Atoyac Textil un crimen incomprensible para plantar 804 departamentos Destacado

Compartir

Un año más de nuestra vieja ciudad. Me pasé la tarde buscando en el portal de transparencia el permiso de construcción que le dió el Ayuntamiento a la empresa que sobre las piedras de la demolida fábrica de Atoyac en Mayorazgo va construir 804 departamentos. Qué horror. Y le llaman pomposamente "Central Park". Por supuesto que no encontré nada.

Muy pronto 500 años. Tendré entonces, si la vida se presta, 76 años. En estos últimos cuánto desvarío. Y crimen, como el que se llevó la vida hoy en plena mañana en la 12 Poniente a un ajusticiado más de la inenarrable violencia que nos envuelve.

Destrucción absurda de nuestro patrimonio histórico en Mayorazgo por un proyecto más de la especulación inmobiliaria que arrebata todo propósito de crecimiento armónico. Degradación de la vida en los barrios viejos y nuevos en balaceras impunes que ocurren en cualquier instante.

Desvarío.



No, no cierro este aniversario de mi ciudad vieja con una mirada alegre sobre nuestro futuro.

Traté el tema de Atoyac Textil como memoria de tantas cosas perdidas en esta ciudad cercana a sus 500 años. Este texto publicado en 2016 en Mundo Nuestro (http://mundonuestro.mx) forma parte de esta crónica sobre el desgraciado fin de la fábrica de Mayorazgo, fundada en 1839, en cuyos terrenos se asentarán con la venia municipal 804 departamentos.



"Mi abuelo Carlo Manstretta, italiano llegado a México en 1901, encabezó como ingeniero la construcción para El Mayorazgo el sistema hidráulico para la generación de energía eléctrica con las presas La Carmela y la Carmelita, entre 1906 y 1909. Él trabajaría por más de treinta años para la familia Rivero Quijano, propietaria de la fábrica desde los años sesenta del XIX. El terreno en donde vivo lo heredó mi padre del abuelo en el año 1950. Aquí vivimos desde 1980. Hemos sido vecinos de una fábrica ya para entonces muy vieja, y metida en una huelga provocada por los patrones en 1988, y a la que se dejó morir en 1993. Por más de tres años los vecinos de Mayorazgo vimos a los obreros resistir un paro larguísimo con el bote en las manos, solicitando en las esquinas la solidaridad de los automovilistas. Fue una huelga nacional. El propietario de la fábrica de Mayorazgo, Roberto Real de la Mora, era presidente de la Cámara Textil en México. Su planta, como todas en el país, había sufrido la decisión del gobierno de abrir las fronteras a los productos textiles. Las consecuencias para una industria protegida como la textil mexicana fueron brutales: en 1980 había más de 50 mil obreros en la industria textil poblana; para 1993 no quedaban más de 14 mil. Entre ellos se fueron los de El Mayorazgo, del grupo Atoyac Textil. La empresa llevó la huelga hasta el extremo del cierre. En 1995 tronó la economía mexicana, y la suerte de la fábrica quedó echada. Un larguísimo conflicto laboral terminó en el vacío: la fábrica cerrada; el patrón en el paraíso; ; los líderes sindicales vaporizados; la maquinaria rematada al mejor postor; los trabajadores en el olvido.

"Y el casco industrial intacto y con su caldera y su silbato vivos para llamar al día Mayorazgo todos los días a las seis de la mañana."

http://mundonuestro.mx/…/264-atoyac-textil-la-destruccion-i…

Atoyac Textil. La destrucción impune de la historia industrial de Puebla.

Llevo toda la mañana dándole vueltas al tema del llamado "Central Park" y sus 804 departamentos que ofrecerán al mercado residencial en la ciudad de Puebla. La Carta Urbana del 2016 les permite hacerlo pues en ella le dieron uso de suelo de alta densidad de vivienda a la zona de Mayorazgo. No he podido conseguir el permiso de construcción, pero en esas estoy, pues de él deben desprenderse una larga lista de requisitos cumplidos, como por ejemplo la licencia de uso de suelo o los dictámenes de impacto vial e integración vial, y de impacto ambiental y una larga cadena de supuestos que les deben haber permitido la destrucción del antiguo casco fabril y el inicio de operaciones con ese mamotreto metálico que ya puede verse en la esquina de Cúmulo de Virgo. El INAH, alertado una vez más por mí ayer por la tarde, supongo que llegará al predio a recontar las piedras y a empolvar más la memoria estrecha de la burocracia mexicana.
Yo he recurrido a la historia de El Mayorazgo una vez más para recordar lo que hemos dejado perder en esta suma de cinismo e irracionalidad que prevalece en nuestra ciudad:

Para entender lo que Puebla ha perdido con la destrucción de  Atoyac Textil: la historia de la Planta Carmela

Compartir

Sobre el autor

Sergio Mastretta

Periodista con 39 años de experiencia en prensa escrita y radio, director de Mundo Nuestro...