Déjate hipnotizar por la voz de Flora Pasquet. consu más reciente producción discográfica "Nice n' Easy". Un disco de duetos, íntimo y creativo; acompañada por Alberto Medina y Roberto Sánchez-Picasso en las guitarras, quienes tocarán el repertorio del disco, standards de jazz, canción Francesa y una que otra Bossa.

Así la presentó en diciembre pasado Jazzatlán:



"Nativa de una pequeña isla en el Océano Indico, la Isla de la Reunión, Flora crece rodeada de música tradicional y empieza a componer desde muy joven. En 2009, funda el grupo Nuvoyá y realiza su primer disco de composiciones propias “Bribes de Vie” , inspirado de la bossa-nova, soul, jazz y ritmos de la Isla Reunión. El medio del jazz en el que se inicia Flora en Paris después de su encuentro con La Paris Jazz Big Band,le da otra apertura a su canto y entre su proyecto acústico Nuvoyá y música del mundo, se forma en México el Flora Pasquet Quartet en 2011. Este cuarteto cuento con músicos de renombres en la escena del jazz como Alberto Medina, Pablo Prieto y Juan Pablo Aispuro. De esta colaboración de talentos nace un proyecto pintado de colores y ambientes entre piezas originales, canciones francesa, samba, jazz instrumental y experimental. La cantante francesa propone un repertorio de nu-soul con un toque de jazz y te invita a descubrir su universo a través de composiciones."

Costo: $100



Video promocional de Flora Pasquet en El Mendrugo

https://www.facebook.com/casadelmendrugo/videos/1265290090149520/

Flora Pasquet Cuartet, The shadow of your smile Video en Youtube

https://www.youtube.com/watch?v=Z08mZ76o03A

Empeños de un lector

Carta de una desconocida (Acantilado, 2002)



Cómo sería contar una historia que inicia el día de tu cumpleaños número cuarenta y uno con la llegada de una anónima carta, la cual contiene la historia de la muerte de un hijo y, sin embargo, está dirigida a ti. “¿A quién podría contarle, en esta terrible hora, sino a ti, que fuiste y eres todo para mí? Quizá no pueda hablarte de una forma muy clara, quizá no me entiendas”.

Carta de una desconocida (Acantilado, 2002) es una invitación a la intimidad de una pasión desmedida, marcada por el silencio que una mañana se corrompe por la palabra. Leemos en esta carta una tensa narración, el reflejo de un momento de crisis en la vida de una desconocida, quien decide dirigirse en su lecho de muerte al famoso novelista R. —un personaje que parece ajeno a todo lo que sucede, viviendo al margen de las historia en sus libros—, con una extraña confesión que acompaña el deseo y la idealización hacia una figura enigmática.



Se trata de una narración breve que inicia con un narrador en tercera persona, la cual permite movernos por los pensamientos y sensaciones de los personajes; este narrador con una estrategia de zoom óptico, nos conduce directamente a un tono íntimo, al registro de cercanía que ofrecen algunas cartas, tan impersonal hoy en día:

No quería sentir calor por miedo a dormirme y no oír tus pasos. Tenía calambres en los pies y los brazos me temblaban. Tenía que levantarme continuamente por el frío que hacía en esa horrible oscuridad. Pero esperé, esperé y te esperé como si estuviese esperando mi destino.

En un artículo Juan Villoro señala que pertenecemos a esa generación que ha visto desaparecer las cartas, la escritura privada de ellas es el registro del pasado; la memoria es el recurso del que se valía aquella tradición que ahora parece estar en crisis. La narración de Stefan Sweig está plagada de soledad, la escritura de una carta tiene, indudablemente, el estigma silencioso de un solitario.

La lectura de una carta nos permite la sustitución, la movilidad, parece que se plantea o establece desde un no lugar, “Tendrías que conocer toda mi vida, que siempre fue la tuya aunque nunca lo supiste. Pero sólo tú conocerás mi secreto, cuando esté muerta y ya no tengas que darme una respuesta; cuando esto que ahora me sacude con escalofríos sea de verdad el final.”

El autor vienés nos coloca al límite entre aquello que hemos deseado toda la vida y la pequeña posibilidad de modificarlo o, al menos, hacerlo visible.

Recordaba vagamente a una niña vecina suya, a una joven, a una mujer que había encontrado en un local nocturno, pero era un recuerdo poco preciso y desdibujado, como una piedra que tiembla en el fondo del agua que corre y cuya forma no acaba de distinguirse.

El tono del pasado está dibujado desde la imprecisión de aquello que parece haber ocurrido en algún momento y solo es visible en el registro de una carta.

Queda abierta la invitación para acercarse a uno de los registros más apasionantes de principios del siglo xx, la lectura de este autor que con maestría nos va seduciendo en el encuentro de aquello que terriblemente reconocemos como un deseo guardado, un deseo silenciosamente depositado en los espacios de la memoria.

Puerto Libre/Revista Nexos

Mientras voy leyendo las entradas al hashtag #MiPrimerAcoso, oigo el Agnus Dei de Jenkins. Cantar quita el miedo, pero no consigue quitarme la tristeza. Todo esto que leo sigue pasando, como un aire ruin, a nuestro alrededor. Aquí tan cerca, entre mujeres que tienen Twitter y teléfonos inteligentes.



Con frecuencia tendemos a creer que el mal está en otra parte, entonces alguien lo nombra a nuestra vera, tan abrumador como parece transparente.

Hay hombres que están mal hechos por dentro, incluso si salieron de mujeres que también pueden haber sufrido acoso o mucho peor, violación, violencia, maltrato a sus hijos, espanto diario. Pero también cuando al parecer han vivido en familias estables y sin violencia.

Yo había olvidado por completo lo que podría considerar como mi primer acoso, no me marcó como el peor agravio, pero buscándolo recuerdo que cuando Brasil ganó el Mundial en 1970, un periodista entrado en años, si yo tenía diecinueve él pudo tener cincuenta, me pescó a besos en la boca sin que yo quisiera y por sorpresa. A mí, lo digo con cierta ironía, porque ya no era niña, nunca me habían besado en la boca, y jamás, en ninguna parte, con tal fuerza. No pude, ni supe cómo alegar defensa, salí corriendo. Pensé que esos besos no estaban entre mis quimeras, me turbaron. Un disgusto me persiguió esa noche. Recorrí muchas veces los bordes de mis labios, imaginando algo mejor. Con la lengua, con los dedos: algo más benévolo. Todo eso tenía que ser distinto, deseado, casi sobrenatural.



Seguir leyendo el Puerto Libre de Ángeles Mastretta en Revista Nexos:

http://www.nexos.com.mx/?p=28529

Ilustración: Gonzalo Tassier

¿Qué es un dios? ¿Cuál es su naturaleza? ¿Cuándo y cómo nació la noción o la idea de dios? Estas y otras preguntas sobre el origen y la naturaleza de dios han sido temas ineludibles para teólogos, historiadores, filósofos, antropólogos e interesados en la religión de los pueblos y las naciones. Sin embargo, el objetivo de este texto es presentar una interpretación sobre la creación de los dioses en la antigua Mesoamérica, o más precisamente, cuáles fueron los instrumentos utilizados en la creación de la idea, la concepción y la imagen de los dioses. Mi recorrido es histórico y de larga duración: va desde los olmecas, 1500 años a. C., hasta poco después de la conquista y los tiempos recientes. Es decir, incluye los cultos y mitos actuales de los pueblos indígenas de México y Centroamérica.

Las características que definen a los dioses, sus imágenes, representaciones, poderes y efectos sobre el mundo sobrenatural y terreno fueron rasgos meticulosamente construidos por sus creadores. Esta es la tesis que sostengo aquí, apoyada en el análisis de dos deidades principales de la antigüedad prehispánica: el dios del maíz y el dios del viento.



Seguir leyendo en Revista Nexos: http://www.nexos.com.mx/?p=28461

Aquí el texto con la convocatoria para el VIII Simposio de la Sociedad Latinoamericana y Caribeña de Historia Ambiental Puebla, México 2016 el próximo mes de agosto en la ciudad de Puebla.

La Sociedad Latinoamericana y Caribeña de Historia Ambiental (SOLCHA), a través de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP); el Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades (ICSyH) "Alfonso Vélez Pliego", BUAP; la Facultad de Estudios Superiores Acatlán (FES-Acatlán), UNAM; la Maestría y Doctorado en Historia de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ); el Departamento de Investigaciones Históricas del Movimiento Obrero (DIHMO), BUAP; y el cuerpo académico BUAP-CA-198 "Sociedad, Ciudad y Territorio en Puebla (XVI-XXI)"; convoca al VIII Simposio de la SOLCHA, a celebrarse en la ciudad de Puebla, México los días 3, 4 y 5 de agosto de 2016.

Los problemas de creciente insustentabilidad han tomado un papel protagonista en las discusiones tanto nacionales como internacionales, y en la agenda de las organizaciones gubernamentales y no gubernamentales. Esto ha permitido tomar conciencia sobre los daños irreversibles que el ser humano ha generado y genera en su medio ambiente. La Historia, como disciplina vinculada a las preocupaciones del presente, tampoco ha quedado al margen de la búsqueda de soluciones y propuestas para resolver la crisis ambiental que compromete la viabilidad futura de nuestra civilización. Los simposios convocados por la Sociedad Latinoamericana y Caribeña de Historia Ambiental se han convertido en un relevante espacio de análisis, discusión, reflexión y propuestas adaptadas a las condiciones de la región. Con ello se ha logrado la consolidación de grupos de trabajo en el campo de la investigación, la formación de especialistas en esta disciplina emergente y la cooperación con otras disciplinas para la proposición de soluciones sostenibles a la crisis. Con este espíritu de innovación y cooperación académica, se convoca este nuevo simposio que pretende dar continuidad a este privilegiado espacio de reflexión, en el que la dimensión temporal ocupa un lugar central.



El portal de SOLCHA: http://solcha2016.com/convocatoria/



Hay gente que nos enriquece la vida con sus conocimientos, su curiosidad, su sabiduría y hasta sus chismes coloquiales. Humboldt fue una de esas personas, un científico genial y versátil, pero también un gran divulgador y un ser particularmente curioso. Vivió hasta los 90 años, viajó por todo el mundo, corrió riesgos y modificó el sistema de enseñanza universitario porque privilegió el aprendizaje en base a la experiencia por encima de la simple información. Quizás le dio tiempo de hacer muchas cosas porque nunca se casó.

A México llegó en 1803, cuando tenía apenas 34 años y llevaba poco tiempo de haber heredado una gran fortuna de su madre viuda y recién fallecida. Una madre fría y enérgica a la que algo extrañó, aunque al parecer valoró más la libertad que le regaló su orfandad. Su inteligencia era de amplio espectro, pues igual le interesaban la botánica, la minería, la geografía, pero también la comida, las costumbres y las formas de vida de los pueblos que iba visitando.



Humboldt.

Carlos de Montufar



A México llegó acompañado por el Doctor y naturalista Aimé Bonpland y un joven noble peruano, guapo como Adonis, Carlos de Montúfar, con quien sostenía una relación amistosa y amorosa. Muchas biografías de Humboldt no tocan ese vals, pero el vals está ahí y no debiera sorprendernos ni el que lo hayan ocultado ni el que ahora se sepa. Nada hay nuevo bajo el sol, pero qué tangos hacen quienes pretenden actuar como sí así fuera.

Hablando del sol, leyendo acerca de la visita de Humboldt ,a nuestro país me interesó mucho su relato de cuando él vio por primera vez al calendario Azteca o Piedra del Sol, entonces adosado en el costado poniente de la catedral de México, a la altura de la mirada y al alcance de la mano. La enorme piedra labrada apenas había sido encontrada 13 años atrás, el 17 de diciembre de 1790, mientras se hacían unas obras de nivelación de la Plaza Mayor de la ciudad de México. Casi a flor de tierra y a los pies de la escalinata de la catedral apareció el enorme monolito de basalto de 24 mil kilos.

En 1559, 38 años después de la conquista, estaba por terminar el ciclo del calendario azteca de 52 años. Por miedo a que en esa fecha los habitantes reavivaran el fervor hacia sus antiguas creencias, el virrey de ese entonces decidió enterrar la Piedra del Sol con la parte labrada hacia abajo, como solían hacerlo los españoles con las figuras poderosas de dioses derrotados. 231 años después, el suelo de la catedral dejó que cortésmente un icono y rival en religiones asomara la espalda y luego la cara: ahí, en todo su complicado esplendor estaba una obra emblemática de la cultura azteca. El recopilador Diego Durán ( Sevilla 1537-1588) narra en su Historia de las Indias de Nueva España que la piedra fue traída entre cientos de hombres desde los rumbos de Xochimilco; Durán rescata el nombre de su escultor, Tecpatl, y la posible fecha de su creación, ordenada por Axayacatl 42 años antes de la caída de Tenochtitlán . No recuerdo ninguna otra obra de arte prehispánica de la que se conozca el nombre de su creador.

Eduardo Matos en el Templo Mayor, en el recinto Cuauuhxicalco.

Se supone que la piedra ya tallada fue usada en posición horizontal en ceremonias de gladiadores y de sacrificios rituales dentro de un recinto cerrado llamado Cuauhxicalco. Aunque se le conoce como el Calendario Azteca, en realidad es una piedra ceremonial cuyo tema es el tiempo y la cosmogonía del mundo azteca. Muchos de los símbolos e imágenes que aparecen en la piedra pueden ser rastreados cientos de años atrás, provenientes de otras culturas mesoamericanas. El centro de la piedra está dominada por la cara del quinto sol, el de la era cósmica vigente, con la mitad del rostro descarnado y la mitad con piel, símbolo de la vida y la muerte. Su lengua de fuera tiene la forma de un cuchillo de obsidiana. En sus cuatro costados están los soles de las épocas anteriores, el sol jaguar, el del agua, el del viento y el de la lluvia. Leer y recordar todo lo que significan los símbolos de esa compleja obra es apasionante.

El virrey Revilla Gigedo.

Cuando en 1790 la Piedra del Sol fue descubierta, ya el proceso civilizatorio europeo había dado una buena barnizada al virrey Revilla Gigedo, quien tomó la decisión de conservar, valorar y proteger tan maravillosa pieza .Primero la dio en custodia al clero de la catedral y en 1793 se decidió fijarla en el exterior de la torre poniente; ahí, a la intemperie, permaneció otros cien largos años .Los colores originales se fueron desvaneciendo aún más y sólo quedaron restos de los pigmentos amarillos y rojos, los colores del sol, con los que fue pintada. Durante la guerra de intervención de Estados Unidos contra México, entre 1847 y 1848, los soldados norteamericanos que tomaron la ciudad de México usaron algunas veces la escultura para tirar al blanco. Esa anécdota habría que contársela a Trump, tan respetuoso de otras culturas. Por eso la parte de la cara del Quinto Sol está sumamente dañada. En 1887 fue trasladada por órdenes de Porfirio Díaz al Museo Nacional. Hay una foto fantástica de Porfirio Díaz junto a la enorme pieza; encontré otra de Venustiano Carranza retratado en el mismo lugar y en la misma postura.

La piedra y el poder.

En 1964 la Piedra del Sol fue trasladada al Museo de Antropología e Historia, ocupando un espacio central y lleno de luz, como compensación a tantos años de obscuridad y de castigo.

Entre otras anécdotas más, Humboldt cuenta también que el Marqués de Güemes, Conde de Revillagigedo, fue el responsable de hacer el primer censo de la Nueva España. Según sus datos, la ciudad de México tenía entonces 135 mil habitantes, diez mil de ellos miembros del clero. Un cura o monja por cada 13 habitantes. El bajo clero podía vivir en la miseria mientras las altas jerarquías tenían fortunas mayores a las de un príncipe alemán; el país tenía poco más de cinco millones de habitantes. Muy cerca del Palacio del Virrey, hoy Palacio Nacional, las chinampas aún llegaban con verduras y frutas de una variedad increíbles. Humboldt conoció y describió con precisión un sistema hidráulico prodigioso y frágil cuya crisis pronosticó con exactitud.

Le alarmó la desigualdad social y así lo contó: "Hay una enorme y lacerante desigualdad entre ricos y pobres. México es la ciudad de los palacios y la abundancia, pero también la de los jacales y las pocilgas, la penuria y el infortunio. Hay salidas, solo falta que en España deseen encontrarlas; los gobernantes de verdad interesados en la educación y el bienestar de la población, por su propio bien procurarían eliminar la monstruosa desigualdad de derechos y fortunas, aunque tendrían que enfrentar poderosos obstáculos." No lo hicieron y los alcanzó la terrible y violenta guerra de independencia.

Las manos y el cerebro que escribieron esto, también tocaron y valoraron bajo el sol de la plaza mayor de México a la enigmática cara central del Calendario Azteca, la fiera cara del dios Tonatiuh, líder del cielo, el Quinto y último sol azteca, inmortalizado en la Piedra del Sol que acababa de ver de nuevo la luz.

No es un luchador. No es un pop star. Ni siquiera el solista de un mariachi cibernético.

¿A quién veo correr de un lado a otro del escenario, hincarse y golpear con el puño el entarimado?

¿Quién se levanta, camina, entona y quiebra el cuerpo, para correr desenfrenado hasta la otra esquina del tinglado?



¿A quién veo confrontar al cielo con los brazos extendidos para comprobar que la luz del mundo lo ha tocado?

¿A quién veo encendido y colgado del micrófono arrebatador de unas masas que casi gritan con él amén, amén, amén…? Porque no miran al cantante, no exclaman por el luchador, no cantan viva el rey, aunque en él se escondan todas las máscaras que explican esta arena política de nuestro rigor mortis ciudadano.

No, la masa grita otro conjuro: “¡Gali, Gali, Gali!”

Sí, la masa, se ha dejado arrebatar por el predicador Gali en la Arena Puebla.

¿Qué miro yo al pie de la tarima? ¿La prédica de un hombre que se mira iluminado?



¿El político que plantará su propia huella como parece decirnos con las tres veces que golpea a la tierra tarima inundada de los mismos colorines que se me pegan a la piel y me marcan los brazos para probar que he estado al sol en el mediodía de la ensoñación del candidato?

La metamorfosis en predicador

+++++

Es mediodía en el estadio de béisbol Hermanos Serdán. Moreno Valle llenó el Cuauhtemoc en el 2010. A golpe de masas se miden las coyunturas. La desvergüenza de Marín entonces. El déspota de Moreno Valle ahora. Así lo mido yo. Pero no tengo idea de lo que mida la masa. Y menos entiendo al dios que mira Gali contra el sol que lo alucina.

Pero este evento cumple con todos los propósitos de los organizadores Lozanos y Eukides y Marcelos. Nunca han sido tan útiles las miles de sombrillas. Ellas son el retrato de la estructura que cierra la campaña de un candidato Tony Gali, quien tal vez medite para sí lo que es la vida cuando le digan que Blanca su rival se ha declarado en resistencia civil “ante la evidente y descarada elección de Estado a favor del candidato oficialista”, según ha denunciado en un Face el priista Alejandro Armenta Mier.

Ahí juntito a la demanda de la priista está en mi memoria la imagen de Ana Tere Aranda en plantón de tienda de campaña en el zócalo de Puebla contra Piña Olaya en 1989, también en resistencia civil porque le negaban su carta de ciudadanía poblana que le permitiera competir como candidata a la alcaldía. Vueltas que da la vida: ahora el PRI reclama contra la elección de Estado. Y ni qué decir: ahora el Estado se mide por el metro cuadrado que logran cubrir las sombrillas. Cosas de la vida. La camiseta de sombrillas con las que el Estado cobija al panista no revela más que la camaleónica mudanza de colores y partidos en nuestra alicaída democracia mexicana. Y el Estado ha venido con las mejores mudas priistas: centenas de camiones para el acarreo; miles de jóvenes clasemedieros y no tanto, proletarios en su mayoría, organizados en la “Red de Jóvenes”, la “Red de Mujeres”, las decenas de camisetas con la marca staff, con el promocional “Todos somos Gali”. Gali, Gali, Gali. La estructura vista en mercadotecnia y logística para un evento así. El costo de todo lo que veo. Los salarios que se han pagado durante semanas para mantener ese jolgorio lumpen en las esquinas. El Estado de la aceitada maquinaria priista al que con Lozanos y Maldonados se han trepado éstos que jamás se llamarán a sí mismos “neopanistas”.

¿Y a quién le importa que a Tony Gali su ser panista le valga sombrilla?

Diré mejor, treinta mil sombrillas.

+++++

Hoy asisto al entronamiento del predicador Gali hacia su 5 de junio. Así he escrito en mi libreta a las 11.45 de la mañana. El evento es en el estadio de béisbol, pegadito a la construcción de lo que parece un redondel babeliano y que es enorme y que ahora mismo imagino que será la sede de los proyectos comerciales que aquí promueve Moreno Valle.

Pero antes narro lo que me revela serán los modos de siempre en el próximo gobierno si Gali gana la elección, guarurismo y alevosía y ventaja para el que puede según las carga un oculto personaje tras las ventanas ahumadas de dos suburbans.

Por la Diagonal hacia el estadio, después del crucero con la 11 Sur, observo dos camionetas negras meterse sin pena en el carril del Metrobús y que nos rebasan abusivas. Pero no hay mucho tráfico, así que logro alcanzarlas a cien después de la China Poblana, un semáforo antes de llegar a la avenida Zaragoza y justo cuando el camión de RUTA les impide seguir por el carril confinado. La primera logra pasar antes que mi vieja Jeep, pero no la segunda, que se abalanza sobre mí una vez que me he interpuesto entre las dos. Luego encaro al primero por la ventanilla, y su chofer no duda en dar el volantazo contra mí, pero como ya corre el verde decide mejor cumplir con su papel de guarura altanero y darse la vuelta prohibida junto a su pareja rumbo a los estadios. En la esquina dos mordelones acosan a un automovilista. Paro y les cuento mi discordia. Mientras, un taxista enfrena junto, baja y reseña rápido lo sucedido. “Al señor el aventaron la camioneta unos cabrones que venían hechos la madre por el carril del RUTA desde la China Poblana.” Y cierra con la misma queja que yo: “Ustedes están aquí mordiendo… y esos guaruras… y entonces pa qué chingáos están ustedes…”

Encuentro veinte minutos después a las dos Suburbans estacionadas justo donde no se debe y a la vista de los tránsitos que papalotean el tráfico de los camiones de acarreo, en la entrada por la que pasará dentro de cinco minutos el camión del candidato. Abre su ventanilla. ¿Quién es tu patrón?”, le digo. “¿Eres periodista, pues averigua…”, me dice.

Averiguo, claro, las retrato, y carajo, mi celular no graba nada.

Pero anoté las placas defeñas: G10-AEZ y W65-ADT. Las buscaré más tarde en el REPUVE y por supuesto no encontraré la señas de las camionetas del seguidor de Gali que se burla de la ley al canto de qué chula es Puebla.

Frente al estadio escribo en mi libreta mis pesares con los guaruras cuando veo escurrir como hormigas disciplinadas a la masa desde el ajetreo de abejorro que envuelve los camiones en cumplimiento del inefable acarreo. La estructura funciona, ahí van miles de poblanos de todos los rumbos, habilitados de sombrillas para no cocerse cuando la luz para el iluminado cargue contra ell templete en el que la próxima burocracia se mirará a sí misma inevitable, orgullosa y bendecida.

Al final, apunto en mi libreta, ¿de qué se trata todo esto, si a lo que asisto en esta temporada electorera de nuestra Arena Puebla es al escrupuloso reemplazo entre compadres y abrazos de la cleoptocracia que nos gobierna?

Y escribo más: ¿Quién será el próximo Eukid Castañón que manipulará diputados y jueces? ¿Quién el próximo Federico Bautista que presentará en impecables renders los proyectos de teleféricos, ruedas, CIS y clusters en Lomas de Angelópolis?

+++++

Luego todo pasa rápido. Por la calle de acceso han dispuesto una pasarela armada con grupos de los que se han pasado los últimos dos meses bandereando para Gali en las esquinas. “Somos brigadistas”, me dicen cuando averiguo de sus orígenes. Habla con el jefe si quieres saber más. El jefe tiene una playera que dice staff y me dirá lo mismo: pregúntale a mi jefe, que está allá adentro. No hay tiempo, pues el camión del candidato ya llega y los seguidores aprestan porras y banderolas.

Entonces veré convertirse al ciudadano Gali en el luchador Gali: baja del camión, corre y se abalanza en apretones de manos sobre sus huestes que han quedado tras la valla; se deja estrujar, posa pulgares arriba, se voltea y vuelga a apretar; y se da tiempo para reconocerme e indicarle a su asistente que antes me ha negado el paso me permitan pasar; y vuelve a las fotos, y ahora con su familia, por supuesto, pero no con la señora Moreno valle, que ai venía en el camión y que ya toma camino del túnel. Y por fin por ahí baja él, y se toma un respiro en una antesala, porque será el último en entrar a su Arena Puebla prometida.

Aquí sí funciona mi cámara:

Video: Tony Gali el Predicador

El camión y la pasarela entre seguidores.

El luchador baja del camión.

El candidato se deja estrujar por sus conversos.

Gali les dice a éste déjenlo pasar…

El alma y el corazón –dirá Dinorah.

¿Si tú eres un ganador a quién le importan los cambios de camiseta?

+++++

El candidato luchador no tiene tiempo para boxeo de sombra en la cancha de beis. El sol mata a la concurrencia bajo las sombrillas. Así que la metamorfosis ocurre en un instante: allí está el sol que lo ilumina. Allí las porras que lo apabullan. Ahí el micrófono que es todo suyo. Ya se abrazaron en el templete Dinorah y Tony, ya ella nos dijo que su marido está dispuesto a darnos como a ella el alma y el corazón, y ya antes el Chelís cumple con su propia historia de aventar equipos y grita Tony, Tony, Tony, muchas, muchas, muchas gracias por el rescate mientras cantan atrás de mí unos de las redes de jóvenes qué calor tengo yo, tony, mi buen amigo, el que quiera con el campeón… qué calor tengo yo, y pienso que la vida sí, puede ser un juego en el que a nadie le importa si algún día portaste otra camiseta.

La tecnología asiste a la prédica…

+++++

Buscamos a Tony Gali desde hace diez días para la entrevista de cierre que nos propusimos realizar Rodolfo Ruiz y yo para Mundo Nuestro y e-consulta. Falta la de él. Pienso en lo que no pude preguntarle cuando lo veo desplazar su figura iluminada por la plataforma que rodea la masa cautiva. No podré saber qué perfil tiene de la personalidad de Rafael Moreno Valle (autoritario ha dicho Ana Tere; se ama demasiado a si mismo, dijo Quiroz; obsesivo, dijo Roxana), cuando ahora escucho que le agradece simplemente todo. No sabré si se va a desmarcar del gobernador en su trato a los derechos humanos de sus opositore, no tendré respuesta a si liberará a Simitrio y dejará de perseguir a la 28 de Octubre, si compensará en algo a los presidentes auxiliares que han encarcelado en este régimen; tampoco sabré de su postura sobre el crimen organizado que sin reparos va tomando plazas en la Sierra Norte, en la ruta a Orizaba, en el valle de Tehuacán, o de los Rojos en la frontera sur con Guerrero, en el corredor que pasa por Acatlán, ni cómo valora lo que sucede en la ruta de los ductos de Pemex, en Palmar de Bravo, en Acatzingo, en Texmelucan. ¿Y del involucramiento de los jefes policiacos?, ¿lo dejará pasar?, ¿hará como que eso no le ha ocurrido al grupo que gobierna el estado? ¿Dirá no comments a los cuestionamientos sobre los operativos en Lomas de Angelópolis hace unas semanas? También me quedaré sin respuestas precisamente a lo que ocurre en Santa Clara Ocuyucan, el territorio campesino que se come sin remedio la irrefrenable instalación de clusters residenciales que prácticamente se comieron ya lo que le quedaba a San Andrés Cholula de reserva agrícola?, a quién le echará la bolita de la bronca del agua potable en la ciudad de Puebla? ¿Y sobre los proyectos industriales mineros e hidrológicos en los ríos de la Sierrra? ¿Amparará la riqueza biocultural de los pueblos originarios? ¿Buscará los 300 millones de dólares necesarios para resolver de fondo el desastre ecológico y de salud pública arrastrado por las aguas contaminadas del Atoyac? ¿Tiene idea de la catástrofe urbana que se construye inevitablemente en los alrededores de AUDI?, ¿se imagina lo que ocurrirá ahí cuando en diez años vivan en ese valle cerrado 200 mil habitantes?

Eso pasó. Es el momento del predicador en el estadio-arena-puebla. Su voz rebota en las bocinas y se va a dar la vuelta por las sombrillas, así que sólo reverbera el movimiento del luchador que se transforma, que camina y da la vuelta, que apunta a la tercera base pero corre al home y que poco a poco convierte el entarimado sin cuerdas en un altar de papelitos y vapores confundidos con las palabras gracias Rafael, gracias Dinorah, gracias Puebla que se levantan pegaditas y se vuelven plegarias en un gracias a dios del candidato hincado, el candidato en cruz, el candidato prendido del cielo, el predicador que ya quisiera y nunca ha tenido la iglesia católica en Puebla.

Lo veo mirar al cielo y no puedo sino imaginar un rezo: “Gracias dios que me has iluminado…”

La red de jóvenes conversos.

El cielo del predicador

+++++

Dejo el encantamiento de la prédica para volver a la política. A uno y otro los veo junto al templete.

Javier Lozano responde a mi interrogante sobre las diferencias entre Gali y Moreno Valle:

“Tony empezó mucho antes en el servicio público –me dice--, y ha tenido carteras de gobierno en los tres órdenes, estatal, federal y municipal. Y no tiene partido político. Y tiene las dos cosas: el trabajo empresarial y el gubernamental. Es un hombre muy a ras de suelo, conecta muy bien con la gente, tiene esa facilidad. Y Rafa, siendo un hombre extraordinario, muy eficaz como gobernante, es un hombre con características de mayor rigor técnico, pero no tiene la cercanía y el cachondeo que tiene Tony Gali. Y Tony tiene el propósito de desarrollar las regiones, ya no tanto la capital.”

¿Y ocurrirán con él acontecimientos como los de Cholula, Canoa y Chalchihuapan?

“Esos incidentes ocurren no por voluntad, no se puede asegurar… Pero la ley esa de las juntas auxiliares ya se corrigió, se dio un justo medio. Y mira, las manifestaciones, al saber armonizar libertad de expresión con los demás derechos humanos fundamentales y una policía bien capacitada.”

Luego le comento de las camionetas y los guaruras y el invisible personaje que venía con ellos-

“Está mal –ataja--, por eso la gente odia a los políticos abusivos y prepotentes. Pero te puedo asegurar que las personas cercanas al candidato no somos así.”

Y de repente me vi tarareando a la muñeca fea y sus ratones y sus nosotros no somos así…

Javier Lozano, “la gente cercana”.

El converso Alarcón,de guayabera y en el templete de su conversión.

A Pepe Alarcón lo descubro bajando del templete. Ahora sí lo veo viejo, y hago la cuenta de que me dio clases de Civismo en el Oriente el año de 1968, a mis trece y en primero de secundaria. Tiene 71 años, y ha visto todo y ha formado parte de todas las historias de mapaches electorales en el PRI desde por lo menos la elección de 1983, cuando Villa Escalera vio que le robaban el triunfo que imaginaba 3 a 1 por un contundente 6 a 0 de los resultados electorale por la alcaldía.

Pepe Alarcón Hernández abandona el PRI, y viene a hacerlo una semana antes de la elección.

Es una sorpresa para mí, pues todavía el día del debate lo ubiqué claramente en la porra de Blanca, a la izquierda del salón y de la pantalla por la que vimos la caricatura de debate el 12 de mayo pasado.

“Lo que sí sé decirles –se arranca cuando lo interrogo--, es que yo serví a mi partido y ellos también me sirvieron, yo les pagué con trabajo lo que ellos me dieron.”

Entiendo entonces que te saliste del PRI, le digo.

“No –responde con la voz cansada--, yo estoy como Tony Gali, estamos sin partido. Estoy votando por él porque fue mi alumno dos años.”

A mí también me dio clases, me digo, pero nunca votaría por mí.

Insisto entonces: esto es histórico para ti.

“Sí, claro, y espero que dios me dé vida para que pueda yo consignarlo en mi libro que ya estoy documentando sobre este proceso electoral.”

Tú vienes de la vieja estructura del PRI, la que veo aquí en este evento, con todo el aparato, con todo el dinero, con todo el poder de un partido de Estado respaldando a una candidatura. ¿En qué ha cambiado? Si lo que miro ahora es el mismo viejo PRI.

“Es la esperanza que da Gali –se defiende--, que tendrá y aplicará nuevas reglas en su gobierno, que desafortunadamente será breve…”

Bueno, ¿y vas a participar en su gobierno?

“No sé”, me dice escueto el viejo lobo priista. Varias veces diputado, varias veces delegado estatal, varias veces todo en su partido. Allá va el converso Alarcón. Lo miro irse al son de la canción grupera que exalta al predicador Gali desde las bocinas que acompañan la salida de la masa convertida.

Aquí está Tony para ti, el candidato ganador, con él sigamos adelante, él lo dará todo por ti, todo por Puebla todo el día, los siete días de la semana, Gali lo dará todo por ti…

+++++

La vida se juega en la arena. Para los políticos, la arena política puede ser blanca o azul o verde o amarilla o morena. Todos buscan sus conversos. Todos llaman a sus santones. A veces aparecen y qyisieran creerse completo el discurso de la conversión. Los elegidos encuentran a sus discípulos. Los niños buscarán retratarse con él.

Al final, cada quien busca el amparo de sus santones.

Traigo el peso de una elección de Estado sobre mis espaldas, afirma la candidata a la gubernatura de Puebla Blanca Alcalá Ruiz, al señalar que ni en las peores épocas del PRI se había vivido la persecución que le ha tocado padecer en carne propia.

Sostiene que este autoritarismo y cerrazón, del que hace responsable al gobernador Rafael Moreno Valle, se manifiesta de distintas maneras, desde no permitir el acceso a las plazas públicas para la realización de un mitin hasta auditorías y clausuras a los empresarios que la saludan o le abren su fábrica para saludar a sus trabajadores.

Blanca Alcalá Ruiz recibe a e-consulta y Mundo Nuestro en sucasa de La Calera, lo que le da pie a señalar que sigue siendo la misma Blanca de siempre, que no tiene nada que ocultar y que las 44 casas, edificios y otras propiedades que le adjudican son historias de guerra sucia, resultado de mentes muy sofisticadas que las han usado para dañar su campaña con la complicidad de medios de comunicación.

Sobre el ex gobernador Mario Marín y el supuesto padrinazgo político a su candidatura, la expresidenta municipal de Puebla y senadora con licencia aclara: “Con Marín no tengo que romper porque nunca ha existido una relación con él”.



En caso de ganar la gubernatura, la candidata del PRI, PVEM y PES afirma que lo primero que haría sería reorientar el gasto para tratar de disminuir la desigualdad que la gestión de Moreno Valle —a la que califica como un verdadero bodrioacrecentó por la falta de un programa regional, la contratación de obras a empresas foráneas, la construcción de moles obsoletas a pie de carretera, como los CIS o los CEAS, y el despido de 14 mil empleados de gobierno.

Se redujo la plantilla burocrática pero no el gasto del gobierno en esa plantilla”, asienta la candidata priísta, quien ante la pregunta sobre el por qué Moreno Valle tuvo tanto respaldo del gobierno federal priísta, se muestra evasiva o francamente escurridiza.



Aquí la entrevista completa:

Audio 1 https://www.youtube.com/watch?v=7rt3-DDFOt0&feature=youtu.be

Las prioridades para 22 meses de gobierno

Rodolfo Ruiz: Al principio de tu campaña anunciaste tu plan de gobierno, tu visión de Estado, ¿Nos podrías resumir cuáles son las principales obras o acciones que en un gobierno de 22 meses realizarías?

Blanca Alcalá: Era muy importante salir con una propuesta de lo que sí se podría hacer en esos 600 días de gobierno. Empezando por hacer un análisis que nos identificó los cinco grandes retos que tiene el estado. A partir de ahí presentamos un modelo que llamamos un modelo de desarrollo para todos, que identifica los cinco retos, las diez razones de porqué gobernar Puebla, y treinta compromisos.

En el diagnóstico los números son reales pero la realidad es mucho más triste; la gente, la verdad, es la que sufre. Hemos identificado que hay que hacer toda una reorientación de prioridades del gasto, inclusive decidimos hacer un primer proyecto de presupuesto de egresos que nos permitiera identificar estas prioridades a las que tú te refieres.

Igualdad

Blanca Alcalá: De entrada planteo una política social que nos permita ir mejorando el piso parejo con los poblanos, conocer los distintos problemas, como la mortalidad infantil, que si bien no se puede corregir en esos 22 meses, definitivamente se tiene primero que investigar y después mejorar todas las condiciones en las que están ocurriendo esos decesos. O las condiciones en las que las madres en Puebla están ¿Qué se están atendiendo mal? Somos el cuarto estado del país en peores condiciones. Tenemos que hablar de un nuevo programa que pudiera fortalecer la atención médica, de pediatras, de ginecólogos, en las más de mil unidades hospitalarias del estado. Y así como eso, sin duda también, hacer un análisis de todas las variables del CONEVAL, del índice de desarrollo humano, esas cosas se tienen que destinar un gasto social.

Economía

Blanca Alcalá: Y después hay otros temas que tienen que ver con el desarrollo económico y la competitividad, de cómo generar un círculo virtuoso entre el empleo y el ingreso que, al final, va a dar como consecuencia cumplir con nuestro primer reto: disminuir la desigualdad. En ese sentido (haremos) desde cosas muy concretas como generar un nuevo programa de desarrollo regional que permita que de las compras del gobierno puedan ser partícipes las empresas poblanas. He señalado que en todos estos esquemas de licitaciones tendríamos que poner también calificaciones para que se den puntos adicionales a las empresas poblanas en toda la proveeduría. ¿En temas como cuáles? Cuando estás empleando la mano de obra de la localidad, cuando estás haciendo el suministro con materias primas de la localidad. Se han hecho ejercicios en otras partes del país, incluso en el país mismo, ahora que se hizo la postura energética. Esto entonces te va a permitir generar empleos e ingresos.

Seguridad

Blanca Alcalá: Después nos iríamos al tema de seguridad. Creo que necesitamos también reorientar los mecanismos. Yo lo he llamado un modelo de seguridad estratégica. Un modelo en donde sí requerimos tener mejores policías, más capacitados, (aunque) en estos cinco años no han tenido aumento en su salario. ¿Cómo quieres pedirle a un policía que dignifique su trabajo si al final del día no has dignificado siquiera su salario? Segundo, todo lo que tenga que ver con inteligencia en materia de seguridad, las cámaras, etc. Pero que también es un modelo de disuasión que si no va de la mano con el modelo de reacción, la verdad es que no existe. No existe. Un tercer elemento en materia de seguridad tiene que ver con la coordinación con la autoridad, y no es suficiente la coordinación entre gobierno de la República y el estado, necesitamos tener una verdadera coordinación con el municipio. Ese modelo más allá de lo que se discute en el Congreso de la Unión. Sí requerimos tener esta comunicación regional que entra en vinculación entre autoridades.

En materia de infraestructura se han identificado proyectos que sean detonadores, que puedan seguir consolidando al estado en materia de vialidades y también en la reconstrucción de todo lo que está abandonado.

Rodolfo Ruiz: ¿Cuál sería la principal obra, por ejemplo?

Blanca Alcalá: La principal obra tiene que ver con algunas carreteras de alto impacto. Hay obras de infraestructura carretera que se tienen que concluir; tienen que ver con Izúcar, que tienen que ver con Tepeaca, que tienen que ver con el ramal de Chicotepec-Huachinango. Obras carreteras pero también muchas obras que si no las reconstruyes difícilmente vas a lograr el desarrollo del estado. La reconstrucción de caminos requerirá por lo menos seiscientos millones de pesos… tan solo la reconstrucción de carreteras.

Desigualdad y polarización

Blanca Alcalá: Y hay otras cosas que van de la mano con detonar el desarrollo. Yo he hablado de este Centro de Innovación Tecnológica que en Casa Puebla podría tener su sede central. Sin duda, tenemos que utilizar muchas de las capacidades instaladas. Hay parques industriales que hoy están obsoletos, y que necesitamos tener desde ahí todos estos centros de inteligencia que nos permitan desdoblar desde proyectos emprendedores hasta muchos de los temas de tecnología. Estamos en un momento en el que Puebla tiene que utilizar muchas capacidades instaladas para poder detonar el desarrollo. Todas las nuevas vocaciones del estado, definitivamente, tienen que ver con la biotecnología, tienen que ver con las técnicas informáticas, tienen que ver con las unidades hospitalarias. La verdad es que si nosotros seguimos pensando solo en la gran obra de infraestructura en 22 meses, vamos a seguir teniendo indicadores que van en decremento. Y vamos seguir teniendo una Puebla totalmente desigual. Sí habrá obras de infraestructura como esas carreteras que son las que siempre se ven, pero definitivamente siempre tendrán que ir de la mano con otro tipo de obras que permitan generación de empleo y equipamiento de los hospitales, es necesario, es urgente. En las historias que yo he encontrado en el campo se dice que para no perder los recursos federales y certificar cada año a los hospitales, se llevan un equipamiento de un hospital al otro. Se pasa la certificación y otra vez se empiezan a dispersar los equipos. Esas son las realidades de Puebla. Y por estamos en un estado tan polarizado.

Rodolfo Ruiz: ¿Hay hospitales sin equipamiento? ¿Es lo que te has encontrado en campaña? ¿Cómo cuáles hospitales? ¿De los nuevos?

Blanca Alcalá: Lo que se nos señala es que para pasar la certificación anual lo que hacen es que lo ponen –al hospital- al cien para la auditoría que se hace y después regresan el equipamiento a los lugares de donde lo sacaron inicialmente. Estamos incompletos. Entonces la pregunta es ¿qué tipo de estado queremos tener? ¿Un estado con un piso más parejo? ¿O seguimos así nada más, con un estado de pantalla? En el fondo no se está resolviendo absolutamente nada.

Qué hacer ante la emergencia del crimen organizado

Sergio Mastretta: Blanca, utilizaste una palabra que es muy clara: urgencias. Hay muchísimas urgencias. ¿Por dónde empezarías? Te voy a poner un ejemplo concreto. Yo creo que hay una urgencia que no estamos atendiendo: que están los Zetas en el camino a Tehuacán, Orizaba; los Zetas en toda la frontera norte. Los Rojos, en la frontera sur. Es decir, el crimen organizado a la vista; los Chupaductos, con involucramiento clarísimo de la policía estatal. Esa emergencia, en esta perspectiva que das de largo plazo, es que llegas y al día siguiente la tienes. ¿Qué vas a hacer?

Blanca Alcalá: Justamente por eso es que a mí me llama la atención que se quisiera responder únicamente con una obra de infraestructura a una urgencia de esta naturaleza. El tema de la seguridad, regresando a este aspecto, tiene que ver incluso con cómo la delincuencia organizada ha ido generando oportunidades de empleo entre la gente de las localidades. Entonces necesitamos hacer temas de prevención y temas de reacción; temas de reacción porque ahí es donde, con la coordinación con las autoridades federales, podemos identificar efectivamente quiénes son –los delincuentes- , en dónde están y cómo van a intervenir, justamente para combatirlos. Y por otro lado, el Estado mexicano y el gobierno del estado tendrán que generar oportunidades de empleo, y las regiones son muy claras. Tan sólo en la región de este Triángulo Rojo, pues son gente que se dedicaba a la agricultura, que ahorita están siendo cooptados por la delincuencia organizada. Necesitas entonces generar oportunidades de empleo y mecanismos de prevención y mecanismos de reacción, disuasión y reacción, en coordinación con el gobierno de la República, que al final es un tema también de su competencia. También con la intervención del gobierno del estado y con los municipios. Muchos de estos alcaldes están amenazados

Sergio Mastretta: ¿Por qué no vemos este discurso en la campaña?

Blanca Alcalá: Lo he comentado muchas veces.

Sergio Mastretta: ¿Será? ¿O los medios no ponemos atención en un discurso como este que estás planteando? , pero me parece que no ha permeado una perspectiva así.

Blanca Alcalá: Porque el evento con la gente es un evento que está al día a día, está en sus necesidades, ellos lo que necesitan escuchar que efectivamente vas a resolver el tema de las medicinas, el tema de los médicos, el tema de su día a día, que tenga que ver con la reconstrucción de sus caminos. Por eso yo presenté una visión de Estado. Debe haber claridad de cuáles son las causas y cuáles sus efectos. Para eso si te debe de servir el espionaje, para saber dónde están ellos y también saber cómo vas a contener a la población que hoy se está muriendo de hambre.

Sergio Mastretta: ¿En qué medida está ya capturado el estado? ¿A niveles de lo que ha ocurrido en otros lados de la República?

Blanca Alcalá: Tenemos esos dos extremos, esos temas localizados en áreas como las que ustedes identifican, de la Sierra Norte, El Triángulo Rojo, y después tenemos, en el otro extremo, el incremento de la inseguridad, de la delincuencia, de los delitos de robo común, donde definitivamente se han descuidado los mecanismos de seguridad, los mecanismos de coordinación y la falta de empleo. Hasta el tema del robo de ganado es una problemática. El robo en las carreteras es una problemática. Fíjate: cuando yo hablo de la reconstrucción de caminos tiene que ver con los temas de seguridad. Entre más complicados sean los traslados, a la gente que se dedica a la delincuencia le es más fácil atacar. El robo de la persona que va en su camionetita y lo bajan en la carretera, el robo de los camiones que llevan la Coca Cola o el Bimbo a las comunidades es una realidad. Necesitamos generar verdaderos círculos virtuosos reconociendo las realidades del estado. Estamos en esos extremos. Hay que mejorar todo lo que tenga que ver con la lucha contra la delincuencia organizada. Y a mí no me parece una suficiente respuesta justificar porque tenemos (estados) vecinos que tienen problemas; eso no es actuar en consecuencia, significa reconocer dónde tienes realmente debilidades y a partir de ahí qué tienes que hacer. En este Triángulo Rojo, por ejemplo, los alcaldes se sienten totalmente amenazados por la delincuencia y perseguidos por las autoridades.

Sergio Mastretta: El involucramiento de los policías, claramente los policías estatales en el robo de combustible, ¿te merece una opinión particular? ¿Crees que hubo una respuesta adecuada de la sociedad poblana?

Blanca Alcalá: Me parece que la sociedad poblana no está del todo imbuida en estas problemáticas, primero por qué no permean, segundo porque no alcanza a entender que es lo que esto significa, y tercero porque la vida cotidiana de la gente está metida en otras cosas. Está metida en su día a día, está metida en el pago del agua, está metida en lo que hoy tienen que utilizar para trasportarse.

Sergio Mastretta: En la sobrevivencia, dirás...

Blanca Alcalá: Así es. Esa es la realidad, y eso es lo que me encuentro trabajando.

Audio 2: https://www.youtube.com/watch?v=PTGKdCygcU4&feature=youtu.be

“Una elección de Estado sobre mis espaldas”

Rodolfo Ruiz: Blanca, quiero preguntarte sobre la campaña. Veo un contraste en esta campaña para la gubernatura con la campaña muy exitosa que tuviste para la presidencia municipal. El PRI se inclinó porque eras una persona muy identificada con la sociedad civil. No tenías la marca priísta que en Puebla es un lastre para el PRI. ¿Por qué no te hemos visto como una candidata de la sociedad civil?

Blanca Alcalá: Mira, la verdad sigo siendo la misma Blanca de siempre. Sí ha sido una campaña de muchos claroscuros, una campaña en donde la respuesta de la gente sigue siendo una muy buena respuesta, pero de muchos oscuros porque a pesar de que ya me tocó competir como oposición, pues si traigo un peso y una elección de Estado sobre mis espaldas. En todos los lugares existen amenazas, desde cosas tan ridículas como no permitir el acceso a las plazas públicas, como la amenaza incluso a empresarios si se reúnen conmigo, o a algunos a los llega la intimidación de la visita de fiscalización. Son hechos reales. O sea, la persecución a la que he sido sometida, toda esta construcción de historias que solamente pueden ser resultado de mentes muy sofisticadas, por supuesto que impacta en la campaña. Por lo demás, yo seguiré siendo sí una priísta, pero una priísta crítica, una gente normal, que sube que baja, que sabe lo que es la vida cotidiana, que se encuentra con la gente, que soy resultado de esta movilidad que la sociedad nos va permitiendo, pero solamente de eso.

“Con Marín no tengo que romper porque nunca ha existido una relación con él…”

Rodolfo Ruíz: ¿Y qué hay de Mario Marín?

Blanca Alcalá: No tengo nada que ocultar en mi relación con Marín. Lo conocí. Él jugó un papel como gobernador del estado siendo yo presidenta municipal. No tengo relaciones ni de equipo ni de grupo con él. Y desde el primer día se me quiso etiquetar usando todo el poder del estado y de los medios de comunicación para estigmatizarme en una relación que no tengo que romper porque nunca ha existido. Existe la respetuosa cordialidad institucional que se tiene con los gobernantes, pero nada más. ¿Por qué? Porque esa ha sido la campaña que se quiso construir en relación con una percepción. Y que por más ocasiones que yo he dicho lo que pienso y lo que soy, la verdad es que palidece frente a la embestida a la que he sido sometida. Y no me gusta ser la que se corta las venas, nunca he sido una mujer así. Pero definitivamente ha sido un vasallaje impresionante.

Rodolfo Ruiz: En una plática ayer me decías que pensabas nombrar un coordinador que no fuera de Puebla, y al final nombraste a un poblano, a Alejandro Armenta Mier. Y esa es una pregunta: ¿Por qué fue Alejandro Armenta Mier? ¿Y por qué, si tuviste resultados tan exitosos con María Esther Sherman, no está en tu campaña?

Blanca Alcalá: En el caso de Alejandro yo llegué a la conclusión que necesitaba involucrar a todos los grupos políticos en Puebla, y por ello Alejandro, que ya había tenido experiencia en una campaña, decidí que fuera el coordinador de la campaña. A lo largo de estos días también me han acompañado otros compañeros. El senador René Juárez ha venido jugando también ese papel de respaldo en esta estrategia general, teniendo esta visión de mayor conjunto y una visión más amplia. Quizá un papel más discreto, definitivamente. En el caso de María Esther, la verdad es que no la busqué. Está hoy ella en otras responsabilidades, y en ese sentido pues me entendía más con otros senadores. Me hizo pensar en el hecho de que sí nos están respaldando. Está René en esa parte general; está Rocío (García Olmedo), en una parte de apoyo en diversas regiones, y así es como fui articulándolas.

Rodolfo Ruiz: Pero siguen siendo puras figuras priístas. Veo poca gente representativa de la sociedad civil en tu campaña.

Blanca Alcalá: He tenido muchos contactos con ellos. La verdad es que la gente tiene temor, la gente vive en Puebla y no quisieran tener ningún problema. De verdad, créanme que incluso en el interior del estado, cuando de repente algún empresario, como suelen hacerlo, me abre las puertas de su fábrica para que vaya, platique con la gente, al día siguiente van y le quieren clausurar el negocio. Entonces la gente vive de eso ( de su negocio) , y es mi responsabilidad cuidar a los empresarios o cuidar a la sociedad civil. Me he reunido con la sociedad civil, en muchas de las ocasiones me han pedido que sea en un sentido más discreto, en algunas (ocasiones) han dado la cara. A diferencia del pasado, que era un régimen en donde había libertades, hoy hay menos.

Rodolfo Ruiz: ¿Qué tan real es el respaldo que tienes de los grupos priístas locales? ¿Es real o es un apoyo simulado?

Blanca Alcalá: Yo si lo he visto, sobre todo en cada uno de los del interior del estado, en el sentido de que he visto a la gente, he palpado ese apoyo y definitivamente eso me da confianza para decir las cosas; tendrán que salir Los seguidores) en una elección tan cerrada, como es la que estoy viviendo.

Rodolfo Ruiz: ¿Enrique Doger si te está apoyando? Fue tu principal adversario en la interna…

Blanca Alcalá: Pues sí, Enrique con su incorporación al Seguro Social ha sido un poco más distante. Sin embargo hay gente de su equipo, como el propio Javier Casique, que está de lleno en la campaña.

“Un bodrio de gobierno, y además dictatorial…”

Sergio Mastretta: Has delineado chispazos de un gobierno dictatorial, ¿Lo defines así?

Blanca Alcalá: Digamos, con demasiado autoritarismo, con demasiada cerrazón…

Sergio Mastretta: ¿Qué sentimiento te deja? Tú formas parte del PR; eso ha sido el PRI en los últimos cincuenta años, es la historia de los mexicanos y de los mexicanos opositores. Tú lo estas padeciendo ahorita.

Blanca Alcalá: Yo te diría que primero lo leí en los libros. Y segundo me tocó criticarlo. Ni en las peores épocas del PRI había un estado de persecución, o por lo menos de los que a mí me ha tocado vivir, como lo he vivido en carne propia. Es una realidad.

Sergio Mastretta: Hay un conjunto de hechos en los últimos tres o cuatro años que claramente apuntan a ese estado dictatorial, a un estado en donde no existe el derecho. Es decir el Poder Ejecutivo que controla absolutamente el Poder Legislativo, que tiene a los jueces también como instrumentos de acción penal. En lo que delineaste al principio no veo un análisis que ponga por delante esa realidad. Un Estado de derecho que no existe.

Blanca Alcalá: Bueno, me faltó acabar de decirlo, me quedé en el tercero o en el cuarto…

Rodolfo Ruiz: En el cuarto.

Blanca Alcalá: El quinto reto tiene que ver con un gobierno que sea eficiente, que sea trasparente y que sea humano. Y justamente ahí es donde tenemos que ver con muchos de estos temas que tienen que ver con este estado de derecho. Primero se fue teniendo un estado, curiosamente reduccionista, pero totalmente obsoleto. O sea, estas grandes moles que hemos ido encontrando en las carreteras, de concreto, los CIS, los CEAS. Hoy, lejos de ir descentralizando los servicios para hacerle la vida más sencilla a la gente se han convertido en verdaderas peregrinaciones para poder obtener un servicio. Antes te formabas en tu oficina de recaudación, de Finanzas, y pagabas en Xicotepec, o pagabas en Tecali. Hoy tienes que ir a distintos lugares muy distantes para pagar tu licencia mercantil, para usar tu camioneta. Y otra vez parecería que siguen siendo muy estructuradas las decisiones que se han tomado, en donde el que tiene menos paga más, invierte más que el que tiene más. Y entonces esa es una de las realidades, tan sólo en los temas administrativos. La otra realidad es que sí, se redujo la plantilla burocrática, pero no el gasto del gobierno en esa plantilla. Hay catorce mil despedidos y gastamos más en nómina. Tan solo en esos temas de gobierno son un ejemplo. Áreas como medio ambiente. . .La verdad es que me han dicho que hoy no saben si recurrir a la nueva dependencia, esa de reordenamiento territorial, o ir a la de medio ambiente o qué fue lo que se quedó o desapareció; o la junta local de Conciliación y Arbitraje… Es un verdadero bodrio lo que se ha hecho del gobierno. Sin duda, sí se ven ineficientes.

Y después nos vamos al tema del Estado de Derecho. Hoy estamos a punto de que empiece a funcionar de manera plena todo lo que tiene que ver con el nuevo modelo de justicia oral. Y la verdad es que no tenemos con exactitud si ya están todos los procesos capacitados, cuáles son las instalaciones; hemos visto la inauguración otra vez. Es como si todo se concretara en construcción de obras, y lo dejas realmente sin el alma. Además de este tema tan intervencionista de lo que es el papel del Poder Ejecutivo en el Legislativo y el Judicial. En este modelo de visión de Estado, incluso yo he hablado de la necesidad de establecer un esquema de justicia cotidiana, un esquema que efectivamente permita terminar sus procesos. En el caso del Poder Judicial, empezar a certificar sus procesos; que nos permita saber cuáles son las causas, cuales son los efectos, desde quienes están como secretarios del juzgado. Pero requiere recursos y ahí es donde debes tener claridad: ¿qué vas a hacer con el dinero que tienes? De un recurso que será limitado. En un año que será complejo, porque no puedes diseñar un plan de 600 días con mega obras cuando sabes que la presión de gasto va a ser enorme, por todo lo que implica y el cálculo de la caída del petróleo. Eso es tener responsabilidad, y no solamente salir a enunciar una serie de buenas ideas que serán totalmente inviables. Ya no te digo del tema de la Comisión Estatal de Derechos Humanos y de todos los órganos autónomos. O sea, vamos a atrevernos a que haya una selección realmente seria. Quitémonos los miedos, ya no seamos amigos del gobernador, de la gobernadora, que sea gente que nos garantice, que todo mundo se va a portar bien.

Sergio Mastretta: ¿Les darías la Contraloría a los ciudadanos?

Blanca Alcalá: Sí, yo creo que sí; necesitamos que sean perfiles con experiencia, que sean probos.

Sergio Mastretta: Pero un organismo autónomo, que quien fiscalice las cuentas púbicas no sea el Ejecutivo.

Blanca Alcalá: Por supuesto, no tendría yo ningún problema; he ido más allá: he hablado que amén de las funciones gubernamentales, que sí requieren de cierta experiencia, tampoco puedes llegar e improvisar, porque es tan rápido el gobierno que no vas a poder improvisar, no vas a tener etapas de aprendizaje.

En Puebla podemos estar en distintos partidos, pero al final del día nuestra ética debe estar probada, nuestro perfil debe estar probado. Qué bueno que en este sentido incluso ha ido más allá en los esquemas. Primero, en toda la elección de los órganos autónomos, que la selección y la propuesta se haga en las universidades, que se vote en el Congreso. No violentemos el Estado de Derecho pero hagamos todo el trabajo de una manera mucho más amplia, y he dicho inclusive que por ley deberíamos hacer la intervención de un nuevo modelo, vamos creando el Consejo de Planeación Estratégica, vamos generando un nuevo mecanismo que nos permite saber cuál es la Puebla que queremos en el 2030 y qué nos toca hacer a cada uno en los determinados momentos. Vamos a dejar de inventar cada seis años, que efectivamente tengamos la visión de por qué tales carreteras; en el tema de la movilidad en Puebla, hoy por hoy se siguen haciendo improvisaciones: ¿la RUTA funciona? Como está, no funciona. De qué nos sirven los corredores si al final del día la gente no tiene cómo llegar al RUTA. Hoy los camiones no son articulados salvo un par de ellos, los demás siguen siendo pocos, cobran más, la gente se queja. Para nosotros, tres pesos que se quedaron en una caseta, son nada… Para ellos, son la diferencia para juntar el pasaje. Esa es la realidad de la pobreza de Puebla.

Audio 3 https://www.youtube.com/watch?v=Dpsoyjb6-08

Revisar todos los juicios políticos

Sergio Mastretta: Una última pregunta sobre esto: ¿Liberarías a Simitrio?

Blanca Alcalá: Yo creo que hay que hacer la revisión de todos los juicios políticos sin violentar el Estado de Derecho, ni tampoco tenerlos en prisión simplemente por diferencias. Creo que este estado tiene que recuperar el disenso.

https://www.youtube.com/watch?v=Dpsoyjb6-08&feature=youtu.be

Rodolfo Ruiz: Blanca, ¿por qué si el gobierno de Moreno Valle es tan autoritario como dices, tiene tanto apoyo del gobierno federal? De un gobierno federal priísta…

Blanca Alcalá: Bueno yo no podría afirmar que tenga apoyo para cometer esas arbitrariedades...

Rodolfo Ruiz: Sobre todo apoyo económico, el cual es muy evidente.

Blanca Alcalá: El apoyo económico. ..Lo que sí te diría es que es una paradoja. Los poblanos siempre nos quejamos de no teníamos los suficientes respaldos económicos. Yo lo viví siendo presidenta durante un gobierno (federal) del PAN. Llega un gobierno del PRI, hoy se tiene mucho mayor participación en una Cámara de Diputados, de los diputados panistas; hay mayor capacidad para etiquetar los recursos del estado y es cuando tenemos mayores recursos. Son buenas noticias. El grave problema es que a veces esas buenas noticas no van acompañadas del beneficio de la población. A mí me encanta que hayamos recibido mucho más dinero. El tema es ¿cuál fue el impacto de todas estas obras y todas estas inversiones?

Rodolfo Ruiz: No solo el impacto sino a qué se están destinando esos recursos. Esos recursos no están llegando a los municipios. En tu campaña hablas de que la mayor parte de los recursos se concentran en la capital, en la zona metropolitana. Diez de cada diez pesos se concentran en la capital.

Blanca Alcalá: Así es. Y lo que se necesita es tener un equilibrio. Es lógico que la capital jale más del 40% de la población, pero definitivamente tienes que buscar equilibrio, si no - vuelvo a insistir- se está generando que, a la larga, no arraigas a la población en sus regiones, generas mayor pobreza, generas mayor inseguridad. Cuando hablamos de este tema tan delicado de seguridad, ahí tienes a gente que se dedicaba a la construcción o a la agricultura y hoy se dedica a la delincuencia organizada. Esa es la realidad.

Rodolfo Ruiz: El respaldo no es solamente económico, es respaldo político, vienen los secretarios y apapachan al gobernador, elogian su administración.

Sergio Mastretta: Y los mecanismos de administración y negocio también están dados con grupos muy fuertes del D.F y vinculados al presidente de la república.

Rodolfo Ruiz: El constructor, por ejemplo.

Blanca Alcalá: En esa parte, la verdad, no tendría yo mayores observaciones. Seguramente corresponden a licitaciones o a mecanismos, pero bueno, yo sí he pedido al gobierno de la República que sea mucho más estricto con todo lo que implica la vigilancia del destino del gasto. Insisto, qué bueno que hay hospitales pero a mí me encantaría que el gobierno del estado los pusiera para que funcionaran. ¿O no? Si no, para qué nos sirven.

Rodolfo Ruiz: Blanca, ¿qué tanto tienes el respaldo del PRI Nacional? Yo he tenido la oportunidad de visitar otros estados, por ejemplo Veracruz, y veo que el Comité Ejecutivo Nacional y yo diría que en buena medida el gobierno federal, o los tentáculos del gobierno federal, están metidos en la campaña de Veracruz apoyando a Héctor Núñez. ¿Por qué eso no ocurre en Puebla?

Blanca Alcalá: Te diría que en el caso del Comité Ejecutivo Nacional si ha habido un total respaldo, en el monitoreo, etc. Pero son situaciones distintas. Allá el gobernador ya es priísta, aquí el gobierno del estado es panista. Y entonces es mucho más complejo llegar a esta participación.

Rodolfo Ruiz: Pero somos un estado prioritario electoralmente, ¿no? Estamos con el tercero padrón electoral del país. Veracruz y Puebla, ¿no?

<p">Blanca Alcalá: A veces perdemos de vista que Puebla es el único estado en donde sólo se elige a gobernador. En otros se eligen presidentes municipales y diputados, lo que hace la campaña mucho más robusta. Cuando el candidato a gobernador no está en la zona de Papaloapan, pues están los diputados, están los presidentes. Aquí, cuando la candidata a gobernadora está en el norte, no puede estar en el sur, eso ha hecho mucho más compleja esta elección para un periodo tan breve…

Sergio Mastretta: A lo largo de esta conversación has ido dando un perfil de Moreno Valle. Me gustaría que lograras resumir, desde una perspectiva de militante de partido. Yo veo a un priísta en Moreno Valle, no veo un panista. Es decir veo un PRI fracturado en los últimos 10 años. Incluso veo claramente grupos que mandaron con Melquiades Morales que ahora siguen gobernando. ¿Qué perfil tiene, entonces, contra quién estás compitiendo en esta campaña?

Blanca Alcalá: Creo que estoy compitiendo contra quienes están en el poder; indistintamente de sus orígenes quieren conservar el poder, más allá de quienes están participando. Y quieren hacerlo a toda costa. Eso es contra lo que estoy compitiendo. Y mi historia en relación con el candidato del PAN es distinta. En mi caso me formé, hice y he hecho actividad en la administración pública y en la política porque entiendo lo que implica el tema del servicio, esa es mi realidad. Y hoy me enfrento a un grupo que ha encontrado en el confort del gobierno del estado la posibilidad de sobrevivencia política.

Rodolfo Ruiz: Se ha dicho por ahí que antes del inicio formal de las campañas hubo un acuerdo entre tú y el candidato de la coalición morenovallista, según el cual no se iban a agredir, iban a mantener a salvo a las familias, a las personas, la vida privada. ¿Ese acuerdo se dio en algún momento? ¿Fue real? ¿Qué fue lo que lo llevó a fracturarse?

Blanca Alcalá: Mira, la verdad yo nunca lo he visto(a Gali). Ustedes me conocen y en verdad lamento que esto se haya convertido en una guerra sucia, porque mi vida es muy trasparente, y no tengo nada que ocultar. A ustedes hoy los recibo en la casa. Yo había conversado que estábamos en proyecto de cambiarnos de casa; no terminamos y no podía yo declarar cosas que no tenía. Por todo lo demás, conocen a mis hijos; la verdad es que desde antes de que arrancara la campaña se han metido en la vida privada con temas que no corresponden a mi realidad. Esta construcción de historias, de narrativas, que generan mucho morbo, que venden muy bien. Dicen por ahí: calumnia que algo queda. O sea es totalmente falso.

Rodolfo Ruiz: ¿Tú puedes contradecir que no tienes las casas, los edificios que te adjudican?

Blanca Alcalá: Yo puedo decir que todo eso es totalmente falso.

Rodolfo Ruiz: ¿La constructora, la gasolinera?

Blanca Alcalá: Hice mi declaración 3 de 3 y de ahí si ustedes lo observan, se deduce. ¿Qué tengo? Pequeñas inversiones que podría tener en el banco, que a lo largo de todos estos años he tenido, y que en un momento dado decidí empezar a moverlas por dos razones. Primero porque ya había concluido mi etapa de presidenta municipal, porque tenía que pensar hacia el futuro. Decidí invertir en Metro Financiera y se fue al colapso Metro Financiera. Entonces pensé que era el momento de empezar a hacer algo con gente proba, con gente de Puebla, o con algunas gentes con las que tengo relación más estrecha, más familiar, etc. De estas inversiones no tengo nada que ocultar. Si yo hubiera querido ocultar algo o construir realmente redes de complicidad sofisticadas, pues nunca lo hubiera hecho público. Ni en la 3 de 3. La verdad es totalmente clara: tengo un porcentaje en esa gasolinera, con una cantidad de dinero muy modesta; sí tengo un porcentaje en estas dos empresas porque también es resultado de que compras un terreno, haces dos casas, vendes una, haces la otra… Pero de eso a que yo hoy tenga o sea dueña de un edificio, por supuesto que no. Se hizo, se vendió. Yo tenía una participación, de las casas, nunca 44; empezamos con dos, después fueron cuatro, después creo que otras ocho, y ninguna de ellas es mía. Es un dinero que no he utilizado y ahí está. De ahí en fuera, de verdad no tengo absolutamente nada que ocultar. Absolutamente nada.

Rodolfo Ruiz: Una pregunta final por mi parte. Tú vas a dar el 50% por ciento de los puestos de gobierno a mujeres, sin embargo hay pocas mujeres en tu equipo más cercano, en tu cuarto de guerra, en tu coordinación de campaña.

Blanca Alcalá: La verdad es que quizá muchas de ellas están en un papel más discreto, pero si hay muchas mujeres participando. Está la propia secretaria general; Lucero Saldaña, Nancy de la Sierra, Sandra Montalvo, Adela Cereso, Isabel Merlo. Digamos son mujeres que incluso renunciaron a su papel en las delegaciones para estar participando de tiempo completo. Nuestra campaña ha sido una campaña de menos protagonismo y de más acción. Porque al final creo que eso es lo que nos va a permitir lograr un buen resultado.

Sergio Mastretta: Quisiera yo cerrar el tema con una preocupación que es personal, y forma parte de una acción colectiva de un grupo civil que, es la del Atoyac, Dale La Cara al Río, ¿Con qué dinero puede ahorita un gobierno sanear el Atoyac? ¿Qué podrías hacer ahí? ¿O lo dejarías para el siguiente?

Blanca Alcalá: No, no, no, para nada. Cuando hablo de esta visión de Estado hablo de aquellas cosas que tienes que hacer desde ya, sabiendo que tienes que lograr un objetivo, de mediano y de largo plazo, y va en todos los sentidos. Tengo noticias de que hay un proyecto, uno más de los muchos que se han hecho, de cómo recuperar el tema del Atoyac y este proyecto será esta carta de navegación que nos permita saber qué acciones concretas se tienen que hacer y de donde vamos a ir obteniendo los recursos. De entrada te diría, otra vez, que empezaríamos por evitar que sigan existiendo estas tomas clandestinas a lo largo de los municipios que intervienen en ese río. Y eso habla otra vez de la coordinación. El gobernador no puede ser el enemigo de los alcaldes, tiene que ser su principal interlocutor. Y obviamente los municipios están dando muchas de esta tomas clandestinas o están permitiendo estas descargas. Segundo, necesitamos mayores recursos. Entonces hoy necesitamos atraer los recursos federales y poder meterlos para la rehabilitación de las plantas de tratamiento, las plantas de tratamiento que están en el colapso. Las mismas de Puebla capital, con todo ese problema de Degremont, de Agua de Puebla, esos son los temas de la sociedad. O sea que le afectan a la sociedad. Y un gobernante debe saber cómo abordarlo. El tema de la planta de tratamiento de Xalmimilulco, allá en Huejotzingo; la planta de tratamiento de Tepeaca. Créanme que cuando decidí entrar a esto lo hice con conocimiento de causa, de dónde estamos parados, y cuáles son estos temas urgentes.

Página 66 de 76