Medio Ambiente

Mundol Nuestro. El Moral, en San Martín Texmelucan, tiene un arroyo de colores envidiables si el agua no acabara matando a la gente. Casi siempre es rojo, pero la textilera cambia sus tintes, así que también abundan los azules, según vaya la demanda. Es el arroyo Cotzala. En los mapas ya le dan nombre de río. Y carga con él tantos pueblos. Los cuento desde El Moral, a unos metros de la autopista México-Puebla, hasta la falda de la montaña, la impasible Iztaccíhuatl: San Simón Atzizintla, San Matías Atzala, San Gergorio Aztotoacan, San Andrés Hueyacatiltla, San Felipe Teotlancingo, San Juan Tetla, San Agustín Atzompa. Todos pueblos antiguos, todos cruzados de historias de haciendas y rebeliones, de fiestas patronales y sobrevivencia maicera; y cada vez más apretados, cada vez más ganados por la techumbre de los invernaderos, cada vez más ciudades rurales, como le gusta llamar al campo a los políticos modernizadores.

Y ahí en medio, la fábrica. Y para variar, con sus chicanas y sus amparos, la impunidad con la que se mueven los empresarios y la complicidad que encuentran en la mayor parte de las instituciones involucradas.

Y aquí en Puebla la ceguera. El gobierno estatal dando patadas de ahogado entregando a medias el título de la concesión del agua a la empresa de Hank Rohn, incapaz de cumplir con la tarea fundamental de encabezar el enfrentamiento al más grave problema de la sociedad poblana. El agua, su conservación, su generación, su administración, su saneamiento.



El río Cotzala, al mediodía de este miércoles 3 de octubre del 2018.

La denuncia se ha hecho desde todos los rumbos. Nosotros aquí la presentamos en agosto pasado:

Río rojo: para entender la desgracia del Atoyac y la ceguera del gobierno de Puebla

Pero el industrial no se detiene. Los pedidos mandan. El negocio se sostiene. Los empleos le dan resguardo social en la comunidad rural. Hay trabajo, a quién le importa el río.



"No manches, se ve bien feo..."



"Hora ya cambió el color"

Sergio Rivera Hernández, activista en contra la la instalación de una hidroeléctrica en el río Coyolapa, en la Sierra negra de Puebla, fue secuestrado el pasado 23 de agosto y desde entonces sigue desaparecido.

La que sigue es una semblanza de la tierra que defiende y de su lucha como activista contra el proyecto industrial de la empresa Minera Autlán.

Y una exigencia de su aparición con vida.



RELACIONADA

Denuncian posible secuestro de Sergio Rivera, activista contra hidroeléctrica en la Sierra Negra

24082018- Sergio Rivera Hernandez, integrante del grupo MAIZ

Sergio Rivera Hernández, desparecido el 23 de agosto del 2018.



Una ruta nonoalca

Conocí Coyolapa hace dos décadas aproximadamente. No existía la terracería que lo comunica con Zoquitlan la cabecera municipal ni la electricidad que la visibiliza en una noche no tan nublada o lluviosa desde Pozotitla, Zacatlilihuik o Tlacotepec de Díaz.



Coyolapa, que traducido del náhuatl significa “Lugar de coyoles sobre el agua”, toponimia que se refiere tanto al Río Coyolatl como a la palmera de coyol (acrocomia aculeata), de la que se producen jabones, hilos, aceite, palmitos comestibles, la taberna –un fermentado que se liba en el sureste-, y conocida sobre todo por la semilla de la que se extrae un coco pequeño que generalmente se rompe a pedradas por su consistencia dura y húmeda para poder comerlo.

De lo resbaladizo y pétreo de esta semilla se generó el dicho “piedra con coyol”, que para quién no lo entienda significa algo así como “necio contra obstinado”. Es posible que eso tenga que ver con la tenacidad de los habitantes de esta población nahua en la defensa de su territorio.

Coyolapa tiene alrededor de 600 habitantes, el sesenta por ciento son mujeres, todos nahuas con un 84 por ciento de personas bilingües y un 13 por ciento que sólo se comunica en masehualtlajtol. La mayoría de habitantes se dedican a la milpa, el café, la caña de azúcar el comercio y trueque de frutas y vegetales como el mamey, naranja y el tepexilote en mercados regionales como Acatepec o Zoquitlan. Muchos jóvenes trabajan en Sonora o Sinaloa como jornaleros agrícolas en diferentes épocas del año, otros han migrado al norte o a las maquiladoras de Tehuacán.

Atzompa, “cúspide o cabeza de agua” en castellano, es un barrio de esta Inspectoría Auxiliar Municipal bajo el cual se encuentra la espectacular “caverna de Coyolapa”, la cual es una bóveda con colosales rocas que protegen su entrada al sótano del cual emerge el Río Coyolatl por una cascada que va tomando velocidad y fuerza en época de lluvia y, que en su descenso se une al río Huitzilac en donde se juntan las aguas, Atzala.

CAVERNAS EN  LA COMUNIDAD DE COYOLAPA

La foto muestra unas cavernas que se localizan en la comunidad de Coyolapa, y que son atractivas para la gente que gusta de explorar lugares desconocidos.

Al encontrarse los ríos Coyolatl y Huitzilac, le dan nacimiento al Río Tonto en una cañada formada por dos montañas gemelas, La Campanaria, en una de las cuales también hay un sótano hacia dentro de la tierra y en cuya bóveda existe un milenario “tezontle” (cabellera de piedra), que es una estalactita que tiene la forma de una campana, la cual es tocada por los habitantes de la región para propiciar la lluvia en épocas de sequía.

Coyolapa está ubicado a 500 metros sobre el nivel del mar. Es de clima tropical y húmedo con lluvias constantes en la mayor parte del año. Junto a Pozotitla y Oztopulco son las tres comunidades de la zona baja de Zoquitlan en donde se encuentra focalizada la resistencia contra Minera Autlan.

Hace veinte años para ir a la “zona baja” o “tierra caliente” descendías desde las frías montañas de Coyomepan o Zoquitlan a dos mil ciento cuarenta metros sobre el nivel del mar para encontrar por cualquiera de esos dos pueblos el cruce de veredas de Covatzalco, a unos cuantos metros del cerro de Tepenacastla, en donde se cuenta existe una puerta al inframundo para aquellos que desean tener riquezas a cambio de su destino.

Después tus pisadas se asentarían sobre un arcaico sendero, en el cual los faeneros nahuas de tiempos remotos, cuando la mayoría andaba sin calzado, con el tradicional calzón de manta blanco y su tilma o incluso antes, en la época de los cinco señoríos prehispánicos del linaje de Xelhuan, habían acomodado piedras de todos tamaños para construir una escalera serpenteante de la montaña de pinos y encinos rumbo a la selva tropical y viceversa.

De estos peldaños quedan sólo restos que evocan el pasado de la Sierra Negra, cuando los nonoalcas colonizaron la jungla por allá del 1370 entre pumas, lagartos, jaguares, serpientes venenosas, jabalíes y con los ríos Coyolatl, Petlapa, Moyoatempan, Huitzilac o Tonto ensordeciendo el paisaje.

Cuando la electricidad llegó a Coyolapa

Cuando la terracería y la electricidad llegaron a Coyolapa hace dieciséis años también arribó la adicción de los niños por la televisión, para los que podían tenerla, afición ahora suplantada por el celular y las redes sociales; así como refrescos, pañales, sopas instantáneas y otras inmundicias del “progreso”.

En esos años en que la insurrección zapatista había logrado que el país y el mundo voltearan la mirada hacia los pueblos indios, en la Sierra Negra se trabajaba en apoyo al reconocimiento de los Acuerdos de San Andrés y contra el Plan Puebla Panamá sin tener idea que en estos paradisíacos lugares viviríamos una resistencia en defensa del territorio contra Minera Autlan y su proyecto hidroeléctrico Coyolapa Atzala en plena época de la llamada “reforma energética”.

Los más veteranos de esta resistencia contra la minera participaron en esa época en un proyecto para electrificar sus comunidades con elementales turbinas a filo del agua que se tenían proyectadas en los ríos Petlapa y Huitzilac para dotar de dos anémicos focos de 20 watts a cada hogar. Esto no sucedió jamás.

La respuesta que tuvieron de la hoy extinta Comisión del Papaloapan perteneciente a la también perecida Secretaría de Recursos Hidráulicos de la federación fue tajante: “No se autoriza su proyecto porque van a contaminar los ríos”.

RELACIONADA:

Una empresa voraz, un permiso amañado, la resistencia indígena y “un alcalde de otro nivel”

Hoy en día y sin obstáculo alguno, dependencias como CFE, Semarnat y Secretaria de Energía (Sener) han licitado, concesionado, autorizado fraudulentos manifiestos de impacto ambiental y evaluaciones de impacto social, regalando los ríos de la Sierra Negra a Minera Autlan para que desarrolle sus proyectos hidroeléctricos y mineros sin importarles la contaminación irreversible, el despojo, la privatización de la cuenca o la división de las comunidades.

No podemos olvidar que fue la misma Comisión del Papaloapan la encargada de la construcción de la Presa Temascal por órdenes del presidente Miguel Alemán Valdés, la cual empezó sus operaciones el 18 de junio de 1959 generando energía con el represamiento del Río Tonto para beneficio de fábricas, oficinas y negocios de diversas ciudades de la región. Fue precisamente esta presa hidroeléctrica la que mejoró en los sesenta del siglo pasado. la entonces mortecina iluminación de Tehuacán

Quienes no tuvieron beneficio alguno fueron los más de veinte mil mazatecos y chinantecos desplazados forzosamente de sus territorios para la construcción de esta represa. El gobierno federal les prometió “progeso” y “desarrollo” a cambio de sus tierras. Ahora circulan imágenes en blanco y negro del hecho: miles de indígenas abandonando sus casas y milpas en lanchas rumbo a las inexistentes escuelas, viviendas y clínicas acordadas.

Estas mismas mentiras se siguen repitiendo en las comunidades en resistencia: “Como estos pueblos no tienen caminos pavimentados ni grandes escuelas ni infraestructura se recomienda el Proyecto Hidroeléctrico Coyolapa Atzala para abatir su “marginación” y su condición de pobreza” concluye la evaluación de impacto social (EVIS) que una consultoría le hizo a pedido a la minera y que la Sener le aprobó sin objeción o corrección alguna.

Esta evaluación mide la pobreza de una sociedad con los Indices de Desarrollo Humano del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Tener ingresos fijos, piso firme, casas de ciertos materiales de construcción, escuelas, clínicas y otros servicios son las discriminantes, racistas y colonialistas determinantes para saber qué tan “jodido” estás ante sus ojos. ¿Cómo la gente de Pozotitla o Coyolapa puede ser pobre si cuenta con un clima que ofrece todo? ¿Cómo se puede ser miserable si se vive en el paraíso terrenal? ¿Cómo pueden catalogarlos en índices “subhumanos” si tienen dos ríos a su alcance? ¿Por qué si son tan “pobres” una empresa multimillonaria codicia su territorio?

Claro, para el capitalismo son pobres porque no son sujetos de consumo ya que practican el trueque, viven sin la necesidad urbana de comprar cosas que no son necesarias, producen sus alimentos, los cazan, pescan o recolectan y con ellos tienen todos los nutrientes necesarios para tener una vida sana en todos los aspectos; trabajan arduamente por lo cual están mayoritariamente delgados, sanos y vigorosos con capacidad de subir montañas por horas sin problema alguno y sin la obsesión de las ciudades en donde se gastan miles de pesos en gimnasios, centros “fitness”, proteínas y “suplementos alimenticios” para estar “en forma”

Para imponer el proyecto hidroeléctrico dentro de este contexto, la empresa, consultorías y gobiernos han montado todo un discurso de mentiras sobre la “necesidad” que tienen las comunidades para aceptar la represa. Y así es que la EVIS que le autorizó la Sener a Minera Autlan es un “mapa de actores” para dividir comunidades, cooptar liderazgos, corromper autoridades y hasta eliminar a los opositores para su beneficio. En ese documento, quien escribe esto, es una “amenaza para la estabilidad de la región”.

El papel de la Sener es fundamental para la consolidación del proyecto hidroeléctrico. Después de que Minera Autlan obtuviera la licitación de la CFE para la generación eléctrica privada, la concesión de la Comisión Nacional del Agua para apropiarse de los ríos, tuvo la aprobación de los manifiestos de impacto ambiental (MIA) de Semarnat sin mayor problema, tan solo con la condición de que Energía lleve a cabo la “consulta indígena” establecida en la Ley de la Industria Eléctrica y en el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) como último requisito para empezar la construcción.

Para este propósito, José Antonio Rivero Larrea, dueño de Minera Autlán compró con unos pesos a los corruptos y huachicoleros alcaldes Fermín González León de San Pablo Zoquitlán y Cirilo Trujillo Lezama de Tlacotepec de Diaz; con unos centavos se hizo de los favores de los ambiciosos y ladinos caciques del PRD y UNORCA ; pervirtió al párroco de la localidad con treinta monedas de limosna; metió en la nómina a los directores de la primaria y secundaria de Coyolapa entre otros malinches y judas modernos.

El director de la secundaria se prestó a que la minera hiciera una “encuesta” entre los estudiantes a cambio de darles unos pupitres y el padrinazgo de la generación saliente, la cual votó contra la empresa ante el ceño fruncido de los enviados de la minera y en medio de una creciente concientización entre los niños y jóvenes que serán quienes defiendan su territorio en el futuro cercano, en una próxima administración federal que se dibuja tan neoliberal como la de Peña Nieto.

Lo que no esperaban del movimiento de resistencia contra esta represa hidroeléctrica es que cimbrara desde sus raíces la caciquil sociedad feudal de Coyolapa, en donde la mayoría de los habitantes son campesinos sin tierra que viven en condiciones de servidumbre dentro de las propiedades de los terratenientes como lo es la familia de alcalde Fermín González León.

Esos latifundistas son los que impidieron en su momento la creación de núcleos agrarios para poder seguir teniendo el control de la propiedad, las personas y la riqueza que generaban el café y los trapiches de aguardiente. Hoy en día siguen condicionando a los campesinos sin tierra el cultivo en sus parcelas a cambio de su apoyo a Minera Autlán, así como antes despojaban a sus siervos de sus productos, animales, trabajo y hasta sus hijas.

La resistencia ha cumplido dos años sin permitir cualquier intento de consulta, la cual a estas alturas ya no tiene la característica de ser “previa”, “libre” ni “informada” como lo establece el Convenio 169 de la OIT. Consideramos que actualmente y bajo las circunstancias en las que estamos atrapados, la consulta es la llave que tienen las empresas para legalizar el despojo y la imposición de sus megaproyectos.

“Pídele a dios que no pierda el prd”

Uno de los opositores a este proyecto y organizador de la resistencia en Coyolapa es Sergio Rivera Hernández, compañero que fue desaparecido el 23 de agosto de este año. Esto sucedió después de que “Checo” como lo conocemos, asistiera a una junta de su hija en la primaria de la comunidad. Después y mediante engaños fue sacado de su población hacia Tepexilotla y al regresar de esta Junta Auxiliar, fue interceptado por dos camionetas en la desviación de Zaragoza para ser maniatado por personas armadas y trasladado con rumbo desconocido sin que se tenga noticias de su paradero hasta el día de hoy.

Hay pruebas que imputan directamente a los munícipes Fermín González León y Cirilo Trujillo como los autores intelectuales de esta desaparición forzosa. Los ejecutores, plenamente identificados son militantes del Partido de la Revolución Democrática y empleados del ayuntamiento municipal de Zoquitlán.

En junio de este 2018, Sinhué Martínez, sobrino del ex alcalde de Zoquitlán, Silvestre Martínez Martínez, de filiación perredista y presidente de este partido al servicio del morenovallismo le mandó varias amenazas en mensajes de voz vía facebook a Sergio. “Pídele a dios que no pierda el prd porque al rato te llueve y de eso me encargo yo” “Sé en donde andas y todo el pedo, en cambio tú, para que me encuentres”. “Pinche presa, de todos modos se va hacer y te vas a ir a chingar a tu madre y ahí le encargo alguien de Coyolapa para que te rompa tu madre”.

RELACIONADA

ONGs denuncian violencia por hidroeléctrica en la Sierra Negra

ONGs denuncian violencia por hidroeléctrica en la Sierra Negra

El odio que estas personas tienen contra nuestro compañero Sergio se debe a su liderazgo en Coyolapa contra Minera Autlán. Al él le toco estar frente al comité de resistencia de dicha comunidad desde hace dos años cuando esta historia empezó andar en una asamblea informativa en la que arribó de manera prepotente Fermín González León para defender abiertamente a Minera Autlán al tiempo en que les decía a sus paisanos: “Ustedes deben aceptar las migajas que les da la empresa, afortunadamente y gracias a dios, yo ya soy de otro nivel”.

A Sergio, que tiene 31 años de edad, cinco hijos entre el mes y medio y los diez años de edad y su joven compañera Consuelo, quién además del trabajo en el campo aprendió entre otros oficios el de mecánico eléctrico, le tocó estar junto con nuestro compañero profesor Rubén Robles Montalvo al frente de la histórica asamblea del 24 de julio de 2017, en donde de manera mayoritaria, los pobladores de Coyolapa manifestaron a la SENER, en asamblea por usos y costumbres, su negativa a ser “consultados” de acuerdo a la legislación eléctrica y al Convenio 169. Y en esa negativa va implícito el rotundo no al proyecto hidro-minero. Sin consulta no hay obra.

Represión

La desaparición de Sergio es el ataque más cobarde y ruin que han hecho contra el movimiento de resistencia.

A este le han antecedido entre otros, la agresión armada a Radio Tleyole el 24 de noviembre de 2016 a manos de sicarios que trabajaban como mecánicos en el ayuntamiento presidido por el panista alcalde Cirilo Trujillo Lezama; el asalto a mano armada a la casa del Inspector Auxiliar Municipal de Pozotitla el 22 de junio de 2017, cuando encapuchados mandados por Fermín González León despojaron a la esposa de dicha autoridad comunitaria de más de 70 mil pesos que serían destinados para la construcción de la capilla de la comunidad --en contraste, en esos días la inspectoría e iglesia de Coyolapa estaban siendo remozadas y pintadas con la podrida subvención de la empresa; así como la quema de un camión que había transportado a compañeros de la resistencia a una manifestación ante la SENER en la ciudad de México, hecho que realizaron encapuchados que se transportaban armados en una camioneta propiedad del maestro bilingüe y alcalde de Tlacotepec de Díaz.

Movilización

Ante estos hechos estamos convocando que todos nos movilicemos este 18 de septiembre en las ciudades en las que habitamos para exigir la presentación con vida de Sergio Rivera Hernández, la detención de los autores materiales e intelectuales de su desaparición y la cancelación definitiva del Proyecto Hidroeléctrico Coyolapa Atzala.

Una prueba del salvajismo de los poblanos contra su río, el agobiado Atoyac.

La primera foto corresponde a la clausura reciente de un rellenado en la orilla poniente del río justo a la altura del viejo Puente de México.

La segunda foto es del mes de junio del 2017, y la que sigue es del mes de agosto del mismo año:

La última foto la he sacado del lapse time del mismo Googe Earth, y es del mes de octubre del 2005.



Esto me dicen los activistas de Dale la Cara al Atoyac:

"Clausura del rellenado del puente de México: se les dijo y se les advirtió a las autoridades cuando se iban a remodelar el puente el año pasado. Es el punto desde donde salió la primera navegación que organizó Dale la Cara en el año 2010. A la vista de las autoridades han rellenado la ribera junto al puente, sobre el nivel del río le subieron 10 mts de relleno. Rellenaron un delta del río Atoyac a la altura del puente de México para construir arriba. Lo reportamos en tiempo y forma hace un año a Conagua, al gobierno del estado y al municipio. se clausuró. Pasó el tiempo, les retiraron los sellos, lo siguieron rellenando y ahora se inunda peligrosamente la carretera en esa zona. Taparon lo que funcionaba como un vaso regulador. El daño está hecho. La inundación ahí la semana pasada estuvo súper peligrosa. Se lo dijimos al secretario Navarro cuando le presentamos la propuesta de la remodelación del puente de México. En ese entonces clausuraron el relleno los del municipio... Los rellenadores tenían el Visto Bueno de Desarrollo Rural del gobierno estatal. De repente nos suspendieron todo el proyecto ya terminado que hicimos con la empresa Estrella Roja… Y se siguieron rellenando..."

No tenemos remedio. Es indignante, pero esto somos como sociedad.

A pesar de ello, ahí están los civiles, una vez más, alertando sobre esta estúpida y criminal manía de acabar con el río.



La imagen puede contener: planta, árbol, exterior y naturaleza

La imagen puede contener: exterior y naturaleza



Vida y milagros

La semana pasada el senador Martí Batres presentó una iniciativa que restringe de manera total la participación de la iniciativa privada en cualquier tipo de servicio de agua potable, drenaje, alcantarillado y saneamiento. El Artículo 4o, párrafo sexto de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, reconoce el derecho al acceso , disposición y saneamiento del agua para consumo personal o doméstico y señala al estado mexicano como el responsable de garantizar que los gobernados tengan agua de manera suficiente, salubre y accesible. Desde hace décadas que esto es así y ha sido facultad del estado y sus tres niveles de gobierno el garantizar el suministro mencionado.



Batres hizo énfasis en una cosa: que al ser considerado como un derecho humano, éste solamente debe de ser prestado por el estado y nunca por un particular.

El derecho a la educación también es un derecho humano y es obligación del estado el garantizarlo y regularlo. La SEP tiene como parte de sus responsabilidades el supervisar a las instituciones privadas de educación, pero no por eso limita la impartición de la educación a las instituciones públicas. Regular a las instituciones dedicadas a la educación es obligación del estado, pero eso no impide la existencia de entidades privadas destinadas a la educación, muchas de ellas con una larga y exitosa trayectoria. De hecho, sin su existencia, es probable que el estado mexicano estaría rebasado en su capacidad de impartir educación, particularmente la media y superior. Los particulares pueden impartir educación en todos sus tipos y modalidades siempre y cuando cumplan con los requisitos establecidos por la Constitución. ¿Por qué en el caso del derecho al agua han restringido el derecho a que únicamente pueda darlo el estado?



El nuevo congreso ha decidido acotar la prestación de todos los servicios de agua y restringirlos al estado, pero no me hago ilusiones y dudo que esta reiteración del discurso de que el estado sea el único ejecutor del servicio de agua cambie la difícil situación de su gestión en nuestro país, si antes no se fortalece a las instituciones encargadas de vigilar que se apliquen las leyes que ordenan el uso de agua. En la mayoría de los municipios y estados, el servicio de agua es responsabilidad total de los tres niveles de gobierno y es cien por ciento público. Excepto en Nuevo León, en que el servicio de agua depende de una empresa pública sin fines lucrativos con una fuerte contraloría social y que ha resultado eficaz, puede asegurar que en el resto del país el servicio de agua tiene graves deficiencias, cobertura insuficiente, tratamiento nulo o fuera de norma y mala calidad del agua para consumo humano. La mayoría de los ríos y cuerpos de agua del país están altamente contaminados y la calidad del agua es mala. El servicio del agua en el país es mayoritariamente público y se apega casi en su totalidad al marco jurídico que Martí Batres ha declarado como obligatorio la semana pasada, como si esa sola declaración de algo que ya se da, pudiera resolver la tragedia de la pésima gestión del agua en México. En la mayoría de los municipios del país son los poderes ejecutivos federales, estatales y municipales quienes han tenido la total atribución de garantizar ese derecho. Ellos y nadie más han sido los ejecutores y hay que señalar que en su mayoría lo han hecho pésimo. No tiene que ver con que el servicio sea público o privado, tiene mucho más que ver con la falta de capacidad del estado mexicano en sus tres niveles de gobierno para tener una rectoría efectiva sobre la gestión del agua.



Las instituciones públicas responsables de aplicar las leyes que rigen los usos y aprovechamientos del agua, en particular la Comisión Nacional del Agua, han sido disminuidas y minimizadas de manera drástica desde los presupuestos federales. Ni que decir de las instituciones estatales encargadas del agua. En Puebla, la CONAGUA tenía hace 20 años por lo menos 30 inspectores para supervisar la gestión del agua domiciliaria e industrial de los 217 municipios del estado, así como el uso del agua y su tratamiento por parte de las empresas. Hoy tiene tres personas. A eso ha quedado reducido el estado mexicano que hoy tiene que hacer cumplir la ley.

Descargas directas al río Rabanillo procedentes del municipio de Cuautlancingo. Están fuera de la cobertura de SOAPAP, son responsabilidad del municipio. El ayuntamiento otorga licencias de funcionamiento dejando el rubro de agua en blanco.

Pongo un caso: San Martín Texmelucan es un municipio de cerca de 200 mil habitantes y en cuyo territorio están instalados corredores industriales metal mecánicos y textilero feroces y la petroquímica de Pemex. El municipio solo es capaz de cobrar el 8% de las cuentas de agua y el 5% del predial. El servicio de agua es público. La luz para extraer el agua de los pozos la paga el municipio. La titularidad de los pozos es del municipio, pero el 92% de las cuentas restantes las cobran los diferentes comités de agua regidos por usos y costumbres sin ingresar un peso a la tesorería de San Martín. Esos mismos comités permiten que se tire de todo. Lo mismo sucede en las juntas auxiliares de la ciudad de Puebla y en el resto de los municipios que rodean a la metrópoli.

Las concesiones privadas de agua se han manejado de manera opaca, por lo cual es imposible saber si perjudican o benefician, y por lo mismo están fuertemente cuestionadas. Es quizá esa opacidad la que hoy ha derivado en su absoluta prohibición. El tiempo de ser transparentes y abiertos lo desperdiciaron y no hay números ni datos públicos que hablen por ellos. Sin embargo, el prohibirlas no garantizará que los municipios de manera milagrosa empiecen a tener prácticas virtuosas alrededor de su obligación de dar agua a sus gobernados, además de sanearla de manera adecuada. Conozco muchísimos casos de pésimas prácticas públicas municipales en torno al agua, y he podido atestiguar cómo en los drenajes públicos municipales se echa de todo, ya sea a escondidas o con la complicidad de las autoridades.

Batres ha propuesto que quede prohibida cualquier intervención de particulares en actos de administración del agua y toda forma de privatización de la gestión de la misma. Oigo a Martí y pienso en los municipios y juntas auxiliares en que por usos y costumbres, son los comités de agua los que tienen en sus manos los pozos que están a nombre del municipio y cobran directamente a las empresas por darles agua y por permitirles tirar sus aguas contaminadas en las barrancas más cercanas. Pienso en esos comités que cobran por llevar agua a las casas y luego la conducen ya sucia a cualquier barranca. Esa es una privatización silenciosa y pulverizada del agua amparada en los usos y costumbres ¿Cómo impedirán eso? ¿Con qué presupuesto fortalecerá a las instancias inspectoras? ¿Cómo retomará el estado la rectoría del agua sin que los miles de comités que funcionan en el país se inconformen o se subleven?

Qué bueno que se defienda el derecho humano al agua, pero aparejada debe de ir la obligación humana de limpiar el agua que usamos y ensuciamos, a pagar porque salga por nuestra llave, a responsabilizarnos de su ahorro. Sin eso, el derecho al agua quedará en pura retórica de templete.

Mundo Nuestro. Julia Carabias es desde el lunes 27 de agosto miembro del Colegio Nacional. Su mensaje de presentación es el más inteligente reclamo por los derechos de la naturaleza en México y un llamado amoroso a construir una conciencia colectiva de los riesgos mortales para la vida en el planeta provocados por la acción humana.

Presentamos aquí el video completo de esta valiosa científica y activista mexicana. Al inicio, el discurso de presentación por el escritor Juan Villoro. Al final, la respuesta de José Sarukhan al discurso de ingreso de la Maestra Carabias .





RELACIONADA:

JULIA CARABIAS Y NATURA MEXICANA EN EL ARCHIVO DE MUNDO NUESTRO



Sustentabilidad ambiental y calidad de vida

  • Es necesaria la búsqueda de opciones compatibles entre el desarrollo económico y social y la conservación de la naturaleza: Julia Carabias Lillo
  • Ecología y economía son indisolubles en el contexto social del desarrollo humano y representan problemas de gran complejidad: José Sarukhán

Ayer en la tarde tuvo lugar la lección inaugural de Julia Carabias Lillo con motivo de su ingreso como integrante de El Colegio Nacional (ECN). La ceremonia contó con las palabras de bienvenida del presidente en turno de la institución, Juan Villoro, y el discurso fue contestado por el biólogo José Sarukhán, también miembro de ECN.

Destacada bióloga y ecologista, la carrera de Julia Carabias Lillo ha seguido una trayectoria enfocada en la defensa del medio ambiente y los derechos humanos. Durante el Gobierno de Ernesto Zedillo (1994-2000), fue Presidenta del Instituto Nacional de Ecología y Secretaria de Medio Ambiente, Recursos y Pesca. Juan Villoro subrayó las decisivas transformaciones que logró Carabias durante este periodo para preservar la naturaleza. “Como investigadora y gestora de proyectos públicos, Julia Carabias ha trabajado para proteger un ecosistema arrasado por el vendaval que llamamos progreso” afirmó Villoro.

Ante la presencia de integrantes de El Colegio Nacional, como Ranulfo Romo, Ruy Pérez Tamayo, Linda Rosa Manzanilla, Concepción Company, Christopher Domínguez Michael, Pablo Rudomin, Vicente Quirarte, Mario Molina, Alejandro Frank, José Antonio de la Peña, Javier Garciadiego, Guillermo Soberón, José Ramón Cossío, María Elena Medina Mora y otras distinguidas personalidades, como Enrique Graue Wiechers, actual Rector de la UNAM, Carabias Lillo reflexionó acerca de los principales peligros de la crisis ambiental que afecta al planeta en la actualidad que, según especificó la científica, no tiene precedentes en la historia “por su magnitud, su velocidad y sus consecuencias”. En su lección inaugural titulada Sustentabilidad ambiental y bienestar social, la bióloga manifestó su preocupación por la sobrepoblación mundial —actualmente hay aproximadamente 7,700 millones de habitantes en el planeta— y advirtió que, aunque los humanos dependemos de la naturaleza para abastecernos, “no existe todavía una conciencia colectiva, y es aún escasa la individual, que reconozca esta dependencia y actúe en consecuencia”.

“Una buena calidad de vida es imposible si los sistemas biofísicoquímicos no se mantienen funcionando de manera sana”, reconoció Carabias Lillo, quien señaló que la producción de alimentos ha alterado y transformado casi la mitad de la superficie que ocupan los ecosistemas naturales terrestres que mantienen la estabilidad de la vida en el planeta.

La bióloga continuó explicando que los escenarios económicos ambientales señalan que, de seguir las tendencias actuales, la situación empeorará sustancialmente para el año 2030, dejando una situación muy comprometida para las generaciones venideras, quienes verán reducidas sus oportunidades y posibilidades de elección y, con ello, su libertad. “Es necesaria la búsqueda de opciones compatibles entre el desarrollo económico y social y la conservación de la naturaleza”, indicó la científica, “nos enfrentamos a contradicciones difíciles de salvar, las cuales al menos en el corto plazo, complican el logro de los objetivos loables”.

A lo largo de su discurso, Carabias Lillo definió que el modelo económico mexicano de crecimiento lento enfocado en la exportación ha tenido consecuencias sociales y económicas muy adversas en la población, y abogó por un modelo en el que primen los sistemas productivos sustentables, la conservación de la biodiversidad, las áreas naturales protegidas y el enfoque en los derechos humanos.

“Es necesario establecer puentes comunicantes, mecanismos innovadores deliberativos regulados y con enfoques incluyentes que deriven en nuevas formas de gobernancia sólidas para llegar a la construcción de acuerdos que influyan en la toma de decisiones sobre las políticas ambientales”, concluyó la científica.

En su respuesta, el colegiado José Sarukhán destacó la labor miliante de la nueva integrante de ECN, rememorando que gracias al trabajo de Carabias la UNAM tiene la reserva de vegetación natural más grande del mundo entero dentro de una zona metropolitana de las características de Ciudad de México.

Sarukhán describió la presencia de Carabias como “un gran enriquecimiento” para El Colegio Nacional, y al respecto de las reflexiones compartidas por la científica en su lección inaugural, el colegiado sopesó que “no hay forma de desligar el tema ambiental del económico: ecología y economía son indisolubles en el contexto social del desarrollo humano y representan problemas de gran complejidad”.

Mundo Nuestro. Río rojo. Así lleva varios días, dicen los vecinos. En el poblado de El Moral, en las inmediaciones de San Martín Texmelucan, el arroyo Cotzala ha corrido teñido de rojo en un recordatorio de la brutal contaminación del río Atoyac en todos sus afluentes. La industria textil y de la confección en la cuenca alta del río es una de sus derrotas más mortales.

No hay más que decir: pero la imagen ayuda a entender el cuestionamiento elemental a la decisión del gobierno del estado de Puebla de comprar tres "barquitos", como llamó el gobernador Gali a las embarcaciones que limpiarán el lago de Valsequillo, cuarenta kilómetros abajo de este escurridero químico que mata el río.

Mientras no se asuma que el problema es sistémico y que sólo puede enfrentarse desde la perspectiva de cuenca, el río correrá muerto con la suma de todos sus arroyos, teñido impunemente por la ceguera de los gobernantes.



El Movimiento Agrario Indígena Zapatista-MAIZ, exige de manera inmediata la presentación con vida del compañero Sergio Rivera Hernández

RELACIONADAS:



ONGs denuncian violencia por hidroeléctrica en la Sierra Negra

Una empresa voraz, un permiso amañado, la resistencia indígena y “un alcalde de otro nivel”

Elecciones y violencia en la Sierra Negra


24 AGOSTO, 2018

A los medios de comunicación
A la opinión pública nacional e intencional
A las organizaciones de derechos humanos, sociales y en resistencia.
A los Pueblos Indígenas de Mexico y el Mundo.

secretaria de gobernación
y gobernador de puebla.



Nosotros el Movimiento Agrario Indígena Zapatista-MAIZ, exigimos de manera inmediata la presentación con vida de nuestro compañero Sergio Rivera Hernández, quien forma parte del movimiento de comunidades en resistencia contra el proyecto hidroeléctrico coyolapa-atlzalá, y miembro de nuestra organización, quien el día de ayer como a las seis de la tarde en la carretera que llega a la comunidad de Tepexilotla camino a su comunidad (Tepetolonzi) coyolapa Sierra Negra, que pertenece al municipio de San Pablo Zoquitlan, era perseguido, según testigos por una camioneta Nissan Blanca con caja seca, encontrando su motocicleta arrollada a la altura de la desviación a la comunidad de Zaragoza sin ninguna señal de él, nustros compañeros realizaron una búsqueda por la zona, sin ningún éxito, mientras hoy familiares, amigos y compañeros renovarán la búsqueda, hasta encontrarlo.

Sergio ha vivido en dos ocasiones agresiones de intento de asesinato y golpes, los hemos denunciado públicamente y ante la secretaria de gobernación, sin duda es uno de los defensores del la tierra y de territorio que a levantado la voz ante la Imposición y como defensor hà estado al frente en contra del proyecto que ha promovido la secretaría de energía para favorecer a Minera Autlán, está a su vez con la complicidad del crimen organizado, queriendo intimidar con pistoleros y amenazas a la población para poder aceptar la construcción de su proyecto que más ahora no pasará.

Antes estos hechos de violencia señalamos a Minera Autlán, promovida por sus testaferros Cirilo Trujillo y Fermin González Leon a quienes los hacemos responsable de lo que le pase a nuestro compañero, estos dos personajes Presidentes de Tlacotepec de Diaz y San Pablo Zoquitlan son quienes han provocado un clima de tensión y ruptura del tejido social, así como enfrentamientos entre los mismos pobladores y quienes se han arrastrado a las órdenes de la minera.



Queremos señalar que en el mes de junio en ese mismo lugar Paramilitares del PRD-PAN como son: Antonio Sandoval, Victorino Téllez carrillo miembro de la UNORCA y cafetería sierra negra en la ciudad de tehuacan es el promotor principal de la hidroeléctrica, Miguel Carrillo León, Sairé Montalvo Avendaño quienes montaron un retén ilegal y quienes iban armados con armas de alto poder, agredieron a nuestro compañero y a dos compañeros más cuando regresaban de una jornada de trabajo, amenazándolo de muerte, esto consta en una denuncia pública que presentó nuestro compañero Sergio ante la fiscalía, por lo que exigimos el actuar de las fiscalía.

Anunciamos acciones de movilización para exigir la la presentación con vida de nuestro hermano, no es la primera vez que nos agreden, en el mes de febrero después de regresar de una movilización donde exigimos a la SENER sacara las manos para querer imponer una consulta quemaron el autobús donde viajaban nuestros compañeros, anunciando este tipo de actos y amenazas que hoy se cumplen. Se eta manera.

Exigimos a la Secretaria de Gobernación actúe de manera pronta y atienda ya nuestra exigencia, así Como autoridades de Puebla la presentación con vida a Sergio Rivera Hernández los defensores de la tierra y de territorio y miembro del Movimiento Agrario Indígena Zapatista, la omisión y la incapacidad ante estos hechos es complicidad.

Ni un megaproyecto de Muerte en la Sierra Negra!

Presentación con vida de Sergio Ya!

Tehuacán Puebla 24 de Agosto 2018.

Mundo Nuestro. El siguiente es el comunicado dado a conocer este martes por la organización civil Dale la Cara al Atoyc en respuesta al anuncio del gobernador del estado de Puebla, Tony Gali, de que el gobierno invertirá 200 millones de pesos en un sistema de barcos para la limpieza del lago de Valsequillo.

LA CONTAMINACIÓN DEL LAGO DE VALSEQUILLO ES CONSECUENCIA, NO EL ORIGEN DEL PROBLEMA

Derivado del análisis e investigación de múltiples estudios de casos de éxito en el rescate de Cuencas hídricas y cuerpos de agua nacionales e internacionales, así como de haber sostenido múltiples reuniones de trabajo con autoridades federales, estatales y municipales, con académicos de las más prestigiadas universidades y organismos autónomos, en Dale la Cara al Atoyac estamos convencidos de que la mejor manera de sanear, fortalecer y cuidar una cuenca como la del Alto Atoyac que no solo nutre a la presa de Valsequillo sino que se usa para riego a lo largo de su recorrido, es a través de un plan integral hídrico de regeneración de cuenca.



En múltiples ocasiones, durante ruedas de prensa, en reuniones con autoridades actuales y con candidatos a diversos puestos de elección popular, hemos manifestado que:

• Es fundamental un plan de ordenamiento territorial de toda la cuenca



• Recuperar los bosques, nuestras fábricas de agua, con reforestaciones estructuradas a largo plazo con una taza de supervivencia que por el cuidado constante de los árboles supere el 80%

• Fortalecer políticas públicas claras del aprovechamiento del agua

• Fortalecer. un cuerpo de inspectores y sancionar a los infractores • Crear un organismo operador inter-municipal • Declarar la Rivera del Río Atoyac como área natural protegida



Dale la Cara ha sido portavoz de las recomendaciones para la regeneración de la cuenca aporatadas por los expertos en el tema, y por eso externamos nuestra preocupación respecto a que a unos meses de terminar la actual administración pública, se decida invertir en un proyecto que aunque tenga la intención de detonar el turismo, no está debidamente enfocado al rescate de un cuerpo de agua tan contaminado como el Atoyac. Una inversión de 200 millones de pesos podría fortalecer puntos medulares del rescate de nuestro río y cuenca y no sólo la limpieza de una zona de forma aislada y temporal, tratando de remediar el daño sin involucrar en su costo a todos los responsables de su contaminación.

Respecto a los barcos anunciados por el gobernador Antonio Gali, éstos son parte de un sistema de limpieza del agua, que si bien ayudarían a contribuir con la limpieza superfcial del lago, no corrigen el daño que se hace a lo largo de la cuenca mediante los drenajes que se vierten directamente sobre el Atoyac y sus ríos tributarios sin cumplir con las NORMA DE LA DECLARATORIA ATOYAC XOCHIAC. El sistema de barcos es una herramienta de solución parcial que tritura el lirio e introduce ozono al agua superfcial. Si bien eso ayuda a mejorar su calidad, no corrige el problema de fondo. Es importante saber cuáles serás los mecanismos de mantenimiento, tener los costos de operación asegurados y qué institución gubernamental tendrá dicha responsabilidad.

Somos partidarios de embellecer el lago de Valsequillo para fortalecer el turismo, sin embargo, si se quiere lograr tener un lugar de recreación que involucre un cuerpo de agua como el Atoyac y el lago de Valsequillo, por múltiples motivos, principalmente de salud pública, debiera ser prioridad de las autoridades contar primero con una inversión en la limpieza y regularización de la zona, así como la revisión y modifcaciones pertinentes a la ley, antes de pensar en declarar el lago como un cuerpo de agua en el que se puede nadar y hacer deporte sin riesgo para la salud.

Finalmente, a cuatro meses de terminar una administración sería importante que las autoridades entrantes tuvieran la oportunidad de involucrarse en éste proyecto antes de que se destinaran 200 millones de pesos a un proyecto que requiere un acompañamiento presupuestal del nuevo gobierno a partir de diciembre de este año.

Dale la Cara al Atoyac ha generado a lo largo de los últimos 5 años una ruta crítica de trabajo tanto en inversión, como en tiempos a seguir para la limpieza de la Cuenca. Dicha ruta se compartió durante las campañas con los candidatos a la gubernatura y a las presidencias municipales. Es un documento consensuado con diversos actores que además es público.

Por lo anterior:

SOLICITAMOS A LAS AUTORIDADES EN TURNO Y ELECTAS REALIZAR LAS MESAS DE TRABAJO QUE SEAN NECESARIAS, INCLUYENDO A LA SOCIEDAD CIVIL ESPECIALIZADA, Y UNIVERSIDADES PARA VALORAR OPCIONES Y PRIORIDADES EN ESTE PROCESO DE LIMPIEZA Y SANEAMIENTO. UNA INVERSIÓN DE 200 MILLONES DE PESOS ES ALGO QUE NO DEBEMOS DESPERDICIAR EN COMBATIR EFECTOS EN LUGAR DEL ORIGEN DEL PROBLEMA.