Poder y Política

Vida y milagros

*Usura: Provecho o beneficio excesivo que se obtiene de una cosa. Interés excesivo de un préstamo y ganancia desmedida que obtiene el prestamista.



Los tres candidatos que tienen probabilidades de ganar la elección de julio se presentaron ante los banqueros en la convención de Acapulco la semana pasada. Ninguno de los tres se salió de su discurso conocido y ninguno de los tres habló de la revolución bancaria pública y privada que nuestro país requeriría. Todos abordaron a su manera los temas obligados de educación, crecimiento económico, inseguridad, estado de derecho, corrupción y muchos temas más, pero en la convención de los banqueros le dieron un cómodo rodeo al tema del papel de la banca en el México de hoy.

Imagen relacionada

Ricardo Anaya arrancó preguntándose cuáles son los pendientes del país y en dónde nos falta avanzar. Se enfocó en la fiscalía general independiente y la lucha anticorrupción y habló mucho acerca del reto de los cambios tecnológicos y la disrupción de nuevas tecnologías que están transformando por completo al mundo, sobre todo el mercado del empleo. Habló de tecnologías que han sustituido a otras, como fue el caso de los coches remplazando a las carretas de caballos o Netflix reemplazando a principios del siglo XXI a Blockbuster, el cual acabó por quebrar. Habló del combate a la pobreza y a la desigualdad, pero no dijo cómo utilizar a la banca para lograr esos cambios. No habló de lo que debería ser una banca tan innovadora como lo fueron el coche o Netflix en su momento. Kenia -dijo- logró bancarizar al 100% de la población por medio de una aplicación telefónica, pero omitió hablar de algo importantísimo: si usó a Kenia como ejemplo, hubiera sido fundamental saber qué intereses cobran y qué reglas del juego tienen los bancos en ese país. Hizo énfasis en que México tiene que modernizarse, habló de competitividad, pero la ecuación de la banca y el freno que hoy imponen sus prácticas al desarrollo del país no fue analizado por él. Tampoco tuvo una mirada crítica hacia los abusos de los bancos y la débil rectoría del estado sobre dicho sector.



Cuando tocó el turno a Andrés Manuel, dijo que asistía para informarles de su propuesta, que centralmente es la transformación de la vida pública en nuestro país, acabando con la corrupción, impunidad y privilegios. Para él, ahí está la clave de su propuesta. Austeridad pública, no aumentar impuestos, no aumentar el costo de la gasolina, y no endeudar al país. Habló de moralizar la vida pública, pero no habló de moralizar y volver eficiente y justo el funcionamiento del sistema financiero mexicano. Yo pensé que en una convención de banqueros hablaría de sus propuestas para modernizar la manera en que los bancos se relacionan con sus usuarios. Se enfocó en el actuar del estado mexicano y habló de mover la economía al liberar fondos para el crecimiento evitando el robo del 20% del presupuesto nacional, que según sus cálculos hoy ocurre, pero de nuevo, con respecto al modus operandi de la banca en México, también le dio la vuelta al asunto. ¿Por qué no tocar el tema si los bancos internacionales que operan en México ganan aquí muchísimo más que en sus países sede? Andrés Manuel habló de bajar el costo del gobierno a la sociedad, pero no habló de bajar los costos financieros de la banca privada a sus usuarios sobre explotados. Prefirió no entrar en camisa de once varas ante los señores del dinero.

Resultado de imagen para asociacion de banqueros de mexico acapulco 2018

A mí me gustaría saber si alguno de los candidatos trae en la mira a nuestra anquilosada banca mexicana y si las abusivas reglas impuestas a sus usuarios pueden ser acotadas y reguladas con mayor rigor. Andrés Manuel habló del estado de derecho y de algunas reformas que propondrá a partir de su tercer año de gobierno, entre ellas la modificación al artículo 108 constitucional para que permita juzgar al presidente cuando cometa actos de corrupción. Prometió pocas reformas. Está bien si no reforman la banca, los usuarios nos conformamos con que la regulen de acuerdo a las leyes vigentes. En México está prohibida la usura, y muchos de los bancos e instituciones de crédito son casas de usura. ¿Cómo explican tasas de interés en créditos para vivienda del 12 % cuando la inflación es del 4%? ¿Por qué permiten hasta 60% de interés en tarjetas de crédito, tan usadas para financiar a pequeños negocios que no son sujetos de crédito?

Escuché todo el discurso de Andrés Manuel, y al igual que Anaya y Meade, tampoco mencionó a la banca eficiente y justa que nos urgiría en México como motor de la transformación del país. El discurso específico de Andrés Manuel hacia la banca fue más bien tranquilizador. Cito su mensaje textual a los banqueros

"Les digo que no vamos a afectar a la banca en nada. Que tengan confianza, sé que se requiere de una banca fuerte en el país, lo que les proponemos es eso, mi propuesta específica es que se amplíe el servicio bancario en el país. México tiene 2500 municipios y hay 1000 municipios donde no hay servicios bancarios, y se necesitan. En su momento vamos a presentar un proyecto para el desarrollo integral de zonas marginadas con población pobre que habita en el país, de la posibilidad de otorgar créditos en labor conjunta en la que entre el gobierno como garantía de los créditos populares, porque en México si hay cultura de pago."

¿Con intereses razonables y justos? No lo mencionó. ¿Y el papel de la banca de fomento? Tampoco. Me pareció interesante que traiga en el radar del número de municipios que carecen de servicios bancarios. En esos lugares florecen los usureros informales que cobran aún más que los bancos.

Resultado de imagen para asociacion de banqueros de mexico acapulco 2018

Por último, Meade y su discurso con respecto a los bancos fue el que daría un gerente tratando de abrir nuevas cuentas. Habló de un estado de derecho que dé certidumbre a todo, pero ignoró que las instituciones financieras se pasan por las armas la Ley de títulos y operaciones de Crédito. Se supone que la banca debiera ser un gran motor para el desarrollo del país, multiplicadores del dinero y el apoyo de los micro y medianos empresarios que tantos empleos generan para que logren consolidar sus proyectos. Qué nos diga en dónde y con qué condiciones le prestan a un empresario que tiene una buena idea. A los banqueros les va bien en México, a sus usuarios les va de regular a mal. Les pagan lo mínimo por tener su dinero en los bancos y les cobran muchísimo por acceder a un crédito o prestar sus servicios. Los bancos están muy cómodos prestándole mucho dinero al gobierno y poco a los ciudadanos. Eso lo sabe bien Meade, quien fuera dos veces secretario de hacienda.

Meade se veía como en casa en la convención de banqueros y habló como un perico y con soltura de todos los temas que le preguntaron. Se explayó en los temas económicos y datos estadísticos de lo que somos y tenemos. Habló de aprovechar todos esos bienes para mejorar y crecer, recitó como niño aplicado todos los acuerdos internacionales que hoy nos fortalecen y en particular habló de la importancia de las instituciones, pero pequeño detalle, no habló del papel estratégico de las instituciones bancarias en el desarrollo de México. Eso sí, habló de la necesidad de bancarizar a la mayoría de los mexicanos. Habla de bancarizar al país pero de nuevo, sin tocar el modus operandi de la banca. Está probado que la gente que menos recursos tiene es la que acaba pagando los intereses más caros. Pase usted por una ventanilla de Elektra a pegarse un susto.

No tenemos una banca que preste a los emprendedores con buenos proyectos, proyectos que en el mismo banco en otro país si recibiría financiamiento. Cobran intereses que en sus países de origen jamás les permitirían cobrar. Los bancos te cobran por guardarte tu dinero, te cobran por sacarlo de un cajero, cobran 900 pesos si un cheque no tiene fondos, no te pagan un cheque si el número escrito les parece dudoso aunque la letra diga claramente la cantidad a pagarse, y a esa debieran atenerse según lo marca la ley. No te pagan un cheque de una cantidad arriba de 50 mil pesos si telefónicamente no contactan a la persona que lo expidió. No pagan cheques al portador arriba de 5 mil pesos, te cobran por no tener el saldo que ellos deciden que debes de tener. Un depósito de un banco a otro te lo jinetean 24 horas cuando lo electrónico ya debiera ser inmediato. Todo de acuerdo a reglamentos que se inventan o a peticiones de la Secretaría de Hacienda, de la que se han vuelto cobradores y supervisores, y que contravienen muchas veces lo publicado en la Ley General de Títulos y Operaciones de Crédito del 27 de agosto de 1932 y reformada por última vez en 2014.

El tema del sistema bancario mexicano merece ser abordado con audacia y sensatez por los candidatos a la presidencia de la república, pero también por los candidatos a diputados.En la Convención de banqueros celebrada en Acapulco, ninguno de los candidatos le entró al tema con la claridad y urgencia que el deficiente sistema financiero de nuestro país requiere. Y los banqueros, felices.

Imagen relacionada

Vida y milagros

Muchos hemos tenido el gusto de oír tocar a las orquestas infantiles que nacieron en Puebla hace casi diez años y que hoy conocemos como Orquestas Esperanza Azteca. Inspiradas en las populares orquestas infantiles de Venezuela y Colombia, en México fue un pequeño grupo formado por el maestro Julio Saldaña, Leonor Mastretta y Mónica Rotlander, quienes iniciaron con la primera orquesta de 300 niños en 2009. A ellas las trato y las he visto trabajar desde entonces como promotoras incansables del proyecto, cuya idea escucharon en la Ciudad de las Ideas en 2008 en la conferencia que dio Benjamín Zander, el reconocido director de la Filarmónica de Boston. En ese 2008 él contó la historia de éxito y evolución de las orquestas infantiles en Venezuela a lo largo de 30 años. Leonor se acercó a él y lo invitó a conocer a la pequeña orquesta que Julio Saldaña, maestro de violín de sus niños, había formado en Cholula. Zander los animó a abordar el proyecto de lleno. No les hago el cuento largo porque ya lo conté en este espacio en otra ocasión, solo los actualizo.



Orquesta Esperanza y los esfuerzos anónimos que sostienen a México

Orquesta Esperanza y los esfuerzos anónimos que sostienen a México

En México se crearon muchas orquestas apoyadas por el gobierno federal y la Fundación Azteca y en Puebla el proyecto creció y llegó a tener mil niños repartidos en cuatro orquestas, cada una con 17 maestros hasta el año pasado. La ayuda local ha venido de varios lados. El gobierno del estado de Puebla cuando Moreno Valle era gobernador, rehabilitó con recursos mixtos la primera fábrica textil de Puebla, La Constancia Mexicana, y la convirtió en sede y albergue de las orquestas infantiles de Puebla, y así es hasta la fecha. Fundación Azteca y la federación bajaron recursos desde la Secretaría de Educación Pública y promovieron las orquestas en el país teniendo al frente a Esteban Moctezuma. Hoy en México hay cerca de 80 orquestas funcionando con financiamientos mixtos público y privados, y aunque mayoritariamente públicos, la administración de los fondos ha tenido una fuerte participación e intervención administrativa civil. La participación civil es importantísima para hacer transitar esfuerzos como este, en especial cuando llegan los cambios de gobiernos federales o estatales. El hilo conductor entre un gobierno y otro lo sostiene la sociedad civil.

Notas para cantar a la esperanza



Notas para cantar a la esperanza

Un problema que tiene nuestro país es el de dar continuidad a las cosas que se están haciendo bien cuando hay cambios políticos. Cuando se trata de asuntos públicos o proyectos mixtos públicos y privados, romper la maldición que se cierne con cada cambio de gobierno o en cada nuevo presupuesto emanado de los congresos locales y federales se vuelve todo un reto. La palabra austeridad llena la boca de muchos políticos, pero generalmente la aplican en los bueyes de sus compadres o en las cosas que no son prioritarias para ellos. La austeridad a veces se aplica de manera errática, absurda e ineficiente y suele dañar a iniciativas que van caminando bien. Dicen austeridad y sacan sus tijeras para algo fundamental como la educación o los temas ambientales. Rara vez la aplican en los caros anuncios y promociones de sus imágenes. Solo en el estado de Puebla, el gasto en comunicación social ha llegado a ser de mil millones de pesos anuales. En eso sí no se recortan. Anuncian hasta hartarnos lo que es su obligación hacer y rara vez la comunicación social es para dar información útil a la sociedad. Pues el recorte llegó a las orquestas. Cada orquesta cuesta dos millones de pesos al año, y eso incluye el transporte y la alimentación de los niños que viven a una o dos horas de la sede y que cada día se echan el viaje para llegar a ensayar. El trabajo de las personas que trabajan voluntariamente en el proyecto es hacer que las cosas funcionen. No tendrían que estar pensando en cómo conseguir el dinero que haría falta para suplir el faltante. Su labor es otra. Este año el recorte federal al gasto en educación repercutió en recortar el funcionamiento de una orquesta completa con sus 17 maestros. El gobierno del estado puso el inmueble, pero no ha puesto en estos años la contra parte federal para la operación de las orquestas. Con el recorte de la federación y sin el auxilio del estado, desapareció una orquesta de 250 niños al faltar dos millones de pesos que bien hubieran podido recortar del gasto anual en espectaculares y anuncios en medios.

Hoy en el mundo no hay mejor inversión, y así se ha entendido en los países que han salido adelante, que la que se invierte en educación y en conservación de la naturaleza. En México suele ser lo primero que recortan los gobiernos y los congresos cuando quieren verse austeros y responsables. Nada más erróneo. No sé en otros estados, pero en el de Puebla los congresos suelen palomear los presupuestos que les envía el ejecutivo sin mayor reparo. Hablar con los diputados es como hablar con la pared. La pared nunca ofende, pero cómo limita. De ahí no pasas. Ahí entiende uno el dicho de "toparse con pared". Así ha sido con los recortes en el tema ambiental. Así fue el año pasado con el recorte en educación que llevó a la desaparición de una orquesta infantil con todo y maestros. Las orquestas están formadas por niños que vienen de comunidades lejanas, muchas veces de alta marginación. La participación en la orquesta para los niños con talento musical cambia para bien el futuro de estos niños. Les doy un ejemplo: en 2009, en el primer concierto de la Orquesta Infantil en la iglesia de Santo Domingo, a todos nos dejó impresionados el solista del concierto para violín de Sets, un niño de seis años. Hoy este niño pronto cumplirá quince y es ya un maestro del violín. Y no lo digo yo, lo dicen los que saben.

La semana pasada vino a Puebla el ex-director de la Filarmónica de Viena, Clemens Hellsberg, para escuchar y dar asesoría en la sede de La Constancia a los niños y jovencitos de la orquesta, cuyo límite de edad para permanecer en ella es de 18 años. El sábado se sumaron a la visita cuatro músicos de la Filarmónica de Viena que vinieron a tocar con ellos y a dar una clase magistral. Ahí oyeron tocar a los chavos. Se sorprendieron con su maestría y porque son capaces de tocar cosas muy complicadas sin partitura. Ayer, viendo el video de las prácticas de este sábado, mis amigas me dijeron que uno de los músicos era el pequeño violinista de 2009, Javier Alfonso Medina, convertido ya en un excelente músico, el mismo niño que hace casi 9 años nos sorprendió con su solo de violín. La tenacidad de años de todo un grupo, plasmada en un precioso concierto de chelos y violín ¿No pueden el congreso o el gobernador Gali etiquetarle dos millones de pesos al año a este esfuerzo que desde luego nos enorgullece a todos? Tanto Fundación Azteca como el gobierno estatal han mostrado el trabajo de los niños en programas de tele, en informes , inauguraciones y eventos políticos importantes. Que su interés se refleje en un apoyo que garantizaría la formación musical de otros 250 niños y el trabajo para 17 maestros.

El fallo de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) del lunes pasado, en el que se prolongó el plazo para recabar apoyos ciudadanos por treinta días más para quienes aspiramos a una candidatura a la gubernatura de Puebla por la vía independiente, es trascendente y significativo para la vida democrática de México. Es trascendente porque establece, una vez más, que el Código Electoral poblano (que se suma a las leyes electorales de otras entidades estatales) está impidiendo a ciudadanos ordinarios llegar a la boleta electoral para diversos puestos. Esta sentencia, identificada como SUP/JDC-44/2018 y SUP/JDC/46-2018, ACUMULADOS, estableció que “se debe inaplicar la porción normativa del artículo 201 Ter, apartado c, fracción IV, inciso b, del Código de Instituciones y Procesos Electorales del Estado de Puebla, que fija el plazo de treinta días para recabar el apoyo ciudadano, porque limita injustificadamente el derecho al sufragio previsto por el artículo 35 de la Constitución.

Este fallo se suma a las acciones de inconstitucionalidad formuladas por el PRI, Morena y Movimiento Ciudadano, identificadas por los números 88/2015 y ACUMULADAS 93/2015 y 95/2015, emitidas por la Suprema Corte el 24 de noviembre de 2015. En esa sentencia, la Corte anuló el plazo de 20 días que existía entonces para recabar los apoyos, la obligación de que las personas que dieran su apoyo tuvieran que acudir a las oficinas del IEE para hacerlo, e incluso ordenó que se modificara el Código Electoral. Si a estas sentencias se agregan las relativas a los requisitos excesivos de dispersión territorial, que también fueron inaplicados hace unas semanas tanto para este proceso, como para el proceso electoral de 2015, queda claro que, nuevamente, la Sala Superior del TEPJF le enmendó la plana al gobierno y al Congreso de Puebla. Ya es hora de que el Congreso estatal se evite vergüenzas adicionales (y de paso no se las haga pasar al Tribunal Estatal Electoral, que ha tenido hasta ahora la misma conducta) y reforme a fondo el Código Electoral poblano.

Cabe hacer notar que Puebla no es el único estado en esa situación. Ocurrió un caso semejante en Baja California Sur, en 2015 (Juicio Ciudadano 1004/2015), en el que el aspirante a la gubernatura de ese estado, Benjamín de la Rosa Escalante, al no alcanzar las firmas requeridas en la ley local, le fue otorgado el registro, pues el Tribunal determinó, unánimemente, que el número y tiempo de las firmas constituía una barrera tal que le impedía el ejercicio de su derecho a ser votado. Allá, el Congreso local modificó su ley electoral al actuar en consecuencia.

Así, esta misma legislatura del Congreso de Puebla debiera abocarse a reformar el Código Electoral para reducir a niveles sensatos los requisitos que se piden de apoyo ciudadano para el caso de las candidaturas independientes. La desproporción sigue siendo enorme. Por ejemplo, en la actual ley poblana, en que se exigen casi 133 mil firmas en un mes, se requerirían 37 auxiliares recibiendo firmas ininterrumpidamente por 8 horas diarias, durante treinta días. Con el aplazamiento a un mes más, sólo se requerirían 18.5 auxiliares que estuvieran recibiendo firmas sin descanso. Pero más que un tema de los auxiliares, el problema es mantener 37 filas de personas haciendo cola pacientemente de modo que siempre hubiera personas en la fila, durante ocho horas diarias en cada cola, deseosas de apoyar que un candidato independiente pueda llegar a competir… simplemente a competir. Esa operación sólo es comprensible si se tiene un operativo para “asegurar” que haya personas haciendo cola sin interrupción.



Pero lo importante de todo esto es que los fallos del Tribunal y de la Corte han hecho evidente la cerrazón de la élite política que no quiere competencia, que no quiere que nadie, fuera de los políticos con partido (o de quienes sin tener partido en el momento lo tuvieron previamente) puedan acceder a la boleta. Y lo que nos estamos perdiendo en Puebla, como en otras entidades igualmente cerradas, es que personas como Pedro Kumamoto lleguen. Y sólo tenemos que ver lo que está ocurriendo en Jalisco. Habrá casi una veintena de jóvenes candidatos a diputados locales y federales y Pedro al Senado, que serán capaces de impulsar reformas como las logradas en Jalisco: eliminación del fuero de los diputados locales y reducción del financiamiento a partidos. Esas son iniciativas que difícilmente los partidos mismos impulsen, pues van en contra de sus intereses.

¿Qué sigue después de la decisión del Tribunal Federal Electoral después de su decisión de ampliar el plazo para la candidatura independiente?

En esta conferencia de prensa lo responde Enrique Cárdenas este martes 27 por la mañana: el tribunal ya señaló la anticonstitucionalidad de los requisitos impuestos por la ley electoral en Puebla. Ahora sigue buscar las firmas, con toda la exigencia que eso representa, pero se abre la opción de que los jueces reconozcan la necesidad de asegurar que en las boletas existan otras opciones.



La operación técnica para la recolección de firmas corre a cargo ahora en el INE, que tiene que rehabilitar el sistema y la aplicación en línea. Es su obligación la aplicación del fallo a partir de que surta efecto la sentencia.

Ahora que se abrió una inesperada rendija de discusión sobre lo que es un liberal y lo que es un conservador, el azar me llevó a un sitio de citas y aforismos, brainpickings (http://bit.ly/1LgBrcr), y encontré ahí el “micromanifiesto” que Bertrand Russell publicó en su autobiografía bajo el título: “Un decálogo liberal”.

Dice así (traducción libre):



1. No te sientas absolutamente seguro de nada.

2. No creas que vale la pena disfrazar los hechos porque los hechos terminan saliendo a la luz.

3. No dejes de pensar porque estás seguro de ganar.



4. Cuando enfrentes una oposición, incluso si es la de tu esposo o tus hijos, trata de vencerla con argumentos y no con actos de autoridad, porque la victoria que depende de la autoridad es irreal e ilusoria.

5. No tengas respeto por la autoridad de otros, pues siempre hay autoridades encontradas.

6. No uses tu poder para reprimir opiniones que juzgas perniciosas porque si lo haces, serás esclavo de tus opiniones.

7. No temas ser excéntrico en lo que opinas porque lo aceptado hoy fue excéntrico ayer.

8. Disfruta del desacuerdo inteligente más que del acuerdo pasivo porque, si valoras la inteligencia como se debe, lo primero implica un acuerdo más profundo que lo segundo.

9. Sé escrupuloso con la verdad, incluso si es inconveniente, porque la verdad es más inconveniente cuando tratas de ocultarla.

10. No envidies la felicidad de los que viven en paraísos para tontos porque solo un tonto puede pensar que eso es felicidad.

El decálogo fue publicado originalmente el 16 de diciembre de 1951 en The New York Times Magazine, al final de un artículo que llevaba por título: “La mejor respuesta al fanatismo: el liberalismo”.

Creo que no tiene desperdicio y puede utilizarse como una varita de medir: el propio liberalismo y el de los demás.

Me temo que una honrada respuesta a los desafíos mentales y morales que el decálogo plantea demostraría que el liberalismo a la Russell es todavía una rara avis en nuestra cultura política y en nuestra discusión pública.

Creo que mi amigo Jesús Silva Herzog-Márquez saldría bastante bien librado de la prueba.

Hoy inicia la Intercampaña que termina el 30 de marzo cuando va a dar comienzo la contienda oficial por la presidencia de la República. En estos próximos 45 días los candidatos no podrán estar en los spots de radio y televisión, aunque sí los partidos, y tampoco hacer eventos para pedir de manera abierta el voto.


Las encuestas que se han publicado en febrero, también otras que no se van a dar a conocer, establecen, como sucedió en el mes anterior, que el primer lugar lo ocupa Andrés Manuel López Obrador, el segundo Ricardo Anaya y el tercero José Antonio Meade.

La diferencia en el resultado de una y otra de estas encuestas es menor. Todas coinciden. La preferencia bruta, sin repartir a los electores que no responden o todavía están indecisos, rondan en 29% de los votos para López Obrador, 24% a Anaya y 20% a Meade. Margarita Zavala obtiene el 5%, Jaime Rodríguez el 3% y Armando Ríos Piter el 1%.

En la preferencia efectiva, cuando las encuestadoras hacen el ejercicio de asignar la intención de voto de los indecisos, los números rondan en 36% de los votos para López Obrador, 29% para Anaya, 25% para Meade. Margarita Zavala sube al 6%, Jaime Rodríguez al 4% y Armando Ríos Piter al 1.2%.

La diferencia es más corta en la preferencia bruta que es de 5% entre el primero y el segundo y de 9% entre el primero y el tercero. Entre el segundo y el tercero es del 4%. La diferencia crece en la preferencia efectiva que es de 7% entre el primero y el segundo y de 11% entre el primero y el tercero. Entre el segundo y el tercero es 4%.

López Obrador lleva la ventaja pero a estas alturas, todavía faltan 135 días para la elección, no se puede afirmar que ese resultado sea ya definitivo. Hay hechos que van a modificar los actuales números. Uno muy evidente es la incorporación de los tres candidatos independientes al proceso. ¿A quién le van a quitar votos?

Va también a influir el tipo de campaña que cada candidato realice ya en la etapa oficial que se espera sea distinta a la que han desarrollado hasta ahora. En esta ocasión, más que en otras, el desenlace de los tres debates, que van a tener un nuevo formato y mucha cobertura, pueden influir en la posición del electorado.

Como en las tres últimas elecciones presidenciales el escenario apunta, pero no es algo definitivo, a que en la recta final, poco antes del último mes, quien está en segundo lugar pueda hacerse del voto útil de quienes ven que su candidato ya no tiene ninguna posibilidad, por estar en tercero o cuarto lugar, y deben decidir si hacen efectivo o no su voto.

En las próximas semanas va a quedar más claro si la actual diferencia entre el segundo y el tercer lugar, entre Anaya y Meade, se abre o cierra. De eso depende quien es el que en la recta final se enfrente a López Obrador, que parece haber ya llegado a su tope más alto en la intención del voto. Todavía hay mucho por ver.

Si le cuestionan a la señora de Moreno Valle la manera cómo llegó a conseguir la nominación del PAN a la gubernatura de Puebla; si se introducen dudas sobre sí su marido negoció y/o dirige su campaña; si le preguntan por los fondos públicos millonarios invertidos para que su rostro se vea en todas las ventanas traseras de los autobuses de Puebla; o sobre la opacidad de la proveniencia e inversión en obras faraónicas en el periodo que gobernó su marido cuando ella tuvo funciones públicas; si le preguntan por su contribución al ideario y programa político que le permitió ascender a puestos de dirección en el PAN-Puebla; si le cuestionan o indagan sobre sus antecedentes como “Primera Dama” durante la gobernación de su marido; o se le pide enumere los aciertos y contribuciones, como militante del PAN, que legitiman la representación que ostenta del Panismo poblano; y sobre todo si le preguntan sobre sus pronunciamientos y posturas cuando su marido ejerció violaciones graves a los derechos humanos mientras ella departía como “esposa del gobernador”… me temo que MEAH de Moreno Valle no puede escudarse para no responder en que se trata de “ataques” misóginos extensivos “a todas las mujeres” como ha declarado recientemente a la prensa.

Solo si la candidata del PAN demuestra que los cuestionamientos de sus opositores políticos destacan que ella es incompetente por razones de género o por atributos físicos u orientación sexual para contender por la gubernatura en Puebla; o editan sus pronunciamientos (si es que se pronunció) en favor de la equidad de géneros y por la tolerancia hacía todas las expresiones religiosas y sexuales de los hombres y mujeres. O callan sus denuncias (si las hubo) sobre el alarmante crecimiento de feminicidios durante la gestión de su marido; o en contra del encarcelamiento injusto de mujeres cuando ella era “primera dama” (me refiero a las amas de casa, campesinas, comisariadas ejidales, luchadoras sociales y ex presidentas auxiliares como Enedina Rosas Vélez de San Felipe Xonacayucan; Rosa Vélez, María Luisa Josefina Nezalhuacoyotl y su hija María de los Angeles Cóyotl Nava además de Juana Macuil Coyotl y Angélica Macuil Coyotl de San Antonio Cacalotepec); solo entonces sería legítimo el argumento de género que MEAH de Moreno Valle introdujo en su defensa cuando calificó los cuestionamientos de sus opositores políticos en la contienda electoral para la gubernatura de Puebla como “ataques” y agresiones solo “por ser mujer”.

A partir de estos pronunciamientos resulta importante reflexionar, y en muchos sentidos que no puedo abordar aquí, lo que implica que mujeres candidatas a puestos de elección popular recurran a su género para reclamar equidad en una contienda electoral pero también cuando, acto seguido, reclaman el voto solidario de otras mujeres solo sobre la base del género. En este sentido el contraste entre los pronunciamientos de la señora de Moreno Valle con los de Marichuy, María de Jesús Patricio Martínez, son iluminadores: Marichuy pide el voto de las mujeres para avanzar hacia una sociedad con mayor inclusión y tolerancia. Como mujer indígena su voz por siglos silenciada, rompe la histórica y culturalmente arraigada exclusión de las mujeres, y de las mujeres indígenas en particular, en la esfera pública. Su voz autorizada y pausada por su trayectoria de vida confronta subversivamente, además, las múltiples fuentes y expresiones de misoginia y racismo internalizados en nuestra sociedad. MEAH de Moreno Valle, por su lado, salta a la esfera política como esposa de un gobernador y después de quitarse su apellido de casada ha salido a pedir el voto de las mujeres para ser ella misma gobernadora a sabiendas que “como mujer” reconoce los “difícil” que es para “nosotras” (¿otras esposas de gobernadores?) poder “ganarse un lugar en la sociedad”. Ofreciendo ciertamente garantías de seguridad y empleos mejor pagados de los que tenían las mujeres cuando ella ejerció de “primera dama” (discurso pronunciado en Ciudad Serdán, 6 de febrero 2018).

La equidad de géneros en México tiene pocos logros y demasiados pendientes. No menos que muchas mujeres, educadas y condicionadas por el sexismo dominante, incluso en las esferas públicas, contribuyen con códigos culturales heredados a fortalecer la misógina reinante. MEAH de Moreno Valle tiene todavía la tarea de articular una propuesta política que demuestre que sus acciones públicas y trayectoria política fortalecieron la vida democrática en Puebla, sacudiendo el arcaico contrato sexual (como le llamó una feminista) que genera injusticias en la vida y aspiraciones de las mujeres. Y si va a aludir a un “nosotras” en sus campañas reclamando el voto femenino asuma entonces el compromiso de luchar en contra de la represión y la estigmatización vinculadas a la economía sexual y la política sexista que reinaron libres (reinan libres) mientras ella fue consorte del gobernador Rafael Moreno Valle..



.

Página 2 de 26