Poder y Política

Vida y milagros

(La ilustración de este texto: La rifa del tigre, acrílico sobre textil, del artista plástico veracruzano Daniel Romero.)

Los cuatro candidatos a la presidencia de México han puesto un empeño enorme en serlo, el que más, Andrés Manuel y le sigue Ricardo Anaya. Corren con absoluto entusiasmo, para mí inexplicable, al suplicio que será gobernar un país con un altísimo grado de complejidad e inmerso en un caldo de discordia sin precedente en los últimos decenios. Van predicando y cantando como los mártires cristianos hacia el cadalso. Gobernar este país está cabrón y se puede ser todo menos ingenuo cuando uno se dirige al circo romano. Ahí va a haber gladiadores despiadados, fieras asustadas y embravecidas y un pueblo expectante en que al final haya el pan y circo prometidos. Y si no se los dan, pues no sabemos que harán a la salida, pero seguro buscarán culpables.



Todos prometen muchas cosas y por el formato de las contiendas es muy difícil explicar y hacer entender el cómo lo harán, pues hay propuestas de una gran complejidad, que requerirán para su ejecución de destreza política y de muchísimas buenas técnicas financieras y jurídicas. Dice un amigo que la autoridad electoral debería quitar su registro a aquel candidato que haga promesas sin sustento en la realidad. En esta feria de promesas nos quedaríamos sin candidatos. El ofrecer solo lo que es posible dejaría a todos fuera de combate. Cualquier remedio que el país requiera será lento, complicado y con costos políticos para quien gobierne. Nadie quiere ofrecer sangre, sudor y lágrimas. Un plan serio de desarrollo para el país requiere de una visión que abarque mínimo treinta años, con sus respectivas etapas.

A largo plazo tendría que repensarse un gobierno, pero la cruda verdad no tiene rentabilidad política inmediata.

Hay mucho pensamiento mágico en las promesas, y en cuanto a ellas, es Andrés Manuel el que transmite con gran seguridad muchas propuestas para reformar al gobierno federal mediante políticas públicas que- dice él- darían resultados tangibles de manera muy rápida. Acabo de ver un video de animación muy bien realizado con la firma de MORENA en el que se presentan programas y resultados que se cumplirían en un sexenio. No sé quién realizó el video, pero como herramienta de propaganda será muy efectiva; si no tuviera firma, sería raro que alguien se opusiera al esbozo que ahí se hace de un país próspero y feliz, aunque creo que muchos pensarían que el esbozo fue dibujado por el Mago de Oz, que bien sabemos que no existe. Creo que somos mayoría los que no podemos entender el cómo le harían, no solo Andrés Manuel, sino los demás candidatos para cumplir lo que prometen. Todos parecen prometer resultados en función al poder que emana de la figura del presidente de la república, pensando de manera poco realista que esa figura aún tiene el poder que tuvieron los presidentes de los años dorados del PRI, poder casi absoluto que se fue eclipsando a partir de que Ernesto Zedillo y el PRI perdieran la mayoría en el Congreso de la Unión en 1997. Si los demás la tienen muy difícil, qué haría Margarita si ganara, pues ni siquiera tendría un mínimo de diputados y senadores propios adentro del congreso, ni un mínimo de gobernadores aliados. Compite sola. De verdad no entiendo a esta reina de los mártires.



Los candidatos, quizás por eficacia en la estrategia electoral, omiten de manera pragmática mencionar que habrá 32 gobernadores con un poder inmenso en sus estados, de los cuales la mayoría no serán de sus partidos y que se comportarán como el cocodrilo que pacientemente espera que Garfio caiga al agua en la película de Peter Pan para comérselo a gusto. Eso serán los gobernadores. Solo nueve se elegirán en Julio, los demás ya están ahí. Si Morena ganara 5 de los nueve en disputa, tendrían aún 27 poderosos gobernadores de oposición. Si el Frente ganara 5, Anaya aún tendría a más de la mitad de los gobernadores en la oposición, sin contar a los enemigos internos. Más o menos igual estaría el PRI. Los candidatos siguen pensando y actuando como decía la Güera Rodríguez en 1820:- "Fuera de la ciudad de México, todo es Cuautitlán.". Resulta que ya no, señores candidatos. Hay feudos, hay tal cosa como los gobiernos y los congresos de los estados, y en muchos de esos feudos muchos otros poderes fácticos, entre ellos el crimen organizado. No los olviden cuando hacen sus promesas.

Quiero regresar al video en el que nos volvemos un país próspero, feliz, respetuoso del estado de derecho, sustentable y equitativo. ¿Quién no desea eso? Dado que Andrés Manuel encabeza las encuestas, quiero apuntar algunas de las dudas que me surgen ante algunas de sus propuestas:

-Un aeropuerto alterno en Tizayuca, Hidalgo, lo cual significa que de manera mágica se resolvió desechar el otro con todo y lo que eso significa de complejidad, demandas, pérdidas financieras y conflictos. Si lograran desecharlo con argumentos de peso, será todo menos fácil y rápido. En el video vemos a unos aviones que vuelan precioso y aterrizan con toda comodidad en un aeropuerto de ensueño. Hoy el aeropuerto de México mueve a 40 millones de pasajeros al año y es uno de los más peligrosos y difíciles de operar del mundo, así que la solución no puede postergarse. Dicen que en Tizayuca moverán 100 millones de viajes. ¿Cómo lo harán, en cuánto tiempo y cuánto costaría?

-Se proponen trenes que comunicarían por dos vías a todo el norte del país, un tren rápido a Querétaro y un tren bala en la Riviera Maya. Nada es más lento que construir un tren rápido, me dice un ingeniero que conoce bien del tema. No está mal desearlo, creo que perder los trenes del porfiriato fue una de las grandes desgracias que trajo la revolución mexicana, pero no estaría listo en seis años y no explican de dónde saldría el dinero. Los trenes son caros y muchas veces impagables ¿Cómo, en cuánto tiempo, con qué dinero y con quién harían estos trenes?

-Se prometen un millón de hectáreas reforestadas en seis años. Para eso se necesitaría que los gobernadores de todos los estados con tierras aptas para recuperar bosques, estén dispuestos a convencer a sus congresos a poner la parte correspondiente de sus participaciones para todos los proyectos de recuperación de tierras. Significaría también que se pondría orden y se daría certeza jurídica a todos los linderos de los ejidos, certeza de la que hoy carecen y que las reglas de operación del Consejo Nacional Forestal no permiten. No puedes intervenir tierras en donde hay conflictos de propiedad y límites. Hay muchas instancias gubernamentales que llevan años tratando de poner orden en la división y subdivisión del ejido. Son problemas sociales con raíces muy hondas y complejas. Y hasta el último pedacito del país, incluidas las reservas de la biosfera y las áreas naturales protegidas, tienen dueño. ¿Qué porcentaje del presupuesto dedicarían a esto? ¿Con qué instancias de gobierno? ¿Con las instituciones de la ley Agraria? ¿Con el registro agrario nacional, RAN? ¿Con el pésimo inventario de tierras comunales? ¿Cómo resolver ese berenjenal?

- Una nueva política energética vía revertir la reforma energética y revisar los contratos para garantizar que no hubo corrupción. ¿Qué significa eso? ¿Se revierte todo en la reforma o no? ¿Se cancelan contratos ya ganados o no? Para revertir la reforma se requiere una mayoría calificada en el congreso. ¿Se respetará lo que el congreso decida o no?

¿Desde el punto de vista económico y técnico, eso es lo que más le conviene al país? ¿Podremos solos? ¿El sindicato de Pemex regresará por todos sus fueros? ¿Veremos a Romero Deschamps pisar la cárcel? Proponen combatir monopolios, pero Pemex ha sido un monopolio. De esta propuesta no entiendo casi nada, y no creo ser la única. ¿CFE también seguirá siendo un monopolio? ¿Las energías eólicas y solares seguirán aceptando a la iniciativa privada o todo regresará al estado?

- En cuanto a las propuestas en educación, garantizan al mismo tiempo dos cosas que se contraponen: elevar la calidad de la educación y admisión garantizada para todos en la universidad, 100% de inscripción a todo el que quiera ingresar, sin filtros. Estadísticamente el incremento en cantidad es igual al decremento en calidad. No entiendo cómo lograrán eso, ni para qué quieren garantizar universidad para todos. No todos quieren y pueden con la universidad. Conozco a muchas personas inteligentes, trabajadoras y creativas que no quisieron ir a la universidad. Y también creo que la calidad requiere de evaluación y filtros, tanto para los maestros como para los alumnos. Proponen mejorar la capacitación y no se habla de evaluación a los maestros. ¿Echarán abajo toda la reforma educativa? ¿Qué sí y que no? Para modificarla se requiere mayoría en el Congreso ¿Qué pasará si no la tienen? ¿Qué pasará si no juntan 17 estados que acepten derogarla? ¿Qué alternativa proponen para ese escenario?

- Proponen una nueva estrategia en seguridad .Nada al margen ni por encima de la ley. Los encargados serán hombres rectos e incorruptibles y se desterrará la corrupción en ministerios públicos y corporaciones policíacas. No quiero ser aguafiestas ni negativa, pero no depende esto de la voluntad política de un solo hombre. ¿Qué pasará con los gobernadores y sus decisiones sobre los presupuestos locales? ¿Qué pasará con los ministerios públicos estatales y los juzgados calificadores municipales que se ocupan de las faltas menores? ¿Quién los obligará a la armonización presupuestal que requiere esta nueva estrategia de seguridad nacional? ¿Aceptarán todos los gobernadores la propuesta del presidente? ¿En cuánto tiempo? ¿Cómo harán la armonización presupuestal y cómo obligarán a los estados a aceptarla? ¿Cómo le harán paso a paso? Nada sería más deseable que tener éxito en esta propuesta.

-Un millón de acciones de vivienda que beneficiarán a seis millones de familias por medio del ordenamiento del territorio y el respeto al medio ambiente. Otra vez, el ordenamiento depende no solo de los estados, sino de los municipios. Y también, de facto, de las inmensas inmobiliarias implacables y poderosas. En Puebla, de los 217 municipios solo tres o cuatro tienen un programa de desarrollo urbano o de ordenamiento ecológico actualizado. De eso se aprovechan los desarrolladores, de ese desorden y de esa discrecionalidad. En Puebla ni siquiera existe una Secretaría del Medio Ambiente que abarque la gestión sustentable del agua y el ordenamiento del territorio. El presupuesto destinado a este rubro es mínimo. ¿Obligarán a los gobiernos estatales a poner en orden sus territorios? ¿En seis años? ¡En cuántos!

Gane quien gane todos los candidatos se encontrarán con Cuautitlán y sus señoríos. Gane el que gane no será un presidente omnipotente. Sería deseable que cada candidato suba a su plataforma digital los caminos específicos para cada propuesta, con todas las herramientas y tiempos estimados para lograrlo

Hartos de la ineficacia de sus ataques contra Andrés Manuel López Obrador, los enemigos del tabasqueño de manera casi anónima, es decir a través de la página de Facebook Amor por México, han decidido ahora arremeter contra su esposa Beatriz Gutiérrez Müller, acusándola de manera infundada de ser nieta de un militar nazi. Si mentir sobre una persona pública es de cobardes, difamar a un muerto es por lo menos una bajeza. ¿Qué “amor por México” permite eso?, ¿qué mano oscura lo promueve?, si lo a lo que insita es a la discordia. Aunque ya ella misma, la página de Verificado y el periódico digital Animal Político han denunciado esa falacia, vale la pena destacar aquí que las personas valen por sus hechos, su trayectoria, su vida diaria y no por sus vínculos familiares. Y eso es justamente lo que irrita de Beatriz a los desquiciados enemigos de la opción del cambio. Los agrede su simple presencia porque es una mujer sensata y sencilla; porque cuenta con un doctorado en Letras; porque ha trabajado con su pluma a favor de las causas sociales desde los dieciocho años; porque ha sabido educar a su hijo; y por qué no decirlo, también acompañar en las buenas y en las malas a su marido. Les agrede simplemente su cordura y paradójicamente su poco interés en el poder. Es como muchas otras mujeres de México, ni más ni menos, sólo que ahora a ella le tocaron los reflectores. Y qué bueno que así sea, porque el recuento de quien ella es y de lo que realmente ha hecho da pie a rescatar también lo que muchas otras mujeres hacen de manera cotidiana por México de manera generalmente anónima.

Si se quiere conocer a Beatriz simplemente hay que leerla.



Por ello, para los interesados en su obra, va mi reseña de su libro sobre Francisco I. Madero, presentado en Puebla en la casa de los Aquiles Serdán, en abril del 2017, hace un año.

Dos revolucionarios a la Sombra de Madero, la historia de Solón Argüello Escobar y Rogelio Fernández Güell. Ariel, 2017.

Antes de entrar propiamente al tema del libro, me gustaría hacer una breve semblanza de la trayectoria profesional de Beatriz Gutiérrez, que explica en parte su último fruto. Conozco a Beatriz desde hace más o menos veinte años, pero como sabemos, veinte años no es nada o casi nada. A lo largo de esos veinte años hay algo que en Beatriz permanece intacto: su interés por la otredad y por conocer la verdad. Quién ese eso otro y cómo piensa, qué lo empuja a actuar en bien de su comunidad o a ser parte de la historia, qué lo mueve en su proceder, ya sea la simple necesidad cotidiana, un ideal o por qué no, la conciencia espírita.



Recuerdo a Beatriz como reportera radiofónica arriesgando el pellejo en la Sierra Norte de Puebla durante las inundaciones de 1999, para escuchar de viva voz qué era lo que realmente había pasado en las comunidades y de paso hacerles llegar la ayuda de organizaciones sociales que venía desde la ciudad de Puebla, ya que en general los habitantes de la Angelópolis no confiaban en los mecanismos del gobierno; o aquél reportaje sobre los talamontes en el Popocatépetl en el Beatriz fue amenazada; o su narración sobre el triunfo de Cuauhtémoc Cárdenas a la gubernatura del Distrito Federal, hoy ciudad de México, por poner sólo algunos ejemplos.

Luego en el 2002 vino su tesis de maestría El arte de la memoria en la historia verdadera de la conquista de la Nueva España, sobre Bernal Díaz del Castillo, en la que analiza justamente cómo un soldado de manera inesperada, incluso para el mismo, logra sintetizar la vida cotidiana en el período de la conquista, compilando en buena medida las otras historias de sus compañeros de armas. Y a la par, de manera continua creo que hasta la fecha, Beatriz empezó a escribir sus crónicas periodísticas en diversos medios donde documentó entre otros eventos las luchas sociales. Mi favorita es La tierra prometida que publicó en el 2012 sobre el mundo mágico de los yaquis y la defensa de su territorio, amenazado por las empresas mineras. Del periodismo Beatriz saltó a la literatura, al siglo de oro, al estudio de Francisco de Quevedo o del siempre perseguido por la inquisición Giordano Bruno, quien a principios del siglo XVII creía, nada menos, que el universo era infinito.

Lejos de volverse temerosa ante la crítica, su vida académica la llevó a pulir su pluma. En el 2011 publicó su primera novela Larga vida al sol, donde narra en un tiempo impreciso una utopía posible donde predomina el bien común. Un año después nos entregará su novela histórica Viejo siglo nuevo, donde recupera la figura de Francisco I Madero. Esta novela es un conjunto de historias de vida narradas en primera persona, con las particulares emociones y contradicciones de los personajes, y que se enlazan entre sí en un momento específico: la revolución de 1910 y el asesinato del presidente Francisco I. Madero. Un relato donde los hoy personajes históricos: Francisco y Gustavo Madero, los Aquiles Serdán, Villa, Zapata, Bernardo Reyes, forman parte del devenir de los que se antojan protagonistas ficticios, pero no por ello imposibles. Pero a su vez, la vida de los actores ficticios dota de sentido el mundo de los personajes históricos, que en la novela aparecen como lo que fueron en su momento: actores sociales. Viejo siglo nuevo es entonces un relato donde la escritora no emite juicios de valor; deja que cada actor hable de sus contradicciones y emociones como ser humano, en una coyuntura social concreta. Y quizás ese dejar fluir las emociones de los personajes sea su gran aporte, que lo distingue de algunas investigaciones históricas esmeradas en buscar “la objetividad”, sin permitirle a los que hoy consideramos héroes moverse, como cualquiera de nosotros, en el mundo de la subjetividad, las contradicciones, los amores, las flaquezas. En esa novela, en la coyuntura del inicio de la revolución mexicana, los protagonistas eligen, partiendo de su propia historia y de sus limitaciones, de qué lado quieren estar, cuando desde luego todavía no estaba claro lo que pasaría después. Esa decisión será un acto de libertad de los personajes, de la que la autora nos hace partícipes. Una novela, que guarda muchas historias, donde cada personaje, quizás como cada uno de nosotros, libra su propia guerra: la de su consciencia.

Menciono la novela anterior porque en Dos revolucionarios a la sombra de Madero, Gutiérrez Müller de nuevo da un golpe de timón: busca la precisión histórica. Si en Viejo Siglo Nuevo, introducir elementos de ficción en la vida de los personajes históricos le permitió humanizarlos o acercarlos más al lector, en su nuevo libro la autora busca documentar con datos duros la estancia en México y su participación en la revolución de dos personajes hasta ahora casi ignorados por los historiadores y cuya vida se antoja de novela: Solón Argüello Escobar y Rogelio Fernández Güell. Aquí la realidad supera a la ficción. Solón Argüello un nicaragüense poeta y periodista nacido en la ciudad de León (1879), llega a México en 1902, luego de ser perseguido por el presidente liberal de Nicaragua José Santos Zelaya, quien se convertiría posteriormente en cacique político. Ya aquí convive con los hombres de letras, forma parte de lo que se conocen como escritores decadentes (aunque por ejemplo en el libro sobre los mismos de José Mariano Leyva no se le menciona); y a diferencia de muchos intelectuales mexicanos de la época no titubea en incorporarse al maderismo, permanece con el caudillo hasta sus últimos días y finalmente lo asesinan por órdenes de Victoriano Huerta en agosto de 1913, por no claudicar en sus ideales. Lo fusilan en la ciudad de México sobre una vía del tren y “su cuerpo quedó a la intemperie para ser devorado por buitres.” Muchos años después, dicho sea de paso, en abril de 1979, la sandinista mexicana Araceli Pérez Darias, moriría asesinada por la dictadura somocista en la ciudad natal de Argüello Escobar: León. Mutuo y doloroso tributo en la lucha por la democracia en dos países hermanos.

Rogelio Fernández Güell, por su parte, cuya historia también ha permanecido olvidada, fue un costarricense, al igual que Argüello, poeta, periodista y filósofo, que pertenecía al partido republicano en su país, mismo que pierde las elecciones en 1901, por lo que Rogelio decide exiliarse en España. Posteriormente será cónsul de México en Baltimore (1907-11) y luego de 1911 a 1913, se unirá al maderismo, impactado entre otros acontecimientos por la represión a la huelga de los trabajadores de Río Blanco en enero de 1907 y el asesinato de los hermanos Serdán en noviembre de 1910. Luego del asesinato de Madero, renuncia al puesto que tenía como director de la Biblioteca Nacional y regresa a su patria, donde murió asesinado en 1917, por luchar contra la dictadura de Tinoco Granados.

Así los datos duros. La novela imposible. Y de nuevo, como en Viejo Siglo, los personajes que eligen por sí mismos qué hacer con su vida, de qué lado estar: el libre albedrío.

Por último, ya que mañana es el día de la mujer, baste agregar, como comentario al margen de la novela, que las revolucionarias mexicanas Carmen Serdán y Guadalupe Narváez sobrevivieron al conflicto bélico de 1910. Narváez, entrevistada por Martha Rocha, explica cómo las mujeres poblanas de la época ocuparon un papel fundamental en la lucha. Primero, formaron el club femenil Josefa Ortiz de Domínguez, integrado básicamente por obreras de la fábrica Penichet. Después, luego del asesinato de los hermanos Serdán y el encarcelamiento de Carmen, integraron la Primera Junta Revolucionaria, formada para continuar con la lucha insurrecta. La junta estuvo formada por el impresor Gilberto Carrillo, el mecánico Ignacio García y por cinco mujeres, que llevaban la batuta: Celsa Magno, Cruz Mejía, Piedad García, Modesta González y Guadalupe Narváez, cuyas historias también habrá que rescatar del anonimato. Fueron ellas luchadoras incansables contra el fraude electoral y por la apertura democrática, a pesar de que por entonces las mujeres no votábamos. De nuevo el libre albedrío.

Una constante entonces en los libros de Beatriz, a pesar de todo, es el derecho a decidir, quizás la coyuntura actual así lo requiere: El libre albedrío. Podemos optar por la difamación y la mentira contra los oponentes o la sensatez, la cordura, la discusión de proyectos concretos.

Mundo Nuestro. Enrique Cárdenas y el movimiento civil poblano Sumamos cerró el viernes una experiencia ciudadana que tiene como resultado concreto la conciencia de que es posible imaginar un mejor destino para Puebla. Los grupos de poder enquistados en la estructura partidaria, dominada en Puebla por Rafael Moreno Valle, impusieron unas reglas mortales para el esfuerzo por plantar en la boleta electoral una candidatura independiente. Mucho ha perdido ya la sociedad poblana por esta cerrazón criminal contra toda posibilidad de construir alternativas democráticas que permitan encontrar salidas a los graves conflictos sociales que día a día se manifiestan en una violencia desbordada.

Es posible, sin embargo, imaginar un mejor destino para Puebla. Así lo expresan estas palabras de

El movimiento SUMAMOS surge de la convicción de que la vida pública y el bienestar en Puebla puede ser sustantivamente mejor. De que no debemos acostumbrarnos a la inseguridad, a la corrupción, a la injusticia, a la polarización y exclusión sociales, ni a niveles bajos de bienestar.

Imaginamos para el estado de Puebla una serie de atributos posibles y deseables, con instituciones sólidas, que faciliten la acción de un gobierno que tenga a los ciudadanos en el centro de la tarea pública.



Imaginamos Puebla, en donde las posibilidades de sus habitantes sean las mismas para todos, desde el nacimiento hasta la muerte. Que el contexto socioeconómico, geográfico, o la situación de la familia, no condicionen el desarrollo futuro de cada quien. Las personas deben tener la misma oportunidad, a lo largo de su vida, para salir adelante. Así se logra mayor bienestar de las personas y sus familias, una sociedad incluyente en donde el mérito y el esfuerzo sean los factores cruciales para que todos podamos avanzar, y se logre mayor prosperidad. Para ello se requiere un sistema de protección social universal, con acceso efectivo a la salud y la nutrición de todos, con acceso a una educación de calidad, con aseguramiento y pensión básicas que mitigue las diferencias y provea un piso mínimo a todos los poblanos.

Imaginamos a Puebla como un lugar seguro, donde una vez más mujeres y hombres, jóvenes y niños, podamos caminar por las calles, a cualquier hora, sin ningún temor. En donde sea posible transitar por ciudades y por el campo sin sentirse amenazados por el crimen. Una sociedad que se siente segura tiene un mayor nivel de libertad y de bienestar. No podemos acostumbrarnos a los niveles de inseguridad que existen, donde debemos tomar innumerables precauciones para evitar ser víctimas del crimen, tanto en lo personal como en nuestro patrimonio. Inseguridad va de la mano de la corrupción y la impunidad. Es indispensable echar a andar el Sistema Estatal Anticorrupción para atacar de frente estos problemas. Si no lo hacemos, se logrará poco.

Imaginamos a Puebla como un estado donde las decisiones de interés público siempre se toman pensando en el bienestar de las personas, de las familias y las comunidades, tanto de hoy como de la siguiente generación. Los poblanos y su bienestar deben ser el centro de toda decisión. Así se facilita la toma de decisiones y se pueden diseñar mejores políticas públicas que además sean consistentes entre sí. Debemos siempre pensar y tomar en consideración las repercusiones de cualquier decisión en el bienestar de las siguientes generaciones.

Imaginamos una sociedad poblana en la que no se considera a los impuestos como imposiciones a nuestra voluntad, sino como contribuciones a un fin común. Con honestidad y eficacia de quienes manejan los recursos públicos, y cuando su destino refleja las necesidades y prioridades de la gente, los impuestos se transforman, como por arte de magia, en contribuciones voluntarias. Dejan de ser impuestos y se recupera la confianza. Esto genera mayor cohesión social.

Imaginamos a Puebla como un espacio en donde el respeto a los derechos de todos es una constante. Donde el respeto a las diferencias es la norma. Imaginamos a Puebla tolerante y respetuosa de las diferencias de sus habitantes. Una Puebla unida en medio de la diversidad de sus pobladores.



Imaginamos a Puebla como un estado en que además se respeta la naturaleza, los ríos, bosques y campos, la calidad de nuestro aire y nuestros valores culturales. Que respeta nuestro patrimonio material y cultural que no es nuestro, sino que apenas lo tenemos en resguardo. Debemos preservarlo y acrecentarlo para quienes vienen después de nosotros.

Imaginamos a Puebla como un estado en donde los políticos son gestores genuinos de la sociedad. En donde el servicio público es verdaderamente el más honroso de los servicios. En donde el servicio público es exactamente eso: un servicio a las personas, a las comunidades grandes y pequeñas. Eso quiere decir que el poder público debe estar enfocado al bienestar de todos y no a los intereses y ambiciones personales de los políticos. Para ello se requiere un servicio profesional de carrera, bien estructurado y eficaz, que brinde seguridad, estabilidad y calidad del servicio público. Se requiere que quienes forman el equipo de administración pública sean capaces, eficientes y profesionales. Esto es especialmente relevante en áreas sensibles del gobierno, como pueden ser las policías, la hacienda pública, la fiscalía general, los miembros del poder legislativo, el sistema de impartición de justicia, los órganos constitucionales autónomos, entre otros.

Imaginamos a Puebla como un espacio en donde las tradiciones milenarias con que contamos conviven con el desarrollo científico y tecnológico que abre oportunidades de crecimiento y bienestar. Una sociedad del siglo XXI debe estar inmersa en la innovación, debe conocer las tendencias mundiales y a la vez atesorar sus tradiciones, arte y cultura. La productividad depende de muchos factores, pero uno indispensable es el uso inteligente de los recursos humanos, materiales y ambientales. Una alta productividad permite, además, elevar las retribuciones al trabajo y, bajo ciertas condiciones, disminuir la desigualdad socioeconómica.

Imaginamos a Puebla como el estado donde todos quisieran vivir. Debe ser tan atractivo que nadie desee emigrar por la inseguridad o ante la falta de oportunidades. Puebla no sólo debe retener a sus ciudadanos, sino también debe ser foco de atracción de talento, recursos y bienestar.

Imaginamos a Puebla como un estado donde se respetan las instituciones y los derechos de todos, donde hay efectiva división de poderes y vivimos valores democráticos, con transparencia y rendición de cuentas. Un estado en el que existe prosperidad generalizada, sin polarización social. Para ello se requiere un acuerdo social que comparta dos principios esenciales, que deben estar basados en la honestidad: Equidad en el acceso a las oportunidades a lo largo del ciclo de vida de todos los poblanos e igualdad ante la ley. Un verdadero Estado de Derecho en donde los ciudadanos son quienes deciden y labran su propio destino.

Mundo Nuestro. Enrique Cárdenas recolecta firmas en la Sierra Norte de Puebla, y con ese esfuerzo nos recuerda a todos que es posible lograr otra política, la que puede fundar un país democrático, mejor que el que hoy tenemos. Esta es la reseña de su actividad el fin de semana.

Zacapoaxtla, Pue., 25 de marzo de 2018.- Enrique Cárdenas inició la última etapa de recolección de firmas en pro de su aspiración a la candidatura independiente a la gubernatura de Puebla en los municipios de Huauchinango, Teziutlán y Zacapoaxtla.
Este lunes el ex rector de la Udlap recorrerá Cuetzalan como parte de la gira que realiza en las Sierras Norte y Nororiental de la entidad desde el sábado. Cabe señalar que el viernes recabó con Emilio Álvarez Icaza, coordinador nacional de movimiento Ahora, firmas en el municipio de Atlixco.
Acompañado de un equipo de brigadistas de Sumamos y voluntarios residentes en Huauchinango, el Premio Nacional de Economía estuvo el sábado recorriendo las calles y sitios más concurridos de la cabecera municipal, donde recibió el apoyo de cientos de habitantes de esa localidad, así como de Xicotepec, Nuevo Necaxa, Tenango, Cuacuila y Xilocuautla, entre otras demarcaciones, quienes coincidieron en la necesidad de impulsar que haya una opción diferente en las boletas para elegir gobernador en julio.
Asimismo, comenzó a funcionar en Huauchinango un centro permanente de recolección de firmas en la Plaza Los Ángeles, Guerrero 7, Centro, que abre de domingo a viernes de 9 a 19 horas
El domingo, Cárdenas Sánchez y los brigadistas de Sumamos recorrieron los municipios de Teziutlán y Zacapoaxtla, donde recibieron más firmas de los habitantes de esas cabeceras y sus alrededores, como Chignautla y Xiutetelco.
Asimismo se estableció un punto fijo de recolección de firmas en Teziutlán en la Farmacia Universidad, situada en Avenida Hidalgo 608, de domingo a viernes de 7:30 a 21 horas.
En Zacapoaxtla, de igual forma Cárdenas recorrió la zona centro del municipio el domingo por la tarde, donde también recibió firmas de los lugareños; el lunes estará en Cuetzalan recabando más firmas de apoyo.

CÁRDENAS RECIBIÓ EL APOYO DE ÁLVAREZ ICAZA
Cabe recordar que el viernes pasado, Emilio Álvarez Icaza, coordinador nacional de movimiento Ahora, estuvo en Atlixco recabando firmas para ayudar a la aspiración de Enrique Cárdenas como abanderado independiente a la gubernatura de Puebla.
En entrevista, el ex secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, dio su respaldo a Cárdenas Sánchez, “porque nos parece una expresión auténticamente ciudadana, él trabajó mucho para crear la Ley 3 de 3, un mecanismo de transparencia y control público y también como director del Centro de Estudios Espinosa Yglesias hizo una serie de trabajos importantes en materia de transparencia y rendición de cuentas”; un perfil de ese tipo es el que merece Puebla en las próximas elecciones, comentó.
Asimismo, el sociólogo fustigó la existencia de un mercado negro de datos personales que emplearon algunos de los aspirantes a candidatos a la presidencia de México; “hay un mercado clandestino de datos personales, eso me preocupa, me parece una manera de corrupción”.
Por último, Álvarez Icaza criticó que en Puebla las normas electorales exijan a los aspirantes a candidatos independientes a gobernador más de 132 mil firmas de apoyo para obtener el registro, lo que resulta excesivo si se toma en cuenta que para crear un partido político nacional se requiere de 250 mil firmas.
------------
#FirmaCárdenas
sumamos.mx
@ECardenasPuebla
Facebook: Enrique Cárdenas Sánchez


En la contienda por la presidencia, que arranca de manera formal el próximo viernes 30 de marzo, antes fue la precampaña y la intercampaña, participan solo cuatro candidatos: Andrés Manuel López Obrador, Ricardo Anaya, José Antonio Meade y Margarita Zavala.

Las encuestas publicadas en marzo, también otras que conozco y no se van a dar a conocer, coinciden en situar a López Obrador en el primer lugar, a Anaya en el segundo, a Meade en el tercero y a Zavala, la última en obtener su registro, en cuarto sitio. En los 90 días que dura la campaña estas posiciones se pueden modificar.

De esas encuestas tomo los datos que publica GEA-ISA (21.03.18) y Consulta Mitofsky (23.03.18). El Financiero dio a conocer una que ofrece cifras que no coinciden con las otras. De ésta, especialistas cuestionan su metodología y políticos dudan de su objetividad. En todo caso habrá que ver los resultados de la que se publique el próximo mes.

En marzo, la encuesta que levanta Consulta Mitofsky registra que 28.1% de los entrevistados no declara preferencia. Del 71.9% que dice tenerla, ésta se divide así: López Obrador obtiene 29.5%, Anaya 21.2%, Meade 16.4% y Zavala 4.8%.

De febrero a marzo López Obrador crece 2.4 puntos, Meade baja 1.6, Anaya baja 1.1 y Zavala se mantiene igual. De acuerdo a esta encuesta la intensa campaña sucia orquestada por el gobierno y el PRI contra Anaya hace que éste baje y Meade también, aunque de manera marginal, y suba López Obrador. La estrategia priista favorece al puntero.

En la encuesta que GEA-ISA levanta en marzo no contestan o dicen que no tiene preferencia electoral el 27.9%. Del 72.1% que sí declara cómo va a votar el 26.8% apoya a López Obrador, el 23.0% a Anaya, el 20.3% a Meade y el 2% al candidato independiente.

De diciembre de 2017, cuando se realizó la otra encuesta, a la de ahora, López Obrador crece 3.8 puntos, Anaya se queda igual, Meade sube 1.3 y el independiente cae del 12% al 2%.

De las dos encuestas se obtiene que entre López Obrador, el primer lugar, y Anaya, el segundo, hay una diferencia entre 3.8 y 8.3 puntos. Entre Anaya y Meade, el tercero, una diferencia de entre 2.7 y 5.2 puntos. Del independiente no se puede hacer esta comparación porque cada encuesta hizo mediciones distintas.

Según GEA-ISA la campaña sucia orquestada por el gobierno y el PRI contra Anaya hace que éste no crezca, Meade lo logra marginalmente y el que se ve favorecido por la estrategia es López Obrador.

Faltan 95 días para la elección y todavía, a partir de los resultados que arrojan las encuestas, no es posible afirmar que alguien se pueda declarar ganador. Van a pasar muchos sucesos que van a modificar las preferencias. La estrategia y el diseño de las campañas van a influir de manera decidida.

No sé qué me sorprende más en torno de la figura de Andrés Manuel López Obrador. Si su propia tozudez o la de la gente que quisiera verlo desaparecer del panorama de la política nacional. Algo así pienso ahora que este domingo por la noche cierro una semana que tuvo en su visita a Puebla para comer con empresarios poblanos su nota destacada, o por lo menos al parejo de la confirmación por el tribunal electoral que las reglas del juego en la ley electoral de Puebla para los candidatos independientes es definitivamente anticonstitucional.

Pero por ahora es el único candidato al que puedo mirarlo a los ojos. Por el hecho simple de que estuvo aquí el miércoles pasado. Y me invité a su comida de empresarios.

1



Recojo ahora lo que escribí el mismo miércoles sobre la visita de quien va por la tercera es la vencida.

A mediodía del miércoles 7 estuve en la comida de Andrés Manuel López Obrador con empresarios aquí en la ciudad de Puebla. Reflexiono ahora sobre dos cosas.

La primera, y hablando de periodismo: el celular contra la libreta, una valoración de cada una como herramienta. Como el evento era cerrado dejé la libreta en el auto... Error. A la hora, por ponerme a transmitir por el Face, el mentado "dispositivo", se quedó en el camino sin pila. A la mitad de su uso, fui increpado amablemente por un chica de la organización, quien me dijo que iba yo a provocar que multaran al candidato. Enfurecí, por algo me decían cerillo. Recapacité: esa fue la regla dada y que acepté al venir: iba yo de empresario, no de periodista. Pasé entonces a escribir unas líneas por el mismo face, y lo hice hasta que se me acabó la pila. Desgracia: la libreta la dejé en el auto "para que no me vieran la cara de periodista" y sí de un futurista empresario (¿textilero?, no doy el tipo, ¿agricultor?, no paso de unos cuantos maicitos, ¿comunicador?... eso sí, conozco ese abismo) que cavila sobre si el país tendrá sentido con quien --para estar a tono con el gremio empresarial-- piensa regresar a México los tiempos ingratos de la docena trágica.

Sin libreta y sin celular, sin pluma y sin pantallita, el periodista no tiene más que lo elemental, la memoria, sus sentidos afilados por ella, para sopesar ahora, por ejemplo, el aire que se respira en una reunión así, de machos --la relación era más o menos de 25 hombres por una mujer en la comida-- que se preguntan si aplaudirán al que les han vendido como un peligro para México. Memoria ellos la tienen, pienso, cuando recuerdo que aplauden con sentimiento la consigna "becario sí, sicario no" que les sorraja el Peje.



Luego pienso en el hecho. Ahí están en un auditorio tal vez sí, unos 250 poblanos, hombres de empresa es la etiqueta. Cada quien con su memoria de país, con sus prejuicios y y sus tinos, todos encasillados en su propia y por supuesto correcta versión del mundo. Del otro lado un hombre que por su condición de candidato y líder de un partido jamás podrá verse como masa, aunque a él le guste el apretujón de pueblo. Los que lo escuchan ahora son masa con dinero y la emoción de que el que quiere ser poderoso tiene que convencerlos, aunque cada uno ya traiga en su furo su voto y su remedio. Y él los mira y busca en sus ojos reacciones de esperanza o miedo, las dos ilusiones por las que transita esta fascinación humana hacia los que en estas tierras antiguas llamaban tlatoanis.

Masa y poder. Periodismo e historia. Memoria avispada para entender lo que ocurre.

2

Después, algo de lo que escribí con el celular en el Facebook:

Jamás voy a llevar a cabo una acción autoritaria, dice ya que termina Andrés Manuel. Le han dado un buen aplauso.

Luego las preguntas, algunas, de las que le hicieron en la comida. La del empresario textilero Fernando Escalera: ¿cómo va a hacerle para ser más competitiva a la industria? Otro le pregunta por su posición respecto de la minería. Y uno más sobre la ley de seguridad interior.

Apunto algunas frases de sus respuestas: la tropa está con nosotros, no la voy a usar para reprimir. No habrá un Estado represor.

La competencia, cómo: ya lo dijo en el libro La salida. En resumen, seremos competitivos cuando tengamos las mismas condiciones que en otros países, dice, y tenemos gran mano de obra y petróleo.

Suena vacío, me digo. Tiene que entrar al quite Alfonso Romo, cuestiona a los empresarios por no leer la propuesta de Morena. Dice que hay que integrar cadenas y acceder a las nuevas tecnologías, con paraguas fiscales, y con banca de desarrollo, que actualmente sólo respalda a las grandes empresas. Pide que los empresarios lean las propuestas.

Y por ahí un paréntesis, dice Romo, para dejar comer al Peje que respondan algo los que serán secretarios de Estado si gana su candidato:

Habla Torruco, un hotelero, describe lo que será el turismo. Política de sustentabilidad, consolidación de las regiones turísticas, diversificar mercados. Se lleva buenos aplausos. Ahora Esteban Moctezuma. Habla de las orquestas Esperana, que las reproducirán por todo el país, y da una noticia: se traerán la Secretaría de Educación Pública a Puebla. Se gana el mayor aplauso de la tarde. Entiendo que él será el secretario. Dice que el arranque será desde el punto de mayor rezago, los pueblos indígenas. Modelo educativo hecho en México. Lo aplauden de nuevo. Luego el ingeniero Jiménez Spriu, que va para Comunicaciones y Transportes y quien irá a dar con todo y secretaría a San Luis Potosí, y que romperá la inercia que viene desde Salinas y que ha puesto a todo tipo de gente a cargo pero a ningún ingeniero al frente de esa gran constructora de obra pública. Hace un chiste, previsible, con el tema del socavón.

Le dieron tiempo de comer a AMLO. Siguen las preguntas. Ahora es Carlos Nieto, un consultor empresarial que ha venido para preguntarle lo que mucha gente tiene en la cabeza: ¿echará para atrás la reforma educativa?, ¿cómo explica la alianza con Napito, el líder minero del que le consta que es corrupto?

Va Amlo con el tema minero. Revisar, dice, las las concesiones. La contaminación, los bajos salarios, el impacto social. No vamos a permitir la destrucción del territorio, el énfasis en la protección del medio ambiente. ¿Qué entenderá por eso?, me pregunto.

¿Y qué postura tendrán estos empresarios sobre la minería a cielo abierto que los canadienses proponen en Ixtacamaxtitlán? ¿Sabrá alguno de ellos dónde queda ese pueblo de nombre extremo al que le pesa la guillotina del oro y el cianuro en la cuenca de su río Apulco?

El Peje Salta a las finanzas y la economía: autonomía total del Banco de Mexico, prepara así su discurso que dará a los banqueros en Acapulco el jueves. Y con EU, buscar cambiar la correlación de fuerzas con Trump, y desde ahí tratar el tema del TLC. Si hay paz interna tendremos el respeto externo.

El aeropuerto, barril sin fondo y el peor sitio, ha dicho, mejor dos terminales, con una nueva en Santa Lucía. trata entonces de mediar con los empresarios contratistas --supongo que piensa en Carlos Slim--, se verá que no salgan perjudicados. Para enfriar más al auditorio repasa la reforma educativa: nunca lo fue, se diseñó para reprimir a los maestros. Lo que haya que hacer con la educación tendrá que hacerse con los maestros. De Napito hay muchas versiones, dice, se queda con la de los canadienses que lo exoneraron y con su idea de sentarlo en la mesa de los acuerdos con Larrea, el empresario al que muchos también valoran como nefasto.

3

Afuera del salón lo esperan los reporteros. Casi digo una turba que lo envuelve. Luces. Celulares. Apretones. Y decenas de preguntas que el veterano candidato responde sin inmutarse.

Me da tiempo de buscar sus ojos. Deslumbrados. Casi creo que somnolientos. No es fácil mirar en el fondo de los ojos de un político, todos quieren ver retratado en ellos el país que imaginan. En su forma es el Peje de siempre: hila despacio, abre pausas, mueve la mano derecha para ayudar a las palabras e encontrar el sendero. Peje para nombrar al diablo, peje para nombrar al mesías. Y esa palabra, sendero, se me cruza en el tiempo, desde sus años de pleitos petroleros en los noventa, su paso en caminatas por Puebla, su ascenso a la palestra del más popular perredismo de ese partido hacia su toma del gobierno de la ciudad de México en el 2000, con sus conferencias a las seis de la mañana, con los pies puestos uno en los programas sociales y otro en las obras de infraestructura resumidos en el doble piso del periférico. Jefe de Gobierno de la ciudad más liberal de México, hace ya más de doce años de eso. En medio dos elecciones, las dos en la raya del fraude en el que todavía se empinan os procesos electorales mexicanos, las dos para darle paso a la izquierda electoral que hoy se ha aliado con el PAN para la elección de julio. Doce años entonceas para darle tres o cuatro veces la vuelta al país.

¿En el fondo quién es el Andrés Manuel hoy? ¿Le alcanzará su obstinación? ¿Le cerrarán el paso los que miran al Estado como propio? ¿Lo barrerán su nuevos e impresentables aliados? ¿Lo abandonarán sus seguidores fieles, como Adán Xicale en Cholula, enojados por la manera en que los arribistas se arrebatan candidaturas sin el menor respeto por quienes crearon de la nada al partido Morena en Puebla?

No sé quién es hoy este Peje. La gente cambia, decimos. Unos más, otros menos. Los empresarios que lo escuchan un mediodía de miércoles se encuentran entre estos últimos. No les gusta la izquierda, la que tiene el rostro de El Peje.

Que no le busquen para amarrar al tigre si se deciden por el fraude electoral, les dirá el viernes a los banqueros en Acapulco.

En el remolino de los reporteros encuentro de nuevo sus ojos.

Vida y milagros

*Usura: Provecho o beneficio excesivo que se obtiene de una cosa. Interés excesivo de un préstamo y ganancia desmedida que obtiene el prestamista.



Los tres candidatos que tienen probabilidades de ganar la elección de julio se presentaron ante los banqueros en la convención de Acapulco la semana pasada. Ninguno de los tres se salió de su discurso conocido y ninguno de los tres habló de la revolución bancaria pública y privada que nuestro país requeriría. Todos abordaron a su manera los temas obligados de educación, crecimiento económico, inseguridad, estado de derecho, corrupción y muchos temas más, pero en la convención de los banqueros le dieron un cómodo rodeo al tema del papel de la banca en el México de hoy.

Imagen relacionada

Ricardo Anaya arrancó preguntándose cuáles son los pendientes del país y en dónde nos falta avanzar. Se enfocó en la fiscalía general independiente y la lucha anticorrupción y habló mucho acerca del reto de los cambios tecnológicos y la disrupción de nuevas tecnologías que están transformando por completo al mundo, sobre todo el mercado del empleo. Habló de tecnologías que han sustituido a otras, como fue el caso de los coches remplazando a las carretas de caballos o Netflix reemplazando a principios del siglo XXI a Blockbuster, el cual acabó por quebrar. Habló del combate a la pobreza y a la desigualdad, pero no dijo cómo utilizar a la banca para lograr esos cambios. No habló de lo que debería ser una banca tan innovadora como lo fueron el coche o Netflix en su momento. Kenia -dijo- logró bancarizar al 100% de la población por medio de una aplicación telefónica, pero omitió hablar de algo importantísimo: si usó a Kenia como ejemplo, hubiera sido fundamental saber qué intereses cobran y qué reglas del juego tienen los bancos en ese país. Hizo énfasis en que México tiene que modernizarse, habló de competitividad, pero la ecuación de la banca y el freno que hoy imponen sus prácticas al desarrollo del país no fue analizado por él. Tampoco tuvo una mirada crítica hacia los abusos de los bancos y la débil rectoría del estado sobre dicho sector.



Cuando tocó el turno a Andrés Manuel, dijo que asistía para informarles de su propuesta, que centralmente es la transformación de la vida pública en nuestro país, acabando con la corrupción, impunidad y privilegios. Para él, ahí está la clave de su propuesta. Austeridad pública, no aumentar impuestos, no aumentar el costo de la gasolina, y no endeudar al país. Habló de moralizar la vida pública, pero no habló de moralizar y volver eficiente y justo el funcionamiento del sistema financiero mexicano. Yo pensé que en una convención de banqueros hablaría de sus propuestas para modernizar la manera en que los bancos se relacionan con sus usuarios. Se enfocó en el actuar del estado mexicano y habló de mover la economía al liberar fondos para el crecimiento evitando el robo del 20% del presupuesto nacional, que según sus cálculos hoy ocurre, pero de nuevo, con respecto al modus operandi de la banca en México, también le dio la vuelta al asunto. ¿Por qué no tocar el tema si los bancos internacionales que operan en México ganan aquí muchísimo más que en sus países sede? Andrés Manuel habló de bajar el costo del gobierno a la sociedad, pero no habló de bajar los costos financieros de la banca privada a sus usuarios sobre explotados. Prefirió no entrar en camisa de once varas ante los señores del dinero.

Resultado de imagen para asociacion de banqueros de mexico acapulco 2018

A mí me gustaría saber si alguno de los candidatos trae en la mira a nuestra anquilosada banca mexicana y si las abusivas reglas impuestas a sus usuarios pueden ser acotadas y reguladas con mayor rigor. Andrés Manuel habló del estado de derecho y de algunas reformas que propondrá a partir de su tercer año de gobierno, entre ellas la modificación al artículo 108 constitucional para que permita juzgar al presidente cuando cometa actos de corrupción. Prometió pocas reformas. Está bien si no reforman la banca, los usuarios nos conformamos con que la regulen de acuerdo a las leyes vigentes. En México está prohibida la usura, y muchos de los bancos e instituciones de crédito son casas de usura. ¿Cómo explican tasas de interés en créditos para vivienda del 12 % cuando la inflación es del 4%? ¿Por qué permiten hasta 60% de interés en tarjetas de crédito, tan usadas para financiar a pequeños negocios que no son sujetos de crédito?

Escuché todo el discurso de Andrés Manuel, y al igual que Anaya y Meade, tampoco mencionó a la banca eficiente y justa que nos urgiría en México como motor de la transformación del país. El discurso específico de Andrés Manuel hacia la banca fue más bien tranquilizador. Cito su mensaje textual a los banqueros

"Les digo que no vamos a afectar a la banca en nada. Que tengan confianza, sé que se requiere de una banca fuerte en el país, lo que les proponemos es eso, mi propuesta específica es que se amplíe el servicio bancario en el país. México tiene 2500 municipios y hay 1000 municipios donde no hay servicios bancarios, y se necesitan. En su momento vamos a presentar un proyecto para el desarrollo integral de zonas marginadas con población pobre que habita en el país, de la posibilidad de otorgar créditos en labor conjunta en la que entre el gobierno como garantía de los créditos populares, porque en México si hay cultura de pago."

¿Con intereses razonables y justos? No lo mencionó. ¿Y el papel de la banca de fomento? Tampoco. Me pareció interesante que traiga en el radar del número de municipios que carecen de servicios bancarios. En esos lugares florecen los usureros informales que cobran aún más que los bancos.

Resultado de imagen para asociacion de banqueros de mexico acapulco 2018

Por último, Meade y su discurso con respecto a los bancos fue el que daría un gerente tratando de abrir nuevas cuentas. Habló de un estado de derecho que dé certidumbre a todo, pero ignoró que las instituciones financieras se pasan por las armas la Ley de títulos y operaciones de Crédito. Se supone que la banca debiera ser un gran motor para el desarrollo del país, multiplicadores del dinero y el apoyo de los micro y medianos empresarios que tantos empleos generan para que logren consolidar sus proyectos. Qué nos diga en dónde y con qué condiciones le prestan a un empresario que tiene una buena idea. A los banqueros les va bien en México, a sus usuarios les va de regular a mal. Les pagan lo mínimo por tener su dinero en los bancos y les cobran muchísimo por acceder a un crédito o prestar sus servicios. Los bancos están muy cómodos prestándole mucho dinero al gobierno y poco a los ciudadanos. Eso lo sabe bien Meade, quien fuera dos veces secretario de hacienda.

Meade se veía como en casa en la convención de banqueros y habló como un perico y con soltura de todos los temas que le preguntaron. Se explayó en los temas económicos y datos estadísticos de lo que somos y tenemos. Habló de aprovechar todos esos bienes para mejorar y crecer, recitó como niño aplicado todos los acuerdos internacionales que hoy nos fortalecen y en particular habló de la importancia de las instituciones, pero pequeño detalle, no habló del papel estratégico de las instituciones bancarias en el desarrollo de México. Eso sí, habló de la necesidad de bancarizar a la mayoría de los mexicanos. Habla de bancarizar al país pero de nuevo, sin tocar el modus operandi de la banca. Está probado que la gente que menos recursos tiene es la que acaba pagando los intereses más caros. Pase usted por una ventanilla de Elektra a pegarse un susto.

No tenemos una banca que preste a los emprendedores con buenos proyectos, proyectos que en el mismo banco en otro país si recibiría financiamiento. Cobran intereses que en sus países de origen jamás les permitirían cobrar. Los bancos te cobran por guardarte tu dinero, te cobran por sacarlo de un cajero, cobran 900 pesos si un cheque no tiene fondos, no te pagan un cheque si el número escrito les parece dudoso aunque la letra diga claramente la cantidad a pagarse, y a esa debieran atenerse según lo marca la ley. No te pagan un cheque de una cantidad arriba de 50 mil pesos si telefónicamente no contactan a la persona que lo expidió. No pagan cheques al portador arriba de 5 mil pesos, te cobran por no tener el saldo que ellos deciden que debes de tener. Un depósito de un banco a otro te lo jinetean 24 horas cuando lo electrónico ya debiera ser inmediato. Todo de acuerdo a reglamentos que se inventan o a peticiones de la Secretaría de Hacienda, de la que se han vuelto cobradores y supervisores, y que contravienen muchas veces lo publicado en la Ley General de Títulos y Operaciones de Crédito del 27 de agosto de 1932 y reformada por última vez en 2014.

El tema del sistema bancario mexicano merece ser abordado con audacia y sensatez por los candidatos a la presidencia de la república, pero también por los candidatos a diputados.En la Convención de banqueros celebrada en Acapulco, ninguno de los candidatos le entró al tema con la claridad y urgencia que el deficiente sistema financiero de nuestro país requiere. Y los banqueros, felices.

Imagen relacionada

Vida y milagros

Muchos hemos tenido el gusto de oír tocar a las orquestas infantiles que nacieron en Puebla hace casi diez años y que hoy conocemos como Orquestas Esperanza Azteca. Inspiradas en las populares orquestas infantiles de Venezuela y Colombia, en México fue un pequeño grupo formado por el maestro Julio Saldaña, Leonor Mastretta y Mónica Rotlander, quienes iniciaron con la primera orquesta de 300 niños en 2009. A ellas las trato y las he visto trabajar desde entonces como promotoras incansables del proyecto, cuya idea escucharon en la Ciudad de las Ideas en 2008 en la conferencia que dio Benjamín Zander, el reconocido director de la Filarmónica de Boston. En ese 2008 él contó la historia de éxito y evolución de las orquestas infantiles en Venezuela a lo largo de 30 años. Leonor se acercó a él y lo invitó a conocer a la pequeña orquesta que Julio Saldaña, maestro de violín de sus niños, había formado en Cholula. Zander los animó a abordar el proyecto de lleno. No les hago el cuento largo porque ya lo conté en este espacio en otra ocasión, solo los actualizo.



Orquesta Esperanza y los esfuerzos anónimos que sostienen a México

Orquesta Esperanza y los esfuerzos anónimos que sostienen a México

En México se crearon muchas orquestas apoyadas por el gobierno federal y la Fundación Azteca y en Puebla el proyecto creció y llegó a tener mil niños repartidos en cuatro orquestas, cada una con 17 maestros hasta el año pasado. La ayuda local ha venido de varios lados. El gobierno del estado de Puebla cuando Moreno Valle era gobernador, rehabilitó con recursos mixtos la primera fábrica textil de Puebla, La Constancia Mexicana, y la convirtió en sede y albergue de las orquestas infantiles de Puebla, y así es hasta la fecha. Fundación Azteca y la federación bajaron recursos desde la Secretaría de Educación Pública y promovieron las orquestas en el país teniendo al frente a Esteban Moctezuma. Hoy en México hay cerca de 80 orquestas funcionando con financiamientos mixtos público y privados, y aunque mayoritariamente públicos, la administración de los fondos ha tenido una fuerte participación e intervención administrativa civil. La participación civil es importantísima para hacer transitar esfuerzos como este, en especial cuando llegan los cambios de gobiernos federales o estatales. El hilo conductor entre un gobierno y otro lo sostiene la sociedad civil.

Notas para cantar a la esperanza



Notas para cantar a la esperanza

Un problema que tiene nuestro país es el de dar continuidad a las cosas que se están haciendo bien cuando hay cambios políticos. Cuando se trata de asuntos públicos o proyectos mixtos públicos y privados, romper la maldición que se cierne con cada cambio de gobierno o en cada nuevo presupuesto emanado de los congresos locales y federales se vuelve todo un reto. La palabra austeridad llena la boca de muchos políticos, pero generalmente la aplican en los bueyes de sus compadres o en las cosas que no son prioritarias para ellos. La austeridad a veces se aplica de manera errática, absurda e ineficiente y suele dañar a iniciativas que van caminando bien. Dicen austeridad y sacan sus tijeras para algo fundamental como la educación o los temas ambientales. Rara vez la aplican en los caros anuncios y promociones de sus imágenes. Solo en el estado de Puebla, el gasto en comunicación social ha llegado a ser de mil millones de pesos anuales. En eso sí no se recortan. Anuncian hasta hartarnos lo que es su obligación hacer y rara vez la comunicación social es para dar información útil a la sociedad. Pues el recorte llegó a las orquestas. Cada orquesta cuesta dos millones de pesos al año, y eso incluye el transporte y la alimentación de los niños que viven a una o dos horas de la sede y que cada día se echan el viaje para llegar a ensayar. El trabajo de las personas que trabajan voluntariamente en el proyecto es hacer que las cosas funcionen. No tendrían que estar pensando en cómo conseguir el dinero que haría falta para suplir el faltante. Su labor es otra. Este año el recorte federal al gasto en educación repercutió en recortar el funcionamiento de una orquesta completa con sus 17 maestros. El gobierno del estado puso el inmueble, pero no ha puesto en estos años la contra parte federal para la operación de las orquestas. Con el recorte de la federación y sin el auxilio del estado, desapareció una orquesta de 250 niños al faltar dos millones de pesos que bien hubieran podido recortar del gasto anual en espectaculares y anuncios en medios.

Hoy en el mundo no hay mejor inversión, y así se ha entendido en los países que han salido adelante, que la que se invierte en educación y en conservación de la naturaleza. En México suele ser lo primero que recortan los gobiernos y los congresos cuando quieren verse austeros y responsables. Nada más erróneo. No sé en otros estados, pero en el de Puebla los congresos suelen palomear los presupuestos que les envía el ejecutivo sin mayor reparo. Hablar con los diputados es como hablar con la pared. La pared nunca ofende, pero cómo limita. De ahí no pasas. Ahí entiende uno el dicho de "toparse con pared". Así ha sido con los recortes en el tema ambiental. Así fue el año pasado con el recorte en educación que llevó a la desaparición de una orquesta infantil con todo y maestros. Las orquestas están formadas por niños que vienen de comunidades lejanas, muchas veces de alta marginación. La participación en la orquesta para los niños con talento musical cambia para bien el futuro de estos niños. Les doy un ejemplo: en 2009, en el primer concierto de la Orquesta Infantil en la iglesia de Santo Domingo, a todos nos dejó impresionados el solista del concierto para violín de Sets, un niño de seis años. Hoy este niño pronto cumplirá quince y es ya un maestro del violín. Y no lo digo yo, lo dicen los que saben.

La semana pasada vino a Puebla el ex-director de la Filarmónica de Viena, Clemens Hellsberg, para escuchar y dar asesoría en la sede de La Constancia a los niños y jovencitos de la orquesta, cuyo límite de edad para permanecer en ella es de 18 años. El sábado se sumaron a la visita cuatro músicos de la Filarmónica de Viena que vinieron a tocar con ellos y a dar una clase magistral. Ahí oyeron tocar a los chavos. Se sorprendieron con su maestría y porque son capaces de tocar cosas muy complicadas sin partitura. Ayer, viendo el video de las prácticas de este sábado, mis amigas me dijeron que uno de los músicos era el pequeño violinista de 2009, Javier Alfonso Medina, convertido ya en un excelente músico, el mismo niño que hace casi 9 años nos sorprendió con su solo de violín. La tenacidad de años de todo un grupo, plasmada en un precioso concierto de chelos y violín ¿No pueden el congreso o el gobernador Gali etiquetarle dos millones de pesos al año a este esfuerzo que desde luego nos enorgullece a todos? Tanto Fundación Azteca como el gobierno estatal han mostrado el trabajo de los niños en programas de tele, en informes , inauguraciones y eventos políticos importantes. Que su interés se refleje en un apoyo que garantizaría la formación musical de otros 250 niños y el trabajo para 17 maestros.

Página 3 de 28