El Moral, el arroyo rojo y la desazón por el Atoyac

Compartir

Mundol Nuestro. El Moral, en San Martín Texmelucan, tiene un arroyo de colores envidiables si el agua no acabara matando a la gente. Casi siempre es rojo, pero la textilera cambia sus tintes, así que también abundan los azules, según vaya la demanda. Es el arroyo Cotzala. En los mapas ya le dan nombre de río. Y carga con él tantos pueblos. Los cuento desde El Moral, a unos metros de la autopista México-Puebla, hasta la falda de la montaña, la impasible Iztaccíhuatl: San Simón Atzizintla, San Matías Atzala, San Gergorio Aztotoacan, San Andrés Hueyacatiltla, San Felipe Teotlancingo, San Juan Tetla, San Agustín Atzompa. Todos pueblos antiguos, todos cruzados de historias de haciendas y rebeliones, de fiestas patronales y sobrevivencia maicera; y cada vez más apretados, cada vez más ganados por la techumbre de los invernaderos, cada vez más ciudades rurales, como le gusta llamar al campo a los políticos modernizadores.

Y ahí en medio, la fábrica. Y para variar, con sus chicanas y sus amparos, la impunidad con la que se mueven los empresarios y la complicidad que encuentran en la mayor parte de las instituciones involucradas.

Y aquí en Puebla la ceguera. El gobierno estatal dando patadas de ahogado entregando a medias el título de la concesión del agua a la empresa de Hank Rohn, incapaz de cumplir con la tarea fundamental de encabezar el enfrentamiento al más grave problema de la sociedad poblana. El agua, su conservación, su generación, su administración, su saneamiento.



El río Cotzala, al mediodía de este miércoles 3 de octubre del 2018.

La denuncia se ha hecho desde todos los rumbos. Nosotros aquí la presentamos en agosto pasado:

Río rojo: para entender la desgracia del Atoyac y la ceguera del gobierno de Puebla

Pero el industrial no se detiene. Los pedidos mandan. El negocio se sostiene. Los empleos le dan resguardo social en la comunidad rural. Hay trabajo, a quién le importa el río.



"No manches, se ve bien feo..."



"Hora ya cambió el color"

Compartir

Sobre el autor

Mundo Nuestro