A esa rebelion me sumo

Compartir

Temblores, orfandades. Rebeliones. Las palabras me llegan en plural, con la conciencia estremecida del día siguiente. A la vista los terremotos del 57, 73, 85, 99... y ahora el de ayer, 2017, y la fragilidad de la vida nuestra, nuestra simple y llana precariedad para la que no hay auxilio alguno, no hay dios que salve ni palabras que expliquen este silencio profundo. A la vista la orfandad de una sociedad con un estado colapsado en su seguridad y justicia, en su trabajo cimentado en la miseria salarial, en sus gobiernos rebasados y corruptos. Pero también me aparecen las rebeliones en todos los ámbitos, ahora mismo la que se descarga en solidaridad y entrega por el otro. La rebelión que se levanta contra este Estado de cosas que nos ha llevado a que el otro que no soy yo (mi entorno, mi mundo) es mi enemigo. La rebelión que reconstruye al otro y nos confirma como hermanos. A esa rebelión me sumo.

Compartir

Sobre el autor

Sergio Mastretta

Periodista con 39 años de experiencia en prensa escrita y radio, director de Mundo Nuestro...