López Obrador, el “rockstar” de la esperanza

Compartir

Como quienes acuden a un concierto, los seguidores leales a Andrés Manuel siempre tienen la oportunidad de llevar a casa un recuerdo: la pulsera, la calcomanía, la taza, la pluma. Sobre la acera de Juan de Palafox y Mendoza, entre puestos de fruta y chicharrines, una veintena de vendedores ambulantes lanzan la primera oferta, playeras con el logotipo de Morena en 120 pesos, después al terminar el acto político, estás mismas playeras fueron rematadas en 80 pesos “para que se la lleve”. Y por supuesto, el nuevo libro de López Obrador.

Así entre regateos e indecisión, aquel señor pudo elegir una calcomanía para su auto, una pareja de novios juraba compromiso con el movimiento al adquirir un par de pulseras en 15 pesos y un padre compró para su familia una playera y una gorra que su hija adolescente aceptó con muecas y desdén.



Foto de Luis A. Martínez.

En un puesto improvisado en la banqueta de la calle 4 Norte un par de jóvenes vendía el nuevo libro de López Obrador “2018 La Salida. Decadencia y Renacimiento de México”, no muchos lo compraban, algunos merodeaban y rascaban el bolsillo, para juntar los 200 pesos que costaba el ejemplar; sin embargo, una mujer de unos 40 años lo compró con alegría e ilusión, pues estaba segura que llegaría hasta donde “su Peje” para que se lo dedicara.



Foto de Luis A. Martínez.



La duda de los acarreos y un tufo al viejo PRI

No sólo la presencia de personajes controvertidos como Manuel Bartlett, José Juan Espinoza, Nancy de la Sierra o Fernando Manzanilla generó entre los ‘lopezobradoristas de cepa’ incomodidad y disgusto, también lo fue encontrarse entre los tumultos a algunos grupos de personas, principalmente mujeres de campo y ancianos, que con miradas de asombro y confusión se veían perdidos en un mitin político que no les era familiar. Nadie repartía playeras, nadie repartía tortas y nadie les prometía ‘recurso’, sin embargo parecían no entender de lo que se hablaba ahí, repetían los aplausos y las porras de la multitud aun cuando les resultaba ajeno el discurso sobre Donald Trump y el Gasolinazo, y sólo alcanzaron a aplaudir con fervor cuando el dirigente de Morena, habló de apoyar al campo y de aumentar las pensiones para los adultos mayores.

Foto de Mundo Nuestro

Afuera, en las mesas donde la militancia morenista recolectaba firmas para sumarse al “Acuerdo Político de Unidad por la Prosperidad del Pueblo y el Renacimiento de México”. María, una voluntaria invitaba a Dolores García proveniente de Huauchinango a firmar dicho acuerdo y le explicaba la importancia de hacerlo, sin embargo, Dolores, preocupada, le decía que primero debía consultarlo con su “coordinador” pues este no le había instruido nada al respecto. María tranquilizó a la señora García y le dijo que –aquí usted no tiene que pedir permiso a nadie, ni está obligada por nadie, usted es libre de decidir firmar- . La señora Dolores confundida rechazó una vez más la oferta pues además –no traía su credencial de elector- y se alejó diciendo una vez más que primero buscaría a su coordinador.

Foto de Luis A. Martínez.

En la misma mesa de firmas no más de uno preguntaba por mecanismos para hacer llegar a López Obrador solicitudes de recursos y ayuda. Doña Cirila, acompañada por su hija y por su nieta se acercó a preguntar con quién podía ver que “el señor Obrador” les ayudara con, piso firme, varillas y tinacos para su comunidad. Los voluntarios le explicaron que eso era muy complicado pues ellos “no contaban con el dinero que los políticos del PRI y el PAN se robaban y luego usaban para dar regalos y ayudas a cambio de votos”. La señora resignada pedía entonces que la ayudaran a escribir su nombre en la hoja del Acuerdo Nacional mientras presumía orgullosa que en su tierra se hacían los mejores rebosos.

Al final María, contrariada se preguntaba ¿cómo había llegado esa gente ahí?, ¿quiénes los trajeron? y si sería posible explicarles que esa forma de hacer política sólo mantiene su condición humildad, abandono y clientelismo.

Compartir

Sobre el autor

Luis Alberto Martínez

Luis Alberto Martínez es ingeniero y comunicador, es responsable del desarrollo tecnológico en e-consulta.com, el más importante medio de comunicación en el estado de Puebla. Es consultor especializado en periodismo digital. Ingeniero en Ciencias  de la Computación por la Buap, con Master en Ciencia, Tecnología y Sociedad por la Universidad Nacional de Quilmes. Tiene más de 10 años de experiencia en desarrollo web y comunicación digital. Como Director de Desarrollo y Estrategia Digital en el portal de noticias e-consulta.com recibió en el 2016 el Premio Nacional de Innovación en transparencia con el Portal Primera Piedra.

Su nuevo blog, Eureka, será el espacio vital para la reflexión sobre tecnología, sociedad y cultura.