Mundo Nuestro. El asesinato de Meztli Sarabia Reina, hija del dirigente de la organización popular 28 de Octubre, Rubén Sarabia, Simitrio, no puede entenderse sino como un asesinato político. Y es obligado valorar lo ocurrido durante los últimos tres años para valorar este el extremo al que se llegó con este crimen. Fueron muchos los avisos de violencia contra la familia Sarabia en los que llos gobiernos estatal y municipal fueron actores principales. El gobierno de Antonio Gali debe procurar la justicia que reclama la organización popular 28 de Octubre. Tony Gali era el alcalde de la ciudad cuando el gobierno de Rafael Moreno Valle impulsó la criminalización de la familia Sarabia, encarceló ilegalmente a Simitrio, a su hijo y al dirigente Fernando Lozano con averiguaciones y órdenes de aprensión contra las que la justicia federal ha otorgado amparos. El crimen lo encuentra a él como gobernador. Es su obligación impedir que los movimientos sociales sean exterminados por sicarios que a balazos asesinan a sus dirigentes.

Presentamos esta entrevista realizada en enero del 2015 a Rita Amador, dirigente de la organización popular 28 de Octubre. Estas son sus razones.



El gobierno contra la 28 de Octubre: las razones de Rita Amador

“Soy un perro de ataque, en las fiestas me guardan, pero cuando es necesario me sacan.”

Con esa frase un alto funcionario del gobierno estatal explicó a los dirigentes de la organización 28 de Octubre lo que se les vendría encima en el 2015. Hoy es diputado en el Congreso del Estado. Entonces, en el 2013, era el responsable de negociar con los líderes de la única organización popular independiente con más de cuarenta años de existencia en la ciudad de Puebla.

“Los operativos van a seguir --explicó a los reporteros hace una semana Mauro Nava, el funcionario municipal a cargo de convertir en realidad la amenaza de su colega en el gobierno estatal--, y los vamos a realizar en la madrugada, para no afectar a terceras personas.”

“Queremos una Puebla que se vea bonita, lo demás no nos interesa…”, le había dicho este mismo Mauro Nava a Rita Amador para justificar las acciones contra los ambulantes de la 28 de Octubre.

El 29 de marzo empezaron los desalojos. Y no han parado: La Margarita, Loreto, El Calvario, Amalucan, San Aparicio, Xonaca La Bola, Centro Escolar, Zaragoza. Con repeticiones en La Margarita y Loreto. La marca oficial es conocida: operativos policiacos y pandilleros de la mano, con el respaldo de una organización afín al gobierno, en este caso, la que lleva por nombre Doroteo Arango. Y un viejo enemigo de los 28 desde los desalojos de 1995: Antonio Ordaz.



El último desalojo ha ocurrido este miércoles 13 en Plaza Loreto (e-consulta.com http://tinyurl.com/l6m7rwrn): una buena prueba de que en esta ciudad no se encuentra fácilmente al Estado de Derecho.

Foto de Agencia Enfoque tomada de e-consulta

Es un conflicto añejo en las ciudades mexicanas: las calles tomadas por miles de vendedores ambulantes. Historias repetidas hasta el cansancio en los titulares de los diarios. De cuando en cuando los muertos. De vez en vez las golpizas. Nacen y mueren organizaciones y membretes. Llegan y se van presidentes municipales y directores de gobernación y jefes policiacos. De cuando en cuando cambian los uniformes y la forma de los escudos y la violencia del armamento. Y no falta el congreso que aprueba una llamada ley bala.

Va y viene el conflicto por las calles de los ambulantes. El Parián, La Victoria, el Mercado Hidalgo, nombres emblemáticos de un proceso inextinguible: el alma mercantil y la creatividad para la sobrevivencia de los mexicanos, la necesidad de trabajo, la incapacidad estructural de crear empleos bien remunerados y muchas más variables socioeconómicas que explican que millones de mexicanos caigan en lo que Inegi denomina “economía informal”.

Pasan los años. Ya no están Piña Olaya, Bartlett, Melquiades, Marín. Pronto ya no estará Moreno Valle. Y ahí sigue la Unión Popular de Vendedores Ambulantes 28 de Octubre.

Y aquí encontrará el nuevo gobernador de turno a los ambulantes.

+++++

“Se fueron de La Margarita, unos cuatro, con el traidor René… Se fueron de Loreto… en total son como treinta. Ah, y los de Aparicio, de quince a veinte gentes nada más...”

Rita Amador, dirigente histórica de la 28 de Octubre. Foto de MN.

Es Rita Amador. La combi en la que viajamos la lleva resguardada por dos hombres y cinco mujeres que la protegen. “Los compañeros son de base”, me dice. Ha dado por terminada su participación en el “desfile” del 1 de Mayo. Ha dado esquinazo a los manifestantes del SUNTUAP que cerraron el boulevard 5 de Mayo a la altura de la 7 Oriente. “No es lo que acordamos”, me dice. Y la gente de la 28, con la enorme manta del Sector Verduras, se vuelve al mercado Hidalgo.

Las enfermeras de los hospitales poblanos ya con rumbo a la cemita del 1 de Mayo. Foto de MN.

La marcha del 1 de Mayo se disuelve en los gajos tristes de la dispersión obrera. Los telefonistas que abrieron la marcha no les importó que los granaderos les impieran el acceso al zócalo y caminaron sin parar hasta Casa Aguayo. A los obreros de la Vocho los perdí de vista cuando me distraje siguiendo a las enfermeras del ISSSTE que buscaron cobijo en el jardín de Analco para devorar las cemitas que su sindicato llevó para cerrar su participación en el evento. No es fácil entender lo que las lleva a marchar como cada primero de mayo. Si algo ha logrado en extremo el Estado mexicano en cuarenta años, es la disolución de cualquier posibilidad de éxito de un movimiento obrero independiente.

Pienso en ello mientras veo escurrirse al norte a la masa de comerciantes agremiados en la 28 de Octubre, a pesar de toda la violencia gubernamental contra ella.

La enorme manta de los de Frutas y Verduras el 1 de mayo. Foto de MN.

+++++

Rita amador en conferencia de prensa. Foto de Agencia Enfoque tomada de e-consulta.com.

Es Rita Amador, lideresa histórica de la 28 de Octubre, la añeja organización popular que en este 2015 sufre un nuevo asedio desde el Estado. No es nada nuevo para ella: 1973, era una niña cuando la policía desalojó las calles adyacentes a la Victoria; 1989, cuando encarcelaron a Simitrio; 1995, cuando la policía tomó a balazos el mercado Hidalgo. La historia es larga, pero ahora la andanada es tan grave como aquellas. 2015: entre marzo y mayo se han producido al menos once acciones que entreveran operativos policiacos y ataques de pandilleros. Y en diciembre de 2014, el nuevo encarcelamiento de Rubén Sarabia, Simitrio, junto con su hijo Rubén Sarabia Reyna.

Sí, no es un asunto nuevo: más de cuatro décadas han transcurrido desde 1973, con el desalojo de ambulantes en el entorno del mercado de La Victoria, que derivó en la creación de la más importante organización popular no partidista en la historia moderna de la ciudad de Puebla.

En todo esto pienso mientras la combi nos lleva al cuartel de la 28 en el Hidalgo. Ahí descubriré que este gobierno municipal les ha construido unas nuevas oficinas para reemplazar la vieja bodega ubicada en el área de Cocinas. Ahora encuentro una construcción de dos pisos, con recepción (un escritorio, una computadora, dos archiveros y un buen número de personas esperando a Rita), una sala de juntas (sin mobiliario, en la que reposa un grupo de personas provenientes de la Montaña de Guerrero, creo, pues observo todo de refilón, siguiendo a Rita al piso de arriba), y un segundo piso, también sin mobiliario, en uno de cuyos salones descansa un grupo de muchachas estudiantes de la Normal de Teteles. Sí, ahí encuentro a las aguerridas normalistas de Teteles.

En las nuevas oficinas de la 28 de Octubre, el recuento gráfico de la represión de 1995. Foto de MN.

--¿Cómo explican esta nueva batida contra la 28? --le pregunto a Rita.

--Yo creo que es porque no nos alienamos a ningún partido --me responde muy segura--. Eso nos dijo Maldonado, que por qué andábamos solos, que deberíamos valorar que algún partido nos retomara.

Maldonado, un funcionario del gobernador Moreno Valle abonado a la trama en la que en Puebla se involucró el picaresco partido perredista.

--¿Cuándo se los dijo?

--En el 2013. Ahora ya simplemente no hay ninguna negociación. Ellos la aparenta, llaman a Derechos Humanos, llaman al Consejo Ciudadano de Seguridad, llaman al representante del gobierno federal, que como testigos de calidad. Pero no cumplen nada. Se comprometieron a que no impondrían ningún recurso de inconformidad en caso de que ganáramos los amparos, y se ganaron ya por parte de Cholula, y les ponen inconformidades y no les han permitido salir a los presos. Simitrio y su hijo ganaron el amparo que interpusieron en Cholula contra el delito de protección al narcomenudeo que les achacaron. El juez dijo que habían violado sus derechos humanos y que no había forma de que ellos hubieran cometido ese delito, y aun así les vuelven a meter un recurso de apelación y vuelven a armarle otro proceso más, también por narcomenudeo, pero no hay quién los señale directamente. En las copias que obtuvimos de la averiguación, las personas que lo acusan dicen es que me dijeron que en el Hidalgo, su hijo y Simtrio, pero yo les compro a las chantintas, o sea, no lo señalan directamente…

--Creo que está claro que quieren dejar a Simitrio en la cárcel --le comento.

--Quieren dejarlo 50 años --sigue Rita--, ni siquiera le reconocen los años del 89 al 2002 que estuvo preso.

--Entonces, ¿cómo explicas esta batida contra los ambulantes agremiados al 28?

--Nos pidieron por oficio que les entregáramos por escrito las áreas en dónde estábamos ubicados, para que en base a eso nos sentáramos a negociar la regularización de nuestros compañeros. Y tontamente les dimos la información de las áreas públicas, y ahí es a donde han ido a desalojar. Son áreas en colonias, no son muchos compañeros, por ejemplo, lo máximo en la Bola, eran como 30 compañeros. Dicen que rompen la cadena por lo más delgado, atacan a compañeros que no han estado por años en la organización, son nuevos, y son poquitos, y cuando llegamos ya se fue la policía.

--¿Y qué les dicen a ustedes los funcionarios municipales?

--Castañeda, el que estaba en Gobernación, dijo que los operativos se basaban en el artículo 16 del C OREMUN (Código Reglamentario del Municipio de Puebla), y que por eso no iban a negociar con nosotros. Pero luego ellos van y toman los espacios con gente nueva, en la Margarita va Antonio Ordaz, y en Centro Escolar va Neri.

El oficio para el padrón de locatarios en el Zapata.

+++++

Hago un recuento de la andanada gubernamental contra la 28 de Octubre en los últimos 45 días:

- El 29 de marzo se produce el desalojo en La Margarita y el Mercado Zapata.

- 2 de abril: Rita Amador denuncia que su esposo Simitrio es trasladado a una celda con reos infectados de SIDA.

- 12 de abril: denuncia la 28 operativo para sembrarle drogas en el mercado Hidalgo.

- 12 de abril: el gobierno estatal da marcha atrás a un operativo en la madrugada con más de dos mil policías en los mercados Hidalgo y Unión. Es una noche de terror para los comerciantes. No se saben las razones que llevaron al gobierno a detener la toma del bastión de la 28 de Octubre.

- 12 de abril: Esa misma noche, 20 taxis afiliados a la 28 son llevados al corralón por agentes de tránsito: “Si tienen estrella, jálenselos”, es la consigna que escuchan los taxistas.

- 13 de abril: desalojos en Amalucan, San Aparicio y Plaza Loreto.

- 21 de abril: desalojo en Xonaca la Bola.

- 24 de abril: Operativo en el mercado Zaragoza. Comerciantes denuncian uso de balas de goma por policías y rapiña encabezada por encapuchados respaldados por los granaderos. La prensa publica videos que lo prueban.

- 27 de abril: desalojo en el Centro Escolar.

- 11 de mayo: denuncia 28 de Octubre amenazas de muerte contra dirigente Fernando Alonso.

- 11 de mayo: desalojan a 70 ambulantes en la CAPU y retiran 65 estructuras.

-13 de mayo: atacan pandilleros a informales de la 28 de Octubre en Plaza Loreto y lesionan a cinco personas.

Termino el recuento con la declaración del funcionario Mauro Nava, encargado del despacho de Gobernación municipal: “Por estrategia, para no afectar a terceras personas, los operativos contra los ambulantes se realizarán en la madrugada.”

--Nos lo dijo directamente Mauro Nava --me ha dicho Rita en la combi--, el que está como director en el Ayuntamiento: Puebla tiene que ser una ciudad bonita, donde no aparezca ningún vendedor, pues vienen inversiones extranjeras. Oiga, le dije, la gente tiene hambre, tiene que trabajar, y no está en el centro de la ciudad, está en la colonias. Nada más se rio, y dijo, ‘a mí eso no me interesa, Puebla va a cambiar, a mí me interesa que Puebla se vea bonita.’ Y me lo dijo delante de una representante de Derechos Humanos. Le dije a ella, usté está escuchando lo que este señor dice… Y me contesta: yo no puedo hacer nada si ustedes no ponen una denuncia y él haga algo que ustedes puedan denunciar, como los desalojos y que no les quieran regresar sus pertenencias, algo así.

+++++

A media mañana del 1 de mayo el mercado Hidalgo muestra el trasiego de cualquier día. El estacionamiento atascado como siempre. Los pasillos enredados por marchantes y puestos y sonsonetes de qué va a llevar, lo que le guste, sin compromiso.

Pero ahora camino con Rita hacia sus nuevas oficinas, que encuentro tapisadas de recortes de periódicos que dan cuenta de “la represión contra los compañeros en la Margarita, en el Zapata, en el Zaragoza…”

El nuevo local de la 28 de Octubre en el Mercado Hidalgo. Foto de MN.

Pienso en esas palabras: “los compañeros”. De entrada sé que hay una gran mayoría de mujeres jefas de familia atrás de cada puesto de flores, de tacos, de frutas y verduras, de playeras y bisuterías, de películas pirata y de mil tipos de música. buscan un espacio. Tampoco es nueva la lucha por el control de estas miles de familias. Por mucho tiempo el PRI con su CNOP lo tuvo. Pero esa estructura del Estado se vino abajo desde los años setenta. Por eso apareció una organización como la 28 de Octubre, cuyos dirigentes siempre han sido acusados desde el gobierno en turno de lucrar con las cuotas que les pagan los comerciantes, ambulantes o no, para tener un sitio.

Así que le pregunto a Rita sobre el enriquecimiento de su familia, sobre las cuotas que la organización le cobra a cada persona que venda en los mercados que controla el 28:

--Rita, en notas de prensa se les acusa a ustedes de que se están enriqueciendo con las cuotas…

--Eso dicen, que tengo muchas propiedades. Eso lo manejan como hace años, eso decían de Simitrio, y le buscaron y buscaron y no encontraron nada. Ahora este señor René y una señora Concha, que se fueron con Neri, eso dicen, pero esa señora fue tesorera del 28, ella manejaba que nosotros les cobramos 3 mil pesos, pero no fuimos nosotros, fue su propia asamblea porque ellas se robó el dinero.

--¿Cómo funciona entonces la organización, cuántos son, cuánto pagan por vender…?

--Aquí lo que los compañeros pagamos semanalmente son diez pesos, 7 pesos para que se maneje a nivel de organización, y tres para el sector. Eso se utiliza para pago de luz, teléfono, gasolina, gastos administrativos. Eso se paga parejo, igual el que tiene puesto establecido que el que vende en el suelo. Con eso se pagan los carros que van a México a algún apoyo, eso lo paga la tesorería general, y si no nos alcanza los compañeros cooperan y pagan su pasaje. Tenemos recibos de lo que cada compañero paga. Claro, tenemos cooperaciones extraordinarias, como el festejo del 28 de Octubre, pero la decisión se toma en una asamblea. Este año se pagaron cien pesos por compañero, para los grupos, las comidas… O para pagar gastos de enfermedad de los compañeros. Pero todo lo registra el tesorero.

--¿Cuánta gente está afiliada a la 28?

--Ahorita estamos actualizando la información, pues ha llegado mucha gente, y mucha gente ha fallecido o ya se ha ido, pero estamos actualizando para tener los dichosos padrones que el ayuntamiento quiere, y que tiene, porque cada locatario pagó su lugar, su puesto, ellos tienen ese padrón.

--¿Cuántos puestos tienen en el mercado Hidalgo?

--Locales son como dos mil, pero están los semifijos en Rodamientos y tenemos ambulantes, que son los que van cada día a diferentes centros de trabajo, como es El Refugio, Zaragoza, Rivera Anaya, ¿para qué?, para que puédamos desfogar un poquito porque hay demasiado ambulante, habíamos calculado como 1,200, por eso vamos a hacer nuevos padrones, porque ya no vamos a permitir que van y vienen, por eso vamos a actualizar nuestros registros.

Cuánto dinero se maneja entonces, me digo. Si son cuatro mil comerciantes, 10 pesos semanales, 40 mil pesos… Pero Rita sigue su explicación:

--Así que del dinero que dicen, pues como cualquier otra organización. Ahorita la Doroteo Arango, según nos dicen compañeros de ellos mismos, les están cobrando 150 pesos a la semana, y que les cobran eso porque tienen que pagarle al Ayuntamiento, pero no están pagando directamente a Tesorería… Los que pagan más son los ambulantes, pues tienen que pagar cuota por plaza, pero no llega ni a los 50 pesos a la semana. Pero ese es un acuerdo de ellos en asamblea, se dan los motivos, se da el debate y se lleva a votación abierta y directa. No hay chanchullo.

+++++

Luego la conversación gira hacia la represión reciente en los mercados periféricos:

--Decían que eran pandilleros de la 22, pero no, ahora son de la México 68, de la Tepeyac y Naciones Nacidas…

Una llamada a su celular la interrumpe. Es Simitrio. Rita le explica a Simitrio por teléfono lo sucedido en la marcha. Por qué no se quedaron al mitin. “Me lo querían imponer, pero no, les dije, discúlpenme, no era el acuerdo. Con la UNT acordamos que íban ellos y luego nosotros al frente del movimiento social, pero nos dejaron al final atrás. Violentaron el acuerdo.”

“Échenle ganas”, le dice a Simitrio. Le pregunta por la insulina, que si ya tienen la forma de inyectarla. Luego me cuenta de las condiciones de su en el CERESO:

“Lo cambian, ahorita está en el dormitorio A, lo pasaron con su hijo. Ahorita está en el servicio médico, tiene diabetes, no había podido regularizar la azúcar, de momento se le subía y de momento se le bajaba. Y su hijo ya no oye bien, más bien no oye, no sabemos porque le pasó, si es estrés, sufre presión alta, siempre arriba de 180. Tiene 32 años... No he podido ir a verlo --dice--, desde hace unos veinte días me hablaron, que ya habían ubicado dónde andaba, y ahora lo confirmo con las averiguaciones previas que me abrieron por las denuncias del doctor Neri y la Doroteo Arango. Ya tenemos los números, vamos a meter amparos. Me acusa de amenazas de muerte, ese señor René Beristain, y los periodistas le preguntan que cómo lo prueba, les dice que ya perdió su teléfono. Ese señor estuvo antes con Talavera, él quiso traicionar a Talavera, pero Talavera le pone un cuatro, le dice, yo te dejo tal mercado, y él va con la gente a tomar ese mercado y ya lo está esperando la policía. Talavera lo metió a la cárcel. Luego se puso a vender drogas, y le abren otro proceso, acaba de salir el señor. Entonces se viene aquí, hace como año y medio, a infiltrar, y los compañeros sanamente lo escogieron como dirigente, eso fue hace como año y medio. Ese es ahora el que amenaza a la gente de que se pase con Neri.”

+++++

--¿Es un conflicto de clase, de ricos contra pobres?

--Yo creo que sí, se mira a nivel nacional, Es una guerra contra el pueblo a nivel nacional, mira cómo están vendiendo el país, es una guerra contra cualquier organización que pueda representar realmente al pueblo. Gali va a España a ofrecer la ciudad a los capitales. A los ambulantes no los dejan trabajar. A los obreros en las empresas extranjeras les pagan un salario de hambre, nada más les alcanza para que puedan reproducirse y sigan teniendo mano de obra barata. Entonces sí, es un conflicto de clases.

Y remata su perspectiva:

--Eso se está viendo en la ciudad de Puebla, aquí se está viendo cómo un tirano, va sobre todo, sobre el poder judicial, sobre la Cámara, sobre los mismos partidos, esos ya ni existen, únicamente les quedan las siglas. Y por eso la 28 de Octubre es una piedra, es una organización que denuncia todos los robos, toda la entrega del país.

Dejo a Rita en su mercado. Me llevo el interrogante que deja: qué destino tiene una ciudad que quiere desaparecer así la realidad de las familias pobres.

“La libertad de amar no es menos sagrada que la libertad de pensar. Lo que hoy se llama adulterio, antaño se llamó herejía”. ​​​​​​​Víctor Hugo

Mediodía del 25 de Junio en la CDMX. Este año, como ningún otro, la convocatoria ha sido especialmente intensa, amplificada por las redes sociales e impulsada por ONG´s, empresas y gobiernos. El aire tiene esa pesadez característica de los momentos previos a cuando ocurren hechos que marcan vidas.



Más de medio millón de personas haremos de esta marcha la más masiva de todos los años y una de las mayores del mundo.

Imagen relacionada

La comunidad LGBT llena poco a poco al espacio entre la glorieta de El Ángel de la Independencia y la puerta de los leones en Chapultepec. Es una marea sutil que avanza desde las estaciones de metrobús, del metro, baja de los autos y se condensa, calle a calle, en un espacio que año con año la comunidad reclama como suyo ¿Cómo no alegrarse al ver los colores que nos identifican en tantas y tantas fachadas? ¿Cómo no alegrarse recordando que apenas hace quince años eso prácticamente no existía? El corazón se hace pequeño con las muestras de apoyo.



El ambiente festivo tiene su raíz en los cada vez más constantes triunfos de la comunidad LGBT en empresas, en instancias de gobierno, en la calle, en el arte, en la radio, en las redes, que dan seguridad a aquellos que ya no dudan en acercarse. Muchísima gente de fuera de la CDMX encuentra aquí una zona libre para expresarse, ya que en muchas ciudades y pueblos del interior del país todavía les es imposible hacerlo. Todos nos sumamos a los contingentes, encontramos nuestro espacio, desde los contingentes del activismo, los de las embajadas, de empresas, colectivos, bares o antros. Todos diferentes y únicos pero todos con un alma y corazón que palpitaban bajo una bandera de arcoíris que ahora es escudo, orgullo y protección.

Así comienza una marcha por la libertad de amar, de expresarse, una marcha con el reclamo en alto por los cientos de asesinatos dentro de la comunidad. Una marcha donde muchísimas embajadas y empresas suman alegría a las consignas y le dan más profundidad al movimiento poniendo el ejemplo a todos los gobiernos estatales que todavía no reconocen el matrimonio igualitario dentro de sus legislaciones.

Resultado de imagen para marcha gay 2017 cdmx

Cinco horas de marcha continua, drags y travestis aguantan kilómetros bajo el rayo de un sol inclemente y una humedad constante que presagian lluvia. Al frente la masa que camina; al final, y pareciera que animando a todos a continuar, vienen los camiones de los antros y bares LGBT con el color, la música y alegría incansable. Pero la marcha va más allá. Este año tiene, como nunca, una presencia inusitada de familias, de niños cargando letreros, coreando, riendo. Son la familias que expresan su amor y que apoyan a sus hijos, hermanos.

También este año queda más patente que nunca la necesidad de unión de la comunidad LGBT. Porque este año se han visto más muestras de odio de la misma comunidad que también tuvieron eco en las redes. Personas de la comunidad que olvidan que los derechos que ahora se tienen provienen de una lucha en la que decenas fueron muertos, muchos más fueron amenazados, golpeados o amedrentados, personas que no cejaron y que al final no dieron a todos la libertad que durante siglos nos había sido negada. La libertad de vivir, la libertad de amar sin miedo. Y con esa libertad nos dieron los derechos que hoy nos amparan y protegen.

Camino por Paseo de la Reforma y esta es mi consigna: marchar por mis amigos que no pudieron ir, por aquellos que todavía tienen miedo, por aquellos amigos que se me murieron presa del VIH no por falta de medicamentos sino por falta de amor y exceso de miedo. Y como yo, cientos actúan desde su trinchera, porque el avance de la comunidad LGBT es el avance de todos, porque la libertad es una y no debe ser negada, porque hace falta todavía mucho camino por delante, pero vamos con la conciencia de que ahora nuestras familias, amigos y la mayoría de la sociedad están a nuestro lado, hombro con hombro, avanzando palmo a palmo con una sonrisa en la boca y muchas lágrimas de agradecimiento.

Imagen relacionada

Instituto de Estudios Críticos

XXIII coloquio internacional de 17, Instituto de Estudios Críticos, en colaboración con la Asamblea Nacional de Afectados Ambientales, la Universidad Iberoamericana y el Centro Cultural Universitario Tlatelolco

Coordinación: Gabriela Méndez Cota y Benjamín Mayer Foulkes



Durante la segunda mitad del siglo XX las advertencias científicas sobre el calentamiento global, sus causas y consecuencias, circularon apenas en forma de rumores sofocados por el ruido vehicular, mediático, cultural y político de la mundialización. Sólo en la primera década del siglo XXI los gobiernos empezaron a reconocer, pálida y nerviosamente, los crecientes costos socioeconómicos arrastrados por el incremento en sequías, inundaciones y tormentas, así como la contaminación de la atmósfera, de los suelos y los océanos. Todo apunta, sin embargo, a que para entonces la civilización humana ya había rebasado un punto de inflexión. Hoy somos testigos de mutaciones terrestres particularmente visibles en los polos y las selvas tropicales, a la vez que enfrentamos una incertidumbre social marcada por la degradación del discurso y el recrudecimiento de las violencias. La extinción masiva de la vida en el planeta nos obliga a preguntarnos una vez más por la violencia de lo humano, y por la posibilidad misma del pensamiento crítico en el seno de la eco-catástrofe global. ¿De qué manera estaría implicado el propio pensamiento crítico en la eco-catástrofe? ¿Cuál podría ser su margen de intervención?

Con la participación de

Pat Mooney, Asamblea Nacional de Afectados Ambientales (ANAA), Marco Antonio Alcalá, Ángel Octavio Álvarez, Juan Pablo Anaya, Andrés Barreda, Fernando Córdova Tapia, Ricardo Dal Farra, Siobhan F. Guerrero, Sergio Mastretta, Benjamín Mayer Foulkes, Gabriela Méndez Cota, Ana Patto, Alma Piñeyro Nelson, Víctor Ortiz, Eugenio Polgovsky, Silvia Ribeiro, Jean Robert, Karen Rossell, Alejandra Straffon Díaz, Luis Tamayo, Ramón Vera, Verónica Villa, Sergio Villalobos-Ruminott, Jason Weidner, Joanna Zylinska

Sede:
Centro Cultural Universitario Tlatelolco
Ricardo Flores Magon 1, Nonoalco-Tlatelolco, 06995 Cuauhtémoc
Ciudad de México
http://www.tlatelolco.unam.mx/

Estas actividades están abiertas a todo público interesado en participar, sin embargo debido al cupo del foro es necesario llenar la forma de registro.
Todas las sesiones de trabajo serán en español con excepción de la charla de Pat Mooney que contará con traducción del inglés.



ENTRADA LIBRE

PROGRAMA

Coloquio Internacional:
Itinerarios de los Saberes Artes & Culturas

Inauguración a las 9:45 a.m.
en "El Paraninfo" del Edificio Carolino
4 sur número 204
Centro Histórico de Puebla

Para el Doctor Cesar López, un migrante valiente y generoso.*

La semana pasado, en el programa de Leo Zuckerman de Foro TV, oí una historia que me pareció extraordinaria. Busqué en internet la información complementaria para escribir este artículo.



La historia es la del científico mexicano Israel Reyes, quien nació en una comunidad marginada del estado de México hace más de 45 años. Desde niño tuvo un talento natural y excepcional para las matemáticas. No dice cómo, pero logró salir de la marginación de su comunidad para ingresar a la preparatoria del instituto Politécnico Nacional. Uno de sus maestros, al que Israel dice que le estará agradecido toda la vida, se dio cuenta de su talento y lo animó a ir a la embajada de Estados Unidos a pedir una beca. Aquí - le dijo - no hay las oportunidades que tú necesitas. Yo creo que el maestro se dio cuenta del tamaño de su talento. Israel se animó a presentar el examen en la embajada americana y obtuvo la beca para una universidad en Colorado, con el requisito de un depósito de 5 mil dólares para ingresar legalmente a Estados Unidos, 5 mil dólares que no tenía.

Me sorprendió todo: la lucidez del maestro, la seguridad en sí mismo de Israel y la posibilidad de que la embajada americana diera esas becas.



A los 18 años, sin nada más que el papel de admisión en la mano, Israel la emprendió para el norte. Se tardó más de un mes en llegar a la frontera, y como millones antes que él, como "mojado", cruzó el río Bravo para después adentrarse en el desierto.

Israel es breve en su relato y todo lo cuenta con la ligereza de quien cuenta un viaje turístico. Nada más lejos de eso, pero él es así. No magnifica para nada sus logros.

Llegó a la universidad y ahí el responsable de la escuela de matemáticas, un amable profesor, le dijo que no podía admitirlo por no reunir los requisitos para su legal entrada al país. No se dio por vencido. Consiguió un puesto de barrendero en la misma universidad en el turno de la noche, y en el día empezó a entrar a clases de oyente. La universidad no lo podía aceptar por la puerta de enfrente, pero por la de atrás le dio trabajo. Me imagino que hoy, en los tiempos de Trump, eso sería imposible.

Israel gastaba el dinero de su sueldo en comer y en libros, y toda su energía en estudiar y trabajar. Un día, meses después de su llegada, el profesor con el que se entrevistó al llegar lo reconoció en la cafetería y le preguntó qué hacía ahí. Él le contó en qué andaba y el profesor seguramente se conmovió e impresionó con ese tenaz joven de 19 años. Buscó a los profesores que ya lo conocían, quienes le dieron excelentes referencias de su desempeño, así que lo ayudaron a regularizar su situación. El profesor hizo algo más por él: le dijo que no se perdiera en la teoría, que se enfocara en las matemáticas aplicadas porque eso le daría para vivir. Así lo hizo. Muy pronto ya estaba trabajando para compañías como IBM, Hewlett Packard y Fujitsu, dedicadas al desarrollo de tecnologías de la información. Su trabajo lo llevó a vivir en Europa, en América latina y en Japón

Israel Reyes explica en un video la Associative Law Elliptic Curve Cryptography

Después de 17 años de experiencia en manejo de crisis y seguridad cibernética, en 2012 fundó en Nueva Zelanda la empresa Solity, que además dirige hasta hoy. La empresa se especializa en la construcción de arquitectura de plataformas cibernéticas y mitigación de riesgos con amplios protocolos de seguridad que él mismo diseña.

La Doctora Eunice Rendón, otra mexicana de excepción, especialista y conocedora de las diferentes aristas del fenómeno de la migración, lo ha involucrado e invitado a participar en un programa en el que se busca que miles de migrantes mexicanos con alta preparación científica y tecnológica apoyen a distancia a jóvenes mexicanos que estudian en diferentes universidades de México. La idea es que la fuga de cerebros encuentre una forma de retorno que enriquezca al país. Lo están logrando y el programa será seguramente exitoso. Desde los lugares donde habitan, técnicos y científicos mexicanos altamente capacitados comparten sus conocimientos usando las video conferencias. No solo dan su tiempo, también gracias a sus contactos y talento, consiguen donaciones de equipos que por su costo pueden ser muy difíciles de adquirir para las universidades públicas mexicanas.

Israel Reyes no tiene ni le interesa tener otra nacionalidad, solo la mexicana. Él dice que no renunciará a ella. ¿Cómo? - dice él- si este país me dio los retos.

Estoy intrigada con esa frase- "Este país me dio los retos”. ¿No es una manera totalmente distinta y positiva de abordar la vida y de ver a México?

Donde otra persona hubiera visto desgracia y problemas irresolubles, él vio retos. Y además está dispuesto a darle al país parte de lo que es, sabe y tiene.

*Cesar López es mexicano. Es Doctor en Biología por la Universidad de Manchester. Él y el Doctor Arturo Reyes, ambos poblanos, desarrollaron exitosamente la vacuna contra el zika en Manchester, Inglaterra.

Los rectores han dado la cara esta semana por la sociedad civil en Puebla: el Sistema Estatal Anticorrupción debe están en manos de ciudadanos de probada independencia frente a los grupos de poder.

Y lo han dicho en una semana en la que se confirma el perfil criminal y grotesco del Estado en sus instituciones de gobierno –basta ver la denuncia del espionaje operado desde el gobierno de Peña Nieto a los ciudadanos y la amenaza de persecución penal a quienes lo señalaron--, por lo que la postura de las universidades en torno a la creación de organismos contra la corrupción verdaderamente ciudadanos es una gran noticia.

Son las instituciones de educación superior en Puebla las que hoy representan el perfil ciudadano de las instituciones del Estado. Ello frente al virtual secuestro de las instituciones publicas por los grupos de poder que representan los gobernadores en la sociedad poblana. Sólo la sociedad civil organizada es capaz de enfrentar al poder autoritario que concentra la figura del gobernador. Y a la vista el ejemplo extremo al que se llegó con Rafael Moreno Valle.



Sin la presión de los grupos ciudadanos organizados en Puebla el Congreso estatal será incapaz de asegurar un perfil ciudadano para la mentada fiscalía anticorrupción. Son muchos los ejemplos que tenemos en Puebla para confirmar la sumisión que los diputados de las últimas legislaturas han mantenido frente a los gobernadores de turno. Una tras otra, igual con Manuel Bartlett que con Melquiades Morales, Mario Marín y Rafael Moreno Valle. Ahora mismo, con Tony Gali, una mayoría de diputados es afín al exgobernador que quiere ser candidato del PAN a la presidencia de la república. No es nueva la sumisión de los poderes legislativo y judicial a los gobernadores en Puebla. La novedad la encontramos en la emergencia de la sociedad civil organizada. Y al frente de ellas, las instituciones de educación superior, incluida la universidad pública.

Por eso destacan las posturas de los rectores esta semana ante la comisión de diputados responsables de la conformación del Sistema Estatal Anticorrupción, con la tarea principal del nombramiento de los ciudadanos que operarán este nuevo organismo legal a cargo de un Comité Estatal de Participación Ciudadana Y aquí damos cuenta de ellas:



Alfonzo Esparzo Ortiz, Rector de la BUAP:

“La Comisión de Selección debe de hacer un cuidadoso escrutinio para que quienes lleguen sean personas que no sean susceptibles a presiones, amenazas y que no haya conflicto de intereses. Uno de los elementos que daría mayor certeza sobre los miembros del Comité Estatal de Participación Ciudadana es que como requisito se les exija hacer su declaración 3 de 3, en la cual se aclararía el patrimonio, sus intereses y su situación fiscal. Y debe asegurarse la participación de las mujeres, menos proclives a la corrupción y opacidad en comparación a los hombres.”

Fernando Fernández Font, Rector de la Ibero Puebla:

“La problemática que tienen las instituciones es la falta de ética e identidad de parte de sus integrantes. Es positivo que el proceso se abra a la sociedad civil, pero esto podría quedarse como un ejercicio si los grupos políticos insisten en mantener sus intereses. Si lo que buscan los grupos políticos es mantener su propio interés en mantenerse en el poder, pues esto es imposible, parece que ya no hay banderas e identidades propias de los grupos políticos, hay chapulines según la conveniencia van brincando de un lado para otro, eso también es sumamente combatible… La desconfianza y críticas hacia los institutos políticos e instituciones se originan en quienes están al frente de los mismos, que lo único que consideran son sus intereses. Los ladrones de cuello blanco, es gente buena porque no mata, no asesina, no secuestra, pero no paga salarios justos, no tiene distribución de la riqueza, evade impuestos, muy buenos porque van misa pero no son buenos porque no están trabajando verdaderamente por la justicia y la igualdad de nuestra sociedad.”

Hace unas semanas estalló una huelga de hambre de internos en la cárcel de Tacoma, en el noroeste de los Estados Unidos. Mientras escribo estas líneas ha estallado otra más, esta vez de mujeres reclusas con dos demandas: alimentación comestible y nutritiva y agilización de los trámites de deportación por parte de la Agencia de Migración y Aduanas del gobierno estadounidense (ICE por sus siglas en inglés). Cada año entre 300 y 400 mil centroamericanos y aproximadamente 500 mil mexicanos viajan al norte con grandes esperanzas. Acaso el infierno que los espera es mejor que el que viven sus países.

Imagen relacionada



La semana pasada estuve en Vancouver, Seattle, Bellinhan y Tacoma en la Columbia Británica en Canadá y en el estado de Washington en Estados Unidos de América. Fui invitado por los comités de Morena de Seattle y Vancouver en mi calidad de secretario nacional de derechos humanos de dicho partido. Fue una experiencia magnífica convivir con Nestora Salgado, la Comandanta de la Policía Comunitaria de Olinalá (Guerrero, México) y con Bethi y Lupita, dos integrantes de Las Buscadoras, agrupación de 420 madres de personas desaparecidas en el norte del estado de Sinaloa. Escuchar el testimonio de Bethi y Lupita fue estremecedor. La primera de ellas encontró los restos de su hija, después de tres años de estarla buscando. La segunda, ha pasado infructuosamente los últimos cinco años buscando al suyo. Nestora está exiliada en los Estados Unidos de América, después de haber cumplido una condena de casi tres años por haber encabezado una organización de autodefensa en contra del crimen organizado que asolaba a su región. Es notable que la policía comunitaria logró erradicar casi totalmente el crimen en ese lugar. La recompensa para Nestora fue ser encarcelada, acusada falsamente de homicidio y secuestro.

La imagen puede contener: 4 personas, personas sonriendo, personas de pie y exterior



Fue para mí verdaderamente impactante entrar al Centro de Detención del Noroeste en la ciudad de Tacoma. La cárcel de Tacoma es una de los 637 cárceles para migrantes que existen en Estados Unidos, en las cuales permanecen 325 mil reclusos principalmente mexicanos y centroamericanos. La mayor parte de esas cárceles son regenteadas por empresas privadas que se rigen en su administración por la premisa capitalista de hacer inversiones mínimas y obtener máximas ganancias. Esto redunda en que las cárceles para migrantes en EUA son verdaderos campos de concentración en los cuales se les da a los internos comida de mala calidad, llamadas telefónicas carísimas, tiendas que venden artículos a precios abusivos, deficiente calefacción y aire acondicionado, pésima atención médica. Entre 2003 y 2016, 155 reclusos murieron en los centros de detención referidos y no pocos de ellos cometiendo suicidio. Es de hacer notar que para las empresas capitalistas carcelarias, es un pingüe negocio el incremento de la persecución y encarcelamiento de migrantes. Por ello, el triunfo de Trump, con su fascista discurso antimigrante hizo que subieran los precios de las acciones de dichas empresas en la bolsa de valores. Mientras más migrantes presos, mayores las ganancias de empresas como el GEO Group Inc., concesionario de la cárcel de Tacoma.

Capitalismo salvaje y persecución contra migrantes. Carlos Figueroa Ibarra.

La vida que se escucha en los ojos de Salvador Flores.

Mirar el mundo por sus sonidos. Escuchar el caos para percibir el paso del tiempo. Con los ojos cerrados. Entender que desde el principio, todo es ruido.

Caminar en el centro de la ciudad de Puebla. Llevar en el maletín unos CDs de los noventa para los clientes que te han hecho el pedido. Cargar la memoria con la música que identificas entre las mesas de un restorán por los gruñidos de un joven roquero que trabaja la propina.



Salvador no tiene problema en reconocer lo que interpreta el cantante:

Es Zoe, una banda a la que por cierto nunca he escuchado hasta hoy. Pero él la identifica sin chistar, y me dice que ya tiene tiempo esa rola, tal vez de hace unos quince años. Así que Zoé. Salvador ha llegado a vender algún disco suyo.

“Nada más tienen dos canciones –me dice--, bueno, al menos las que pegaron. Esa que canta el muchacho es Soñé.”

El roquero termina la interpretación, y ahora pasa la charola guitarra en mano. Sí, soñé, así se llama la rola, me confirma. Salvador sonríe.

“También la anterior está bonita –sigue--, la de labios rotos.“



El muchacho intérprete se emociona. Sí, está chida la rola, y el hombre de lentes negros se las sabe todas.

“Toda la música la conozco, todos los géneros, nada más se trata de escucharlas.”

Vende de todo, de pop, de cumbia, de ranchero, de salsa: “Compré muchos discos, cuando salían, compré como cien, y como ya salieron las memorias, pues las copio y las vendo. Y como la gente tiene el celular, pues me las compra.”

Las memorias. No entiendo. Ah, las memorias electrónicas. Y el celular.

Luego me da una demostración:

“Lo desarmo fácil, le quito la batería y… acá está la memoria, mire. Entonces meto mis discos en ella y ya puedo venderlos.”

Los discos, entiendo, vende los discos. A diez pesitos. O chips de teléfonos. El chiste es buscarle de todo.

Ladran los recuerdos

Lo conozco desde hace muchos años. A su papá, Don Goyo, pintor de brocha gorda en el barrio de Santiago hace cincuenta años. A él, cuando jovencito que iba a la radio en los noventa, a la Radiante 105, y participaba con una sección en el programa Revista 105. Y hablaba de temas en los que es un experto: los perros capacitados para guiar a los ciegos, el bastón, las vialidades y la infraestructura para caminar en ellas. Todo eso quedó grabado, me dice, y espera mi respuesta, ¿qué fue de esos audios de la estación en aquellos años noventa? Habría que buscarlos, me dice.

Buscar en sus recuerdos. Eso hacemos ahora.

“Así, así, ¿cuántos años me calcula, señor Mastretta?”

A ver, ¿cincuenta? Me fui de largo. 44. Lo veo más cascarón.

“Es que la vida me ha tratado mal –me dice riendo--, pero me ha dado tiempo de escuchar la música.”

Lo veo en su programa en la radio en 1996. ¿Claro y oscuro se llamaba? Ninguno de los dos lo recuerda bien. Ha pasado el tiempo.

Lo veo en su viaje a Estados Unidos en 1994. Solo. Se fue a Rochester en 1994 en busca de un perro. Regresó con Alex.

“Un tío y mi mamá me fueron a dejar al aeropuerto de México –cuenta--, y allá estuve un mes. Me patrocinó un Club Rotario, estaban en la 27 y la Avenida Juárez, aquel día el presidente era un doctor que se llama Heriberto Gómez, él fue el que me mandó. Yo fui solo a conseguir la visa y el pasaporte, y ya nada más mandé la solicitud a Estados Unidos y me la dieron dos meses después. Y en septiembre de 1994 ya estaba yo volando a Rochester, porque fue en avión. Después de un mes regresé con mi perro. Me dieron capacitación y cuando vieron que ya estábamos adaptados, me mandaron de regreso. Se llamaba Alex, estuvo diez años conmigo. Pero ya no he vuelto a tener un perro, lleva mucha responsabilidad, comida especial, y luego el veterinario, es mucho gasto.”

Salvador ríe. Son muchos recuerdos de Alex. Lo veo en una esquina, a la espera del camión. Prueba de fuego resuelta rápidamente con el civismo reprobado por los choferes.

“No nos dejaban subir a los camiones. Decían que los iba a morder. Ahí me quedaba yo, a la espera del siguiente y el siguiente, hasta que alguno se acomedía. Una vez me subí a un ruta Azteca, y el chofer me cobró el pasaje de Alex, ¿qué te parece?, me cobró lo mismo que a mí. Le dije, ¡cómo cree!, si se va a ir en el suelo, pues aun así tiene que pagar, me dice. La gente se quedó callada. Otro día iba yo a entrar a SAMS a comprar un costal de alimento de perro, y no me lo dejaban pasar, y no entré hasta que llegó el gerente y le expliqué.”

Radio

Pero ya no lo extraña mucho. Salvador se ha independizado.

“Ahorita yo sé dónde estoy. Estamos en los portales, el zócalo está atrás, la 3 Poniente hacia mi izquierda, la Reforma a la derecha, o sea, siempre estoy ubicado, ¿qué le parece? Aquí enfrentito está Telcel, y más para allá estaba el banco Scotiabank, pero ya no, lo pasaron para la 2 Poniente. Así que no extraño mucho a mi perro, desde pequeño me gustó tener iniciativa, ya ve, así llegué a su estación de La Radiante, ahí fui a tocar su puerta pa que diera chance de platicar con la gente.”

Y no fue la primera estación. Antes un locutor de nombre José Luis Ramírez Sánchez le dio la oportunidad en grupo Oro, y como tenía una tarima de sonido local en el mercado de la Cocota, ahí hizo sus prácticas, y por cuatro años estuvo anunciando a los locatarios, y daba la hora.

“Por ejemplo plásticos Aredo, que vendían tasas, platos, cubetas, todo eso lo anunciaba. Orita un ejemplo, ¿así nada más?, sale, decía ‘Plásticos Aredo, abierto de lunes a viernes, de ocho a ocho, aquí en el mercado de la Cocota, en la 16 Norte y 4 Oriente, precios accesibles, pasen a comprar…’ Así más o menos, es que yo a este locutor de radio le pedí la oportunidad de que diera chance de hacer prácticas ahí en radio oro en la avenida Juárez, y me dice a ver, demuéstramelo, vete al mercado de la Cocota y ahí haces prácticas, y sí, llegué solo, y ahí me quedé con él cuatro años.”

Cuatro años en la tarima del mercado. Entraba a las cuatro, las cinco de la mañana, y hasta mediodía, o hasta la noche cuando no aparecía el locutor. A veces comía una torta, una cemita, otras nada. Le siguió la pista al locutor hasta la Fayuca, ahí abrió otro sonido local y ahí estuvo Salvador. Todo eso le sirvió para llegar a la Radiante. Le pidió una oportunidad al productor Polo Noyola, y ahí empezó su programa los sábados por la mañana en Revista 105.

“En el 2005, cuando se acabó el proyecto de la Radiante, Polo me recomendó con el vulcanólogo Alejandro Rivera, él tenía un programa de lunes a viernes en Tribuna Radiofónica, igual, igual con mi tema de los perros, el bastón, las calles y los invidentes, ahí estuve un año, igual con la idea de concientizar a las personas que nos escuchaban.

Radar

La ciudad se camina, se reconoce en sus alcantarillas y sus baldosas rotas, en los letreros tramposos, en las casetas telefónicas malditas. Salvador habla y yo cierro los ojos, por un momento lo escucho venir desde Xochimehuacán. Sale a mediodía, porque él es gente de la tarde, en la mañana se queda en casa, deja que su mujer trajine y él escucha su música. Luego toma el camión, reconoce los tráficos por los tiempos y los parones, por las calles cortas y largas. Sabe cuándo queda atrás el mercado Hidalgo, cuándo el camión ya va por la 7 Norte y da vuelta en la 14 Poniente y cuándo por fin por la 15 Sur cruza Reforma, porque ahí se baja y camina. Lo veo andar con su maletín, con los discos, hacia sus clientes, ya está con uno que le hizo un pedido.

Abro los ojos, ahí sigue Salvador con sus lentes negros. ¿Cómo lo hace? ¿Cómo camina por esta ciudad sin ojos?

“Cuando ya tienes la idea de andar en la calle nosotros ocupamos el oído, y todo lo calculamos. Sabemos si viene o no el coche, si viene de la izquierda o de la derecha, y si se mueven, ya sé que el semáforo está en verde, todo eso lo tengo calculado.”

Y no se espera a que le ayude la gente, yo no carga silbato, no le gusta, es hacerle menos, no le gusta llamar a la gente.

“Conozco toda la ciudad –dice Salvador--, desde aquí del centro para donde quiera. Caminando hasta el hospital Universitario, a Plaza Dorada, el Paseo Bravo, el hospital de San José.”

El bastón es la extensión sobreviviente de los ojos perdidos. El bastón es la herramienta crítica, el radar implacable para un urbanismo moroso y vil.

“Las líneas en el suelo al principio sirvieron –arranca con la severidad de un profesor de arquitectura que nunca será presidente municipal--, pero como es un trabajo muy mal realizado, las placas se despegan con la lluvia y paso de la gente, así que en lugar de que sea fácil, nos complica, los bastones se traban con el concreto levantado, te tropiezas. No sirven. Tapan el sol con un dedo. Hay muchas cosas en la calle que no tienen por qué estar, pero están ahí, como esos fierros grandes en los que ponen letreros, están para que uno se estrelle con ellos. La ciudad no piensa en uno. Estamos muy olvidados. Aparentemente hay reglamentos, pero no se cumplen, no se llevan a cabo. No vamos lejos, aquí en esta calle de la 16 de Septiembre, usted ha pasado seguro por ahí, la carretera está al nivel de la banqueta, más bien no hay banqueta, no hay escalón, y pa cuando nos damos cuenta ya estamos a media calle, ¿qué le parece?”

Le digo lo que opino: que esa calle la construyó un güey que no piensa en Salvador. Se ríe. Y apunta:

“El problema de fondo, desafortunadamente, es que nosotros no contamos, no tenemos opinión. A lo mejor con esto que se publique alguien se pone la pila. Y si así estamos en el centro, imagínese en las colonias, allá todo es peor.”

Civismo

“La ciudad es agresiva. Lo veo con los choferes, les dices, oye, por favor me bajas en la Reforma y la 15, y ellos no te dicen nada y te bajan en la 5 Poniente. Y siempre prepotentes, hazte para atrás, a gritos, que estorbas, con esos tratos. Y si caminas por la 10, la gente nos empuja, nos codea, nos quita de su carril, y allá va uno rebotando de aquí para allá. O llegas a una tienda y pides algo en el mostrador, y el empleado no contesta, se queda callado, como si no hubiera nadie, como si fuera uno a pedirles limosna, como si no fuera uno a comprar algo; y si contestan te dicen no está el dueño, o si llega otra persona a esa atienden y no respetan que uno haya llegado primero. O qué tal que haces una fila, haz de cuenta un teléfono, y ahí estás, y se mueve y entonces no te avisan, se pasan delante de uno, adiós, te brincan, se pasan uno o dos. Pero la situación está complicada para todos, en todas partes, no nada más para uno que no puede ver. La sociedad está muy alterada, hay mucha violencia, nos agredimos todos contra todos, vivimos enfrentados, y vivimos sólo pensando primero en nosotros, primero en nosotros, lo que le pase al otro nos da igual.”

Salvador se involucra, habla en primera persona. “Yo he tratado de que no ser así, pero veo que así es la mayoría.”

Y de nuevo: ¿qué le parece?

Y él: “Vivimos una época terrible, tenemos que despertar, tenemos que alzar la voz.”

La felicidad

Ahora ya es un monólogo. Yo ya he cerrado los ojos:

“No es fácil ser feliz con este asunto de la vista, se pierden muchas oportunidades de trabajo, de hacer deporte como los demás. Felicidad, felicidad, casi no la conozco, nada más intento pasar la vida, ¿qué le parece? Nada de esto platico con personas como yo, cada quien anda en sus asuntos personales. Empecé a venir al zócalo hace más de veinticinco años, entonces conocí a una amiga justo a la entrada de la escuela Zapata. Ella veía bien, pero hablaba mucho al radio, cuando me daba oportunidad José Luis Ramírez en Radio Oro, ella me escuchó un día y me llamó, y aquí nos citamos, tenía un poco de emoción. Luego le perdí la pista.

“Yo vengo desde Xochimehuacán, porque ya vivo allá con mi familia, ya no estoy en Amalucan, pero es que me junté apenas con una chava, y me llevaron a vivir para allá. Ella es ciega como yo, pero no sale al centro, se queda en el quehacer en casa. La conocí en un curso de costura aquí en la 5 Poniente. Yo tomé la iniciativa, porque uno siempre tiene que ser caballero. Ella tiene 42 años. Ya tengo esa responsabilidad, todo depende de mí. Su familia nos prestó un cuarto en la casa de ella. Ai vamos con sus familiares, nos respetamos, como en todos lados se tiene que portar uno bien, aunque no falte el gandallita, siempre hay alguien en la calle, en el trabajo, en la familia, por eso siempre hay que andar preparado.

“Todo es ruido, todo viene por los sonidos. Los coches, ese ruido siempre va primero, lo escucho, percibo por dónde viene. Si arranca, ya sé que no puedo atravesar. Por ejemplo ahora, guarde silencio diez segundos… Mucha gente, de todas partes las escucho, y atrás de mí, los coches. Caótico, desordenado, como el mundo, descontrolado. Y ahí está uno, dentro del ruido…

“Me dice un día un cuate, un vendedor de no sé qué, me dice tú ya te acostumbraste a andar así, y yo le contesté, ¿tú te acostumbrarías a pegarte con los teléfonos, a caerte en las alcantarillas? Le digo, yo no me he acostumbrado. Acepto mi realidad, pero a pesar del tiempo, de los años, no me acostumbro, ¿cómo te vas a acostumbrar a los golpes? ¿Te has caído por una alcantarilla sin tapa? Y estoy así desde los seis años de edad. No veo, esa es mi realidad, pero a pesar del tiempo, no me acostumbro a los golpes contra los coches, al desprecio de la gente, no, soy muy necio, no me rindo, la gente tiene que hacer conciencia, por eso he tocado puertas, para que la gente haga conciencia. Pero yo no soy débil de carácter, quiero que la gente vea.”

Ahí quedamos los dos. Los ojos cerrados. Afuera el caos. Entender el mundo con los ojos cerrados.

Jueves, 22 Junio 2017 00:00

"Nos veremos en nuestros sueños..."

Nos veremos en nuestros sueños…

La frase la suelta Jaqueline García Octaviano al final de su mensaje. Y la aplauden con ansia sus compañeros graduados de la Preparatoria Zapata.

“Nos veremos en nuestros sueños…”, les dice la graduada a la que le han dado el encargo de guardar en un discurso los ánimos estudiantiles de los últimos tres años. Y ahí estamos en la galería atiborrada sus familiares esperanzados.



Cuántos sueños contenidos en ese aplauso. En el auditorio del Complejo Cultural Universitario de la BUAP el miércoles por la tarde tal vez el de unos trescientos jóvenes que a los dieciocho años se asoman al horizonte largo de sus vidas. Luego el maestro de ceremonias en la entrega de diplomas a la generación 2014-2017 los nombra uno a uno, y los asistentes los vemos subir al foro a recogerlo en un carrusel interminable y con el tiempo suficiente para reflexionar en ese porvenir que están dispuestos a forjar en los años que se les vienen encima.

“¿Quiénes de ustedes presentaron el examen de admisión el sábado pasado?”, les pregunta el rector Alfonso Esparza. Y desde gayola observo que se levantan todas las manos.

Y ahí estamos sus padres cruzando los dedos.

Antes, Jaqueline ha hablado del país que se merecen. Y yo lo contrasto con el país que encontramos en las noticias de todos los días. El contraste es abrumador. Ahí están ellos, egresados de la preparatoria mejor calificada en el estado en los últimos años.

Mirarse por ellos en el sueño de un mejor país.



Jueves, 22 Junio 2017 00:00

Parábola del robo de la sandía

Me robaron la sandía en el súper.

Estaba ahí, en mi carrito, y lo peor del caso es que aún no la pagaba.

¿Por qué lo peor? Porque habiendo un millón de sandías más para elegir, a alguien se le antojó la mía: esa que pedí que cortaran más pequeña porque "sólo es para mí". Cuando volví con el amable señor del área de frutas y le conté lo sucedido me dijo sin más “pruebe esta” (que resultó aún mejor que la anterior, más rojiza, más firme, más dulce y en el tamaño ideal).



Después me dijo con una sonrisa: "Le convino, siempre llega algo mejor.”

Y yo, con lo cursi que soy, pensé que era justo lo que necesitaba escuchar, y lo trasladé al área amorosa. Entonces, ya con la reflexión en mente se las conté al simpático muchacho de la caja y a los señores cerillos --cabe notar que los traía muertos de risa, no porque sea chistosa sino porque seguro no ven gente tan loca a menudo--, y al decirles que era como una metáfora del amor, el chico de la caja me contestó: "Esta sandía está sola, nadie la toma". Como me sacó de balance le pregunté "¿Con esta sandía te refieres a ti?", y me dijo solemnemente "sí". Entonces ya no me quedó más que decirle, como si fuera una verdad irrebatible, que no se preocupara, que de seguro pronto llegaría alguien a llevársela.

Y que seguramente cuando eso pasara alguien más también iba a querer robarse esa sandía.

(Ilustración: SANDÍAS, 1975, RUFINO TAMAYO/Tapiz en lana, punto de alfombra. Museo Tamayo, Ciudad de México.)



Página 10 de 57