Sociedad

Mundo Nuestro. El llanto de los niños. La brutalidad de una política de Estado en la era Trump. Una fotografía y una grabación para ponerla en nuestros ojos y nuestros oídos. Nada más que decir.

La grabación de la organización civil Propública:



La activista Ginger Thomspon: "El desesperado llanto de diez niños centroamericanos, separados de sus padres un día de la semana pasada por las autoridades de inmigración en la frontera, es una escucha atroz. Muchos de ellos suenan como si estuvieran llorando tan fuerte que apenas pueden respirar. Gritan "mami" y “papá” una y otra vez, como si esas fueran las únicas palabras que conocen." La voz de barítono de un agente de la Patrulla Fronteriza retumba por encima del llanto. "Bueno, aquí tenemos una orquesta," bromea. "Faltaba el maestro"." Ginger Thompson, Propublica.

El fotógrafo John Moore, ganador del Premio Pulitzer: "Cuando el oficial de policía le dijo a la madre que dejara a la niña en el suelo para el registro corporal, pude ver la mirada en sus ojos. En cuanto sus pies tocaron el suelo ella empezó a llorar."



“When the officer told the mother to put her child down for the body search, I could see this look in the little girl’s eyes,” Moore told TIME. “As soon as her feet touched the ground she began to scream.”

Ganó México, pero no todo en la vida es fútbol. Dos mexicanas ganan oro y bronce en el mundial de gimnasia artística en Portugal.

Bien por el fútbol, nos hizo felices esta mañana de domingo, retumbo en su centro la tierra, tanto que lo midieron los sismógrafos en el zócalo de la ciudad de México. Los geólogos respiraron buen humor. Ya nos la debían a los llaneros mexicanos. Pero no es la única buena noticia del domingo 17. Las mexicanas Ahtziri Sandoval y Victoria Mata han ganado oro y bronce en la Copa del Mundo de Gimnasia Artística que se llevó a cabo el fin de semana en Portugal.

Vale mirar su trabajo para confirmar que la vida va mucho más allá del futbol.

Aquí el video en el sitio del medio deportivo MARCA:





La gravedad del problema del huachicol en Puebla ha alcanzado este viernes 15 de junio un fondo nunca imaginado: seis policías municipales han sido asesinados en un paraje de Amozoc cercano a la autopista Puebla Veracruz. Una mujer policía entre ellos. La fotografía no deja lugar a duda de que se trata de una ejecución. No de un enfrentamiento. Ahí están los seis cuerpos, cuatro de ellos boca abajo, todos con sus chalecos antibalas, muertos. La información oficial habla al principio de un enfrentamiento; alega que los policías llegaron a un predio en la junta auxiliar de San Miguel Espejo en un operativo contra el robo de gas en los ductos de PEMEX. Pero la foto es incontrovertible. Amozoc y Tepeaca, Acatzingo y Quecholac, y en el extremo oriental del valle, Palmar de Bravo; del otro lado, Cuautlancingo hacia Texmelucan, y más allá Tlalancaleca y Santa Rita Tlahuapan; a todo lo largo, los pueblos que un día y otro aparecen en la información policíaca como centro de operativos, enfrentamientos, ejecuciones. En los encabezados la palabra huachicol, y ya no sabemos qué nombra, qué describe, para qué sirve ese apelativo fatal que ilustra la tragedia que se ha abatido sobre la región central del estado de Puebla. ¿Cómo se ha llegado a esto? La respuesta a este interrogante elemental pasa por esa imagen de los seis policías muertos. No es fortuita su ejecución en Amozoc. Quien quiera que sea el grupo que ha cometido este crimen manda el mensaje directo al poder público, y a su manera letal: el crimen organizado tiene tomada la plaza de Puebla. Y háganle como quieran con su fuerza pública. Y no hay ejército ni marina, no hay policía estatal, no hay municipales, no hay nadie que pueda impedirlo.

Esa es la tragedia poblana.

Junio de 2018 electoral y futbolero en un país cada vez más metido en un abismo de violencia que paraliza el ánimo. Como en Puebla, con crímenes que se asoman a discordias complejas como las del proceso electoral o el activismo ambiental, pero que vistos en conjunto ofrecen un retrato certero de la cotidianidad de la violencia. Crímenes que cada vez más vemos como algo cotidiano y para los que no encontramos lógica alguna salvo frases como la de que “los cárteles han tomado desde hace tiempo la ciudad de Puebla”.

Ejecución en Lomas de Angelópolis la mañana del domingo 10 de junio.



Plantar aquí los nombres más recientes, los que más apuntan a ejecuciones de carácter político: Juana Iris Maldonado Infante y Erika Cázarez Acosta, militantes de un partido, metidas de lleno en el proceso electoral en la región de Huauchinango, terminan con un balazo en la cabeza en la oscuridad de la carretera serrana; Adrián Tilihuit, arrojado a un barranco profundo en el camino a su pueblo San Juan Tahitic, apenas 16 días despues del asesinato de Manuel Gaspar Rodríguez, como él, activista en defensa del territorio contra los proyectos industriales en el río Apulco. Escribo en facebook que no podemos quedarnos así, en el pasmo de la impotencia al que nos arrojan estos crímenes.

En el fondo de un barranco en la cañada del río Apulco fue encontrado el cadáver de Adrián Tilihuit, originario de San Juan Tahític, activista opuesto a la construcción de una hidroeléctrica en ese río serrano.



En Mundo Nuestro publicamos un texto de Verónica Mastretta con la pregunta sobre si es realista pensar que el problema de la inseguridad en México se resolverá pronto. El interrogante obliga a ir más allá de nuestra desazón. La respuesta tiene que encontrarla una sociedad informada y crítica, capaz de dejar de lado los balbuceos de las autoridades y solventar desde los barrios y los pueblos mecanismos certeros de transformación social que apunten al fondo de la inequidad de este mundo nuestro.

Pensar entonces en alternativas para enfrentar la desazón en la que nos encierra esta violencia sin sentido. Y cada quien desde el ámbito en el que vive. El mío es el periodismo, aquel que empieza con las preguntas y vuelve a ellas, como el movimiento en una noria irrefrenable. Pensar entonces en los territorios y la violencia que los azota con sus propias sañas y particularidades. Reflexionar sobre el entorno social que ha generado esta dinámica; pensar en sus raíces; identificar sus características propias; mirar a la historia de las regiones; analizar su realidad económica y social. No es sencilla la tarea y pienso que deberá ser abordada con mucho mayor tino por equipos interdisciplinarios vinculados a los institutos de investigación en las universidades.

Pero no puede quedar de lado la narrativa periodística. Iniciamos con esta entrega una serie sobre la violencia en las regiones de Puebla. Le llamamos entonces, Cartografía social de la violencia.

El retrato de un fin de semana

Partir de un fin de semana cualquiera, el que trajo el cambio de mayo a junio, del jueves 31 a domingo 3. Acudir a lo registrado en e-consulta en las regiones más importantes del estado, con sus cabeceras que ilustran que el asedio del crimen acorrala igual en la metrópoli que en las ciudades que no ha dejado de ser pueblos. Es un registro primero que consigna hechos concretos: asesinatos, atropellamientos, robos, extorsiones. Antes de calificativo alguno: crimen organizado, impunidad, procuración de justicia. Un vistazo a vuelo de nota roja para asomarnos al abismo en el que nos encontramos.

Atlixco

+ Vecinos denuncian extorsiones a nombre de los Zetas.

+ 190 elementos para todo el municipio. 30 fueron dados de baja por no aprobar exámenes de confianza. En lo que va del año son 65 policías fueron despedidos por ese motivo.

Texmelucan

+ Un caso de éxito en Xalmimilulco: una banda de asaltantes de tráileres en la autopista es detenida por la policía municipal de Huejotzingo.

+ Manta del CJNG en puente de la autopista.

+ Cateos a la oficina del Ayuntamiento en San Martín.

+ Balacera y decomiso de pipas gas LP robadas en Texmelucan.

Tehuacán

+ Extorsión. Se organizan pobladores contra cobro de piso en Miahuatlán.

+ Roban en una sola noche 200 cabezas de ganado a familiar de Barbosa, Jesús Amador Hernández Barbosa, hijo del cacique cenecista Amador Hernández.

+ Retenes de falsos policías en la carretera Esperanza-Ciudad Mendoza. Robo de tráileres y asesinatos.

Tepeaca

+ Decapitado en Palmar de Bravo.

+ Secuestro de empresario en Tecamachalco.

+ Incendia turba comandancia en Quecholac, fracasa intento de linchamiento.

+ Federales se enfrentan a ladrones de tráiler en autopista.

+ Disparan a radio comunitaria en San Miguel Xaltepec.

+ Robo violento de tres vehículos en Yehualtepec.

+ Militares frustran a balazos robo de tren en Tepeaca. Los hampones huyen hacia San Nicolás Zoyapetlacoya y Santo Tomás Hueyotlipan.

+ Asesinado en El Seco con una piedra. Lo encuentran semidesnudo en zona arqueológica.

Teziuitlán

+ Robos, secuestros y ejecuciones en la región, un ejemplo: tres muertos en enfrentamiento entre bandas el 20 de mayo.

Cholula

+ Huachicoleros detenidos en San Diego Cuachayotla.

+ Policía recupera tráiler robado en San Pedro Cholula.

+ Ejecutado en Xoxtla, le dejan narcomensaje.

+ Desmantelan taller de fabricación de pipas de gas LP hechizas, utilizadas para la venta ilegal de combustible.

Zacapoaxtla

+ Adrián Tihuilit, activista contra hidroeléctrica en río Apulco, asesinado en el camino a San Juan Tahitic. 15 días antes fue asesinado otro activista en Cuetzalan, Manuel Gaspar Rodríguez

Huauchinango

+ Asesinato de dos mujeres, una de ellas candidata para la elección del 1 de julio. Fueron ejecutadas de un balazo en la cabeza y abandonadas en la carretera a Jopala.

+ Policía federal detiene a presuntos asesinos de las políticas asesinadas, con el saldo de un muerto y tres sicarios huidos.

+ Asaltos en transporte público en Huauchinango.

+ Decomiso a huachicoleros en Xicotepec.

+ Atentado contra candidato de Morena en Juan Galindo. Sale ileso.

Mixteca

+Izúcar: Muere un civil en fuego cruzado entre policías y presuntos asaltantes.

+ Movilización civil rescata a pareja de jóvenes secuestrados en San Juan Epatlán. Los secuestradores los liberaron en San Lucas Colucán.

+ Robo a transportistas con falsos retenes en los límites de Puebla y Oaxaca.

+ Robo a transportista por un millón de pesos en falso retén en Calmeca.

Puebla

+ José Cristian “N”, alias El Grillo, detenido el pasado lunes en la colonia Villa Verde, está siendo investigado por su presunta relación con un grupo criminal dedicado al narcomenudeo que opera en Puebla y que se estaría disputando la plaza con Omar Jonathan “N”, alias El Negro.
De esta disputa, según confirmaron fuentes extraoficiales, habría detonado la ola de ejecuciones y cuerpos desmembrados que en las últimas semanas han sido sembrados en la capital, acompañados con narcomensajes con amenazas en contra de El Negro.

+ Atrapan a responsables del secuestro y asesinato de estudiante de la BUAP. Uno de ellos era su compañero en Contaduría.

+ Asaltos a transporte público. Balean a pasajero. Detienen a asaltante de ruta en barrio de San Antonio.

+ Muertes por atropellamiento en la CAPU y Cholula.

+ Detención de banda de narcomenudeo ligada a asesinatos y decapitaciones en la última semana. La lideraba una mujer que se hacía llamar “la reina del sur”.

+ Asalto en gasolinera en Xilotzingo deja un cliente muerto a balazos por resistirse a los hampones.

+ Detienen en San Manuel a taxistas ligados a asalto y violación, ambos con antecedentes penales.

(CONTINUARÁ)

Vida y Milagros



Hacía tiempo que no veía a una amiga que superó el cáncer y redujo los síntomas de la quimioterapia apoyada en tés y fumadas de mariguana. Digamos que de ahí adquirió un gusto muy controlado por la mota y un conocimiento de sus efectos, a los que ella considera infinitamente menos dañinos que tres cubas de Bacardí. Hace poco nos encontramos y platicamos largamente, como solo ella y yo sabemos hacerlo cuando coincidimos, porque a ambas se nos da el don de la conversación. Yo me entono con el don de lenguas y una buena conversación como otros se entonan con alcohol o mota. Como estábamos en mi casa, me preguntó que si podía fumar.

--¿Todavía fumas después de lo que tuviste? ¡Mensa!

--Si, pero poquito y de otros que no me hacen daño.



Y Sacó de su bolsa una pequeña cajita de madera coquetísima, con una etiqueta que parecía antigua con el dibujo inconfundible de una hermosa hoja. Con cuidado sacó un cigarro esbelto que prendió sin dejar de conversar. Hasta que olí el humo supe que el cigarro era de mariguana.

--¿De dónde sacaste esta curiosidad?

--La compré en una tienda en California.

--¿A ver?

Y acto seguido me prestó la cajita para que la revisara y luego le pedí una probada de su cigarro. Dos fumaditas, para ser sincera. A mí la mariguana ni me va ni me viene. Lo más que me ha dado es dolor de cabeza. Pero sé que a muchas personas les causa efectos benéficos en muchos sentidos, desde el punto medicinal y desde el punto recreativo. Desde luego es menos dañina que el alcohol. Tan es así que hace años, en el ejército, no se prohibía a los soldados fumar en sus descansos.

El libro "Del café a la morfina" del Dr. Andrew Weil & Winifred Rosen *, habla acerca de lo que se necesita saber sobre las sustancias psicoactivas, sin tolerar o condenar el consumo. Las drogas están presentes en nuestra sociedad y por eso hay que conocerlas. Los autores ofrecen información amplia y objetiva de muchas sustancias, del café a la mariguana, de los analgésicos a la heroína o del café al chocolate. En particular no satanizan o alaban ninguna, y de la mariguana solo dicen que como cualquier otra substancia que altera el estado de ánimo, hay que consumirla con moderación además de aprender a conocer nuestras reacciones ante ella, igual que ante cualquier otra droga. El café, quién lo diría, tiene agentes psicoactivos. Balzac murió a la edad de 50 años por consumir más de 80 tazas de café al día. Perdió las sales del cuerpo por el exceso de agua y dañó sus riñones y corazón con la cafeína. No por eso vamos a maldecir y a prohibir el café.

Hay muchos tipos de drogas: delirantes, excitantes, depresoras, estimulantes. alucinógenas, analgésicas,anestésicos, tranquilizantes. De todas, lo preferible es no necesitarlas, en todas, hay que poner límites a su uso para poder disfrutar de sus beneficios. Lo peor es que un enfermo terminal no las consiga para paliar el dolor.

En el libro se aportan testimonios verídicos de adictos y no adictos y se documentan los efectos de las drogas, así como sus peligros y sus beneficios. También mencionan las precauciones y las alternativas ante cada sustancia, de manera que los usuarios puedan tomar buenas decisiones sobre su uso. Los autores se alinean al lado de la regulación. Hay muchas sustancias reguladas, como el alcohol o los cigarros de tabaco, que traen letreros terribles acerca de los riesgos de su consumo frecuente. Muchas medicinas para el dolor o la ansiedad requieren de receta, pero no están prohibidas. Los autores dicen que las drogas son fascinantes porque pueden cambiar el estado de conciencia, pero también señalan los riesgos de adicción, tan poderosos como la adicción al azúcar, a las harinas, al alcohol, y otras cosas que se venden en los aparadores sin prohibición alguna. Sí señalan que en cada persona las sustancias psicoactivas influyen de manera distinta. Saberlo es importante. Y ya cada quien decide. Y como dicen, si no la controla no la fume.

A mí me gusta usar el ejemplo de productos dañinos que no tienen sustancias psicoactivas, como lo son los refrescos o los dulces y panes empacados, que como país nos tienen al borde de una crisis de diabetes y obesidad. El gobierno vía la Secretaría de Salud y COFEPRIS los combaten con información y prevención, no con guerra, persecución, metralletas y ejército. Se invierte en prevención y educación, no en un enorme gasto en armas y recursos humanos que debieran destinarse a mejores causas.

Los caminos de la prohibición han probado su fracaso, han cobrado miles de vidas y han desestabilizado a nuestro país con una guerra sorda que no parece tener fin.

¿Qué pasó, a qué hora nos metimos en este estúpido camino de las prohibiciones, si en México la mariguana hasta tiene su canción que todos cantamos de niños? En los años veinte del siglo XX no caímos en la trampa de la prohibición del alcohol que agarró a los gringos, y en cambio ahora ellos nos metieron y acompañan con mucho dinero en esta guerra a las drogas, en particular a la mariguana y la amapola, que ellos ahora están dando por terminada en parte con sus elegantes tienditas boutique de mariguana orgánica. Somos brutos o nos hacemos. El crimen florece con las prohibiciones. La Golden de Acapulco debiera estar en un aparador y no traficada a escondidas en las tripas de un camión.

Mientras aquí perseguimos y criminalizamos la mariguana, en Estados Unidos y Canadá crece su regularización. El jueves pasado, los senadores canadienses aprobaron la norma que legaliza el consumo de mariguana con fines recreativos con 52 votos a favor, 30 en contra y una abstención. El texto de la ley pasará ahora a la cámara de diputados dominada por los representantes liberales del primer ministro Justin Trudeau, quien hizo de la legalización de esta droga una promesa de campaña. Está a punto de cumplirla. Bien por él.

Me refiero en particular a la mariguana porque es la droga más común, barata y popular entre las sustancias prohibidas en México. Por lo mismo, la más demandada. Aquí, los candidatos presidenciales no han querido meter el cuerpo al tema, del que hablan de manera vaga y que a nada los compromete. Todos cuidándose para ganar votos, en lugar de hablar claro para construir soluciones.

En sofisticadas boutiques y tiendas legales, nuestros vecinos del norte compran y venden mariguana, con un mercado que crece y deja millones de dólares en impuestos, mientras en México se seguirá pasando en bolsitas de plástico escondidas en la ropa de los menudistas o transportados de manera ilegal, una cadena que termina con productores, transportistas, vendedores o policías muertos en un enfrentamiento o en cientos de detenidos, la mayoría muy jóvenes, ocupando un lugar en la cárcel. Lo escribo y me enojo de nuevo, porque además se combate y extermina a la pobre planta de mariguana con agroquímicos tóxicos para el medio ambiente y para muchas especies. Pero el tema de la regulación brilla por su ausencia en las campañas. Lo más que han dicho es que no es solución, sin explicar, ninguno, porqué.

En este dibujo de un manuscrito azteca del siglo XVI, un hombre come dos hongos saagrados con un dios erguido a sus espaldas. Delante del hombre crecen tres hongos mágicos más. (Cortesía de la Biblioteca Medicea Laurenziana).

+++++

Largo rato platicamos de este tema mi amiga y yo, mientras la vi fumar relajadamente, y luego guardar su cajita, más parecida a un pastillero, prohibidísima en México, en el fondo de su bolsa, como han guardado el tema los candidatos, en el fondo de sus agendas. Negación, evasión.

¡Van muy bien candidatos, son de avanzada, los felicito!

*Del café a la Morfina Dr. Andrew Weil& Winifred Rosen. Harvard., Integral, Barcelona 1999

VIDEO: "LA CUCARACHA", CANTADO A CAPELLA POR CORO RUSO.

Vida y milagros

Uno quisiera pensar que la percepción de inseguridad que sentimos a nuestro alrededor es artificial y que mucho tiene que ver en esa percepción el que los medios de comunicación hablen constantemente de la violencia, dándole prioridad a esos temas y no a otros.



Desgraciadamente viendo las cifras de aumento de delitos, leyendo a Alejandro Hope o a Héctor de Mauleón, no queda más que enfrentar la dura realidad del cambio de condiciones de seguridad que hoy nos afligen. Además de tomar en cuenta las cifras de INEGI o IMCO que prueban que la percepción de inseguridad tiene bases en la realidad, es importante tratar de entender qué pasó en estos años.

El gobierno federal hace énfasis en que los gobiernos estatales fallaron y fueron omisos con respecto a las obligaciones que a ellos les tocaba ejercer para conservar la paz y la seguridad pública en sus respectivos estados. Los estados omisos no solo le echan la culpa a la federación por la falta de una estrategia nacional, sino que piden su ayuda cuando fracasan en tareas que sí eran su responsabilidad.

En síntesis yo veo dos grandes errores:



El enorme error de desaparecer la Secretaría de Seguridad Pública Federal y entregarle completo ese pilar estratégico a la secretaría de gobernación que manejara hasta hace pocas semanas Miguel Ángel Osorio Chong, quien entre otras cosas tomó la decisión de frenar Plataforma México, una herramienta construida para cruzar información nacional, un concepto tecnológico avanzado de telecomunicaciones y sistemas de información que integra a todas las bases de datos de la criminalística del país. Con Plataforma México se buscaba un intercambio de información entre los tres órdenes de gobierno, federal, estatal y municipal. Sin esa herramienta la comunicación de datos y personas entre los diferentes estados y la federación quedó disminuida y fragmentada.

El otro error es sistémico, y es el no haberles exigido por todos los medios posibles, desde la federación y la sociedad en su conjunto, a los gobiernos y congresos estatales unos mínimos de inversión en formación y buen pago de policías estatales y municipales y por lo menos una mínima coordinación entre ellas. Y no fue por falta de dinero, que desde tiempos de Fox a la fecha, a los estados les ha llegado a manos llenas sin tener que rendir mayores cuentas de ello. La responsabilidad recae en la omisión y mala priorización del gasto público estatal de parte de muchos de los estados que hoy ven agravada la violencia y la inseguridad. En esa terrible situación se encuentra el estado de Puebla, hoy uno de los estados con más problemas de robo de combustibles, del que deriva la violencia ligada a las bandas y sus líneas de delitos paralelos, que entre otros hoy ha virado al incremento de asalto a trenes, en el que hoy Puebla ocupa el deshonroso primer lugar, así como en el aumento de delitos del fuero común.

El gobierno estatal se vio obligado a tomar el control de la seguridad pública en San Martín Texmelucan. (e-consulta)

Hace poco más de un mes, el gobernador del estado de Puebla, Antonio Gali, se vio obligado a solicitar la intervención de la marina en el municipio de San Martín Texmelucan, en que los 120 policías municipales fueron cesados, sin que el gobierno estatal contara con policías propios para suplirlos. Se pidió de nuevo el apoyo a la federación y a la marina para suplir una grave carencia. Desde hace más de un año ya la marina y la policía federal habían intervenido en la contención del robo de combustible en el llamado triángulo rojo ante la absoluta incapacidad o complicidad de las policías locales.

Todo buen contador sabe que la contabilidad debe de estar al día. Dejar que la contabilidad se atrase complica muchísimo su actualización y el enemigo es la falta de tiempo. Lo mismo, pero en grado mucho mayor, sucede con la falta de formación de cuadros policíacos. Se puede tener o disponer dinero para pagar más policías, pero no se les puede formar de un día para otros, ni a nivel municipal, ni estatal ni federal. Con esa realidad se topará quien gane las elecciones de julio. No es cuestión ni de promesas ni de buenos deseos. Es cuestión de un tiempo irremplazable que ya nos pasa la factura en materia de seguridad pública. No habrá ejército ni marina que alcancen para cubrir los graves déficits de personal capacitado en todo el país.

Y sí, todos coincidimos, el ejército no debería estar haciendo labores policíacas. Pero no hay policías con quien suplirlos. La alternativa es dejar a la sociedad sola ante la ola de delincuencia que nos ahoga. Los datos de comunidades que deciden hacer justicia por propia mano crecen. Las injusticias y errores que de eso derivan dan espanto. La alternativa de la parálisis e indefensión social ante el delito, también.

Se nos acabó el tiempo.

La violencia ha golpeado nuevamente a la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla. La violencia nos golpea a todos.

El asesinato del joven estudiante de Contaduría Aldo Islas Todd nos abruma y sume todavía más en el sinsentido. La información en esta mañana de lunes sólo ofrece chispazos de lo que pudo haber ocurrido: secuestro vía levantamiento, exigencia de rescate, la cifra de un millón de pesos, el hallazgo en el motel, el cuerpo del muchacho muerto en el baño sin huella de bala ni arma blanca como motivo. Nada más.

Encuentro en twitter el mensaje del Rector Alfonso Esparza Ortiz:

"Lamento la pérdida de valores que conduce a acciones delictivas, privando de la vida a jóvenes prometedores como el reciente caso de nuestro estudiante Aldo Islas. Estamos colaborando en todo lo que está a nuestro alcance con las autoridades respectivas para el pronto esclarecimiento de su asesinato y vigilantes para que se aplique todo el peso de la ley a los responsables."



Y la esquela de la institución.

Y la exigencia de la ciudadanía en las redes sociales: esclarecimiento del asesinato y detención de los culpables.

No son tiempos gratos los nuestros. En la ciudad nuestra se despliegan innumerables grupos armados dispuestos a la violencia: las bandas del huachicol, las bandas ligadas al narcomenudeo, las bandas ligadas a los cárteles tipo Jalisco Nueva Generación, Zetas, Beltrán Leyva. No contamos con esquemas de seguridad pública, procuración de justicia y leyes penales aplicadas que desanimen al crimen organizado. La impunidad es la principal regla del juego. Cosechamos así las varias décadas de desmoronamiento de una organización social fundada en el bienestar colectivo. El fracaso de nuestro sistema de justicia es el resultado de las políticas públicas impulsadas en la última generación: las que subrayan la desigualdad social y la injusticia estructural. Basta para entenderlo padecer la mala fortuna de verse involucrado con los ministerios públicos en el estado.

Queda pensar en el dolor de una familia.

Y la certidumbre de que la sociedad poblana está perdida en el abismo de la violencia y el sinsentido.



Y la conciencia de la importancia de las instituciones de educación superior, públicas y particulares, en la construcción colectiva de alternativas contra este Estado fallido que envuelve la vida cotidiana de las personas.

Vida y milagros

En enero de 2018 el Papa francisco visitó Chile y fue enfático e incluso rudo ante los medios de comunicación al decir que no procedería contra el obispo Juan Barros, acusado de debilidades y omisiones ante la denuncia por pederastia que presentara un año atrás Juan Carlos Cruz contra uno de los sacerdotes de su jurisdicción.

"El día que me traigan una prueba contra el Obispo Barros, ahí voy a hablar. Todo es calumnia", dijo un Francisco molesto ante periodistas chilenos, y se negó a aceptar en ese momento la palabra de las víctimas por encima de la de su obispo, causando una gran decepción ante muchos miembros de la feligresía católica, que esperaban una postura distinta a la que sus antecesores tuvieron contra casos de pederastia gravísimos, como los sucedidos en México a lo largo de muchísimos años, cuando Maciel estuvo al frente de los Legionarios de Cristo, o Norberto Rivera al frente del obispado de Tehuacán, desde donde protegiera al sacerdote Nicolás Aguilar, quien tan solo fue movido de parroquia y luego enviado a Los Ángeles en 1986, con una carta de recomendación diciendo que el padre Aguilar estaba "enfermo", término que se utilizó en muchos otros casos para mover y justificar el cambio de parroquia de sacerdotes acusados de abuso sexual contra menores de edad. Nicolás Aguilar huyó de Estados Unidos por acusaciones de pederastia en 1987.Hubo otras demandas en su contra en años sucesivos. Estas son solo muestras de largas historias de terror, en las que las víctimas no solo sufrieron primero el abuso, sino después fueron considerados enemigos de la iglesia por el solo hecho de denunciar. Se confundió consistentemente la acusación contra los crímenes de los seres humanos que fungían de sacerdotes, como una acusación contra la institución de la iglesia católica, cuando son cosas muy distintas.



Resultado de imagen para papa francisco pederastia obispos chilenos

El Papa se quedó inquieto y buscó. Y las pruebas llegaron, y el Papa tuvo que hablar. A principios de mayo, después de recibir y analizar el informe de 2,300 páginas que llevó a cabo el arzobispo maltés Charles Scicluna, sobre los casos de abuso y pederastia de más de 80 sacerdotes en Chile, el Papa Francisco llamó a los 34 obispos chilenos a Roma entre los días 15 y 17 de mayo y les pidió que pusieran su renuncia a disposición, para analizarlas una por una. Previamente les entregó una carta en la que se indicaban con toda claridad una serie de hechos reprobables en relación a los abusos de poder, de conciencia y sexuales descritos en el documento. En una parte de la carta, el Papa señaló lo siguiente: "Algunos religiosos expulsados fueron acogidos en otras diócesis y recibieron encargos que los llevaron a estar otra vez en contacto con niños... Las denuncias recibidas se calificaron en no pocos casos como inverosímiles, aun cuando había graves indicios de un delito efectivo." Fueron puestos sobre la mesa los errores y omisiones en la gestión de los casos de abuso, sobre todo en el caso del obispo Juan Barros, acusado de encubrir al sacerdote Fernando Karadima, quien habría abusado sexualmente de menores. Karadima fue maestro del obispo Barros, y como monseñor fue testigo de muchos de sus abusos. El obispo fue acusado específicamente de destruir pruebas, de hacer investigaciones superficiales y de negligencia. Esa conducta no solo negligente, sino ilegal, impidió que se cometieran nuevos abusos. Finalmente el padre Karadima fue destituido por la iglesia en 2012. Su proceso civil fue reabierto, aunque sus crímenes prescribieron para las autoridades civiles y nunca fue condenado. Pero el obispo Barros protegía a otros sacerdotes. Contra él han procedido ahora.

Todos los obispos convocados emitieron un comunicado en el que pidieron perdón a Chile, a las víctimas de abusos y al Papa por la situación en que lo colocaron en Enero. El Papa a su vez ha señalado públicamente la disponibilidad de los obispos para adherirse y colaborar en todos los cambios y resoluciones que se tomen a corto, mediano y largo plazo para restablecer la justicia y la comunión eclesial.



Chile: De pie, los obispos Horacio Valenzuela (Talca), Juan Barros (Osorno), Andrés Arteaga (Auxiliar de Santiago) y Tomislav Koljatic (Linares). De rodillas, Fernando Karadima.

De pie, los obispos Horacio Valenzuela (Talca), Juan Barros (Osorno), Andrés Arteaga (Auxiliar de Santiago) y Tomislav Koljatic (Linares). De rodillas, Fernando Karadima, acusado de al menos 3 incidentes de abuso sexual (Fotografía tomada del diario Clarín)

Tres de las víctimas de abuso sexual por parte de curas en Chile hoy son adultos. Una demanda civil fue la que finalmente detonó el caso hace ya varios años, y el camino fue largo y tortuoso. Previo al llamado de los obispos al vaticano, Cruz, Andrés Murillo y James Hamilton, tuvieron una larga audiencia con el Papa Francisco, hospedándose en el albergue Santa Martha, donde él vive en Roma. El Papa admitió de manera extraordinaria ante ellos haber cometido graves equivocaciones en su manejo de los casos de abuso sexual eclesiástico, a los que en un principio consideró como calumnias. Los tres fueron víctimas del padre Karadima, uno de los sacerdotes más prominentes de Chile que abusó de niños y jovencitos durante muchísimos años, aprovechándose de su poderoso carisma. Cuando Cruz se decidió a actuar, al principio pedía el anonimato. Todavía hace ocho años no daba su nombre. Esta semana dieron una rueda de prensa en Roma que jamás imaginaron posible. Las autoridades eclesiásticas por fin agradecieron y reconocieron a las víctimas por --cito textual-- "su perseverancia y valentía a pesar de las dificultades personales, espirituales, sociales y familiares que debieron afrontar en medio de la incomprensión y ataques de la comunidad eclesial y una vez más imploramos su perdón y su ayuda para avanzar en la curación de heridas." Y es que en estos casos las víctimas lo son de manera doble. Primero por sufrir los abusos y después por el desprecio con que fueron tratados al denunciarlos.

"Esto Cambia las cosas para siempre", señaló Juan Carlos Cruz en su cuenta de twitter el 18 de mayo." Es una victoria para todas las víctimas del mundo." "Obispos Chilenos todos renunciados. Inédito y bien." José Andrés Murillo señaló. "Váyanse todos los obispos delincuentes que no supieron proteger a los más débiles, los expusieron a abusos y luego impidieron justicia"

La renuncia masiva de todos los obispos chilenos en activo es un cambio radical que debió suceder hace muchos años, no solo en Chile, sino en países como México, en que mucho hubiera ayudado el que la iglesia misma responsabilizara a sus ministros a tiempo de las graves omisiones cometidas, evitando el encubrimiento para castigar a quienes delinquieron. Humanamente es casi imposible que las instituciones puedan ser responsables de los actos individuales que cometan quienes sirven en ellas, pero sí lo son de encubrir las conductas que denuncian las víctimas, que al quedar impunes se extienden como la humedad. Y esto aplica a todo tipo de instituciones, pero muy particularmente a las que involucran el trato cotidiano con menores de edad, como lo son las escuelas públicas y privadas, los Boy Scouts, los institutos de asistencia a niños huérfanos o en situación de vulnerabilidad, los consejos tutelares de menores, o el trato que las diferentes iglesias tienen con su feligreses. Al ser figuras de autoridad, las instituciones deben ser responsables de la evaluación constante de quienes trabajan en ellas, y a la menor señal de alarma, proceder con toda dureza y energía, poniendo las investigaciones en manos de las autoridades civiles y no de los órganos internos de sus instituciones, desde donde suele darse el encubrimiento.

Busqué en internet la declaración que Norberto Rivera presentó en 2017 ante las autoridades americanas con respecto al caso del sacerdote Nicolás Aguilar, un verdadero depredador sexual que dañó la vida de muchos niños de la comunidad en la que trabajó en Tehuacán, y luego siguió en las comunidades a las que fue trasladado para protegerlo. Norberto Rivera todavía se dio el lujo de hacer unos cuantos chistes desplegando un sentido del humor impresentable ante el caso terrible que abordaban. Las primeras denuncias contra el sacerdote Aguilar datan desde 1986, y desde entonces llegó a los oídos de Norberto, que aun así siguió su meteórica carrera hasta llegar a ser arzobispo primado de México y cardenal. En su declaración Norberto Rivera alegó que al no encontrar motivos suficientes para acusarlo, solo lo trasladó de lugar. ¿De qué derecho gozaba Norberto Rivera para actuar como suplente de la autoridad ministerial en lugar de presentar una denuncia en un ministerio público civil? ¿Por qué argumenta como algo natural el dicho de "no encontré motivos para proceder"? ¿Por qué privilegió el dicho del sacerdote sobre las voces de los agraviados? Y las respuestas, aquí y en el caso chileno son dos: que las víctimas fueron tratadas como enemigas de la iglesia y que hay un enorme margen de maniobra tácito para que las instituciones eclesiásticas opten por impartir una discrecional justicia por mano propia, por encima de las leyes que aplican para todos los ciudadanos. El estado laico brillando por su ausencia.

Hasta el día de hoy Norberto Rivera no se ha disculpado ni ha admitido culpa alguna en su pésimo actuar. Vive en un cómodo retiro.

He escuchado a los tres candidatos a la presidencia de la república hablar repetidamente de sus creencias religiosas. Dos presumen que van a misa en familia y el tercero va a decretar una nueva constitución moral. ¡Que el estado laico del Benemérito nos socorra! Nos debería de importar un comino en que iglesia militan. Para los creyentes o los agnósticos como yo, lo que debe contar es que asuman que el cargo que desean ejercer está regido por la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y las leyes que de ella emanan y solo a ella deberán atenerse. No les vaya a pasar lo que a los obispos, que se dedicaron a impartir justicia a su leal saber y entender y han dejado a su paso un descrédito inmenso para su institución.