Mundo Nuestro. La organización civil FUNDAR denuncia la decisión de un Juez de Distrito que niega amparo en el juicio contra el Proyecto Hidroeléctrico Puebla 1 y avala simulación de consulta indígena que violó los estándares internacionales. La sentencia omite analizar el Peritaje Oficial de Biología e Impacto Ambiental que reconoce que se causarían afectaciones al medio ambiente. El juez no analiza la falta de interés público en la autorización del proyecto.

Image result for Proyecto Hidroeléctrico Puebla 1

Ciudad de México, 15 de octubre de 2019. El pasado 10 de octubre, el Juzgado Primero de Distrito en Materia de Amparo Civil, Administrativa, de Trabajo y de Juicios Federales en el estado de Puebla dictó sentencia, negando el amparo interpuesto en 2016 por 1096 integrantes de tres comunidades totonacas de la Sierra Norte de Puebla –acompañados por el Consejo Tiyat Tlali y por Fundar-, en contra del Proyecto Hidroeléctrico Puebla 1 (PHP1) que pretende implementarse en los Municipios de San Felipe Tepatlán, Ahuacatlán y Tlapacoya, en la Sierra Norte de Puebla.



El juez Miguel Arroyo Herrera, negó el amparo por considerar que la consulta indígena que la Secretaría de Energía (SENER) realizó en 2015, cumplió con los estándares en la materia, determinando que fue previa, a pesar de que los permisos para el proyecto comenzaron a ser entregados en 2009, seis años antes de dicha consulta. Asimismo, el juez estimó que basta que la consulta sea efectuada antes de que el proyecto se ejecute, para tener por cumplido el estándar, contraviniendo el marco internacional, que indica que el proceso de consulta debe tener lugar antes de diseñar y planificar el proyecto, es decir, antes de que se emitan las autorizaciones.

Resultan preocupantes algunas de las afirmaciones del juez en su sentencia, entre ellas que “la Corte Interamericana de Derechos Humanos ha establecido que las comunidades indígenas deben ser consultadas en aquellos casos en que la actividad del Estado pueda causar impactos significativos sobre su entorno”, ya que es contrario a lo dispuesto por la Corte, quien ha señalado que cuando se trate de proyectos de inversión a gran escala que tendrían un mayor impacto dentro del territorio indígena, el Estado tiene la obligación no sólo de consultarles, sino también de obtener su consentimiento previo, libre e informado. Por lo que la interpretación que hace el juez sobre los impactos significativos restringe el derecho a la consulta.

Image result for Proyecto Hidroeléctrico Puebla 1



Además, el Juzgado niega el amparo desestimando las afectaciones a las comunidades demandantes, ello a pesar de que el Peritaje Oficial de Biología e Impacto Ambiental elaborado por PGR, establece que el PHP1 tendrá impactos en el medio ambiente, como la disminución en la calidad del agua, generación de gases de efecto invernadero, aparición de fauna nociva, contaminación de acuíferos y remoción de vegetación forestal. En la sentencia, el juez omite el análisis de este peritaje, pero sí retoma los peritajes ofrecidos por la empresa beneficiaria del proyecto y por las autoridades demandadas que aseguran que no habrá impactos negativos en la población.

Cabe resaltar que uno de los puntos centrales de la demanda de las comunidades es la inexistencia de un interés público en la autorización del proyecto; sin embargo, el juez afirma con contundencia que el proyecto les beneficia, sin dar razonamiento alguno. Esto, a pesar de que el permiso otorgado por la Comisión Reguladora de Energía establece expresamente que la energía a generarse deberá destinarse exclusivamente a la satisfacción de las necesidades de autoabastecimiento de los socios de la empresa beneficiaria Deselec 1-Comexhidro, entre ellos Nueva Wal-Mart de México, Waldo’s Dólar Mart de México, Operadora Vips y Suburbia.

Finalmente, es importante señalar que, aunque las comunidades también reclamaron a las autoridades no haber efectuado un estudio de impacto social previo al otorgamiento de los permisos, el juez no reconoció la existencia de esta obligación internacional, a pesar de que se encuentra establecida para México desde 1991 en el Convenio 169 de la OIT, y en jurisprudencia de la Corte Interamericana de los años 2007 y 2008.



La sentencia dictada constituye una muestra más de una política de Estado que ha buscado despojar de sus derechos y de sus territorios a los pueblos originarios para el beneficio de las grandes empresas. Por ello y en acompañamiento a las comunidades demandantes, seguiremos pugnando porque el Poder Judicial Federal cumpla con su obligación de garantizar y proteger los derechos humanos y colectivos.

La sentencia emitida está sujeta a impugnación por cualquiera de las partes involucradas en el juicio, por lo que aún puede pasar algún tiempo para contar con la definitiva.

Image result for Proyecto Hidroeléctrico Puebla 1

Revista Nexos. La revista presenta una cronología de los eventos ocurridos el 17 de octubre de 2019, día que comenzó con la premonición presidencial de que se trataría de una jornada importante. Por claridad y a la vez por falta de información exacta, se utilizarán horas aproximadas y tiempo del centro de México.

Culiacán: cronología de la derrota

https://nexos.com.mx/?p=45323



Domingo, 20 Octubre 2019 00:00

Dos preguntas acerca del caso Culiacán

Vida y milagros

De lo mejor que he leído en estos días acerca del controvertido operativo de Culiacán del día 17 de octubre, es la crónica y el recuento de hechos y declaraciones que se documentó en el portal de la revista Nexos, cronología que arranca con la premonición presidencial de que ese día "se trataría de una jornada importante". Sí que lo fue. La crónica es un recuento exacto y por horas de ese día y el día siguiente, 18 de octubre, crónica que no va acompañada de opiniones a favor o en contra de nadie, solo la voz de los principales actores, permitiendo que sea el lector el que haga su propio análisis y llegue a sus muy personales conclusiones. Me gustó porque no viene cargado de ideología, ni de filias o fobias. Simplemente va documentando en orden cronológico los comunicados oficiales, los videos de algunos espectadores civiles de Culiacán, las declaraciones del imprudente y parlanchín abogado de la familia Guzmán, al más le valdría callarse un buen rato, los informes de noticieros con las declaraciones de los funcionarios involucrados, y lo más importante, las declaraciones del presidente López Obrador en entrevista antes de salir rumbo a Oaxaca, cuando ya estaba en curso la operación de detención de Ovidio Guzmán, sus declaraciones al llegar al aeropuerto de Oaxaca, sus declaraciones en la mañanera del día siguiente, los comunicados de la Secretaría de Relaciones exteriores y las declaraciones en dos distintas conferencias de prensa del secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo y el secretario de Defensa Nacional, General Luis Crescencio Sandoval. Se los recomiendo mucho. El enlace es https//www.nexos.com.mx Culiacán: Cronología de la derrota.



Desde el día 17 de octubre he tenido dos preguntas para las que no encuentro respuestas lógicas. La primera es ¿por qué el presidente López Obrador, como Comandante Supremo de las Fuerzas Amadas decidió seguir su viaje a Oaxaca en lugar de regresar a Palacio Nacional a dar seguimiento a hechos en los que estaba altamente comprometida la seguridad, no solo de la ciudadanía, sino de los soldados que él comanda, así como el prestigio de su plan de seguridad? No es su estilo evadir este tipo de conflictos de alto impacto, al revés. ¿No le informaron realmente de la gravedad del asunto? Durazo ha argumentado que, en la reunión del gabinete de seguridad, a las seis de la mañana del día 17, no se le informó al presidente del operativo. Leyendo la crónica de Nexos aparece la confesión de esa supuesta omisión, no sé si real o inventada al calor del desastre. Por otro lado, y más adelante, el presidente diría que sí se contaba con una orden de aprehensión, y Durazo diría después que, desde septiembre, aunque de inicio, en la primera conferencia de prensa, dijo que el encuentro de Ovidio había sido por casualidad, durante un patrullaje. ¿Le querían dar el regalo de la sorpresa de una importante aprehensión solicitada por los gringos? Hay sorpresas que son espantosas. Si no le avisaron de la sorpresa al presidente, al otro día debió sorprender a los responsables con su despido inmediato.

La pregunta que se hacen muchos acerca de la liberación de Ovidio es qué hubiera hecho uno mismo dadas las circunstancias. ¿Retener a Ovidio Guzmán a costa de una matazón de soldados y civiles? La verdad es que en la misma circunstancia casi todos dicen que lo hubieran dejado ir, aunque lo increíble es que estuvieran en esa terrible disyuntiva. ¿Por qué hicieron un operativo que ellos mismos describen como precipitado y falto de inteligencia, logística y prevención de escenarios que los colocó en una posición de perder/perder?

Lo que uno lee en la crónica de Nexos en boca de los actores principales, no de interpretaciones periodísticas, es que realmente no planearon bien el operativo, no se coordinaron las fuerzas de Inteligencia, Marina, Defensa Nacional y el secretario Durazo, jefe del gabinete de seguridad. Lo dijo claramente el general Sandoval el día 18 de octubre en Culiacán, en la conferencia de prensa de las nueve de la mañana, acompañado por Alfonso Durazo, el secretario de Marina, el Comandante de la Guardia Nacional y el director del Centro Nacional de Inteligencia, y lo cito:



"El grupo responsable de esta acción policiaca, en su afán de obtener resultados positivos actuó de manera precipitada, con deficiente planeación, así como falta de previsión sobre las consecuencias de la intervención, OMITIENDO ADEMÁS OBTENER EL CONSENSO DE LOS SUPERIORES, ES DECIR, EL GABINETE DE SEGURIDAD."



La orden de aprehensión si existía, ha dicho el presidente López Obrador en la mañanera del día 18, contradiciendo la versión de Durazo del día 17, en que señaló que el encuentro fue por casualidad. Si existía la orden desde antes, entonces ¿quién tomó la decisión de actuar sin informar al gabinete de seguridad? ¿O el gabinete sabía y no se lo dijeron al presidente?

El que coordina ese gabinete es Alfonso Durazo. El Centro de Inteligencia Nacional ya depende de él. Si no le avisaron de lo que pasa en la cocina en un guiso de ese tamaño, debiera irse. Si le avisaron y no supo ejecutar y coordinar algo de esa importancia, debiera irse.

Mi segunda pregunta es: ¿por qué no se ha ido?

Domingo, 20 Octubre 2019 00:00

México en vilo: el papel del periodismo

Mundo Nuestro. ¿Con qué preguntas iniciar un mínimo análisis sobre lo ocurrido en Culiacán el jueves pasado? Hay dos fundamentales.

La primera aborda el conflicto en lo inmediato: ¿hizo bien el gobierno de Andrés Manuel López Obrador al liberar a Ovidio Guzmán López cuando, como todo parece fundarlo, el cártel amenazó con matar a civiles si no se cumplía su exigencia? La respuesta de mi parte, desde el propio jueves por la tarde en que se sucedieron los acontecimientos, es de contundente respaldo a la decisión tomada por López Obrador.

La segunda apunta al fondo: ¿cómo fue posible que se intentara una detención de un delincuente como éste, sin que que se respaldara por una muy compleja logística que asegurara el cumplimiento del objetivo? Esta respuesta obliga a contemplar con herramientas de información y crítica el largo plazo de la existencia de las mafias de narcotraficantes en Sinaloa y lo que en este 2019 significan para la estructura del crimen organizado en el mundo.

Entre ambos cuestionamientos se ha producido una marea de posiciones encontradas, muchas de ellas en crítica absoluta a la decisión tomada por el llamado Gabinete de Seguridad y respaldada el mismo jueves por la noche por el presidente de México. Y más allá, el hecho concreto de la consternación general por lo ocurrido en la capital de Sinaloa.



La primera, sin más, obliga a un sí o un no fundamentado, y no puede dejarla sin respuesta cualquiera que sobre este tema externe una opinión, pues esta tragedia mexicana, para decirlo fríamente, lo que ha dejado en los últimos quince años son más de un cuarto de millón de muertos. Para los que alistan los tambores de guerra y afirman que la salida militar es la correcta, hago un recuento de los frentes de guerra generalizada que están a punto en nuestro país:

Sinaloa-chihuahua-Durango.

Jalisco, el vecindario montañoso de Guadalajara y la frontera con Michoacán.

Michoacán, la tierra caliente y sierra.

Guanajuato, la región automotriz.



Guerrero: todo el estado, incluyendo Acapulco.

Tamaulipas, su frontera entera.

Veracruz, norte y sureste.



Puebla, el corredor huachicol.

La segunda obliga a un conocimiento de fondo de una realidad histórica que al país le estalla en las manos, exige mirar para atrás para entender una jornada en la que, por un operativo equivocado del ejército, pudimos constatar la capacidad bélica que la mafia encabezada por el Mayo Zambada y los hijos del Chapo Guzmán ha logrado construir en Sinaloa. Fui para un reportaje a Surutato en 1984, una aldea kilómetros arriba de Badiraguato, en las inmediaciones de la sierra del narco. Era todavía plena Operación Cóndor. Los helicópteros rociaban los montes con herbicidas. Decían los muchachos del pueblo: "El ejército controla todo, sólo quema los campos de amapola de los que se salen del huacal". Y luego me contaban sus padres cómo treinta o cuarenta años antes ellos lazaban a las mujeres indígenas en las cañadas, como vacas. Esos rancheros criollos del tipo que hoy aparece fotografiado como Ovidio Guzmán. Esa trayectoria larga es la que tenemos que entender para analizar el narco-estado que sí existe en Sinaloa.

Pero las dos preguntas, para mí, de profesión periodista, llevan de manera radical a una tercera: ¿cual es el papel del periodismo en un proceso tan complejo como el que vive nuestro país en esta coyuntura? Las opiniones sobran. Los hechos investigados, bien narrados, comprendidos en su dimensión histórica y en su complejidad coyuntural, dispuestos para ayudar a construir un mejor país. Esos faltan.

Hoy estamos muy lejos de ese periodismo. Y sí muy adentro, en el abismo.

Mundo Nuestro. En días recientes el Congreso del Estado de Puebla aprobó una iniciativa del gobernador Miguel Barbosa en contra de la despenalización del aborto y el reconocimiento del derecho al matrimonio de una pareja del mismo sexo en Puebla. A todas luces una decisión marcada por la coyuntura política y que confirma el oscurantismo de los grupos de poder en nuestro estado. La Marcha de las putas, llevada a cabo el pasado domingo 13 de octubre en la ciudad de Puebla, da una idea del pensamiento de muchas mujeres jóvenes, de su determinación y coraje frente a estructuras añejas que les niegan el derecho a decidir sobre sus propios cuerpos.

Esta historia contada por Samantha Páez, ilustrada con las fotografías de Mayra Guarneros, da cuenta de estos mundos enfrentados. La imagen de la verja de catedral es inigualable.



Ser puta es un elogio. Con esta frase termina la jornada de esta Marcha de las putas que he seguido desde el Paseo Bravo hasta el Zócalo. Son palabras de Huichita, la muchacha a la que he visto realizar con pasión este performance.

Es el centro de la ciudad de Puebla, en concreto frente a la iglesia de San Marcos. Parece una fiesta. Feministas vestidas de morado, rosa, verde, negro, bailan, gritan, cantan, alzan el puño. En la vanguardia del grupo, las mujeres tocan tambores o botes con frenesí; mientras, otras más mueven sus caderas, traseros, su cuerpo semidesnudo y lleno de brillantina. De frente al contingente personas vestidas de azul rezan padres nuestros y aves marías, pero sus rezos son apenas un murmullo.

Una las mujeres que baila, que perrea en el mejor estilo reguetonero, frente al grupo de católicos es Huichita. Su pelo es largo, peinado en una trenza. Viste un calzón negro, un pareo de color amarillo y unas sandalias negras. Ella porta consignas en la piel: “No a la trata”, “Vivas nos queremos”, “Derechos todos los días”. Ha ido a todas y cada una de las nueve Marcha de las Putas en Puebla.

Huichita me dice que el performance de este año se inspiró en los pueblos indígenas en pie de lucha. Las máscaras –de esas que abundan en los días de carnaval-- se las pusieron porque ninguna de ellas pertenece a alguna etnia.





Momentos antes que la marcha salga del Paseo Bravo rumbo al zócalo, Huichita y sus compañeras bailan alrededor de un palo de madera lleno de listones, que trenzaN con cada vuelta. También se colocan seis de un lado y seis del otro lado de la calle, toman los listones de punta a punta y, mientras la batucada feminista toca, las participantes de la marcha pasan por debajo siguiendo el ritmo. Es una imagen muy parecida a la de los huehues de cualquier barrio, sólo que esta vez ningún hombre estádisfrazado de mujer.

La marcha comienza con el grito de Aleeeerta. Las mujeres han cambiado los listones por bengalas moradas y verdes. Danzan en círculos. El resto del contingente responde con euforia: “Alerta, alerta que camina, la lucha feminista por América Latina”. El contingente baja por la avenida Reforma.

*****

En la iglesia de San Marcos un grupo de católicos resguarda el portón, las feministas les perrean un momento y siguen su camino. Cantan: “Ahora que estamos juntas, ahora que sí nos ven, abajo el patriarcado, que va a caer”. La gente las mira, a veces con intriga, a veces con asombro, y otras tantas con vergüenza. Dos señoras miran a las mujeres semidesnudas y a las que llevan carteles a favor del aborto, luego niegan con la cabeza y se van. Las consignas rebotan contra su desconcierto. El sol de la una de la tarde aviva el grito unánime de las jóvenes marchistas: “¡Que te dije que nooo! ¡Pendejo noooo! Mi cuerpo es mío y yo decido”. Tan parecido a la consigna con que inició la Marcha de las putas en Canadá hace ya nueve años: “No es no”. Las feministas ondean sus banderas rosas, verdes, moradas. Alzan sus pancartas que aseguran que el aborto será ley, que exigen la separación del Estado y la Iglesia. Las rodean mujeres y hombres con chalecos verdes, quienes toman un cordón azul con las manos para marcar una distancia, para protegerlas de alguna agresión.

A la altura de la calle 5 Sur, las doce mujeres llenas de brillantina vuelven a sacar sus listones y bailan. La gente sale de las tiendas para averiguar de qué trata el escándalo: tras las danzantes van 150 mujeres que paran el tráfico, que atraen las miradas de las y los transeúntes y que dejan a los policías parados a la mitad de la calle sin saber qué hacer. De repente un hombre joven de camisa de mezclilla les grita que se pongan a trabajar, aun cuando es domingo. La mirada severa de una mujer de blusa verde, lo calla y hace que volteé a otro lado.

En la esquina de la 3 sur y Reforma, la marcha da vuelta, se encamina hacia el Congreso del estado, donde hace unos días una mayoría de legisladoras y legisladores votó a favor de un paquete de iniciativas propuestas por el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta, que dejan de lado la posibilidad de despenalizar el aborto y que parejas del mismo sexo puedan casarse. Mientras caminan, las manifestantes cantan: “Tuve que quemar a la policía, tuve que quemar a la comandancia, tuve que quemar y protestar”.

*****

Huichita dice que cada marcha a la que va la empodera. Siente la fuerza de ver a las jóvenes, a las viejas, luchando con un mismo fin. “Mostrar mi cuerpo también es poder –me dice--, porque el cuerpo de las mujeres ha sido cosificado, ha sido tomado por el patriarcado para vender. Así retomamos nuestro cuerpo para liberarnos. Retomamos lo que el patriarcado nos había quitado y lo retomamos para liberarnos.”

El poder del cuerpo como un instrumento de protesta también se siente en colectivo. Huchita recuerda que hace años, la primera vez que organizaron la Marcha de las putas, fueron vestidas de lencería. Ahora nota que cada año son más las mujeres que se desnudan, que muestran su cuerpo, que aportan con él a la lucha.

*****

Cuando la marcha llega a San Agustín, en la 5 Sur esquina con 3 Poniente, se escuchan decenas de voces cantar: “No queremos machos, que nos asesinen. No queremos machos, que nos asesinen”. Mientras la batucada feminista marca el ritmo de la canción de We Will Rock You, de Queen. En la acera contraria al templo, un señor de unos 65 o 70 años, sigue a una de las integrantes, parece que le quiere dar una explicación. Ella lo ignora, no necesita explicar el morbo con que ve a sus compañeras del performance.

Conforme el contingente se acerca al Congreso del estado, se siente la tensión. Los medios de comunicación se colocan frente a la puerta. Huchita y las otras mujeres semidesnudas se colocan frente a ellos y posan: doblan sus rodillas colocando sus manos en los muslos, como un equipo de futbol americano; luego alzan sus brazos en señal de triunfo y gritan consignas: “Las putas, las putas somos conscientes. Biestro, Biestro, Biestro delincuente” y “Barbosa asesino”. Se muestran molestas porque ni el Legislativo, ni el Ejecutivo, escuchó sus argumentos a favor de la despenalización del aborto y el matrimonio igualitario

Un grupo de mujeres con máscaras de Sor Juana Inés de la Cruz se acerca a las paredes del Congreso. Otras las cubren con las banderas de colores, para que puedan hacer pintas y colocar imágenes con engrudo. Hay una disputa: los fotógrafos y camarógrafos quieren la imagen de las pintas; alzan sus equipos lo más alto que pueden para sortear la barrera; entonces, llegan más mujeres con carteles y banderas, protegen a sus compañeras que no quieren ser fotografiadas o grabadas. Las personas con los chalecos verdes escoltan a las chicas disfrazadas de Sor Juana, para que regresen al contingente.

Cuando se van las sorjuanas, queda un fuerte olor a pintura. En las paredes blancas del Congreso de Puebla quedan las frases “Aborto ya”, “Gay power”, “Asesinos”, “Vivas nos queremos”, “Derechos para todos”. Hay también figuras de mujeres pegadas con engrudo, donde se escribieron los nombres de las víctimas de feminicidio de este año.

Las feministas caminan hacia la Catedral. Huichita y sus compañeras se colocan en ambos lados de la calle, vuelven a alzar sus listones para que el contingente pase debajo de ellos al ritmo de los tambores. Una persona, de edad avanzada, se las topa y mientras se aleja, grita: “Son los mata niños”. Curioso: ni son ellos, ni los fetos son niños.

En la esquina de la avenida 16 de septiembre, frente a una de las puertas laterales de la Catedral, la marcha se encuentra con una hilera de hombres rosario en mano. Ellos están tomados de los brazos, parece que quieren impedir que las feministas se acerquen. La batucada se queda allí unos minutos, cantando: “Somos malas, podemos ser peores. Somos malas, podemos ser peores. Y a quien no le guste, se jode, se jode”.

De manera repentina las chicas del performance corren a la puerta principal de la Catedral, se suben a las rejas y comienzan a bailar de forma erótica. Es demasiado tarde para los católicos, la puerta principal ha sido tomada por las feministas, que cantan una y otra vez: “Somos malas, podemos ser peores. Y a quien no le guste, se jode, se jode. Y la maldad, la maldad, la maldad feminista. Aquí nadie se rinde, aquí nadie se rinde. Aquí sí se hace lucha, aquí sí se hace lucha”.

Huchita está arriba de las rejas, se descubre el trasero y lo mueve de un lado a otro. Se da nalgadas, acerca su cuerpo a las rejas y luego lo baja levantando las nalgas. Sus compañeras también bailan a su manera, se contonean tomadas de las rejas. En el patio de la Catedral, las mujeres vestidas de azul se hincan cuando las ven moverse.

Los hombres con sus rosarios se acercan a donde están ellas, las organizadoras y las personas de los chalecos verdes hacen señas para que el contingente continúe hasta el zócalo. Una parte lo hace, pero otra parte se queda a defender a las feministas que son jaladas por las mujeres y los hombres vestidos de azul celeste: les gritan que son unas putas, que son unas pecadoras.

No pasa de ahí. Ambos grupos se separan. Las feministas caminan hacia el zócalo y ahí retoman su grito de lucha: “Aleeeeerta, alerta, alerta que camina, la marcha de las putas por América Latina”.

Mujeres vestidas de verde, morado, rosa y negro ocupan toda la calle. A los lados, decenas de personas las observan, las graban con sus teléfonos, no entienden muy bien qué es lo que pasa. Las mujeres llegan a la plancha del zócalo, allí han dispuesto un templete. Todas las participantes de la Marcha de las putas hacen un círculo, las chicas del performance vuelven a poner el palo con listones y danzan alrededor de él, trenzando sus listones. La batucada golpea con fuerza los tambores y los botes que llevan. Cantan: “Ahora que estamos juntas, ahora que estamos juntas, ahora que sí nos ven. Abajo el patriarcado, que va a caer, que va a caer. Arriba el feminismo, que va a vencer, que va a vencer”. Las demás mujeres corean, bailan yendo hacia abajo y luego hacia arriba. La energía y el poder se sienten.

Las organizadoras de la Marcha de las putas se suben al templete y exclaman: “Ante la violencia machista”, “Autodefensa feminista”, les responde el contingente. Entonces suben Huichita y sus compañeras del performance. Hacen un acto: primero se ponen en guardia, como si fueran a pelear contra alguien; en seguida danzan en círculos, parece un aquelarre; luego alzan sus puños tomando fuerza; dan un aplauso, y se vuelven a poner en guardia.

Las organizadoras toman el micrófono, reclaman al gobierno estatal las mentiras y la hipocresía por el paquete de iniciativas que aprobaron, todas van en contra de los derechos de las mujeres y de las personas de la comunidad LGTBI+. Piden a las personas vestidas de azul, que las agredieron y empujaron, que reflexionen sobre la violencia en la familia tradicional que tanto defienden y sobre el derecho de las mujeres a decidir sobre sus cuerpos. “Si quieren salvar a niños, como afirman, que volteen a ver a los que viven en las calles.”

*****

Mientras las organizadoras hablan, las mujeres del performance se cubren el cuerpo y se van a un bar. Sentadas alrededor de una mesa de madera se ríen de las caras de los católicos cuando las vieron bailar. Hablan de los momentos en los que se sintieron más poderosas. Huchita señala que para ella fue cuando vio a las personas que rezaban, porque eso le daba más gasolina.

“Fue cuando hicimos el de pompa, pompa, pompa, pompa. Luego cuando nos trepamos a la reja, así es el poder ¿no? Que nos vean, que es ridículo que nos nieguen derechos.”

De hecho, cuando las llamaron putas para ella no fue una ofensa, le pareció un elogio, porque significa que son mujeres que piensan, que deciden sobre cuerpo, porque se defienden y defienden a sus hijas e hijos de la violencia, porque son las que van a denunciar.

“Entonces yo creo que es un elogio –cierra Huichita--, hoy es un elogio ser puta.”

Mundo Nuestro. En el Corredor de Ofrendas para esta temporada de Día de Muertos la Casa del Mendrugo invita a su exposición temporal:

"Fiesta de los Muertos en el Mendrugo"

Tzompantli de Chuchita y Las Catrinas del Mendrugo

Inauguración con vino de honor, miércoles 23 de octubre, 5 de la tarde.



Mundo Nuestro. En las últimas semanas el periódico en línea e-consulta.com ha sufrido una serie de agresiones de diverso tipo que atentan contra la libertad de expresión en Puebla. En este documento promovido por Article 19, el Consejo Consultivo del Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, la Asociación Mexicana de Derecho a la Información (Amedi) y el Observatorio de Transparencia de la Universidad Iberoamericana de Puebla y la Red de Periodistas de Puebla, y respaldado por un importante número de periodistas y activistas de la sociedad civil de México y Puebla, se describen y se señalan hechos concretos que ameritan un respaldo absoluto de la ciudadanía.

Mundo Nuestro se suma a esta exigencia directa al gobierno de Luis Miguel Barbosa

Luis Miguel Barbosa Huerta



Gobernador del estado de Puebla

Omar Siddhartha Martínez Báez

Presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos



Luis Raúl González Pérez

Presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos



Quienes firmamos este pronunciamiento brindamos nuestro apoyo y solidaridad al director del portal e-consulta, Rodolfo Ruiz Rodríguez, y su equipo de trabajo en el estado de Puebla por las agresiones de las que han sido objeto en fechas recientes.

De acuerdo con sendas documentaciones realizadas por Artículo 19 y la Red Puebla de Periodistas, las agresiones en contra de Rodolfo Ruiz y el portal e-consulta incluyen bloqueo informativo, descalificaciones, campaña de desprestigio, amenazas de acciones legales y ataques cibernéticos.

Enumeramos algunas de las más recientes:

• 3 de septiembre. Verónica Vélez Macuil, coordinadora de Comunicación Social y Agenda Digital, envía una carta aclaratoria donde acusa a Rodolfo Ruiz de “intentar descalificar” al gobierno y donde señala que sus columnas son “maliciosas e incluso llenas de intriga”.

• 4 y 5 de septiembre. Se registraron dos ataques cibernéticos contra el portal e-consulta, donde se borraron dos notas del servidor referentes al despido de trabajadores sindicalizados por parte de Luis Miguel Barbosa y sobre una solicitud de que se investiguen bases irregulares en la Secretaría de Salud.

• 12 de septiembre. Eric Cotoñeto Carmona, exdirigente del PRD estatal y excoordinador de giras de Barbosa Huerta durante la campaña, hizo pública una carta aclaratoria dirigida a e-consulta, donde acusaba a Rodolfo Ruiz de difamación y manipulación de la opinión pública, dejando además manifiesta su intención de proceder en su contra por la vía civil.

• 23 de septiembre. Un medio de comunicación publicó en su versión impresa y en línea unas supuestas capturas de pantalla de mensajes entre Rodolfo Ruiz y Pedro Gómez, entonces director de Puebla Comunicaciones, donde hablarían del lanzamiento de una campaña negra en redes sociales contra Verónica Vélez Macuil.

• 26 de septiembre. Comenzaron a circular en grupos de mensajería instantánea GIFs humillantes, en los cuales se utilizó el rostro de Rodolfo Ruiz y se hace referencia a que solicita dinero público.

• 2 de octubre. Se reportó la cuenta de Twitter del reportero Héctor Llorame, esto después de la publicación de un reportaje sobre las Casas de Gestión de diputadas y diputados locales, debido a una supuesta publicación de información privada.

• 7 de octubre. Gabriel Biestro Medinilla, coordinador de bancada de MORENA en el Congreso de Puebla, advirtió de acciones legales en contra del portal por la publicación de una columna y una nota informativa, las cuales revelan irregularidades para obtener una candidatura.

Asimismo, Patricia Méndez y Héctor Llorame, ambos colaboradores de e-consulta, fueron descalificados por el gobernador de Puebla, quien los acusó de ser panistas y “amarra navajas”, durante eventos públicos.

El portal de noticias ha sido objeto de acoso y agresiones en este y anteriores gobiernos. En el sexenio de Rafael Moreno Valle e-consulta sufrió dos robos en sus oficinas, el allanamiento al domicilio del director, la intervención de sus comunicaciones, campañas de desprestigio y descalificaciones.

De igual manera, en el periodo electoral de 2018 hubo mensajes intimidatorios y amenazantes a una de las colaboradoras por parte de personajes vinculados al Partido Acción Nacional.

Ante esta situación exigimos al gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta, al diputado Gabriel Biestro Medinilla y a la coordinadora de Comunicación social, Verónica Vélez Macuil, respeto a la libertad de expresión y medios de comunicación en Puebla, en especial para quienes son críticos de la actual administración.

FIRMAS

Article 19, Red Puebla de Periodistas, Consejo Consultivo del Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, Puebla Contra la Corrupción y la Impunidad A.C, Asociación Mexicana de Derecho a la Información (Amedi) Capitulo Puebla, Conferencia Nacional de Empresarios de Medios (Coneme), Nodo de Transparencia, Colectivo Nacional de Alerta Temprana de Periodistas y Activistas (Conapa), Comunicadores por la Unidad AC, Asociación Nacional de Locutores de México A.C, Con los Ojos Abiertos, Observatorio de Transparencia de la Universidad Iberoamericana de Puebla, Unión Popular de Vendedores 28 de Octubre, Red Nacional de Periodistas de a Pie, Propuesta Cívica, Unión de Periodistas del Estado de Tlaxcala (UPET), Red Sonora de Periodistas, Voces Irritilas AC. Periodistas de la Laguna, Consejo Consultivo del Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, Puebla Vigila, Colectivo por la libertad de expresión de Guanajuato, Red Nacional de Periodistas, Red Internacional de Periodistas con Visión de Género, Red de Periodistas Guerrerenses con Visión de Género, Red de Mujeres Periodistas de San Luis Potosí, Ojos de Perro Contra la Impunidad, Unión Popular de Vendedores Ambulantes 28 de octubre.

Balbina Flores Martínez, Representante en México de Reporteros Sin Fronteras, Lucia Lagunes Huerta - Directora de Comunicación e Información de la Mujer AC (Cimac), José Luis Uribe, Presidente del Club Primera Plana, Teodoro Rentería Arróyave, Presidente del Colegio Nacional de Licenciados en Periodismo, Jan-Albert Hootsen, Comité para la Protección de Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) Teodoro Raúl Rentería Villa, Presidente de la Asociación de Periodistas de Morelos, Carlos Ramos Padilla, Presidente de la Academia Mexicana de Periodistas de Radio y Televisión Juan Ramón Negrete Jiménez, Presidente del Club de Reporteros de Colima, Claudia Martínez Sánchez, Colectivo Nacional de Alerta Temprana de Periodistas y Activistas (Conapa), Rosalía Buaun Sánchez, presidente de la Asociación Nacional de Locutores de México A.C, Colilá Eguía Tonela, presidente de la Federación de Asociaciones de Periodistas de México.

Humberto Padgett, Álvaro Delgado, Ernesto Villanueva, Roberto Rock L., Víctor Barrera Ramírez, Raymundo Rivapalacio, Fátima Monterrosa, Marco Lara Klahr, Francisco Rodríguez, Alberto Aguirre, Olga Carranco López, Miguel Ángel León Carmona, Témoris Grecko, Senadora Nancy de la Sierra Arámburo, Lorenzo Rivera Sosa, Roxana Luna Porquillo, Eduardo Rivera Pérez, Alejandro Rojas Díaz Durán, Diputada Verónica Juárez Piña, Xitlalic Ceja García, Humberto Fernández de Lara Cajica, Fernando Belanzuarán Méndez, Francisco Fraile García, Diputado José Juan Espinosa Torres, Vladimir Luna Porquillo, Humberto Aguilar Coronado, Diputada Rocío García Olmedo, Marisol Calva García, Juan Carlos Espina von Roehrich, Hilario Gallegos Gómez, Pablo Fernández del Campo Espinosa, Ana Teresa Aranda Orozco, Ángel Ávila Romero, Miguel Ángel de la Rosa Esparza, Adela Cerezo Bautista, Enrique López Hernández, Camerino Eleazar Márquez Madrid, Magaly Herrera López.

Ernesto Aroche Aguilar y Mely Arellano, codirectores de Lado B, Israel Velázquez, director editorial de Datamos, Sergio Mastretta Guzmán, director de Mundo Nuestro, Carlos Gómez Marín, director de Contrastes Puebla, Emilio Trinidad Zaldivar, director de Relevante MX, Julio Leopoldo de Lara Varela, director de Espiral Comunicaciones y Factor Radio.

Ruby Soriano Ramírez, Jorge Rodríguez Corona, Raúl Torres Salmerón, Ana Lidya Flores Marín, Jorge Machuca Luna, Lucero Hernández García, Rodrigo Rosales Escalona, José Alberto Vázquez Benítez, Alejandra Xilotl Solano, Xavier Gutiérrez Téllez, Liliana Flores Arizmendi, Francisco Villagran Rosas, Laura Ruiz Godoy, Kara Castillo Jiménez, Luis Cardona Galindo, Luis Alberto González González, Claudia Lemus Hernández, Abel Cuapa Barrientos, Elmer Ancona Dorantes, Andrés Sánchez Pasten, Berenice Martínez Guerrero, Verónica de la Luz Crisanto, Diana Juárez Martínez, Arlette de la Torre Tobón, Maribel Velázquez Ortega, Vera Fernández Monterrosas, Silvino Cuate Escalona, Eduardo Quiterio, José Mendoza, Frida Guerrera, Romina Valeria Romero, Lizeth Mejorada, Claudia Orea, Hilario Cruz, Carolina González, Tuss Demián Fernández.

Juan Luis Hernández Avendaño, Enrique Cárdenas Sánchez, Julio Eutiquio Sarabia, Ignacio Arbesú Verduzco, Miguel Ángel Pérez Maldonado, Lilia Vélez Iglesias, Israel Arroyo García, Martín López Calva, Matías Rivero Marines, Miguel Ángel Rodríguez, José Antonio Bretón Betanzos, María de Lourdes Rosas López, Roberto Ignacio Alonso Muñoz, José Ramón Eguibar Cuenca, René Valencia, Guillermo Nares Rodríguez, Samuel Tovar Ruiz, Rosa María García Téllez, Víctor Manuel Reynoso Ángulo, Alberto Pacheco Márquez, José Luis Estrada Rodríguez, Sergio Andrade Covarrubias, Cuauhtémoc Cruz Isidoro, José Luis García Aguilar, Nadia Castillo Romero, José Manuel Ramos Rodríguez, Claudia Magallanes Blanco, Miriam Carrillo Ruiz, José Alberto Calles Santillana, Noé Castillo Alarcón, Miguel Calderón Chelius, Germán Sánchez Daza, Rubén Alberto Curiel Tejeda, Arturo Romero Contreras, Elena Ayala Galí, Gabriel Mendoza Zárate, Nora Espinoza Córdova, Fidencio Aguilar Víquez, Francisco Javier Almanza Terrazas, Rocío Couoh Sánchez, Teresita de Jesús Rodríguez Sánchez, Paula del Carmen Menéndez Guzmán, María Soledad Domínguez Ríos, Liliana Rivera Alaniz, María Magdalena Fabre Moreno, Jorge Navarro Campos, Marcela Cabezas, Juan Manuel Mecinas Montiel, Óscar Barrera Sánchez, Fernando Vázquez Rigada, Patricio Eufracio Solano, Nyx Dihann Sánchez Fierro, Martín Michel Rojas, Marcelina Romero Vargas, Ana Teyssier, Norma Angélica Cuéllar, Ivanna Torrico Escobar, Ignacio Callejas Rosas, Kate del Castillo, Pablo García Migoya, José Manuel Rodoreda ArtaSánchez, Verónica Mastretta Guzmán, Eduardo García Anguiano, Lourdes Marín Quintero, Alfredo Martínez Sánchez, Mónica Rodríguez Álvarez, Tonatiuh Sarabia Reyna, Brahim Zamora Salazar, Luis Soriano Peregrina, Bárbara Lora, Jaime Arizmendi González, Migué Ángel Vargas Quiñones, Isabel Ortega Guerrero, Raymundo González Cervantes, Francisco García, Esteban Durán Acosta, Jaime Contreras Salcedo, Luis Francisco Repper Jaramillo, Coizta Grecko, Julio Mendoza Arias, José Eduardo Luna Monzalvo, José Raúl Vera Rodríguez, Alejandro Valladares Almanza, José Manuel Rojas Fierro, Socorro Valdés Guerrero, Luis Leonardo Rosas Ramírez, Gloria E. Orozco Morales, Ramón Nonato Barrera Barbosa, Sergio Rafael Pérez Sarrelangue, Mario Iván Bautista García, José Gabriel Larraguibel Amaya, Mario Iván Bautista García, Juan Carlos Martínez Nava, Antonio Valerio Delgado, Norma Muñoz Morales, Crispín Barrera Ponce, Daniel Gómez Trejo, Euler Gerardo Pérez Araujo, Angélica Beltrán Morales, Mauro Flores Ledesma, Brenda Melisa León, Mayra Guarneros, Bonilla, Aranzazú Ayala, Marlene Martínez, Ámbar Berreda, Jerónimo Villa, Dawn Marie Paley, Claudia Aguilar, Mario Galeana, Marisol Córdoba, Yessica Ayala, Guadalupe Juárez, Diana Juárez, Maribel Velázquez, Magali Tercero, Beatriz del Castillo García.

Tlaxcala: Gil Pérez Soto, Informativo Independiente, Juan Flores Pérez, Enfoque Noticias, Martha Águila Cuatalapantzi, Ojo Águila, Rogelio Lara Rodríguez, Quinque, Gerardo Santillán Pérez, Línea de Contraste, Felipe Meza Temoltzin, El Pregonero, David Dan Perezarate, Nexos TXT, Roberto Nava Briones, Ahora infórmate, Yaneth Ortega Jiménez, ABC, Juan Flores Pérez, Enfoque Noticias, Misael Nava Corona, Pincel de Luz, Arturo Tecualt Hernández, Tlaxcalaonline, Javier Quiñones, Código Tlaxcala, Carmen González Altamirano, Agenda Tlaxcala, Gamaliel Jiménez Zamora, Lucia Pérez Zarate, Miriam Laura Marroquín, Lucía Pérez, Elizabeth Muñoz Vásquez.

Veracruz: Víctor Manuel Toriz, Jesús Ruíz García, Isabel Ortega, Brisa Gómez, Sandra Segura, Alma C. San Martín.

Sonora: Reyna Haydee Ramírez. Nayarit: Karina Cancino. Jalisco: Priscila Hernández, Analy Nuño. Coahuila: Juan Noé Fernández, Camelia Muñoz. Chihuahua: Luz del Carmen Sosa. Sinaloa: Miriam Ramírez, Cecilia Barrón. Nadia Sanders. San Luis Potosí: Marcela Del Muro. Ginette Riquelme. Guerrero: Vania Pigeonutt, Guadalupe Cabañas, Scarlett Arias. Quintana Roo: Alejandro Castro, Adriana Varillas. León: Fabrizio Lorusso. Guanajuato: Raymundo Sandoval, Alfonsina Ávila, Arnoldo Cuéllar, Alfonso Machuca, Karla Silva, Rosario Patricia Rodríguez, Carlos Alberto Guzmán, Esaú González, Verónica Espinosa. Yucatán: Socorro Chablé. Morelos: Estrella Pedroza. Campeche: Aurora Sansores. Hidalgo: Elsa Ángeles. Oaxaca: Diana Manzo, Argentina Casanova, Jovana Espinosa, Erika Cervantes Pérez, Minerva Oseguera, Mary Chávez. Tabasco: Cecilia Vargas.

Comunicadores Por la Unidad A.C.

Tomás González Corro, Agendamx, Edgar Morín, Alfredo Gris, Eduardo Rascón, Armando Loria, Araceli Montaño, Revista Aspectos Yucatán, Melvin García, Víctor Robledo Torres, Samuel García, Agencia Quintanorroence de Noticias, Norma Cardoso, Verónica Ramírez, Lulú Mercado, Arcelia García, Lorena Meza Reyes, Colegio de Periodistas de Nayarit, Cecilio Baltazar Miranda, Razón de Veracruz, CBM Noticias, Mucio Gómez Reyes, La Tribuna del Estado de México, Rogelio Martínez Sarabia, Cuarto poder de Tamaulipas, Soledad Jarquín Edgar, Red de Mujeres de Oaxaca, Andrés Hondall, Periódico Proyectos, Mario Arviz, Bamba Política, Radiofónica Bamba, La noticia al son de Veracruz, Juan Álvaro Zaragoza Lomelí, director general de Express metropolitano de Querétaro.

Mundo Nuestro. Organizaciones de la sociedad civil, encabezadas por la Mesa de Derechos Económicos, Sociales, Culturales y Ambientales de la Clínica Interdisciplinaria de Derechos Humanos en el estado de Puebla, se pronunciaron ante las autoridades del país este 14 de octubre de 2019 por la cancelación de los proyectos hidroeléctricos en Puebla que violan el derecho a la libre determinación de los pueblos indígenas en Puebla. En particular, los grupos civiles denuncian lo que ocurre en la región de la Sierra Negra, en el municipio de Coyomeapan, y en la Sierra Norte de Puebla, con los protectos Sistema hidroeléctrico Coyolapa-Atzalan y Proyecto Hidroeléctrico Puebla 1.

Aquí el pronunciamiento.



Domingo, 13 Octubre 2019 00:00

Toda pasión concluida

Vida y milagros

Image result for Victoria Sackville toda pasión concluida



Esa mujer callada y observadora, discreta e inteligente, tan admirablemente educada y tan impetuosa en el fondo de su corazón, miraba el cadáver de su marido tendido en la cama, mientras pensaba en la decisión que tomó al casarse con él en 1850, antes de cumplir dieciocho años. Habían estado juntos mucho más de sesenta. Al aceptar casarse con él había hecho a un lado sus verdaderas pasiones, que eran la libertad, la soltería y la pintura. Vivió toda su vida atada al destino de un hombre de poder y de mundo, guardando celosamente para sí misma las perplejidades y deseos que sintió en su juventud, opacando su verdadero yo. Él había sido, entre otras cosas, virrey en la India y primer ministro de Inglaterra, el protagonista en todo y ella un accesorio perfecto. Sus quehaceres le habían demandado ser esposa de tiempo completo. Había cumplido a cabalidad con el compromiso que hiciera hacía tantos años. Mientras observaba a su marido, que ni muerto había perdido la compostura, aunque sí la calidez a veces fingida de su personalidad, hacía planes para los meses o pocos años que aún tendría por delante. Serían solo para ella los días por venir. Y sus planes se centraban en recuperar y reconstruir en su memoria a la persona que verdaderamente debió ser.

Image result for Victoria Sackville

Mientras está a solas por última vez con su marido, en la sala de la casa hacen planes para ella, sin consultarla, sus hijos, yernos y nueras:
--¡Qué extraordinaria es mamá, qué bien se ha comportado! Pero Mamá no necesita vivir en esta casa tan grande. Puede venderla y vivir con cada uno de nosotros por temporadas de tres meses al año. Nos puede ir dando parte de su pensión mientras nos visita. Es un magnífico arreglo para ella y para todos. No tendremos que preocuparnos de quien la cuida ni de mantener una casa, que ya sin papá, no tiene razón de conservarse. De todos modos ella siempre ha vivido en su nube y no tiene ni idea de cómo gobernarse a sí misma.
Lo que ninguno sabe es que esa anciana de joven corazón y carácter oculto, ha decidido ya qué hacer con su vida sin pedir opiniones.
Pasados los días de duelo, reúne a sus hijos y les comunica que rentará una casa que vio y le gustó hace treinta años en la campiña cercana a Londres. Que solo se llevará con ella a su viejísima dama de compañía, y que buscarán a alguien joven que las ayude eventualmente. Que no requerirá de visitas frecuentes de sus hijos, que no desea visitas infantiles ni de adolescentes, para quienes la vida de una anciana no tiene ni interés ni importancia. Ninguno toma en serio lo que su madre dice, hasta que cumplidamente lleva a cabo su plan. Les entrega todo lo que tiene de valor como quien suelta un lastre, y los autoriza a vender la casa en que habita, conservando solo lo indispensable para su nueva vida.
En unos cuantos días ha hecho por primera vez su voluntad. Encuentra la casa que viera hace treinta años milagrosamente disponible para ella. Su viejo casero y el contratista que hará los arreglos de la casa se convertirán en su primer círculo de amigos y le darán el respeto, reconocimiento y autoridad que no gozó con su familia. Ya instalada se dispone a emprender la aventura más grande de su vida, el regreso a sí misma. Para ello contará con la inesperada aparición de un hombre soltero, de humor ácido, con una mente sagaz e inteligente, quien al conocerla a los 35 años, vislumbró en ella a una personalidad incomprendida, en secreta rebeldía, y no solo a una bella mujer tratada como el accesorio de un hombre poderoso. Ese joven viajero, excéntrico y vagabundo, con una sola mirada la había inquietado como nadie, descubriendo el camino a una habitación de su ser que ella ocultaba cuidadosamente hasta de sí misma. Él había cometido la audacia de mirarle el alma. Cincuenta años después regresaría para recordárselo y ponerla a prueba otra vez.
Así empieza y camina la novela Toda pasión concluida, de Victoria Sacksville West (1892-1962) publicada en 1931. Se considera que su novela es un estudio literario sobre la vejez, pero a mí me parece un agudo y profundo viaje hacia el espíritu y carácter de cada ser humano, del que muchas veces perdemos contacto desde muy temprano en la vida. ¿Nacemos con una brújula que nos lleva al conocimiento de nosotros mismos, aunque de manera frecuente, ciegos a las señales, elegimos el error como carta de navegación? ¿Necesitamos ayuda y tiempo para mirar cuidadosamente las señales que nos llevan al conocimiento de quien realmente somos? A veces la vida y sus retos son solo obstáculos que nos apartan de nosotros mismos, distracciones buscadas porque no nos atrevemos a mirar.
Victoria Sacksville fue una excelente poetisa, una aristócrata inglesa refinada y culta, ajena a la superficialidad de su ambiente social. Fue una amante de la jardinería , una narradora inteligente, extraordinariamente amena, profunda e inquietante. Alguien que sí se atrevió a mirar hacia adentro de su alma.



Página 1 de 128