La insurrección de Tonantzintla contra el proyecto de Smart City/Primera parte Destacado

Compartir

La insurrección de Tonantzintla contra el proyecto de Smart City/Primera parte

El acoso de los modernizadores llegó a Santa María Tonantzintla. En “Barrio Smart” se convertirá el pueblo, le han dicho a la gente. Luego Smart City llegó de la mano de la maquinaria del ayuntamiento para levantar el empedrado de las calles y destruir el puente plantado en el centro de la plaza. Con un detalle: se olvidaron de tomarle su parecer a los pobladores.

Y con una consecuencia: la asamblea popular realizada la mañana del miércoles 31 de enero expulsa el proyecto Smart City del pueblo.



+++++

Miércoles 31 de enero en la Casa de la Cultura “Tonantzin”. Asamblea popular para tratar el tema Smart City y las obras que realiza el gobierno de San Andrés Cholula. El presidente Paisano prometió llegar a las 11 de la mañana, luego a las 12.30 y luego cuarenta minutos después. Nunca llegó. Dieron la cara por él los secretarios de Gobierno y Obras Públicas.

En Santa María Tonantzintla primero hablan las mujeres. Bravas, pero certeras.

“Yo me muero cuando Dios diga, no cuando ustedes quieran”, dice en un giro que la asamblea de pobladores de Tonantzintla le celebra con un aplauso nutrido.



“El presidente auxiliar Huepa nos llamó viejas chismosas… ¿Creen que por soy enana no tengo derechos?” increpa Mercedes Tecuapetla, una mujer diminuta con dotes oratorias probadas por su formación de actriz.

“Queremos nuestro pueblo como estaba, que dejen las calles arregladas para Semana Santa”, afirma una más desde el fondo de la galería.

“Queremos progreso, pero un progreso que piense en la comunidad”, le dice muy serena Verónica Técuatl al Secretario de Gobierno de San Andrés Cholula. Y subraya: “Una comunidad que no fue consultada, que no fue informada, esa comunidad les dice claramente que no quiere el proyecto de Smart City,”

“¡Y nada de cambiarle el nombre al pueblo, qué barrio Smart ni qué nada, somos de Santa María Tonantzintla!”

+++++

Todos con Tonantzintla es el sitio de Facebook en donde los pobladores de Santa María Tonantzintla han encontrado el mecanismo de vinculación de su movimiento. Rescatamos fotos y textos publicados por ellos en los últimos días para dar cuenta del proceso de organización que ha vivido la comunidad a partir de la imposición de una obra por el ayuntamiento.

Volante publicado en Todos con Tonantzintla:

Qué es lo que pasa en Santa Maria Tonanzintla según nuestro presidente de la junta auxiliar.
¿Crees que la información suficiente? ¿Responde las demandas de información de la comunidad? ¿San Andrés Cholula comunica la información a la presidencia auxiliar?
¿Responde las dudas sobre la rehabilitación de la explanada o sobre Barrio Smart?
¿Es la respuesta que merecemos?

La invitación a la asamblea del 31 de enero:

No hay texto alternativo automático disponible.

Los esperamos hoy a las 11 a.m. en la explanada de la iglesia de Santa María Tonantzintla. Donde hasta el momento tenemos confirmada la presencia de la Secretaria de Obras Públicas de San Andrés Cholula para aclarar sobre las obras que se realizan.
Existen +30 obras en Plan de Desarrollo municipal 2014 -2018. ¿Cuáles ya se hicieron? ¿Cuáles se están realizando? ¿Cuáles no se van hacer?

La imagen puede contener: exterior

En la puerta de la presidencia auxiliar de Santa Maria Tonantzintla se encuentra pegada la información sobre el proyecto "Rehabilitación de la explanada de Santa María Tonantzintla" donde elInstituto Nacional de Antropología e Historia no autoriza que se derribara el puente. El ayuntamiento de San Andrés Cholula en los escritos omité el puente pero si menciona la cruz y el reloj. ¿Por qué?

La imagen puede contener: cielo, nube y exterior

La imagen puede contener: exterior

La imagen puede contener: 11 personas

San andres dice que ya apoyo a las iglesias de tonanzintla para su reconstruccion
Y hay gente de la iglesia que pide hasta 1000 pesos por familia para reconstruir iglesias
Quien miente ????

Se convoca a toda la comunidad Santa Maria Tonantzintla el día miércoles 31 de enero a las 10:00 am en la explanada principal en Tonantzintla a la reunión informativa que se llevará acabo con Leo Paisano Arias, quien se comprometió dar información relacionada a distintas obras que se están realizando.
Así como de los donativos que ha realizado el Ayuntamiento de San Andrés Cholula para la remodelación de la(s) iglesia (s) debido al terremoto 19 de septiembre.

+++++

Leonciio Paisano nunca llegó a la asamblea. Era de esperarse, y la gente lo sabia. De ahí los gritos (¡No va a llegar!) y las posturas de los pobladores de terminar la asamblea sin escuchar a los funcionarios de Gobernación y Obras Públicas del ayuntamiento de San Andrés. Entre jalones, finalmente un arquitecto de la oficina municipal hizo un esbozo del proyecto: fue en respuesta a la solicitud del presidente auxiliar Juan Manuel Huepa que se propuso realizar mejoras en el orden urbano; junto con Desarrollo Urbano, la oficina de Obras Públicas hizo los estudios de movilidad y definición de espacios; la idea de Barrio Smart se sumó después, y se refiere fundamentalmente al equipamiento (mobiliario, luminarias, señalética, aparcaderos, reordenamiento de vialidades, remozamiento de fachadas, digitalización, etc). El proyecto de reordenamiento se le presentó al presidente auxiliar y a los fiscales y algunas otras personas.

De este último elemento no se bajaron los funcionarios: ellos cumplieron con presentarle el proyecto a Juan Manuel Huepa, el presidente auxiliar. Y ese es justamente el elemento que les reclaman en la asamblea: que la información nunca se presentó cabalmente al pueblo. La destrucción del reloj y del puente en la plaza fue lo que provocó el descontento. Y que de la noche a la mañana les dijeran que se olvidaran de contemplarse como pueblo. Serán Barrio Smart, les dijeron.

Oscar Palacios, el Secretario de Gobierno Municipal de San Andrés, en un acto difícil de escuchar de un funcionario público, se confiesa con la gente, que primero lo escucha absorta, y luego lo abuchea:

"Hubo errores de nuestra parte --dice--, eso es evidente. Les pido una sentida disculpa..."

Y ante el descontento está a punto de perder la cabeza:

"Yo les pido respeto --alcanza a decir--. Sí, sé que con disculpas no se arregla nada, pero discutámoslo, hagan sus sugerencias, pero si no quieren, nos retiramos."

Su colega secretario, el ingeniero Alfredo González, a cargo de las obras, no se quiere ir tan rápido. Piensa en los meses que le quedan para terminar, y en sus cuentas, ya en junio tiene que estar terminando el trabajo, pues en octubre, olvídenlo, acuérdense que es el último año. Bueno, si no quieren Smart City, pues no se hace, pero eso no impide que se terminen las obras de mejoras.

Y vuelta a la discusión: qué obras. Y por qué no consultaron. A quién le preguntaron.

All final, ya que se ha acordado una nueva reunión para el jueves a las 6 de la tarde, Oscar Palacios discute con Verónica Técuatl y otros pobladores. En su enojo deja ver que el tema de Smart City sí que lo tienen metido en la cabeza los funcionarios de Leoncio Paisano.

¿Cómo mirar este hecho? ¿Por qué en Puebla no se puede desarrollar una obra pública que, en palabras de los de Tonantzintla, signifique progreso con respeto a la comunidad? ¿Por qué los gobiernos que tenemos en Puebla imponen así sus iniciativas? ¿Por qué una idea que puede ser buena padece tal rechazo de una comunidad?

En la libreta de reportero apunto este párrafo frente al fracaso de los funcionarios de San Andrés por hacer entender a la gente su proyecto: Smart City es algo que compran los políticos poblanos en revistas y congresos. Todo viene aderezado con palabras muy vendedoras: gobernanza digital, construir el futuro, sostenibilidad, innovación para el bienestar humano, ciudades para la vida, nuevos modelos de gestión pública, empoderamiento ciudadano y gobierno abierto, resiliencia y seguridad, movilidad y planificación urbana. Supongo que todo esto se necesita. Pero cuando volteas a la realidad, qué encuentras: los Paisanos, los Morenovalles, los Galis, los políticos concretos, con sus usanzas y sus asesores, con su afán de aparecer lustrosos en revistas que pagan del erario.

Y luego todo termina en una asamblea así, con las personas de una comunidad a la que no le gusta este trato enojadas con la autoridad, como todavía la llaman.

+++++

Esta historia se contará en varios tiempos: lo sucedido este miércoles, con la secuela de lo que ocurra en la nueva asamblea acordada para el jueves 1 de febrero a las 6 de la tarde, en la que los funcionarios del gobierno de Paisano explicarán las obras de mejoras –así le llaman—iniciadas en noviembre pasado; lo ocurrido en estos dos meses que derivó en la asamblea en la que formalmente se rechazó el proyecto Smart City, y que se resume en una frase simple, la insurrección de las mujeres.

Un tercer tiempo será el resultado de esta movilización popular: la posibilidad de construir un mejor pueblo desde la participación democrática de sus habitantes.

Compartir

Sobre el autor

María Bretón de la Fuente y Sergio Mastretta

María del  Carmen Bretón de la Fuente (Ciudad de Puebla, 1964) arquitecta y ceramista, estudia la Maestría en Hábitat y Equidad Socio-territorial del Departamento de Diseño, Arte y Arquitectura en la Ibero Puebla.

Sergio Mastretta (Ciudad de Puebla, 1955) es periodista. Actualmente dirige el portal digital Mundo Nuestro.