Poder y Política

Día con día



Desde 1994 el país no tenía un principio de año tan malo como el de 2017. No había que ser profeta para pensar que el aumento traumático de los precios de la gasolina podía producir un motín.

El 28 de diciembre pasado, luego de leer una nota sobre el galimatías administrativo y tarifario en que venía montado el aumento, puse en mi cuenta de tuiter:


c/6 parrafos

‏@aguilarcamin 28 dic. 2016 Sería bueno que las autoridades responsables del precio de las gasolinas explicaran lo que va a suceder. Porque si no, puede suceder un motín

Puse también este otro:

‏@aguilarcamin 28 dic. 2016 El alza a los precios de las gasolinas sin una explicación cabal de la medida puede ser incendiaria.

Y uno más:

@aguilarcamin 28 dic. 2016 El esquema de 90 regiones distintas de precios para las gasolinas necesita por lo menos 90 explicaciones.

Para mí la causa eficiente de los motines de enero es el silencio de la autoridad ante el problema, la falta de explicaciones oportunas, el juego de escapes y escondidillas frente a la opinión pública que ha marcado al gobierno del presidente Peña Nieto.

Nadie ha pagado tanto por estos silencios como el propio gobierno, persistente creador de vacíos de información —mezcla de miedo y desdén ante la opinión pública— en cuestiones centrales para México, y en momentos decisivos para su propia capacidad de gobernar.

No hay novedad en este silencio. Recomiendo al respecto la lectura de la edición de diciembre de 2015 de la revista Nexos: “El silencio de Los Pinos”. (http://bit.ly/2g8349V)

Un gobierno incapaz de comunicarse con su sociedad está destinado a chocar con ella. Gobernar en una democracia es casi sinónimo de comunicar: informar, persuadir, educar.

Implica que los gobernantes se paren una y otra vez ante los ciudadanos para decirles lo que saben, lo que están haciendo y lo que van a hacer con los problemas que importan y afectan a los ciudadanos.

Tienen que correr el riesgo de mostrarse y hablar, estar expuestos a la opinión pública y a los reclamos de la ciudadanía. El gobierno que renuncia a la palabra en una democracia, está renunciando a gobernar.

Dos mujeres jóvenes condensan mi mañana en la marcha.



“¡Moreno Valle, nos tienes hasta la madre…!”, exclama sobre las cabezas a mitad de la explanada de la fuente de San Miguel. Y su grito rompe con el común propósito de la masa de centrarse en Peña Nieto. Pero la masa guarda muchos agravios y también alcanza contra otro de los políticos mexicanos que tienen por deporte “aspirar a la más alta investidura” financiados por el erario del que por seis años son depositarios. Ella está suspendida en el poste y desde ahí domina gorras y pelambres. Su rabia la lleva a encabezar la consigna contra Moreno Valle que el público le corea como marineros jubilosos a su capitán. La imagino –para seguir con ánimos marinos-- convertida en el mascarón de proa de la nave del descontento mexicano que en este mediodía pareciera echarse a la mar desde la fuente de San Miguel.

“El pueblo se cansa de tanta pinche transa”, grita después, y tras ella va la masa…


c/6 parrafos

Ella no baja los brazos que sostienen el cartel con una respuesta a la más indignante de las preguntas que un presidente le haya hecho a sus gobernados, y tal vez por ello busca esa figura para responder a mi interrogante: ¿Qué pasará después de esto?

“Todos bajaremos los brazos, como pasa siempre –me dice--. El lunes volveremos al trabajo, todos nos olvidaremos de esto, las cosas no pasarán de aquí… Y no es que sea pesimista, pero esa es la realidad mexicana.”

+++++

Aquí estoy en medio de la masa que ha encontrado en el ¡Fuera Peña Nieto! la unanimidad indispensable para alcanzar el éxtasis de toda manifestación política. La consigna se corea en oleadas que van y vienen para sostener el ánimo alto contra el riguroso sol de enero. Llevo cuarenta años de mi vida en jaleos periodísticos y acuerdo conmigo que es la segunda vez que participó en una marcha poblana cuya consigna principal es la del derrocamiento del presidente de la república –el 2014 con Ayotzinapa Peña Nieto ya había generado otra manifestación multitudinaria--. Ese mérito no está en la cuenta ni siquiera de Salinas de Gortari. A lo más que llegamos fue a exigir la cabeza de Marín en el 2006, pero el descontento murió contenido por el respaldo del panista Calderón al grotesco gobernador poblano, así que no logramos el éxito de otros derrocamientos (Nava Castillo en 1964, Moreno Valle en 1971, Gonzalo Bautista en 1973). Pero ahora el repudio a Peña Nieto se ha sostenido indomable desde el arranque de la marcha y a todo lo largo del callejón colonial de la avenida Reforma y lo veo contenido en el rostro de estas dos mujeres: este país del siglo XXI no puede contenerse en el vetusto formato del presidencialismo autoritario y corrupto en el que todavía se soporta el aparato político mexicano.

“¡Fuera Peña Nieto, fuera Peña Nieto, fuera Peña Nieto!”

Si algo ha conseguido este engendro de nuestro bestiario es confirmar con toda la precisión de esta exigencia masiva que el sistema político en México está fundido.

+++++

Encuentro a mi paso por entre la masa muchos más rostros femeninos decididos. Retrato algunos:

La mujer de la última de estas fotografías es Hilda Vázquez, y su bata blanca la identifica como médico en los servicios de salud pública. Apenas ha bajado de la improvisada tribuna. Su voz no tuvo un atisbo de nervios y expresó con decisión su hartazgo. ¿Qué pasará después de todo esto?

“Si no nos organizamos se perderá todo –me dice--. Por eso propuse que las mujeres poblanas nos plantemos frente al Congreso, que les hagamos un cerco a los diputados ahora que van a pretender reformar la ley para privatizar el sistema de salud pública. Y más, que nos organicemos en comités de colonias para estar informados, pero por fuera de los partidos políticos.”

No será sencillo, pienso. Los partidos tienen una bajísima estima en el ánimo público. Y de la mano van los diputados y senadores. ¿Por dónde, entonces, encaminar el descontento?

Una respuesta la tiene la Doctora Montserrat Galí, a quien encuentro muy cerca de la tribuna atenta a los improvisados discursos. Ella es una de las más importantes historiadoras del arte colonial en México, investigadora del Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades de la BUAP, y es una decidida lopezobradorista.

“Este movimiento espontáneo tiene que encontrar una salida política, porque si no todo quedará diluído.”

Busco otras respuestas a la misma pregunta: ¿qué le sigue a este rechazo de la corrupción de los políticos?

Encuentro a esta familia. Como muchas más personas han venido en bloque de padres e hijos. ¿Y qué esperan ellos que siga a todo este descontento?

La mujer con la sombrilla es pragmática: “Yo espero que bajen el precio de la gasolina, si no, para qué todo esto?”

El hombre del sombrero desmenuza sus cuitas: “Ya no se puede con tanta corrupción. Años y años igual, y el pueblo al final aceptando la torta y el refresco con lo que lo compran los políticos. Esto tiene que cambiar…”

La muchacha a la derecha es optimista: “Al menos salimos a la calle, aunque seamos pocos, pero no tuvimos miedo. La gente tiene que unirse a la lucha.”

+++++

La marcha llegó deslumbrada por su propia espontaneidad. No hay un mando ni un grupo preciso. Los que encabezan el contingente son los que se pusieron más buzos. Los que traen sonido traen techo para improvisar tribuna y discursos. De repente la masa se sabe libre. No hay partido. No hay líder. No hay programa. Sólo rostros anónimos, gente sin más que toma el micrófono, público que deja hablar, que no pregunta por nombres, oficios, apellidos. Ahí está uno, atrapa sus sonidos…

El hombre en capacete describe lo ocurrido en los barrios por la tarde y la noche del viernes. Las barricadas frenaron cualquier atisbo de saqueadores. Y repite lo que he escuchado en las consignas. No tenemos miedo. Pero tiene ánimo propagandista: “Tenemos que organizarnos –dice y apunta el camino--: empecemos por los que conocemos, nuestras familias, nuestros vecinos, construyamos organizaciones de barrio, de ahí pasemos a los comités de colonias, y de ahí a la creación de una gran coordinadora que nos incluya a todos y con un mismo interés común…”

Bueno, de algo sirve la efemérides: 1917, todo el poder a los Soviets…. 2017, todo el poder a los barrios…

Sol de enero. Ya estoy en el desvarío.

+++++

Reviso mi libreta y reviso mis anotaciones:

La gota que derrama el vaso. Alguien utiliza esa frase trillada. Dice tanto... Los mexicanos que no hemos buscado la salida fácil, la delincuencia. Los que construyen día a día en el trabajo el resguardo natural. Los que no viven de la burbuja gubernamental... Los veteranos que sobreviven: Federico chillian, López Malo, Rumbias, Beristain, Dr. Domínguez, Miguel Guerra, Chávez Palma... Los nuevos líderes: las mujeres... Las clases medias: los profesionistas. Medicos, ingenieros, enfermeras... ¿Y ustedes qué hubieran hecho? Cuántas respuestas tiene la gente...

Vuelvo a la tribuna, al inicio del mitin. Porque la tribuna la toma finalmente el SUNTUAP, quien lo dijera. Un organismo laboral aplastado en los noventa por los vencedores de la disputa por la universidad tras la guerra civil entre los grupos de la izquierda que en los ochenta manejaron la institución de educación pública. Ahí están sus sobrevivientes, a pesar de que hace más de veinte años que el gobierno les quitó la toma de nota, como se dice en el argot legal de la arbitraria ley laboral. Con una vieja pick up, un generador rancio pero útil y dos buenas bocinas se hace del portal frente al Ayuntamiento. Por no dejar, una barrera escuálida de policías cumple para decir después sin novedad, mi jefe, la gente no pasó de gritar policía, escucha, tu hijo está en la lucha. Pero nada más.

El SUNTUAP no perdido sus banderitas. Ni el veterano doctor Guillermo López Mayo –más de cuarenta años en la Facultad de Físico Matemáticas—ha perdido la soltura. Organizará un mitin al que poco a poco abrevarán todos los pequeños mítines en los que la masa se entretenía. María Eugenia Ochoa García, miembro del grupo RIOS, le ayuda con una libreta en la que apunta los nombres de quienes gusten hacer uso del micrófono, como se dice. Y arranca formalmente el mitin. Será una hora de discursos de tres minutos más o menos según los abusivos y los que se ganan al público con recursos de buena oratoria. Yo voy y vengo entre el público que aguanta entretenido y que somete con gritos certeros contra los discordantes (¡propuestas, propuestas!), y que al final les aplaude a todos.

En mi libreta apunto algunos: al doctor Marcelino Justo lo interrumpen con los dichos gritos de propuestas, pero él no se inmuta y les dice al final una: que vayan todos al congreso a exigir el cambio de la ley de Ingresos, ah bueno; a Federico Chillian no le aguantan mucho que se lance con una clase de historia (¡Propuestas, la historia ya nos la sabemos!) pero se gana al respetable con la memoria de Aquiles Serdán que siempre está ahí para salvar la oratoria más retórica; Silvia Rodríguez, menudita, buena oradora le explica al respetable que el problema no es el gasolinazo sino la reforma energética que aprobaron priistas y panistas, y Peña Nieto, pues que no mame el cabrón… y por supuesto será la más aplaudida; un ingeniero corta por lo sano y llama a que todos reconvirtamos nuestros autos a la combustión de hidrógeno, claro, también levanta aplausos; un hombre rellenito que se presenta como el comediante Jorge Luis bueno para los chistes pero que hoy no contará ninguno pone a cantar a la audiencia con un gran manejo de las técnicas para dominar a los presentes, y en un instante todos cantamos escucha hermano la canción de la alegría, ven danza sueña cantando vive soñando el nuevo sol en que los hombres volverán a ser hermanos, y no, no te bajes, que la gente está cantando a toda madre, pero no, dijeron dos minutos y yo cumplo, y el comediante se baja para desaparecer rumbo al show de las soledades de cada uno; una señora, a la que López Mayo hizo esperar un buen rato pues no se había apuntado , tiene un discurso muy estudiado, pero logra que yo retenga una buena frase (Si Puebla fue cuna de la revolución no puede ser la cuna de la decepción), y el público por supuesto le aplaude; María Eugenia Ochoa también habla, y es sin duda la más estructurada, pasa de pedir la revocación del mandato de Peña Nieto a exigir la abrogación de la ley de ingresos que generó el gasolinazo, para confirmar lo que varios han expuesto, aquello de organizarse en comités de barrio y colonias.

Video Silvia Rodriguez

+++++

Cuando todo termina el mitin se reconstruye en chiquito a un lado de la Fuente de San Miguel, bajo la sombra. Aparece un altovoz y nuevas voces se escuchan. Un cartel con un número de Whats da idea de que arman un sistema de comunicación que inicia con una cartulina que ha reunido más de un centenar de teléfonos apuntados durante la marcha.

Entiendo así que la ciudadanía que hoy ha marchado no está dispuesta a que las cosas se queden aquí.

Tal vez sí, 2017, el poder de los barrios...

Vida y milagros
El blanco central de todas las protestas de esta semana ha sido el presidente Peña.Ya no hay más un todopoderoso presidente. Pero rara paradoja, el "te odio y te quiero" pareciera ser la tonada que rige el sentir hacia la figura presidencial o hacia la posibilidad de un líder, otro, el que sea, que mágicamente aparezca a resolver nuestros problemas. Pareciera que después de tanto predicar contra el presidencialismo centralista y omnipotente, en el fondo seguimos aferrados a él, ahora como chivo expiatorio central y antes como resolvedor y juez definitivo en los conflictos del país.¿Y los otros poderes? ¿Y el Congreso de la Unión?¿Ahora va a resultar que siguen pintados?
No hay duda de que la mayor parte de la responsabilidad en la forma en que se ha conducido el proceso del aumento de la gasolina corresponde directamente al poder ejecutivo. La manera en que se llevó a cabo fue errónea tanto en la mala elección de la fecha del aumento para el día de año nuevo, como en la forma tardía en que el presidente dirigió un mensaje a la nación hasta el 4 de Enero.Pero eso que vimos no es más que el resultado de un proceso en el que todos los diputados y senadores han participado y de cuyo desenlace debieron estar perfectamente informados. Si no estaban al tanto de que el aumento se daría fatalmente el 31 de diciembre, malo, y si lo sabían y desaparecieron en la comodidad de las fiestas navideñas, peor.
No he dejado de preguntarme dónde han estado los 628 miembros del enorme Congreso de la Unión a partir del 26 de diciembre , cuando se supo que fatalmente aumentaría mucho la gasolina. En el congreso existen múltiples liderazgos y representantes de todas las fuerzas políticas. Tenemos un congreso obeso, caro y sobre representado. Y esas personas estaban y han seguido de vacaciones hasta el día 9 de enero. Totalmente entregados al largo descanso que no quisieron sacrificar en un periodo extraordinario de sesiones para legislar el actuar del ejército en las labores policiales que se les han impuesto debido a la irresponsabilidad e ineficacia de los gobiernos estatales para generar buenos cuerpos policíacos. Esos 628 legisladores , adictos a las redes y a los celulares parecen no haberse enterado de casi nada y han permanecido mayoritariamente inactivos hasta hoy, lunes 9 de enero. La comisión permanente compuesta por 37 legisladores desempeña funciones políticas, jurídicas y de control y solo ha salido a dar opiniones básicamente para zafar el cuerpo o culpar al ejecutivo. La ausencia del pleno del congreso en esta emergencia y su incapacidad para reunirse de manera inmediata es de asustar.
¿Para eso mantenemos una cámara baja de 500 diputados, 200 de los cuales no fueron electos por voto directo sino por cuotas obsoletas?¿ Para eso tenemos tres senadores por estado más los plurinominales por los que nadie votó? Ahora resulta que todo es culpa de un solo hombre. Será que en el fondo, lo que entendemos, lo que nos es familiar, lo que esperamos que funcione es el caudillo, el tlatoani, el tatiaska, o el teul que se hace pasar por dios. En el "Fuera Peña" parece esconderse la esperanza de que sea sustituido por un Mago de Oz que todo lo puede o por un líder de personalidad avasalladora o mano de hierro. Dan pánico las soluciones basadas en la supuesta fuerza, inteligencia o carisma de una sola persona con pocos o nulos contrapesos.
¿Cuál es el peso que como ciudadanos le damos a los otros dos poderes del estado mexicano y qué tanto sabemos de de ellos? Un sencillo ejercicio de preguntas:
¿Quién preside hoy la Cámara de Senadores? ¿Quién la de diputados? ¿A qué partido pertenecen?
¿ Usted sabe cómo se compone la comisión permanente del Congreso de la Unión? ¿Sabe quién es el coordinador en el Senado del partido por el cuál votó ? ¿Sabe usted quién es el diputado federal por el distrito en el que vive? ¿Sabe cómo ha votado esa persona en decisiones estratégicas para nuestro país? ¿Sabe cómo votó el presupuesto de 2017? Si usted es poblano ¿sabe que Puebla cuenta con cinco senadores? ¿Se sabe sus nombres? ¿Sabe porqué tenemos cinco senadores y no solo tres? ¿A qué comisiones pertenece el diputado de su distrito? Aunque usted no vote y no simpatice con ningún partido, usted paga con sus impuestos los sueldo del Congreso de la Unión.¿Dónde estaban los presidentes de las cámaras el día 31 de diciembre de 2016? ¿Dónde estaban los miembros de la permanente ese mismo día? ¿Dónde el día que entró en vigor la nueva manera de fijar los precios de la gasolina? ¿Quién presidía la cámara de diputados hace un año? ¿Cuánto tiempo permanecen en el cargo los presidentes de las cámaras de diputados y senadores? ¿Quiénes coordinan las bancadas de los diferentes partidos? ¿Quién los nombra? ¿Quién es el diputado o diputada del distrito en que usted vive en el congreso de su estado? ¿Cuáles son los temas que domina y conoce y en qué comisiones participa? ¿Que iniciativa de ley fue la más discutida este año y cuál la que más le ha interesado a usted? ¿Sabe en cuánto tiempo aprobaron la cuenta pública del actual gobernador de su estado? Si usted es poblano ¿Sabe que la cuenta pública 2015 del gobierno del estado de Puebla se aprobó en el pleno en solo cuatro horas? ¿Sabe que la cuenta pública del 2015 del hoy prófugo Javier Duarte fue aprobada mayoritariamente por el congreso del estado de Veracruz?
Y pasando a otro poder ¿Sabe usted quién es el Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación? ¿Recuerda el nombre del anterior?¿Para usted cuál ha sido la resolución más importante que se haya aprobado o rechazado en la Suprema Corte de Justicia de la Nación este año? ¿Quién preside el Tribunal Superior de Justicia de su Estado?¿Quién la presidía anteriormente? ¿Quiénes nombran a los magistrados y jueces? ¿Cuál decisión le ha impactado en el último año de las muchas que se toman en el Tribunal Superior de Justicia de su estado?
¿Quiénes han preguntado por los diputados y senadores en estos días de furia y frustración? En toda esta semana, ¿Qué acción, opinión o discurso recuerda usted de algún miembro del Congreso de la Unión? ¿Quién ha tenido un actuar o un discurso brillante, audaz o propositivo en esta crisis? ¿Recuerda algo especial de algún diputado, de algún senador?
¿Tiene usted alguna opinión del actuar del poder judicial en esta semana? ¿Recuerda alguna opinión de un miembro del poder judicial ante el alud de detenidos por los disturbios de la trepidante primera semana de 2017? ¿Sabe usted si el poder judicial de su estado tiene recursos humanos y financieros suficientes para procesar todas las denuncias que se presentaron en estos días?¿¿Sabe usted cuánto destinan en su estado para mantener al poder judicial?¿Sabe usted si es lo mínimo indispensable para una buena impartición de justicia?
Desde luego muchos tenemos alguna idea de lo que gastan los ejecutivos de los estados, también de lo que opinan , hacen y omiten. Por supuesto sabemos mucho de lo que dice , hace o no hace el presidente de México y tenemos una opinión acerca de su actuar. De los otros dos poderes lo ignoramos casi todo, excepto que aún creemos que dependen demasiado del poder ejecutivo. ¿Sabe usted qué tan libre es el congreso del estado en que usted vive? ¿Qué tanta independencia del ejecutivo estatal tiene el poder judicial en su estado?
Muchos piden o desean que se vaya Peña. ¿Sabe usted el mecanismo para suplir a un presidente? ¿Cómo quién cree usted que sería capaz de enderezar el barco con su solo liderazgo? Como país llevamos años , muchos años, construyendo instituciones de las que de fondo poco sabemos y poco esperamos. Mire porqué lo digo contestando a las siguientes preguntas: ¿Quién es el presidente de la república? ¿Quién era el anterior? ¿Y el anterior? ¿Quién gobierna su estado? ¿Quién fue el gobernador anterior en su estado? ¿Eso si lo sabe? Probablemente si, porque seguimos centrados y obsesionados con un único poder, el del ejecutivo federal o el de los gobernadores omnipresentes, omnipotentes y muy, muy abusivos.

RELACIONADAS

Guatemala: del terror militar a la violencia neoliberal



Ríos Montt y el recurso del miedo

Las ciencias sociales y la realidad histórica de Guatemala

20 años después

Conmemoramos el 29 de diciembre del presente año, el vigésimo aniversario de la firma final de los acuerdos de paz que pusieron fin al conflicto interno armado en Guatemala. En rigor, el conflicto no había comenzado en 1960 como convencionalmente se dice, sino en 1954 con el derrocamiento del gobierno de Jacobo Arbenz Guzmán. En efecto, ese año se sentaron las bases de una confrontación política y social que se agudizaría con los efectos de la revolución cubana en 1959: la doctrina de la seguridad nacional que movió a Washington a apoyar a las dictaduras militares en toda América latina y la radicalización de sectores significativos de la izquierda revolucionaria en dicha región. Guatemala no escapó a esos efectos y el país vivió dos ciclos guerrilleros y dos olas terror estatal que ensangrentaron al país.


c/6 parrafos

Cuando el 29 de diciembre de 1996 el gobierno a la sazón encabezado por Álvaro Arzú y la URNG encabezada por su comandancia general, firmaron el último de los 13 acuerdos de paz que se lograron en las negociaciones -el llamado Acuerdo de Paz Firme y Duradera-, muchos pensaron que comenzaría una era de paz y desarrollo. En realidad poco ha salido de la manera en que lo imaginaron aquellos que pusieron grandes esperanzas en dichos acuerdos. No puede despreciarse el que el país haya terminado una guerra civil, que se haya desterrado a la dictadura militar y que el terrorismo de estado haya dejado de ser la mediación fundamental entre Estado y sociedad. Los acuerdos de paz fueron firmados en un contexto adverso para la insurgencia: el mundo había observado el derrumbe de la URSS y del campo socialista, el modelo socialdemócrata estaba también en crisis terminal y el neoliberalismo avanzaba firmemente. En lo interno la URNG había sufrido una derrota estratégica entre 1982 y 1983, a través de la política de tierra arrasada que impulsó el gobierno de Ríos Montt. También se había iniciado la transición a los gobiernos civiles dejando atrás a la excluyente dictadura militar. Además nunca la URNG tuvo el poderío político y militar que por ejemplo tuvo el FMLN en EL Salvador.

Pese a ello, los 13 acuerdos, nueve de ellos de naturaleza sustantiva, y los 300 compromisos que para hacerlos operativos, fueron un logro importante para empezar a desmantelar las bases del conflicto interno. He escuchado con respeto las opiniones en el sentido de que talvez la insurgencia hubiera podido lograr más en las negociaciones y probablemente las mismas tengan una dosis de razón. Sin embargo, no puede olvidarse el contexto nacional e internacional referido anteriormente. Por ello en lo sustancial pienso que los acuerdos llegaron hasta donde la correlación de fuerzas mundial y local lo permitieron. Veinte años después de la firma de la paz, acaso lo sucedido indica que no basta tener una buena correlación de fuerzas para lograr un buen acuerdo de paz. Es necesario construir también una correlación de fuerzas favorable para posteriormente poder hacerlos realidad.

Y esto es lo que no se ha podido hacer en Guatemala.

Los acuerdos paz en Guatemala, la agenda pendiente

El conflicto guatemalteco arrancó tras el derrocamiento de Arbenz con la instauración de un régimen anticomunista que paulatinamente se convirtió en una dictadura militar, que a su vez incrementó su carácter terrorista. La dictadura militar reprodujo un orden capitalista excluyente sustentado en una enorme concentración agraria, cifras notables de miseria y privilegios asentados en el racismo contra los pueblos indígenas, que constituyen el 60% de la población. Los acuerdos de paz buscaron desmantelar las causas del conflicto que podríamos resumir de manera esquemática en dos: la inexistencia de un orden democrático debido a la dictadura militar y una sociedad marcada por la pobreza, la desigualdad y el racismo. Al igual que en Colombia en donde la negociación de paz entre el gobierno y las FARC ha sido adversada por la ultraderecha, los negociadores en Guatemala tuvieron una oposición proveniente de los sectores que más temían ser afectados: la extrema derecha en las fuerzas armadas y en las cúspides empresariales.

Para valorar los acuerdos de paz, hay que decir que entre los nueve acuerdos sustantivos, seis resultaban decisivos para la resolución del conflicto: la democracia, el retiro del ejército del gobierno, el respeto a los derechos humanos, el respeto a la identidad y derechos de los pueblos indígenas, la solución a la problemática socioeconómica y agraria y el establecimiento de una comisión para la verdad histórica. Dos temas parecen estar irresueltos y provocan que veinte años después de haber sido firmados los acuerdos, la desigualdad social y la pobreza en Guatemala sigan siendo notables. Estos dos temas son la reforma agraria y la reforma tributaria, que habrían de cumplir funciones de redistribución social en el campo y la ciudad.

He aquí el motivo por el cual tras veinte años de haberse firmado los acuerdos de paz, estos siguen siendo una agenda pendiente para el país. Por ejemplo, el acuerdo sobre aspectos socioeconómicos y situación agraria dista mucho de haberse cumplido. El Censo Agropecuario de 2003 evidencia una alta concentración agraria. El minifundio en el que se asienta el 92% de los productores agrícolas del país, en números redondos tiene solamente un 22% de la tierra cultivada, mientras que los grandes propietarios que representan solamente el 8% de los productores concentran el 78% de la misma. Esto significa que la situación después de los acuerdos de paz, no ha variado en lo más mínimo con respecto a la que existía antes del conflicto armado, porque en ésa época el 2% de los grandes terratenientes acaparaban el 62% de la tierra. El resultado es que la desigualdad en el campo guatemalteco es muy grande, como lo muestra un índice de Ginni de 0.84.

No pocos dicen que habría que olvidar los acuerdos de paz y plantear agendas más actuales. Me resulta inmoral olvidar que los acuerdos costaron muchas vidas y dolor humano. Además semejante frivolidad obvia que al incumplirlos, las raíces del conflicto interno están presentes. Estoy convencido que los acuerdos culminados en 1996 siguen siendo el programa de la redención de Guatemala.

Los acuerdos de paz, luces y sombras

Entre las sombras de los acuerdos de paz, se encuentra el que la situación agraria no ha variado con respecto a la que existía antes del conflicto armado. Además Guatemala sigue teniendo una de las tasas tributarias más bajas del mundo. Al firmarse la paz se esperaba que en 2000, la carga tributaria alcanzaría el 12%. La realidad fue que durante años la carga tributaria estuvo abajo del 10% y no sería sino hasta 2013 cuando apenas alcanzaría el 11%. El resultado es la miseria y la desigualdad que se observa en el país. De acuerdo a la Encuesta Nacional de Condiciones de vida de 2014, en Guatemala existen 15.6 millones de habitantes de los cuales el 59% se encuentra en condiciones de pobreza, un 8% más de lo que se había registrado en 2006. La pobreza en el área rural es de 76% y entre la población indígena alcanza el 79%. Los pueblos indígenas son los más pobres entre los pobres: mientras que entre los ladinos (mestizos) la extrema pobreza alcanza el 23%, en la población indígena llega al 40%.

En un balance hecho por el Parlamento Europeo en 2007 se hizo un balance del cumplimiento de los acuerdos de paz y las conclusiones de esa conferencia internacional explican la situación anteriormente reseñada: a diez años de la firma de los acuerdos de paz los avances eran mínimos y esa situación se debía a la falta de voluntad de “los sucesivos gobiernos y de las élites políticas”. Lo fundamental de acuerdo a dicha conferencia era hacer realidad una reforma fiscal y una reforma agraria, las cuales resolverían de manera significativa la pobreza rural y urbana. El mismo cumplimiento del acuerdo sobre identidad y derechos de los pueblos indígenas, dependía de la realización de dichas reformas que facilitarían el cumplimiento del acuerdo sobre situación socioeconómica y cuestión agraria.

Me resulta equivocado decir que a 20 años de la firma de la paz no hay nada que celebrar en Guatemala. La implantación de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) ha significado un cambio en la aplicación de la justicia en el país, decisiva en la lucha contra la impunidad y la corrupción. Las fuerzas armadas hoy han dejado de ser el eje del Estado y el lugar donde se toman las decisiones políticas esenciales para el país, rasgos esenciales de la dictadura militar. El terrorismo de estado no es ya el arma esencial de la dominación en el país. El problema radica hoy en la debilidad del sistema de partidos políticos y la corrupción que impera en el sistema judicial y el poder legislativo. Lo anterior, sumado a la penetración del crimen organizado en el Estado ha dado como resultado una democracia de muy baja calidad. La violencia delincuencial es rampante y la violencia que le abre paso a la salvaje acumulación neoliberal (los megaproyectos por ejemplo) ha ido sustituyendo al anterior terror contrainsurgente.

He aquí pues algunas de las luces y sombras de los acuerdos de paz.

¿En qué momento una sociedad como la nuestra cruza la última frontera hacia su desarticulación?

¿O cuántas barreras se cruzan en el día a día y desde hace tiempo para llegar a una última, casi imperceptible, tras la que vivimos ya sin darnos cuenta, como creyentes obtusos de un dios hace tiempo desaparecido?



Hay días como éste, en un tiempo feliz día de Reyes, en los que preguntas así se me imponen y no encuentran respuesta. Y sé que la única vía racional para encontrarlas es la de la construcción de respuestas colectivas. Voy a buscarlas esta noche en la que el país se ha asomado a la absoluta pérdida de la concordia.

+++++

A mediodía una noticia que paraliza. La encuentro en Proceso, y tiene que ver con la desaparición de tres jovencitos en Ciudad Serdán hace unos días. Es el desenlace trágico el que nos informan:


c/6 parrafos

CIUDAD SERDÁN, Pue. (apro).- Con las orejas mutiladas y múltiples torturas fueron encontrados los cuerpos de tres adolescentes en una barranca que es usada como basurero en los límites de Tlachichuca y Ciudad Serdán. De acuerdo a los reportes policíacos, uno de los muchachos fue identificado como Abel de Jesús López, de 15 años de edad, quien había sido testigo del secuestro de un abogado ocurrido el 1 de diciembre en Ciudad Serdán. Por esa razón, se presume que la ejecución de los adolescentes se trata de una venganza por parte de una célula de supuestos Zetas, que operan en Veracruz.

La Fiscalía estatal negará este mismo día que los jóvenes hayan sido encontrados muertos, y que se mantienen las acciones de búsqueda.

¿Quién tendrá la razón en esta historia? ¿Qué ha ocurrido en un país en el que se comenten atrocidades de tal magnitud? ¿Qué barreras han saltado quienes pueden matar así? “Una célula de presuntos Zetas…” ha escrito la reportera Gabriela Hernández. Supongo que lo escuchó de los agentes ministeriales encargados del caso. Un caso que con seguridad no tendrá mayor seguimiento de la procuración de justicia. Imagino ahora mismo el duelo de esas familias poblanas, ajenas a todo, sin el menor asomo de justicia.

Sé que no hay respuestas para ello que no sean las que apuntan a un país que ha perdido el rumbo hace tiempo, con unas condiciones sociales que lo que sí habilitan es la violencia: demasiados años de bajos salarios y movimientos obreros extinguidos; demasiados años de corrupción e impunidad de una clase política que no ha encontrado freno en los recursos democráticos construidos en México… y por ahí puedo seguir.

+++++

Pero llaman los acontecimientos vespertinos.

Los saqueos llegan en flashazos, como si los mandara un solo emisor omnipresente que todo lo mira y registra, casi como si pudiera prever su estallido múltiple. Y son tan solo del pequeño radio de las redes locales. Ni siquiera me asomo a Veracruz –más de 150 negocios saqueados en quince municipios, 170 personas detenidas, tres personas muertas y 15 mil establecimientos cerrados en la zona metropolitana del Puerto y Boca del Río--, por no ver más allá del territorio inmediato. Trato de dar cuenta de lo que entre las seis y las ocho de la noche aparecen en la pantalla de la computadora, en el face, en el twett, en el whats: fotos, videos, textos, todos en tropel para arrollar cualquier ánimo analítico que quiere entender el estallido social de una tarde de violencia en la ciudad de Puebla.

Hace un par de horas, en la media tarde de mi barrio de Mayorazgo, una turba de jóvenes encapuchados destroza a palos el cristal que los ingenuos funcionarios de la tienda Aurrera de la 11 Sur han dejado como barrera última para impedir el paso de lo que un rumor incontrovertible en ese espacio fantástico que llamamos redes sociales ha traído hasta las cajas de la empresa Wall Mart, dueña absoluta del mercado mexicano de las llamadas tiendas departamentales. Lo que sigue –hombres y mujeres que han salido del vecindario y salen de la tienda convertidos en felices santos reyes-- lo capta un teléfono anónimo que sube lo que ocurre en un twett:

https://twitter.com/hechos_puebla/status/817139359283552256?s=08

Y en los minutos que han seguido hacia la caída de la noche de los magos los relatos y videos estridentes se suceden sin remedio: una acción defensiva de la policía en Periplaza, otra movilización de patrullas en el Soriana de Torrecillas, desazón en el Woolworth del centro, cortinas cerradas en la 5 de Mayo, testigos impávidos del asalto a una juguetería de la 12 Poniente, devastación de un Oxxo en la 3 Sur.

https://twitter.com/NRConi/status/817166532115660802

+++++

Transcribo alguno de las decenas de mensajes anónimos que circularon en las redes:

⚠ ALERTA ROJA ⚠

DEL ESTADO DE MÉXICO Y D.F. POR FAVOR DIFUNDAN ESTO.

CIERREN LOCALES, TIENDAS, MERCADOS, PAPELERÍAS ETC. LAS ESTÁN ASALTANDO.! TIPOS VESTIDOS DE NEGRO, ENCAPUCHADOS Y CON MOTOS ESTÁN PASANDO A ROBAR A MANO ARMADA. Y NO SON LOS QUE ESTAN HACIENDO PROTESTA ES EL GOBIERNO MISMO QUE ESTA MANDANDO A HACER UN DESASTRE PARA PODER ARRESTAR A LOS QUE REALMENTE ESTAN PROTESTANDO Y TENGAMOS MIEDO DE ALZAR LA VOZ!

NO LO IGNORES COMPARTELO.

EL DIA DE HOY SAQUEARON MUCHAS TIENDAS INCENDIARON CASAS Y GASOLINERIAS Y HUBO MUCHOS HERIDOS Y ALGUNOS MUERTOS.

GUARDEN PERTENENCIAS Y EVITEN SALIR A TIENDAS GRANDES, EL BIENESTAR DE TUS HIJOS, FAMILIA, HERMANOS, AMIGOS ESTÁN EN PELIGRO

⚠⚠⚠⚠⚠⚠⚠ COMPARTE ⚠⚠⚠⚠⚠⚠⚠ ⚠ ALERTA ROJA ⚠

DEL ESTADO DE MÉXICO Y D.F. POR FAVOR DIFUNDAN ESTO.

CIERREN LOCALES, TIENDAS, MERCADOS, PAPELERÍAS ETC. LAS ESTÁN ASALTANDO.! TIPOS VESTIDOS DE NEGRO, ENCAPUCHADOS Y CON MOTOS ESTÁN PASANDO A ROBAR A MANO ARMADA. Y NO SON LOS QUE ESTAN HACIENDO PROTESTA ES EL GOBIERNO MISMO QUE ESTA MANDANDO A HACER UN DESASTRE PARA PODER ARRESTAR A LOS QUE REALMENTE ESTAN PROTESTANDO Y TENGAMOS MIEDO DE ALZAR LA VOZ!

NO LO IGNORES COMPARTELO.

EL DIA DE HOY SAQUEARON MUCHAS TIENDAS INCENDIARON CASAS Y GASOLINERIAS Y HUBO MUCHOS HERIDOS Y ALGUNOS MUERTOS.

GUARDEN PERTENENCIAS Y EVITEN SALIR A TIENDAS GRANDES, EL BIENESTAR DE TUS HIJOS, FAMILIA, HERMANOS, AMIGOS ESTÁN EN PELIGRO

⚠⚠⚠⚠⚠⚠⚠ COMPARTE ⚠⚠⚠⚠⚠⚠⚠

A las 9 de la noche de este jueves de magos encuentro esta noticia en el diario Cambio:

¿Cómo empezó todo esto? ¿Es un asunto de las redes sociales? ¿Es la mano negra del Estado cavernario que mueve sus redes para causar el caos? Es un simple y arrebatado estallido que prende por un instante entre los que tienen a bien estar frente a un Soriana?

¿Qué puede hacer el buen periodismo contra esta histeria de los últimos días? Encuentro en el Whats de mis amigos de la Escuela de Periodismo Carlos Septién este punto de vista de la periodista norteamericana Sallie Hughes:

“Ramping up cyber psychosis, democracy and fact-based reality under siege. My personal view is that only media literacy can ameliorate this. Will it strengthen the brand of legacy journalism? Por la mañana en Twitter apareció un Trending Topic invitando a saquear los Walmart de la Ciudad, casi 500 cuentas de perfiles falsos en Twitter difundían información falsa provocando el cierre de tiendas, pánico colectivo y reportes falsos de robos... ¿Qué hacer? ¿Cómo Reportar? Estas cuentas pierden poder cuando son cerradas, aunque son muchas reportándolas en Twitter las cuentas son suspendidas y pierden su capacidad de desinformar, comparte la lista con tus contactos y solo sigue información oficial, de medios autentificados, verificados y redes confiables. Somos más los buenos."

Descubro más tarde, monitoreando el radio de la ciudad de Puebla, que esta frase, somos más los buenos, formará parte de un programa en la estación Ultra, y que el locutor llama a la gente a gritar así, que son más los buenos, y el también grita abrumado somos más los buenos y claro, la frase puede ser un conjuro, y un slogan y un sonoro anuncio en la radio…

+++++

Por un instante paro mis interrogantes y entre el enorme ruido que encuentro en internet no dejo de ver que esto está ocurriendo en todo el país, con el Estado de México como punto extremo. Y con ellos corre todo tipo de mensajes que narran este pequeño apocalipsis en el que las personas convertidas en turba se descubren asaltando los anaqueles que miran a diario desde sus escuálidas bolsas. La mayor parte de los mensajes aluden a un gobierno decidido a impedir que la movilización popular en contra de los gasolinazos se convierta en una marea imbatible, así que desde sus más obscuros sótanos ha mandado cuadrillas de muchachos ligados a pandillas controladas por policías en acciones coordinadas contra comercios cercanos a vecindarios populares. Puede ser. El gobierno tiene muchos rostros. Hay tantas manos que mecen la cuna de la violencia en México. Ahora mismo habrá funcionarios paralizados de miedo. Y habrá otros que nada más piensan en el 2018.

+++++

Busco la opinión de los militantes de la 28 de Octubre, que de procesos así algo saben. Esto responden, además de plantar un escudo humano de comerciantes dispuestos a enfrentar cualquier ánimo saqueador en el Mercado Hidalgo:

Escribo este párrafo luego de leer el punto de vista de Tonatiuh Sarabia:

“Los 28 tienen una óptica particular, pues han sufrido un asedio permanente en este gobierno por la vía de grupos hamponiles que controla la policía. Pero creo que le atinan a la mecánica: alguien paga a quien tiene los conectes en los barrios. Eso no es nuevo. Supongo que son gentes del gobierno que pueden actuar por cuenta propia cuando la orden y el dinero llega; a veces puede venir del propio grupo en el poder local; otras puede venir de afuera. Aquí gana alguien: al que no le conviene una respuesta seria, organizada y no violenta en contra de las decisiones autoritarias como la del descraciado gazolinazo.”

+++++

Luego encuentro una perspectiva serena en un líder empresarial de la ciudad de Puebla, y que da idea de lo que sí resultará de todo esto: que los grupos empresariales que han levantado la voz en contra de la decisión de aumentar la gasolina le van a bajar el tono a su crítica.

Este es el AUDIO en el que el empresario Toño Prosperi llama a sus colegas de las cámaras empresariales a la mesura:

“Ya empezaron a vandalizar algunas tiendas –dice--, Aurrerá, Soriana, Coopel, tiendas en el sur de la ciudad… En Plaza Cristal ya cerraron todas las tiendas, hay seguridad pública, gracias a dios... Estamos en comunicación con Diódoro Carrasco, ya pedimos vigilancia policiaca… Esto ya es otra cosa, ya es delincuencia y hay que tratarla como tal… Esto tiene mucho fondo… Les pido prudencia, no hagamos una psicosis… Ahora no se trata de tener posiciones de caudillo, se necesita mesura. Se vale protestar, levantar la voz, pedirle cuentas al gobierno, pero esto no es de ciudadanos, esto ya es de otros grupos, así que no nos deben de manipular, no nos deben de sorprender, no nos tienen que ganar…”

+++++

Acudo a Facebook por la opinión de los amigos que ahí encuentro con las preguntas que he realizado al principio de este texto:


Alejandra Valdivia IMPORTANTES PREGUNTAS, VOY A REFLEXIONAR PARA CONTESTAR

Unlike · Reply · 1 · 3 hrs

Aida Maltrana Ante todo. Felíz año. Repuestas no tengo. Unas palabras, frases me vienen a la mente...deterioro político, incertidumbre, impotencia, corrupción, a la vez que rabia y disposición para actuar sin saber el rumbo.

Unlike · Reply · 3 · 2 hrs

Manuel Angel Juàrez Lira Yo creo que es muy sencilla la respuesta, el punto de quiebre es cuando no se están respetando tus derechos, y vez abuso , sobre abuso, el respeto al derecho ajeno es la paz, todo tiene un limite, y el cinismo y la condesendencia con que nos tratan los politicos , tratando de ocultar todos sus intereses por lo que ellos trabajan, que no son los de nosoytros

Unlike · Reply · 1 · 2 hrs

Hilario Cruz solo un pequeño aporte, creo que la confianza mato al gato

Unlike · Reply · 1 · 2 hrs

Hilario Cruz es decir los servidores públicos se creyeron que el pueblo se había acostumbrado a todo y que en un caso como este no pasaría nada mas nunca pensaron que desde los acontecimientos que sacudieron a la opinión internacional y la redes sociales han contribuido a el despertar de una sociedad cada día mas vigilante y demandante ahí el resultado.

Unlike · Reply · 2 · 2 hrs

Hilario Cruz espero sirva en algo mi comentario salidos Sergio y feliz turbulento año 2017

Unlike · Reply · 1 · 2 hrs

Gonzalo Malpica Mmmm existe todo un proceso mayor de incultura encausada. Nos hemos contagiado de una indiferencia total. Las preguntas no son nada fáciles Sergio. Mi enojo está más arriba que mi sentido reflexivo.

Unlike · Reply · 1 · 2 hrs

Rosa Maria Tellez Desgraciadamente la raza humana esta perdiendo la fe y donde el peor cancer es la violencia y el respeto hacia los demas prevaleciendo las drogas y el poder

Unlike · Reply · 1 · 2 hrs

Bernardo Hinojosa Polo El problema es el hartazgo y enojo con razones pero sin meta, sin saber si somos sociedad o que queremos llegar a ser.

Like · Reply · 1 hr

Arqui Richard En manera personal, es poner pausa, hechar vista atrás para entender toda esta maraña y ver nuestra culpa mucha o poca para llegar a esto! Por negligencia, pereza o simple omisión y solo así poder reconocer y rectificar...

Like · Reply · 1 hr

Raúl Gil Mejía La inmoralidad y la impunidad,dos malas compañías,vamos MEXICO !! adelante

Like · Reply · 1 · 1 hr

Sergio Montaño Monroy La clásica estrategia pejista..no caigan.

Like · Reply · 1 hr

Sergio Mastretta Tocayo, quiero entender tu punto de vista. ¿Tú piensas que López Obrador es el orquestador de los saqueos? ¿Qué información te lleva a esta interpretación?

Like · Reply · 1 hr

Sergio Montaño Monroy Y a ti que te hace pensar que no...porque desde que intentó volar en Tabasco las instalaciones de PEMEX cuando perdió contra Madrazo la candidatura del PRI para gobernador no ha logrado superarlo.

Like · Reply · 1 hr

Sergio Mastretta Yo trato de ver y entender hechos. No hay una sola indicación que involucre a López Obrador. Veo grupos pandilleriles en acciones directas Sí creo que los acontecimientos no son simplemente una explosión espontánea. Sí creo que hay beneficiarios de todo esto.

Like · Reply · 1 hr

Write a reply...

Juan Jose Menendez No hay una sola respuesta que explique toda esta descomposición social, gobiernos indolentes, frustraciones de los que ya no tienen que perder, masas incontenibles envueltas entre la miseria económica y humana, en fin no hay respuestas fáciles para esto mi estimado Sergio.

Like · Reply · 1 hr

Covadonga Osorio No es el mismo gobierno que está generando estos desmanes para causar miedo y que la sociedad no se manifieste en su contra??

Like · Reply · 1 hr

Tuss Fernandez No será más bien que la frontera nos rebasó a nosotros?

Like · Reply · 55 mins

Juan Polo Bernabe No creo en mi humilde opinión es el hartazgo del pueblo ante tanta impunidad u desigualdad social mi estimado hno

Like · Reply · 48 mins

Nieto Wenceslao Tanto maltrato, tanto abuso, tanto descaro... no hay sociedad que lo soporte, hay esta el resultado de un gobierno tirano, el estado no puede constreñir a los ciudadanos...

Like · Reply · 36 mins

Juan Antonio Olmeca Xicalanca dejemonos DE ENVOLVER AL MISMO MUERTO CON EL MISMO PETATE"""RECORDAD EL HIMNO QUE EVOLUCIONO A ESTE TIEMPO,DICIENDO: "PIENSA OH PATRIA QUERIDA QUE EL CIELO: UN VANDALO EN CADA DESEMPLEADO TE DIO "

Like · Reply · 13 mins

Juan Antonio Olmeca Xicalanca ES INCREIBLE EL CINISMO Y PERVERSIÓN DE AQUELLOS QUE IRRESPONSABLEMENTE DICEN ESTUPIDECES TAN FATUAS COMO "CLASICA ESTRATEGIA PEJISTA" EL AUTOR DE ESTE DESACIERTO TIENE UNA DIARREA MENTAL CRONICA ,,,SI CREE QUE EL PUEBLO SE LO TRAGARA ,ASI COMO SE TRAGO LOS "DAÑOS COLATERALES" O EL "YA NO HABRA MAS GASOLINASOS"

Like · Reply · 9 mins

Juan Antonio Olmeca Xicalanca EN ESTA SOCIEDAD CONVIVIMOS CIUDADANOS COMUNES COMERCIANTES EMPRESARIOS ESTUDIANTES ETC ETC ,EN UNO DE LOS ETCETERAS RADICAN LOS LADRONES ,ÉSTOS TIENEN COMO MODUS VIVENDI EL AGENCIARSE INDEVIDAMENTE DEL PATRIMONIO AGENO .Y CUANDO HAY MANIFESTACIONES CIVILES TRABAJAN A PLACER ,PUES A RIO REVUELTO GANANCIA DE PESC ADORES""NO HECHEMOS LA RESPONSABILIDAD DE LA INGOBERNABILIDAD RAMPANTE QUE SUFRIMOS A LOS HOMBRES Y MUJERES VALIENTES QUE ENFRENTAN LOS RIESGOS DE HOY EN DIA A MANIFESTARSE,,NO LES QUITEMOS ESE VALOR CON NUESTRAS CHAPARROS IDEALES SOCIALES ,O EL ABUSIVO Y CINICO FORMATO CONSABIDO DE INFILTRAR LADRONES DE A PÍE EN LAS MANIFESTACIONES SOCIALES...

Like · Reply · 1 hr
Jose Juarez Saludos Fraternales ,en tiempos Dificiles, mi Querido Amigo Sergio Mastretta. Muy Dificil, en ciertos casos, de la reccion de nuestra gente, estos planes Maquiavelicos, son Minuciosamente planeados, por personajes de la alta Elite, amos de la Orden Mun...See More
Manuel Maya Lucas Es el momento de la desesperación, del hastío , de la confusión, del abuso , del hambre , cada uno con diferente situación y motivo
Sergio Montaño Monroy A subirse al camión todos los trasnochados izquierdistas rabanos (rojos por fuera pero muy blancos por dentro)
+++++

Mi hermano Carlos Mastretta me envía su punto de vista:

Entre Trump y el mal gobierno el país anda muy nervioso. Puede degenerar a un estado fuera de control. Hay una sensación de injusticia y desamparo, eso puede llevar a estallidos sociales. La falta de liderazgo siempre acaba mal. En México la olla ya trae mucha presión.

+++++

Al final del día asumo que no encontraremos respuestas fáciles a la pregunta por las fronteras que un país rebasa tal vez sin retorno. No sé si estas revueltas populares y sus posibles procesos manipuladores continuarán mañana. Hoy es una noche de reyes triste y desamparada. Los padres de familia haremos como que el mundo que ahora transcurre con sus ruidos nocturnos no es el nuestro. Que no ha sido esta tarde la nuestra. Que no es nuestra ciudad la que ha estallado en sus barrios como una alerta del abismo que le espera a una sociedad que ha dejado atrás las mojoneras de la concordia.

Relacionadas:

Crónica de la derrota de los derechos civiles en Puebla / Cuando el destino (el Estado) es un levantón burdo, perfecto…

Tony Gali el Predicador de la arena (política) de Puebla



No es cualquier año el que arranca hoy. 1917-2017, el centenario de todas las revoluciones mundiales consumidas, de todas las constituciones mexicanas abolidas. Allá los rusos con su Estado momificado mirándose en el espejo Trump y las resurrecciones ultranacionalistas. Acá nosotros hacia una pantomima más del Estado celebratorio de nuestro desastre armado a fuerza de legisladores sometidos al tlatoani de turno.

Pero hay un 2017 más inmediato: el que se juega con las interrogantes al nuevo iluminado que por dos años gobernará a los poblanos.

No conozco a Tony Gali. De hecho, me negó la entrevista en el proceso electoral del 2016 --que sí nos dieron a Rodolfo Ruiz y a mí los otros cuatro candidatos--, así que ignoro de viva voz si en la cabeza tiene un proyecto racional y democrático para el estado. Por observar el grupo del que viene, me reservo mi derecho ciudadano a la duda. Porque es un hecho que la élite gobernante poblana se renueva consigo misma. Tony Gali ha sido un destacado elemento en el grupo que con Moreno Valle llegó al poder en el 2010. Con su propio tono predicador, sí, muy en su modo del evangelista de los brazos extendidos al cielo azul desde una plataforma azul entre papelitos azul plata expulsados por cañones de viento en el estadio de béisbol pintado de azul. Al gobernante que viene no lo asustan las masas plañideras, y los sudores sociales ajenos intrusos discordantes no lo llevan a implorar el gel antibacterial. Ahí está, a la espera de la estafeta de nuestro más ingrato bien que es la estructura social que llamamos gobierno estatal, la más privada de las casas en Puebla. Ha sido dos años presidente municipal y dos secretario con Moreno Valle. Lo vi asumir como propia la persecución contra la 28 de Octubre impulsada desde la secretaría de Gobernación estatal; no lo escuché defender a los pueblos auxiliares contra la embestida de la ley que las exterminó desde el congreso estatal; tampoco se le vio una postura crítica al mecanismo principal de financiación de las obras morenovallistas (los PPS) endosadas a la nada fantasmal empresa del político financiero Pedro Aspe. Nada de eso hizo. Y en buena medida por ello es el renuevo de Moreno Valle.

Pero todavía soportaremos el enero de despedida del último de nuestros sátrapas. El día 15 de seguro veremos un espectáculo digno de nuestros más exquisitos ejercicios de dispendio y desgracia autocultivada desde la trastornada personalidad en el poder. Ya no serán las reliquias acartonadas en las graderías infantiles del estadio del CENHCH, pero tal vez sí los ensueños brasilianos de un ciudad AUDI que mira como su propio y deslumbrante templo de la luz del mundo que es él. Su legado.


c/6 parrafos

Ya lo veremos. Pero ahora, no más calificativos y sí los interrogantes extremos al iluminado que espera turno, porque no es un año sencillo el que viene para Puebla. Nos enteraremos pronto del derrotero que aguarde a los procesos más críticos de nuestra vida colectiva según las decisiones que tome el nuevo gobernante por el que votó el 18 por ciento de los ciudadanos que en junio del 2016 estaban en capacidad de votar:

Cuál es el verdadero alcance de la deuda pública que hereda Moreno Valle a Tony Gali y en qué medida se ha comprometido el futuro nuestro con proyectos impuestos y sin consenso como el CIS, la Estrella, el MIB, el segundo Piso y la propia plataforma de AUDI que la trasnacional exigió como punto de partida para ubicar su planta en Puebla.

Cuáles serán las repercusiones que el trumpismo traerá sobre las exportaciones de AUDI y la recomposición de las ventas de Volkswagen en el mercado norteamericano con el modelo Tiguan, ambos procesos determinantes del comportamiento de la economía local.

Cuál la resolución de la guerra por los ductos petroleros entre los cárteles huachicoleros y el ejército mexicano en el marco de una realidad explosiva en más treinta localidades rurales a todo lo largo de la autopista que cruza el centro del estado, con un muy importante número de personas que han encontrado en el robo de combustible una salida real a su precariedad económica.

Y cuál será el reacomodo de las fuerzas políticas entre lo que llamaremos prianismo morenovallista y los caciques marines y Melquiades, en dinámicas que simplemente reproducirán las disputas de las camarillas locales por el control de los presupuestos municipales sin el menor atisbo de proyecto regional.

Y cuál será la ruta que siga la renovación de poderes en la universidad pública --si será tersa y pragmática o sobrevendrá un revanchismo tardío--, y si se decidirá la institución por una verdadera regionalización que la convierta en la más importante instrumento de reversión del rezago social del estado.

Y qué esperar del éxito de la movilización civil ambientalista en pro del rescate de la cuenca del Atoyac: ¿se traducirá en decisiones políticas del nuevo gobierno –de hecho, la única y tangible acción estratégica que puede realizar en sus dos años mínimos--?

Y qué de la alianza de instituciones de educación superior –el llamado consorcio universitario, hasta hoy con la lamentable ausencia de la universidad pública— imaginada como instrumento de la sociedad civil para la contención del poder autárquico que gobierna Puebla.

Y si de milagros habláramos –porque esto por si mismo es absurdo--, esperar que se aplique la vieja regla del péndulo y el nuevo gobierno se dedique a cerrar las heridas abiertas por el despotismo morenovallista –con los presos políticos sometidos a procesos judiciales ignominiosos--, y de paso se reconstruya una relación de poderes republicana, como la que nunca hemos tenido en Puebla.

No es un año sencillo. Declaradamente turbio en el ánimo público. Y para Puebla, todavía en manos de iluminados.

En Santa María Suchixtlán en la Mixteca Alta oaxaqueña se trabaja a contracorriente de un liderazgo mexicano global. México ya es el segundo país del mundo donde la población deja su territorio para vivir y trabajar en otra nación, sólo abajo de la India, y ambos países encabezan esa fuga del miedo y la escasez que es la otra cara de la globalización. En el amplio cuerpo geográfico mexicano se multiplicaron las zonas del miedo rurales y urbanas y que contaminan por igual a manos laboriosas que a mentes educadas. Las zonas de miedo: un cáncer que erosiona desde muchos frentes a los hábitats de la gente común. Violencia, vacíos de trabajo y apoyos a los productores, fracturas de la convivencia y los tejidos sociales.

Image result for Santa María Suchixtlán



La huida parecía un destino implacable y erizado de riesgos pero con algún margen de éxito hasta antes que llegara Trump. ¿Que se hará con estas poblaciones que el actual orden expulsa si México se convierte en una gigantesca trampa sin salida? Como ocurre en muchas otras comunidades, pueblos y barrios del país, en Santa María Suchixtlán, comunidad del municipio de San Andrés Xinastla en la Mixteca Alta, se trabaja desde hace años para evadir ese destino. Combinan como en muchos otros casos sus recursos históricos con los nuevos saberes y herramientas. Emplean a fondo sus usos y costumbres y se alían con especialistas en ecodesarrollo, en historia y en restauración. Ya son el primer geoparque que reconoce la Unesco en México, reservorios geológicos, arqueológicos y de paisaje, y se proponen rescatar uno de sus más fuertes símbolos de identidad y pertenencia, una iglesia y una capilla con sus cuatro óleos sobre tela y 22 esculturas datadas del siglo XVII.


c/6 parrafos

A contracorriente del vendaval que obliga a migrar, muchos pelean por arraigarse, y en ello juega un papel importante el rescate de los patrimonios culturales que recuperan los símbolos de identidad con sus territorios. Con ello entre otras cosas se vacunan contra la metástasis que por varios frentes desarma a esos arraigos. Son las múltiples luchas y resistencias que atraviesan pueblos, regiones, organizaciones populares e instituciones. Pequeñas y grandes gestas que restablecen la posibilidad humana de vivir dignamente en común, y que combinan el rescate de lo que hay con rasgos de los mundos que se podrán vivir en el futuro inmediato. En esos esfuerzos pequeños y cotidianos se abren paso sin embargo grandes cosas, por ejemplo, hacer posible y deseable la lucha por restablecer a los territorios como espacios para la vida a lo largo y a lo ancho de esta nación vasta.

Image result for Santa María Suchixtlán

Pero al revés de lo que ocurre en Santa María Suchixtlán, el gobierno federal no supera el pasmo, una atmósfera de incertidumbre y pasividad avanza, cuando debería acompañar los esfuerzos populares y rehacer el tejido social y productivo de la nación en esta situación de grave riesgo. Por ejemplo, a la muy noble institución federal encargada de esos patrimonios culturales la tienen sin cabeza directiva desde el 15 de agosto a la fecha. Ya casi cuatro meses. Y también va para un mes de silencio ante una carta contundente de los 30 investigadores y profesores eméritos del INAH enviada el 15 de noviembre donde señalaban precisamente la urgencia de designar a la brevedad a su Director General con el perfil y la experiencia que lo valide y legitime como defensor del patrimonio de la nación plural y diversa que somos. Es lo mismo que defienden sus sindicatos de trabajadores que integran a las especialidades dedicadas a tan importante labor para preservar identidades y valores de cohesión. Y se tiene ahora una carta fuerte para cubrir ese puesto directivo, la del antropólogo Diego Prieto que se ha distinguido por dar consistencia a la tarea primordial de la institución creada por el Presidente Cárdenas el 31 de diciembre de 1939: su compromiso hacia el cuidado de los patrimonios. El INAH tiene la estructura territorial descentralizada y las atribuciones legales para coadyuvar con las muy diversas poblaciones en ese su esfuerzo por vacunarse contra la incertidumbre, el miedo y la desesperanza y resembrarse para el bienestar de las familias y de la nación misma. ¿Que se espera?

Mundo Nuestro. Los tiempos llaman a tomar decisiones. Lo han hecho los rectores del Consorcio Universitario Puebla (IBERO PUEBLA, UPAEP, UDLA, TEC DE MONTERREY, ANAHUAC, MADERO) y han rechazado la decisión de los diputados del Congreso en Puebla de iniciar un procedimiento administrativo en contra del ex alcalde Eduardo Rivera.

Los tiempos llaman a plantar en las conciencias el rechazo a las posturas dictatoriales que el régimen de Rafael Moreno Valle realiza de manera impune a través de los poderes legislativo y judicial. Lo que le sucede hoy a Eduardo Rivera le ha ocurrido a un gran número de personas que se han plantado contra la arbitrariedad de las decisiones que afectan profundamente a los ciudadanos: pasó en Canoa, la Resurrección y Chalchihuapan con los presidentes auxiliares que se opusieron a la desaparición de la figura de Pueblo en la constitución estatal; la padecieron los Xicale en Cholula; la padece todavía Simitrio en el penal de San Miguel. Apenas hace unas semanas la sufrió el ex secretario marinista Castillo Montemayor con acusaciones que se tardaron seis años en convertirse en orden de aprensión. ¿De qué se trata esto que vivimos en Puebla? ¿Por qué los gobernadores se comportan como sátrapas a la Maximino? ¿Los diputados piensan que los ciudadanos estamos ciegos? ¿Qué democracia de caricatura es esta?

La decisión de los rectores nos fortalece a todos.

Y nos obliga a respaldarlos a ellos.



Reproducimos el desplegado firmado de manera personal por los rectores de las universidades:

Página 8 de 17