A partir de hoy, a través de Google Arts & Culture, los seguidores de las artes a nivel mundial podrán acceder a una selección curada del patrimonio del Museo Casa del Mendrugo, en la ciudad de Puebla, México, visitando las cuatro nuevas exposiciones virtuales que contribuyen a la difusión y preservación de la cultura de la región Puebla-Oaxaca.



Museo Casa del Mendrugo/Google Arts & Culture



Los usuarios de Internet encontrarán en esta plataforma las siguientes exhibiciones:

1. La historia evolutiva de la tradicional Talavera Poblana. Esta colección incluye piezas que datan de la fundación de la ciudad.

2. La osamenta prehispánica más antigua hasta ahora registrada de Puebla, ícono del Museo Casa del Mendrugo, que invita a conocer las raíces poblanas desde hace 3,500 años.

3. La historia de la Casa del Mendrugo, antigua casona que, gracias a diferentes procesos de restauración, ha resurgido desde sus orígenes para permear en la actualidad.

4. La exposición de Cráneos Zapotecas esgrafiados con símbolos de códices antiguos. Esta colección de cráneos humanos se acompaña de objetos de incalculable valor artístico de la región Oaxaca - Puebla, como: caracoles gigantes trompeta, huesos humanos esgrafiados, y objetos de cerámica, madera y piedra que por primera vez se exhiben al mundo.

Para complementar estas exposiciones, los usuarios podrán realizar un recorrido en 360 grados de La Casa del Mendrugo, a través de Google Street View, y navegar por todos los pasillos de este inmueble de valor histórico construido en los tiempos en los que se fundó la ciudad de Puebla.

Para el Ing. Ramón Lozano, Presidente de la Fundación Casa del Mendrugo “las colecciones integradas a Google Arts & Culture permiten a Puebla mostrar al mundo parte del arte que se produjo en las comunidades asentadas hace cientos de años en este territorio”.

Lina Ornelas, responsable de Políticas Públicas y Relaciones con Gobierno de Google para México, señaló que “este importante museo se suma al patrimonio de 1500 instituciones de 70 países que la plataforma Google Arts & Culture pone a disposición de los usuarios, quienes a nivel mundial, realizan mensualmente más de 500 millones de búsquedas vinculadas con el arte y la cultura. El anuncio en conjunto con el Museo Casa del Mendrugo es una muestra más del compromiso que Google tiene con la cultura en México”, concluyó.

Las colecciones están al alcance de los usuarios en el sitio web o en la app Google Arts & Culture (disponible para Android e iOS), especificando en la búsqueda “Puebla” —ciudad en la que se encuentra el museo—, el nombre del mismo, el material al que pertenece cada una de las piezas o incluso el lugar de origen de las piezas expuestas.

https://www.google.com/culturalinstitute/beta/partner/museo-casa-del-mendrugo

Contactos:

Ing. Ramón Lozano. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. Ing.

Edson Méndez, Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., tel 2227082707

Fundación​ ​Casa​ ​del​ ​Mendrugo​ ​A.​ ​C. 4 Sur 304 Centro Histórico, Puebla, Pue.

Teléfono: (222) 326 8060 y 326 8062

https://www.google.com/culturalinstitute/beta/partner/museo-casa-del-mendrugo

Lo anuncian en una asamblea en el poblado de Santa María Zotoltepec en diciembre que publicitan sin rubor en un diario serrano

Fui este miércoles con Julio Glockner a Ixtacamxtitlán, en la cañada del Apulco, uno de los pueblos más extraordinarios en la Sierra Norte.

Dos noticias: una, los mineros canadienses de Amaden Minerals van por todo, y lo anuncian en una asamblea en el poblado de Santa María Zotoltepec en diciembre que publicitan sin rubor en un diario serrano. Pero no le dicen a la gente que la mina a cielo abierto abrirá un tajo de un kilómetros de diámetro y 300 de profundidad. Ni del cianuro, ni de las consecuencias para la cuenca del río más largo de la sierra. Dicen que ya van a meter la Manifestación de Impacto Ambiental. Qué horror. ¿Podrá impedirlo la movilización civil, con los recursos legales en la mano? Para los canadienses la concesión minera les da la propiedad del subsuelo, así lo venden a los inversionistas en la bolsa de Toronto. Así se los permite la reforma salinista de 1992, respaldada por el pan y el pri. Es el alegato de la modernidad, el ansia eterna por el oro, la contradicción extrema de la electrónica que corre ahora mismo en el celular con el que utilizo el Facebook para cominicarme con ustedes.



Atrapados todos en la derrota de la naturaleza y en la extinción de los pueblos originarios por este uso irrefrenable de los dispositivos del caos. La mina que amenaza desde la cerrazón del geólogo y la insensatez desarrollista del Estado mexicano, prendida de la necesidad de salir de la pobreza, de tener un trabajo, de los campesinos de Zotoltepec.

Esta cañada la conocieron Cortés y la Malinche en 1519.

Un pueblo con sus dioses abismales como las fauces de este ocelote.



Esa es la otra noticia, la buena: en Ixtacamaxtitlán remodelan su museo, con tres mil piezas del mundo prehispánico, del señorío de Tenamictic en la peña del Acolhua.

La sostenida mirada de futuro de los dioses de piedra en el museo que resguarda un patronato.

Dolor por este mundo incierto.

Martes, 13 Febrero 2018 00:00

Un decálogo liberal

Ahora que se abrió una inesperada rendija de discusión sobre lo que es un liberal y lo que es un conservador, el azar me llevó a un sitio de citas y aforismos, brainpickings (http://bit.ly/1LgBrcr), y encontré ahí el “micromanifiesto” que Bertrand Russell publicó en su autobiografía bajo el título: “Un decálogo liberal”.

Dice así (traducción libre):



1. No te sientas absolutamente seguro de nada.

2. No creas que vale la pena disfrazar los hechos porque los hechos terminan saliendo a la luz.

3. No dejes de pensar porque estás seguro de ganar.



4. Cuando enfrentes una oposición, incluso si es la de tu esposo o tus hijos, trata de vencerla con argumentos y no con actos de autoridad, porque la victoria que depende de la autoridad es irreal e ilusoria.

5. No tengas respeto por la autoridad de otros, pues siempre hay autoridades encontradas.

6. No uses tu poder para reprimir opiniones que juzgas perniciosas porque si lo haces, serás esclavo de tus opiniones.

7. No temas ser excéntrico en lo que opinas porque lo aceptado hoy fue excéntrico ayer.

8. Disfruta del desacuerdo inteligente más que del acuerdo pasivo porque, si valoras la inteligencia como se debe, lo primero implica un acuerdo más profundo que lo segundo.

9. Sé escrupuloso con la verdad, incluso si es inconveniente, porque la verdad es más inconveniente cuando tratas de ocultarla.

10. No envidies la felicidad de los que viven en paraísos para tontos porque solo un tonto puede pensar que eso es felicidad.

El decálogo fue publicado originalmente el 16 de diciembre de 1951 en The New York Times Magazine, al final de un artículo que llevaba por título: “La mejor respuesta al fanatismo: el liberalismo”.

Creo que no tiene desperdicio y puede utilizarse como una varita de medir: el propio liberalismo y el de los demás.

Me temo que una honrada respuesta a los desafíos mentales y morales que el decálogo plantea demostraría que el liberalismo a la Russell es todavía una rara avis en nuestra cultura política y en nuestra discusión pública.

Creo que mi amigo Jesús Silva Herzog-Márquez saldría bastante bien librado de la prueba.

"El Códice de Cuaxicala, preservado durante siglos por la comunidad huauchinanguense del mismo nombre, es uno de los manuscritos gráficos nahuas más importantes pues contiene la historia de esta región tanto antes como después del contacto con los españoles. Se centra en la actividad que se desarrolla en la ruta comercial del altiplano a la planicie costera del Golfo de México." Guillermo Garrido Cruz, historiador.

Mundo Nuestro. También hay buenas noticias en Puebla, y vienen de la Sierra Norte. La periodista Leticia Ánimas ha dado a conocer hoy en e-consulta que el Códice de Cuaxicala será protegido por la UNESCO dentro del programa Memoria del Mundo.



Este es el texto de Leticia Ánimas que da cuenta desde Huauchinango de este acontecimiento:

El Códice de Cuaxicala en Huauchinango fue incluido, registrado y será protegido por el programa “Memoria del Mundo” de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), tras la gestión realizada por la autoridad comunitaria y un grupo de ciudadanos que dirigió el historiador Guillermo Garrido Cruz.



El registro de este patrimonio documental refleja su “valor excepcional y el compromiso de protegerlo para beneficio de la humanidad, difundirlo y asegurar su acceso a toda persona interesada”, afirmó Catherine Bloch Gerschel , presidenta del Comité Mexicano Memoria del Mundo en el comunicado que realizó al presidente auxiliar, Gustavo Hernández, el pasado 6 de febrero.

La presentación del proyecto ante el organismo internacional fue financiada con recursos propios, con los que se hizo la investigación, se integró el expediente, se hicieron fotografías y un video. (https://www.youtube.com/watch?v=AKEZgncskBM) Participaron además René Esteban Trinidad, Leticia Ánimas Vargas y Juan Carlos Acevedo y se llenaron todos los requisitos el pasado mes de octubre.

Así que en la gestión no hubo ningún apoyo oficial a pesar de que el historiador Garrido Cruz se acercó al ayuntamiento para que la propuesta fuera presentada por la autoridad municipal. “La responsable de Turismo, Luz Anduaga, quedó de agendar una reunión con el presidente de Cuaxicala, Gustavo Hernández, pero nunca se hizo y como el tiempo de entrega del expediente se acercaba, busqué personalmente al alcalde de la comunidad, quien aceptó que se postulara el Códice”, detalló el también lingüista.

El Códice de Cuaxicala, preservado durante siglos por la comunidad huauchinanguense del mismo nombre, es uno de los manuscritos gráficos nahuas más importantes pues contiene la historia de esta región tanto antes como después del contacto con los españoles. Se centra en la actividad que se desarrolla en la ruta comercial del altiplano a la planicie costera del Golfo de México”, explicó Garrido Cruz.

En él están representados importantes gobernantes indígenas como Nezahualcóyotl y Moctezuma Xocoyotzin, además de que contiene muchos glifos nahuas y de otros idiomas indígenas.

El manuscrito está elaborado sobre una tira de piel de poco más de seis metros de longitud y 18 centímetros de ancho, unidos con hilo rojo de fibra natural. “La durabilidad de su soporte y pigmentos son testimonio de la alta tecnología de la comunicación gráfica nahua en el momento del contacto con los españoles”, añadió Garrido Cruz.

El Códice de Cuaxicala también sirve como recuerdo y guía de muchas historias heroicas de la región, narra las decisiones tomadas por los gobernantes y la gente común y sus consecuencias.

En años recientes, el antiguo manuscrito ha servido para proteger los derechos a la tierra y el agua ante megaproyectos como la autopista México-Tuxpan y el gasoducto Tuxpan-Atotonilco de la empresa Gasomex, también para instruir a los jóvenes en la historia de sus antepasados.

El antiguo documento “siempre ha estado en custodia de las autoridades del pueblo de Cuaxicala, Huauchinango, se pasa de autoridad a autoridad junto con el bastón de mando y otros objetos. A él se le refiere en náhuatl con el nombre de “In Amatl Tepetl Cuaxicala” -los papeles del pueblo de Cuaxicala o las escrituras del pueblo de Cuaxicala. Aunque cuando el antropólogo francés Guy Stresser-Pean publicó su estudio le puso por nombre ‘Códice de Xicotepec’, y así se le conoce en la comunidad académica, pero no en la región y en la comunidad”, aclaró Garrido Cruz y agregó que hasta hace poco, la gente del pueblo creía que eran los títulos de propiedad de la comunidad.

La formalización del registro del Códice de Cuaxicala en el programa “Memorias del Mundo”, se realizará el próximo 4 de marzo en una ceremonia que tendrá lugar en el Palacio de Minería de Ciudad de México.

Mundo Nuestro. El pasado viernes 9 de febrero se produjo un hecho de violencia relacionado con el proyecto hidroeléctrico Coyolapa Atzala que la empresa Minera Autlán quiere construir en territorios de los municipios de Zoquitlán y Tlacotepec, en la Sierra Negra. La denuncia que hacen las organizaciones civiles Somos MAÍZ y la Comisión de Derechos Humanos y Laborales del Valle de Tehuacan AC señala abiertamente a Cirilo Trujillo Lezama, actual alcalde de Tlacotepec de Díaz y al grupo industrial que intenta construir ese proyecto.

Como tantos otros megaproyectos, el de la hidroeléctrica Coyolapa-Atzala identifica un conflicto que mantiene en vilo a las comunidades indígenas cuyos territorios sufren el acoso de las empresas mineras y energéticas impulsadas por la política de desarrollo industrial promovida desde el estado mexicano, sin que se resuelvan de fondo los cuestionamientos sobre problemas sociales y ambientales que acarrean.

Los procesos, paso a paso, derivan en la violencia como la que ahora se denuncia. Debemos exigir no sólo la investigación a fondo sobre este hecho, con la identificación y procesamiento de los responsables, sino el debate público sobre la política de desarrollo industrial en los territorios serranos de los pueblos originarios.



Los pueblos rebeldes caminan hacia la libertad;

los pueblos sumisos marchan hacia la esclavitud.

L.R



El pasado viernes, sujetos armados y encapuchados que viajaban en una camioneta Ford Lobo negra, cabina y media, incendiaron una unidad de la línea AU rentada por nuestra organización, cerca de la comunidad de Alcomunga en la Sierra Negra de Ajalpan.

Los choferes del AU regresaban de haber dejado a nuestros compañeros en el municipio de Tlacotepec de Díaz, después de haber participado en movilizaciones y protestas en la Ciudad de México contra la Secretaría de Energía (Sener), exigiendo la cancelación definitiva del Proyecto Hidroeléctrico Coyolapa Atzala, propiedad de Minera Autlan y que pretende construir en la zona baja de la montaña.

Los agresores les cerraron el paso antes de llegar a la comunidad mencionada, los maniataron y fueron bajados con violencia y amenazas, luego rociaron gasolina y prendieron fuego a la unidad de trasporte, señalando que era una advertencia para nosotros.

Denunciamos a Cirilo Trujillo Lezama, alcalde de Tlacotepec de Díaz como el autor material de este acto delictivo y de intimidación. Pistoleros a sus órdenes y bajo el mando de su hermano Marcelo son quienes encañonaron a los choferes y cometieron el incendio al autobus. Atrás de estos actos de violencia e intimidación se encuentra, desde luego, Minera Autlan.

No es la primera vez que Trujillo Lezama recurre a la violencia como su modus operandi. El 24 de noviembre de 2106, dos pistoleros contratados por él y su hermano atacaron a mano armada las instalaciones de Radio Tleyole, las Voces del Maíz, medio comunitario e independiente que pertenece a nuestro movimiento, resultando herido con una bala 9 mm el locutor Gerardo Rivera Juárez, crimen que sigue impune hasta la fecha.

RELACIONADA

Una empresa voraz, un permiso amañado, la resistencia indígena y “un alcalde de otro nivel”

Lo mismo ha sucedido con Fermín González León, alcalde de Zoquitlan. El, su familia y allegados han recurrido en reiteradas ocasiones a las amenazas y a la agresión física directa contra nosotros, de manera pública y en asambleas celebradas en Coyolapa. Zoquitlan y Pozotitla entre otras comunidades opositoras a los megaproyectos.

Estos alcaldes que pertenecen al grupo político del Senador Miguel Barbosa Huerta, virtual candidato de Morena al gobierno de Puebla y su principal mentor, actúan como el brazo armado de la empresa minera que tiene proyectado, además del Proyecto Hidroeléctrico Coyolapa Atzalan, otras dos presas hidroeléctricas en la Sierra Negra.

El pasado 4 de este año y mes en curso, aprovechando la visita de López Obrador a la población de Zoquitlan, hicimos una protesta y acusamos públicamente a estos dos alcaldes por operar violenta y abiertamente en favor de los intereses de la minera. Ante esto, tanto López Obrador como Barbos Huerta, se vieron forzados a declararse en contra de la hidroeléctrica.

Ahora los emplazamos a ser coherentes con su dicho, exigiéndoles que veten y retiren la candidatura de Cirilo Trujillo Lezama por PT-Morena a la diputación por el distrito de Ajalpan, por su actuar fuera de la ley y por ser operador de Minera Autlán.

Denunciamos también el actuar cómplice del gobierno federal en favor de la Minera, ya que la Secretaria de Energía, durante año y medio ha intentado mediante amenazas, sobornos, corrupción, violencia y la ayuda de estos dos alcaldes, imponer una “consulta indígena” para avalar la construcción de la represa, obra que afectaría de manera irreversible los ríos Huitzilac, Coyolpa y el Tonto, tanto en Puebla como en Oaxaca y Veracruz impactando toda la cuenca del Río Papaloapan.

Refrendamos nuestra postura contra los megaproyectos en la Sierra Negra y les decimos que no podrán construirlos porque la determinación de nuestras comunidades ha sido contundente, firme e intransigente en la defensa del territorio, sus bosques y ríos.

Declaramos que el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo, está rebasado por la realidad ya que no es un instrumento legal para la autodeterminación de los pueblos indígenas, sino la llave con la cual el gobierno mexicano y las empresas avalan y legalizan el despojo de nuestros territorios por medio del mecanismo de la consulta que dicha norma internacional establece y obliga.

Responsabilizamos públicamente a estos dos alcaldes, a Minera Autlan y a la Sener de cualquier acto de violencia que sigan desarrollando contra el MAIZ y las comunidades nahuas en resistencia de la Sierra Negra.

¡Por la libre autodeterminación de nuestros pueblos!

¡Los ríos no se venden, se cuidan y defienden!

Fuera Minera Autlán de la Sierra Negra

Tehuacán, Ciudad de Indios; Puebla: 12 de Febrero de 2018.

Somos MAIZ y la Comisión de Derechos Humanos y Laborales del Valle de Tehuacan, AC

Una asamblea en domingo para dar cuenta de un pueblo dividido. Una reunión en la plaza de un pueblo al que la autoridad municipal le ha impuesto una obra de remodelación sin consultar a la ciudadanía. Esta tercera asamblea corre bajo el control de un grupo que respalda al alcalde Leoncio Paisano y que termina sin acuerdo y con los ánimos enconados. Una asamblea por la que se pueden entender cabalmente los límites de una democracia popular que no tiene reglas claras para el establecimiento de un quórum y la toma de decisiones. Dos asambleas previas, el 31 de enero y el 1 de febrero, rechazaron abrumadoramente el proyecto de Barrio Smart en Tonantzintla, y en la segunda de ellas Paisano se comprometió verbalmente a respetar el acuerdo y a reconstruir el puente destruído. La del domingo 11, sin la presencia de autoridad municipal alguna, rechaza la reconstrucción del puentecito y deja en el aire el tema de Smart City.

El resultado lo tiene en la mano Leoncio Paisano que seguirá con la obra que ha impuesto en el pueblo de Santa María Tonantzintla. El silencio del Instituto Nacional de Antropología e Historia respaldará la destrucción de un espacio valorado por una comunidad como parte de su identidad. El grupo que ha apoyado al alcalde de San Andrés Cholula se quedarán muy contento del avance de la modernidad sobre su pueblo. El grupo que ha cuestionado el proyecto contemplará con tristeza que la plancha con la que se cubre el empredado le servirá al gobierno de Tony Gali para presumir su segundo Barrio Smart en la Smart City Expo LATAM Congress.

Y Mientras, con su trajín la urbe día a día arrasa con sus urbanizaciones y avanza sin remedio sobre lo que queda del entorno rural de lo que todavía llamamos pueblos originarios. Es la inteligencia real, la que se oculta en los discursos modernizadores de los gobernantes engatusados por los espejitos de los smart citys y la mercadotecnia con la que el capitalismo voraz que nos consume se reproduce.

Qué inteligente he sido, ha de pensar Leoncio Paisano. No está en la asamblea para escuchar la voz de una mujer en la explanada de Tonantzintla:



“¡Que la modernidad no nos acabe, señores…!”

+++++

Este es un recuento de lo sucedido en la última semana en Santa María Tonantzintla. La crónica se acompaña con oficios y videos de estas jornadas en las que los pobladores de este pueblo originario



4, 5 y 6 de febrero

Lucrecia Técuatl, Moisés Tecuanhuey y Sonia Técuatl, Gabriela Trujillo Pani e Irma Técuatl encabezan a un grupo que respalda las obras de Paisano. Realizan en estos tres días una recolección de firmas casa por casa. Afirman haber conseguido 680 firmas.

Martes 6 de febrero

Se entrega en presidencia el oficio 03 con copias que se sellan en Casa Aguayo y en Obras Públicas del municipio. Parten de la exigencia de respeto a la palabra dada por Paisano sobre que Tonantzintla no será Barrio Smart y que respetará los usos y costumbres.

Miércoles 7 de febrero

El miércoles en el Castillo De Chapultepec, en el evento de inauguración de la exposición “El Ajuar” se le pidió expresamente al director Diego Prieto que se avocara al resolutivo del proyecto que se está implementando en el primer cuadro de Santa María Tonantzintla.

Hasta la fecha no se ha tenido noticia alguna.

Jueves 8 de febrero

El Jueves por la mañana y derivado de la noticia que dio 92.5 FM con Leoncio Paisano por la que nos enteramos que las obras de rehabilitación siguen y que hay 8 millones de inversión de por medio y que hay 10 millones de parte del gobierno del estado, y por la carta que enviaron el grupo de Lucrecia Técuatl,

Se habló de hacer un solo equipo para no dividir al pueblo.

Se les entregaron las cartas de la Academia Nacional de Arquitectura así como la de Julio Glockner sobre Smartzintla, para que reflexionaran sobre la importancia del tema y que debido a su recolección de firmas no tenía caso seguir divididos.

Se dijo que el tema Smart era lo más importante que frenar. Para esto ya estaban perifoneando que el domingo a las 10 de la mañana se convocaba reunión en la explanada.

Sábado 10

El grupo que cuestiona el proyecto de Barrio Smart prepara un escrito que piensan presentarle al alcalde Paisano en la asamblea a la que convoca el grupo que respalda la obra. Este es el texto:

Santa María Tonantzintla, San Andrés Cholula, Puebla a 11 de febrero del año 2018

Yo. C. Leoncio Paisano, presidente municipal del Municipio de San Andrés Cholula me comprometo ante la población de la junta auxiliar de Santa María Tonantzintla a NO realizar en su comunidad Barrio Smart.

El pasado jueves 01 de febrero del año en curso, en reunión realizada en la casa de la cultura de Santa María Tonantzintla, y primera reunión en que me presenté a escuchar las observaciones, quejas y propuestas de los pobladores en lo relativo a las obras públicas que actualmente se ejecutan en la junta auxiliar mencionada, propuse que el día martes 6 de febrero, los recibiría con el escrito y la propuesta que la población considera deberán ejecutarse sobre las obras públicas referidas.

Yo, Leoncio Paisano corroboro No al barrio Smart que, en la reunión del día jueves 01 de febrero mediante diálogo directo con el pueblo hice público.

Así mismo me comprometo a defender y proteger usos y costumbres de la comunidad.

___________________________________

C. Leoncio Paisano Arias/Presidente municipal de San Andrés Cholula, Pue.

C.C a Junta auxiliar de Santa María Tonantzintla

Domingo 11 de febrero

A las 10 de la mañana no se ve mucha gente en la explanada frente a la Presidencia Auxiliar de Tonantzintla. Tal vez unas 50 personas. En los minutos que siguen se reunirán no más de cien. Una mujer en el micrófono dispuesto llama a un grupo que está a la escalera del pórtico de acceso al jardín del templo de Santa María; se trata del fiscal y los síndigos de la iglesia, como les llaman. Ellos no se acercan. Mejor, caminan hacia la esquina de la Casa de la Cultura y desaparecen.

Es Lucrecia Técuatl Cuahuitzo quien tiene el micrófono. En la última semana ha encabezado al grupo que ha hecho público su respaldo a la obra que realiza el gobierno de Leoncio Paisano en la placita de Tonantzintla y que el jueves 8 entregó un documento con su postura en la alcaldía de San Andrés Cholula. La acompañan entre otras personas Sonia Técuatl, Gabriela Trujillo Pani e Irma Técuatl.

Irma Técuatl, Gabriela Trujillo Pani y Lucrecia Técuatl, del grupo que respalda las obras del ayuntamiento de San Andrés en Tonantzintla.

Como se le quiera ver, en el conflicto de Tonantzintla las mujeres son las principales protagonistas.

"No hay quorum”, dice Lucrecia. Afirma que el propósito de esta asamblea es plantear la propuesta de los que no están de acuerdo con lo acordado el jueves 1 en la Casa de la Cultura.

“No hay interés. Yo quería participar, porque quiero lo mejor para el pueblo. No somos el pueblo.”

Dice que mejor se va a ir, pero no se va.

Dos mujeres del grupo que no está de acuerdo con Barrio Smart le responden: Cuál es su propuesta, le dicen. Y más: Siempre es así en el pueblo, así son las asambleas, es muy poca la gente que tiene interés. Pero sirven para saber de qué lado está cada quien. Luego le confirman su propósito de no dividir al pueblo, pero ya en la Casa de la Cultura el jueves 1 hubo una clara mayoría que no acepta la manera en que se llevan a cabo las obras, que ahí Paisano confirmó que no se hablaría más de Barrio Smart y de que reconstruiría el puentecito.

Habla de nuevo Lucrecia Técuatl Cuahuitzo. Hay un presupuesto para esta obra –dice--, hay que aprovecharlo. No estamos de acuerdo con la postura de que no se haga nada. Sometámoslo a votación.

200 no es el pueblo, dice.

Ahora mismo, a las 10.30 de la mañana, no hay un número superior a los que estuvieron en la asamblea del jueves 1 de febrero.

+++++

La discusión discurre hacia el tema del puente. Unos quieren su reconstrucción, otros dicen ya se lo echaron, ya no hay nada que hacer.

Habla de presidente auxiliar Huepa: “¿Cuál es mi argumento? –dice--, ¿por qué estuve de acuerdo con que se quitara el puente? Porque el puente lo utiliza la gente pa echar cuetes y los borrachos para hacer sus necesidades. A la vista de los niños, yo mismo lo he hecho. Además, ya dijo el INAH que no tiene relevancia histórica.”

La gente del grupo de Lucrecia le aplaude. Está visto que del grupo de personas reunidas en la plaza hay una mayoría que está de acuerdo con que se haya destruido el puente. Y está visto que no les incomoda que su autoridad declare públicamente que él ha convertido en mingitorio el infortunado puente.

Toma el micrófono una mujer del grupo que ha encabezado el rechazo a la imposición de las obras y la idea de Barrio Smart en Tonantizntla: “Presidente –le dice--, ¿dónde está tu punto de origen? Los que se oponen a que se reconstruya el puente es porque no les duele Tonanzintla…”

Un hombre con chaleco negro la interrumpe, le dice que el puente no tiene relevancia, que no tiene más que unos años.

Habla Mercedes Tecuapetla, increpa al presidente auxiliar, claro se ve que no lo va a dejar ir así: “A ver señor presidente, Tú eres el presidente, si dices que venías borracho, y si tú eres la autoridad, ¿por qué no los quitabas? Se ve que no tienes papel para mandar, ¿Dónde está tu papel de autoridad? Pareces Judas, nos estás vendiendo… Estás más moreno que yo, ¿y no te duele? Eres indígenas, somos indígenas, somos un pueblo indígena…”

Interrumpe de nuevo el hombre de chaleco: “¿Entonces por qué hacerle relevancia que nos vinieron a robar nuestros tesoros con el paso de Cortés y por eso hicieron ese puente de madera…”

Eso dice. Otra señora interviene: “¡Pero no nos tocaba defender en ese momento!”

Mercedes, en su estupor, sólo alcanza a decir “¡espéreme…”

“¡Señores! –vuelve el del chaleco--, el puente original para el paso de Cortés fue hecho de madera y está enterrado debajo de donde construyeron eso, ¡entonces no quitamos nada…!”

Se alzan los gritos. Historia, ignorante, barullo.

El alcalde mientras, masca un chicle, por supuesto no responde nada.

+++++

Se acuerda al fin algo: que los dos grupos lean sus propuestas.

La señora Sonia Técuatl lo hace por el grupo que favorece a Paisano. El escrito que (según dicen) recolectó 680 firmas hace referencia a aceptar al proyecto de rehabilitación de la plaza con algunos cambios como el cableado subterráneo, no a los bolardos, la circulación libre y mercadito si, puentecito no. En este documento no se hace referencia al Barrio Smart. Proponen cambios, pero no cuestionan el tema más controvertido del conflicto.

Por parte del grupo opositor a la obra y a la idea de Barrio Smart habla el señor Antonio Ramos, por cierto el carnicero del pueblo. Lee el escrito. Luego remata con algunas ideas: Lo fundamental, no ser barrio Smart. Y no ser agachados, que eso vean de nosotros nuestros hijos, que peleamos por nuestro pueblo. Los de afuera nos están dividiendo. No nos enfermemos.

Se lleva aplausos de ambos lados de la concurrencia.

Otras voces en ese sentido toman el micrófono: No nos lo tomemos personal. Le dijimos a Paisano: no dividas nuestro pueblo. Que la modernidad no nos acabe. Si aceptamos este proyecto no va a haber futuro para nosotros. Tuvimos los tenates para enfrentar a Paisano.

Hablan dos señores del grupo que favorece a la realización de la obra: Paisano no va a mandar en nuestro pueblo. El puente ya no está, es una realidad, mejor que terminen las obras. El puente no era representativo. Seamos conscientes de lo que necesitamos. Debemos superarnos para recibir a los turistas. Necesitamos otra imagen.

También se llevan aplausos, pero nada más del lado del grupo de Lucrecia.

Mercedes toma una vez más el micrófono: Con el puente, un renacimiento para Tonantzintla, una prueba de que fueron las mujeres las que no se dejaron de San Andrés, las que pelearon por las piedras… Las piedras son nuestra identidad.

Ella también se lleva los aplausos de la asamblea.

Otro señor del grupo de Lucrecia insiste: Lo del puente ya está hecho. Que terminen la obra.

Una mujer que arranca por decir que no nació en Tonantzintla pide ir a las fuentes. Hay que informarse, dice. Y lee el oficio de solicitud de autorización de obras entregado por el gobierno de San Andrés al INAH el 17 de noviembre del año pasado y que describe punto por punto lo que propuso Paisano. No habla del puente y dice que se respetará el empedrado. La mujer termina con una defensa del empedrado y de los usos y costumbres de Tonantzintla.

La asamblea transcurre entonces a la manera de los pueblos: voces en el micrófono y gritos anónimos en el fondo. Estos últimos provienen en su mayor parte de quienes respaldan a Lucrecia y Sonia Técuatl.

+++++

A las 11.15 Sonia Técuatl toma el micrófono y llama a votación por el puentecito. Sabe que su grupo esta mañana tiene mayoría. Pide que se pongan de un lado los que están a favor de que no se reconstruya y del otro los que lo quieren de regreso. Hay una proporción de tres a dos y pierde el puentecito.

El grupo de Lucrecia, en voz de su hermana Sonia, lee su propuesta para presentar a Paisano. Interesante, pues es un alegato contra el Barrio Smart que propone el alcalde cuyas obras respaldan:

El grupo contrario vuelve a leer la propuesta entregada a Paisano el 6 de febrero.

Los siguientes cuarenta minutos transcurren en alegatos sobre el rumbo que seguirá el conflicto. Las voces entre los asistentes que toman el micrófono insisten en que no debe implantarse el Barrio Smart. Se llama también a no dividir a la comunidad.

El grupo contrario a Barrio Smart invita a hablar a un abogado que ha trabajado con pobladores de Tlaxcalancingo por el conflicto por los pozos de agua que la CONAGUA y el SOAPAP quieren tomar bajo su control; él expone con claridad que el tema no sólo es el puentecito, sino que se tiene que unir la población por temas como el agua que vienen tras el llamado Barrio Smart: al crecer la ciudad de Puebla hacia Tonantzintla subirá la presión sobre el control de los pozos, van a cancelar los pozos a los que tienen derecho los pueblos indígenas.

Desde el fondo, las voces le gritan que el agua no es el tema, ahora el tema es el puentecito.

El abogado se refiere a Paisano como un personaje arbitrario ya que ante la población realiza compromisos verbales, y en los medios afirma que Barrio Smart y continúa las obras, habla de plataforma para Smart City y lo que sigue, intereses inmobiliarios y económicos que sólo benefician al grupo de poder. Sus palabras fueron oídas, mas no escuchadas.

Al final, ya en una franca dispersión de los asistentes, se acuerda formar un solo comité y que se elabore una propuesta en la que concuerden las dos partes. Sonia Técuatl se encarga de apuntar nombres en una lista. La asamblea en la explanada concluye y el grupo apuntado se reúne en las oficinas de la presidencia auxiliar.

+++++

El acuerdo se diluye pronto, en la reunión del grupo formado. No alcanzan a discutir en calma las propuestas que cada grupo tiene, a pesar de que el consenso es por el rechaso a la idea de Barrio Smart. La discusión tropieza con la propuesta de nombrar a dos presidentes y dos secretarios para el nuevo comité, rechazada por el grupo opositor a la imposición del proyecto de Paisano.

Un video en facebook da cuenta del desacuerdo final en la reunión del comité que se quiere formar. En él, una mujer que representa al comité que encabezó las dos asambleas en la Casa de la Cultura los días 31 de enero y 1 de febrero lee un escrito en el que se deslindan de lo que pase en adelante en Tonantzintla y le pide a Lucrecia Técualt que lo firme de recibido, lo que no ocurre.

Este es el texto que le leyeron a Lucrecia Técuatl:

Santa María Tonantzintla, San Andrés Cholula, Puebla a 11 de febrero del año 2018

Lucrecia Tecuatl Cuahuitzo/Miembro del grupo ciudadano de Santa María Tonantzintla.

Por medio de la presente la Comisión de ciudadanos de Santa María Tonantzintla y el Comité Todos por Tonantzintla que estuvo a cargo de integrar los tres oficios correspondientes a los temas de Rehabilitación de espacio público, No a Barrio Smart, la protección de usos y costumbres y el puentecito que se tomaron votación a los pobladores en asambleas convocadas en Casa de Cultura. Nos deslindamos de toda responsabilidad ante la comunidad de Santa María Tonantzintla, por la acción tomada por tu equipo, los días domingo, lunes y martes: 4, 5 y 6 de febrero del año en curso para aceptar los trabajos de Rehabilitación de primer cuadro, fuera de una asamblea y recolectando firmas casa por casa.

Por la no división de la comunidad de Santa María Tonantzintla, nos deslindamos de los trabajos que se realicen en esta comunidad, dejando en tu equipo toda la responsabilidad.

___________________ ___________________

Mercedes Tecuapetla Guadalupe Tecuatl

Barrio San Pedro Barrio de San Miguel

___________________ ___________________

Iván Huepa Ana María Tecuatl

Barrio San Diego Colonia San Isidro

Será el siguiente capítulo de esta disputa.

Hoy inicia la Intercampaña que termina el 30 de marzo cuando va a dar comienzo la contienda oficial por la presidencia de la República. En estos próximos 45 días los candidatos no podrán estar en los spots de radio y televisión, aunque sí los partidos, y tampoco hacer eventos para pedir de manera abierta el voto.


Las encuestas que se han publicado en febrero, también otras que no se van a dar a conocer, establecen, como sucedió en el mes anterior, que el primer lugar lo ocupa Andrés Manuel López Obrador, el segundo Ricardo Anaya y el tercero José Antonio Meade.

La diferencia en el resultado de una y otra de estas encuestas es menor. Todas coinciden. La preferencia bruta, sin repartir a los electores que no responden o todavía están indecisos, rondan en 29% de los votos para López Obrador, 24% a Anaya y 20% a Meade. Margarita Zavala obtiene el 5%, Jaime Rodríguez el 3% y Armando Ríos Piter el 1%.

En la preferencia efectiva, cuando las encuestadoras hacen el ejercicio de asignar la intención de voto de los indecisos, los números rondan en 36% de los votos para López Obrador, 29% para Anaya, 25% para Meade. Margarita Zavala sube al 6%, Jaime Rodríguez al 4% y Armando Ríos Piter al 1.2%.

La diferencia es más corta en la preferencia bruta que es de 5% entre el primero y el segundo y de 9% entre el primero y el tercero. Entre el segundo y el tercero es del 4%. La diferencia crece en la preferencia efectiva que es de 7% entre el primero y el segundo y de 11% entre el primero y el tercero. Entre el segundo y el tercero es 4%.

López Obrador lleva la ventaja pero a estas alturas, todavía faltan 135 días para la elección, no se puede afirmar que ese resultado sea ya definitivo. Hay hechos que van a modificar los actuales números. Uno muy evidente es la incorporación de los tres candidatos independientes al proceso. ¿A quién le van a quitar votos?

Va también a influir el tipo de campaña que cada candidato realice ya en la etapa oficial que se espera sea distinta a la que han desarrollado hasta ahora. En esta ocasión, más que en otras, el desenlace de los tres debates, que van a tener un nuevo formato y mucha cobertura, pueden influir en la posición del electorado.

Como en las tres últimas elecciones presidenciales el escenario apunta, pero no es algo definitivo, a que en la recta final, poco antes del último mes, quien está en segundo lugar pueda hacerse del voto útil de quienes ven que su candidato ya no tiene ninguna posibilidad, por estar en tercero o cuarto lugar, y deben decidir si hacen efectivo o no su voto.

En las próximas semanas va a quedar más claro si la actual diferencia entre el segundo y el tercer lugar, entre Anaya y Meade, se abre o cierra. De eso depende quien es el que en la recta final se enfrente a López Obrador, que parece haber ya llegado a su tope más alto en la intención del voto. Todavía hay mucho por ver.

Lunes, 12 Febrero 2018 00:00

¿Santa María Smartzintla?

Tengo la sospecha de que la desafortunada iniciativa del presidente municipal de san Andrés Cholula y su auxiliar en Tonantzintla de “remodelar” la placita frente a la iglesia y las calles aledañas, retirando el empedrado, derribando el puente de piedra y la torrecita con el reloj construida al lado, mancuerna que le daba un toque singular a ese espacio al que ya nos habíamos acostumbrado todos, responde a una torpe y equívoca idea de traer el “progreso” a esta pequeña localidad que, para su desgracia, ha sido también designada como “Pueblo Mágico”. Me parece que estamos ante una reedición ¡una más! de las ideas decimonónicas de los liberales de los siglos XIX y XX que simulaban su desprecio por la cultura propia en nombre del desarrollo y el progreso.

Hay un persistente afán en los funcionarios públicos de los ayuntamientos por desindianizarse, por deshacerse de todo aquello que pueda remitir a lo indígena, a la cultura local, a lo pueblerino, pues todo ello se considera como una degradación, como sinónimo de atraso, de ignorancia y atavismos ancestrales, cuando lo que se desea es “mejorar”, “avanzar” y “progresar”, en un sentido que no puede ser generado por la propia cultura, sino que necesariamente debe venir de fuera, de los focos de desarrollo que emanan su luz desde las naciones que ya han demostrado ser la mejores, las más desarrolladas y civilizadas.

Me parece que esto es lo que explica la falta de consulta a los habitantes de Tonantzintla sobre el futuro de sus espacios públicos. ¿Para qué consultar a la gente si las autoridades que se empeñan en modernizar su vida saben que se van a oponer a los cambios que se les proponen? Mejor se toman las decisiones arbitrariamente, se actúa derribando y destruyendo lo que queda del pasado y luego se les informa a los habitantes que se trata de mejorar sus hábitos y costumbres por su propio bien. Esto es exactamente lo que ha ocurrido en Santa María Tonantzintla con la idea de introducir un Barrio Smart en el centro del pueblo. Pero ¿Qué es eso de Smart City? Yo, la verdad, no le había puesto atención hasta que explotó el problema en Tonantzintla. Busco en internet y encuentro lo siguiente:

“El concepto de la Smart City ha surgido como una alternativa que persigue afrontar los problemas de la ciudad con una visión integral y conectada…”



Esta primera frase es engañosa al presentarse como una novedad, ya que una visión integral y “conectada” para resolver los problemas urbanos ha existido desde las viejas ciudades en Mesopotamia, Egipto, Teotihuacán, Chichen Itzá, Machu Pichu entre otras del mundo antiguo. Sigo leyendo:

“Actualmente más de la mitad de la población vive en zonas urbanas, cifra que se espera que aumente hasta el 70% en 2050. Además, al día de hoy, el 70% de la riqueza global se genera en las ciudades.

“Es por esto que las políticas y esfuerzos presupuestarios dedicados por los gobiernos centrales en las ciudades está aumentando significativamente en un gran número de países, al considerarse éstas como los motores básicos del crecimiento económico. Si nos centramos en la Unión Europea, actualmente más del 60% de la población vive en ciudades, generando 85% de la riqueza de acuerdo con el Green Paper on Urban Mobility (EC, 2007).”

Es decir, se considera a las ciudades como el núcleo de los grandes negocios que atraerán inversiones y presupuestos gubernamentales cada vez mayores. Es decir, se fomentará cada vez más el crecimiento urbano a costa de sus entornos rurales. Lo que traducido a nuestra región significa que se acelerará al máximo la desaparición de los campos de cultivo, la especulación y rapiña inmobiliaria, la extinción de lo poco que queda en la producción de hortalizas, huertos, milpas y la consecuente degradación de nuestra gastronomía.

“Desde el punto de vista económico, las ciudades tienen el potencial de producir sinergias y aumentar los rendimientos de escala, lo que las hace tremendamente eficientes, permitiendo a sus habitantes tener grandes oportunidades de desarrollo. La ciudad es por definición un sistema inteligente que tiene como objetivo mejorar la eficiencia económica y la calidad de vida de las personas que habitan en ella.



“A medida que las ciudades crecen, también aumentan el coste para hacer frente a las necesidades básicas de la sociedad y la presión ejercida sobre el medio ambiente y los recursos naturales. Las ciudades consumen más del 75% de la producción de energía mundial y generan el 80% de las emisiones de gases de efecto invernadero. En este marco y gracias a las innovaciones tecnológicas surge el concepto de Smart City como una herramienta para conseguir ciudades más eficientes y sostenibles”.

En pocas palabras, la atención está puesta en procurar el bienestar de los habitantes de las ciudades y generar estrategias de desarrollo urbano para lograrlo. ¿Y la población conurbada que hasta hace poco se dedicaba, o en buena medida todavía se dedica a las labores del campo?

La respuesta es: la creación de un “Sistema Holístico”. Veamos:

“La Smart City o ciudad inteligente se define como un sistema holístico que interactúa con el capital humano y social utilizando soluciones basadas en las TIC (¿?). Su objetivo es lograr el desarrollo sostenible y la calidad de vida en la ciudad de forma eficiente, basándose en la cooperación entre distintos agentes articulados por la municipalidad.

“En este contexto, las Ciudades Inteligentes se presentan como una solución para lograr un desarrollo urbano más sostenible al tiempo que aumenta la calidad de vida de sus ciudadanos a través del uso de las nuevas tecnologías”.

Al definirla como un sistema holístico la Ciudad Smart se define como un sistema que lo abarca todo, pero en nuestro caso, el de Puebla, a juzgar por lo que estamos presenciando, esa integración privilegia la expansión de los grandes negocios urbanos en las zonas semi-rurales como Tonantzintla, cuyos habitantes ahora pasarán a ser “capital humano y social”, o “agentes articulados por la municipalidad”, según la sabia terminología de este proyecto. Pero ¿Con qué intención pasan a ser capital humano y agentes articulados? Con el propósito de “aumentar su calidad de vida a través del uso de nuevas tecnologías”. ¿Y con ese propósito -nos preguntamos todos- tiraron un pequeño y lindo puente de piedra, que acompañaba modestamente a una simpática torrecita que tenía un reloj con cuatro carátulas marcando el paso del tiempo en el pueblo? ¿Se tomaron la molestia las autoridades gubernamentales y municipales de preguntarle a la gente que vive en Tonantzintla si quería que derribaran SU puente y SU torre? ¿En dónde queda, ya no digamos “la integración holística”, “la sociedad participativa y equitativa”, sino la más elemental decencia y el respeto a los demás?

Otro gran desacierto será la reubicación de los puestos donde se venden tlacoyos, quesadillas y chocolate batido. Sentarse en un banquito a comer y beber esas delicias mirando la placita y la iglesia era formidable, toda la gente de Tonantzintla lo sabe, y las decenas de visitantes que llegan diariamente lo saben, entonces ¿con qué derecho se priva a todo mundo del placer de estar ahí? Todo esto parece insignificante, pero no lo es. La organización de un hábito callejero generado por la propia sociedad es valiosa en sí misma porque se hizo con cierta autonomía, libertad e iniciativas personales. Irrumpir en ese pequeño orden arbitrariamente para desorganizarlo sin consultar a nadie es un abuso de autoridad, por decir lo menos. Se habla todo el tiempo de progreso y modernidad sin respetar la primera condición de la modernidad que consiste en CONSULTAR a los habitantes de un lugar sobre los proyectos que afectarán sus vidas, poco o mucho, no importa.

La señora Pilar Conesa, promotora del proyecto de las ciudades smart, mencionó que uno de los grandes desafíos consiste en crear sociedades más equitativas, participativas y sustentables para crear las ciudades inteligentes que requieren los habitantes, ¿quién puede estar en desacuerdo con este propósito formulado así, de manera abstracta? El problema es que para comenzar a lograrlo se necesitan funcionarios inteligentes, la sociedad y su sentido común ya lo son, ahora falta que tengan cuidado en la elección que hacen de sus gobernantes.

Página 7 de 76