Klezmorino y el reclamo por el respaldo a la música callejera

Compartir

"¿Dónde estudian?", pregunto ingenuo. La respuesta la da el muchacho de la mandolina: "En la calle."

Luego logro que uno de ellos confirme que en sus ratos nocturnos llega a trabajar de mariachi. Es uno de los dos violines.

El otro es el de la chica que estudia en el Conservatorio.



Pero están ahí, efectivamente,en la calle. Y tal vez sean el mejor ejemplo de la calidad que puede alcanzar la musica callejera.

Alcanzo a grabar un video de Klesmorino al tiempo que mi amigo Nico Aldredge logra una buena serie fotográfica de la que tomo la foto de la portadilla.



Escribí inmediatamente sobre estos muchachos:

"En la esquina del Carolino, a mediodía, estos jóvenes músicos sorprenden, no puedes dejar de escucharlos. La armonía viene de lejos, del mediterráneo extremo, el de los judíos que fueron a dar hace siglos a la Europa Oriental. Un aire hebreo, yiddish tal vez, domina la 3 Oriente. Pero sus rostros apenas han salido del conservatorio. O simplemente de la calle el talento que derraman. Se hacen llamar Klezmorino, y en algún lugar habrán leído y escuchado del klezmer y su renacimiento hace unas décadas en Estados Unidos. Como sea, aquí están con su trombón y clarinete, su acordeón y sus violines, y el tambor y la mandolina. Qué juventud maravillosa. Qué ansias tan bien armadas en este descubrimiento musical."

Luego descubro que la resonancia es inmediata. Son muchos los que los han visto, los que se detienen como yo a escucharlos. Y el reclamo es directo: debemos como sociedad respaldar la música callejera

También de ellos recojo algunas de sus voces que han comentado en el Face sobre el tema:

Aaron Poltolarek: Esa es música jazidica. De origen judia, hermosa musica de nuestros antepasados. Muy extraño que sea producido en Puebla donde ya NO hay Comunidad Judía, la cual se encuentra citada en la Ciudad de México. Ojalá hubiese manera de contactar con ellos.

Hernán Reyes Ibarra: Cultivadores de klesmorim en la antisemita Angelopólis. Ver para creer. Qué dirán la Mitra, las damas de la Vela Perpetua y los Caballeros de Colón. El mundo al revés.

Lourdes Morán: Puebla se ha convertido en bastión del Klezmer, si curiosamente considerando, como dices, que no hay una comunidad judía muy grande. En el DF de música Klezmer pura (sin fusión) habrá uno o dos grupos, klezgulash, por ejemplo, en Guadalajara está Sherele y hay grupos de fusión como klezmerson, (aunque hablar de "klezmer puro" es un poco extraño ya que por naturaleza es una fusión de diferentes ritmos y culturas). hay otro grupo igual que toca en las calles de Torreón y aquí, en Puebla, tenemos dos: El Colectivo Klezmorino y Tate Klezmer Band! Los dos excelentes!! Si buscas en Google, Klezmer en México, verás como arrasan ! Y curiosamente ninguno de los dos es judío. Los klezmorinos merecieron una entrevista en el Wall Street Jounal. Y gracias a eso tocaron en la sinagoga más antigua de México. La Justo Sierra. Y Tate Klezmer se presentó recientemente en el festival 5 de mayo con un gran éxito. y van a estar en la Fiesta de la Música en el Museo Amparo la próxima semana. Es una música genial!! y como dicen por ahi si la haces en Puebla la haces donde sea hasta en NY.

Lucia Miramontes: También hace gala de su talento en el paseo del Ayuntamiento y en el portal con este mismo nombre entre la 2 norte, en esos lugares los escucho por lo regular se encuentran a eso de la 8 de la noche enfrente al banco ya muy conocido, este grupo ya tiene bastante tiempo en compartir sus talento con todos a nos que nos gusta la música no tan comercial.

Adolfo Flores Fragoso: Ya tienen rato de tocar en el Centro Histórico. Andan por el Carolino porque el "H" ayuntamiento los echó del portal Hidalgo.

Mario Martell: Y sobre la Palafox, escondidos en los contrafuertes que sostienen la iglesia de la Compañía un trío de músicos tradicionales de Huapango tocan sones.

Vazquezhz Felix: Si, también los he oído. Muy buenos Huapangos. Que grande y multicultural es nuestro estado. Es imperdible la Música del Colectivo Klesmorin Puebla. Debe ser una visita obligada para cualquier turista oírlos. Hermosa música

Gloria Calixto: Este tipo de música se debe valorar. Ya el H ayuntamiento los corre más de 5 veces por día. Y ellos con mucho ánimo se niegan a dejar de deleitarnos y compartirnos su gran talento y pasión.

Niels Covarrubias: Varias veces he tuiteado al gobierno de la ciudad para que apoyen a estos grupos y la música se vuelva habitual en El Centro histórico. ¿No podríamos buscar que las autoridades lo hagan con un programa oficial de música callejera?

Lourdes Morán: En teoría para eso es el reordenamiento. Ojalá incluya unos templetes con contactos para conectar amplis pequeños . Hay propuestas muy interesantes últimamente: Klezmer, tango, manouche, blues, ópera, música de cámara, saxofones.

Dabitaltepetl Altepetl: En tiempos donde gobierna la estulticia en palacio... Ahora pagaran sus respectivos 37pesos a las arcas de la aristocracia poblana disque ilustrada y adoctrinada en Harvard...

Por lo pronto ahí está Klesmorino. La juventud más absoluta. La libertad que gana la calle. Y el sentimiento de que así, en estos afanes colectivos, se construye un mejor país.

Compartir

Sobre el autor

Sergio Mastretta

Periodista con 39 años de experiencia en prensa escrita y radio, director de Mundo Nuestro...