Acción civil

Sin Permiso

Barry Sheppard



El 24 de marzo, unas 500.000 personas, principalmente jóvenes, se manifestaron en Washington DC contra los tiroteos continuos en las escuelas de todo el país. También hubo movilizaciones de solidaridad en unas 800 ciudades y pueblos, en las que participaron cientos de miles de personas más. En Nueva York 150.000 manifestantes salieron a las calles, 85.000 en Chicago y 55.000 en Los Ángeles, por señalar solo unos ejemplos. En total, casi un millón de personas.

Resultado de imagen para la marcha por nuestras vidas

La chispa que encendió la yesca acumulada de la indignación y la vergüenza por este tipo de tiroteos - desde enero se han registrado 18 tiroteos en las escuelas, y muchos más antes - fue la respuesta a la masacre de 14 de febrero en el Instituto Marjory Stoneman Douglas en Parkland, Florida.

Una famosa cita de Antonio Gramsci esboza los antecedentes de estos tiroteos: “La crisis consiste precisamente en el hecho de que lo viejo está muriendo y lo nuevo no acaba de nacer; en este interregno aparecen todo tipo de síntomas mórbidos”.



Esto es cierto en todo el mundo capitalista hoy y sobre todo en Estados Unidos. Hay demasiados ejemplos de esta morbilidad en EEUU, pero estos tiroteos en las escuelas, extraordinarios en comparación con otros países, es sin duda uno de ellos.

Fueron los sobrevivientes del tiroteo Parkland, donde murieron 17 personas e hirieron a otras 15, los que se reunieron para planificar las acciones a nivel nacional y llamaron a rebato. El llamamiento fue oido a nivel nacional en muy poco tiempo. Las primeras acciones fueron paros en las escuelas de todo el país el 14 de marzo, seguidos por la Marcha por Nuestras Vidas.

Los oradores, mayoritariamente jóvenes, en DC incluyeron muchos sobrevivientes de Parkland, de 13 a 18 años de edad, que fueron universalmente aclamados como jóvenes muy indignados, determinados, articulados y dispuestos a “luchar”, como dijo uno de ellos. Vi los discursos gracias a la cobertura que hizo Democracy Now de toda la jornada (ir a democracynow.org para verla). Los sobrevivientes de Parkland también participaron en una manifestación de 20.000 personas en el sur de la Florida, a poca distancia del complejo de Palm Beach de Trump (su casa cuando no está en la Casa Blanca), donde estaba jugando al golf.



Los sobrevivientes de Parkland comprendieron que tenían que llegar a la juventud latina y negra, que son víctimas de la violencia armada en sus comunidades, también de la policía. Un sobreviviente dijo: “Mi nombre es Jaclyn Corin, y estoy orgulloso de que Parkland es mi casa. Parkland es el corazón de este movimiento. Pero así como un corazón necesita sangre para bombear, mi ciudad natal necesita la alianza con otras comunidades para difundir de verdad este mensaje. Reconocemos abiertamente que somos individuos privilegiados que no hubieran recibido tanta atención si no fuera porque vivimos en una ciudad rica.

“Debido a ello, sin embargo, compartimos el escenario, hoy y siempre, con los que siempre han sido amenazados por el cañón de una pistola. De hecho, tengo un invitado especial para ustedes, así que voy a presentarla”. A continuación, introdujo a Yolanda King, nieta de Martin Luther Luther y Coretta Scott King, de nueve años de edad.

Yolanda dijo: “Mi abuelo soñaba que sus cuatro hijos pequeños no fuesen juzgados por el color de su piel, sino por su carácter. Yo tengo el sueño de que basta, que este debería ser un mundo libre de armas”.

Después dirigió a la multitud en un diálogo de consignas:“Corre la voz! ... ¿Has oído?! ... ¡toda la nación! … ¡Nosotros! ... va a ser ... ¡una gran generación!”.

Otra oradora fue una chica de 16 años de edad, Mya Middleton, una afroamericana de Chicago, la capital del crimen del país, que habló de sus propias experiencias frente al cañón de una pistola.

Edna Lizbeth Chávez dijo, “Hola, buenas tardes. Soy del sur de Los Ángeles, California, el sur de Los Ángeles. Tengo 17 años y estudio en el instituto Manual Arts High School. Soy una dirigente juvenil. Soy una superviviente. He vivido en el sur de Los Angeles toda mi vida y he perdido a muchos seres queridos a golpe de pistola ....

“Durante décadas, mi comunidad ... se ha acostumbrado a este tipo de violencia. Es normal ver velas, es normal ver carteles, es normal ver globos, es normal ver flores recordando las vidas de jóvenes negros y latinos que han perdido la vida por una bala.

“¿Cómo podemos hacer frente, cuando nuestro distrito escolar tiene su propio departamento de policía? En lugar de hacer que los jóvenes negros y morenos se sientan seguros, continuan discriminándonos y criminalizándonos. Deberíamos tener un departamento especializado en justicia restaurativa. Tenemos que hacer frente a las causas fundamentales de los problemas que nos afectan, y comprender cómo resolverlos”.

La presencia de policías en las escuelas fue uno de los temas más mencionados por los oradores, así como su oposición a la propuesta de Trump de armar a los profesores. Los profesores y los estudiantes se manifestaron con pancartas en contra.

Lo que es peor, la Asociación Nacional del Rifle (NRA) ha propuesto en el pasado que los estudiantes vayan armados, para ser capaces de matar primero a un estudiante trastornado que les intente atacar. Pero, ¿como se sabría quien dispara a quién? Las escuelas se convertirían en pelotones de fusilamiento circulares.

Uno de los temas principales fue la feroz oposición a la NRA. A esta organización le gusta presentarse como una organización de cazadores, tiradores y propietarios de armas para la autodefensa. En realidad, es un lobby que representa a los fabricantes de armas, y se opone a toda restricción de las mismas. Tiene una gran influencia sobre los políticos republicanos y demócratas.

Una pancarta en la manifestación del sur de Florida mostraba la imagen de Wayne LaPierre, vicepresidente ejecutivo de la NRA, con etiqueta “terrorista”. La política de extrema derecha de los líderes de la NRA quedó patente en un discurso de LaPierre en una reunión conservadora después del tiroteo de Parkland.

El desquiciado discurso de LaPierre se centró en el peligro inminente de que socialistas y comunistas tomen el control del país, y sólo marginalmente sobre las armas. Lamentó que las universidades se organicen seminarios sobre el Manifiesto Comunista y de economía marxista. Dio la voz de alarma de que los Socialistas Democráticos de América tienen agrupaciones en cientos de ciudades y campus, etc… etc… Algo que no habíamos oído de una personalidad desde los tiempos de Joe McCarthy, acuso al Partido Demócrata de estar controlado por socialistas. Dijo que no se refería solo a Bernie Sanders, sino a todo el Partido Demócrata.

Lo relacionó con la cuestión de las armas afirmando que los socialistas y los comunistas quieren acabar con la segunda enmienda que garantiza el derecho a poseer armas como un primer paso para acabar con “todas nuestras libertades”. (La Segunda Enmienda no tuvo nunca la intención de refrendar el tipo de mentalidad del salvaje oeste que hay detrás de los tiroteos masivos y los asesinatos por armas de fuego en Estados Unidos, que solo existe allí, pero esa es otra historia).

Fue interrumpido con aplausos en este punto, lo que indica que muchos “conservadores” se han convertido realmente en extremistas de derechas, la “alt-right”.

Como siempre ocurre en los nuevos movimientos, había muchos puntos de vista diferentes sobre qué hacer en las numerosas manifestaciones en todo el país. Además de la oposición a la NRA y las armas en las escuelas, aparecían otros temas comunes.

Uno de ellos fue la exigencia de que se prohiban los rifles de asalto. En el tiroteo Parkland, se utilizó un rifle de asalto AR-15. Estos rifles de asalto fueron utilizados en otros tiroteos masivos en escuelas y otros lugares públicos. Son rifles de asalto de tiro rápido, armas semiautomáticas, que pueden ser fácilmente transformados en ametralladoras completamente automáticas. Como su nombre indica, son armas ofensivas utilizadas por los ejércitos, que no tienen nada que ver con la autodefensa. Son inútiles para la caza de animales para la alimentación, ya que los destrozan. Su único uso es para matar gente.

Un artículo publicado en el New York Times después del tiroteo de Parkland describe un AR-15, una versión modificada del M-16 del Ejército, que es considerada el “arma de América”, “la preferida por los entusiastas de las armas” en todo el país.

Otro tema fue acabar con los vicios legales que permiten prácticamente a cualquier persona comprar un arma en una feria de armas o a través de ventas de segunda mano sin verificación de antecedentes, e imponer algunas medidas de control de armas de sentido común. Por supuesto, todas las leyes aprobadas por el Congreso en relación con las armas pueden y se han utilizado para victimizar a los negros y ser utilizadas de manera reaccionaria, por lo que este tipo de leyes deben ser cuidadosamente analizadas.

Los antecedentes de estos tiroteos en las escuelas es el hecho de que EEUU es un país muy violento. Los EEUU han estado en guerra desde 1941, sigue estándolo, y hay amenazas de nuevas guerras.

Los EEUU tiene más armas per cápita que cualquier otro país del mundo. La gente tiene en los EEUU diez veces más probabilidades de morir a causa de armas de fuego que en otros países del “primer mundo”. La cifra se eleva a 25 veces más en homicidios con armas de fuego.

La guerra contra las drogas ha creado un enorme mercado capitalista, aunque ilegal, para satisfacer la creciente demanda de drogas consecuencia de la desesperación económica. Dado su carácter ilegal, se utilizan armas para hacer frente a las fuerzas de policía, cuando los “nuevos” capitalistas no son capaces de corromperles.

Cada narco empresa capitalista ilegal utiliza armas para proteger su territorio frente a otros competidores. Los soldados de a pie en el terreno, a menudo reclutados entre los explotados y oprimidos que no ven otra forma de sobrevivir, son otra fuente de la violencia armada en muchas comunidades.

Un ejemplo de la violencia oficial en los Estados Unidos es la disparidad entre los homicidios policiales en este país y los demás. En 2014, por ejemplo, la policía en los EEUU mataron a 1.100 personas. Ese mismo año, la policía mató a 14 personas en Canadá, 1 en el Reino Unido, 12 en China, y ninguna en Alemania.

De esta y otras maneras, incluyendo los programas de policías de la TV, la lección que se enseña es que las armas son necesarias para que los “buenos” maten a los “malos”. No es de extrañar que algunos individuos trastornados lleven a cabo fusilamientos en masa, porque se sienten justificados dado que por todos lados el mensaje es que matar por una “buena causa” como la suya está bien.

Este nuevo movimiento debe ser apoyada con entusiasmo por los socialistas. Estos adolescentes, que luchan por sus propias vidas, están empezando a comprender las conexiones entre el racismo e instituciones reaccionarias como el NRA. Los socialistas pueden ayudarles a ver la relación con los problemas estructurales de toda sociedad capitalista.

Otro aspecto de estas manifestaciones fue su énfasis en las elecciones: “pronto podremos votar”. El Partido Demócrata busca rentabilizar toda esta energía en su campaña. En las manifestaciones representantes del partido recogían firmas de los jóvenes para que se registrasen para votar. Existe una creciente presión en todos los otros movimientos sociales para que apoyen a los demócratas como el partido “no Trump” en las elecciones de noviembre. Lo que es de esperar teniendo en cuenta que no existe ningún tipo de partido obrero de masas en EE UU.

Los socialistas pueden jugar un papel, no sólo explicando que los demócratas no son la respuesta a Trump y la extrema derecha republicana, sino alentando la lucha del movimiento mediante acciones de masas de todo tipo, en las calles, reuniones, publicaciones, etc. siempre que los demócratas les propongan parar, con el argumento de que tales acciones dañan sus posibilidades electorales.

Hay algunos indicios de que algunos de nuestros argumentos pueden encontrar apoyo entre estos jóvenes. En Washington DC, Boston y otras manifestaciones, no se invitó a hablar a políticos, aunque si en otros lugares. En todos lados fue evidente que los jóvenes no aceptan que se les diga qué hacer.

Una consigna electoral avanzada por algunos oradores fue no apoyar a ningún candidato que acepte el respaldo de la NRA. Vamos a ver que pasa con los demócratas aceptan ese apoyo. En cualquier caso, queremos estar ahí cuando los demócratas no sean capaces de cumplir sus promesas, lo que ocurrirá seguro.

Veterano militante e historiador de la izquierda socialista de EEUU, actualmente miembro de Solidarity.

Fuente:

http://www.europe-solidaire.org/spip.php?article43912

Traducción:Enrique García

PROGRAMA DE MUSICA EN EL MENDRUGO / ABRIL 2018

FESTIVAL DE PRIMAVERA



En el mes de abril, La Casa del Mendrugo celebra su Festival de Primavera por quinta ocasión, en el que los diversos géneros musicales se pueden disfrutar en las 26 presentaciones del Programa de Música que tiene especialmente para sus comensales en los Conciertos nocturnos para acompañar la cena y sus bebidas favoritas en un ambiente único que ofrece este Foro Multicultural y en el que además se puede visitar el Museo, la Galería de Arte Indígena y el Café del Mendrugo.

Iniciamos como siempre, con los martes de Trios y la Música del Mundo, con el trio de guitarras Bon Aché con repertorio variado de obras clásicas y populares, continuando con Negro Son Trio interpretando en su muy particular estilo la música cubana y los boleros tradicionales de nuestra música, el debut de Sincopando Trio del percusionista Alex Luna que combina el jazz con los ritmos latinoamericanos y finalizando con el regreso a este Foro de Salvador Beltrán y su extenso cancionero de temas contemporáneos de la música popular.

La Música de Concierto de los miércoles comienza con Alejandra Fernández Aguirre, talentosa joven concertista de nuestra entidad, ofreciendo una vez más, un recital de piano con interpretación a las obras clásicas de grandes compositores, continúa la temporada de presentaciones de Lean Flores voz barítono y el pianista Mtro. Andrés De Rivera con su espectacular y carismático repertorio “Entre el Barroco y Broadway” , la bienvenida a este escenario del violinista Mtro. Fabián Almazán en compañía del Mtro Andrés De Rivera al piano ofreciendo un programa titulado “Clásicos del Violín ” y cerrando los Conciertos con la reaparición del tenor Gabriel Senderos y el pianista Mtro. David Cornish con una amena selección del catálogo de Arias de Ópera y Zarzuela más escuchadas.

Este Festival de Primavera y la Música del Mundo que presenta La Casa del Mendrugo en los días jueves de mitad de semana, principia con la actuación de Liz Piani Bolero Jazz Trio con un set de standards del jazz, bossa nova y música popular contemporánea, vuelve la música cubana de Los Olvidados de Labana , regresa Concierto de Conciertos bajo la Dirección y Producción del Yuca y concluyen los jueves con una presentación más de Alebrijazz y su propuesta de jazz mexicano.

El Club de Jazz del mes de abril, presenta a la cantante Elizabeth Meza Trio, vocalista de importante trayectoria en la escena del jazz nacional y que estará acompañada por el pianista Alex Mercado y el contrabajista Erick Alfaro, el guitarrista norteamericano Todd Clouser y su proyecto Cinema : Music for unmade Film, quién en esta ocasión viene con Emanuel Cisneros al piano y Jorge Servín en la batería, siguiendo con el percusionista Alex Luna Quinteto y su repertorio de Latin Jazz y como invitados Mario Patrón al piano, Diego Franco en el sax tenor y la sección rítmica de los hermanos Emiliano y Vladimir Coronel en el contrabajo y batería respectivamente, quiénes se presentan además como Foro alterno dentro de la Cartelera del Festival Internacional Jazzatlan 2018 que se celebra durante el mes de abril en San Pedro Cholula y para concluir el Club de Jazz, el tango vuelve a este espacio con el Cuarteto Milonguero El Yeite e invitado especial el guitarrista argentino Juan Maurín, con la participación además de los bailarines profesionales Valesa Rivera y Fernando Herrera para deleite de toda la comunidad tanguera. Auténtica Noche de Milonga.



Sábados de Romance en el Mendrugo, primeramente con Isaac Pérez Trio, Nuages Trio y el Trio de Cuerdas Puebla Musical respectivamente, y para cerrar con Broche de Oro, Celso Duarte arpista extraordinario en magno Concierto culminando el Seminario de Arpa Folclórica que se lleva a cabo en el mes de abril en las instalaciones de La Casa del Mendrugo organizado conjuntamente con el Instituto Municipal de Arte y Cultura de Puebla y con valor curricular, siendo los instructores el Mtro. Miguel Reyes y el propio Mtro. Celso Duarte, dos grandes del Arpa, sin lugar a dudas, instrumento de gran tradición e identidad en nuestro país.

Nuestra Cartelera finaliza con el lunes 30 de abril, en un Concierto Extraordinario con la exitosa presentación de la Mendrugo Jazz Big Band bajo la Dirección del Mtro. Jorge Romero Tejeda ofreciendo un programa dedicado a los niños en su día y al mismo tiempo unirse a la Celebración del Día Internacional del Jazz declarado por la UNESCO desde hace varios años.

Los domingos en horario de comida de 3 a 5 de la tarde, las presentaciones para deleite de visitantes nacionales y extranjeros, en un ambiente familiar y muy dominical, corresponden a Negro Son, Ensamble Latinoamérica ( con dos fechas ), Mr. Rabbit y Oleo Trio.



Sábados de 3 a 5 de la tarde con la pianista Liz Piani.

Domingos de Brunch con Billy Frese al piano.

El Café del Mendrugo continua con Nuages Trio y su jazz manouche, los sábados de 5 a 7 de la tarde y los domingos de 1 a 3 de la tarde.

Festival de Primavera en La Casa del Mendrugo !

Jorge Fernández de Castro

Dirección Artística

La Casa del Mendrugo

Reservaciones : 232 5148 / 326 8060 / 326 8061 / 326 8062

Mundo Nuestro. Caroline Wytt vino a Puebla a la Clínica Ruíz para un trasplante de médula ósea como alternativa para una de las más brutales enfermedades que pueden afectar al ser humano, la esclerosis múltiple. Este es el relato de tu experiencia a un año de su tratamiento publicado por la BBC el pasado 23 de marzo.

Aquí puedes leer la crónica que Caroline escribió en marzo del 2017, apenas unas semanas después de realizado el tratamiento:

El viaje más importante de Caroline Wyatt, una reportera de guerra de la BBC en Puebla



Y esta semblanza del científico poblano Guillermo Ruiz ofrece una perspectiva de la importancia de esta institución privada para el desarrollo de la investigación científica en la medicina mexicana:

Guillermo Ruiz Argüelles y la Clínica Ruiz: investigación y medicina para la realidad mexicana

Los resultados de un ensayo internacional muestran que los trasplantes de células madre pueden mejorar enormemente la vida de algunas personas con esclerosis múltiple (EM).

El tratamiento consiste en eliminar el sistema inmune defectuoso de un paciente con medicamentos utilizados para tratar el cáncer y luego reconstruirlo utilizando un trasplante de células madre.



Caroline Wyatt, periodista de la BBC que no era apta para un ensayo en Reino Unido, pagó por un trasplante de células madre en México.

BBC

Temprano una tarde, el mundo a mi alrededor comenzó a girar incontrolablemente.

Mi cerebro se congeló cuando el mareo se apoderó de mí. Mis piernas cedieron y colapsé en el piso de la sala de estar de un amigo.



El hombre que se recuperó de esclerosis múltiple, una enfermedad incurable, con un tratamiento experimental con células madre

Había pasado esa semana filmando tigres siberianos en el extremo este de Rusia.

Un escáner cerebral mostró una lesión en el lado derecho de mi cerebro. No estaba claro exactamente qué significaba eso. El neurólogo me dijo que si bien podría ser una señal temprana de esclerosis múltiple, también podría ser nada de qué preocuparse.

"Vuelve si encuentras que no puedes caminar", dijo con una sonrisa educada.

Escáner
Image captionUn escáner cerebral mostró una lesión en el lado derecho de la periodista.

Debido a que me veía tan bien, pasaron otros 13 años antes de que me diagnosticaran definitivamente EM con recaídas y remisiones a finales de 2015.

Sin embargo, sabía que algo estaba muy mal cuando aparecieron los primeros síntomas en 1992, y mis brazos y mis manos se volvieron tan débiles y entumecidos que no podía escribir, lavarme el cabello ni siquiera levantar un hervidor de agua.

Eso fue diagnosticado como lesión por esfuerzo repetitivo y mejoró después de varios meses de descanso. Pero nunca desapareció y la fatiga que lo acompañaba empeoraba cada año.

Más tarde, me dijeron que mi cansancio constante era el síndrome de fatiga crónica, que también se conoce como EM.

Los primeros síntomas de la esclerosis múltiple a menudo son tan similares a muchas otras enfermedades que no es inusual tener un período prolongado entre el inicio de la enfermedad y un diagnóstico definitivo.

Para 2015, los síntomas eran inconfundibles.

Cuando me volví insensible a gran parte de mi cuerpo durante varias semanas, me hicieron otro escáner cerebral y finalmente me diagnosticaron EM.

El neurólogo me puso un medicamento llamado Tecfidera, que tenía como objetivo modificar el curso de la enfermedad.

Pero las tabletas no funcionaron. No mucho después de comenzar, colapsé nuevamente, esta vez en la calle, y me desperté al día siguiente con doble visión.

Durante varios meses después, no pude caminar correctamente y sufrí mareos constantes, daño en los nervios en los ojos y tinnitus (ruido anormal y persistente en el oído).

Caroline Wyatt
Image captionCaroline Wyatt en uno de sus viajes como corresponsal de la BBC.

Esa recaída también me dejó con problemas de propiocepción que es el sistema o mecanismo que tiene el cuerpo para conocer su posición y cuál es su posición y orientación en el espacio.

Esto significaba que tiraba mi taza de té, o el vaso junto a mi cama por la noche, y tropezaba con puertas y paredes provocándome moretones.

Esta vez fue una nueva lesión en el tronco cerebral la causa de la recaída.

El tronco encefálico es una de las partes más importantes del cerebro: regula el sistema nervioso central y controla funciones esenciales como la respiración, la deglución, la frecuencia cardíaca, la presión arterial y la conciencia.

Los efectos secundarios de esa recaída fueron tan graves que tuve que renunciar al trabajo que me gustaba como corresponsal especialista de la BBC.

Mi capacidad de encontrar palabras, pensar y hablar con claridad, o comprender y recordar material rápidamente, fue, y sigue siendo, muy disminuida.

Afortunadamente, mi sentido del humor todavía estaba intacto, ya que mis amigos y mi familia hacían bromas sobre el parche que llevaba sobre un ojo para lidiar con la doble visión.

Ambos ojos continuaban funcionando, pero la parte del cerebro que debería interpretar y fusionar las señales provenientes de ambos ojos no lo hacía. Todavía estoy agradecida cada día de que la doble visión se resolvió unos meses después.

Caroline Wyatt
Caroline Wyatt

Pero para mediados de 2016 ya no podía hacer eso. Mientras estaba despierta en la cama por la noche, mis brazos y piernas estaban tan débiles que temí que pronto necesitaría un cuidador solo para ayudarme a vestirme en la mañana.

Cuando una amable enfermera del hospital sugirió que los problemas de la vejiga significaban que podía pensar en nuevos medicamentos, o incluso en un catéter, decidí que tenía que tomar medidas.

A la edad de 49 años, aún no estaba listo para aceptar un nivel de discapacidad que me quitara la independencia.

¿Podría tener un "reinicio" de células madre?

Había visto un programa Panorama realizado por mi colega Fergus Walsh en 2016 sobre ensayos médicos que utilizan trasplantes de células madre para la esclerosis múltiple.

Mostró resultados casi milagrosos para algunos pacientes, especialmente aquellos con EM remitente-recurrente

Los ensayos en Chicago fueron dirigidos por Richard Burt, con pacientes que participaron en centros de todo el mundo.

Hace muchos años, Burt notó que los pacientes con leucemia necesitaban reinmunizarse contra enfermedades comunes después de que su sistema inmune fue aniquilado por la quimioterapia.

Se preguntó si podría tener el mismo impacto en enfermedades autoinmunes como la esclerosis múltiple destruyendo el sistema inmune defectuoso junto a su memoria celular de la enfermedad, y permitiendo que el cuerpo se "reiniciara" desde cero.

Fue el comienzo del largo viaje hacia sus últimos resultados de ensayos aleatorios.

La etapa inicial del ensayo tenía como objetivo demostrar que los pacientes con EM podían someterse a quimioterapia de forma segura, seguido de un trasplante de células madre utilizando las propias células del paciente.

El proceso se conoce como un trasplante de células progenitoras hematopoyéticas, o TCPH para abreviar.

Bolsa de sangre

Los primeros trasplantes experimentales para EM se realizaron a mediados de la década de 1990 en Grecia y América. Sin embargo, las tasas de mortalidad temprana fueron inaceptablemente altas.

Los pacientes seleccionados a menudo se encontraban en las últimas etapas progresivas de la EM y todavía no estaba claro qué dosis de quimioterapia funcionaba mejor.

Pero a medida que pasaba el tiempo, los centros alrededor del mundo que ofrecían TCPH para enfermedades autoinmunes comenzaron a determinar qué fármacos eran los más adecuados y qué dosis de quimioterapia era suficiente para detener la EM sin un nivel de riesgo de muerte demasiado alto.

Después de leer todos los documentos médicos que pude, me puse en contacto con el Royal Hallamshire Hospital en Sheffield, donde el neurólogo Basil Sharrack y el hematólogo John Snowden lideraban la parte del ensayo en el Reino Unido.

Se ofrecieron a realizar las pruebas que se requerían para ver si cualificaba según los estrictos criterios de tratamiento del ensayo.

Estaba profundamente agradecida con el equipo de Sheffield por aceptar verme, pero me desilusioné cuando supe que no cumplía los requisitos.

Una de las pruebas clave para los pacientes que participan en los ensayos o que reciben dicho tratamiento en el sistema de salud público es un escáner cerebral que debe mostrar lesiones activas e inflamatorias en el cerebro.

Escáner
Image captionImagen de un escáner de Caroline Wyatt.

Mi escáner no mostró mostró lesiones activas e inflamatorias en el cerebro, sugiriendo al equipo que no sería una buena candidata para un trasplante de células madre.

Para entonces era consciente de que ya podría estar en la cúspide de pasar a la fase secundaria progresiva de la EM, cuando la enfermedad está bien arraigada y la degeneración del cerebro ya no puede detenerse.

Eso puede significar que el TCPH puede que no funcione tan bien o deje de hacerlo, para detener la progresión.

Mi decisión de seguir adelante con el TCPH en el extranjero fue difícil, después de largas conversaciones con mi familia y amigos.

Sabía que existía una pequeña pero significativa posibilidad de muerte (muy por debajo del 1%) por infección u otras complicaciones durante o después de la quimioterapia.

Ese riesgo se considera aceptable en enfermedades más agudas como el cáncer que mataría si no se tratara.

Pero muchos neurólogos en Reino Unido siguen recelosos de recomendar tratamientos de quimioterapia duros para las personas con EM, cuya enfermedad se considera crónica.

Algunos prefieren adoptar un enfoque de "esperar y ver", en lugar de tratar la EM desde el principio con medicamentos más potentes pero caros que ahora están disponibles. Esos también pueden tener serios efectos secundarios.

"Arriesgarse o morir en vida"

Para mí, esa pequeña posibilidad de muerte después de la quimioterapia era infinitamente preferible a la certeza de un mayor declive de salud.

Día tras día, año tras año, muchas personas con EM pierden una pequeña parte de sí mismos en esa lucha diaria contra la fatiga y el dolor neurológicos constantes pero invisibles.

Muchos de nosotros vemos morir nuestras esperanzas y ambiciones, y con demasiada frecuencia perdemos nuestros trabajos, matrimonios y relaciones más cercanas.

Vivir con un compañero que siempre está agotado y cuya capacidad de ver, hablar o caminar puede variar día a día, rara vez es fácil.

Caroline Wyatt
Image captionCaroline se tuvo que someter a varias sesiones de quimioterapia antes de recibir el transplante de células madre.

Muchas relaciones se rompen por culpa de la EM, incluida la mía.

Y la esperanza de vida para las personas con EM generalmente se reduce entresiete y 10 años.

Si bien los medicamentos modificadores de la enfermedad pueden ayudar a alterar el curso de la enfermedad, muchos de ellos también pueden hacer que los pacientes se sientan peor. Esto significa que la calidad de vida a menudo sufre con o sin medicación.

Investigué someterme al tratamiento en otros lugares de Reino Unido después de descubrir que se realiza en Londres a través del sistema de salud público en pacientes que cumplen los requisitos y que también se realiza en hospitales privados.

Para mí, sin embargo, el tiempo se acababa.

No cumplí con los criterios en Sheffield, así que dudé que fuera a ir mejor en Londres. El proceso de aceptación para el tratamiento podía tomar muchos meses más.

Se trataba de un tiempo precioso en el que una nueva recaída podría dejar mi cerebro tan dañado que quizás nunca se recuperara.

La clínica en México

Después de hablar con otros pacientes que se habían sometido a un TCPH, solicité ingreso en la Clínica Ruiz en Puebla, México, una clínica de hematología privada con más de dos años de experiencia en el tratamiento de pacientes internacionales con EM con trasplantes de células madre.

Eso significaba recaudar unos US$84.000 en total para pagar los vuelos, el alojamiento, los cuidados de enfermería y el tratamiento en sí.

Todavía era significativamente más barato que tener el tratamiento de forma privada en Reino Unido.

Caroline Wyatt
Image captionCaroline Wyatt con Guillermo Ruiz-Arguilles

Era muy consciente de la suerte que tengo de tener familiares, amigos y colegas que se unieron para ayudarme a recaudar el dinero.

De repente, en diciembre de 2016, la Clínica Ruiz se puso en contacto para adelantarme la fecha para el tratamiento.

Podría comenzar el 1 de enero de 2017.

Ese mes estuvo lleno de emociones mezcladas. Mi hermano mayor, Simón, se ofreció a llevarme a Puebla, mientras que mi hermano mediano Anthony me recogería al final del tratamiento.

Como era de esperar, mi familia tenía serias reservas acerca de mí volando hacia lo desconocido para un tratamiento que conllevaba cierto riesgo.

Les tranquilizó el hecho de que Guillermo Ruiz-Arguilles, el hematólogo jefe de la clínica familiar, había estado realizando trasplantes de células madre para pacientes con cáncer durante muchos años.

También había tratado a cientos de pacientes con EM, con buenos resultados.

Lo que también me importaba era que la Clínica Ruiz ofreciera tratamiento ambulatorio, con un departamento para que cada paciente viviera con un cuidador.

Eso significaba que durante la fase neutropénica, cuando el sistema inmunitario está gravemente comprometido, podría controlar mi propio entorno de forma más eficaz y garantizar que permaneciera lo más libre de gérmenes posible.

Caroline Wyatt
Image captionTras el translante de células madres es fundamental permanecer lo más libre de gérmenes posible.

Decidí pagar para tener una enfermera totalmente cualificada de la clínica para vivir conmigo durante los 28 días de tratamiento, para mayor tranquilidad y para evitar la comida que cocina de mi hermano.

El primer día después de mudarme al departamento de Puebla los médicos sometieron a nuestro grupo de 20 pacientes internacionales a exámenes médicos para asegurarse que estuviéramos en condiciones de recibir un trasplante.

El inicio del tratamiento

En mi segundo día en Puebla me dieron la primera sesión de quimioterapia.

Nuestro subgrupo de cinco pacientes más cinco cuidadores fue conducido a la clínica desde nuestros apartamentos.

Observé cómo el moderno barrio de la ciudad con sus nuevos y relucientes rascacielos daba paso a calles más pequeñas y coloridas del barrio viejo, y me preguntaba qué diablos estaba haciendo allí.

Una vez en el pequeño y modesto edificio de la clínica, nos sentamos en cómodos sillones de cuero mientras la bolsa de quimioterapia con ciclofosfamida goteaba lentamente por las venas a través de una aguja que se insertaba en el dorso de nuestras manos.

Mi enfermera Yoselim (conocida como Joy) me explicó cada paso y trajo agua, y bolsas para vómitos.

Me sentí enferma durante cada uno de los cuatro días de quimioterapia, a pesar de los medicamentos contra las náuseas.

Cada mañana temprano, un médico o una enfermera venían al apartamento para administrar una inyección de un agente movilizador que alentaría las células madre de nuestra médula ósea antes de la cosecha de células madre.

Caroline Wyatt

Sorprendentemente, a pesar de las náuseas durante y después de esas primeras sesiones de quimioterapia, comencé a sentir que se despejaba mi "niebla mental". Podía leer y recordar palabras otra vezvez.

Ya no me desperté paralizada con migrañas o dolores de cabeza en la mañana, mientras que el dolor de los nervios en los dedos de las manos y los pies se alivió gradualmente.

Lo mejor de todo es que el peso de las bolas de cemento que sentía que estaban unidas a mis piernas y brazos disminuyó, aunque el tinnitus de mis oídos, que me molestaba noche y día, no desapareció.

A medida que pasaban los días en México, mis niveles de energía aumentaron.

Aunque eso podría haber sido gracias a los esteroides que estaba tomando, y al tiempo disponible para simplemente dormir cuando lo necesitaba en lugar de tener que madrugar para arrastrar al trabajo mi cuerpo y cerebro cada vez más incapacitados.

Me levantaba por la mañana sintiéndome bien descansada por primera vez en años, sin la sensación de pesadez y confusión en mi cerebro.

Las dudas y miedos que había albergado durante tantos meses antes del tratamiento comenzaron a desaparecer.

Incluso la parte que más temía no fue tan mala.

Me sedaron intensamente durante la inserción de un catéter venoso central, también conocida como línea venosa central, en el pecho.

Ayudaría a facilitar el paso de la sangre de mis venas en el día de la cosecha de células madre, y durante el regreso de las células madre unos días más tarde.

Caroline Wyatt

En el día de la cosecha de células madre, me desperté sintiéndome extremadamente nerviosa.

Nos dijeron que no podríamos ir al retrete durante las cuatro horas más o menos que duraría la aféresis, la cosecha de células madre.

La clínica recomienda utilizar pañales, ya que la incontinencia es un problema para muchos pacientes con EM.

El mismo día después de la cosecha llegó nuestra penúltima sesión de quimioterapia.

Nuestro grupo se sentó, charlando, leyendo o viendo películas, con algunos pacientes incluso hablando con amigos y familiares a través de Skype.

Había traído dos libros ese día sobre la muerte.

De alguna manera, leer acerca de la muerte mientras esperaba una nueva oportunidad para vivir con un nuevo sistema inmune se sentía extrañamente alentador.

Mi nuevo cumpleaños

En Puebla, la mañana del sábado 14 de enero de 2017 amaneció brillante y soleada.

A las 11:30, durante una hora, acostada en una habitación cómoda, recibí las células madre que provocarían el crecimiento de mi nuevo sistema inmune.

Uno que esperaba ya no atacaría erróneamente la envoltura de mielina alrededor de mis nervios, como lo había hecho durante tanto tiempo.

Caroline Wyatt

Cada segundo en que las células se filtraban por mis venas parecía un renacimiento, aunque no sabía cuál sería el resultado.

Lo que fluía por mis venas era esperanza, por primera vez en mucho tiempo.

Todos los días durante los siguientes 10 días, me monitorearon los niveles de granulocitos, tomaron muestras de sangre cada dos días, y tuve una cita con el hematólogo para ver cómo funcionaban las nuevas células sanguíneas.

El limpiador que vino al apartamento todos los días dejó el apartamento impecablemente limpio y desinfectado, para evitar cualquier problema durante el período en que el sistema inmunológico está peligrosamente bajo.

La última parte del tratamiento fue una dosis de Rituximab, un anticuerpo monoclonal que tiene como objetivo una proteína llamada CD20 que se encuentra en la superficie de los glóbulos blancos llamados linfocitos B o células B.

Está dirigido a agotar los linfocitos restantes después de la quimioterapia.

Rumbo a casa

Cuando salí de México el 28 de enero con la ayuda de mi hermano Anthony en una silla de ruedas me sentí muy diferente de la paciente que había llegado con tanta inquietud solo 28 días antes.

A esas alturas ya casi no tenía cabello por la quimioterapia, pero ese era un pequeño precio a pagar si eso significaba que ahora tenía la oportunidad de desarrollar un sistema inmunitario nuevo y funcional.

Después de una breve parada en el duty free, también compré un sombrero precioso para esconderme debajo.

Caroline Wyatt
Image captionCaroline con su hermano Antonio.

De vuelta en Reino Unido, estuve en cuarentena en mi casa durante varios meses mientras mi nuevo sistema inmunológico se reiniciaba. Para mí y para algunos otros pacientes, el período de recuperación ha resultado ser mucho más difícil que el trasplante en sí.

La quimioterapia es agresiva y deja muchas secuelas. No es de extrañar que se desaliente a los pacientes a buscar un tratamiento médico tan serio en el extranjero.

Durante las primeras semanas en casa, dormí mucho a medida que bajé la dosis máxima de esteroides, y cayeron mis niveles de energía. La segunda semana trajo algunas mejoras a mi equilibrio, mientras que la tercera semana me permitió caminar más lejos que antes, aunque todavía con el apoyo de mi fiel bastón.

Continué evitando personas, resfriados y gripe.

Después de los primeros meses, pude comenzar a hacer ejercicios de estiramiento en casa y noté que la borrosidad en mi ojo izquierdo estaba retrocediendo, aunque mi cerebro y mis extremidades aún se sentían frágiles.

Pero los meses siguientes demostraron ser mucho más desafiantes.

La quimioterapia tiene un gran impacto en las hormonas, especialmente en lo referente a la menopausia.

Durante varios meses, el sueño resultó difícil de alcanzar, ya que temblaba de frío o tenía sofocos.

Las migrañas comenzaron a regresar, junto con la dolorosa rigidez, espasmos y entumecimiento en mis extremidades.

A menudo se dice que la recuperación de un trasplante de células madre para los pacientes con EM es una montaña rusa.

Poco más de un año después, eso sigue siendo cierto para mí y para muchos otros.

Un año después

Ha pasado un año desde el tratamiento y a menudo me siento peor que antes del TCPH.

Todavía necesito descansar con frecuencia durante el día y cuando uso mi energía para el trabajo, no me queda para nada más.

Caroline Wyatt
Image captionCaroline no se arrepiente de haberse sometido al trasplante aunque reconoce que está siendo duro.

Pero hay días que me siento un poco mejor que antes del tratamiento, y mis esperanzas se disparan.

De los otros pacientes de TCPH con los que me mantengo en contacto a través de varios grupos de apoyo en Facebook, algunos han visto mejoras y están muy contentos.

Pueden participar plenamente en la vida familiar y trabajar sin cansarse. Muchos entrenan duro en el gimnasio o en casa, haciendo todo lo posible para recuperar la función de las extremidades y el equilibrio que perdieron durante muchos años.

Otros informan de pocos cambios.

Y algunos han dicho que ahora se sienten peor de lo que lo hacían antes y desearían nunca haber recibido el tratamiento.

Algunos han tenido recaídas desde su trasplante y se preguntan si deben repetirlo o volver a comenzar con los medicamentos para la EM. Todavía no está claro por qué hay las respuestas al tratamiento son tan variadas.

Todavía se desconoce gran parte del impacto a largo plazo del TCPH en las enfermedades autoinmunes, desde la EM hasta la esclerosis sistémica o la enfermedad de Crohn, y puede permanecer poco claro hasta que se entiendan mejor las causas de estas enfermedades.

Sin embargo, mi último escáner cerebral muestra que, hasta el momento, no tengo nuevas lesiones en el cerebro.

Es un signo, espero, de que estaré entre los afortunados para quienes el tratamiento detiene la progresión de la EM durante varios años.

Caroline Wyatt
Image captionCaroline se muestra esperanzada.

Le pregunté al profesor Muraro del London Imperial College cuánto podría durar ese beneficio para quienes responden al TCPH.

"A largo plazo, no sabemos", dice. "Sabemos que la durabilidad de los efectos sigue siendo buena a los cinco años, pero a más largo plazo no se sabe".

Después de su último estudio, concluyó que con este procedimiento, se ha demostrado que es posible 'congelar' la enfermedad de un paciente y evitar que empeore hasta por cinco años.

"Sin embargo, debemos tener en cuenta que el tratamiento conlleva un pequeño riesgo de muerte y esta es una enfermedad que no pone en peligro la vida de inmediato".

Mi objetivo es mantenerme lo suficientemente saludable en los próximos años para estar con mis maravillosos padres a medida que envejecen, y con mis hermanos, hermanas, sobrinas, sobrinos y amigos.

Me encantaría poder seguir trabajando y disfrutar de la vida, en lugar vivir lo que me queda en una bruma de aplastante fatiga.

Pero, pase lo que pase en el futuro, estoy agradecida de haber tenido estos dos años de esperanza.

BBC

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Loli Molina en el Mendrugo. Así se se mira ella misma: "Mi música en general es azul, tiene una carga emocional fuerte."



La presenta de esta manera el diario argentino La Nación:

"Entre capas de música y palabras, las canciones de Loli Molina van adquiriendo forma a la velocidad de la plastilina. "A la mañana amanecemos todos pegados entre remolinos de besos y calma que espera la primavera", canta en "Los días". A cada segundo, el tema adquiere una dirección distinta y el oyente, lejos de perderse, queda atrapado por la maraña poética de esta artista que se define como un "bicho raro", que empezó su camino discográfico a los 20, de la mano de Sony Music y hoy, tres discos y ocho años más tarde, se revela independiente de la mano de un álbum delicihttps://lolimolina.bandcamp.com/oso: Rubí, un camino poético integrado por nueve canciones propias y una versión de "Ludmila", de Spinetta."

Aquí una de sus letras

Un bosque lleno de pájaros blancos

cuando miro para atrás

veo dibujos que hice sin pensar
eran deseos como líneas
que fueron armando un bosque
lleno de pájaros blancos
y de luciérnagas de noche
constelaciones que hablaban
y mi corazón pensaba

cuando miro para atrás
veo dibujos que hice sin pensar
eran deseos como líneas
que fueron armando un bosque
lleno de pájaros blancos
y de luciernagas de noche
y de galaxias estallando
en mi corazón brillando



Producida, grabada y mezclada por Hernán Hecht en HH Studio, Ciudad de México
Mastering: Andres Mayo / Música y letra: Loli Molina / Video y edición: Hernán Hecht
Ropeadope Sur / México 2017

Esteban Illades y Sergio Mastretta conversarán en Profética sobre Fake News.

Juves 8 de marzo, 7 de la noche, Profética, Casa de la Cultura



Resultado de imagen para fake news esteban illades



La elección de Donald Trump al puesto más importante del mundo occidental cambió muchas de las preconcepciones que se tenían sobre el funcionamiento de las sociedades modernas. Meses antes hubo una advertencia con la votación conocida como Brexit en el Reino Unido, en la cual la mayoría de los votantes optó por que su país saliera de la Unión Europea.

El triunfo de Trump sorprendió por varios motivos (económicos, políticos, sociales), pero el más importante estuvo relacionado con la información. Como nunca antes, los estadounidenses tuvieron acceso casi irrestricto a medios de comunicación: desde la radio, cuyo público ha declinado en tiempos recientes (al igual que la prensa impresa), hasta los tradicionales como la televisión (a pesar de su bajo raiting) o actuales como internet.

Todos estos medios, al alcance de los dedos, inundaron la conversación pública con contenido nunca antes visto. Durante las campañas presidenciales en Estados Unidos el votante podía incluso revisar, en tiempo real, la veracidad de los dichos de los candidatos. Podía conocer cualquier cosa sobre ellos, sin filtro alguno.

Es ahí donde se torció el asunto. El torrente de información no era limpio, mucho de lo que ahí circulaba no había sido verificado. Así como se podían leer textos investigados y documentados sobre los millones de dólares que defraudó la fundación de Donald Trump,7 también se podían escuchar a personas que discutían y ponían en “evidencia” la enfermedad terminal de Hillary Clinton que la mataría antes de las elecciones.

¡17 músicos! Espectacular, no hay otra palabra. La tradición del Jazz en el Mendrugo adquiere una dimensión extrema con este ejercicio musical que recuerda sin más a las grandes bandas de loa años cuarenta en el mundo.

Dirigidos por el maestro Jorge romero Tejeda, la agrupación envuelve con sus metales todas las fibras del cuerpo.

Mendrugo Jazz Big Banda, este jueves 1 de marzo. Qué maravilla.