Acción civil

Mundo Nuestro. Teresa Zerón-Medina Laris, investigadora y fotógrafa, participó con esta colaboración en la edición de agosto de la revista Nexos en el tema Un día en la ciudad de México.

“¿Tiene algún familiar aquí?”, le pregunta el abogado al frente del Módulo de Atención Oportuna a un hombre que aparenta estar desorientado. En la sala de espera predominan las caras largas, los cuchicheos y los cabeceos. La gente cruza la puerta principal y pregunta. Unos están desesperados, precisan de un par de oídos. Otros se quejan gritando “¡maldito gobierno!”. Todos necesitan compañía, sentirse arropados, protegidos. La mayoría están dolidos, desconfiados, han perdido a un ser querido. Una mujer entra pues su hijo borracho la golpeó y sacó de su casa. No tiene a dónde ir y busca levantar una demanda. El abogado le explica puntualmente. Al entender que su hijo puede ir a la cárcel, se arrepiente y parte.

SIGUE EN REVISTA NEXOS



27-ministerio

El fracking en Puebla y el riesgo de depredación ambiental como no la ha experimentado el territorio poblano nunca. Ni siquiera la devastación de sus bosques. O la propia muerte del río Atoyac.

El fracking como proyecto industrial que prueba la ausencia de un proceso democrático de discusión pública sobre el desarrollo estratégico de Puebla. Y de la indefensión de sus montañas frente a la inercia criminal del capitalismo en México.

Esas dos reflexiones brotan de leer la entrevista que Kara Castillo en e-consulta le ha hecho a un veterano ingeniero de Pemex, el ingeniero Jaime Patiño Ruíz, ex presidente de la Asociación Mexicana de Geólogos Petroleros.



El fracking es mortal para el medio ambiente. Va a devastar la sierra baja en Puebla y Veracruz. Son muchas las voces que han denunciado este riesgo en Puebla, particularmente el grupo Tiyat Tlali. La denuncia del trabajador petrolero Patiño Ruiz debe formar parte de una profunda discusión pública sobre el desarrollo estratégico de Puebla.

Para desgracia nuestra los políticos ya están en campaña y nada de esto les importa.



Los números son demoledores:

+ En Puebla se proyecta la perforación de 10 mil 92 pozos en siete municipios con la técnica del fracking, según se contempla en los siete bloques de la tercera fase de licitación de la Ronda 4 de la Comisión Nacional de Hidrocarburos.

+ Se tienen contemplados 1,984 kilómetros cuadrados de los estados de Puebla, Hidalgo y Veracruz y la consecuente explotación de 20 mil pozos en total para los tres estados, la mitad, en Puebla.

+ El territorio poblano está contemplado en los siete bloques TE-2003, TE-2005, TN-TM-75, TN-TM-76, TN-TM-81, TN-TM-82, TN-TM-83, señalados por la Comisión Nacional de Hidrocarburos para fracking de yacimientos no convencionales en los municipios de Tlacuilotepec, Xicotepec, Hueytamalco, Huehuetla, Acateno Ayotoxco y Tenampulco.

+ El área difundida de 1,984 km2 no está dimensionada correctamente, pues solo representa a los pozos, y no toma en cuenta los kilómetros requeridos para hacer caminos así que en realidad, el territorio afectado podría ser el doble.

+ Para perforar un sólo pozo y fracturar sus rocas, se necesitan 14 millones de litros de agua pura. En 20 mil pozos se necesitarán al menos 5 billones de litros de agua pura para este cometido.

+ Se usarán 14 millones de litros de agua pura para obtener 80 mil barriles de petróleo.

Agua por petróleo. Esa es la apuesta del Estado mexicano. Arena, químicos y agua pura para sacar petróleo a la manera que ha sido desarrollada en Estados Unidos, donde para fracturar 35 mil pozos utilizan entre 70 mil y 140 mil millones de galones de agua equivalentes al consumo anual de entre 40 y 80 ciudades de 50 mil habitantes. Absurdo. Pero eso es lo que se nos viene encima.

“Es criminal”, ha dicho el experto petrolero. “La técnica del fracking --- que consiste en fracturar lutitas (rocas generadoras de hidrocarburos) para hacer que fluya el petróleo contenido es un modelo extractivo caro, contaminante y poco productivo.”

Se viene encima el 2018. Los políticos de todos los partidos se entretienen en la lucha por las candidaturas. Los gobernantes de turno hacen como que inauguran foros y pavimentos. No hablan de esto. Los ciudadanos vemos su ceguera. La mayoría voltea a otro lado. Los grupos civiles organizados, los ambientalistas, los académicos de las universidades, los periodistas serios, estamos obligados a exigir una discusión a fondo de esta denuncia.

Resultado de imagen para fracking en méxico

Mundo Nuestro. Este video ilustra las experiencias realizadas en el Taller de sensibilización ralizado por la ortanización civil PORTAVOZ. Fue realizado por el Seminario de Servicio Social de la Ibero Puebla.



Mundo Nuestro. El lunes 4 de septiembre se presenta en la Ibero Puebla el libro El reto de la política social en México/Combate a la pobreza y equidad de género, de Elena Ayala Galí, con la participación de Francisco Vélez Pliego (ICSyH-BUAP), Marianne H, Marchand (Departamento de Relaciones Internacionales y Ciencia Política-UDLAP) y Miguel Calderón Celius (Ciencias Políticas y Administración Pública-Ibero Puebla). El evento será moderado por Juan Luis hernández Avendaño (Departamento de Ciencias Sociales-Ibero Puebla).



Lunes 4 de Septiembre, 17 Horas, Lobby de la Biblioteca.

Mundo Nuestro. Las siguientes ligas llevan a la presentación general de cada uno de los proyectos de investigación científica y social que lleva a cabo actualmente la Ibero Puebla. Son parte medular de su proyecto académico diseñado desde la vinculación de la universidad con la realidad de México y el mundo.

PROYECTOS DE INVESTIGACIÓN

La prensa en Paraguay dio noticias, en julio 2011, de la ocupación por parte de carperos o campesinos sin tierras de campos del empresario brasilero-paraguayo Tranquilino Favero. Insistían, a través de portavoces que mostraban una confusa documentación, que ellos ocupaban tierras públicas usurpadas por sus agroindustrias sojeras; es decir, tierras legalmente restituidas al Estado desde antaño por lo cual reclamaban un reparto agrario de unas 12 mil has. en Ñacunday.Unos pocos meses después se puso en duda la legalidad de más de 257,904 has. bajo el régimen de propiedad privada en los distritos de Iruña, Santa Rosa del Monday y otros en la región2.



El conflicto agrario en Ñacunday se sumaba así a las cada más frecuentes ocupaciones de tierras desde el golpe militar que había derrocado al dictador Alfredo Stroessner en 1989 y que se sucedían, además, mayormente en los departamentos varios de esa región alto paranaense.3 Pero más específicamente Ñacunday acontecía por las crecientes expectativas de un campesinado empobrecido reclamando una siempre postergada reforma agraria y alentada por el triunfo electoral de Fernando Lugo en 2008, ex obispo de la diócesis de San Pedro y oriundo de Encarnación. Desde el inicio de su mandato presidencial las organizaciones y movilizaciones campesinas insistieron sin tregua sobre la ilegalidad de varios latifundios en la región alto paranaense, la de mayor plusvalía sojera del país, mientras que el gobierno de dé- biles alianzas de Lugo no lograba modificar, menos aún corregir legalmente, por más promesas ofrecidas en su campaña electoral, la tan antigua como desigual tenencia de la tierra en la región4. A poco tiempo de su investidura presidencial los conflictos agrarios se agudizaron hasta que una ocupación de tierras en Curuguaty, después de un intento de desalojo del campo bajo dominio de un antiguo personero de la dictadura stronista5, impulsó una moción parlamentaria en favor de los intereses de la oligarquía terrateniente y le destituyó el 22 de junio de 2012 de la presidencia y con él toda esperanza, así sea tímida o parcial, de una reforma agraria en el Paraguay6.

SIGUE EN "CUADERNOS DE ELEMENTOS No. 1"

Imagen relacionada