conjunto de lecturas este diciembre para comprender procesos de la vida internacional que ganan las primeras planas de los diarios en el mundo. Igual la iniciativa fiscal de Trump que la crisis políica en Alemania. O la coyuntura en Cataluña. O la cruzada conservadora en América Latina contra la restricción de los derechos humanos en torno a la sexualidad.

Esta es la propuesta de sinpermiso para este diciembre que corre.



Catalunya: El 155 lo determina todo

Miguel Salas



Alemania: Hacia la segunda “Gran Coalición”

Victor Grossman, Angela Klein

¿Auge o crisis?

Michael Roberts

La “limosna” de los famosos: el “regalo” de un sistema despiadado

Belén Fernández

Manos arriba: Centeno en el Eurogrupo

Francisco Louça

Córcega: victoria nacionalista, debilidad de la izquierda

Roger Martelli

¿Qué ha pasado con la euroorden contra Puigdemont?

Javier Pérez Royo

Como detener un plan fiscal amañado para los ricos

Sam Pizzigati

  1. Manifestación en Bruselas: ¡Despierta Europa!

Joan Font

¿Quién teme al feminismo? A propósito de la “ideología de género” y otras monstruosidades sexuales en Ecuador y América Latina

Cristina Vega

Réquiem por el Estado judío

Meir Margalit

Helena Maleno

Carlos Girbau

Después de la bomba H de Jerusalén de Trump: ¿Qué opciones tienen los palestinos?

Nadia Hijab

La disolución de la URSS

Rafael Poch

EE UU: El populismo murió el pasado sábado

Catherine Rampell

¿Hablar sobre la realidad, es adoctrinar?

Adelina Escandell i Grases

Francia: Macron no saldrá de ésta sólo con los ganadores. Entrevista

Christophe Guilluy

La corrupción en Israel no es sólo un problema israelí

Ramzy Baroud

Argentina: La condena de la ESMA

Sebastían Ortega

¿Podemos prescindir del crecimiento? Entrevista

Tim Jackson

Sobre la Constitución de 1978 ¡Por la República!

Comitès de Defensa de la República de Mallorca

Honduras: continua la resistencia al fraude electoral

Darío Euraque, Carlos Fazio

Arabia Saudí: la implosión inevitable

Alejandro Nadal

El Programa de Música en el Mendrugo para este mes de Diciembre, para celebrar las Fiestas de Navidad y cerrar el Año 2017, ofrece una gama de géneros musicales que pueden satisfacer todos los gustos musicales de sus comensales en un ambiente único. En La Casa del Mendrugo puedes cenar con un buen vino en compañía de amistades al tiempo que disfrutas del talento de artistas nacionales e internacionales.

Y además puedes conocer las maravillas del Museo de La Casa del Mendrugo.



Todos los días la música del Mendrugo a partir de las 9 de la noche.

Resultado de imagen para Nueges Trío

Los martes el Programa presenta Jazz Manouche de gran nivel con el Nuages Trio en un una gran temporada de casi tres meses y en la que el trio interpreta un amplio repertorio de jazz francés ideal para acompañar la cena.



Imagen relacionada

Los días miércoles continúan los Conciertos de Piano a cargo de músicos con una gran trayectoria dentro de la Música Académica y Popular, todos con un bien ganado reconocimiento por sus constantes presentaciones, ya sea como concertistas o acompañando a otros artistas o formando parte de alguna agrupación. El mes lo inicia Isaac Pérez y regresan a este escenario Abel Quiroz y la rusa Viktoria Belinsky, y lo cierra Andrés De Rivera, quién estará acompañando al grupo joven de cantantes, Voces de Puebla, en una noche llena de Arias de Opera y Bel Canto.

La Música del Mundo se escuchará los días jueves con un extenso programa que inicia con la presentación de la Mendrugo Jazz Big Band dirigida por el Mtro. Jorge Romero Tejeda, el Trio de Cuerdas Asere con integrantes de la Filarmónica 5 de Mayo, Los Olvidados de Labana con un repertorio de Son Cubano y Bolero; el último jueves del mes estará la pianista y cantante rusa de Jazz y Godspell Viktoria Belinsky, acompañada en el contrabajo por Israel Pantoja.

Resultado de imagen para Los olvidados de labana

El Club de Jazz que presenta La Casa del Mendrugo los viernes, abre con la vocalista Dannah Garay con un proyecto nuevo interpretando las canciones de Paul McCartney acompañada por un excelente trio de destacados jazzistas de la escena nacional, el pianista Alex Mercado, el contrabajista Emiliano Coronel y el baterista chileno Gabriel Puentes. En segundo turno, la agrupación North Sea Coyotes que nos visita desde tierras lejanas de Europa con un repertorio original de música folk y jazz, continúa el regreso a este escenario de la vocalista Kimberly Fergie, quien reside en la Ciudad de Nueva York, acompañada por su Cuarteto de Jazz cantando e interpretando los grandes standards del jazz en su muy personal estilo. La siguiente semana se presenta Emiliano Suárez Vibes Quartet también con un programa de standards del jazz y composiciones originales en un gran formato de jazz poco escuchado en nuestro país por la incorporación del vibráfono como instrumento principal y solista al estilo puro y genuino del conocido Modern Jazz Quartet. Concluye el Programa en el Club de Jazz con la visita del pianista mexicano Fernando Hernández y su trio, quien vive desde hace 30 años en Nueva York y lo acompañarán en la batería el Mtro. Pablo Prieto y el contrabajista Erick Alfaro en una noche con tributo a uno de los más talentosos pianistas que ha dado el jazz, Bill Evans.

Además los días sábados para acompañar el desayuno/brunch y comida pueden escuchar a los pianistas Billy Frese y Liz Piani respectivamente.

Por la noche, los sábados de Romance, la Casa del Mendrugo ofrece música en un contexto más íntimo con Nuages Trio y su jazz manouche, el Trio de Cuerdas Puebla Musical, el dúo Vibes & Piano de Emiliano Suárez en el vibráfono y Emmanuel Cisneros al piano y concluyendo con el grupo Mr. Rabbit.

El Concierto Navideño

La Casa del Mendrugo presenta en un Evento Especial su Concierto Navideño con la Sociedad Coral Allegro el sábado 9 de diciembre bajo la Dirección del Mtro. Bastián Saéz. Grupo coral único en su género y con una amplia y exitosa trayectoria en nuestra ciudad.

Y para finalizar el Programa, los domingos se presentan Oleo Trio, Ensamble Latinoamérica, Soneros Son y Nuages Trio.

La Cena de Fin de año

El evento especial de Cena de Fin de Año, estará a cargo durante la cena por Liz Piani Bolero & Jazz Trio y Banyú celebrando con música de Salsa y Son Cubano la llegada del 2018.

Los esperamos !

Jorge Fernández de Castro

Dirección Artística

La Casa del Mendrugo