Poder y Política

Recientemente una amiga mía ha retornado a la fuerza de la poesía para recordarnos que a veces la convicción de una buena pluma, es lo que ha hecho temblar la virulencia de los que no conocen más diálogo que el poder del oprobio y el dinero; aquellos capaces en efecto en cuestión de minutos de violentar las instituciones democráticas que durante años trató de consolidar la generación de 1968. Sí somos tramposos nos dicen ahora, sí somos corruptos y qué, les juramos, ilusos ciudadanos que es por su bien. Vamos está noche todos contra aquél al que nos dicen que hay que tenerle miedo porque habla un lenguaje distinto: el de la honestidad financiera y moral como forma de gobernar.

Máscaras contra cabellera, pero recientemente los rostros tras las máscaras están ya a la vista y la cabellera de aquél ya encanecida.

Va entonces para levantar el ánimo de esta noche el siguiente fragmento del poema México, de Manuel Carpio (1791-1861) uno de los principales poetas del siglo XIX que a través de su poesía, a pesar de pertenecer al Partido Conservador, cimentaron el amor patrio.

La foto de portadilla es de Raúl Gil Mejía.



México

Espléndido es tu cielo, patria mía,

De un purísimo azul como el zafiro.

Allá tú ardiente sol hace su giro,



Y el blanco globo de la luna fría.

¡Qué grato es ver en la celeste altura



De noche las estrellas a millares,

Canope brillantísimo y Antares,

El magnífico Orión y Cinosura,

La Osa Mayor y Arturo relumbrante,

El apacible Súpiter y Tauro,

La bella Cruz del Sur, y allí Centauro,

Y tú primero ¡oh sirio centellante!

¡Qué soberbios y grandes son sus montes!

¡Cómo se elevan ante el alto cielo¡

¡Cuán fértil, cuán espléndido es tu suelo¡

¡Qué magníficos son tus horizontes!

Tus inmensas cadenas de montañas

Hendidas por hondísimos barrancos,

Coronados están de hielos blancos,

Y en la falda dan humo las cabañas.

Mil espantosos cráteres se miran

En la cima de montes y collados,

Unos quedaron quietos y apagados,

Otros con llamas su furor respiran.

El Popocatepetl y el Orizava

El suelo oprimen con su mole inmensa,

Y están envueltas entre nube densa

Sus cúspides de hielo y de lava.

Allí los ciervos de ramosas frentes

El bosque cruzan a ligeros saltos,

Y entre los pinos y peñascos altos

Se derrumban las aguas a torrentes.

Tus volcanes de inmensa pesadumbre

Asombran con sus peñas corpulentas;

Braman entre sus bosques las tormentas

Y un cráter en su poderosa cumbre.

Bolas de fuego arrojan de sus bocas,

Columnas de humo y grandes llamaradas,

Ardiente azufre, arenas inflamadas,

Negro betún y calcinadas rocas.

[…]

A México el Criador en sus bondades

Le ha dado un aire diáfano y sereno,

Aguas hermosas, fértil el terreno,

Verdes campiñas, ínclitas ciudades.

[…]

En México plantó naturaleza

Bosques inmensos de árboles salvajes,

Bajo cuyos densísimos follajes

Se propaga intrincada la maleza.

[ …]

Más ¡ay¡ que a tal grandeza y tanta gloria,

Se mezcla involuntario el desconsuelo

De que nos sobreviva acá en el suelo

Un vil ciprés, indigno de la historia.

Es mi voto postrero, patria mía,

Pedirle al cielo que dichosa seas;

Pedirle al cielo que otra vez te veas

Como en un tiempo cuando Dios quería.

A tu seno retorne la alegría,

Se unan tus hijos con amante lazo,

Suelte las armas tu cansado brazo,

Como en un tiempo, cuando Dios quería.

De la prosperidad en fin la copa,

Benigno el cielo sobre ti derrame,

Mientras el mar enfurecido brame

Entre tus playas y la altiva Europa.

Manuel Carpio (1791-1861).

Poeta, médico, filósofo, maestro y político, destacado representante del romanticismo mexicano, de la Academia de Letrán y de la Academia Nacional de San Carlos.

(Ilustración de portadilla: Oldemar González, tomada de la revista Nexos)

A fines de la semana pasada, el Presidente de Estados Unidos ordenó desplegar la Guardia Nacional en la frontera con México. Trump afirmó que lo hacía para apoyar a las autoridades de inmigración y que esta medida duraría hasta que el Congreso decidiera una ley menos permisiva y se terminara de construir el muro.

De acuerdo con la información oficial (disponible en www.nationalguard.mil), el Secretario de Defensa acató la instrucción presidencial y ordenó el despliegue de hasta 4 mil elementos. De inmediato, 500 guardias fueron movilizados a la ciudad de McAllen, Texas. Las tropas deberán apoyar a la patrulla fronteriza por medio de la aviación, ingeniería, vigilancia, comunicaciones, mantenimiento de vehículos y apoyo logístico y “deberán usar todo su poder para apoyar a los hombres y mujeres que están haciendo cumplir la ley”. El Jefe del Pentágono reiteró que las órdenes del presidente se debieron a “un brote drástico de actividades ilegales en la frontera sur que amenaza nuestra seguridad nacional”.

La amenaza a la que se refirieron el secretario y el presidente apunta a una a Caravana de migrantes centroamericanos que recorre México, formada por unas mil 200 personas, para llamar la atención sobre las graves violaciones a sus derechos humanos que sufren en su trayecto hacia Estados Unidos y en ese país.



Trump también ordenó que los indocumentados detenidos no fueran puestos en libertad mientras siguen el proceso de deportación. Para entender esta instrucción debe recordarse que, normalmente, cuando una persona es detenida por la Patrulla Fronteriza se le pone un brazalete para monitorearlo y se le asigna una cita en un juzgado; posteriormente se les deja en la estación de autobuses donde son apoyados por activistas de derechos humanos para llevarlos a algún centro de ayuda cercano donde reciben alimentos y se les proporciona alguna ropa y pañales para sus hijos mientras se define su situación jurídica.

Aunque la Guardia Nacional (National Guard) es una fuerza de reserva constituida por voluntarios, sus miembros están entrenados para cumplir con un objetivo principal: combatir a quien se les ordene. No es la primera vez que se militariza la frontera: en 1997, un joven de 18 años, Ezequiel Hernández, ciudadano estadounidense, fue asesinado injustificadamente a tiros por soldados enviados por Washington. Clinton decidió suspender el programa. Luego, el presidente Bush ordenó el despliegue de 6 mil elementos de la Guardia en 2006 cuando el gobierno mexicano declaró la guerra al crimen organizado. Y hace unos siete años, Obama envió otros mil 200 militares. En 2014, el gobernador Perry, despachó por su cuenta mil guardias texanos cuando se produjo la crisis de los menores centroamericanos

¿Cuál es la diferencia entonces entre la decisión de Trump y las que se tomaron en otros tiempos? Todas han sido repudiables pero el rasgo distintivo está en la retórica y en la diplomacia pues, en esta ocasión el envío de la Guardia fue acompañado de discursos amenazantes y denigratorios contra México y los migrantes. Sin embargo, todo parece indicar que se trata de un truco político montado junto con los medios de comunicación de derecha supremacistas y nacionalistas.

Varias cadenas noticiosas, sobre todo Fox, difundieron días antes de la orden presidencial que “había una multitud tratando de llegar a EU que nadie estaba deteniendo y que entre ellos había criminales y terroristas”. Las Caravana, según ellos, era un “plan organizado y deliberado para atacar la soberanía de los Estados Unidos… “. Se trataba de un relato sensacionalista sin fundamentos veraces y Trump reaccionó de inmediato a esta campaña de histeria.

El objetivo, preparado entre la prensa derechista y el gobierno, era crear un clima de miedo para reavivar la simpatía por el actual inquilino de la Casa Blanca. Además de una medida para ganar apoyo político interno, la decisión tiene otros fines: presionar a México para concluir las negociaciones del TLCAN lo más pronto posible, imponiendo sus condiciones.



Convertir a México y a los migrantes en piezas de una estrategia de terror para obtener ganancias políticas es una acción peligrosa para la vida y los derechos humanos de estos últimos. Se trata de una acción de fuerza brutal para tratar de complacer a su base de apoyo más dura y una nueva versión de la diplomacia del gran garrote contra México.

La reacción interna por parte del presidente Peña y las fuerzas políticas ha sido acertada discursivamente, pero falta saber si lo será en lo de fondo: las negociaciones del TLCAN; la colaboración de las autoridades mexicanas para detener, vigilar y compartir la información de los flujos de centroamericanos y mexicanos que transitan hacia el norte; y el conjunto de acuerdos de colaboración militar y de inteligencia en materia de drogas y supuestas amenazas terroristas. Es la hora y el momento de mostrar firmeza y revisar nuestra relación con la potencia del norte. La agresión debe tener consecuencias diplomáticas.

Según el semanario The Nation, a largo plazo, las decisiones del presidente podrían resultar contraproducentes. Las comunidades de migrantes están aterrorizadas cada vez más por los agentes de ICE (Immigration and Customs Enforcement). Los detienen en el camino a su trabajo o cuando dejan a los niños en la escuela y cada vez más están poniendo atención en los activistas que defienden esta causa. Pero Trump, además de endurecer la persecución, ha cometido el error utilizar prejuicios raciales. Debido a ello, los estadounidenses parecen estar cambiando de opinión. Por 20 años, el Centro Pew ha preguntado si los migrantes “fortalecen al país con su trabajo y su talento” o si son “una carga para el país ocupando empleos y viviendas y aprovechando los beneficios de atención sanitaria”. En 2015, cuando tomó posesión, el 51% dijo que fortalecían al país y 41 por ciento que representaban una carga. Poco más de dos años después, la encuesta encontró que hubo un cambio en la opinión pública: ahora los que tenían una opinión favorable a los migrantes representaban el 65% y los negativos el 26 por ciento.



Trump ha propiciado, sin querer, que los derechos de los indocumentados se conviertan en un asunto central del movimiento progresista. Sus posiciones racistas están creando, según algunos activistas destacados, una alianza horizontal entre grupos afroamericanos como Black Lives Matter y las comunidades de migrantes que vienen del sur. Esto puede tener efectos político-electorales y hacer que el tema sea retomado por una mayoría más amplia que el voto latino que solo representó 9% en la última elección.

Madeleine Albright (secretaria de Estado con Clinton entre 1997 y 2001), acaba de publicar un artículo en el que señala que:

“La retórica de Trump ha consistido en insultar a sus vecinos y aliados. En lugar de desplegar una diplomacia creativa y defender los derechos humanos y las libertades civiles, se ha dedicado a difamar a los migrantes y a los países de los que proceden y exacerbar las divisiones religiosas, sociales y raciales. ¿Qué hacer? Hay que detenerlo antes de que sea demasiado tarde”.

Albright está tratando de decirnos que enfrentar a este mandatario ya no es un asunto que concierne sólo a los estadounidenses, se trata de una causa mundial. El gobierno mexicano debe entender que apoyarlo puede ser una causa perdida y sobre todo una estrategia peligrosa para la paz en la región y en todo el orbe. Podemos ser aliados estratégicos de EU pero no de su administración actual. En consecuencia, la causa de los migrantes, mexicanos y centroamericanos, debe ponerse por encima de todos las demás y orientar las relaciones de nuestro país con Estados Unidos. A este personaje, un aprendiz de dictador y autócrata, y simpatizante de ellos, como dice la señora Albright, se le tiene que responder con la fuerza de la verdad y la defensa de la democracia y los derechos humanos como base de la diplomacia y la cooperación internacional. Ahora, antes de que un nuevo fascismo se consolide en el mundo.

Twitter: #saulescoba

Uno de los murales del artista serrano Genaro T. Sánchez en Xochitlán fue tapado con propaganda electoral del PAN la tarde de este martes en esa localidad de la Sierra Norte de Puebla.

Sin el consentimiento de los propietarios de la casa, el mural pintado hace apenas unas semanas por Genaro, y que aqui en Mundo Nuestro hemos reseñado recientememente, fue destruído para plantar sobre él publicidad del candidato panista al Senado Mario Riestra. El promotor de la publicidad panista es el candidato de ese partido a la alcaldía, Alejandro Gómez Moreno.

El mural daba cuenta de una de las principales preocupaciones de los serranos en los últimos años, el de la instalación de proyectos industriales conocidos por la gente como "proyectos de muerte". Por su calidad, el conjunto de murales pintado por Genaro T. Sánchez es reconocido ya en el estado. Su temática, además, compete a uno de los problemas más importantes que enfrentamos como sociedad en Puebla: el patrimonio biocultural en riesgo.

"Lamentablemente el muro no es mio --ha escrito el autor del mural en Facebook esta misma noche--, pero pensé que los dueños tendrían cierto sentido común, sabia que no estaría ahí para siempre, pero hubiera preferido que lo taparan con cualquier cosa antes que con basura política, la verdad me siento triste, ese mural fue un parte aguas en mi vida."



Y ha señalado lo que probablemente ocurrirá el día de la elección para el partido que ha vandalizado su obra:

"Lo se, el muro no es mio, solo quiero comentarle algo a la persona que pensó que pintar esa barda le daría buena publicidad, a muchas personas le importaba ese mural así que lejos de serviles de propaganda para su partido se van a restar todos los votos de las persona que llegaron a considerar esa pintura parte importante de Xochitlan, ora si que como dice mi jefita, solitos se hicieron la maldad."

La imagen puede contener: 1 persona, calzado y exterior



Sin que el artista estuviera enterado, los rotulistas del PAN dispusieron de la barda para la publicidad política, como se puede ver en esta fotografía tomada hace unos minutos y subida a facebook, de donde la tomamos.

La imagen puede contener: exterior



Hace unos días, aquí en Mundo Nuestro publicamos esta reseña realizada por el investigador holandés Erick Post, que merece leerse nuevamente:

Los murales de Genaro Sánchez en Xochitlán:

rescatar lo extraordinario de la vida diaria en un pueblo originario

Los murales de Genaro Sánchez en Xochitlán: rescatar lo extraordinario de la vida diaria en un pueblo originario

Vida y milagros

(La ilustración de este texto: La rifa del tigre, acrílico sobre textil, del artista plástico veracruzano Daniel Romero.)

Los cuatro candidatos a la presidencia de México han puesto un empeño enorme en serlo, el que más, Andrés Manuel y le sigue Ricardo Anaya. Corren con absoluto entusiasmo, para mí inexplicable, al suplicio que será gobernar un país con un altísimo grado de complejidad e inmerso en un caldo de discordia sin precedente en los últimos decenios. Van predicando y cantando como los mártires cristianos hacia el cadalso. Gobernar este país está cabrón y se puede ser todo menos ingenuo cuando uno se dirige al circo romano. Ahí va a haber gladiadores despiadados, fieras asustadas y embravecidas y un pueblo expectante en que al final haya el pan y circo prometidos. Y si no se los dan, pues no sabemos que harán a la salida, pero seguro buscarán culpables.



Todos prometen muchas cosas y por el formato de las contiendas es muy difícil explicar y hacer entender el cómo lo harán, pues hay propuestas de una gran complejidad, que requerirán para su ejecución de destreza política y de muchísimas buenas técnicas financieras y jurídicas. Dice un amigo que la autoridad electoral debería quitar su registro a aquel candidato que haga promesas sin sustento en la realidad. En esta feria de promesas nos quedaríamos sin candidatos. El ofrecer solo lo que es posible dejaría a todos fuera de combate. Cualquier remedio que el país requiera será lento, complicado y con costos políticos para quien gobierne. Nadie quiere ofrecer sangre, sudor y lágrimas. Un plan serio de desarrollo para el país requiere de una visión que abarque mínimo treinta años, con sus respectivas etapas.

A largo plazo tendría que repensarse un gobierno, pero la cruda verdad no tiene rentabilidad política inmediata.

Hay mucho pensamiento mágico en las promesas, y en cuanto a ellas, es Andrés Manuel el que transmite con gran seguridad muchas propuestas para reformar al gobierno federal mediante políticas públicas que- dice él- darían resultados tangibles de manera muy rápida. Acabo de ver un video de animación muy bien realizado con la firma de MORENA en el que se presentan programas y resultados que se cumplirían en un sexenio. No sé quién realizó el video, pero como herramienta de propaganda será muy efectiva; si no tuviera firma, sería raro que alguien se opusiera al esbozo que ahí se hace de un país próspero y feliz, aunque creo que muchos pensarían que el esbozo fue dibujado por el Mago de Oz, que bien sabemos que no existe. Creo que somos mayoría los que no podemos entender el cómo le harían, no solo Andrés Manuel, sino los demás candidatos para cumplir lo que prometen. Todos parecen prometer resultados en función al poder que emana de la figura del presidente de la república, pensando de manera poco realista que esa figura aún tiene el poder que tuvieron los presidentes de los años dorados del PRI, poder casi absoluto que se fue eclipsando a partir de que Ernesto Zedillo y el PRI perdieran la mayoría en el Congreso de la Unión en 1997. Si los demás la tienen muy difícil, qué haría Margarita si ganara, pues ni siquiera tendría un mínimo de diputados y senadores propios adentro del congreso, ni un mínimo de gobernadores aliados. Compite sola. De verdad no entiendo a esta reina de los mártires.



Los candidatos, quizás por eficacia en la estrategia electoral, omiten de manera pragmática mencionar que habrá 32 gobernadores con un poder inmenso en sus estados, de los cuales la mayoría no serán de sus partidos y que se comportarán como el cocodrilo que pacientemente espera que Garfio caiga al agua en la película de Peter Pan para comérselo a gusto. Eso serán los gobernadores. Solo nueve se elegirán en Julio, los demás ya están ahí. Si Morena ganara 5 de los nueve en disputa, tendrían aún 27 poderosos gobernadores de oposición. Si el Frente ganara 5, Anaya aún tendría a más de la mitad de los gobernadores en la oposición, sin contar a los enemigos internos. Más o menos igual estaría el PRI. Los candidatos siguen pensando y actuando como decía la Güera Rodríguez en 1820:- "Fuera de la ciudad de México, todo es Cuautitlán.". Resulta que ya no, señores candidatos. Hay feudos, hay tal cosa como los gobiernos y los congresos de los estados, y en muchos de esos feudos muchos otros poderes fácticos, entre ellos el crimen organizado. No los olviden cuando hacen sus promesas.



Quiero regresar al video en el que nos volvemos un país próspero, feliz, respetuoso del estado de derecho, sustentable y equitativo. ¿Quién no desea eso? Dado que Andrés Manuel encabeza las encuestas, quiero apuntar algunas de las dudas que me surgen ante algunas de sus propuestas:

-Un aeropuerto alterno en Tizayuca, Hidalgo, lo cual significa que de manera mágica se resolvió desechar el otro con todo y lo que eso significa de complejidad, demandas, pérdidas financieras y conflictos. Si lograran desecharlo con argumentos de peso, será todo menos fácil y rápido. En el video vemos a unos aviones que vuelan precioso y aterrizan con toda comodidad en un aeropuerto de ensueño. Hoy el aeropuerto de México mueve a 40 millones de pasajeros al año y es uno de los más peligrosos y difíciles de operar del mundo, así que la solución no puede postergarse. Dicen que en Tizayuca moverán 100 millones de viajes. ¿Cómo lo harán, en cuánto tiempo y cuánto costaría?

-Se proponen trenes que comunicarían por dos vías a todo el norte del país, un tren rápido a Querétaro y un tren bala en la Riviera Maya. Nada es más lento que construir un tren rápido, me dice un ingeniero que conoce bien del tema. No está mal desearlo, creo que perder los trenes del porfiriato fue una de las grandes desgracias que trajo la revolución mexicana, pero no estaría listo en seis años y no explican de dónde saldría el dinero. Los trenes son caros y muchas veces impagables ¿Cómo, en cuánto tiempo, con qué dinero y con quién harían estos trenes?

-Se prometen un millón de hectáreas reforestadas en seis años. Para eso se necesitaría que los gobernadores de todos los estados con tierras aptas para recuperar bosques, estén dispuestos a convencer a sus congresos a poner la parte correspondiente de sus participaciones para todos los proyectos de recuperación de tierras. Significaría también que se pondría orden y se daría certeza jurídica a todos los linderos de los ejidos, certeza de la que hoy carecen y que las reglas de operación del Consejo Nacional Forestal no permiten. No puedes intervenir tierras en donde hay conflictos de propiedad y límites. Hay muchas instancias gubernamentales que llevan años tratando de poner orden en la división y subdivisión del ejido. Son problemas sociales con raíces muy hondas y complejas. Y hasta el último pedacito del país, incluidas las reservas de la biosfera y las áreas naturales protegidas, tienen dueño. ¿Qué porcentaje del presupuesto dedicarían a esto? ¿Con qué instancias de gobierno? ¿Con las instituciones de la ley Agraria? ¿Con el registro agrario nacional, RAN? ¿Con el pésimo inventario de tierras comunales? ¿Cómo resolver ese berenjenal?

- Una nueva política energética vía revertir la reforma energética y revisar los contratos para garantizar que no hubo corrupción. ¿Qué significa eso? ¿Se revierte todo en la reforma o no? ¿Se cancelan contratos ya ganados o no? Para revertir la reforma se requiere una mayoría calificada en el congreso. ¿Se respetará lo que el congreso decida o no?

¿Desde el punto de vista económico y técnico, eso es lo que más le conviene al país? ¿Podremos solos? ¿El sindicato de Pemex regresará por todos sus fueros? ¿Veremos a Romero Deschamps pisar la cárcel? Proponen combatir monopolios, pero Pemex ha sido un monopolio. De esta propuesta no entiendo casi nada, y no creo ser la única. ¿CFE también seguirá siendo un monopolio? ¿Las energías eólicas y solares seguirán aceptando a la iniciativa privada o todo regresará al estado?

- En cuanto a las propuestas en educación, garantizan al mismo tiempo dos cosas que se contraponen: elevar la calidad de la educación y admisión garantizada para todos en la universidad, 100% de inscripción a todo el que quiera ingresar, sin filtros. Estadísticamente el incremento en cantidad es igual al decremento en calidad. No entiendo cómo lograrán eso, ni para qué quieren garantizar universidad para todos. No todos quieren y pueden con la universidad. Conozco a muchas personas inteligentes, trabajadoras y creativas que no quisieron ir a la universidad. Y también creo que la calidad requiere de evaluación y filtros, tanto para los maestros como para los alumnos. Proponen mejorar la capacitación y no se habla de evaluación a los maestros. ¿Echarán abajo toda la reforma educativa? ¿Qué sí y que no? Para modificarla se requiere mayoría en el Congreso ¿Qué pasará si no la tienen? ¿Qué pasará si no juntan 17 estados que acepten derogarla? ¿Qué alternativa proponen para ese escenario?

- Proponen una nueva estrategia en seguridad .Nada al margen ni por encima de la ley. Los encargados serán hombres rectos e incorruptibles y se desterrará la corrupción en ministerios públicos y corporaciones policíacas. No quiero ser aguafiestas ni negativa, pero no depende esto de la voluntad política de un solo hombre. ¿Qué pasará con los gobernadores y sus decisiones sobre los presupuestos locales? ¿Qué pasará con los ministerios públicos estatales y los juzgados calificadores municipales que se ocupan de las faltas menores? ¿Quién los obligará a la armonización presupuestal que requiere esta nueva estrategia de seguridad nacional? ¿Aceptarán todos los gobernadores la propuesta del presidente? ¿En cuánto tiempo? ¿Cómo harán la armonización presupuestal y cómo obligarán a los estados a aceptarla? ¿Cómo le harán paso a paso? Nada sería más deseable que tener éxito en esta propuesta.

-Un millón de acciones de vivienda que beneficiarán a seis millones de familias por medio del ordenamiento del territorio y el respeto al medio ambiente. Otra vez, el ordenamiento depende no solo de los estados, sino de los municipios. Y también, de facto, de las inmensas inmobiliarias implacables y poderosas. En Puebla, de los 217 municipios solo tres o cuatro tienen un programa de desarrollo urbano o de ordenamiento ecológico actualizado. De eso se aprovechan los desarrolladores, de ese desorden y de esa discrecionalidad. En Puebla ni siquiera existe una Secretaría del Medio Ambiente que abarque la gestión sustentable del agua y el ordenamiento del territorio. El presupuesto destinado a este rubro es mínimo. ¿Obligarán a los gobiernos estatales a poner en orden sus territorios? ¿En seis años? ¡En cuántos!

Gane quien gane todos los candidatos se encontrarán con Cuautitlán y sus señoríos. Gane el que gane no será un presidente omnipotente. Sería deseable que cada candidato suba a su plataforma digital los caminos específicos para cada propuesta, con todas las herramientas y tiempos estimados para lograrlo

Hartos de la ineficacia de sus ataques contra Andrés Manuel López Obrador, los enemigos del tabasqueño de manera casi anónima, es decir a través de la página de Facebook Amor por México, han decidido ahora arremeter contra su esposa Beatriz Gutiérrez Müller, acusándola de manera infundada de ser nieta de un militar nazi. Si mentir sobre una persona pública es de cobardes, difamar a un muerto es por lo menos una bajeza. ¿Qué “amor por México” permite eso?, ¿qué mano oscura lo promueve?, si lo a lo que insita es a la discordia. Aunque ya ella misma, la página de Verificado y el periódico digital Animal Político han denunciado esa falacia, vale la pena destacar aquí que las personas valen por sus hechos, su trayectoria, su vida diaria y no por sus vínculos familiares. Y eso es justamente lo que irrita de Beatriz a los desquiciados enemigos de la opción del cambio. Los agrede su simple presencia porque es una mujer sensata y sencilla; porque cuenta con un doctorado en Letras; porque ha trabajado con su pluma a favor de las causas sociales desde los dieciocho años; porque ha sabido educar a su hijo; y por qué no decirlo, también acompañar en las buenas y en las malas a su marido. Les agrede simplemente su cordura y paradójicamente su poco interés en el poder. Es como muchas otras mujeres de México, ni más ni menos, sólo que ahora a ella le tocaron los reflectores. Y qué bueno que así sea, porque el recuento de quien ella es y de lo que realmente ha hecho da pie a rescatar también lo que muchas otras mujeres hacen de manera cotidiana por México de manera generalmente anónima.

Si se quiere conocer a Beatriz simplemente hay que leerla.



Por ello, para los interesados en su obra, va mi reseña de su libro sobre Francisco I. Madero, presentado en Puebla en la casa de los Aquiles Serdán, en abril del 2017, hace un año.

Dos revolucionarios a la Sombra de Madero, la historia de Solón Argüello Escobar y Rogelio Fernández Güell. Ariel, 2017.

Antes de entrar propiamente al tema del libro, me gustaría hacer una breve semblanza de la trayectoria profesional de Beatriz Gutiérrez, que explica en parte su último fruto. Conozco a Beatriz desde hace más o menos veinte años, pero como sabemos, veinte años no es nada o casi nada. A lo largo de esos veinte años hay algo que en Beatriz permanece intacto: su interés por la otredad y por conocer la verdad. Quién ese eso otro y cómo piensa, qué lo empuja a actuar en bien de su comunidad o a ser parte de la historia, qué lo mueve en su proceder, ya sea la simple necesidad cotidiana, un ideal o por qué no, la conciencia espírita.



Recuerdo a Beatriz como reportera radiofónica arriesgando el pellejo en la Sierra Norte de Puebla durante las inundaciones de 1999, para escuchar de viva voz qué era lo que realmente había pasado en las comunidades y de paso hacerles llegar la ayuda de organizaciones sociales que venía desde la ciudad de Puebla, ya que en general los habitantes de la Angelópolis no confiaban en los mecanismos del gobierno; o aquél reportaje sobre los talamontes en el Popocatépetl en el Beatriz fue amenazada; o su narración sobre el triunfo de Cuauhtémoc Cárdenas a la gubernatura del Distrito Federal, hoy ciudad de México, por poner sólo algunos ejemplos.

Luego en el 2002 vino su tesis de maestría El arte de la memoria en la historia verdadera de la conquista de la Nueva España, sobre Bernal Díaz del Castillo, en la que analiza justamente cómo un soldado de manera inesperada, incluso para el mismo, logra sintetizar la vida cotidiana en el período de la conquista, compilando en buena medida las otras historias de sus compañeros de armas. Y a la par, de manera continua creo que hasta la fecha, Beatriz empezó a escribir sus crónicas periodísticas en diversos medios donde documentó entre otros eventos las luchas sociales. Mi favorita es La tierra prometida que publicó en el 2012 sobre el mundo mágico de los yaquis y la defensa de su territorio, amenazado por las empresas mineras. Del periodismo Beatriz saltó a la literatura, al siglo de oro, al estudio de Francisco de Quevedo o del siempre perseguido por la inquisición Giordano Bruno, quien a principios del siglo XVII creía, nada menos, que el universo era infinito.

Lejos de volverse temerosa ante la crítica, su vida académica la llevó a pulir su pluma. En el 2011 publicó su primera novela Larga vida al sol, donde narra en un tiempo impreciso una utopía posible donde predomina el bien común. Un año después nos entregará su novela histórica Viejo siglo nuevo, donde recupera la figura de Francisco I Madero. Esta novela es un conjunto de historias de vida narradas en primera persona, con las particulares emociones y contradicciones de los personajes, y que se enlazan entre sí en un momento específico: la revolución de 1910 y el asesinato del presidente Francisco I. Madero. Un relato donde los hoy personajes históricos: Francisco y Gustavo Madero, los Aquiles Serdán, Villa, Zapata, Bernardo Reyes, forman parte del devenir de los que se antojan protagonistas ficticios, pero no por ello imposibles. Pero a su vez, la vida de los actores ficticios dota de sentido el mundo de los personajes históricos, que en la novela aparecen como lo que fueron en su momento: actores sociales. Viejo siglo nuevo es entonces un relato donde la escritora no emite juicios de valor; deja que cada actor hable de sus contradicciones y emociones como ser humano, en una coyuntura social concreta. Y quizás ese dejar fluir las emociones de los personajes sea su gran aporte, que lo distingue de algunas investigaciones históricas esmeradas en buscar “la objetividad”, sin permitirle a los que hoy consideramos héroes moverse, como cualquiera de nosotros, en el mundo de la subjetividad, las contradicciones, los amores, las flaquezas. En esa novela, en la coyuntura del inicio de la revolución mexicana, los protagonistas eligen, partiendo de su propia historia y de sus limitaciones, de qué lado quieren estar, cuando desde luego todavía no estaba claro lo que pasaría después. Esa decisión será un acto de libertad de los personajes, de la que la autora nos hace partícipes. Una novela, que guarda muchas historias, donde cada personaje, quizás como cada uno de nosotros, libra su propia guerra: la de su consciencia.



Menciono la novela anterior porque en Dos revolucionarios a la sombra de Madero, Gutiérrez Müller de nuevo da un golpe de timón: busca la precisión histórica. Si en Viejo Siglo Nuevo, introducir elementos de ficción en la vida de los personajes históricos le permitió humanizarlos o acercarlos más al lector, en su nuevo libro la autora busca documentar con datos duros la estancia en México y su participación en la revolución de dos personajes hasta ahora casi ignorados por los historiadores y cuya vida se antoja de novela: Solón Argüello Escobar y Rogelio Fernández Güell. Aquí la realidad supera a la ficción. Solón Argüello un nicaragüense poeta y periodista nacido en la ciudad de León (1879), llega a México en 1902, luego de ser perseguido por el presidente liberal de Nicaragua José Santos Zelaya, quien se convertiría posteriormente en cacique político. Ya aquí convive con los hombres de letras, forma parte de lo que se conocen como escritores decadentes (aunque por ejemplo en el libro sobre los mismos de José Mariano Leyva no se le menciona); y a diferencia de muchos intelectuales mexicanos de la época no titubea en incorporarse al maderismo, permanece con el caudillo hasta sus últimos días y finalmente lo asesinan por órdenes de Victoriano Huerta en agosto de 1913, por no claudicar en sus ideales. Lo fusilan en la ciudad de México sobre una vía del tren y “su cuerpo quedó a la intemperie para ser devorado por buitres.” Muchos años después, dicho sea de paso, en abril de 1979, la sandinista mexicana Araceli Pérez Darias, moriría asesinada por la dictadura somocista en la ciudad natal de Argüello Escobar: León. Mutuo y doloroso tributo en la lucha por la democracia en dos países hermanos.

Rogelio Fernández Güell, por su parte, cuya historia también ha permanecido olvidada, fue un costarricense, al igual que Argüello, poeta, periodista y filósofo, que pertenecía al partido republicano en su país, mismo que pierde las elecciones en 1901, por lo que Rogelio decide exiliarse en España. Posteriormente será cónsul de México en Baltimore (1907-11) y luego de 1911 a 1913, se unirá al maderismo, impactado entre otros acontecimientos por la represión a la huelga de los trabajadores de Río Blanco en enero de 1907 y el asesinato de los hermanos Serdán en noviembre de 1910. Luego del asesinato de Madero, renuncia al puesto que tenía como director de la Biblioteca Nacional y regresa a su patria, donde murió asesinado en 1917, por luchar contra la dictadura de Tinoco Granados.

Así los datos duros. La novela imposible. Y de nuevo, como en Viejo Siglo, los personajes que eligen por sí mismos qué hacer con su vida, de qué lado estar: el libre albedrío.

Por último, ya que mañana es el día de la mujer, baste agregar, como comentario al margen de la novela, que las revolucionarias mexicanas Carmen Serdán y Guadalupe Narváez sobrevivieron al conflicto bélico de 1910. Narváez, entrevistada por Martha Rocha, explica cómo las mujeres poblanas de la época ocuparon un papel fundamental en la lucha. Primero, formaron el club femenil Josefa Ortiz de Domínguez, integrado básicamente por obreras de la fábrica Penichet. Después, luego del asesinato de los hermanos Serdán y el encarcelamiento de Carmen, integraron la Primera Junta Revolucionaria, formada para continuar con la lucha insurrecta. La junta estuvo formada por el impresor Gilberto Carrillo, el mecánico Ignacio García y por cinco mujeres, que llevaban la batuta: Celsa Magno, Cruz Mejía, Piedad García, Modesta González y Guadalupe Narváez, cuyas historias también habrá que rescatar del anonimato. Fueron ellas luchadoras incansables contra el fraude electoral y por la apertura democrática, a pesar de que por entonces las mujeres no votábamos. De nuevo el libre albedrío.

Una constante entonces en los libros de Beatriz, a pesar de todo, es el derecho a decidir, quizás la coyuntura actual así lo requiere: El libre albedrío. Podemos optar por la difamación y la mentira contra los oponentes o la sensatez, la cordura, la discusión de proyectos concretos.

Mundo Nuestro. Enrique Cárdenas y el movimiento civil poblano Sumamos cerró el viernes una experiencia ciudadana que tiene como resultado concreto la conciencia de que es posible imaginar un mejor destino para Puebla. Los grupos de poder enquistados en la estructura partidaria, dominada en Puebla por Rafael Moreno Valle, impusieron unas reglas mortales para el esfuerzo por plantar en la boleta electoral una candidatura independiente. Mucho ha perdido ya la sociedad poblana por esta cerrazón criminal contra toda posibilidad de construir alternativas democráticas que permitan encontrar salidas a los graves conflictos sociales que día a día se manifiestan en una violencia desbordada.

Es posible, sin embargo, imaginar un mejor destino para Puebla. Así lo expresan estas palabras de

El movimiento SUMAMOS surge de la convicción de que la vida pública y el bienestar en Puebla puede ser sustantivamente mejor. De que no debemos acostumbrarnos a la inseguridad, a la corrupción, a la injusticia, a la polarización y exclusión sociales, ni a niveles bajos de bienestar.

Imaginamos para el estado de Puebla una serie de atributos posibles y deseables, con instituciones sólidas, que faciliten la acción de un gobierno que tenga a los ciudadanos en el centro de la tarea pública.



Imaginamos Puebla, en donde las posibilidades de sus habitantes sean las mismas para todos, desde el nacimiento hasta la muerte. Que el contexto socioeconómico, geográfico, o la situación de la familia, no condicionen el desarrollo futuro de cada quien. Las personas deben tener la misma oportunidad, a lo largo de su vida, para salir adelante. Así se logra mayor bienestar de las personas y sus familias, una sociedad incluyente en donde el mérito y el esfuerzo sean los factores cruciales para que todos podamos avanzar, y se logre mayor prosperidad. Para ello se requiere un sistema de protección social universal, con acceso efectivo a la salud y la nutrición de todos, con acceso a una educación de calidad, con aseguramiento y pensión básicas que mitigue las diferencias y provea un piso mínimo a todos los poblanos.

Imaginamos a Puebla como un lugar seguro, donde una vez más mujeres y hombres, jóvenes y niños, podamos caminar por las calles, a cualquier hora, sin ningún temor. En donde sea posible transitar por ciudades y por el campo sin sentirse amenazados por el crimen. Una sociedad que se siente segura tiene un mayor nivel de libertad y de bienestar. No podemos acostumbrarnos a los niveles de inseguridad que existen, donde debemos tomar innumerables precauciones para evitar ser víctimas del crimen, tanto en lo personal como en nuestro patrimonio. Inseguridad va de la mano de la corrupción y la impunidad. Es indispensable echar a andar el Sistema Estatal Anticorrupción para atacar de frente estos problemas. Si no lo hacemos, se logrará poco.

Imaginamos a Puebla como un estado donde las decisiones de interés público siempre se toman pensando en el bienestar de las personas, de las familias y las comunidades, tanto de hoy como de la siguiente generación. Los poblanos y su bienestar deben ser el centro de toda decisión. Así se facilita la toma de decisiones y se pueden diseñar mejores políticas públicas que además sean consistentes entre sí. Debemos siempre pensar y tomar en consideración las repercusiones de cualquier decisión en el bienestar de las siguientes generaciones.

Imaginamos una sociedad poblana en la que no se considera a los impuestos como imposiciones a nuestra voluntad, sino como contribuciones a un fin común. Con honestidad y eficacia de quienes manejan los recursos públicos, y cuando su destino refleja las necesidades y prioridades de la gente, los impuestos se transforman, como por arte de magia, en contribuciones voluntarias. Dejan de ser impuestos y se recupera la confianza. Esto genera mayor cohesión social.

Imaginamos a Puebla como un espacio en donde el respeto a los derechos de todos es una constante. Donde el respeto a las diferencias es la norma. Imaginamos a Puebla tolerante y respetuosa de las diferencias de sus habitantes. Una Puebla unida en medio de la diversidad de sus pobladores.



Imaginamos a Puebla como un estado en que además se respeta la naturaleza, los ríos, bosques y campos, la calidad de nuestro aire y nuestros valores culturales. Que respeta nuestro patrimonio material y cultural que no es nuestro, sino que apenas lo tenemos en resguardo. Debemos preservarlo y acrecentarlo para quienes vienen después de nosotros.

Imaginamos a Puebla como un estado en donde los políticos son gestores genuinos de la sociedad. En donde el servicio público es verdaderamente el más honroso de los servicios. En donde el servicio público es exactamente eso: un servicio a las personas, a las comunidades grandes y pequeñas. Eso quiere decir que el poder público debe estar enfocado al bienestar de todos y no a los intereses y ambiciones personales de los políticos. Para ello se requiere un servicio profesional de carrera, bien estructurado y eficaz, que brinde seguridad, estabilidad y calidad del servicio público. Se requiere que quienes forman el equipo de administración pública sean capaces, eficientes y profesionales. Esto es especialmente relevante en áreas sensibles del gobierno, como pueden ser las policías, la hacienda pública, la fiscalía general, los miembros del poder legislativo, el sistema de impartición de justicia, los órganos constitucionales autónomos, entre otros.

Imaginamos a Puebla como un espacio en donde las tradiciones milenarias con que contamos conviven con el desarrollo científico y tecnológico que abre oportunidades de crecimiento y bienestar. Una sociedad del siglo XXI debe estar inmersa en la innovación, debe conocer las tendencias mundiales y a la vez atesorar sus tradiciones, arte y cultura. La productividad depende de muchos factores, pero uno indispensable es el uso inteligente de los recursos humanos, materiales y ambientales. Una alta productividad permite, además, elevar las retribuciones al trabajo y, bajo ciertas condiciones, disminuir la desigualdad socioeconómica.



Imaginamos a Puebla como el estado donde todos quisieran vivir. Debe ser tan atractivo que nadie desee emigrar por la inseguridad o ante la falta de oportunidades. Puebla no sólo debe retener a sus ciudadanos, sino también debe ser foco de atracción de talento, recursos y bienestar.

Imaginamos a Puebla como un estado donde se respetan las instituciones y los derechos de todos, donde hay efectiva división de poderes y vivimos valores democráticos, con transparencia y rendición de cuentas. Un estado en el que existe prosperidad generalizada, sin polarización social. Para ello se requiere un acuerdo social que comparta dos principios esenciales, que deben estar basados en la honestidad: Equidad en el acceso a las oportunidades a lo largo del ciclo de vida de todos los poblanos e igualdad ante la ley. Un verdadero Estado de Derecho en donde los ciudadanos son quienes deciden y labran su propio destino.

Mundo Nuestro. Enrique Cárdenas recolecta firmas en la Sierra Norte de Puebla, y con ese esfuerzo nos recuerda a todos que es posible lograr otra política, la que puede fundar un país democrático, mejor que el que hoy tenemos. Esta es la reseña de su actividad el fin de semana.

Zacapoaxtla, Pue., 25 de marzo de 2018.- Enrique Cárdenas inició la última etapa de recolección de firmas en pro de su aspiración a la candidatura independiente a la gubernatura de Puebla en los municipios de Huauchinango, Teziutlán y Zacapoaxtla.
Este lunes el ex rector de la Udlap recorrerá Cuetzalan como parte de la gira que realiza en las Sierras Norte y Nororiental de la entidad desde el sábado. Cabe señalar que el viernes recabó con Emilio Álvarez Icaza, coordinador nacional de movimiento Ahora, firmas en el municipio de Atlixco.
Acompañado de un equipo de brigadistas de Sumamos y voluntarios residentes en Huauchinango, el Premio Nacional de Economía estuvo el sábado recorriendo las calles y sitios más concurridos de la cabecera municipal, donde recibió el apoyo de cientos de habitantes de esa localidad, así como de Xicotepec, Nuevo Necaxa, Tenango, Cuacuila y Xilocuautla, entre otras demarcaciones, quienes coincidieron en la necesidad de impulsar que haya una opción diferente en las boletas para elegir gobernador en julio.
Asimismo, comenzó a funcionar en Huauchinango un centro permanente de recolección de firmas en la Plaza Los Ángeles, Guerrero 7, Centro, que abre de domingo a viernes de 9 a 19 horas
El domingo, Cárdenas Sánchez y los brigadistas de Sumamos recorrieron los municipios de Teziutlán y Zacapoaxtla, donde recibieron más firmas de los habitantes de esas cabeceras y sus alrededores, como Chignautla y Xiutetelco.
Asimismo se estableció un punto fijo de recolección de firmas en Teziutlán en la Farmacia Universidad, situada en Avenida Hidalgo 608, de domingo a viernes de 7:30 a 21 horas.
En Zacapoaxtla, de igual forma Cárdenas recorrió la zona centro del municipio el domingo por la tarde, donde también recibió firmas de los lugareños; el lunes estará en Cuetzalan recabando más firmas de apoyo.

CÁRDENAS RECIBIÓ EL APOYO DE ÁLVAREZ ICAZA
Cabe recordar que el viernes pasado, Emilio Álvarez Icaza, coordinador nacional de movimiento Ahora, estuvo en Atlixco recabando firmas para ayudar a la aspiración de Enrique Cárdenas como abanderado independiente a la gubernatura de Puebla.
En entrevista, el ex secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, dio su respaldo a Cárdenas Sánchez, “porque nos parece una expresión auténticamente ciudadana, él trabajó mucho para crear la Ley 3 de 3, un mecanismo de transparencia y control público y también como director del Centro de Estudios Espinosa Yglesias hizo una serie de trabajos importantes en materia de transparencia y rendición de cuentas”; un perfil de ese tipo es el que merece Puebla en las próximas elecciones, comentó.
Asimismo, el sociólogo fustigó la existencia de un mercado negro de datos personales que emplearon algunos de los aspirantes a candidatos a la presidencia de México; “hay un mercado clandestino de datos personales, eso me preocupa, me parece una manera de corrupción”.
Por último, Álvarez Icaza criticó que en Puebla las normas electorales exijan a los aspirantes a candidatos independientes a gobernador más de 132 mil firmas de apoyo para obtener el registro, lo que resulta excesivo si se toma en cuenta que para crear un partido político nacional se requiere de 250 mil firmas.
------------
#FirmaCárdenas
sumamos.mx
@ECardenasPuebla
Facebook: Enrique Cárdenas Sánchez


En la contienda por la presidencia, que arranca de manera formal el próximo viernes 30 de marzo, antes fue la precampaña y la intercampaña, participan solo cuatro candidatos: Andrés Manuel López Obrador, Ricardo Anaya, José Antonio Meade y Margarita Zavala.

Las encuestas publicadas en marzo, también otras que conozco y no se van a dar a conocer, coinciden en situar a López Obrador en el primer lugar, a Anaya en el segundo, a Meade en el tercero y a Zavala, la última en obtener su registro, en cuarto sitio. En los 90 días que dura la campaña estas posiciones se pueden modificar.

De esas encuestas tomo los datos que publica GEA-ISA (21.03.18) y Consulta Mitofsky (23.03.18). El Financiero dio a conocer una que ofrece cifras que no coinciden con las otras. De ésta, especialistas cuestionan su metodología y políticos dudan de su objetividad. En todo caso habrá que ver los resultados de la que se publique el próximo mes.

En marzo, la encuesta que levanta Consulta Mitofsky registra que 28.1% de los entrevistados no declara preferencia. Del 71.9% que dice tenerla, ésta se divide así: López Obrador obtiene 29.5%, Anaya 21.2%, Meade 16.4% y Zavala 4.8%.

De febrero a marzo López Obrador crece 2.4 puntos, Meade baja 1.6, Anaya baja 1.1 y Zavala se mantiene igual. De acuerdo a esta encuesta la intensa campaña sucia orquestada por el gobierno y el PRI contra Anaya hace que éste baje y Meade también, aunque de manera marginal, y suba López Obrador. La estrategia priista favorece al puntero.

En la encuesta que GEA-ISA levanta en marzo no contestan o dicen que no tiene preferencia electoral el 27.9%. Del 72.1% que sí declara cómo va a votar el 26.8% apoya a López Obrador, el 23.0% a Anaya, el 20.3% a Meade y el 2% al candidato independiente.

De diciembre de 2017, cuando se realizó la otra encuesta, a la de ahora, López Obrador crece 3.8 puntos, Anaya se queda igual, Meade sube 1.3 y el independiente cae del 12% al 2%.

De las dos encuestas se obtiene que entre López Obrador, el primer lugar, y Anaya, el segundo, hay una diferencia entre 3.8 y 8.3 puntos. Entre Anaya y Meade, el tercero, una diferencia de entre 2.7 y 5.2 puntos. Del independiente no se puede hacer esta comparación porque cada encuesta hizo mediciones distintas.

Según GEA-ISA la campaña sucia orquestada por el gobierno y el PRI contra Anaya hace que éste no crezca, Meade lo logra marginalmente y el que se ve favorecido por la estrategia es López Obrador.

Faltan 95 días para la elección y todavía, a partir de los resultados que arrojan las encuestas, no es posible afirmar que alguien se pueda declarar ganador. Van a pasar muchos sucesos que van a modificar las preferencias. La estrategia y el diseño de las campañas van a influir de manera decidida.

Página 10 de 35