Suculima, canto de una poblana en el exilio

Compartir

Mundo Nuestro. En febrero de 2015 publicamos es mundo nuestro este llamado desde el exilio. Es la voz de una artista poblana que tuvo que salir del país perseguida por el gobierno del Estado de Puebla por su participación en la defensa de Cholula.



Es un canto poblano desde el exilio. Una voz que extrae el sentimiento desde la raíz, sin otro alivio que ella misma. Y que en el desatino de una persecución política en Puebla se descubre en torrente y profunda.

https://soundcloud.com/suculima/convocatoria-acapella-version

La voz de una mujer que nos obliga a escuchar de otra forma a nuestro país.



“Canto desde las semillas, desde el vientre, desde el folk, con trazos de jazz, de blues, de son, del CORAZON.”

Pao Suculima de la caracola. Con el timbre del blues, con la mirada infantil. Jícara. Agua que se vierte. ¿Cuánto de nosotros brota desde su voz?

+++++

Ella es Paola De la Concha Zíndel, Suculima. Y sobre su cabeza pende una orden de aprensión como la que mantiene en la cárcel desde el mes de octubre a Adán y Paul Xicale y a los señores Tlachi. Ha probado incontables veces que ni siquiera estaba en México cuando los acontecimientos en Cholula ocurrieron. Y por acontecimientos me refiero a lo sucedido en la madrugada del 16 de octubre en el zócalo de San Andrés, cuando un operativo policiaco rompió el plantón ciudadano que protestaba contra las expropiaciones en el territorio arqueológico de la pirámide. Y todo este absurdo conflicto provocado por el gobierno de Puebla que expone la debilidad de nuestras instituciones democráticas ante el poder autoritario.

Pero también por acontecimientos entiendo la rebelión cholulteca en ese segundo semestre del año pasado, la movilización civil que alumbra la posibilidad de una manera distinta de ser país.

Y que nos ha regalado a Suculima.

+++++

Paola Suculima no puede volver a México. Voces cercanas han confirmado a su familia que la orden va en serio, y que para eso están los jueces sometidos al poder en Puebla.

Pero desde algún lugar en la costa norte de California manda hoy un mensaje con su voz. Paola, que no se había imaginado que encontraría el camino del juglar, decidió cantar un tarde en el bosque junto al mar. Y decidió escribir su propio voz y construir sus canciones y cantarlas trepada en los árboles. Mirar desde allá el paisaje nuestro. Y se ríe un poco de la ensoñación de los poderosos.

Como en este poema:

Somos montaña

La montaña rebanada que te alimenta, la sabía morena panadera, están ahí los muchachitos trajeaditos nerviositos, están ahí los nuestros metidos infiltraditos.

Ya no somos los de abajo, ya pintamos nuestra raya, somos todos los granos y ya tenemos nuestra playa.

¿Qué más quiere señor contador? Ya metimos la factura pa cobrar nuestro valor, ¿qué más quiere señor dictador? Siéntese y escuche el tambor que olvido.

El jaguar de la tierra que te alimenta va ganando terreno de nuestra selva, todos los pesitos que tienes ahí GUARDADITOS combinan perfectamente con tus huevititos.

Ya no somos los de abajo, ya pintamos nuestra raya, somos todos los granos y ya tenemos nuestra playa.

El campo sin pesticida que te alimenta, la danza urbana, ¡eea eea pedalea! Somos los millones que confundes con los pocos, las obsidianas afiladas que lo recuerdan todo, la gente enlazada que me alimenta, el río de la banda en Reforma de protesta.

Ya no somos los de abajo, ya pintamos nuestra raya, permíteme escoltarlo hacia nuestra nueva mera playa.

Si lo que quería era poderme arrimar... Le recuerdo que aquí somos la reina del panal... Si lo que quería era poderme arrimar, le recuerdo que aquí somos la reina del panal.

Así, Paola Suculima ha iniciado un recorrido artístico, y nos invita, de nuevo, con su propia voz:

Ya mero.

Hola QUERIDAS Y QUERIDOS! Bueno, por ahora me encuentro en este lugarcito en el bosque, inicialmente por razones ligadas a la situación política y social actual ardiente de Mexico. Después de tener que dejar Cholula, y estar en la realidad del exilio, ahora me desprendo y comprendo que mi rol en todo esto, tiene tintes musicales. Comparto mi voz entorno a lo que para mí sigue siendo importante, razones para las cuales debo insistir en: la comunidad, la familia, la tierra, las tradiciones, el maíz, los ancestros, el amor, y las artes. En esta ocasión, comparto también mi respeto, mi indignación, mis esperanzas múltiples, mi canto desde el corazón. Ofrendo este canto a favor de que nos reconozcamos como comunidades de poder. Que volteemos a ver lo que YA estamos co-creando y tejiendo en nuestras comunidades. Celebremos. Reconozcamos, Re-conectemos. Vamos a recordarnos cómo recordar. Mi familia se levanta en Mexico, en Estados Unidos en todo el mundo! Y vamos sonriendo y coloridos! Gracias por confiar en esta ofrenda!

Aquí puedes contribuir a la construcción de este proyecto musical:

https://www.indiegogo.com/projects/suculima-album-production

Suculima en Facebook:

https://www.facebook.com/pages/Suculima/821973471193424

+++++

Suculima por sí misma:

No tengo ninguna trayectoria musical, esto es super reciente, y creo que el venir acá lo ha hecho florecer. Yo tengo mi experiencia en arquitectura, danza y teatro. Pero nunca había intentado la música hasta ahora. De niña estuve muchos años en coro, pero nada más. Es hasta muy recientemente, de un año para acá, que participé por primera vez en clases de canto, y componiendo las rolas que emergen del cuerpo. Apenas estuve en mi primer tour de Chicago a Portland con once conciertos que incluyeron lugares y audiencias interesantes. Cantamos para las mujeres de la prisión de Montana, y para los que resisten el Keystone pipeline al norte del país, de la tribu Dakota.

Además, hace unos días, he participado como cantante en el carnival de resistance, una producción cirquense que entrelaza, los valores de justicia social, ambiental y espiritual en cuatro shows de los elementos, agua, fuego, aire tierra.”

Compartir

Sobre el autor

Mundo Nuestro