La violencia en la Sección 1206: Testimonio de la señora Cecilia Castillo Aguilera

Compartir

Mundo Nuestro

"Entonces me acababa de sentar cuando oigo la tronadera… yo creía que eran cohetes y no, llegaron y cuando más a mí, cuando más a un metro de distancia estaban balaceando a los que estaban adentro. Entons llegó un señor que nos gritaba que nos tiráramos en el suelo, y entons mi zapato se quedó debajo del sillón, que me lo saco el zapato y uno de los señores de la casilla me abrazo y me dice váyase resbalando y me arrastré debajo de la mesa donde estaban las casillas."



SECCIÓN 1206

TESTIMONIO DE LA SEÑORA CECILIA CASTILLO AGUILERA

VIDEO: POR QUÉ DOY MI TESTIMONIO





ENTREVISTA

VIDEO: POR QUÉ DOY MI TESTIMONIO

TEXTO

Sergio Mastretta (SM): Me encuentro con la señora Cecilia Castillo Aguilera. Ella es una mujer originaria de Córdoba, Veracruz, de ochenta y seis años, y estuvo presente en este primero de julio en una de las secciones que fueron asaltadas a balazos. Señora Cecilia, ¿puede usted contarnos lo que pasó ese día?

Cecilia Castillo Aguilera (CCA): Pues fíjese que como yo era fuereña me mandaron hasta la última casilla de hasta allá, entonces tuve que atravesar todo el patio así que estaba hasta allá, entonces llegué y luego luego me sentaron como a metro y medio, entonces me acababa de sentar cuando oigo la tronadera… yo creía que eran cohetes y no, llegaron y cuando más a mí, cuando más a un metro de distancia estaban balaceando a los que estaban adentro. Entons llegó un señor que nos gritaba que nos tiráramos en el suelo, y entons mi zapato se quedó debajo del sillón, que me lo saco el zapato y uno de los señores de la casilla me abrazo y me dice váyase resbalando y me arrastré debajo de la mesa donde estaban las casillas, y ya me metí, y gritaban “las urnas, las urnas, sobre todo en las cafés”, gritaban. Y entonces se las llevaron baleando adentro con riesgo de que matarán a alguien, pero ya habían empezado desde la entrada. Entonces se llevaron las casillas y yo me quedé adentro, ahí donde me metieron.

(SM): ¿Usted alcanzó a ver a algunos de estos hampones?

(CCA): Iban embozados, sí, con esas máscaras tejidas, y las balas eran como esas que usan en el municipio, que son grandotas, de escopetas, una bala como de diez centímetros. Estaba regado todo, todo, desde la entrada de la escuela, las casillas que balearon antes que llegaran allá donde estaba yo… Y, pues no tengo otra cosa que contarle.

(SM): ¿Usted alcanzó a votar?

(CCA): No, ya no, ya no. Yo estaba gritándoles a las personas, “no, ya se fueron, ora las que queden repártanlas, repartan las boletas y llénenlas casa quien con su nombre y su dirección”, pero me dice una persona, “no, dice ya está cancelada la casilla ya no, ya no se puede”, pero yo sugería en ese momento… ¡porque yo no me espanté!, que votaran, que les dieran las boletas y que pusieran su dirección y su nombre, pero no permitieron los que estaban ahí…

(SM): ¿Usted siempre ha votado en esa casilla?

(CCA): Es que yo vengo de Tehuacán. Y por eso me mandaron a esa casilla donde se podían votar los fuereños…

(SM): Ya, por eso fue usted a votar a Loma Bella. ¿Recuerda qué número de Sección era?

(CCA): No, no lo apunté.

(SM): ¿Por qué cree que pasó esto, señora?, ¿qué objetivo pudo haber tenido esta violencia?

(CCA): Pues fíjese que de ahí de la 105, que era donde estaba la adentro la escuela, de ahí se fueron a la otra a casilla que está por la COPEL, por ahí les fueron haciendo lo mismo, aventaron balazos, después oí los balazos en las otras casillas, pero yo ya no pude presenciar más.

(SM): Pero la intención, ¿por qué pasó esto?

(CCA):: Para mí que lo que quieren que no cambien de candidato, que por imposición pongan a la esposa del antiguo gobernador, esto es lo que yo calculo, porque luego luego nos dijeron que tenían el gane y que quién sabe qué, si ni habían contado ni los los votos ni nada.

(SM): Usted señora tiene ya muchos años, ¿le había tocado vivir en algún momento una violencia de este tipo en un día de elecciones?

(CCA): No, fíjese que en Tehuacán pues vivimos, está todo muy en paz. Entonces quien predominaba ahí era don Amador Hernández, yo conozco a la gente de don Amador Hernández, pero nunca había presenciado esa agresividad, porque iban decididos a echarse a alguno, pues yo vi cómo entraron con las escopetas y tirándole a la gente.

(SM): ¿No tiraron al aire?

(CCA): No, yo les vi intenciones de matar a alguien, y uno gritaba que les dieran las casillas, las estas (urnas), sobre todo las cafés, las otras dos no me acuerdo qué colores serían, no de cuáles, pero ellos se llevaban de a tres…

(SM): ¿Se llevaron las urnas?

(CCA): Sí se las llevaron.

(SM): ¿Qué opina usted cuando escucha la palabra democracia, en qué piensa?

(CCA): Pues la palabra democracia quiere decir que todos tenemos derecho de votar por el candidato que uno quiera. Eso es cuando realmente existe una democracia, no por imposición de nadie.

(SM): ¿Cómo se siente después de que pasó esto?

(CCA): Pues le vuelvo a repetir, me siento tranquila porque pues no me pasó nada, ni vi un muerto ahí, y yo creo que es una arbitrariedad la que están cometiendo, porque no tenían porqué que la ex esposa del gobernador tiene que ser la futura gobernadora, o qué cosa le llaman a ella, gobernadora, porque pues realmente no dio tiempo ni a que contaran los votos ni nada, nomás llegaron así, asaltando, y no fue la única casilla, luego se oyeron los balazos allá por otra escuela que está más adelante y luego cerca de Las Torres…

Compartir

Sobre el autor

Mundo Nuestro