Movilidad y la ciudad posible: la discusión que debemos tener

Compartir

Mundo Nuestro. Discutir la ciudad. Esa dinámica es la que establece Armando Pliego Ishikawa de manera continua en su perfil de Facebook. Igual las bicis y las ciclovías, que los peatones y su sobrevivencia contra la voracidad de los automóviles y quienes los manejamos. De fondo, el papel del Estado en la regulación de la movilidad y los conflictos que generan las políticas de inversión pública en el desarrollo de las ciudad. Una discusión que debería formar parte de una política estratégica para el ordenamiento del crecimiento urbano. Presentamos este ejercicio cívico mínimo a partir de la publicación de esta nota en el diario La Jornada de Oriente. Aquí la nota y un resumen. Le sigue la breve discusión de Armando y sus comentaristas sobre el tema. (Foto de portadilla tomada del portal Poblanerías)



"Los puentes viales y ciclopistas, como la que se construyó en la Vía Atlixcáyotl, además de los derroteros que se establecieron para la Red Urbana de Transporte Articulado (RUTA), han trastornado los desplazamientos de autos y son causa de embotellamientos severos en horas pico, ya que traslados que antes demoraban 20 minutos como máximo ahora tardan hasta una hora, advirtió la Asociación Ciudadana de Movilidad Sustentable (ACMS). Samantha Perdomo Villanueva, vocal de la organización, señaló que, para remediar la situación, las autoridades deben hacer un estudio sobre el parque vehicular que hay en la capital poblana y la zona conurbada, amén de conocer los flujos de mayor densidad y establecer una efectiva sincronización de semáforos. La ACMS es una organización con sede en Monterrey, Nuevo León, que tiene un lustro de existencia y se encarga de “analizar, monitorear y propiciar las mejores prácticas en movilidad urbana sustentable en todo el país”.

Se les olvidó mencionar que en Puebla el parque vehicular creció 88% en los últimos diez años, es decir, tenemos casi el doble de autos que en 2007.



Y para ser justos hay que señalar lo siguiente:

1) las obras para automóviles como viaductos y puentes amplían la oferta de espacio para el auto, induciendo demanda y, en efecto, generando más tráfico y contaminación. Éstas se comieron más del 80% del total de todo el dinero ejercido en infraestructura para transporte durante el sexenio anterior.

2) las ciclopistas elevadas no tienen efecto alguno sobre el tráfico. Están en camellones y no le quitan un centímetro cuadrado de área al auto, lo cual de hecho es un indicador de ciclovías que no sirven (las que sirven sí quitan espacio al automóvil y no generan más tráfico; lo disminuyen en el largo plazo). Éstas no representaron ni el 1% del dinero ejercido en infraestructura para movilidad.

3) de ninguna manera el metrobus genera más tráfico; ordena la circulación y permite un tránsito fluido de autos mientras que en el esquema anterior teníamos a un montón de camiones cambiándose de carril, subiendo y bajando pasajes a media calle y en cada esquina. La inversión en transporte público no rebasa el 5% de lo ejercido para movilidad.

Luis Angel Sería bueno un impuesto extra por compra de vehículo y que ese impuesto sirva para creación de infraestructura para transporte público y bicicletas

Luis Angel O motivaciones fiscales para que se creen rascacielos y el crecimiento sea vertical, además agregar impuestos a infraestructura que sea horizonal que quita áreas verdes y aumentando distancias haciendo que también aumente el tráfico y el tiempo de traslado.
Armando Pliego Ishikawa Esto más que resolverse desde un enfoque fiscal, debe atenderse desde una planificación adecuada del suelo, y eso sólo se logra combatiendo la corrupción y la especulación inmobiliaria.
Armando Pliego Ishikawa La parte fiscal está en los cómos, no es el qué, pues.
Luis Angel Yo creo que es parte de un todo. La parte fiscal va dentro de un paquete más amplio de soluciones entre las que están la planificación adecuada del suelo y sin duda alguna de la mano con la erradicación de la corrupción.
Azulrey Ov Totalmente de acuerdo
Gerardo Velarde Alvarado No confío en una asociación de movilidad sustentable que basa sus estudios en medir el número de autos y no el número de personas moviéndose.
Armando Pliego Ishikawa Y cuya mayor apuesta es la sincronización de semáforos. Pero son de Monterrey, se entiende.

Compartir

Sobre el autor

Sergio Mastretta

Periodista con 39 años de experiencia en prensa escrita y radio, director de Mundo Nuestro...