Poder y Política

Textos de Günter Petrak en Mundo Nuestro:

Historia del virrey trastornado, de cómo se vio envuelto en tenebrosos avatares y cómo se desenvolvió…

Historia del virrey trastornado, de cómo se vio envuelto en tenebrosos avatares y cómo se desenvolvió…



CUERPOS/Eros desarmado

CUERPOS/Eros desarmado

Del cacique de Loreto, su trenecito y el parque...

Abordo el asunto del tren turístico de Moreno Valle, las obras del parque “de las siete culturas” y ahora el “Parque Soria” en Cholula, pues hay quien aún no entiende lo que está en juego; creen que las obras “se ven bonitas” y se han comprado la idea de que el turismo siempre trae beneficios económicas.


c/6 parrafos

De entrada debemos entender que la “cultura” distingue a las comunidades, les permite “construirse” una vida en común, con sus lazos y sus formas de producción, pero también con sus tradiciones, usos, costumbres y creencias. Eso las dota de identidad y las arraiga en un territorio. Cuando ese espacio que habitan se transforma por la voluntad de un sátrapa como el actual gobernador de Puebla (quien por lo demás sólo busca “lucirse” para cumplir su obsesión de ser presidente y de paso lucrar económicamente con las obras que ordena construir), su identidad se ve amenazada. Y eso es particularmente grave en Cholula, el pueblo habitado más antiguo de toda América, donde los espacios (el territorio) han adquirido un carácter simbólico (sagrado).

Los argumentos (falacias) vertidos por los promotores del modelo son básicamente los siguientes: “la globalización nos obliga a estar al día con el desarrollo del mundo”, “no podemos ir en contra de la modernidad”, “el turismo traerá una derrama económica importante para el municipio”… Sí, pero, ¿quiénes son ellos para decidir qué es “progreso”?, ¿quién garantiza que la derrama económica es para todo el pueblo y no para unos cuántos vivales políticos y capitalistas?; de hecho, en la práctica, al ser más lucrativa la venta de bienes y servicios a los turistas, los comerciantes comienzan a utilizar el dólar como medida de cambio y van excluyendo cada vez más a los locales; a su vez, los productores locales (digamos, los artesanos) comienzan a producir lo que el nuevo mercado demanda (algo así como ha sucedido en Huaquechula con las ofrendas, cada vez más ostentosas y grotescas – una vez vi una con peluches de Disney y botellas de cocacola--), los espacios comerciales se encarecen y gradualmente se apropian de ellos gente que viene de fuera…

El modelo neoliberal de “desarrollo” se caracteriza por colocar el capital por encima de cualquier otro valor humano y lo que está pasando en Cholula es una muestra de ello. El “diseño” del parque “de las siete culturas”, y ahora el Soria; la expropiación de tierras de labor (cultivo de flores) y del hospital psiquiátrico para convertirlo en hotel-museo; la “puntada” de abrir la ruta de un tren turístico desde la ciudad de Puebla (en lugar de una ruta económica de servicio regular), todas esas acciones se han hecho desde un escritorio con fines de lucro, político y económico, y se han impuesto por las malas mediante la amenaza, la represión, el encarcelamiento de activistas y las órdenes de aprehensión a los habitantes que ejercieron su derecho a la protesta pacífica y a la libertad de expresarse, esa que Moreno Valle dice que le están conculcando al impedirle abusar de su puesto para promoverse como candidato a la Presidencia.

Pero lo peor es que al hacerlo así dañan la identidad cultural de un pueblo originario, pues toda intervención en un espacio público lleva implícita la re significación de aquel espacio, como bien lo saben los semiólogos y los antropólogos. No es de extrañar por eso que la gente que tuvo acceso a la presentación pública del proyecto de parque (después de haberlo exigido reiteradamente) en el ayuntamiento de San Andrés Cholula, en 2014, haya respondido con profunda molestia, según podemos constatarlo en el documental “Luz bajo la tierra. La destrucción de Cholula”, de Juan Manuel Ramírez (https://www.youtube.com/watch?v=HpgAXnH7mCY).

Por eso también resulta ridículo el lema del ayuntamiento de San Andrés: “Modernidad con identidad”. ¿Cuál modernidad y cuál identidad?, ¿la impuesta por políticos codiciosos y corruptos? Al ver lo que están haciendo en los terrenos expropiados (“comprados”, dice el arrastrado de Leoncio Paisano, presidente municipal) no puedo menos que sentir indignación: ¿dónde está la "identidad" cholulteca en los miles de metros cuadrados de cemento que han impuesto y en los pocos jardines estandarizados que a poco de terminarlos se llenan de maleza?

La lucha en Cholula, en la que participo desde hace más de dos años, es para preservar valores humanos más importantes que el capital: la identidad cultural, el espíritu de comunidad y el patrimonio tangible (arqueológico) y no tangible (tradiciones, religiosas, usos y costumbres) que no pueden y no deben convertirse en mercancía.

Frente al cerrito de Los remedios y la pirámide “hechiza”, junto a donde pasaba la vía del tren hace algunas décadas, hay una placa de cemento que dice: La remodelación de la Plaza Soria se da en beneficio de los turistas y residentes de San Pedro Cholula. Junio 2010. Seis años después, por capricho del gobernador, el parque Soria está siendo re-remodelado.

Como en todas las obras de Moreno Valle, caracterizadas por un inaudito derroche de dinero y nula transparencia, ni los residentes (ni los turistas) conocen los detalles del proyecto ni los supuestos beneficios que darán tantas toneladas de cemento vertidas sobre patrimonio cultural.

¿Qué vendrá ahora? No soy adivino, pero lo que avizoro quedará escrito para revisarlo en unos meses:

En enero, el Señor de los Cerros, cacique de Loreto y, tal vez, su compadre y socio Peña Nieto vendrán a Cholula en su trenecito de juguete, los acompañará un séquito de lamesuelas, incluidos periodistas vendidos y directivos del INAH cómplices, el servil alcalde de San Andrés, Leoncio Paisano y el oportunista alcalde de San Pedro, José Juan Espinosa.

Con la soberbia que lo caracteriza, RMV se llenará la boca mostrando al mundo cómo él solito transformó a Puebla, quizá hablará de los millones que “se invirtieron” en tan magna obra que quedará para la posteridad. Seguramente omitirá hablar de los perseguidos y encarcelados, de la represión y la violación de los derechos humanos que cometió para lograr (afortunadamente a medias, por la resistencia del pueblo) su visión de Cholula. Si acaso, se atreverá a decir que los que se opusieron fueron unos cuantos y que el tiempo los puso en su lugar. Después partirá, tal vez en su helicóptero Augusta, a planear la transformación de México, desde una nueva oficina en Los Pinos 2018. Mientras tanto, los servicios y bienes en Cholula subirán de precio, pues los comerciantes que enfocarán su atención en los turistas, comenzarán a utilizar el dólar como unidad de medida. Los pequeños comerciantes locales serán desplazados por empresarios con mayor poder económico. Los caciques cholultecas de siempre, con apellidos conocidos, varios de ellos ex funcionarios o políticos de todos los colores verán florecer sus negocios. Tal vez lleguen más franquicias. El alcalde de San Andrés intentará agregar más cemento a los terrenos expropiados, para construir estacionamientos y tal vez hasta ceda a la tentación de seguir colocando casetas para comercios sobre las placas de cemento que ocupan actualmente los terrenos donde hace dos años se cultivaban flores. La mayoría de los cholultecas doblará las manos y se conformará. Yo, y tal vez unos cuantos soñadores más, seguiremos luchando por esta tierra sagrada y en contra de los políticos corruptos y abusivos.

Unas horas después de que se diera a conocer la renuncia de Agustín Carstens al Banco de México, la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (CONASAMI) dio a conocer un incremento del salario mínimo diario (SMD) de 73.04 a 80.04 pesos lo que representa un alza de 9.6%. La relación entre ambos acontecimientos no ha sido comentada pero es muy probable que haya existido. La renuncia se dio el 1º de diciembre, un día muy especial para el Presidente, pues cumplía cuatro años en el poder y la salida del Gobernador iba a estropear, necesariamente, cualquier celebración. Se dice que Carstens había recibido la noticia de su elección a las 7 de la mañana y casi de inmediato habló por teléfono con Peña para comunicarle su decisión de abandonar el Banco, y que él y su Secretario de Hacienda la recibieron con sorpresa. Por su parte, los especuladores reaccionaron pronto: al inicio de la jornada el dólar estaba en 20.59 pesos pero a las 10 y media la cotización había llegado a 20.85, un incremento de 26 centavos en un lapso muy corto.

Mientras tanto, la CONSAMI apenas iba a empezar a sesionar por primera vez en el año para definir el aumento del salario mínimo. Su anunció fue alrededor de las 11 de la mañana. Es probable que Carstens no haya renunciado por el futuro anuncio del alza del salario pero es más probable y creíble que una vez conocido el abandono del gobernador de Banxico, las autoridades del país se hayan sentido menos presionadas para dictar un aumento que rompe con la dinámica de las últimas tres décadas. Tan sólo entre 2009 y 2016 el aumento del SMD había sido de 37.3%, es decir 4.66% anual promedio. Ahora se decidía un aumento del doble. Antes de este anuncio, también un tanto sorpresivo por la rapidez con que se tomó, varios analistas apostaban a que el aumento sería de apenas superior al 3.5%.

La CONSAMI, en efecto, advirtió que el aumento formalmente hablando era de sólo 3.9% pero que además de éste se otorgaría una cantidad adicional llamada “Monto Independiente de Recuperación (MIR), de 4 pesos diarios”. Este artilugio tiene una parte de razón pues si legalmente se hubieras anunciado el 9.6% ello hubiera repercutido en otros indicadores económicos ya que la desindexación del salario mínimo no se ha completado legalmente. Pero también busca evitar que la suma total del aumento se convierta en un referente para los precios generales y sobre todo para un alza generalizada de los salarios en el país.



Sin embargo, los 80.04 pesos diarios (2,401.2 pesos mensuales) quedan todavía por debajo del precio de la canasta básica (alimentaria y no alimentaria) definida por la CONEVAL que en octubre de este año calcularon en $2717.81 para la urbana y 1757.50 para la rural, por persona. Si tomamos en cuenta que la familia del trabajador está compuesta por al menos cuatro miembros, y aun suponiendo que alguien más en la casa aporte ingresos, el SMD debería ser lo doble como lo recomienda la OIT, para ser suficiente para que esa familia no caiga en la pobreza, es decir el salario mínimo diario debería de ser de 181.18 pesos diarios para los trabajadores urbanos y de 117.17 para los trabajadores rurales. Muy lejos estamos de lo que marca la Constitución y los Tratados Internacionales. Todavía el salario decretado por la CONSAMI viola flagrantemente los derechos humanos de los trabajadores tal y como lo señaló la propia CNDH hace unos meses.

Pero desde luego, la decisión de la CONASAMI es correcta en la perspectiva de una recuperación gradual del salario mínimo. Es evidente que se requiere un plan de largo plazo, de varios años, para lograr un salario mínimo digno.

Es posible que el aumento se haya debido, en parte, a que un sector de los empresarios, representado por la COPARMEX, propusiera un alza de 89.40 pesos, pensando quizás en una recuperación del mercado interno. También a la presión de otras voces, sobre todo de un conjunto de académicos y del Jefe de Gobierno dela Ciudad de México, que habían insistido desde hace años un plan de recuperación del SMD.

Pero la verdad, es que hasta ahora no están muy claras las razones por las cuales la CONASAMI decidió romper con sus propios paradigmas. El boletín oficial señala que el aumento del MIR de 4 pesos no se pudo aplicar este año sino que tendrá vigencia a partir del 1º de enero de 2017 debido a “que se presentaron diversos acontecimientos económicos (referéndum en el Reino Unido en el que la mayoría de los británicos voto a favor de abandonar la Unión Europea, expectativas de regularización de la política monetaria en los Estados Unidos de Norteamérica, resultado de las elecciones de presidente en los Estados Unidos de Norteamérica)”. Pero es evidente que estos factores no van a desaparecer en las posadas y que, por el contrario, serán más adversas para el país desde los primeros días de 2017. Tampoco es congruente con los estudios en que ha basado sus decisiones la Comisión. Apenas en junio de este año la CONASAMI había publicado un documento del Banco de México según el cual se demostraba que un incremento del SMD por encima de la inflación tendría “efectos negativos sobre los precios y la economía en general”. Ello, se afirmaba, debido al llamado “efecto faro”, es decir a que el aumento al salario mínimo se utilice como base para elevar los salarios del resto de los trabajadores.

La tesis del Banco de México es cuestionable. Desde nuestro punto de vista y de acuerdo a otros estudios, durante los últimos veinte años del siglo pasado el SMD sirvió como índice para anclar o topar los salarios contractuales. Pero a principios del siglo XXI y hasta 2008, cuando estalló la crisis mundial, los salarios medios aumentaron mientras el mínimo se quedó congelado por razones políticas. Ahora que éste se ha elevado por encima de la inflación, difícilmente impactará a los salarios contractuales debido a la escasa capacidad de negociación de los trabajadores pues estos carecen, en su inmensa mayoría, de sindicatos representativos. También hay que recordar que el salario mínimo lo obtienen principalmente aquellos trabajadores ubicados en los sectores más desprotegidos de la economía: en los micronegocios y en las áreas rurales donde predomina el trabajo informal, ya sea por cuenta propia o al servicio de un patrón, que no cuentan con seguridad social. Se trata de un conjunto que suma 7.8 millones de trabajadores.


c/6 parrafos

En cambio, se ha podido observar que en los últimos años ha aumentado el número de trabajadores que ganan hasta 1 SMD, pues estos representaban en 2013 el 13% y ahora son más del 15%. Además, la estructura salarial se ha seguido comprimiendo hacia abajo, hacia los salarios más bajos: hace tres años el 58.3% del total de las personas ocupadas ganaban hasta 3 SMD, mientras que en el tercer trimestre de 2016 el porcentaje era ya de 62.3%. Ello demuestra que el mercado de trabajo en México está respondiendo sobre todo a un bajo crecimiento y a una destrucción de empleos en los puestos mejor calificados en las ramas económicas más modernas.

De esta manera, además de aumentar gradualmente el SMD, es necesario cambiar la estrategia económica y alentar el mercado interno y la inversión sobre todo en infraestructura para alentar la creación de empleos más productivos y con mejores salarios.

¿Muerto el perro se acabó la rabia? No necesariamente, la salida de Carstens no significa un cambio de política económica, ni siquiera en materia empleo y salarios, pero por lo menos nos libramos de un personaje que en aras de la ortodoxia y la estabilidad se impuso como artículo de fe congelar los salarios mínimos.

Los tiempos que vienen serán sin duda muy turbulentos y difíciles para la economía mexicana. Con un gobierno tan débil y errático, no está aún clara la política que van a seguir para enfrentarla. Pero es muy poco probable que los trabajadores, sobre todo los más pobres, vayan a extrañar a Agustin Carstens.

Twitter: #saulescoba

Vida y milagros

En 2014 se llevó a cabo la última reforma electoral en nuestro país, reforma que dio paso a la creación del INE, que sustituiría con nuevas y más amplias facultades al IFE. Para muchos fue un desatino concentrar y centralizar las atribuciones de la batuta electoral en un solo órgano y un golpe al pacto federal y la autonomía de los estados. Para los que algo o mucho sabían de la forma en que funcionaban los institutos electorales de los estados, era un paso necesario para impedir que los gobernadores en turno controlaran del todo a los órganos locales, a los que suelen tener en un puño con la complicidad de los congresos locales mediante un buen reparto de dinero. Las nuevas modificaciones a las reglas del juego y sus árbitros eran necesarias, pero quizás no fueron las adecuadas ni las mejores, aunque en algunos temas sí se lograron quitar candados absurdos que los partidos habían colocado a su conveniencia, como el de impedir que existieran las candidaturas independientes por fuera de los partidos. Jorge Castañeda fue el gran promotor del combate a este anticonstitucional candado y utilizó, como debe ser, todos los medios legales a su alcance para derogarlo. Lo logró después de 10 años de batallar en tribunales nacionales e internacionales.



Entre algunas de las reformas del 2014 se acotaron los actos anticipados de campaña de manera equívoca y poco clara, pues no tendría nada de malo el que las personas con deseos de buscar un cargo de elección popular se dieran a conocer mediante giras, conferencias o el trabajo bien hecho, pero siempre y cuando el costo de su proyección no recayera sobre el erario o abriera la puerta a la entrada de dinero sucio. Esas reglas de cómo darse a conocer de una manera sana y abierta no quedaron bien establecidas en una ley que ante todo debiera fomentar la equidad en la competencia. Lo que ahora han dado en llamar el piso parejo no existe, ya que muchos se han empeñado en dejarlo abismalmente desigual con diferentes y creativas mañas.

Andrés Manuel encontró una puerta al utilizar los tiempos oficiales regalado a los partidos de una manera discrecional aunque no ilegal, pues ya desde las elecciones del 2015 él apareció en todos los spots correspondientes a MORENA, spots destinados a difundir los postulados de su partido o a quienes estaban compitiendo por un cargo de elección popular, y que él usó sin estar compitiendo y sin tener ningún nombramiento oficial en su partido. Al ser cuestionada la legalidad de sus apariciones como actos anticipados de campaña, tuvo una siguiente idea: volverse presidente de MORENA y desde ahí aparecer en los spots de radio y tele durante todo el año como mensajero de las ideas de su instituto. La verdad es que la ley le dejó el hueco y él supo aprovecharlo. Como el mal ejemplo cunde ahora ya lo siguieron los presidentes del PRI y el PAN, quienes también se anuncian hasta el hartazgo abusando del boquete legal. Hecha la ley, hecha la trampa. Parte de las reglas que se aprobaron es que los medios de comunicación electrónicos deben dar tiempos oficiales gratuitos a los partidos para promover sus agendas políticas. ¿Por qué a los medios electrónicos? Lo ignoro. No se acota a los medios escritos ni a sus portales de internet; tampoco a las revistas del giro que sean. Así que ahí quedó otro hueco, pero ese no es gratuito, cuesta, y mucho, aunque aparentemente los que ahí aparecen salen por sus incontables méritos.


c/6 parrafos

Y hay otro terrible hueco accesible a algunos aspirantes: los tiempos de la "comunicación social”, propaganda disfrazada de tal, con los que cuentan varios de los gobernadores que quieren también ser candidatos a la presidencia de la república. Obviamente esos tiempos cuestan muchísimo dinero y provienen del erario. Un gasto difícil de medir de cientos de millones de pesos. Dos meses antes de que Cesar Duarte, el ex-gobernador de Chihuahua, abandonara el cargo en medio de múltiples acusaciones de desvío de recursos, se dio el lujo de tener una extensa pauta nacional promoviendo sus éxitos. En Puebla estuvimos escuchando anuncios radiofónicos constantes de este próximo pollito en fuga.

Otros aspirantes han ido encontrando su caminito para violar una ley que, si les parece injusta, debieran cambiar utilizando los tribunales o con propuestas de modificación a las leyes secundarias presentándolas ante el congreso. Dar una batalla jurídica tal cual la dio Castañeda por las candidaturas independientes. Pero no, prefieren darle la vuelta a la ley.

Esta semana ha estado ventilándose el caso del gobernador de Puebla, que había encontrado la forma de anunciarse en todo el país mediante espectaculares que promueven las revistas que supuestamente lo entrevistan de manera espontánea y que lo llevan a él en la portada. Tomando en cuenta lo que cuesta una revista versus lo que cuesta un espectacular, es increíble que una revista tenga ese dineral para promocionarse. Como sea, el INE decidió ordenar el retiro de los espectaculares y las entrevistas, incluida la de TV Notas, que promueven la imagen del gobernado por considerarlos actos anticipados de campaña. Y claro que lo son, como lo son los spots oficiales de los otros abusivos. Él ha subido un video en Tweeter en el que acusa al INE de violar su derecho humano a hablar sobre sus cualidades y logros. De verdad que lo que debería estar prohibido, y no en la ley electoral sino en todas las leyes posibles, es que los gobernantes se anuncien a cargo del erario. Todos. Prohibido. Prohibidos sus retratos en las oficinas públicas. Prohibido el culto a la personalidad. La única comunicación social permitida debe ser la que aporte información útil a la ciudadanía, catalogada de manera clara y puntual como tal. ¿Cuánto ha costado la promoción de Moreno Valle, cuánto la de Eruviel, Duarte y muchos senadores y diputados que promueven sus logros pero que claramente están tratando de posicionarse como candidatos a la presidencia ante la embestida legaloide de los miles de anuncios de AMLO, Anaya y Ochoa? Todos los que se sienten con posibilidades y tienen un cargo público inventan informes de actividades y se anuncian en donde pueden para presumir su trabajo, un trabajo que es su obligación y por el que cobran generosamente.

En materia del marco legal de campañas electorales y los difícilmente catalogables actos anticipados de campaña, urge hacer ajustes e insertar claridad donde hay confusión y enormes boquetes para hacer trampas. Dentro del marco actual, al final todos los perdedores se van a llamar a robados y al ganador lo llamarán tramposo. Sería obligación de todos los partidos hacer esas reformas. Aún hay tiempo de un ajuste legal antes de que las luchas de lodo acaben contaminando aún más la poca credibilidad de las contiendas electorales. Pero señoras y señores que tienen poder, acuérdense que el que se lleva se aguanta y que entre todos los aspirantes le están dando, a su manera, la vuelta a la ley. Si tan injustas les parecen las actuales regulaciones, pónganse a trabajar con sus equipos para modificarlas, no para violentarlas. Si algo no existe hoy en México es piso parejo en una contienda electoral, pero no pidan lo que no han estados dispuestos a conceder a sus contrincantes.

Día con día

Los “50 Lineamientos para un Proyecto Alternativo de Nación”, de López Obrador son las primeras propuestas explícitas de un aspirante presidencial con partido para las elecciones de 2018.



Hay también el proyecto de un aspirante independiente, el del libro de Jorge Castañeda: Sólo así.

El resto del camino hacia el 2018 es por lo pronto un forcejeo político donde abundan los golpes y brillan por su ausencia los proyectos.


c/6 parrafos

Hay que celebrar el documento de AMLO porque traza desde ahora lo que sería su gobierno si, como todas las encuestas sugieren que puede suceder, gana en 2018.

He leído con cuidado los “50 lineamientos”. Creo que tienen tres dimensiones: una promesa de futuro, dos prioridades políticas y un menú de políticas públicas.

La eficacia del documento es piramidal: quien crea la promesa de futuro creerá las prioridades políticas y el menú de políticas públicas.

No a la inversa: no es un documento convincente por sus propuestas sino por la promesa de tono profético que las envuelve.

López Obrador propone “construir aquí en la tierra, el reino de la justicia y de la fraternidad”. Es la línea final del documento. No es un adorno retórico, sino el fondo emotivo, la apuesta de verosimilitud central de su proyecto.

En ese proyecto hay una tierra prometida, un hombre capaz de conducir hacia ella y una convocatoria llana a creer en ambas cosas.

Digo esto sin asomo de ironía o intención de caricatura. El llamado a creer puede ser la pieza más potente de la propuesta de López Obrador, porque está leyendo algo sencillo y profundo de las emociones que dominan el desencanto mexicano.

Ese algo podría resumirse de la siguiente manera: ahí donde todos dicen ya no creer en nada, debe haber unas ganas enormes de creer en algo.

Esto puede ser verdad si no para todos, al menos para una franja de ciudadanos urgidos de creer. No hace falta que las ganas de creer ganen las emociones de todos los mexicanos. Basta con que un tercio de los votantes se dispongan a creer que la promesa de Amlo vale como una profecía.

Día con día

México lleva camino de incorporarse a lo que parece ya una oleada de cambio mundial, una nueva era nacionalista, globalifóbica, antisistema, antiliberal.



El cambio mexicano se alimenta de los pobres resultados de su democracia, el pobre desempeño de su economía y de la incandescente irritación pública contra una clase política cuya corrupción corre pareja con su insensibilidad a los agravios que siembra.

La revuelta mexicana no tiene los tintes racistas, antimigratorios, de la oleada mundial. Tampoco está montada en sentimientos xenófobos, el ascenso de una derecha religiosa intolerante y activa, o de una izquierda delirante, digamos castrochavista.


c/6 parrafos

Los revulsivos de la oleada mexicana son la corrupción, la impunidad y el hartazgo antisistema: rechazo a los gobiernos, a los partidos, a las instituciones y sus frutos.

No aparece aún la queja del edén perdido, y la promesa de recuperarlo, como en el discurso del Trump sobre la grandeza de Estados Unidos.

Por lo pronto, la tentación mexicana sólo es dar un salto fuera de las reglas del juego, probar una promesa de cambio antisistema. Hasta hoy, esa promesa se oye nada más en la voz de los candidatos independientes y en el campo de Morena, con López Obrador.

La temperatura mexicana repite en esto la mundial. Los independientes quieren poner fin a la partidocracia y López Obrador quiere acabar con la “mafia en el poder”, igual que Trump quiere “drenar el pantano de Washington”.

Hasta ahí, por lo pronto. El maltrato de Trump, podría añadir a la fórmula una veta potente de nacionalismo en millones de mexicanos afectados acá por la afectación de los millones que viven allá.

La invocación de la grandeza perdida y la promesa de su restauración no es todavía una pieza clara de la revuelta mexicana.

Se perfila con toques religiosos en el discurso de López Obrador, quien dice buscar para los mexicanos el “bienestar del alma”, el “bien de la patria y la felicidad del pueblo”, “construir aquí en la tierra, el reino de la justicia y de la fraternidad”.

Ha dicho esto en

Mundo Nuestro. Este martes 22 de noviembre le fue ratificada la formal prisión a Francisco Castillo Montemayor, Secretario de Medio Ambiente del gobierno de Mario Marín. El procedimiento judicial, el contexto que lo explica y los antecedentes de lo que ha sido la política ambiental del Rafael Moreno Valle por supuesto que obligan a pensar que el encarcelamiento de Castillo Montemayor no sólo es injustificado y vil, es una violación de sus derechos humanos y expone con toda claridad lo que para este gobierno han significado la ley y la justicia.

Y lo decimos desde la perspectiva que nos da el conocimiento de la larga trayectoria como funcionario público en el estado de Puebla de Francisco Castillo Montemayor, desde la década de los ochenta, para decirlo claro, cuando llegara a Puebla como delegado federal a iniciar la construcción de la estructura institucional que hoy, a pesar de lo realizado por el actual gobierno con su política de desmantelamiento y desaparición de la Secretaría del Medio Ambiente, se representa en la ley ambiental.

Asumimos plenamente lo planteado este mismo día en un desplegado publicado en la prensa por un conjunto de ciudadanos y organizaciones civiles, y que en este espacio reproducimos.



Libertad para Francisco Castillo Montemayor.


c/6 parrafos

Mundo Nuestro. La república de Morena, o la tercera es la vencida. El domingo 20 Andrés Manuel López Obrador, presidente nacional de Morena, presentó su Proyecto de Nación para el 2018. El movimiento en sí mismo es interesante, pues una vez más se adelanta a los partidos rivales en los tiempos, y plantea lo que a todas luces sus opositores priistas y panistas no tienen: una propuesta alternativa al derrotero catastrófico en el que el país se encuentra.

A continuación algunos de los puntos más relevantes tomados de la revista digital Animal Político. Añadimos nosotros los dos primeros. Al final, el discurso íntegro del dirigente de Morena:



Se rescatará al campo por su importancia social, ambiental y cultural, y se logrará la autosuficiencia alimentaria.

Se apoyará a los productores nacionales con subsidios y créditos para alcanzar la soberanía alimentaria y dejar de comprar en el extranjero lo que consumimos... Con ello se arraigará a la gente en sus comunidades y se generarán empleos rurales que ayuden a contener la migración

Vamos a preservar la gran diversidad biológica y cultural de México.

Impulsaremos prácticas agroecológicas que aumenten la productividad sin dañar a la naturaleza. No se permitirá la introducción y el uso de semillas transgénicas. Cuidaremos nuestra reserva de recursos bióticos. Se respetarán y apoyarán las prácticas económicas autogestivas tradicionales e innovadoras habituales entre indígenas y campesinos.

Se sembrarán un millón de hectáreas de árboles frutales y maderables en el sur-sureste del país, tanto para efectos de restauración ecológica como para generar empleos.Aumentar el salario mínimo, para fomentar el consumo y el mercado interno, además de mejorar los sueldos de trabajadores al servicio del Estado a partir de 2019.


c/6 parrafos

“Estos aumentos incluirán a maestros, enfermeras, médicos, policías, soldados y otros servidores públicos. Adicionalmente, es factible agregar al salario de los trabajadores del gobierno federal, cuando menos otros tres puntos, si prestaciones, como vales de fin de año, de alimentación, vestuario y otras se entregan en dinero y no en especie”, indicó López Obrador.

Adiós al proyecto del nuevo aeropuerto de la CDMX:

“Se construirán dos pistas nuevas en el aeropuerto militar de Santa Lucía para resolver el problema de la saturación del aeropuerto de la Ciudad de México, haciendo a un lado el actual proyecto que, además de costosísimo y opaco, es de dudosa viabilidad técnica”

Escuela y empleo garantizados para 2 millones 600 mil jóvenes:

“El programa nuestro se llamará “Jóvenes Construyendo el Futuro”: se irá casa por casa inscribiendo a los jóvenes para incorporarlos al trabajo y al estudio. En poco tiempo, se atenderá a 2 millones 600 mil muchachas y muchachos”, detalla el plan.

Con un proyecto educativo emergente López Obrador plantea dar la oportunidad de seguir estudiando a cerca de 300 mil jóvenes que han sido rechazados de universidades públicas.

A otro grupo, de 2 millones 300 mil jóvenes, se le inscribiría en un programa de empleo como aprendices en empresas pequeñas, medianas o grandes, tanto del sector público como del privado.

“El ingreso para el joven será equivalente a 1.5 salarios mínimos. La erogación por este concepto será de 94 mil 695 millones anuales. En general, garantizar el estudio y el trabajo a todos los jóvenes, significaría una inversión, que no gasto, de 103 mil millones de pesos”, se detalla en el plan de acción.

No serán obligatorios los exámenes de admisión

“Ningún joven será rechazado al ingresar en escuelas preparatorias y universidades públicas, es decir, habrá 100% de inscripción”.

Además, López Obrador propone que todos los estudiantes de nivel medio superior cuenten con una beca mensual equivalente a medio salario mínimo.

Aumentar el doble la pensión de adultos mayores:

“Se otorgarán cuando menos mil 100 pesos mensuales como en la Ciudad de México y será para todos, incluidos los jubilados y pensionados del ISSSTE y del IMSS”.

Revocación de mandato y adiós al fuero

“El presidente de la República se someterá al principio de la revocación del mandato. Al cumplirse dos años, se hará una consulta para que la gente decida si continúa o no en su cargo”, indica el plan.

“Se eliminarán los fueros al presidente y a los altos funcionarios públicos. Se propondrá una reforma al Artículo 108 de la Constitución para poder juzgar por corrupción al presidente en funciones”, agrega.

Recorte al salario presidencial

“El próximo presidente ganará la mitad de lo que percibe el actual y no gozará de ninguna otra prestación o canonjía; no viajará en aviones ni helicópteros privados, sino en aviones de línea comercial y por carretera”.

Cambio en la estrategia contra la violencia:

“El eje fundamental en esta materia será la mejoría de las condiciones de vida y de trabajo. Habrá coordinación entre las corporaciones policiacas, perseverancia, inteligencia, pleno respeto a la legalidad y a los derechos humanos, se evitará el contubernio entre autoridades y delincuentes”.

Dar preferencia a los pobres y que los frutos del trabajo de los mexicanos se distribuyan con justicia.

“Todos tendremos que ceñirnos a la nueva legalidad y a reglas claras; se podrá hacer negocios, pero no habrá influyentismo, corrupción ni impunidad; el presupuesto será realmente público… nunca más se permitirá que los privilegios de pocos se sustenten en la opresión, la inseguridad y la miseria de millones de mexicanos”, se lee en su plan.

Revertir las reformas estructurales aprobadas durante el gobierno de Peña Nieto (laboral, educativa, energética)… si lo quiere la gente.

“No benefician al pueblo, sino que lo perjudican. Sin embargo, no responderemos a una imposición con otra imposición. Por ello, se consultará a la gente si las reformas se mantienen o se cancelan”, indicó.

Hacer un cambio “sustancial” en la relación bilateral con EU:

“Debemos convencer a las autoridades del país vecino de que, por el bien de las dos naciones, es más eficaz y más humano, aplicar una política de cooperación para el desarrollo, que dar prioridad, como sucede actualmente, a la cooperación policiaca y militar”, se lee en el documento.

“Crear empleos en México es la alternativa. Los problemas de índole económico y social no se resuelven con medidas coercitivas. No es con asistencia castrense, labores de inteligencia, envíos de helicópteros y armas, como se remediará el problema de la inseguridad y la violencia en nuestro país. Tampoco se detendrá el flujo migratorio con muros, redadas, deportaciones o medidas de militarización de la frontera”, agregó López Obrador.

A favor de la diversidad:

“El nuevo gobierno garantizará el derecho a disentir a la libre manifestación de las ideas y seremos siempre respetuosos de las creencias religiosas. Estamos a favor del diálogo, de la tolerancia, de la diversidad y del respeto a los derechos humanos

Discurso íntegro pronunciado por López Orador el domingo 20 de noviembre:

Image result for Proyecto de Nación para el 2018

Fotografía tomada de Noticias Énfasis.

Amigas, amigos:

Es realmente una buena noticia que exista el Movimiento Regeneración Nacional, MORENA. Fue un acierto la decisión de seguir luchando con perseverancia para lograr la transformación del país. Gracias a ello, en estos momentos aciagos, difíciles, se cuenta con una organización social ciudadana y política que se ha venido convirtiendo en la gran esperanza.

La fuerza principal de MORENA radica en su autoridad moral. Es el único partido independiente de la mafia del poder y, por esa sencilla razón, es el instrumento más confiable y eficaz para enfrentar el principal problema de México: la corrupción política.

MORENA convoca a todos los mexicanos, mujeres y hombres, pobres y ricos, pobladores del campo y de la ciudad, religiosos o libres pensadores, a construir un acuerdo nacional para hacer de la honestidad una forma de vida y de gobierno.

Aun cuando antes de la elección de 2018 se presentará el nuevo proyecto alternativo de nación, que será elaborado con la participación de especialistas, adelanto que la propuesta se resume en gobernar con rectitud, desterrar la corrupción, abolir la impunidad, actuar con austeridad y destinar todo lo que se ahorre, a financiar el desarrollo del país.

Con esta nueva forma de hacer política se logrará el bienestar material y el bienestar del alma para la felicidad de todos.

La prosperidad del pueblo y el renacimiento de México se conseguirá, como decía el General Francisco J. Múgica, “de la simple moralidad y de algunas pequeñas reformas”.

En líneas generales explicamos y proponemos lo siguiente:

1. No se logrará ningún cambio si los Poderes de la Unión y las instituciones públicas continúan al servicio de unos cuantos. Reitero mi idea esencial de que el Estado se encuentra secuestrado por una minoría y que esta es la causa principal del desastre nacional. En nuestro país existe una República aparente, simulada, falsa. Hay poderes constitucionales, pero, en los hechos, están confiscados por un grupo. Por eso lo primero que debemos hacer es recuperar democráticamente al Estado y convertirlo en el promotor del desarrollo político, económico y social del país.

2. Vuelvo a decirlo: no todo el que tiene dinero es malvado, no estamos en contra de quienes con tenacidad y empeño invierten, generan empleos, obtienen ganancias lícitas y se comprometen con el desarrollo de México. Estamos en contra de aquellos que amasan grandes fortunas de la noche a la mañana, apoyados en la ilegalidad, el influyentismo y a la sombra del poder público. Estamos en contra de la riqueza mal habida, de la corrupción que ha dado al traste con todo y es la causa principal de la desigualdad social y económica.

3. El nuevo gobierno democrático garantizará las libertades y cada quien podrá dedicarse a la actividad que más le satisfaga y convenga. Pero, obviamente, todos tendremos que ceñirnos a la nueva legalidad y a reglas claras; se podrá hacer negocios, pero no habrá influyentismo, corrupción ni impunidad; el presupuesto será realmente público; se dará preferencia a los pobres; se cuidarán los recursos naturales; la riqueza de la nación y los frutos del trabajo de los mexicanos se distribuirán con justicia; y nunca más se permitirá que los privilegios de pocos se sustenten en la opresión, la inseguridad y la miseria de millones de mexicanos.

4. En lo específico, expongo la postura que mantendremos en cuanto a las llamadas reformas estructurales (laboral, educativa, fiscal, energética, entre otras). De entrada, confieso que soy partidario de revertirlas. Tengo suficientes razones para sostener que no benefician al pueblo, sino que lo perjudican. Sin embargo, no responderemos a una imposición con otra imposición. Por ello, se consultará a la gente si las reformas se mantienen o se cancelan y se respetará la decisión de la mayoría.

5. Expreso, de igual manera, nuestra determinación de mantener una postura mesurada en política exterior, sin asumir posiciones protagónicas. La política exterior que proponemos se sustentará en la aplicación de una buena política interior, en la seriedad, en la cautela diplomática, en el apego a los principios de autodeterminación de los pueblos, la no intervención, la solución pacífica de las controversias, la proscripción de la amenaza o el uso de la fuerza en las relaciones internacionales, la igualdad jurídica de los estados, la cooperación internacional para el desarrollo, la lucha por la paz, la defensa de los derechos humanos y la conservación del medio ambiente.

De manera concreta, nos comprometemos a brindar atención especial a la frontera sur, con miras a evitar el mal trato a los migrantes centroamericanos y garantizar el respeto de sus derechos humanos.

Asimismo, mantendremos relaciones de amistad y cooperación con los países de América Latina y el Caribe. A México le conviene acercarse aún más, y no sólo en lo económico, a naciones de África, Europa, Asia y Oceanía. Esta relación plural con los pueblos y gobiernos del mundo nos ofrecerá la posibilidad de diversificar nuestra política exterior, tanto en el comercio, como en la búsqueda de un orden internacional, más equitativo y justo, construido entre todos y en el que la globalización no sea sinónimo de hegemonía.

6. Fincaremos la relación con el gobierno de Estados Unidos en el respeto y el beneficio mutuo. Por razones obvias, debemos aplicar una política de buena vecindad. En los últimos tiempos, la cooperación se ha enfocado más a temas de seguridad, sin atender las causas que han originado los problemas de violencia y la creciente migración de mexicanos a Estados Unidos.

Por eso consideramos que es el momento de proponer un cambio sustancial en la relación bilateral. Debemos convencer a las autoridades del país vecino de que, por el bien de las dos naciones, es más eficaz y más humano, aplicar una política de cooperación para el desarrollo, que dar prioridad, como sucede actualmente, a la cooperación policiaca y militar. Crear empleos en México es la alternativa.

Los problemas de índole económico y social no se resuelven con medidas coercitivas. No es con asistencia castrense, labores de inteligencia, envíos de helicópteros y armas, como se remediará el problema de la inseguridad y la violencia en nuestro país. Tampoco se detendrá el flujo migratorio con muros, redadas, deportaciones o medidas de militarización de la frontera. Los mexicanos que van a ganarse la vida a Estados Unidos lo hacen por necesidad, no por gusto. Lo arriesgan todo para tener un trabajo y mitigar su hambre y su pobreza. El ganarse la vida es uno de los principales derechos humanos. En cualquier circunstancia, aquí o allá, nuestro movimiento protegerá a nuestros paisanos migrantes.

7. Habrá un auténtico Estado de Derecho. Será realidad la autonomía e independencia de los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial. Impulsaremos un nuevo federalismo para definir con claridad las reglas de convivencia y cooperación entre el gobierno federal, los gobiernos estatales y el gobierno de la Ciudad de México.

8. El nuevo gobierno garantizará el derecho a disentir a la libre manifestación de las ideas y seremos siempre respetuosos de las creencias religiosas. Estamos a favor del diálogo, de la tolerancia, de la diversidad y del respeto a los derechos humanos.

9. Se establecerá una auténtica democracia. Nunca más una imposición; se dejará de usar el dinero del erario para comprar votos y lealtades; la propaganda gubernamental en medios de información no será tendenciosa ni demagógica; se acabarán las trampas y el fraude: las autoridades electorales tendrán absoluta independencia para proceder con estricto apego a la Constitución y a las leyes. En suma, nada ni nadie estará por encima de la voluntad soberana del pueblo.

10. Ante la crisis de México, la honestidad es nuestra tabla de salvación. Vamos a convertir esta virtud en forma de vida y de gobierno. Nuestra propuesta es acabar con la corrupción, no solo reducirla, sino erradicarla por completo. De esta forma, no habría necesidad de aumentar impuestos ni de seguir endeudando al país que, dicho sea de paso, está más empeñado que nunca y ni siquiera se sabe. Cuando Felipe Calderón fue impuesto, la deuda pública era de 1.7 billones y la aumentó a 5.2 billones, más del 200 por ciento; Peña la elevó a 9.2 billones; tan solo para pagar intereses el año próximo se destinarán 600 mil millones de pesos del presupuesto público.

11. Expreso en forma categórica que cuando triunfe nuestro movimiento no habrá impunidad. Se eliminarán los fueros al Presidente y a los altos funcionarios públicos. Se propondrá una reforma al Artículo 108 de la Constitución para poder juzgar por corrupción al presidente en funciones. El ejemplo de honestidad se dará desde el gobierno y habrá un sistema eficaz anticorrupción con participación ciudadana.

Asimismo, los delitos de esta índole serán considerados graves y sancionados por el Poder Judicial.

12. El Presidente de la República se someterá al principio de la revocación del mandato. Al cumplirse dos años, se hará una consulta para que la gente decida si continúa o no en su cargo. El pueblo es soberano: así como otorga un mandato, puede retirarlo. El pueblo pone y el pueblo quita.

13. Junto al combate a la corrupción aplicaremos una política de austeridad republicana; al pueblo le costará menos mantener al gobierno; es decir, se reducirá el gasto corriente. Bajarán los sueldos de los altos funcionarios públicos. Se cancelarán las pensiones millonarias a los expresidentes, no habrá servicio médico privado ni cajas de ahorro especial, se venderá toda la flotilla gubernamental de aviones y helicópteros del gobierno. En pocas palabras, se terminarán los privilegios.

14. El próximo presidente ganará la mitad de lo que percibe el actual y no gozará de ninguna otra prestación o canonjía; no viajará en aviones ni helicópteros privados, sino en aviones de línea comercial y por carretera. El Estado Mayor dejará de formar parte de la Presidencia y se incorporará por completo a la Secretaria de la Defensa Nacional.

15. Se mantendrán equilibrios macroeconómicos, se respetará la autonomía del Banco de México y se promoverá la inversión privada nacional y extranjera. Nuestra propuesta consiste en aplicar una política de cero endeudamiento y baja inflación, aparejada a una estrategia de crecimiento para promover la creación de empleos y el bienestar. El desarrollo no sólo depende de una eficaz política monetaria, de control de la inflación y de disciplina fiscal, también es indispensable el crecimiento económico para mejorar las condiciones de vida y de trabajo de la gente.

16. Estoy convencido de que así como abolir la corrupción significará toda una revolución social pacífica, la austeridad republicana se convertirá en ejemplo de rectitud, moralidad y en la principal fuente para financiar el desarrollo. Según nuestros cálculos, podremos ahorrar, por el combate a la corrupción y el plan de austeridad, alrededor de 500 mil millones de pesos.

17. La convergencia de la inversión pública y privada se llevará a cabo, fundamentalmente, a partir de estrategias de desarrollo regional. Desde hace mucho tiempo están bien estudiadas y definidas las distintas regiones del país y, con un enfoque de desarrollo sustentable, se van a elaborar programas integrados para aprovechar los recursos naturales, la tecnología y la inversión pública y privada, siempre con la participación activa y concertada del sector social y de los agentes económicos de las propias regiones.

Aquí menciono que será prioritario para el nuevo gobierno el desarrollo del sureste del país, que padece desde hace siglos la paradoja de ser la región con más riquezas naturales (petróleo, gas, agua, biodiversidad, patrimonio cultural, potencial turístico), pero su población vive en la pobreza por una inadecuada distribución del ingreso nacional.

18. En el terreno de lo programático, actuaremos con el mayor realismo político. Nada de ocurrencias o engaños; habrá claridad de propósitos, estrategias bien definidas, prioridades y metas de corto, mediano y largo plazo. Un gobierno debe convocar a la esperanza, pero sin caer en falsas promesas, porque perdería autoridad moral y terminaría enredado en su propia demagogia.

19. Se rescatará al campo por su importancia social, ambiental y cultural, y se logrará la autosuficiencia alimentaria. Se apoyará a los productores nacionales con subsidios y créditos para alcanzar la soberanía alimentaria y dejar de comprar en el extranjero lo que consumimos.

Con ello se arraigará a la gente en sus comunidades y se generarán empleos rurales que ayuden a contener la migración. Además, no olvidemos que en el campo no solo se producen alimentos y existen recursos ambientales indispensables, sino que también se desarrolla una forma de vida sana, con valores morales y espirituales. Regresar al campo significa fortalecer una identidad cultural de la más alta calidad humana.

20. Vamos a preservar la gran diversidad biológica y cultural de México. Impulsaremos prácticas agroecológicas que aumenten la productividad sin dañar a la naturaleza. No se permitirá la introducción y el uso de semillas transgénicas. Cuidaremos nuestra reserva de recursos bióticos. Se respetarán y apoyarán las prácticas económicas autogestivas tradicionales e innovadoras habituales entre indígenas y campesinos.

21. Se sembrarán un millón de hectáreas de árboles frutales y maderables en el sur-sureste del país, tanto para efectos de restauración ecológica como para generar empleos.

22. Fomentaremos la actividad pesquera para mejorar las condiciones de vida de las comunidades costeras y ribereñas del país, y de esa forma pondremos al alcance de la población proteínas de buena calidad a bajos precios.

23. El sector energético será la palanca del desarrollo nacional. Se construirán refinerías, se impulsará la extracción de gas y se fortalecerá la industria eléctrica, todo ello para dejar de comprar gasolinas y otros combustibles en el extranjero, crear empleos y reducir los costos de insumos en beneficio de las empresas del país.

24. Reiteramos nuestro compromiso de bajar el precio de las gasolinas, el diesel, el gas y la energía eléctrica en beneficio de consumidores, transportistas y pequeños y medianos empresarios.

25. Operarán a toda su capacidad las hidroeléctricas y otras plantas de la Comisión Federal de Electricidad para reducir la compra a precios elevadísimos de energía eléctrica a empresas extranjeras que reciben, por influyentismo y corrupción, un subsidio de más de 20 mil millones de pesos anuales del presupuesto público.

26. Se frenará la degradación del territorio. Ningún proyecto económico, productivo, comercial o turístico se hará a costa de afectar el medio ambiente; es decir, se evitará la contaminación del suelo, del agua y del aire y se protegerá la flora y la fauna.

27. Impulsaremos la investigación científica y tecnológica. Se auspiciará el desarrollo de las ingenierías mexicanas como mecanismo de independencia, en particular en todo lo relacionado con el sector energético y en la investigación de fuentes de energía alternativas renovables y limpias.

28. Se fomentará la industria de la construcción, aplicando un amplio programa para dotar al país de la infraestructura, las obras y servicios que son indispensables para lograr, al mismo tiempo, la reactivación rápida de la economía y la generación de empleos.

29. Se modernizará la red actual de carreteras y se construirán nuevos caminos con uso intensivo de mano de obra. Se dará prioridad a la pavimentación con concreto de 362 caminos de terracería que comunican a las cabeceras municipales en Guerrero, Veracruz, Puebla y Oaxaca. Con ello se logrará un triple propósito: hacer estas indispensables obras públicas, crear muchos empleos y reactivar la economía en comunidades, pueblos, municipios y regiones pobres y marginadas.

30. Aplicaremos un amplio programa de mejoramiento, ampliación y construcción de vivienda, con la meta de realizar un millón de acciones al año y generar 500 mil empleos.

31. Se construirán dos pistas nuevas en el aeropuerto militar de Santa Lucía para resolver el problema de la saturación del aeropuerto de la Ciudad de México, haciendo a un lado el actual proyecto que, además de costosísimo y opaco, es de dudosa viabilidad técnica.

32. Se creará un corredor económico y comercial en el Istmo de Tehuantepec. Este proyecto implica aprovechar la ubicación estratégica de esta franja del territorio nacional para unir al Pacífico con el Atlántico y, con ello, facilitar el transporte de mercancías entre los países de Asia y la costa este de los Estados Unidos. Se trata de un corredor de 300 kilómetros, donde se construirá una línea ferroviaria para el transporte de contenedores, se ampliará la carretera existente, se rehabilitarán los puertos de Salina Cruz y Coatzacoalcos, se aprovechará el petróleo, el gas, el agua, el viento y la electricidad de la región, y se instalarán plantas para ensamblar piezas y fabricar artículos manufactureros. Toda esa franja del Istmo se convertirá en zona libre o franca.

33. Como es obvio, este proyecto se llevará a cabo sin menoscabo de nuestra soberanía, y se promoverá con la participación del sector público, privado y social. En este caso, como en cualquier otro proyecto, se tendrán en cuenta los impactos ambientales y no se pasará por encima de los derechos de los pobladores y de los propietarios de las tierras, por el contrario, serán tomados en cuenta, consultados e incorporados como parte sustantiva del proyecto. En particular, los dueños de las tierras que formarán parte de este corredor serán invitados a participar como accionistas de la empresa que se constituya con este propósito. La construcción de estas obras y las fábricas que se instalen, generarán un importante número de empleos y se evitará, con ello, que los jóvenes de la región sigan emigrando hacia el norte en busca de trabajo.

34. Habrá trenes de pasajeros de gran velocidad de la Ciudad de México hacia la frontera con Estados Unidos, así como el tren turístico cultural de la ruta maya Cancún-Tulum-Calakmul-Palenque.

35. Se aplicará una política de Estado para promover el desarrollo de la pequeña y mediana empresa. Estas tendrán energéticos y créditos baratos; se les protegerá ante precios exagerados de insumos, impuestos altos y burocratismo. No olvidemos que las pequeñas y las medianas empresas, industriales, agropecuarias, de servicios y comercio, generan 90 por ciento de los empleos existentes.

36. Se fomentará el turismo. México posee espléndidas zonas arqueológicas, importantes ciudades coloniales, playas, flora y fauna de excepción. Los servicios turísticos tienen un alto efecto multiplicador sobre el empleo y el ingreso de los trabajadores.

37. También se establecerá una zona libre o franca a lo largo de la frontera con Estados Unidos. Entre otras medidas, se reducirá el IVA, el Impuesto Sobre la Renta y las aduanas se trasladarán 20 kilómetros tierra adentro de la línea divisoria.

38. Se mejorará el salario por principio de justicia y para fomentar el consumo y el mercado interno. Considero que es económica, social y moralmente imprescindible aumentar el devaluado salario mínimo y estoy seguro que lograremos el consenso entre la representación obrera y empresarial del país. Pero, convencimiento y negociación aparte, sostengo que es posible, desde ahora, hacer el compromiso de que a principios del 2019 mejorarán los sueldos de los trabajadores al servicio del Estado. Estos aumentos incluirán a maestros, enfermeras, médicos, policías, soldados y otros servidores públicos. Adicionalmente, es factible agregar al salario de los trabajadores del gobierno federal, cuando menos otros tres puntos, si prestaciones, como vales de fin de año, de alimentación, vestuario y otras se entregan en dinero y no en especie.

39. Los jóvenes tendrán garantizado el derecho al estudio y al trabajo. Desde la elección pasada insistí mucho sobre la necesidad de evitar el abandono de los jóvenes. Un distintivo del periodo neoliberal o neoporfirista ha sido, precisamente, la marginación y el ninguneo de la juventud. La falta de derechos efectivos para las nuevas generaciones ha producido frustración, odios y resentimientos que atizan la violencia que padecemos.

Se trata de hacer algo parecido a lo que hizo el presidente Roosevelt, de Estados Unidos, quien durante la Gran Depresión creó las condiciones para hacer realidad el derecho al empleo para todos. El programa nuestro se llamará “Jóvenes Construyendo el Futuro”: se irá casa por casa inscribiendo a los jóvenes para incorporarlos al trabajo y al estudio.

En poco tiempo, se atenderá a 2 millones 600 mil muchachas y muchachos que actualmente no pueden ejercer sus derechos, que han sido excluidos y a los que se les ha cancelado el futuro.

Son tres los objetivos generales de este programa: integrar a los jóvenes en las actividades laborales o académicas para dotarlos de herramientas en la búsqueda de una vida mejor; alejarlos del desempleo y del camino de las conductas antisociales; y acelerar la preparación de una gran reserva de jóvenes para las actividades productivas en previsión de un mayor crecimiento económico en el futuro próximo.

Del total de jóvenes que podrán participar en el programa se propone la formación de dos grupos: por un lado, se contempla a los cerca de 300 mil jóvenes, que han sido rechazados de las universidades públicas y que aún pueden estudiar si se pone en práctica un proyecto educativo emergente; el otro grupo corresponde a dos millones 300 mil jóvenes que han buscado empleo sin encontrarlo y que serán ocupados en actividades, al mismo tiempo, formativas y productivas.

En el primer grupo hablamos de 300 mil estudiantes, con un apoyo o beca de 2 mil 290 pesos mensuales, o 27 mil 500 pesos anuales por alumno. El presupuesto sería de 8 mil 250 millones de pesos, con aplicación en toda la República.

Al segundo grupo se le ofrecerá puestos de trabajo, esos, 2 millones 300 mil jóvenes de todo el país serán empadronados con el objeto de determinar su ubicación en el programa de empleo como aprendices en empresas pequeñas, medianas o grandes, tanto del sector público como del privado. El ingreso para el joven será equivalente a 1.5 salarios mínimos. La erogación por este concepto será de 94 mil 695 millones anuales. En general, garantizar el estudio y el trabajo a todos los jóvenes, significaría una inversión, que no gasto, de 103 mil millones de pesos.

Son muchos los efectos económicos y sociales positivos que generará esta propuesta. En términos generales disminuirá el desempleo y aumentará la matrícula en educación. Con mayor capacitación para el trabajo se incrementará tanto la producción como la productividad, desarrollándose un ambiente favorable para la actividad económica futura. Al tener estos jóvenes una ocupación (en el trabajo o en la escuela), se les alejará de actividades antisociales, se fortalecerá el tejido social, el sentido de pertenencia a la comunidad, y los valores de cooperación, respeto y responsabilidad.

40. Habrá cobertura universal en telecomunicaciones. Es un hecho que por el predominio de intereses personales y de grupos, el país no ha podido avanzar en materia de telecomunicaciones. Por ejemplo, internet, símbolo de la modernidad en el mundo actual, en México no solo es caro y lento, sino limitado, tiene poca y mala cobertura. Es común ver a personas del campo y de la ciudad subiéndose a las lomas o colocándose en sitios específicos para buscar la ansiada señal. Para enfrentar semejante atraso, el Estado debe intervenir con determinación, porque está de por medio el progreso nacional. Comunicar es estratégico para el desarrollo. En consecuencia, nos comprometemos a conectar al país con internet de banda ancha y a utilizar, con ese propósito, la infraestructura de la Comisión Federal de Electricidad. Las redes eléctricas servirán para llevar la fibra óptica hasta el más apartado rincón del país, hasta la comunidad más alejada.

Este servicio permitirá apoyar la educación, la salud, el arte, la cultura, y, al mismo tiempo, el acceso a internet, en todo el país nos ayudará a garantizar el derecho de los mexicanos a estar informados. Habrá señal inalámbrica gratuita en carreteras, plazas, escuelas, hospitales e instalaciones públicas.

41. Se establecerá el Estado de Bienestar. La pensión a los adultos mayores aumentará al doble en todo el país; se otorgarán cuando menos mil 100 pesos mensuales como en la Ciudad de México y será para todos, incluidos los jubilados y pensionados del ISSSTE y del IMSS. De igual manera recibirán este apoyo todas las personas con discapacidad. Se combatirá el hambre y se garantizará el derecho del pueblo a la alimentación.

42. Se atenderá a todos, se respetará a todos, pero se dará preferencia a los pobres y a los desposeídos. Se empezará a pagar la deuda histórica que el país tiene con sus comunidades y pueblos indígenas. Los primeros serán los olvidados, los débiles y los humillados.

43. Se llevará a cabo una auténtica revolución educativa orientada a mejorar la calidad de la enseñanza y a garantizar que nadie, por falta de espacios, maestros, o de recursos económicos se quede sin estudio. Emprenderemos un amplio programa de alimentación en las escuelas, (además de salones de clases, las aulas serán comedores); habrá becas y se hará entrega gratuita de útiles y uniformes escolares.

44. Todos los estudiantes de nivel medio superior contarán con una beca mensual equivalente a medio salario mínimo.

45. Ningún joven será rechazado al ingresar en escuelas preparatorias y universidades públicas, es decir, habrá 100% de inscripción. Dejarán de ser obligatorios los exámenes de admisión que sólo han servido para justificar la política neoliberal privatizadora que excluye a los jóvenes pobres y que ha convertido a la educación en un privilegio, cuando es un entrañable derecho.

46. Una sociedad como la nuestra, hundida en la tristeza y sometida al temor constante de la violencia y la inseguridad, debe realizar un inmenso esfuerzo para recuperar los valores y principios que dieron sentido a la formación de nuestra Nación y que se hallan plasmados en las obras que constituyen nuestro patrimonio histórico y cultural, así como en el potencial creador de miles de hombres y mujeres dedicados al arte y la cultura en nuestras comunidades, pueblos y ciudades.

Cuidaremos el patrimonio cultural de México. Estimularemos la creación artística desde la educación básica y apoyaremos a músicos, artesanos, escritores, pintores, , escultores, cineastas y a quienes se dediquen a la creación y a la promoción artística y cultural.

47. Se garantizará el derecho a la atención médica y a los medicamentos gratuitos. Si bien, el 3 de febrero de 1983, se estableció en la Constitución el derecho a la salud, han pasado más de tres décadas y todavía la mitad de la población no tiene acceso a la seguridad social.

Resulta paradójico que, a partir del reconocimiento oficial al derecho a la salud, los recursos públicos dedicados a este rubro han disminuido en términos reales de manera sistemática; es decir, lo que se concedió en la ley se eliminó en el presupuesto. Una de las manifestaciones más dolorosas del abandono y de la desigualdad social es la falta de equidad en el acceso a los servicios de salud. En las zonas rurales de estados como Chiapas, Guerrero o Oaxaca la mortalidad entre niños pequeños llega a ser hasta cuatro veces mayor que en Nuevo León o la Ciudad de México.

Cambiaremos esta amarga realidad. Dejará de ser letra muerta lo establecido en la Constitución. Se convertirá en realidad el derecho a la salud y serán gratuitos los medicamentos y los servicios en consultorios, clínicas y hospitales públicos, desde el primer nivel de atención hasta la medicina especializada.

48. Fomentaremos la práctica del deporte, tanto en su vertiente de esparcimiento y salud, como en la de alto rendimiento. Se construirán unidades deportivas y no se permitirá el cambio de uso de suelo de los actuales campos de béisbol, fútbol o cualquier otro espacio destinado a la práctica del deporte.

49. Cambiará por completo la estrategia para atender el problema de la inseguridad y la violencia. El eje fundamental en esta materia será la mejoría de las condiciones de vida y de trabajo. Habrá coordinación entre las corporaciones policiacas, perseverancia, inteligencia, pleno respeto a la legalidad y a los derechos humanos, se evitará el contubernio entre autoridades y delincuentes.

50. Por último, reitero: la decadencia que padecemos se ha producido, tanto por la falta de oportunidades de empleo, estudio y otros satisfactores básicos, como por la pérdida de valores culturales, morales y espirituales. Por eso nuestra propuesta para lograr el renacimiento de México tiene el propósito de hacer realidad el progreso con justicia y, al mismo tiempo, auspiciar una manera de vivir sustentada en el amor a la familia, al prójimo, a la naturaleza, a la patria y a la humanidad.

Amigas y amigos:

Contamos con ideas claras, con un proyecto para la transformación de México, con hombres y mujeres de convicciones, honestos y comprometidos con el cambio verdadero, pero no debemos descuidar el trabajo de organización territorial. Estamos enfrentando a una mafia de poder, cuyos integrantes, como es público y notorio, no quieren dejar de robar, no tienen llenadera y solo los venceremos si contamos con el respaldo y el apoyo activo de una amplia mayoría.

Por ello, la gran tarea es culminar, cuanto antes, la creación de los comités de protagonistas del cambio verdadero. Son 68 mil secciones electorales en el país y la meta es tener 68 mil comités de MORENA; cuando menos uno por cada sección.

Felicito a los enlaces distritales y a todos los dirigentes que trabajan todos los días en la integración de los comités. Sin duda se trata de la labor más importante y fecunda en nuestro quehacer político.

Aprovecho para recordar que cada comité integrado debe aplicarse en la distribución, casa por casa, del periódico Regeneración. Ante el silencio y la manipulación, informar es transformar.

Los comités también deben ser la base para el trabajo, en su momento, de promoción y defensa del voto. Dar a los comités toda la atención significa poder enfrentar, desde abajo y con la gente, la estrategia perversa de la compra del voto.

El año próximo habrá elecciones de gobernador, presidentes municipales y diputados locales en Nayarit, Coahuila, Veracruz y el Estado de México.

Ya estamos preparándonos con apego a las leyes electorales, sin realizar actos anticipados de campaña, pero conscientes de que en estas elecciones se escribirá el prólogo del gran viraje que lograremos para el bien de la patria y la felicidad del pueblo en el 2018.

Amigas y amigos:

Hay que convocar a todas y todos los mexicanos a derrotar pacíficamente a la mafia del poder. Debemos abrir las puertas a mujeres y hombres de buena voluntad para luchar juntos. MORENA es patrimonio de todos los mexicanos.

Es el momento de la unidad. Llamemos a incorporarse a la tarea de la transformación nacional no solo a nuestros simpatizantes y a los ciudadanos independientes sino también a los militantes de otros partidos.

Nuestros adversarios están en las cúpulas del poder económico y político y en las burocracias corruptas de los partidos. Abajo, no tenemos diferencias con nadie; el problema está arriba. En realidad son muy pocos los que oprimen a muchos. En la base y en las clases medias hay un profundo deseo de liberación, de hacer realidad la justicia y de establecer una auténtica democracia.

Estoy consciente de mi responsabilidad y haré todo lo que pueda para ayudar a que juntos, como lo hemos venido haciendo, logremos el renacimiento de México. Es un timbre de orgullo pertenecer a MORENA. Es una dicha enorme formar parte de este movimiento para construir, aquí, en la tierra, el reino de la justicia y de la fraternidad.

Muchas gracias.

Azcapotzalco, Ciudad de México, 20 de noviembre de 2016.

Si Donald Trump ganó la presidencia de Estados Unidos para el 2017, si a Bob Dylan le otorgaron el Premio Nobel de Literatura y Javier Duarte pudo dejar a Veracruz en la ruina, ante la vista de tantos que ahora se ostentan ofensivamente ciegos, entonces ya todo es posible en el mundo; también en este nuestro México, mágico, surrealista que le ha dejado redondos los ojos a quienes los tienen rasgados.

Estamos tan expuestos a la mirada compasivamente ambiciosa de los más ricos, que quizá por eso los japoneses no sólo se han apropiado de nuestra fauna marina del norte, sino que ahora pretenden ponerle precio a la Baja California peninsular. Así de enanos y disminuidos nos vemos desde afuera de nuestras fronteras.



La consternación, el miedo al futuro y la parálisis que ha afectado a los mexicanos en los últimos tiempos, me impulsó a asistir a la conferencia de Margarita Zavala; más por curiosidad que por convencimiento, porque ni me gusta la política, ni confío en ella. Le tengo más miedo que a una patrulla de policía circulando por el frente de mi casa un domingo por la tarde. Pero igual que al resto de mis compatriotas, me preocupa el futuro de mi país; y por eso, esa tarde del 12 de noviembre llegué temprano al recinto donde se llevaría a cabo -lo que en mi hartazgo- creí sería una rigoleteada y refrita perorata política, con mucho ruido y poco contenido.

La protagonista una mujer. La invitación electrónica que recibí lanzó un gancho que me atrapó: “Yo con México”. La imagen de un rebozo formando una gran “eme” se me clavó en la mirada. Y como un flechazo de luz, también en el corazón. De un golpe se conectaron mis raíces zapotecas y mixtecas con la fuerza de las madres mexicanas que amamantan a sus hijos, bien sujetos a la seguridad de un rebozo de hilo tejido en un telar de cintura.


c/6 parrafos

Solo por eso me puse en camino, con la esperanza de que quizá mi propio género tuviera algo diferente que aportar, algún contenido que dejara algo más que una reseña en la prensa y unas cuantas fotos para rellenar los espacios del diario local, en donde algo se tiene que decir para favorecer o machacar a alguien; sin que los lectores de a pie podamos entender las laberínticas razones para hacerlo de un modo o de otro.

Desde mi llegada, antes de las cinco de la tarde, pude ver a una gran cantidad de mujeres que entraban al recinto, un salón de buen tamaño con dos grandes bloques de sillas enfundadas en fantasmas de tela blanca. A la entrada se agolpaban en las mesas de registro más mujeres, parejas y hasta algunas familias con sus hijos. Entraban de a pocos hombres que no parecían de la ciudad, por los sombreros de palma que portaban, unos cuantos que venían de poblados cercanos.

En minutos el lugar estaba lleno, se sentía gran entusiasmo y algarabía en el entorno. Al son de la música tradicional mexicana que tocaba una orquesta grabada y del Huapango de Moncayo -que como siempre- me erizó la piel, se plasmaban sobre grandes pantallas en lo alto de la sala, muchas imágenes rotativas de Margarita en sus diversas actividades sociales, culturales, educativas y políticas a lo largo de la República Mexicana.

El testimonio de una joven de 19 años acerca de lo que sueña para su México, me hizo pensar en mis propios hijos, en lo que ellos sueñan para su vida, pero que no lo han encontrado en su país, y por eso hoy viven en otro.

Luego, las palabras contundentes de un hombre de cincuenta y cuatro años con cuatro hijas y una nieta, me resultó profundamente revelador, habló de la fuerza del género femenino del que ha sido testigo en su propia familia y pensé:

¬Somos muchas las mujeres que creemos en el talento y el poder transformador que tenemos.

Esa tarde de noviembre levantó la voz una mujer valiente, con experiencia política, madre, emprendedora y creyente en un México diferente. Su plática fue cercana, motivadora, convincente. La sentí inesperadamente auténtica, con ganas de trabajar y comprometerse.

Propositiva y afectuosa. Un rebozo azul celeste adornaba su cuello y colgaba hasta su regazo rebasando su cintura. Con los pies bien plantados en el suelo se movía con seguridad frente a la audiencia, sabedora de que el cambio se empieza así, sembrando el diminuto germen de la esperanza en un pequeño, pero nutrido grupo de poblanos que creemos en que un cambio real se puede dar, sólo si no perdemos de vista el valor y la radicalidad de la congruencia. Si dejamos de arrebatar a los pequeños lo que no son capaces de defender por sí mismos; porque nadie les ha enseñado cómo. Si en verdad trabajamos y nos comprometemos con el bien común.

Habló de la educación que necesitamos, de la lucha contra la corrupción, de tantas y tan variadas necesidades sociales que se han dicho con los labios y el corazón tan sucios, que no solo han dejado de creerse, han dejado de oírse. Sólo una cosa hizo que mi atención recobrara renovada fuerza. Eso que me obligó a levantar la cabeza y aguzar el oído fue escucharla decir:

¬ ¡Lo que más necesitamos en México es una Reforma de la ética!¬ Mis pupilas se dilataron y no pude contener un grito que brotó desde lo profundo de mi incredulidad:

¬ ¡Eso! ¡Eso es lo que necesitamos para volver a creer! Pero estamos hartos de promesas, de juegos políticos, de engaños y atole con el dedo. ¡Ya no más de eso!

A México le hace falta un cambio de mirada, la mirada clara y objetiva de una mujer con empuje, convencida de lo que propone, con un profundo amor a México que brota por cada poro de su piel.

Cuando terminó su participación, y mientras se escuchaba de fondo una canción popular muy azul, una gran cantidad de personas hicieron fila para hablar con Margarita, tomarse fotos y mostrarle su apoyo. Me quedé mirando esa escena, ese movimiento decidido de personas sedientas, en su mayoría mujeres de todas las edades, que seguramente sentían lo mismo que yo.

¬”Este amor es azul como el mar azul”¬ seguía diciendo la canción a voz en cuello, incansablemente.

Igual de azules que nuestros extensos litorales en el Pacífico, el Golfo y el Caribe ¬pensé¬ Enormes océanos de oportunidades si nuestro amor al país fuera así de azul.

Salí de ahí con el corazón contento, sintiendo por fin un viso de esperanza. Sin embargo, a la mañana siguiente cuando leí la prensa, no pude menos que sentir asco. Los reporteros mintieron, hablaron de un evento fallido y desairado que yo no presencié. ¿Quién le pagó a esa gente -que un día se comprometió a comunicar la verdad- para decir que un evento tan bien organizado y animado fue lo contrario? ¡Tampoco en la prensa se puede creer!

Hay un gran lobo hambriento e insaciable que no desea se le cierre el corral de las gallinas. No obstante, en lo más profundo de mi mexicanidad, deseo que logremos detener el abuso a los más débiles, el manoseo irrespetuoso y abusivo del poder, el robo descarado de recursos sin pensar en los que no tienen ni lo que la dignidad humana clama desde la garganta caliente de la Tierra.

Es nuestro compromiso comenzar a formar desde ahora, pequeñas células que poco a poco conformen una gran red elástica y envolvente que nadie pueda detener, para que la Reforma de la ética, propuesta por la mujer que porta el rebozo de la madre amarrado a la cintura, pueda llegar a ser el estandarte que sigan los que en verdad quieran comprometerse con un México diferente, para que un día nuestros talentos mexicanos dejen de irse a otro lado y regresen los que se han ido. Sueño en que los hechos los convenzan de que este es un país donde vale la pena vivir y trabajar.

Ingenuo, difícil, imposible o soñador. Todo esto puede ser esta propuesta que suscite hilaridad para tantos, pero soy una convencida de que la falta de esperanza es el único veneno letal con el poder de matarnos. Sólo el compromiso personal puede mantenernos en pie y avanzando, con la certeza de que ni el mal, ni el dolor, ni la muerte tienen la última palabra, sino sólo Aquel que conoce los corazones sin tapujos; y que desde la libertad otorgada, nos permite vivir lo que con tesón podemos construir. Si nos atrevemos.

Página 9 de 17