La carrera de la tortilla en Santa María Coapan, los transgénicos y el oportunismo de Maseca Destacado

Compartir

Mundo Nuestro. La emblemática Carrera de la Tortilla que se lleva a cabo en Santa María Coapan, en Tehuacán, llevó este domingo 5 de agosto del 2018 la marca MASECA. El oportunismo de esta corporación mexicana da una buena idea de las contradicciones que pesan sobre el maíz en México. 330 mujeres participaron este año --la ganadora en la categoría Master fue Rosalina Morales Morales, a quien vemos en esta fotografía de portadilla tomada del portal municipiospuebla--, y encontraron el aliento de muchísimos espectadores. Sin embargo, el reclamo contra la empresa tortillera denunciada por el uso de maíz transgénico para la elaboración de la masa con la que se elaboran la mayoría de las tortillas en México --por supuesto, no las de las tortilleras corredoras--, tiene además la memoria reciente del desalojo violento de las marchantas de Coapan en la ciudad de Tehuacán hace apenas unas semanas.

Todo este ha orillado a Martín Barrios --reconocido defensor de los derechos humanos en el valle de Tehuacán-- a plantar un estricto cuestionamiento a los organizadores del evento en el Ayuntamiento de Tehuacán. Y a señalar la gravedad del problema de los transgénicos en la producción de maíz en México, alentada por las autoridades e impulsada sin escrúpulos por la corporación MASECA.

Es inaceptable que la Carrera de la Tortilla esté patrocinada por una empresa como Maseca, la cual ha sido evidenciada por Greenpeace como una harinera industrial que utiliza maíz transgénico en su producción.



Santa María Coapan se ha distinguido por alimentar durante décadas a la gente de la región con productos de maíz a precios económicos: desde el atole de granillo de maíz azul hasta las memelas rojas y verdes. Esta comunidad nahua urbana de origen popoloca se encuentra ubicada dentro del Valle de Tehuacán, el cual sigue siendo la Cuna del Maíz hasta la fecha, tal como lo descubrió el arqueólogo Richard MacNeish en los 60 del siglo pasado y que siguen corroborando las dataciones actuales de Carbono 14. Fueron los pueblos indígenas prehistóricos del Valle de Tehuacán que condujeron de su mano el teocintle silvestre a la mazorca moderna.

VIDEO: Domingo 5 de agosto del 2018: protesta contra la presencia de MASECA en la Carrera de la Tortilla



No pueden promover una Carrera de la Tortilla con el fin de "preservar las tradiciones y las costumbres" recibiendo dinero de esta nefasta empresa harinera. Es como si una convención médica contra la diabetes estuviera patrocinada por la coca cola por ejemplo.

Diversos movimientos campesinos, indígenas y otros aliados mantienen una lucha contra el uso de los transgénicos en nuestro país y en defensa de los diversos maíces nativos. Es una muestra de la corrupción de autoridades que comercializan esta tradición, que en realidad es de nuevo cuño pero que ha sido muy bien recibida por la población. Por supuesto que parte de los habitantes de Coapan que no ve bien este actuar del alcalde auxiliar, además porque ha sido un agachado que no defendió a sus paisanas ante el desalojo ordenado por el gobierno municipal de Tehuacán, que paradójicamente es conocido como Ciudad de Indios.

Y esto ante el consentimiento de una gran parte de la población, que estuvo de acuerdo con la brutalidad policiaca con las que las atacaron. Basta ver los comentarios racistas y clasistas de una gran mayoría de tehuacaneros en las redes sociales: "Afean las calles", "Dañan la imagen de nuestra ciudad" "Que se vayan a su tierra" (Se les olvida que Coapan es parte del municipio de Tehuacán), "Bola de mugrosos que se larguen" y así por el estilo. Otros utilizan el racismo paternalista, y “buena onda": "Pero Maseca no golpeó a las "nanitas", "Esta empresa es solidaria, las tortilleras no van a pagar inscripciones en la carrera y ellos no le pegaron a las "doñitas" justifica el munícipe auxiliar. Todo esto mientras se sienten cada vez más agringados con su plaza comercial en la zona "alta", la cual cada vez se afea más con tanto antro fresa. No olvidemos que el desalojo de las mujeres indígenas y comerciantes urbanos populares del centro de Tehuacán, orquestado desde administraciones panistas y priístas pasadas es un paso a lo que se conoce como gentrificación, es decir el "aburguesamiento" del espacio público popular.

Movimiento Tlaxkalchipak

Hasta el día de hoy el alcalde electo y su cuerpo de regidores no han dicho nada al respecto. ¿Cuál será su política respecto a los pueblos originarios? Esta es una Ciudad de Indios y esa es una de nuestras reivindicaciones para este 9 de agosto, Día Internacional de los Pueblos Indígenas. ¡No a Maseca! ¡No a los transgénicos!

GreenpeaceMéxico: MASECA Y LOS TRANSGÉNICOS

Compartir

Sobre el autor

Martín Barrios

Martín Barrios, músico y escritor, es un reconocido activista social en la región de Tehuacán. Tiene una ampla experiencia en el movimiento laboral en contra de la explotación del trabajo en la industria maquiladora de esa ciudad.