Medio Ambiente

Revista Sin permiso. Richard Flanagan es un escritor australiano, ganó el Premio Man Booker por su novela “The Narrow Road to the Deep North” (“El camino estrecho hacia el norte profundo”). Su última novela es “First Person”(”Primera persona”).

Fuente: NYT, 3 de enero 2020

Australia es hoy la zona cero de la catástrofe climática. Su fantástica gran barrera de coral se está muriendo, sus selvas tropicales, patrimonio mundial, están ardiendo, sus bosques de algas gigantes han desaparecido en gran parte, numerosos pueblos se han quedado sin agua o están a punto, y ahora el vasto continente se quema en una escala nunca antes vista .

Las imágenes de los incendios son una mezcla de “Mad Max” y “En la playa”: miles de personas huyen a las playas en una neblina de color naranja opaco, conforman cuadros de personas y animales casi medievales en su extraño mutismo, mitad Bruegel, mitad Bosch, rodeados de fuego, con los rostros de los supervivientes escondidos detrás de máscaras de buceo y gafas de natación. El día se convierte en noche mientras el humo extingue toda la luz en los horribles minutos antes de que el resplandor rojo anuncie la inminencia del infierno. Llamas que se elevan 60 metros en el aire. Tornados de fuego. Niños aterrorizados al timón de botes, alejándose de las llamas, refugiados en su propio país.

Los incendios han quemado unas 14,5 millones de acres - un área casi tan grande como Virginia Occidental, más del triple de la zona destruida por los incendios de 2018 en California y seis veces el tamaño de los incendios de 2019 en la Amazonia. El aire de Canberra el día de Año Nuevo fue el más contaminado del mundo, en parte debido a una nube de humo del fuego tan grande como Europa.

Los científicos estiman que cerca de 500.000 animales nativos han muerto y temen que algunas especies de animales y plantas hayan sido aniquiladas por completo. Los animales supervivientes abandonan a sus crías en lo que se describe como una gigantesca “hambruna”. Al menos 18 personas han muerto y se teme seriamente por la suerte de muchos más.

Todo esto, y la temporada alta de incendios apenas ha comenzado.

Mientras escribo se ha declarado el estado de emergencia en Nueva Gales del Sur y el estado de catástrofe en Victoria, están teniendo lugar evacuaciones masivas, se teme una catástrofe humanitaria, y las ciudades a lo largo de la costa este están rodeadas por los incendios, se han cortado el transporte y la mayoría de los enlaces de comunicación, y su destino se desconoce.

Un correo electrónico que el ingeniero retirado Ian Mitchell ha enviado a sus amigos el día de Año Nuevo desde la pequeña comunidad de Gipsy Point, en el norte de Victoria, da voz a un sinnúmero de australianos en este momento de catástrofe:

“Queridos,

nosotros y la mayoría de las casas de Gipsy Point seguimos aquí por ahora. Somos 16 habitantes en Gipsy pt.

No hay electricidad, ni teléfono, sin posibilidad de que alguien llegue en 4 días, ya que todas las carreteras están bloqueadas. Solo funciona el correo electrónico satelital. Tenemos 2 barcos grandes y podríamos obtener suministros, especialmente combustible, en Coota.

Necesitamos más gente capaz de defender el pueblo ya que subirá mucho la temperatura de nuevo a partir del viernes. El área de bosque será un problema a partir de hoy, pero los árboles caen en todas las pistas y no hay nadie para luchar contra ello.

Estamos cansados, ​​pero bien.

¡Pero estamos aquí en 2020!

Amor

Nosotros"


La librería en el pueblo devastado por el fuego de Cobargo, en Nueva Gales del Sur, cuenta con un nuevo letrero en la fachada: “la sección de ciencia-ficción post-apocalíptica se ha trasladado a la sección de actualidad”.

Y, por increíble que parezca, la respuesta de los dirigentes de Australia a esta crisis nacional sin precedentes ha sido no defender su país, sino la industria del carbón, un gran donante a los dos grandes partidos - como si estuvieran dispuestos a abandonar al país a su destino. Aunque los fuegos comenzaron a mediados de diciembre, el líder de la oposición laborista hizo una gira por las minas de carbón para expresar su apoyo inequívoco a las exportaciones de carbón. El primer ministro, el conservador Scott Morrison, se fue de vacaciones a Hawai.



Desde 1996, los sucesivos gobiernos conservadores de Australia han luchado con éxito para subvertir los acuerdos internacionales sobre el cambio climático en defensa de las industrias de combustibles fósiles del país. Hoy, Australia es el mayor exportador mundial de carbón y gas. Recientemente ocupó el puesto 57 de 57 países en sus medidas contra el cambio climático.

En gran parte, el señor Morrison debe su estrecha victoria electoral a principios de este año al oligarca de la minería del carbón Clive Palmer, que formó un partido títere para mantener fuera del gobierno al Partido Laborista, que se había comprometido a llevar a cabo una política limitada, pero real, de lucha contra el cambio climático. El presupuesto de publicidad del Sr. Palmer para la campaña fue más del doble que la suma de los dos principales partidos. Más tarde, Palmer anunció planes para abrir la mina de carbón más grande de Australia.

Desde que el Sr. Morrison, que viene de la publicidad, se vio obligado a regresar de sus vacaciones y se disculpó públicamente, ha optado por pasar su tiempo distribuyendo imágenes positivas de sí mismo, posando con jugadores de críquet o su familia.Se le ve con mucha menos frecuencia en la primera línea de los incendios, visitando comunidades devastadas o con los supervivientes. El Sr. Morrison ha tratado de presentar los incendios como una catástrofe más, nada fuera de lo común.

Esta postura parece responder a un cálculo político escalofriante: sin una oposición efectiva del Partido Laborista, que no se ha recuperado de su derrota electoral, y con unos medios dominados por Rupert Murdoch, que controla el 58 por ciento de la circulación diaria de los periódicos, y que apoya firmemente el negacionismo climático, Morrison parece esperar que prevalecerá en tanto no reconozca la magnitud del desastre que sufre Australia.

El Sr. Morrison se hizo famoso como ministro de inmigración, perfeccionando la crueldad de una política que internó a refugiados en campamentos infernales de las islas del Pacífico, y parece indiferente al sufrimiento humano. Ahora su gobierno ha dado un giro autoritario inquietante, tomando medidas enérgicas contra sindicatos, organizaciones cívicas y periodistas. De acuerdo con la legislación en vigor en Tasmania, y que espera copiar en el resto de Australia, los activistas medio-ambientales pueden ser condenados hasta 21 años de cárcel por manifestarse.

"Australia es una nación en llamas dirigida por cobardes", escribió el conocido presentador de TV Hugh Riminton, hablando por muchos. Podría haber agregado “ e idiotas", después de que el viceprimer ministro Michael McCormack atribuyera los incendios a la ignición espontánea del estiércol de caballo.

Así son los que abren las puertas del infierno y llevan a una nación a cometer su suicidio climático.

Se estima que más de un tercio de los australianos se ven afectados por los incendios. Pero una mayoría significativa y creciente de australianos quieren actuar para luchar contra el cambio climático, y ahora están haciendo preguntas sobre la creciente brecha entre las fantasías ideológicas del gobierno Morrison y la realidad de una Australia árida, que se está calentando rápidamente y ardiendo.

La situación recuerda inquietantemente a la Unión Soviética en la década de 1980, cuando los aparatos gobernantes eran todopoderosos pero perdían la legitimidad moral esencial para gobernar. Hoy en Australia, una clase política cada vez más esclerótica y demente en sus propias fantasías, se enfrenta a una realidad monstruosa contra la que no tiene la capacidad ni la voluntad de enfrentarse.

Morrison puede contar con una máquina de propaganda masiva gracias a la prensa de Murdoch y no tener oposición, pero su autoridad moral se desvanece por horas. El jueves, después de alejarse de una mujer que pedía ayuda, se vio obligado a huir de los residentes indignados de una ciudad quemada. Un político conservador local describió la humillación de su propio líder como "la bienvenida que probablemente merecía".

Como observó una vez Mikhail Gorbachev, el último líder soviético, el colapso de la Unión Soviética comenzó con el desastre nuclear en Chernobyl en 1986. A raíz de esa catástrofe, "el sistema tal como lo conocíamos se volvió insostenible", escribió en 2006 ¿Podría ser que la inmensa tragedia de los incendios australianos pueda ser el Chernobyl de la crisis climática?

Mundo Nuestro. Es posible constriuir una ciudad distinta. Los hermanos Daniel y Carlos Mastretta Guzmán han creado el triciclo eléctrico MX3. Y con él, en alianza con un grupo de transportistas de la región de Tláhuac en la ciudad de México, han ganadado el concurso organizado por la Secretaría de Movilidad (Semovi) y la empresa Ford denominado Reto City: One.

“MX3: Trici-Taxi Eléctrico Suburbano”, contará con dos millones de pesos durante un año para ejecutar un proyecto piloto en favor de la movilidad de las periferias de la Ciudad de México. Se dice fácil, pero hablamos del esfuerzo por cabiar miles de mototaxis en el país que a la fecha y con distintas modalidades, ofrece un servicio vital para millones de personas.

Así que se han aliado los mototaxistas organizados en el Frente de Organizaciones de Transporte Colectivo y Alternativo, A.C (FOTCA), una organización de prestadores del servicio de Mototaxi/Bicitaxi en la Ciudad de México y la Zona Metropolitana, la empresa de los hermanos Mastretta, ARIETIS SAPI de CV, fabricante de vehículos híbridos ultraligeros, con más de 30 años de experiencia en el diseño y fabricación de equipos de transporte.

Ofrecemos, junto con el video de la premiación el 18 de diciembre pasado al grupo ganador (en el minuto 33 ), una serie de ocho viñetas que dan cuenta del proyecto.







Vida y milagros

El 5 de diciembre de 1952, sobre el Londres de la época de Churchill cayó un manto de niebla inesperadamente oscura. No era la típica niebla londinense de todos conocida en esos años. En el aire había algo distinto y por lo mismo, amenazador, extrañamente suspendido sobre la ciudad. El humo verdoso y amarillo de la niebla londinense que admiraba el pintor Monet cayó sobre todos. En los ojos del primer ministro Churchill había otra nube peor que la que nublaba el paisaje y era la que le nublaba la mente.



La Gran Niebla de 1952 fue un periodo de extrema contaminación ambiental que se aposentó sobre la ciudad desde el 5 hasta el 9 de diciembre. Al contrario de lo que se piensa, Londres no era una ciudad de niebla constante, se volvió así y sus habitantes se acostumbraron a eso después de la revolución industrial. Hubo mariposas blancas que mutaron a gris oscuro para evitar que las vieran sus depredadores en los muros de la ciudad. Los humanos no vieron las señales de peligro o no las quisieron ver. Fue después de que las grandes plantas eléctricas se construyeron en los alrededores de Londres que la niebla adquirió estatus de romántica y permanente.

Resultado de imagen para londres 1952 la gran niebla"

El fenómeno de 1952 sería considerado después como uno de los peores desastres ambientales conocido hasta entonces, producto del uso de combustibles fósiles en la industria y el transporte. Ocho meses antes, 8 mil autobuses de motor diésel habían sido incorporados al servicio de transporte público y las plantas eléctricas se alimentaban de carbón de segunda. Las consecuencias mortales de la gran niebla la ubican como una de las grandes catástrofes de salud ligadas formalmente a la contaminación del aire. En esos días se combinaron varios factores, entre ellos un descenso de la temperatura más allá de cualquier pronóstico y un inesperado estancamiento de los vientos. No se movía una hoja. Era el fenómeno climático llamado inversión térmica, aire frío abajo, caliente arriba. Una tapadera de gases atrapados sobre una ciudad. Siempre van a existir eventos climáticos inesperados, pero la combinación de varios de ellos sumados a la actividad industrial, la ignorancia acerca de sus efectos, la ilusión de que toda modernidad es buena y las malas decisiones políticas de esos días, construyeron la catástrofe perfecta. No estoy exagerando: en cinco días murieron miles de personas, hoy estimadas de manera oficial en 12 mil, 30 mil en los siguientes tres meses y además un saldo de 100 mil enfermos crónicos. Más muertos que en los bombardeos alemanes a Londres de la Segunda Guerra Mundial, en que murieron 20 mil civiles. Así lo consignan los últimos registros de Wikipedia, y a la neumonitis, inflamación química de los pulmones, como la causa directa de esas muertes. El aumento de la mortalidad en esos días aumentó un 80% en relación con el año anterior. Las autoridades sanitarias de entonces, como lo hacen hoy muchas autoridades necias del mundo, manipularon las cifras y solo reconocieron 1,200 muertes por el fenómeno y cerca de 3 mil se las achacaron a la gripa. La verdad es que quizás nunca se sepa con exactitud cuántos murieron a causa del coctel mortal que se construyó en el aire: se liberaron a la atmósfera mil toneladas de dióxido de carbono, 140 toneladas de ácido clorhídrico, 14 toneladas de flúor y 370 toneladas de óxidos de sulfuro que, al combinarse con el oxígeno y el agua se convirtieron en ácido sulfúrico. Literal, en medio del congelado Londres, el aire quemaba. Pero era tal la ignorancia que el primer día solo se suspendió la ópera La Traviata. ¿Porqué? ¡Porque el público no podía ver el escenario! Ese día murieron 500 personas.



Resultado de imagen para londres 1952 la gran niebla"



Al segundo día se debió de haber decretado una emergencia de salud, se debieron suspender las actividades industriales, se debieron cerrar las escuelas, cerrar las fábricas y parar el transporte, pero sobre todo, se debieron detener las plantas de luz que funcionaba con carbón. ¿Parar la ciudad? ¿Suspender el trabajo? Suena terrible, pero ya los londinenses habían hecho eso y más durante la guerra. Sus líderes no supieron lidiar con esta no tan inesperada crisis, cuyas señales de alerta ignoraron por prejuicios y por conveniencias políticas. La ciudad se detuvo cuando la gente ya no pudo salir a la calle y no por una decisión gubernamental.

¿Qué inmovilizó a Churchill tantos días y le impidió tomar mejores y más oportunas decisiones para lidiar con la Gran Niebla? Primero que nada era un hombre terco, para bien y para mal, crecido por los resultados de su liderazgo durante la guerra, soberbio, que si acaso oía un consejo era de su esposa, pero hasta que a él se le pegaba la gana registrarlo. Yo defiendo a la sabiduría que puede traer la vejez, pero parte de la sabiduría de esa edad consiste en reconocer que hay muchas cosas nuevas que aprender y que poco es lo que sabemos. Ser viejo no garantiza la sapiencia ni la falta de terquedad. Churchill no creía en los daños al ambiente porque se cerró a su entendimiento. Confió más en su instinto que en las claras señales de alarma que ya había enviado la naturaleza. Y sobre todo, le preocupaba más tener razón que reconocer un error. Churchill había sido el gran promotor de las plantas de luz dentro de la ciudad, a las que el rey Jorge se había opuesto. Por cierto, el rey murió de cáncer de pulmón y siguió fumando hasta la víspera de morirse. Churchill fumó durante todo el evento de inversión térmica, prueba también de que no aceptaba el humo como causante de daños a la salud. No pudo aceptar que la era del carbón como fuente central de energía estaba llegando a su fin. Después de la guerra, la debilitada Inglaterra exportaba el carbón refinado al resto de Europa y se quedaban con el de alto contenido de azufre, al que no le reconocían, a pesar de las pruebas que ya existían, que causaba graves daños a la salud. Decretar un estado de excepción era reconocer su error de cálculo en varios asuntos y también afectar a las clientelas políticas de los trabajadores del carbón. El inteligentísimo Churchill despreció la información, culpó al clima y se aferró al carbón, a sus creencias y al pasado. No fue hasta que cientos de cadáveres quedaron tirados en las calles que entendió la catástrofe. Por poco y le cuesta el cargo. Para su suerte y la de todos, el 10 de diciembre una suave brisa empezó a soplar sobre Londres. Se llevó la nube tóxica y les despejó el escenario para contar sus muertos.

Los eventos naturales eran inevitables, las conductas humanas no.

*Cuatro años después Inglaterra modificó sus leyes e impuso la Clean Air Act, la primera ley a favor del aire limpio. En 1968 se modificó con más restricciones.

Vida y milagros

Ahorrar es obtener el mismo bien, con la misma calidad, pero por menos dinero. Sub ejercer un presupuesto es no aplicar los recursos que sí se tienen con el argumento de ahorrar. Sub ejercer el presupuesto en un municipio como el de Puebla, con enormes carencias en materia de seguridad pública, insuficiente infraestructura, con mala gestión del agua, con graves problemas de contaminación y falta de ordenamiento del territorio, es un error para el que no encuentro explicación. Es como si un padre de familia tuviera una gran cuenta de ahorros mientras sus hijos no tienen cubiertas sus necesidades más básicas. El subejercicio, mal llamado “ahorro" del presupuesto anual 2019 es, según datos de la semana pasada, de más de mil doscientos millones de pesos y se ha dado en dos áreas estratégicas: en la Secretaría del Bienestar y en infraestructura. El dinero federal no ejercido deberá regresarse a la federación y se habrá perdido para la ciudad. La otra mitad se puede aplicar el servicio de la deuda, pero el dinero no era para eso, sino para lo que se presupuestó, y se presupuestó porque era necesario. ¿Cuántos ayuntamientos urgidos de recursos para lo indispensable no querrían tener ese dinero?

Trece de las diecisiete juntas auxiliares de Puebla capital, el 30% de su territorio, están fuera de la zona de cobertura del sistema operador de agua potable y por lo tanto son responsabilidad directa del municipio desde 2016. En esas trece juntas viven miles de personas y operan cientos de industrias que generan un enorme impacto ambiental sobre los cuerpos de agua. En los últimos tres años se instalaron en solo una de las juntas auxiliares, trescientas naves industriales sin permisos. Ahí no existe la infraestructura necesaria para un manejo correcto de agua. La Dirección del agua municipal que debiera, entre otras cosas, construir infraestructura y regular a la industria de esa zona, tuvo este año un presupuesto raquítico de 7.5 millones de pesos. Es imposible que cumplan su tarea. Para el año que viene el presupuesto aprobado se redujo a seis millones.



El viernes por la madrugada, los vecinos de la céntrica colonia Prados Agua Azul, colindante con el río Atoyac, reportaron un olor ácido proveniente del río, tan intenso que los despertó. Ya ha sucedido con anterioridad. El olor produjo picazón en ojos, nariz y garganta. Después de reportarlo a las distintas autoridades del agua, tanto Conagua como SOAPAP informaron que la descarga era clandestina y que podría venir del nuevo corredor industrial de Resurrección, en donde varias de las naves tienen cancelado el drenaje. Tan solo una de las empresas está generando diariamente siete pipas de veinte mil litros de residuos peligrosos o de manejo especial, que en teoría se llevan a tratar a una planta en Tlaxcala, el estado vecino. ¿Quién está ahí para verificar que eso sea cierto? Nadie. La Dirección del agua que debiera regular ese territorio no tiene la capacidad de inspección y vigilancia que se requiere.

La semana pasada, desde el Senado de la República se exhortó al gobierno del Estado de Puebla y a cinco municipios, entre ellos a Puebla capital, a atender con urgencia la recomendación de remediar la alta toxicidad del río Atoyac que hace cuatro años emitió la Comisión Nacional de Derechos Humanos. Los daños a la salud documentados ante dicha comisión son irrebatibles. La respuesta municipal a esta recomendación son seis millones de pesos de presupuesto para la dirección que debe atender esta queja. ¿Para qué quieren ahorrar? ¿Para qué rifan coches entre los que pagan puntualmente su predial? ¿Para qué motivarlos a pagar si no van a ejercer el dinero de los ciudadanos? ¿Cuál es la razón de ese ahorro? ¿Qué harán con ese dinero no ejercido?



México detenta la Presidencia de la Asamblea Mundial Urbana de la ONU-Hábitat. Además forma parte de la Coalición de Infraestructura, Ciudades y Acción Local, que tiene como prioridad una planeación urbana sostenible. Ojalá que desde ahí pudieran asesorar correctamente a nuestras autoridades municipales para que entiendan la urgencia de invertir en ordenamiento urbano, gestión del agua e infraestructura. Tener los recursos y no ejercerlos, privando a una ciudad de la infraestructura y el capital humano que requiere con urgencia, no es un ahorro, es un error muy serio.



  • Las organizaciones y personas defensoras de las comunidades han sido objeto de actos de intimidación para dejar la defensa de la tierra, el territorio y el agua de las comunidades totonacas en la Sierra Norte de Puebla.
  • Estado mexicano debe garantizar la protección de quienes defienden los derechos humanos y ambientales, ante el preocupante clima de riesgo por realizar su labor.

Ciudad de México, 31 de octubre de 2019.- Desde 2016, el Consejo Tiyat Tlali, el Instituto Mexicano para el Desarrollo Comunitario (Imdec) y Fundar, Centro de Análisis e investigación, acompañan jurídicamente a las comunidades totonacas de San Mateo Tlacotepec, Altica y San Felipe Tepatlán, pertenecientes a los municipios de Ahuacatlán y de San Felipe Tepatlán, en la Sierra Norte de Puebla, en la lucha por defender su territorio y agua de la construcción del Proyecto Hidroeléctrico Puebla 1 (PHP1), de la empresa Deselec 1, perteneciente al grupo Comexhidro.



Con el inicio del proceso jurídico, se obtuvo la suspensión temporal del proyecto, lo que dio inicio a una serie de eventos de descalificación, criminalización y hostigamiento en contra de representantes comunitarios demandantes en el juicio, integrados en los Comités de Defensa del Río Ajajalpan, así como en contra de las organizaciones y defensoras que acompañan el caso. Recientemente las comunidades han denunciado también la generación de un ambiente de tensión y desconfianza que busca dividir a las comunidades para dar paso a la construcción del proyecto. De hecho las comunidades habían ya denunciado de manera previa a la presentación de la demanda, la criminalización legal en contra de varios de ellos, debido a la resistencia y defensa contra el proyecto.

En los últimos meses y en el marco de la sentencia emitida el pasado 10 de octubre en la que un juez negó a las comunidades demandantes el reconocimiento de sus derechos, al avalar una consulta simulada, e ignorar los impactos ambientales que dicho proyecto tendrá sobre sus tierras, y su medio de vida, los incidentes han incrementado.

Es importante recordar que el caso fue compartido ante Michel Forst, Relator Especial de las Naciones Unidas sobre la Situación de las Personas Defensoras de los Derechos Humanos en su visita oficial a México en enero de 2017. En el informe derivado de su visita, el Relator resaltó que “más de dos terceras partes de las agresiones registradas [por proyectos a gran escala] se habían perpetrado en los estados de México, Sonora, Oaxaca, Puebla, Colima y Campeche”. De igual manera, Forst concluyó tras su visita que “los dirigentes comunitarios y los defensores de los derechos sobre la tierra y el medio ambiente que se oponen a proyectos a gran escala se enfrentan a actos de violencia a manos de personas vinculadas a las empresas que participan en esos proyectos”. Asimismo, mostró su preocupación frente a la situación particular de las personas defensoras de derechos humanos de las personas indígenas “el aumento del número de proyectos de construcción y apropiaciones de tierras en algunos estados ha provocado una intensificación de los conflictos”.

Related image



Foto de La Jornada de Oriente.

Ante el contexto de agresiones a personas defensoras de derechos humanos, en particular defensoras del medio ambiente en México y la región, que se oponen a megaproyectos, resulta de gran preocupación la escalada de incidentes en contra de integrantes de las organizaciones que acompañan el proceso y contra las personas defensoras de las comunidades. Organizaciones nacionales e internacionales han denunciado el clima de riesgo que viven las y los defensores del derecho al medio ambiente; siendo los proyectos hidroeléctricos de los principales contextos de estos ataques. En este sentido, Amnistía Internacional ha denunciado que México es uno de los países más peligrosos a nivel mundial para la defensa de la tierra, el territorio y el medio ambiente, denunciando que tan solo en 2019, 12 personas defensoras del medio ambiente han sido asesinadas.



Por ello, desde Fundar, el Consejo Tiyat Tlali e Imdec, acompañadas de organizaciones nacionales e internacionales, como Amnistía Internacional México, Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez, Artículo 19, el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas, Centro de Derechos Humanos de la Montaña, Tlachinollan, Oxfam México, Red Nacional de Organismos Civiles de Derechos Humanos Todos los Derechos para Todas y Todos (Red TDT), Poder, Servicios y Asesoría para la Paz, y el Centro de Estudios Ecuménicos hacemos un enérgico llamado al Estado mexicano, a nivel local y federal a garantizar la protección de las personas defensoras tanto de las organizaciones acompañantes, como de las comunidades, así como garantizar su legítimo derecho a la defensa de los derechos humanos.


Contacto:

Puebla: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. / 23 3104 5534 y 22 2548 8060

CDMX: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. / 5554 3001 ext. 217 y 5540136188

Vida y milagros
Objetivo: frenar el uso de los ríos como drenajes de aguas tóxicas.
El caso del colector industrial Morelos-
En el corredor industrial de Huejotzingo, Puebla, hay muchas industrias textileras y de autopartes. No sé cuántas de esas empresas cuentan con plantas de tratamiento de sus aguas residuales operando. Por lo pronto y al día de hoy, para no afectar a los terrenos que rodean al aeropuerto de Puebla, las empresas descargan sus aguas en una laguna de oxidación ubicada en un terreno que expropió Rafael Moreno Valle con esa finalidad y que luego su sucesor, Antonio Gali, vendió a particulares. ¿Quiénes? Sepa la bola. Hoy la laguna está en terreno privado y se puede ver en Google. Contiene aguas contaminadas,malolientes y de color opaco. Si estuvieran tratadas las estarían reutilizando.
Como la laguna ya está saturada y no puede captar mas agua, en la administración de Antonio Gali los empresarios presentaron una propuesta a la Comisión Estatal de Agua y Saneamiento (CEAS) para conducir las aguas residuales industriales a un colector de aguas domiciliarias del municipio de Juan C. Bonilla, ubicado junto al río Metlapanapa, hacia el cual descargará el colector en donde irán escondidos los residuos de muchas empresas. El CEAS aprobó el proyecto con la firma de su entonces director Afredo Ávila Salazar.
Las autoridades de Juan C. Bonilla se comprometieron a recibir y tratar las aguas industriales cumpliendo con la norma de la declaratoria de la cuenca del Atoyac Xochiac para luego arrojarlas en el río . No pueden con sus propias aguas negras y se van a aventar el compromiso de recibir y tratar las aguas de una laguna de oxidación industrial proveniente de otro municipio. La empresa, no sabemos cuál es, se compromete a un "pre-tratamiento". Si el municipio les cede el uso de su colector, CONAGUA tendrá que revisar que cumplan, pero a sabiendas de que por ley no están autorizados a clausurar drenajes municipales, solo a multar.
Nadie consultó a la comunidad acerca del "Proyecto Integral para la construcción del sistema de alcantarillado sanitario de la zona de Huejotzingo", con folio 20180069. El río Metlapanapa es un río tributario del río Atoyac. El proyecto, financiado por los empresarios, fue construido por una empresa cuyo nombre no conozco, pero que hoy representa Alfredo Ávila Salazar, el anterior director del CEAS, al que veo en las fotos de un excelente reportaje firmado por Daliri Oropeza en el portal Pie de Página. Alfredo Avila aparece acreditado como representante legal de los empresarios que quieren construir el drenaje para la creciente zona industrial Proyecto Integral Morelos, corredor que crecerá alrededor de los Volcanes Ixta-Popo, nuestra principal fábrica de agua. Aunque el colector se pagó y reportó como terminado en la anterior administración, en realidad aún faltaba un tramo por construir. Ahora que las máquinas aparecieron a terminar la parte que falta, se encontraron con la renuencia y oposición de las cuatro comunidades de población mayoritariamente nahuatl de Juan C. Bonilla, que intentan aunque sea por la fuerza, evitar que las máquinas trabajen. No creen el argumento de que el drenaje es solo un colector pluvial. Y no, no lo es.
No era la burra arisca sino los palos que le dieron. Puebla tiene uno de los ríos más contaminados del país: el Atoyac y sus ríos tributarios. Cientos de industrias descargan sus aguas sin tratamiento alguno escondidos en los colectores municipales sanitarios o pluviales de los municipios de Puebla y la zona conurbada. En otros puntos del estado sucede lo mismo. Se ha documentado la toxicidad y contaminación del Atoyac de manera exhaustiva por científicos, activistas y universidades. (Ver Nexos, Vida y muerte del agua, Junio de 2017) También Inegi reportó 30 mil muertes en los últimos ocho años por enfermedades como cáncer e intoxicación y miles de enfermos por parasitosis crónica causado por las aguas del Atoyac. El presidente municipal de Juan C. Bonilla, Joel Lozano Alameda, antes PRI y ahora de MORENA, no ha dado la cara a la comunidad desde el 23 de octubre. En una asamblea realizada en la comunidad de Ometoxtla, las mujeres llegaron con cuatro garrafones de agua recolectada en diferentes puntos del trayecto, donde nace el agua, donde se oscurece, donde hay descargas clandestinas y de la laguna de oxidación. Este muestreo independiente se hizo con el apoyo profesional y metodológico de dos investigadoras químicas que documentaron que se violan todos los indicadores de la NOM de la declaratoria del Atoyac Xochiac . Las mujeres invitaron a las autoridades y a los empresarios que construyen el colector a tomarse un vasito de agua de cualquiera de los garrafones turbios ¿A qué no se la tomaron? Claro que no.
A las redacciones de varios periódicos llegó el siguiente comunicado:
"AVISO A TODOS LOS MEDIOS :Llegaron mas policías y granaderos al municipio de Juan C. Bonilla, Puebla, a acampar toda la noche para resguardar las obras del drenaje de aguas residuales de la zona del parque industrial de Huejotzingo, que pretenden descargar en el río Metlapanapa y de ahí al Atoyac. Se rumora una fuerte represión. "
¿Irá a asumir este papel el gobierno que acaba de entrar? ¿Está enterado el gobernador Barbosa de toda la problemática que heredó en esa zona? ¿Han revisado lo que dejó inconcluso el anterior gobierno?¿Han tomado muestras de lo que se echará al río desde el drenaje de Juan. C. Bonilla? ¿Pueden informarnos quién es el dueño de la empresa que construye el colector? ¿Quién pagará la planta de tratamiento de agua y garantizará su operación?
¿Porqué no pueden las empresas industriales tratar sus aguas y asumir el costo de hacerlo sin buscar trasladar su responsabilidad y costos a las débiles economías municipales, y por lo tanto, a toda la sociedad? ¿Porqué embarcan a la parte más débil que es la municipal ? ¿A cambio de qué los municipios lo permiten? ¿Qué hará el gobierno estatal?
Por ley, en materia de agua los gobiernos estatales son los obligados a planear y a orquestar la interacción con la federación y los municipios.Un gobierno estatal eficaz es clave para unir e instrumentar las políticas públicas de agua en sus territorios. En el caso de Puebla es por medio del CEAS. Un enorme vacío ha existido a lo largo de los años en ese sector intermedio.
El gobierno del estado de Puebla está empezando una nueva etapa encabezado por Miguel Barbosa. La semana pasada los Servicios de Salud del Estado de Puebla convocaron a un muy buen foro sobre los riesgos sanitarios por la contaminación del Atoyac. Los datos que ahí vimos son terribles y contundentes y el gobierno debe tomar medidas en función de ellos. El gobernador Barbosa y la cámara de diputados local con mayoría de Morena se han comprometido a tratar de manera responsable el tema del agua, y eso pasa por revisar a fondo y con todo rigor el caso del colector industrial Morelos. No se debe ayudar de ninguna manera a las empresas a evadir la responsabilidad de tratar sus aguas residuales con el falso argumento de proteger el empleo. Hacerlo sería actuar como los anteriores gobiernos.
Si nada cambia, entonces estaremos hablando de más de lo mismo. Y nuestros ríos seguirán condenados a muerte.

Mundo Nuestro. La organización civil FUNDAR denuncia la decisión de un Juez de Distrito que niega amparo en el juicio contra el Proyecto Hidroeléctrico Puebla 1 y avala simulación de consulta indígena que violó los estándares internacionales. La sentencia omite analizar el Peritaje Oficial de Biología e Impacto Ambiental que reconoce que se causarían afectaciones al medio ambiente. El juez no analiza la falta de interés público en la autorización del proyecto.

Image result for Proyecto Hidroeléctrico Puebla 1

Ciudad de México, 15 de octubre de 2019. El pasado 10 de octubre, el Juzgado Primero de Distrito en Materia de Amparo Civil, Administrativa, de Trabajo y de Juicios Federales en el estado de Puebla dictó sentencia, negando el amparo interpuesto en 2016 por 1096 integrantes de tres comunidades totonacas de la Sierra Norte de Puebla –acompañados por el Consejo Tiyat Tlali y por Fundar-, en contra del Proyecto Hidroeléctrico Puebla 1 (PHP1) que pretende implementarse en los Municipios de San Felipe Tepatlán, Ahuacatlán y Tlapacoya, en la Sierra Norte de Puebla.



El juez Miguel Arroyo Herrera, negó el amparo por considerar que la consulta indígena que la Secretaría de Energía (SENER) realizó en 2015, cumplió con los estándares en la materia, determinando que fue previa, a pesar de que los permisos para el proyecto comenzaron a ser entregados en 2009, seis años antes de dicha consulta. Asimismo, el juez estimó que basta que la consulta sea efectuada antes de que el proyecto se ejecute, para tener por cumplido el estándar, contraviniendo el marco internacional, que indica que el proceso de consulta debe tener lugar antes de diseñar y planificar el proyecto, es decir, antes de que se emitan las autorizaciones.

Resultan preocupantes algunas de las afirmaciones del juez en su sentencia, entre ellas que “la Corte Interamericana de Derechos Humanos ha establecido que las comunidades indígenas deben ser consultadas en aquellos casos en que la actividad del Estado pueda causar impactos significativos sobre su entorno”, ya que es contrario a lo dispuesto por la Corte, quien ha señalado que cuando se trate de proyectos de inversión a gran escala que tendrían un mayor impacto dentro del territorio indígena, el Estado tiene la obligación no sólo de consultarles, sino también de obtener su consentimiento previo, libre e informado. Por lo que la interpretación que hace el juez sobre los impactos significativos restringe el derecho a la consulta.

Image result for Proyecto Hidroeléctrico Puebla 1



Además, el Juzgado niega el amparo desestimando las afectaciones a las comunidades demandantes, ello a pesar de que el Peritaje Oficial de Biología e Impacto Ambiental elaborado por PGR, establece que el PHP1 tendrá impactos en el medio ambiente, como la disminución en la calidad del agua, generación de gases de efecto invernadero, aparición de fauna nociva, contaminación de acuíferos y remoción de vegetación forestal. En la sentencia, el juez omite el análisis de este peritaje, pero sí retoma los peritajes ofrecidos por la empresa beneficiaria del proyecto y por las autoridades demandadas que aseguran que no habrá impactos negativos en la población.

Cabe resaltar que uno de los puntos centrales de la demanda de las comunidades es la inexistencia de un interés público en la autorización del proyecto; sin embargo, el juez afirma con contundencia que el proyecto les beneficia, sin dar razonamiento alguno. Esto, a pesar de que el permiso otorgado por la Comisión Reguladora de Energía establece expresamente que la energía a generarse deberá destinarse exclusivamente a la satisfacción de las necesidades de autoabastecimiento de los socios de la empresa beneficiaria Deselec 1-Comexhidro, entre ellos Nueva Wal-Mart de México, Waldo’s Dólar Mart de México, Operadora Vips y Suburbia.

Finalmente, es importante señalar que, aunque las comunidades también reclamaron a las autoridades no haber efectuado un estudio de impacto social previo al otorgamiento de los permisos, el juez no reconoció la existencia de esta obligación internacional, a pesar de que se encuentra establecida para México desde 1991 en el Convenio 169 de la OIT, y en jurisprudencia de la Corte Interamericana de los años 2007 y 2008.



La sentencia dictada constituye una muestra más de una política de Estado que ha buscado despojar de sus derechos y de sus territorios a los pueblos originarios para el beneficio de las grandes empresas. Por ello y en acompañamiento a las comunidades demandantes, seguiremos pugnando porque el Poder Judicial Federal cumpla con su obligación de garantizar y proteger los derechos humanos y colectivos.

La sentencia emitida está sujeta a impugnación por cualquiera de las partes involucradas en el juicio, por lo que aún puede pasar algún tiempo para contar con la definitiva.

Image result for Proyecto Hidroeléctrico Puebla 1

Mundo Nuestro. Un nuevo grito de auxilio por la Selva Lacandona Una nueva alarma por el riesgo mortal contra la Reserva de la Biósfera Montes Azules y Lacanjan

Un grupo de la Comunidad Zona Lacandona se está moviendo para tomar las estaciones de investigación científica en las que Natura Mexicana trabaja, y tiene la pretensión de expulsar al equipo de biólogos que desde 1989 ha impulsado la defensa de la más importante y única gran superviviente de lo que conocemos como Selva Lacandona. Esto además implica que este grupo está tomando decisiones que no les corresponde sobre el territorio de otro grupo (la etnia lacandona). ¡Es urgente una vez más levantar la voz, hacer mucho ruido, porque eso no puede pasar! En estos días los lacandones están teniendo audiencias con todas las autoridades y van a aparecer en muchos medios. Ayudemos a Natura Mexicana a compartir en redes su esfuerzo por salvar a Montes Azules y Lacanjan de la invasión. Ayudemos a Natura Mexicana contra la difamación y el golpeteo político.

¡Compartamos este video! ¡Sumémonos a la defensa de la Reserva de la Biósfera de Montes Azules en la Selva Lacandona!



El llamado de auxilio de los lacandones al gobierno de López Obrador:

ADN40: Lacandones piden intervención de AMLO para proteger su territorio



Natura Mexicana, la más importante organización ambientalista en México

Natura y Ecosistemas Mexicanos A.C., mejor conocida como Natura Mexicana, es una asociación civil sin fines de lucro que trabaja en la región de la Selva Lacandona desde 2005. Algunos de sus miembros han trabajado en esta zona por 40 años. El objetivo de Natura Mexicana es contribuir a la conservación de las selvas de esta región, profundamente amenazadas de desaparecer. Para lograr este objetivo se contribuye a la consolidación de las áreas naturales protegidas decretadas en la región, destacando por su extensión la Reserva de la Biosfera Montes Azules. Además, se fomentan procesos encaminados al desarrollo sustentable en las comunidades que viven legalmente establecidas en las reservas y en los alrededores.



mapa.jpg

Para entender el riesgo que sufre Montes Azules:

Viaje al fin de la selva, Primera Parte

Viaje al fin de la selva I