Los desmarques de Tony Gali: Simitrio en casa, ejército vs huachicol y río Atoyac

Compartir

Finalmente el gobierno estatal sacó a Simitrio de la cárcel, aunque todavía sin torcer el brazo, pues recurrió a la figura de "prisión domiciliaria" por motivos de salud.

Es sin duda una acción de desmarque de Tony Gali de su antecesor Moreno Valle. Son los mismos funcionarios y jueces los actores de su encarcelamiento injusto en diciembre de 2014 quienes lo mandan a su casa en este fin de marzo del 2017. ¿Valieron las dos lunes últimos de plantón a las puertas de Palacio Nacional en la ciudad de México? Supongo que sí. A ningún mandón de aldea le gusta que le expongan los trapitos sucios en la capital.



Pero como sea, es una acción de desmarque la que ha hecho Toni Gali, como lo son también los dos temas más relevantes de las últimas semanas y que identifican el fracaso criminal del anterior gobierno: la proliferación de las bandas huachicoleras en el centro de este estado campesino y la catástrofe ambiental y de salud pública que corre con las aguas del río Atoyac. Presos políticos, involucramiento con el crimen organizado y responsabilidad en la quiebra ambiental en Puebla. Vaya legado del que Gali tiene que desmarcarse.



Huachicol: la solución militar que no buscó Moreno Valle con sus policías involucrados con las mafias de chupaductos en la región de Tepeaca-Tecamachalco.

Inversión de 5 mil millones de pesos en 18 meses para el saneamiento de la cuenca del Alto Atoyac, el anuncio que marca el desmarque ambiental de Gali con Moreno Valle.

Por lo pronto, ahí está el excarcelamiento de Rubén Sarabia.

En esta fotografía, tomada el día de ayer en el hospital, el veterano dirigente está acompañado de sus abogados, a la derecha Samuel Porras y a la izquierda Tonatiuh Sarabia.


Más de dos años de reclusión por probados motivos políticos. Simitrio y la 28 de Octubre expresan una realidad histórica: la de una ciudad que ha resuelto mal el proceso estructural de abasto de alimentos y el acceso que a ellos tiene una mayoría de ciudadanos de bajos recursos en Puebla. La independencia política de esta organización ha ido de la mano de este proceso y mucho se explica por la trayectoria personal de Simitrio. Cuidado que nos hace falta memoria histórica. No basta la señal del excarcelamiento. El interrogante sobre la política social y económica para un estado mal gobernado por décadas es la que está sobre la mesa.

Compartir

Sobre el autor

Mundo Nuestro