1 de julio en Puebla: Testimonio de Jordán Miranda Trejo,Consejero Junta Local INE Destacado

Compartir

Mundo Nuestro

"El modus operandi fue similar en los cuatros distritos de Puebla capital: Individuos armados (armas cortas y largas), embozados, transportados en motocicletas, camionetas blancas, vehículos negros con placas de otros estados, etc., irrumpieron violentamente en las casillas, dispararon al aire, fuera y dentro de las mismas; aunque, en varios casos, los disparos se hicieron directamente a votantes, funcionarios de casilla y personal del INE. Como resultado, hubo gente herida, pánico entre votantes y acompañantes (niños, ancianos); saqueo de urnas y documentación electoral y destrozos en los sitios violentados.

"Las instancias responsables de brindar seguridad pública fueron omisas. Los protocolos acordados con las instancias gubernamentales no dieron el resultado esperado. De acuerdo con consejeros electorales, capacitadores y supervisores, elementos de seguridad acudieron a ciertas casillas para tomar datos, pero no intervinieron en la protección de los ciudadanos y se retiraron casi de inmediato.

"La sociedad poblana trabajó mucho para estas elecciones, tuvimos una votación ejemplar, 68% de participación, por encima de la media nacional. Ninguna sociedad se merece la violencia que vivimos. Estos hechos criminales tienen que ser sancionados de manera ejemplar, de no ser así, se sienta un precedente muy peligroso. Pasa, y no pasa nada."



testimonio de Jordán Miranda Trejo, Consejero Electoral del Consejo Local INE Puebla





Testimonio personal de la jornada electoral en Puebla

Introducción

El día 13 de junio de 2018 llevamos a cabo la reunión estatal de Presidentes de Comisiones Distritales de Vigilancia del Voto y Observación Electoral del Instituto Nacional Electoral (INE), en aquella ocasión, varias consejeras y consejeros electorales externaron su preocupación por hechos violentos que pudieran ocurrir en la jornada electoral. Como presidente de la Comisión en el Consejo Local, les comenté lo que sabía, que la Presidencia del Consejo Local tenía reuniones frecuentes con las instancias gubernamentales encargadas de la seguridad pública, y que, dado el caso, existían vías de comunicación que nos permitirían atender los incidentes violentos que llegaran a presentarse.

Desafortunadamente, los acontecimientos violentos, o bien pueden llamarse crímenes, por ser hechos antisociales graves, además de violaciones a la ley (Plata, 2010), se presentaron en varias casillas del estado, 239 (En el estado de Puebla se instalaron 7546 casillas para la jornada electoral de julio de 2018.). En la ciudad de Puebla hubo ataques en 86 casillas (INE, 2018), sobre todo en escuelas donde la afluencia de votantes era significativa; el total de ciudadanos correspondientes a las 86 casillas fue de 58,377. En estos escenarios, la seguridad pública estuvo ausente, o acudió a destiempo y no brindó la protección necesaria.

La jornada electoral

Inicio

El inicio de la jornada electoral nos fue reportado con algunos incidentes comunes, por ejemplo, los funcionarios de casilla dejaban pasar sólo a un representante por partido político en las casillas del Municipio de Atempan; en ciertas casillas de la ciudad de Puebla, los funcionarios pedían nombramientos impresos a los representantes de partido político, y también se nos informó que en el distrito 13, en la población de Izúcar de Matamoros, una casilla no iba a instalarse por robo del paquete electoral de casa de la presidenta (Sección 0741). En general, se entendían como hechos aislados, aún el primer atentado contra una casilla que nos fue reportado a las 9:10 horas (robo de la urna de votación de presidente en la sección 2622 del distrito 06 Puebla), parecía un hecho aislado.

En la sesión de Consejo Local (CL) y vía whats app, muy temprano, recibimos información de grupos de gente armada que se estaba organizando en ciertos lugares. En el CL, el representante del Partido del Trabajo informaba de grupos armados atrás del mercado Hidalgo (demarcación del distrito 09 federal); y vía celular, desde el distrito 11, una consejera electoral me hizo llegar la imagen que, a su vez, compartió la representante del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en ese distrito, en la que se veía gente armada que se organizaba junto a un camión tráiler en la sección 1593 (San Francisco Totimehuacán) (Figura 1).

Foto 1. Gente armada organizándose cerca de las casillas de la sección 1593, distrito 11, San Francisco Totimehuacan, Puebla (Fuente: Representante del PRI ante Consejo Distrital 11).

Por otra parte, alrededor del mediodía, vía celular, consejeros del distrito 11 me comunicaron de un “operativo de acarreo” en la casilla especial de la sección 2561, donde había aproximadamente una decena de camionetas combi de la ruta 1P de Atlixco, con propaganda del partido Compromiso por Puebla.

Después de conocer un panorama general del inicio y desarrollo de la votación en el estado, se hicieron varios recesos en la sesión del CL, uno de ellos concluía a las 14 horas, en ese lapso, tuve la oportunidad de ir a votar. La participación de la gente era extraordinaria, el lugar donde voté fue una escuela que tuvo 13 casillas (Municipio de Cuautlancingo, zona conurbada de la ciudad de Puebla), los ciudadanos estaban sorprendidos, “nunca había visto tanta gente en una votación”, se comentaba. En ese sitio todo transcurrió en calma, estuve formado por 50 minutos y no vi nada anormal. Eran aproximadamente las 13:30 horas.

La tarde

Al regresar del receso, 14:00 horas, se reinició la sesión. Los primeros reportes de los partidos políticos ya daban cuenta de cierta violencia generalizada. Por ejemplo, el partido Compromiso por Puebla, informaba de cinco casillas violentadas con armas de fuego en la sección 1408 del distrito 06 Puebla; el Partido Verde, citó la detención de un grupo de jóvenes “a favor de MORENA”; y el propio MORENA, denunciaba que integrantes de la organización Antorcha Campesina habían amedrentado a sus representantes de casilla en la sección 1254 del Distrito 11 Puebla. Al aprobarse un nuevo receso hasta las 18:30 horas, tuvimos tiempo para salir a comer y verificar las actividades en algún distrito cercano.

En compañía de mi colega, la consejera electoral Claudia M. González, fuimos a verificar y comer al Consejo Distrital 11 Puebla, al llegar, el primer reporte directo que tuvimos de ataque a casillas con armas de fuego fue en este consejo. Se trataba de 14 casillas de la sección 1593[2], que estuvieron ubicadas en la Escuela Primaria Cadete Vicente Suárez, del Barrio de Santa Catarina en San Francisco Totimehuacán (Figura 2).

Al llegar y escuchar de voz del consejero presidente y algunos consejeros distritales sobre los hechos violentos, reporté la situación al grupo de whats app que integramos las autoridades del Instituto Nacional Electoral (INE) y los responsables de seguridad pública estatal (“CHAT INE”). Esto fue a las 15:25 horas. A este reporte no tuve ninguna respuesta en el chat. De acuerdo con una conversación que sostuve después con un consejero electoral del distrito 11, eran las 18:44 horas y la seguridad pública nunca llegó a la escuela Cadete Vicente Suárez. Mismo caso fue para la sección 1590. Otras secciones donde se presentó violencia fueron la 2552, 1253, 1590 (casilla especial), 2561 (casilla especial), 1524 y 1582. En la casilla especial de la sección 2561 (estacionamiento de la plaza comercial “Periplaza”), hubo una patrulla, la cual pidió refuerzos y no hubo respuesta.

Foto 2. Ubicación de las casillas de la sección 1593, distrito 11, Puebla.

A partir de este momento los informes de violencia comenzaron a desbordarnos, tanto a consejeros, como a personal de las juntas local y distritales del INE.

A las 16:19 horas, otra consejera electoral del distrito 11 nos informaba de los ataques en la casilla donde había votado. Relató que en la sección 1562 “hubo pánico porque un Jetta negro pasó por la carretera dando balazos, la gente entró corriendo y gritando y el pánico se generalizó, hubo mucha gente que se cayó y los pisotearon, mi hijo de 13 años se asustó mucho porque también hubo desmayados. Se suspendió temporalmente la votación y por fin pude votar, los capacitadores muy bien, tratando de controlar”[3]. En la sección electoral citada se instalaron 11 casillas[4], en la escuela Instituto Salvador Allende (Barrio de San Juan, Totimehuacan, Pue.). Los reportes de ataques a casillas tenían esta característica, lugares con alta concentración de votantes.

Al mismo tiempo, nos reportaban del distrito 06 Puebla (16:08 horas), “13 casillas cerradas por violencia, balazos y destrucción de documentos”. A este distrito fue al que menos pude dar seguimiento, pues los reportes de violencia, de acuerdo con los consejeros distritales, eran más generalizados y graves en el distrito 09 Puebla. Aunque los ataques contra ciertos centros de votación, se presentaron en todos los distritos de la zona urbana de Puebla.

Atendiendo los protocolos, hicimos los reportes necesarios al grupo de whats app “CHAT INE” que ya he citado, la respuesta a la mayoría fue “Enterado”, “Checa el tema (…) por favor”, “Enterado jefe”. Ninguna solución concreta.

El primer reporte de ataques en el distrito 09 lo tuve alrededor de las 15:30 horas, se trataba de la sección 1078 (Escuela Primaria Emiliano Zapata) en la colonia Barranca Honda, ahí, hubo disparos, gente armada sustrajo algunas urnas y causaron destrozos (Figura 3). Grupos de personas violentas agredieron a funcionarios de casilla y personal del INE, las peticiones de auxilio eran constantes. Una comisión de consejeros distritales intentó llegar hasta el lugar de las casillas, aunque al ver tanta gente enardecida, y ausencia de seguridad pública, decidieron no ingresar a la escuela.

Foto 3. Destrozos causados por agresores en la sección 1078, Barranca Honda, Puebla (Fuente: Periódico e-consulta).

Eran alrededor de las 19:40 horas y ni policía local, ni federal, atendían los llamados de auxilio en la escuela Emiliano Zapata. A través del chat de supervisores del distrito 09, se notaba la desesperación de quienes se hallaban en las casillas de esta sección. Apelaban la presencia de la policía federal, dado que alrededor de las 19:00 horas, en el Consejo Local, se hacía del conocimiento que la policía federal estaba trasladando refuerzos a la ciudad de Puebla. Nunca supimos de su presencia.

Además de la sección 1078, tuve reportes directos de otras secciones del distrito 09, como la 1012, 1072, 0981, 1035 y 1053. En la sección 0981 (Escuela Primaria Carmen Serdán, tres casillas), hombres armados atacaron con armas de fuego e hirieron a dos funcionarios de casilla, esposo e hija de la capacitadora, quienes aceptaron integrar la mesa directiva de casilla como funcionarios “tomados de la fila”, toda vez que los funcionarios designados no se presentaron. De manera irregular, un notario público dijo que no había heridos, y que la votación podía continuar, a pesar de que había sangre en el piso del salón (testimonio de la capacitadora electoral).

En la sección 1035, casilla especial de la Central de Autobuses de Puebla (CAPU), grupos de personas agredieron a los funcionarios de casilla, quemaron las urnas y la votación se suspendió definitivamente; para la hora de los ataques, aproximadamente a las 16:00 horas, ya había votado 93% de los ciudadanos esperados, toda la votación se perdió.

Por su parte, en la sección 1053, la casilla especial de la Escuela Primaria Clotilde Torres también fue arremetida por hombres armados. Los funcionarios de casilla ya no tuvieron tiempo de realizar el cómputo de la casilla, el cual, se llevó a cabo en el consejo distrital correspondiente. En todos los casos, los llamados de auxilio al 911 y las policías fueron en vano, a decir de los consejeros electorales de ese distrito, nunca hubo respuesta.

Aproximadamente a las 18 horas, recibí una llamada de una funcionaria de casilla de la sección 1537, distrito 12, (Escuela Primaria Hermanos Serdán, Col. Tres Cruces, Puebla); pudo comunicarse conmigo porque es familiar de una amiga mía, me detalló cómo fue el ataque a su casilla, dijo que cerca de 20 hombres tatuados y con chalecos blindados llegaron a bordo de motocicletas y coches, y entraron a las casillas disparando, rompiendo cristales y agrediendo a la gente. Hubo heridos, porque sintió como la gente caía sobre ella, sangrando. En las casillas había gente vulnerable, ancianos y niños. Me comentó que una persona fue herida de bala y diez más tuvieron otro tipo de lesiones. Los agresores sacaron las cinco urnas y las aventaron al patio de la escuela, además, robaron documentación electoral. En ese momento, ya habían votado 400 ciudadanos de 744 inscritos en la lista nominal.

La misma funcionaria me compartió archivos de audio de whats app, de otro sitio de ataque, en los cuales se escuchaba a una ciudadana pidiendo llegara la policía y una ambulancia a la Escuela Jesús Reyes Heroles (Distrito 12), ya que en la balacera y robo de tres urnas, un señor había sido herido de bala. La funcionaria reportó la presencia de una patrulla, pero la ambulancia, hasta el momento de recibir el audio, no había llegado.

El receso en la sesión del Consejo Local terminaba a las 18:30 horas, al reanudar los trabajos, las y los consejeros, a través del consejero Gerardo Sánchez Yanes, fijamos una fuerte postura de condena a los hechos criminales que estaban ocurriendo en la ciudad. Todas y todos tomamos la palabra. Personalmente, externé mi coraje e indignación por lo sucedido. Todo está en el acta de la sesión de seguimiento a la jornada electoral.

De igual forma, los representantes de partido daban cuenta de lo ocurrido, no sólo en la ciudad, sino en los demás distritos del estado, por ejemplo, el representante de MORENA exponía el caso de un ciudadano fallecido y dos heridos por tiroteo en el distrito 02 Zacatlán (Sección 479).

La tarde-noche

Mis compañeros consejeros y yo, nos trasladamos al Consejo Distrital 09 Puebla para conocer de cerca lo que se había vivido en esa demarcación. Era evidente el estrés y la alteración en el ánimo de todo el personal; los consejeros distritales nos pedían que, como Consejo Local, actuáramos de inmediato. El sentimiento era de impotencia, pues ya desde el inicio de los ataques, habíamos acudido a los protocolos de emergencia sin respuesta alguna. La salida que se proponía era hacer del conocimiento de la prensa nacional lo que estábamos viviendo. Ya no quedamos en acuerdo de qué hacer. Hasta ese momento, aun no oscurecía, seguían retenidos funcionarios de casilla, capacitadores y supervisores en varias casillas del distrito. Después supimos que, en algunos casos, fueron liberados casi al amanecer.

Recuerdo que volvimos al Consejo Local para seguir recibiendo reportes, la sesión se reanudó y proseguimos comunicando ante el consejo los hechos que nos informaban los consejeros distritales. Esta vez, supimos de violencia en los demás distritos del estado, principalmente, agresiones de movilizadores electorales de diferentes partidos hacia funcionarios de casilla, supervisores y capacitadores; estas personas violentas pretendían retener los paquetes electorales, conocer los resultados de las elecciones -sobre todo de presidente municipal- o reclamar por supuestos fraudes.

En algún momento, alrededor de las 21:30 horas, después de una hora de insistir, reporté por whats app al Centro de Emergencia y Respuesta Inmediata (CERI TELEGRAM) del ayuntamiento de Puebla, la necesidad de seguridad pública en la Escuela Primaria Hermanos Serdán de la Colonia Tres Cruces (Sección 1537, distrito 12), toda vez que habían pasado cuatro horas y la policía no llegaba para ayudar a salir a los funcionarios de casilla. El reporte fue canalizado con el Folio 33900897. Desconozco qué pasó después.

Algo fue recurrente en todos los casos, urbanos y rurales, quienes llegaban a atacar eran grupos de personas desconocidas, no originarias de los lugares donde se desarrollaban las votaciones, bien organizadas.

Ya por la madrugada, en el último receso de la sesión del 1 de julio, acudí en compañía del consejero Gerardo Sánchez al Consejo Distrital 12 Puebla. Platicamos con la consejera presidenta, quien se hallaba en estado de salud delicado por la tensión. Coincidimos en que nunca se había visto este nivel de violencia en una jornada electoral.

Pude hablar con un consejero distrital, ya sólo era compartir impresiones de lo vivido. Me comentó que una patrulla de tránsito municipal había auxiliado en una casilla, pero que después, los policías recibieron órdenes de no intervenir. También, que algunas supervisoras llegaron llorando a la sede distrital, y que el sentimiento propio era de impotencia y frustración, pues él había comentado que en caso de violencia, el consejo distrital haría todo para garantizar la seguridad.

Alrededor de las 02:00 horas del 2 de julio comenzaron a llegar varios paquetes electorales a este consejo distrital. Hubo algunos aplausos para recibir a los funcionarios de casilla que llegaban, aunque como me dijo un vocal del CL, el ambiente era más bien de funeral.

Conclusiones

Las elecciones del 1 de julio de 2018 en Puebla estuvieron manchadas con violencia inédita, al menos para quienes hemos conocido de temas electorales, desde la creación del Instituto Federal Electoral en 1990. Los ataques a 86 casillas urbanas de la ciudad de Puebla comenzaron alrededor de las 14:30 horas, a partir de ese momento, no cesaron hasta la tarde-noche; aunque, en algunos casos, las agresiones y retenciones de funcionarios de casilla y personal del INE, se extendieron hasta avanzada la madrugada del 2 de julio.

El modus operandi fue similar en los cuatros distritos de Puebla capital: Individuos armados (armas cortas y largas[5]), embozados, transportados en motocicletas, camionetas blancas, vehículos negros con placas de otros estados, etc., irrumpieron violentamente en las casillas, dispararon al aire, fuera y dentro de las mismas; aunque, en varios casos, los disparos se hicieron directamente a votantes, funcionarios de casilla y personal del INE. Como resultado, hubo gente herida, pánico entre votantes y acompañantes (niños, ancianos); saqueo de urnas y documentación electoral y destrozos en los sitios violentados.

Las instancias responsables de brindar seguridad pública fueron omisas. Los protocolos acordados con las instancias gubernamentales no dieron el resultado esperado. De acuerdo con consejeros electorales, capacitadores y supervisores, elementos de seguridad acudieron a ciertas casillas para tomar datos, pero no intervinieron en la protección de los ciudadanos y se retiraron casi de inmediato.

La sociedad poblana trabajó mucho para estas elecciones, tuvimos una votación ejemplar, 68% de participación, por encima de la media nacional. Ninguna sociedad se merece la violencia que vivimos. Estos hechos criminales tienen que ser sancionados de manera ejemplar, de no ser así, se sienta un precedente muy peligroso. Pasa, y no pasa nada.

Referencias

Instituto Nacional Electoral. 2018. Informe de las y los consejeros electorales del Consejo Local del Instituto Nacional Electoral en el estado de Puebla, sobre la Jornada Electoral de julio de 2018. Puebla, Méx. 22 pp.

Melchor, A. (1 de julio de 2018). “A balazos roban urnas en San Aparicio y Barranca Honda”. Periódico e-consulta. Recuperado de: http://www.e-consulta.com/nota/2018-07-01/seguridad/balazos-roban-urnas-en-san-aparicio-y-barranca-honda

Plata, A. 2010. Criminología, criminalística y victimología. México: Oxford.

Anexo único. Testimonios de capacitadores electorales del INE, Distrito 11 Puebla, sobre la jornada electoral de julio de 2018.

Glosario:

ARE: Área de responsabilidad electoral (A cargo de un capacitador asistente electoral)

CAE: Capacitador Asistente Electoral del INE

CAE espejo: Capacitador Asistente Electoral del Instituto Electoral del Estado

FEPADE: Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales, dependiente de la Procuraduría General de la República

FMDC: Funcionario de mesa directiva de casilla

MDC: Mesa directiva de casilla

SE: Supervisor electoral

SG: Suplente general de casilla

SIJE: Sistema de Información de la Jornada Electoral

ZORE: Zona de responsabilidad electoral (A cargo de un supervisor electoral)

Testimonio 1

Mi experiencia del día de la jornada electoral del día 1ro de julio de 2018 fue buena en las primeras horas del día, ya en el escrutinio y cómputo en las casillas 2587, Básica, ubicada en: San José 4, colonia Jardines de Santiago, varias personas se asomaron por el edificio de zaguán y nos gritaron que estábamos embarazando las urnas, y nos amenazaron que entrarían por nosotros y que se las pagaríamos, todo esto con palabras altisonantes, a lo cual los representantes de casillas y los representantes de partido, PAN, PRI, PRD, MOVIMIENTO CIUDADANO Y MORENA, no entendían el porqué de esa actitud, pues ellos constataron que el conteo y escrutinio y cómputo era “limpio”, los ignoramos y esto les molestó aún más y entonces patearon el zaguán e intentaron entrar.

Yo CAE a cargo de esta sección, llamé al 911, describí los hecho y pedí que enviaran una patrulla para apoyarnos, la cual llegó una hora y 20 después, sin embargo en todo momento continuaron las agresiones lo cual me imposibilitó salir e ir a mis secciones 2586 y 2591, el CAE espejo me apoyó y vía telefónica estuvimos en contacto en todo momento con la supervisora quien estuvo pendiente de nosotros, pero no entró hasta que a las 2:45 horas cesaron los insultos y amenazas y se retiraron los agresores.

Los familiares de los funcionarios de la MDC, fueron por cada uno de ellos, la Presidenta de la sección se trasladó en mi vehículo a la junta distrital 11, y el CAE espejo se llevó a la Secretaria de distrito local 19.

Gracias a Dios todo concluyó tranquilo en las tres secciones 2586, 2587 y 2591 y se pudieron entregar los paquetes electorales en tiempo y forma.

Testimonio 2

El día de la jornada electoral fue como se visualizaba, un día cargado de tensiones y de molestia por parte de los ciudadanos.

La violencia se empezó a generar desde el momento en el que los representantes del partido llegaban mucho antes que los funcionarios. A las 6:45 am había 8 funcionarios y a las 7:00 a. m., ya había cerca de 30 en las 3 casillas y ningún FMDC, claro que cuando llegaron los funcionarios, se sentía la presión por instalarse y comenzar la votación.

La presidenta de la colonia llegó a las 8:00 a. m., según sé, ella es representante del PAN, me saludó y me preguntó que a qué hora iban a comenzar las votaciones, le contesté que a las 8:16 a. m. (me faltaban funcionarios), entonces con voz alta me dijo que cómo era posible que le robara 16 minutos de votaciones que se iba a cerrar a las 6:16 p. m., para reponerlos, “tú como representante del INE sabes que lo que estás haciendo es ilegal”, le respondí que el horario estaba marcado en la ley y que estaba actuando conforme a derecho.

Una ciudadana pasó a las 8 a. m. y me preguntó si ya se podía votar y le contesté que en unos minutos más, y me respondió “ah bueno, regreso” a las dos horas regresó y de manera grosera y prepotente me tronó los dedos y me dijo “a ver tú ven a decirme donde me toca votar” yo estaba tratando de entrar al SIJE y me volvió a gritar “deja el celular chin… que para eso te pago con mis impuestos”. Dejé el SIJE y me acerqué a ella, contestándole que no estaba haciendo una llamada personal, sino reportando a mi distrito y le orienté en que casilla tenía que votar.

A las 2:14 p. m. balacearon la casilla enfrente a mi ARE, escuchamos primero cinco detonaciones y pensamos que eran cohetes a los cinco minutos más o menos escuchamos ráfagas de disparos, puse a los funcionarios pecho tierra y a los representantes de partido. Yo me mantuve fuera de las casillas, algunos electores que iban llegando corrieron hacia sus casas, unos representantes de partido y yo vimos en la avenida circular una camioneta con varios hombres con armas largas.

La CAE local insistía en tomar unos representantes de partido como ciudadano de la fila, me mostró en nombramiento y le dije que no es nombramiento de funcionario, ella insistía en que sí, 2 veces le dije que no e insistía le contesté: “ no ibas a buscar a la señora Yanina” (una SG) entonces me manotea y delante de toda la gente me grita “a mí no me vas a mandar” “pinche vieja qué te crees y bájale a tus humos porque si no te dejo tiradas tus pinches casillas”, se alejó gritando y fue con el Supervisor local que tenía que haberse presentado a las 3:30 a. m. a instalar carpas y se presentó a las 9:00 a. m. con aliento alcohólico. Lo mismo que me gritó a mí se lo gritó al Supervisor local en relación a mi persona.

Dos veces la CAE local tuvo crisis nerviosa, una al momento de la balacera y otra 1 hora después cuando un elector llegó en moto y de la avenida gritaba “él es el que estaba en la balacera, viene a matarnos”.

Testimonio 3

Durante el día de la jornada, en un inicio fue de grandes enfrentamientos, desde los representantes de partido, hasta los ciudadanos que solicitaban que se iniciara la votación desde muy temprano.

En cuestión de la sección 1562, cabe mencionar que hubo grandes cantidades de votantes y el espacio proporcionado para 11 casillas no era suficiente para el adecuado desplazamiento de los votantes, entre el espacio pequeño para cada casilla, el hartazgo de los votantes que esperaban poder realizar su voto, continuaban de manera normal las votaciones.

Dando las 15:34 horas aproximadamente se acercan a las casillas en una camioneta con las placas tapadas, sujetos tirando al aire disparos; este suceso alborotó a la mayoría de la gente, que en su mayoría se alteró ya que iban acompañados de su familia; en éste caso mi experiencia con los FMDC, es el tranquilizarlos ya que varios de ellos estaban con la incertidumbre de los familiares que en el momento de los sucedido habían acudido a votar, se tuvo que realizar una gran labor de convencimiento para que los funcionarios permanecieran en las casillas únicas y tranquilizarlos.

Una vez tranquilizado todo lo “sucedido”, se siguió con la jornada electoral entre el miedo y la incertidumbre, varios de los funcionarios permanecieron hasta el final, cuando llegó el escrutinio y cómputo y armado el paquete, con las características visuales de personas estresadas por la inseguridad que se vivía en el momento.

La última experiencia de la Jornada, es cuando fuera de la casilla había dos sujetos encapuchados sobre una motocicleta.

En conclusión, fuera de lo sucedido, es poca la protección que se les presta a las casillas únicas. Protección que se debe garantizar los ciudadanos que participan para ser FMDC.

Testimonio 4

Mi experiencia el día de la jornada electoral fue un poco extraña y no precisamente con lo que nos competía en nuestra labor sino por la reacción de la gente que realmente desconoce lo que se hace el día antes de la jornada electoral. Es un día muy cansado, pesado, tedioso, cansado para los funcionarios, son muchas responsabilidades los que tienen que la verdad se siente que son perjudiciales porque quizá lejos de tener una grata satisfacción no les da ganas de volver.

La participación que yo obtuve fue muy positiva, pero deben cambiar ciertas cuestiones, entre más fácil le pongas el trabajo a los ciudadanos, más fácil serán las cosas.

Los temas de violencia no nos afectaron a pesar de que estuvimos cerca, falto mayor seguridad en distintos puntos de la ciudad, se me fueron funcionarios porque al escuchar disparos cerca de donde yo estaba, los papás de algunos funcionarios jóvenes llegaron por ellos y tuvieron que abandonar el conteo de votos.

Es difícil expresar en una carta lo que realmente se vivió el día de la jornada; hay muchísimo de lo cual se puede mejorar en cuestiones de participación, capacitación, reparto de trabajo a los funcionarios para que no les sea tan pesado ese día.

Testimonio 5

Para ser la primera vez que trabajo en un proceso federal electoral, la jornada electoral transcurrió con algunos altibajos en mis casillas.

La instalación se realizó de la mejor manera, no se utilizó a ninguna persona de la fila; se integraron a buen tiempo por lo que el reporte SIJE se realizó en tiempo y forma.

La votación durante su recepción fue muy agradable ya que hubo mucha participación ciudadana, pero a las 3 de la tarde mis compañeros de Zore me informaron que había ocurrido un suceso terrible, ya que unas personas habían tirado balazos en una sección, para infundir el temor entre los ciudadanos, lo cual me alteró y trate que los FMDC no se alteraran para terminar en orden el proceso, no contando con que las 5:45 p. m. llegarían 5 personas encapuchadas a mi sección y se plantarían afuera del Kínder donde se instaló mi sección lo cual infundió mucho miedo y temor entre los ciudadanos, pero para mí era importante que mis FMDC estuvieran seguros, así como los votantes, así que llamé a la patrulla, esperé a que se clausuraran las casillas para cerrar el portón del Kínder, así mis funcionarios estarían más seguros. En cuanto llegó la patrulla de policías le planté que había encapuchados organizados infundiendo miedo a los ciudadanos, a lo que el policía respondió que la ciudad estaba loca y que no podía permanecer solo en mi sección, para lo que me tocó ofrecerle dinero para que permaneciera afuera. Así todos estaríamos más seguros.

Otro problema fue que al dar las 6:00 p. m., la persona que nos proporcionaba luz en las instalaciones, decidieron quitárnosla, a lo que me di a la tarea de solicitarle a una vecina de enfrente e instalarla para hacer el escrutinio porque ya no había luz y sólo se apoyaron con lámparas, pero también me pidió un apoyo económico a cambio de la luz proporcionada.

Testimonio 6

  • Cero apoyo de Seguridad Pública
  • Los partidos políticos compraron a los funcionarios para que no llegaran y así provocar violencia en las casillas
  • El acarreo de votantes por parte del servicio público y que llegaran en bloques amplios queriendo superar la organización para provocar a los FMDC
  • Amenazas todo el día por parte de representantes de partido y personal al servicio del mismo
  • Apertura con amenazas y golpes al inmueble
  • Cierre con la misma problemática durante todo el escrutinio y cómputo de los partidos del PAN y MORENA
  • Lejos de ayudar, PERJUDICABAN

Testimonio 7

Durante el día de la Jornada donde se eligieron los cargos de Presidente, Diputados Federales, Senadores, Gubernatura, Diputados locales y ayuntamientos, durante la instalación y votación que fue de 7:45 a 15:00 horas se mantuvo calmada, había mucha participación ciudadana para ir a votar, la gente estaba formada y la cola llegaba hasta el boulevard a San Francisco Totimehuacan sobre la avenida principal.

A partir de las 15:00 horas se escucharon unos balazos, toda la gente que estaba afuera corrió hacia las instalaciones del Instituto Salvador Allende, por unos minutos hubo un caos, la gente tenía miedo y desesperación, se cerraron las puertas y se detuvo momentáneamente la votación, a las 15:20 horas se reanudaron las votaciones. A la hora de entrega de los paquetes al distrito había hombres sospechosos, a mi CAE espejo lo fueron siguiendo, no pasó a mayores. A mi parecer nunca había visto tanta violencia en las colonias Tres Cruces Xilotzingo, faltó más vigilancia.

Testimonio 8

Mi experiencia el día de la Jornada Electoral iba muy bien, hasta que comenzaron los rumores de que una casilla muy cercana a la nuestra hubo balazos.

Mis funcionarios comenzaron a preocuparse y estresarse. De inmediato llamé a los números de emergencia, la fiscalía y la FEPADE para poder pedir una patrulla, pero en ninguna tuve respuesta.

A las 16:30 horas, cuatro sujetos llegaron a cerrar la entrada del inmueble y gritaban que ya venían por las urnas y que se escondiera la gente.

Hable con ellos y me dijeron que son gente que siempre en las elecciones cuidan las casillas, pero al no contar con ninguna identificación de parte del instituto o de algún partido, tuve que pedirles que se retiraran.

Hablé con los funcionarios para calmarlos y seguir con la votación.

Testimonio 9

Primero agradezco la oportunidad de pertenecer al INE. Ha sido una experiencia gratificante.

Me llevo un sabor agridulce, pues durante la jornada electoral, hubo personas muy amables, buenas y comprensivas, pero me llevo la gran decepción de personas irresponsables e intolerantes, me refiero a aquellos ciudadanos, que me culparon, y que culparon al Instituto Nacional Electoral por no ejercer su voto, siendo ellos quienes no se informaron acerca del lugar donde votarían, así como si su credencial de elector se encontraba vigente, sentí ganas de llorar y renunciar por todas las agresiones que viví hacia mi persona, pero logré superar esos sentimientos de decepción ya que conté con personas para salir adelante, como mis funcionarios de mesa directiva de casilla, así como mis compañeros de la Zore 6 y mi supervisora.

Agregando que sí temí por mi vida, ya que en una de mis casillas, 2614, llegó la patrulla, debido a que unos jóvenes intentaron entrar a la fuerza después de las 18:00 horas (cierre de la votación), donde mis funcionarios actuaron con valentía y responsabilidad y lograron establecer calma y paz y continuar con las actividades.

A pesar de todo, me llevo la gran satisfacción de haber participado en la democracia de mi País, pues además mi hija de 5 años me vio luchar para que ella tenga un mejor futuro, eso es lo mejor de todo.

Agradezco a la consejera electoral Patricia Fabiola Coutiño Osorio, por la recopilación de estos testimonios.

Puebla, Pue.

31 de agosto de 2018.

[1] En el estado de Puebla se instalaron 7546 casillas para la jornada electoral de julio de 2018.

[2] Total de ciudadanos en lista nominal en las 14 casillas: 9932.

[3] En el Anexo único de este documento, se incluyen testimonios de capacitadores electorales del Distrito 11 Puebla.

[4] Total de ciudadanos en lista nominal en las 11 casillas: 7941.

[5] En un caso, nos informaron de agresión con perro de ataque, Sección 1187, Distrito 12 Puebla.

Compartir

Sobre el autor

Mundo Nuestro