Elecciones en México: De dónde venimos 2, Puebla 2015

Compartir

Con esta tsegunda vista, que recoge lo sucedido en la jornada de escrutinio de los votos en el Comité Municipal Electoral de la ciudad de Puebla, el domingo 7de junio de 2015, Mundo Nuestro recupera una pregunta simple: de dónde venimos (cuando el gobierno tenía el control absoluto del proceso electoral), en dónde estamos (cuando el proceso es controlado por la burocracia monopólica en los partidos), a dónde vamos (cuando el proceso está a la deriva del desencanto ciudadano por la democracia en México). Tres interrogantes a los que nos asomamos desde la crónica que narra comportamientos sociales que nos ayudan a entender lo que somos.

Pasó la jornada electoral del 7 de junio. Atrás quedaron los más de 35 mil millones de pesos que nos ha costado a los mexicanos esto que llamamos democracia. Votar para transmitir en paz el poder. Así decimos.

Pasó la elección en la que un partido, el Verde Ecologista, violó la ley sistemáticamente –remató con los twiters de Piojos y bufones el mismo día domingo--, acumuló multas por 600 millones de pesos, sin el menor riesgo de perder el registro.

Pasó la elección en la que el PRI sumará los siete puntos del Verde Ecologista y será declarado vencedor del proceso.



Pasó la elección en la que los garantes de la ley, el INE y el Tribunal Electoral, son controlados por los mismos partidos que violan sistemáticamente la ley.

Pasó la elección en la que el país prueba que sigue viviendo, con otros modos, en 1940.

+++++



Madrugada del lunes 8 de junio. Como desde 1997, la elección federal termina en el PREP, las cifras que han empezado a caer desde las ocho de la noche del domingo. Sobre cualquier hecho, esta suma que encuentro en la computadora confirma una realidad fundamental: el sistema cuenta los votos en tiempo real y presenta ganadores y derrotados sin remedio. Esta noche no se caerá ningún sistema.

Pero no le pidas más al INE y al Tribunal Electoral. Esas por lo pronto siguen siendo piezas de los partidos.

Y a la vista tengo que el PRI todavía alcanza para contar a su favor uno de cada tres votos mexicanos, y que eso todavía explica mejor que nada este tinglado que llamamos México; que sus sicarios del Verde Ecologista, cometidos todos los delitos sin sangre imaginables, han logrado su cometido de alcanzar el 7 por ciento de la votación, y nos pasarán a todos la factura de su latrocinio; que Morena llegó para conformar la plataforma de lanzamiento de Andrés Manuel López Obrador para el 2018, y es, en la orilla de esta madrugada que veo sus números rozar el 10 por ciento, el principal ganador de este proceso –tercera fuerza en el estado de Puebla--; que el PAN está acorralado y dividido como nunca, pero dispuesto para cumplir su alianza histórica, estratégica con el poder priista; que el PRD de los “Chuchos” acabará reconformado en el prianismo de su descomposición.

Y que ahí está el mentado “Bronco” para confirmar que las elecciones ya se juegan muchísimo fuera de las televisoras y los millones de spots radiofónicos.

Y el muchacho tapatío, que según el PREP tapatío les va dando una tund con 18 mil pesos de costo para él a todos los partidos reconocidos, y que representa a millones de jóvenes ciudadanos que pueden darle la vuelta para bien al proceso democrático en México.

Y esta última es la principal noticia en esta noche de conteo de votos.

+++++

Busco el presupuesto del INE para esta elección de 2015. Esto encuentro:

Presupuesto base: $ 7,891.6 M

Proyectos $ 4,606.3 M

Infraestructura $ 719.0 M

Partidos $ 5,355.4 M

Total, 18,574.4 millones de pesos, 270 por ciento más que en 1997, cuando por primera vez en la historia, con el IFE, la elección dejó de estar bajo el mando del Secretario de Gobernación.

Si sumas los tres mil millones para el Tribunal Electoral, y los 15 mil millones de los institutos locales, ahí los tienes. 37 mil millones hemos gastado para la elección del 7 de junio.

+++++

Hace un rato, poco antes de las diez de la noche, escribí en mi perfil personal en Facebook lo siguiente:

"Cerró la jornada electoral. Seguirá el vendaval del conteo y lo que le sigue, la controversia. Lo que sí creo es que este proceso no es democrático. Los partidos son los principales y primeros infractores de la ley. En particular el PRI, y su clon Verde. Pero todos cantan igual esta ranchera. Y aquí en Puebla, la elección bajo control del gobierno estatal. No he externado este punto de vista porque creo que es un derecho de cada ciudadano formarse su opinión y expresarla como mejor considere, sin que nadie le diga qué hacer o por quién votar o no votar. Creo en la acción civil organizada y en un periodismo independiente: ambos procesos nos darán tarde o temprano elecciones libres, capaces de darle al país un mejor destino.

“Acabo de echar un ojo al conteo del PREP. Creo que el 5 por ciento de las casillas ya nos da una idea de la tendencia. A la vista está que el PRI sigue contando con el voto de 1 de cada 3 personas que van a la casilla. Ese hecho monumental e irrefutable explica lo que somos. Con el PAN como principal aliado y los criminales del Verde y la mafia del PANAL alcanzarán nuevamente una mayoría cómoda en el Congreso. No veo venir ningún cambio democrático en los próximos años antes de la elección del 2018. Tal vez la tenacidad de López Obrador le dé a esa contienda algún sentido, pues su 10 por ciento de hoy le dará soporte para su tercera intentona.

“Sigo creyendo que el cambio se construye desde la sociedad civil organizada. No vendrá de estos partidos políticos que conocemos.”

+++++

Me asomo a la violencia del día y percibo que no entiendo nada de política. No de esta política, que es la de siempre, la de la gente dispuesta a matarse por los votos.

Esta no ha sido una elección cualquiera. Recuerda los años viejos del PRI: balaceras en los alrededores de las casillas. Asesinatos el día de la elección. ¿Qué se juega en las elecciones que no veo? ¿Por qué hay personas decididas a matar por este asunto? ¿Por la diputación de Texmelucan? ¿Por el distrito de Libres?

Leo en e-consulta lo ocurrido la mañana de domingo por la mañana en la colonia San Isidro del Progreso, en la cabecera municipal de Libres: “Pablo García Orozco, coordinador de campaña del PRI en el municipio de Libres, fue asesinado de un tiro en la cabeza, en la colonia San Isidro del Progreso, cuando seis sujetos vestidos de azul lo sorprendieron y lo atacaron a golpes. Según testigos, uno de los agresores --a quien identificaron como familiar del alcalde de Libres, Enrique Cerón Flores-- sacó un arma de fuego y le disparó en la cabeza privándolo de la vida. Luego de cometer el crimen, los responsables se dieron a la fuga y hasta el momento no hay detenidos.”

Asesinato en Libres. Foto de e-consulta.

¿Quién era ese hombre? ¿Quién le quitó la vida? ¿Por qué? Estas simples preguntas desde ahora mismo sé que no tienen sentido. Y de milagro tendrán respuesta de parte de la Procuraduría estatal. Todo, como esta misma jornada, se lo llevara la tolvanera en la que nos movemos.

Otras escenas del día remiten a cualquier momento de la época dorada del PRI en los alrededores de alguna casilla rural : 27 heridos es el saldo de la jornada este 7 de junio en San Martín Texmelucan, en las comunidades de San Rafael Tlanalapan y San Cristóbal Tepatlaxco, y en la colonia Ojo de Agua y en las calles Morelos, 5 de Mayo y Juventud de la misma ciudad; hombres armados con palos arremeten contra personas que después dirán que “estaban cuidando casillas”; relucen armas de fuego y balazos; se suceden corretizas y balaceras desde vehículos. Al final, 27 heridos, dos de bala y descalabrados. A uno le quebraron las dos piernas. No hay detenidos. No hay razones. No hay nombres.

Por allá muere uno. Por acá se balen y aporrean.

¿Qué se juega en Libres? ¿Por qué la violencia en San Martín Texmelucan? ¿Por qué vuelve a ser a muerte la disputa electoral?

Violencia en Texmelucan. Foto tomada de e-consulta.

+++++

Los políticos mexicanos infringen la ley como si se tratara de poner un sello. Los “operadores políticos” hormiguean en un día electoral. No es de otra manera en México. En las instituciones del Estado están los principales infractores. Presidentes y gobernadores tienen décadas dando la muestra.

En la violación de la ley hay carambolas de tres bandas: una conversación telefónica que desnuda el comportamiento criminal de los políticos poblanos que en este domingo ostentan cargos públicos --uno, Fernando Morales, hijo del exgobernador Melquiades y actual Subsecretario de Gobernación de Moreno Valle; otro, Juan Carlos Natale, diputado del PVEM que “opera” en el distrito de Chalchicomula, la tierra natal de los Morales Flores--, un diálogo que empieza con el “¿cómo estás, cabrón? Muy bien, mi Fer” (caray, qué cuates son) y termina con gritos de “aquí el pleito es para siempre” (caray, ya se quieren matar); equipos especializados graban y filtran la conversación (eso sí nunca lo sabremos, pero empiezo por sospechar de uno de los dos involucrados), violando el artículo 16 de la Constitución, felices de que nunca les aplicarán un solo día de los seis a doce años que el artículo 177 del Código Penal Federal establece por ese delito; los medios de comunicación la publican –como ha sucedido en todos los casos en que las grabaciones se filtran a los periodistas, violando el artículo 211 Bis del mismo código.

Portadilla de la conversación en e-consulta.

Qué carambola. Cuánto revela de lo que somos. Cuánto dice de la burocracia política que ha gobernado Puebla en los últimos sesenta años este exabrupto de Fernando Morales:

“Si tú te metes en mi puto distrito es un pedo con los Morales y es para siempre. Conmigo estas no son mamadas de una pinche elección. El pleito es para siempre.”

¿Qué pensará de todo esto el exgobernador Melquiades, padre de este muy comprometido hijo de la dinastía?

Y cuánto dice de la verdadera alianza que conforma el poder de Rafael Moreno Valle, y de cómo los partidos son meras siglas utilizadas por personas concretas con apellidos colgados desde siempre en la ruleta imantada de los cargos públicos. Moreno Valle, Morales Flores, Bautista O’farril. Y al parejo de ellos, como moscardones panteoneros, otras recientes dinastías zumban entre “las estructuras”: Marin, Bartlett, Piña Olaya. Todos colgados de Notarías y magistraturas. Todos moviendo sus alfiles en el sube y baja de “los tres niveles de gobierno”.

Y no nos molestemos en pensar si tienen programa de gobierno. Ellos cumplen la ley, señores, ahí están los sucesivos y sexenales planes estatales de desarrollo.

+++++

Los bombazos molotov cuatro días antes de la elección despiertan todas las dudas. Una oficina del INE, una estación del Metrobús, una oficina federal. Le he dado vueltas todo el día electoral. ¿Quién lo hizo? Sospecho de dos mundos en contienda: priistas contra priistas (hoy panistas). Cualquiera pudo hacerlo. El gobierno estatal, sí. La Secretaría de Gobernación federal, también. Supongo que todos están muy nerviosos. La vida es una caricatura en la que los malos son grabados por unas cámaras que nadie mira.

Bombazo en el Metrobús. Foto de e-consulta.

Lo que no entiendo es la actuación de la Procuraduría estatal: en una madrugada infernal detiene a siete estudiantes de la BUAP en una acción que los de la Gestapo aplaudirían. Una vez más sin órdenes de aprensión, una vez más en la madrugada. El golpe es contra la universidad. ¿Por qué? ¿Qué busca? ¿Qué gana? ¿Por qué en esta coyuntura?

Estudiantes descontentos toman Rectoría en CU. Foto de e-consulta.

+++++

Moreno Valle, perdedor en Puebla. ¿Será así? El hecho contundente: el PRI gana nueve distritos, entre ellos tres de la capital. Ahora, en esta madrugada del lunes, con los números a la vista, con la tendencia a la baja de los panistas en esta ciudad de Puebla, no me resulta difícil encontrar las razones que llevan a la derrota del gobernador Moreno Valle.

Hago una lista breve con algunos de los desaciertos del gobernador:

+ Despide en el último año al 15 por ciento de los empleados estatales: policías, enfermeras, burócratas. Cálculos manejados por abogados de los empleados despedidos estiman en más 13 mil personas las que han perdido su trabajo en lo que va del sexenio.

(Foto tomada de Es Imagen, Periódico Central)

+ Impulsa proyectos controvertidos, muchos de ellos abiertamente impugnados por una variedad de grupos sociales (las minas a cielo abierto en la Sierra de Puebla, el Gaseoducto Morelos, el Teleférico, la rueda de la fortuna, el museo barroco, el parque turístico en la Pirámide cholulteca) para dar ejemplos), sin explicarlos, sin generar consensos, imponiéndolos.

+ Desaparece las juntas auxiliares, con todo y registro civiles, desatando la rebelión de los pueblos y la tragedia de Chalchihuapan.

+ Provoca la rebelión cholulteca al querer imponer un proyecto turístico para la pirámide sin consenso alguno con los pueblos.

+ De paso –y por causa de buena parte de esos conflictos generados por el gobierno--, mete a la cárcel a líderes opositores sin reparar en métodos totalitarios: como el último, ocurrido el lunes 9 con el profesor Miguel Guerra, a quien conocí tal vez en 1988, cuanto todavía existía y él ahí militaba, el Partido Popular Socialista. Y la lista de las madrugadas Gestapos es larga: las detenciones en Chalchihuapan (desaparición de juntas auxiliares), en Atlixco (gaseoducto), en San Andrés Cholula (Parque de las Siete Culturas), en la ciudad de Puebla (estudiantes de la BUAP).

(Detención del profesor Miguel Guerra, Foto de La Jornada de Oriente)

+ Destaca el conflicto de las últimas semanas con la organización popular 28 de Octubre, con las detenciones de Simitrio y su hijo. ¿Tiene idea Moreno Valle de lo que significa en número de personas la realidad del mercado informal en la ciudad de Puebla? ¿Y de lo que suponen 42 años de resistencia popular no partidaria concentrados en el término “28 de Octubre”?

+ Arranca operación de la línea 2 del Metrobús –sin duda el proyecto estratégico más importante desarrollado por gobierno alguno en los últimos veinte años--, sin resolver el problema de las rutas alimentadoras y con un pésimo manejo de la comunicación social.

+ Pasa por encima de la estructura interna del PAN, su propio partido, impone candidatos sin arraigo social y desata una guerra por la sucesión alrededor de figuras como el presidente municipal Tony Gali.

(ilustración tomada de e-consulta)

Al final, en esta madrugada poselectoral, anoto palabras como ceguera, vanidad, soberbia.

Las tres definen la caída de los déspotas.

+++++

Alberto Merlo Martínez compitió como candidato independiente en el distrito 6. No le fue mal: obtuvo 4 mil 986 votos, de acuerdo con el PREP, por encima de los partidos Encuentro Social (4 mil 808), Humanista (2 mil 755), Nueva Alianza (3 mil 444), Movimiento Ciudadano (2 mil 996), del Trabajo (mil 793) y de la Revolución Democrática (2 mil 449). El cuarto mejor resultado por el distrito 6, sólo superado por la coalición PRI-Verde, la que compitió con probados delitos electorales, el PAN, que compitió con todo el poder del gobernador Moreno Valle, y Morena, ese colectivo social cargado en la figura del Peje.

Alberto Merlo tiene 23 años, y fue el único ciudadano que logró en Puebla una candidatura independiente. Mal por el sistema. Bien por la generación que ya está aquí para darle otro sentido a la democracia mexicana.

+++++

Foro en la Ibero Puebla el martes por la mañana. Juan Luis Hernández Avendaño, director del Departamento de Ciencias Sociales, lamenta que el proceso electoral 2015, se convirtió en el más violento de la historia por el número de candidatos, coordinadores de campañas y militantes que fueron asesinados.

En el foro, los académicos analizan el voto del domingo 7: el abstencionismo del 52 por ciento y el 7 por ciento de votos anulados demuestran el hartazgo de la gente y la irrupción de un movimiento anti-sistémico, anti-partidos políticos.

Ahí mismo en la Ibero, el portal con los ojos abiertos apunta un hecho inexcusable: el voto nulo en Puebla, que alcanzó el 5.66 por ciento con 95,477 votos, obtuvo más que siete de los partidos políticos. Y en los distritos serranos de Huauchinango y Zacatlán sólo fue derrotado por el voto panista y priista.

+++++

Regreso a esta madrugada del lunes. Miro estabilizarse los números del Verde Ecologista arribita del 7 por ciento. Y pienso que esa será verdaderamente la mala noticia del día, la que estaba anunciada como propósito estratégico de los grupos que mandan en México: ante la caída del voto histórico del PRI, los siete puntos que le dara su clon vestido de Mirrey.

Aquí en casa la mala política quiso entrar por el correo dirigido a las mujeres.

A Emma y a F --la señora que trabaja con nosotros desde hace años, casada y con cuatro hijos entre los 20 y los 13--, a las dos, les llegó la publicidad del Verde. Ocurrió entre marzo, abril y mayo, un día una cosa, otro día otra. La misma tarjeta bancaria Verde Premia, la misma maleta, el reloj, los boletos de Cinemex, el librito ecológico, la cantimplora y la regla escolares, las promociones en decenas de comercios. Emma enfureció y escribió uno de los textos más leídos recientemente en Mundo Nuestro (La premisa del Partido Verde Ecologista: todo mexicano es corruptible). F fue pragmática: escuchó a sus hermanas decir "los del PAN son igual de corruptos", las vio aceptar los regalos y le vio sentido a su decisión de convertirse en cuidadoras de casilla para el PRI-Verde, pues 800 pesos regalados siempre son muy buenos; le dio a su pequeño en la secundaria la mochila y el reloj, y se puso contenta al ver su cara de satisfacción. F dudó en abrir el paquete cuando llegó a su casa y con su nombre plasmado en el paquete. Isabel votó por el PRI-Verde.

El martes 9 por la mañana, Juan Pablo Kuri Carballo, el dirigente del PVEM en el estado de Puebla, feliz, hablará de una votación histórica, más de 80 mil votos. “Gracias al Verde el PRI ganó la capital…”

Yo pienso en F. En la mochila de su hijo. En los 800 pesos que le dieron por cuidar la casilla.

En la mala política, en nuestra tristeza política.

Compartir

Sobre el autor

Sergio Mastretta

Periodista con 39 años de experiencia en prensa escrita y radio, director de Mundo Nuestro...