Sociedad

Vida y milagros

"La privacidad ya no es una norma social": Mark Zuckerberg, creador de Facebook



Mi abuelo materno tuvo ocho hermanos, cinco de ellos hombres. Los seis formaban una pandilla unida gracias a los escasos años de diferencia entre ellos. Su papá, mi bisabuelo Daniel Guzmán, tuvo el don y la debilidad de interesarse en demasiadas cosas. Además de ser un magnífico y generoso médico, era músico, escritor y miembro de un club anti reeleccionista. Su casa era punto de reunión de tertulias y sesiones espiritistas en las que se gestaban intrigas, se compartían conocimientos, se interpretaba música, se anunciaban descubrimientos científicos y se disfrutaba enormemente del arte de la conversación.

Entre sus múltiples inquietudes dominó la curiosidad por las tecnologías novedosas, gusto que heredó a varios de sus hijos. La llegada de la bombilla eléctrica, la fotografía, las nuevas formas de anestesia y muchos otros inventos fueron parte de las cosas que tuvo la fortuna de disfrutar.


c/6 parrafos

Resultado de imagen para puebla antigua

Dentro de la pandilla desaforada que formaban sus hijos, Roberto fue catalogado como el más inquieto, travieso y audaz. Siempre que en la casa había un destrozo o una travesura infantil de grandes proporciones, el primer sospechoso era Roberto.

Maquina-De-Escribir-Antigua-Remington-1901-no-7-estandar-con-tapa-Original-Sin-Restaurar

La máquina de escribir fue hija de muchos inventores de diferentes nacionalidades, pero la primera máquina de escribir visible, es decir, la que te permitía ir viendo todo lo que escribías sin que los primeros renglones quedaran oculto por el mecanismo , se inventó en 1895. La patente Sholes & Gliden la adquirió y comercializó la empresa Remington. El Dr. Daniel Guzmán había vivido y estudiado en Estados Unidos en su primera juventud y era admirador y estaba al tanto por medio de revistas de todos los inventos que facilitaban la vida, así que compró una flamante máquina de escribir en 1901. Como un tesoro, la máquina fue colocada en su despacho y consultorio dentro de un enorme escritorio de cortina .Se les advirtió seriamente a los niños que no era un artefacto para jugar y se les prohibió tocarlo.

Imagen relacionada

Unas pocas semanas después la máquina apareció inexplicablemente aplastada e inservible en el escritorio. Ya dije que todos los hermanos juntos eran capaces de muchas maldades, pero con las pertenencias de la autoridad paterna no se metían. El doctor daba mucha importancia a la educación y su figura causaba además de respeto y cariño, también miedo. Empezaron las averiguaciones. Los seis niños negaron haber tenido algo que ver con la total e incomprensible destrucción de la máquina. Todas las voces y los dedos adultos acusaban a Roberto, el cuarto hijo, que entonces tendría 9 años. Dados sus antecedentes nadie dudaba de su probable culpabilidad. Él se defendió y juró que no tenía nada que ver, llorando a mares ante las falsas acusaciones dirigidas a su personita, acusaciones verosímiles pero no verdaderas. De qué tamaño no sería su pena y su negativa que su severísima madre le creyó y argumentó a su favor diciendo que Roberto era demasiado pequeño para siquiera poder mover la pesada máquina de su lugar, y que si bien ya debía muchas, como por ejemplo el enhebramiento fatal de su máquina de coser o el incendio de un ropero por jugar con pólvora adentro de la casa, no tenían porqué acusarlo de todas. Su madre aceptó y defendió su palabra y el asunto de la máquina pasó a ser un misterio sin resolver.

El vecino de mi bisabuelo era un abogado que no solo compartía colindancias con su casa, el huerto y el jardín, sino también el gusto por los inventos que ofrecía la naciente modernidad del siglo XX.

Una tarde de domingo llegó a la concurrida tertulia del doctor y con gran ceremonia les fue mostrando las fotos experimentales que había tomado con una novedosa cámara portatil Kodak Browni que les había presumido semanas antes. Sentados en la mesa del comedor las fotos fueron pasando de mano en mano. El amigo de mi abuelo había tomado fotos de las calles, del río San Francisco y sus puentes y algunas fotos de la casa y el huerto de su vecino.

Imagen relacionada

Al fondo del huerto había una bodega misteriosa llena de los tiliches que suelen intrigar a los niños; un lugar ideal para ver y experimentar sin ser visto. A la bodega se llegaba cruzando por el patio y el jardín.

Todos admiraban las novedosas fotos de exteriores tomadas por el licenciado. ¡Qué bonita se veía la veleta del gallito que dominaba la punta del torreón de la casa Guzmán! ¡Qué bien se veían los azulejos de la cúpula de La Compañía! ¡Qué preciosas las copas de los árboles y la fuente!¡ ¡Que interesante toma de la escalera y del gallinero! De repente el doctor se puso serio y se acercó una foto a los ojos para mirarla con mayor detenimiento: la foto, tomada desde la azotea del licenciado, mostraba la unión del camino entre el patio y el huerto, y en el camino transitaba una diminuta figura humana cargando la máquina de escribir rumbo a la bodega. Indudablemente era Roberto. La foto había sido tomada tres meses atrás. La Kodak Browni lo había delatado de la manera más artera e inesperada. En el año de 1901 fue víctima del traidor ojo de una cámara portátil, el ojo que todo lo ve. Al mundo había llegado el principio del fin de la dorada privacidad.

Nota: Roberto Guzmán se recibió de Licenciado en Derecho. Fue secretario particular de Don Adolfo de la Huerta de 1923 a 1933, y fue Don Adolfo quien le dictó sus memorias. En esos años recorrió México de arriba a abajo. Se asiló con Don Adolfo en Los Ángeles cuando éste tuvo que huir del dominio político de Calles y Obregón, que pretendían asesinarlo. Don Adolfo no fue ni pillo ni ladrón, así que huyó sin un centavo y sobrevivió dando clases de canto, ya que era excelente tenor. Mi tío trabajó en Hollywood en el cine mudo, apareciendo en papeles de árabe o extranjero exótico debido a sus enormes ojos negros. Si mal no recuerdo fue juez durante muchos años. Yo lo conocí ya viejo y retirado, pero pendiente de las novedades del mundo guiado por su insaciable curiosidad. Le gustaba la fotografía, velear en el mar de Acapulco y en el lago de Valsequillo, dibujar, oír música y disfrutar de las puestas de sol mientras tomaba cubas hechas con limón y ron Batey. Igual que su padre y casi todos sus hermanos, a excepción de mi abuelo que era agnóstico, creía en la reencarnación y participaba en sesiones espiritistas. Todo un personaje fiel a su esencia hasta el final. Ignoro que castigo recibió por haber destrozado la máquina de escribir.

Mundo Nuestro. Dos mujeres miran el carnaval. Dos sensibilidades. Cada una en su barrio, cada una a su manera. Kene detiene el explosivo mundo huehue en sus imágenes. Roxana perfila con las palabras la intensidad febril del pueblo. Es el carnaval. Es el momento del desquite.

Fotografías y video de Kene Gil/Texto de Roxana Alvaláis



VIDEO:

Y asi es el Carnaval de Xonaca. La 26 la Original


c/6 parrafos

La imagen puede contener: una o varias personas y exterior

Entre máscaras, cuartas y cervezas va el brincolín del pueblo.

Se conserva y se pierde la tradición, pero ahí están. Se busca con tiempo y mucho ahorro la mejor capa bordada a mano, (hilos dorados, lentejuelas, la mano milenaria y la sabiduría), se distingue el águila, el guerrero, la virgen de Guadalupe, el hombre halcón, el hombre tigre, y los cueros para que el látigo lastime menos la afrenta del año.

La imagen puede contener: 1 persona

Luego el mole, la cazuela, el diablo y la vestida, las doncellas y sus quereres, los bailes de brinquito, el ron, la maza y el son, desafinado o no. El rezo es lo de menos, el baile y los ladrones, los mejores grupos de danzantes, la burla, el escarnio, la vestida de nuevo, plática y platica y baila y baila con el diablo.

Es el Carnaval, es la fiesta del pueblo, es el desquite, es la mayordomía, es el escándalo permitido, es el latigazo que se prepara desde la afrenta personal. Hay que aventar con maestría la cuerda, el latigazo, la cuarta. Es el momento esperado, hay que bailar, hay que brincar y correr y bailar, es el momento del desquite.

La imagen puede contener: 1 persona, primer plano

Es el Carnaval, y aquí estamos en Carnaval.

La comilona colectiva con las puertas abiertas para todo el que quiera sentarse ante la mesa de manteles blancos, con el vaso rellenito de pulque o agua de Jamaica; y el brinquito sigue entre máscaras burlonas, moles y tortillas echadas de momento en el comal; y el café y su pan de elote.

La imagen puede contener: 4 personas, personas de pie y exterior

Todo se resuelve en mil colores.

La imagen puede contener: 1 persona, sombrero y exterior

La burla suena con el silbido y el chasquido de las cuartas que siguen cobrando afrentas a los que se quisieron pasar de listos y terminarán burlados en esta… noche de Carnaval.

Es el momento del pueblo, es el Carnaval.

La imagen puede contener: noche

Tendencias en marcha

En los próximos años las tendencias en el campo político, económico, ambiental, tecnológico, de seguridad y el sistema global no son positivas. Estas se van a profundizar en los próximos diez años. Apuntan a un mundo menos democrático y equitativo entre los países y al interior de los mismos. Esto, según el académico Antonio Payán de la Universidad de Rice, en Houston, Texas.

Se puede estar o no de acuerdo con esta visión, pero son ideas interesantes que merecen la discusión. En diciembre de 2016, en Honduras, me tocó escuchar a Payán, nacido en México, que trabaja en Estados Unidos y también en la Universidad de Ciudad Juárez. En 2013, en la Universidad de Rice fundó el Centro de Estudios sobre México, que él dirige. Comparto mis notas sobre estas tendencias.

Tendencias políticas:

  • Debilitamiento de la democracia representativa.
  • Debilitamiento de la democracia discursiva.
  • Aumento en la militarización de la seguridad nacional y política. Incluye la pública. Uso de tecnología altamente sofisticada
  • Intensificación de los nacionalismos.
  • Debilitamiento de la cooperación internacional.


Tendencias económicas:



  • Precarización del empleo vía la terciarización de la producción.
  • Automatización de la producción industrial.
  • Repatriación de la maquila a Estados Unidos vía la robótica.
  • Agudización de la inequidad del ingreso al interior de los países.
  • Agudización de la desigualdad social entre los países y al interior de los mismos.


Tendencias medioambientales:

  • Deterioro creciente en los países en vías del desarrollo.
  • Aumento mundial de las industrias extractivas.
  • Aumento de los eventos meteorológicos graves.
  • Aumento de la problemática del agua.


Tendencias tecnológicas:

  • Crecimiento de la economía virtual.
  • Conformación de ciberguerras.
  • Cambios constantes en los medios de comunicación. Nuevas tecnologías.
  • Cambios en la manera de acceder a los datos y hacerse de la información.


Tendencias en seguridad:

  • Continúan los conflictos que generan desplazados. Surgen nuevos.
  • Consolidación de las guerras virtuales.
  • Aumento del crimen organizado global en todos los frentes.
  • Debilitamiento de la capacidad del Estado, para enfrentar al crimen organizado.
  • Aumenta la construcción de muros fronterizos.
  • Aumenta el despliegue militar en las fronteras.


Tendencia en el sistema global:

  • Aumenta la competencia geoestratégica entre Estados Unidos, China y Rusia.
  • Nueva concepción y ejecución de la política exterior de Estados Unidos. La era Trump.


Otra lectura:
En junio de 2015, en estas mismas páginas,
publiqué “El mundo en 2115”, con base en el libro In one hundred years: leading economists predict the future, coordinado por Ignacio Palacios Huerta (MIT, 2013). En él, diez economistas, entre ellos cuatro premios Nobel, ofrecen su visión de lo que será la sociedad mundial dentro de 100 años. Su prospectiva, a partir de datos duros, es positiva.

Ahora presento estas tendencias, según su autor ya en marcha, que habrán de radicalizarse en los próximos diez años. Los textos recogen dos visiones distintas no sólo en razón del espacio temporal de la proyección sino del carácter de las mismas. Estoy convencido de la importancia que tienen los estudios prospectivos, para planear cualquier actividad ya sea política, económica, social y cultural. Este tipo de estudios tienen un amplio margen de error, no son bolas de cristal, pero ayudan a ubicarse en el presente e imaginar el futuro.


c/6 parrafos

8 de marzo, en huelga las mujeres del mundo



Mundo Nuestro. Un día sin mujeres. Por un día, por unas horas, pero ellas harán huelga. Y muchas le dirán no al sexo. Es el próximo miércoles 8, paro, huelga, strike, como queramos llamarle. No habrá mujeres. Ese es el llamado que hace el movimiento International Women's Strike.

Así empezó todo:

"El 3 de octubre de 2016, tomando como ejemplo a las islandesas en 1975, las mujeres polacas hicieron un paro de un día para frenar el plan para criminalizar el aborto voluntario e involuntario. El gobierno dio de baja inmediatamente el cambio en la legislación. Una situación similar llevó a las mujeres coreanas a protestar en varias oportunidades ese mismo mes contra la introducción de penas más altas para los médicos que realicen abortos. El 19 de octubre 2016 las argentinas reaccionaron con paros de una hora y masivas protestas por la crueldad de los femicidios del último mes y la brutal represión que sufrieron en el Encuentro Nacional de Mujeres. Siguieron otras protestas, dando lugar a que estableciera la plataforma del Paro Internacional de Mujeres."


c/6 parrafos

Aquí puedes conocer a fondo su propósito:

parodemujeres.com

Argentina: Cómo surgió el paro internacional de mujeres

España: #NosotrasParamos

Polonia: Black Wednesday

Italia: ITALY: NON UNA DI MENO

Inglaterra: WOMEN’S DAY STRIKE

Irlanda: Las irlandesas salen de huelga

Uruguay: Un día sin mujeres

Estados Unidos: International Women's Strike


Vida y milagros

El Mago de Oz es un relato lleno de significados ocultos detrás de una narración anecdótica y lineal. Con el paso del tiempo encontré los significados sutiles de esta historia y me intrigaron mucho. Los cuentos fueron inventados por varios motivos: para dar lecciones de moral, para espantar a los niños e inducirlos a portarse bien mediante el miedo, para aprender lecciones necesarias para enfrentar los peligros del mundo o para dejar en las almas infantiles lecciones más profundas que les ayudaran a vivir más sabiamente. Jung fue especialista en entender eso, que la inteligencia colectiva necesaria para sobrevivir podía venir encapsulada en los cuentos y en las historias que se iban transmitiendo de generación en generación. Historias lineales que vistas desde otro ángulo contienen profundas enseñanzas. Jung dice que mientras no hagamos conciencia de lo que está en nuestro subconsciente, nuestra vida será manejada por él y lo que nos suceda lo etiquetaremos como parte de un destino fatal e irremediable que no podemos controlar.



Resultado de imagen para mago de oz

En el cuento de El Mago de Oz, Dorothy es una niña que acaba de quedar huérfana y llega a vivir con unos tíos bondadosos que la han acogido en su casa. Lo único que trae de su pasado es su pequeño perro. Vive en Kansas, un lugar en donde los tornados turbulentos arrasan con casas completas. La primera noche en casa de sus tíos, Dorothy se acuesta a dormir pensando que lo ha perdido todo y que no tiene hogar. Está, literalmente, perdida de sí. ¿Quién no ha estado así en algún momento de su vida? A la mañana siguiente la despierta el ruido aterrador de un tornado; ella no logra refugiarse a tiempo en el sótano, por lo que la poderosa fuerza del viento la transportará con todo y casa al Mundo de Oz , tan solo acompañada por su perrito, el símbolo de su conciencia a lo largo del cuento. El país de Oz tiene un ambiente raro, como el que suele regir en los sueños. Se dice que en Oz reina un misterioso mago que tiene la solución a los problemas de todos. Háganse de cuenta que posee la magia de las promesas de un político en campaña y que solo es cosa de llegar a él para resolver cualquier problema. Dorothy desea regresar a Kansas, a casa, pero no sabe cómo. En Oz hay una bruja malvada, la bruja del Este, que desea que los habitantes de Oz no sean felices y no encuentren solución a sus problemas. Esta bruja es la personificación y el símbolo de la envidia y los prejuicios. En particular odia a Dorothy porque la casa en la que el viento la llevó a Oz cae sobre la ella y le destroza sus vestidos y su orgullo. La bruja comete un grave error humano que es el de tomar las cosas a personal y opta por juzgar en lugar de pensar. Pensar es difícil, decía Jung, así que es más fácil juzgar y prejuiciar.

Mientras huye de la bruja mala, Dorothy encuentra y recibe ayuda de una bruja buena que representa a la sabiduría. Le regala unos zapatos rojos y le indica que debe de seguir el camino amarillo-dorado, el camino del pensamiento y el aprendizaje que te convierte en sabio y que la puede llevar al lugar en donde se encuentra el mago que puede decirle cómo regresar a su casa. En el camino ella conocerá a un espantapájaros de paja que quiere ir a Oz en busca de un cerebro porque está cansado de ser tonto; luego a un hombre de lata enmohecido y rígido por la falta de un corazón, y por último a un león que se siente inadaptado e inútil porque es cobarde. Los cuatro amigos acompañados y el perrito, que representa también a la intuición, se acompañarán en la búsqueda del mago para pedirle lo que cada uno desea y necesita. En el camino a Oz irán sorteando peligros que los ayudarán a crecer: el hombre de paja aprenderá a pensar, el hombre de lata a sentir amor y afecto por sus amigos, y el león encontrará el valor que se requiere para defenderlos con su fuerza de los ataques de la bruja del Este y todo lo que ella significa.


c/6 parrafos

Al final llegan al palacio en el que hay un gran teatro con una enorme cortina de fondo. Detrás de la cortina se escucha una voz fuerte y misteriosa, la voz del mago que no se deja ver ni tocar por nadie. Los cuatro amigos hacen sus peticiones con toda la fe que les es posible. En ese momento el perrito descorre con su hocico la cortina y detrás de ella aparece un viejito que amplifica su voz por medio de un megáfono: ese es el poderoso mago de Oz, un anciano que no puede darles nada que ellos no puedan conseguir por sí mismos. Si el mago de Oz fuera mexicano creo que fundaría un partido político.

Una vez descubierta la verdad, el león se da cuenta de que ya es valiente, el hombre de lata de que ya puede sentir y el hombre de paja ha demostrado tener un cerebro poderoso. Todo lo han aprendido y practicado a lo largo del camino para llegar a Oz. Dorothy ya tiene el valor para usar el cerebro y el corazón de manera equilibrada y ha tomado consciencia de ello.

En el momento en que se despide de sus amigos, los ladridos de su perrito la despiertan: está en la casa de sus tíos, afuera brilla el sol de la mañana y su tía entra al cuarto a saludarla con una charola en la que le lleva cariñosamente su desayuno. Dorothy cree que todo ha sido un sueño: "No hay nada como el hogar" es la última frase del cuento. El hogar está en nuestro interior y nos acompaña a dónde quiera que vayamos.

el-mago-de-oz-mgm-1939

En la historia lineal del cuento aparentemente todo ha sido un sueño, pero a mí me gusta pensar que en la orilla de la cama ella encontrará unos pequeños zapatos rojos al levantarse. Los zapatos rojos son el símbolo de la pasión con que la vida debe de ser vivida, el recuerdo de que el movimiento se demuestra andando y que tenemos el poder para hacer cosas que nadie más hará por nosotros. Hoy nuestro país pareciera estar en el aire. Muchos de nosotros estamos confundidos, zarandeados por vientos huracanados, no sólo cargados de ruido de amenazas, sino también del ruido cegador de los espejismos de múltiples voces políticas gritando por un altavoz, llenas de promesas mágicas para resolver nuestros problemas. Todos tenemos una tarea que hacer, algo que aportar, mucho que aprender. Sin ese conocimiento de nuestras fortalezas seguiremos siendo juguetes y nunca jugadores. Ni políticos, ni religiones, ni milagros, ni amigos, nadie nos hará nuestra tarea personal. Cerebro, emociones y valor trabajando juntos en el raro equilibrio necesario para recorrer el sinuoso y sorprendente camino de la vida.

RELACIONADA/De esta autora también puedes leer:

La conciencia, el alma y el cuerpo pleno: el hechizo en la noche de la belleza gay



La conciencia, el alma y el cuerpo pleno: el hechizo en la noche de la belleza gay

Hace 28 años que emigré al sur. Vine desde los aires secos y la franqueza del norte para emprender una nueva vida y lanzarme a la total y excitante aventura de lo desconocido. Mi espíritu libre y rebelde soñaba con salir de mi natal Chihuahua y emprender el rumbo hacia nuevos horizontes, experiencias y personas… y ni la menor idea tenía de lo que me esperaba al otro lado del mapa.

En un principio tal vez pretendía escapar de la geografía, cuando en realidad era un escape emocional. A esa desenfadada edad no tenía el atisbo de un futuro planeado y estructurado que los padres siempre deseaban para sus hijos, y tampoco analizaba mucho que digamos, mi YO interior….Me dejaba llevar, la mayoría de las veces, por el sentimiento, por el corazón, por la pasión y las emociones, dejando a un lado la razón --de hecho, todavía ocurre así a mis 47 veranos--, y para mi buen fortunio, me ha funcionado a lo largo de estos años.

Como buena tradición norteña provengo de una familia de ocho hermanos con su padre y madre; aunque divorciados, recibí de mis papás lo que me ha hecho ser lo que soy, una mujer fuerte y decidida, con muchas ganas de vivir la vida intensamente y de superar los malos ratos y convertirlos en oportunidades y aciertos. Mi papá solía decir que era muy necia; y como estaba muy pequeña decía que era una “neciesita” --ahora lo traduciría modestamente por perseverante y tenaz-- por lo que se me quedó el sobre nombre de Nenéy.


c/6 parrafos

Vaya que me sirvió esa “neciesidad” para muchas cosas. A los 19 años decidí que estudiaría Ciencias de la comunicación; y rompí así la tradición de mis cinco hermanos mayores cuyas carreras de finanzas, economía y administración no me llamaban la atención en lo absoluto, ni hubiese tenido las habilidades ni las ganas para estudiarlas. En ese entonces, no existía como tal la profesión que yo quería en Chihuahua pero sí en ciudades cercanas norteñas… Pero, ¿qué creen?: yo quería volar más lejos, estar más cerca de la ciudad de México porque allí estaban las dos televisoras y eso me hacía ojitos. Al principio mi mamá se rehusó ya que sostenía la idea que no tenía nada que estar haciendo tan lejos y que bien podía estudiar más cerca, pero ya se me había metido a la cabeza la idea y justo acababa de descubrir que había una universidad reconocida y padrísima en Puebla llamada UDLA con esa licenciatura. Yo trabajaba como dependienta en una boutique en una pequeña plaza porque había salido de prepa y apenas estaba decidiendo mi futuro profesional y no me iba a pasar 5 meses sin hacer nada (el semestre comenzaba en enero de 1990), ni mis padres me lo iban a permitir, así que comencé a ahorrar mi sueldo para ir en busca de mi sueño en camión, ya que por ser tan terca y necia no me apoyarían para el avión. Si yo había tomado esa decisión, me dijeron, pues también me haría responsable de ver cómo la llevaba a cabo. Si pretendían hacerme desistir, pues lograron completa y absolutamente lo contrario. Ese ahorro alcanzó para ir a presentar el examen de admisión, pagar el hospedaje --en la comida no había pensado-- y regresar en autobús desde México, y para motivar y llenar de ilusiones mi mente y corazón.

Sabía que muy en el fondo mi madre compartía esa determinación, pero a la vez dejaría que yo tuviera los suficientes bríos para cumplirla y hacerme aún más independiente. Corría el mes de octubre del año de 1989 y se empezaba a sentir un frio muy particular, leve, nostálgico, comparado al clima extremo que en unos meses se tendría. Tenía ya fecha para estar en el campus (todo se realizaba vía telefónica); me encontraba tan emocionada, que de solo pensarlo, lo vuelvo a sentir y revivir intensamente. Realizaría un viaje en autobús, o camión, como se dice por el norte, durante más de 24 horas y eso me causaba una auténtica felicidad… ¿Se imaginan recorrer la mitad de la república mexicana sola? Tan sola como que aún no existía el celular y mi madre solo esperaría una llamada por un teléfono de monedas o tarjeta al llegar a mi destino, y hasta entonces, sabría si todo había salido bien sin contratiempo alguno. ¿Acaso podemos imaginar actualmente que las mamás no sepan de sus hijos adolescentes más de 24 horas? ¡Imposible!, ¡inimaginable!, sencillamente inconcebible en la actualidad --¡Ay pero qué padre era entonces no tener esa tecnología, éramos más libres en todos sentidos!--, pero en esos tiempos así era y, ¿les digo algo…?, no pasaba absolutamente nada, y mucho menos cuando eran tantos los miembros de una familia; ya era suficiente con las preocupaciones cotidianas. Además, supongo que existía un trato tácito con Dios, y las madres de ese tiempo simplemente dejaban que él se hiciera cargo de lo que ocurriera.

Hice mi veliz (palabra muy norteña), o sea mi maleta, que aparentaba una estadía de por lo menos cuatro días. Mi papá decía que viajaba como María Félix y que solo me faltaba el perico, y la verdad así era. Siempre consideraba un suéter por si tenía frio, bueno dos. Traje de baño por si el clima cambiaba repentinamente y se aparecía una alberca en mi camino y, ¿por qué no?, botas por aquello de que entrará un frente frio. Había que estar preparada para toda contingencia, y más si se trataba de arreglo personal ya que no pasaba por mi mente en ningún momento llevar medicina por si enfermaba...No, eso no entraba en mi forma de ser, ni en la manera que, especialmente, mi madre nos había educado respecto a la salud, y que ahora le agradezco infinitamente y lo llevo en práctica.

Ya estaba lista para emprender mi gran aventura, para empezar a rodar mi propia película, para ir viendo en el camino qué personajes entrarían en ella… Y quién lo dijera, uno de ellos, desde el principio del film, sería el que al día de hoy sigue siendo mi esposo.

Pero en su inicio todavía tenían lugar las escenas de mi vida inmediata: mi novio de Chihuahua, quién al poco tiempo, saldría definitivamente de cuadro, y con él otros amores y desamores, mi gatita Moxi, la mitad de mis pertenencias, mi casa bella y enorme, el calor de la vida en familia, una caja repleta de cartas que mi madre aún me guarda, 19 años de una vida intensa, con los valores y costumbres, y los recuerdos remotos… Todo eso, se iría quedando poco a poco en ese norte remoto que perdura en el centro de mi corazón. ¿Quién iba a pensar que ya no volvería, excepto en vacaciones?.. Ni yo misma….

+++++

Cuánto ha cambiado en la distancia el sentido del tiempo. Un día en un camión podía entonces contener al país entero.

Y no cualquier camión, era un Transportes Chihuahuenses.

Los Chihuahuanses, toda una época en el mero norte.

El viaje por tierra fue largo, multifacético y sin contratiempos, a pesar de que el chofer se detenía en cada ciudad, pueblo y restaurante que se cruzara en el camino. Era particularmente gracioso y muy democrático, tanto que preguntaba a viva voz si todos los pasajeros estábamos de acuerdo en detenernos. ¿Concebirían alguno de los lectores una respuesta unánime? Pues así sucedía, y tal vez quien tenía un poco más de prisa por llegar en no más de 24 horas no se atrevía a contrariar a la mayoría de nosotros. Me agradaba la idea de estirarme un poco; los asientos no se reclinaban, y así poco a poco, se alargaba el tiempo estimado de llegada. En 24 horas el país se transforma, y todo te interesa: el cambio de paisaje, el clima, los pueblos, la forma de hablar, etc. A medida que cruzábamos de un estado a otro nos adentrábamos hacía las costumbres del sur. De “feria” pasabas a “morralla” (dinero), de una desponchadora a la talachería y la vulcanizadora. El color que predominaba en el paisaje a través de la enorme ventana, era ocre y amarillo. Del desierto y las planicies a los verdes campos y frondosos árboles en los montes. Hice todo lo posible por no quedar en brazos de Morfeo y perderme la transformación de la naturaleza que nos brindaba paulatinamente su hermosura y sus caprichos pero, llegó la noche y la obscuridad cubrió hasta los pensamientos , el barullo de todos los que íbamos allí disminuyó y sólo recuerdo el llorido difuso de un pequeño o el carraspeo de la (única) televisión colgada hasta adelante, con el volumen bastante alto --para entonces ya habían pasado unas tres películas y ya no tenía idea ni ganas de saber su contenido—antes de que en un momento nuestro democrático conductor consultara si queríamos que lo apagará.

En ese momento me fui hasta adelante (yo iba a la mitad) y le dije al chofer si podía sentarme en un pequeño asiento dispuesto a un lado del suyo, casi pegado a la puerta. “Para que no se duerma, chofer”, comenté muy inocentemente, pero lo hacía para poder echarme un cigarrito con él, lo que de paso él hacía a la vista de todos. Quizás nuestros jóvenes lectores nuevamente se queden azorados: ¿se fumaba dentro de un camión cerrado con más de 10 horas de recorrido y sin aire acondicionado?, ¿eso era permitido? Por completo, y no solo eso, era aceptado socialmente, no entraba siquiera a votación u opinión, y no había ni quién se atreviera a reclamar --pobres en verdad de los no fumadores--, y por supuesto, el humo se deslizaba hasta el último asiento en dónde también se tenía permitido fumar. Recuerdo que era una sola fila de coinco asientos con cierta altura (de lo más incómodo) pero que los fumadores se los peleaban. El chofer miraba al camino, sonreía y daba una fuerte bocanada para expulsar poco a poco por la boca el humo en forma de “donitas” que iban a rebotar contra el parabrisas.

“Al cabo que ya se durmieron…”, decía.

Y no fue sólo uno. En esa noche larga nos fumamos en amena plática varios cigarritos. Un chofer que podía ser mi padre y una chava de 19 años que pensaba que podía distraer con su conversación el tedio producido de una carretera recta, tan recta que parecía no tener fin y sin atisbo de alguna curva que rompiera la monotonía y pudiera ocasionar que el experimentado chofer se pudiera dormir… Cierto o no, pero me sentía más segura de estar allí, como dama de compañía, que dormida como la mayoría de los pasajeros en sus asientos lo hacía plácidamente.

Afortunadamente hace años que dejé mi cigarrito diario que tanto disfrutaba. Pero desde entonces no he dejado de entablar plática con extraños o más que extraños, y tampoco he perdido el ánimo maravilloso de conocer nuevas personas.

Las horas pasaron, y tras ellas llegó el amanecer esplendoroso con el que me recibía el centro del país. Fue hermoso verlo, disfrutarlo y….saber que aún restaba tiempo por llegar a nuestro destino. El camión entero era como si despertara un vecindario. Las conversaciones eran más fructíferas, como si todos entendiéramos que nos asomábamos al porvenir. Caminabas por el pasillo y descubrías nuevos acompañantes, nuevas historias, intercambiabas lecturas y alimentos también. Nos íbamos volviendo en cierto modo una extensa y particular familia que llevara noches y días de larga convivencia. Mas paradas, aunque breves, nos hacían comprender y aprender poco a poco de cada lugar y cada uno de ellos con su magia especial, hasta que la autopista de Querétaro al Distrito Federal nos hizo entender que el tiempo encapsulado de un viaje también llega a su fin.

Se viene a mi mente un señor ya grande que viajaba solo, con su sombrero vaquero, camisa a cuadros, pantalones Wrangler, una enorme y resplandeciente hebilla y por supuesto unas picudas botas de piel de víbora, no se me olvida, porque cada vez que se las veía las encontraba aterradoras, solo les faltaba tener esos ojos y sacar la lengua. Iba el buen señor a visitar a una de sus doce hijas a la capital, ya que había sido la única que había salido de su pueblo, Ojinaga, para estudiar (y yo que me sentía wow con el número de mis hermanos) y estaba próxima a graduarse. Decía que habían sido puras mujeres, siempre en la espera que el siguiente fuera hombre (en mi familia no fue así ya que fuimos uno y una hasta el final, por lo que me queda claro que mis padres deseaban una numerosa familia) hasta que su mujer dio a luz a la última y murió en el parto.

–Me casé luego luego, señorita, imagínese, ¿qué iba yo a hacer solo con tanta vieja?

¡Viudo y con doce hijas!

Pero iba a ver a una de ellas, la única que había salido de su casa para estudiar en la ciudad de México. Una como yo…

+++++

Finalmente entramos a la capital... Un cambio drástico y emocionante a la vez. Otra dimensión, otro código postal. Atrás había dejado la larga y recta carretera, junto con los inigualables paisajes que pasaron frente a mis ojos, como el viudo y sus doce hijas, y al frente de todos, el democrático chofer.

También había dejado la mesura y tranquilidad de mi bello estado para adentrarme en el mundo cosmopolita de una gran y ruidosa ciudad. Llegar a la terminal fue toda una odisea y ahí sí, el tiempo se me hizo eterno. Quiero compartirles que era la primera vez que viajaba tan lejos y sola. Las únicas referencias que tenía eran las que mi papá me había dado. “Mira Hijita, (con su marcadísimo acento norteño) llegando allí, te vas inmediatamente a unos taxis que están ahí mismo; no se te ocurra salirte a pedir uno en la calle. Te vas al hotel Casa Blanca que está en el centro histórico frente a un Sanborns.”

El hotel Casa Blanca...

Esas fueron sus indicaciones. Solo me faltaron las necesarias para ir de México para Puebla, y lo único que yo sabía de esta hermosísima ciudad era que allí estaba la UDLA, que existían los chiles en nogada, que el libro que estaba leyendo de Ángeles Mastretta Mujeres de ojos grandes se desarrollaba en sus alrededores y que la autora era poblana, ah, y algo sobre la batalla del 5 de Mayo y que a los poblanos les decían “pipopes”, sin tener idea de lo que eso significaba. Eso era todo. Sinceramente no se me ocurrió indagar más e incrementar mi acervo cultural antes de realizar el viaje. Tenía en mente otras cosas, que a esa edad, sobrepasaban lo socialmente establecido. El hotel me pareció algo antiguo pero con todo los servicios. Estaba realmente emocionada por lo que me esperaba y yo no sabía aún de mi destino. Decidí conocer un poco a mi alrededor haciendo caso omiso a la primera regla que me habían dicho de no recorrer el centro sola y mucho menos a pie. Exactamente hice lo contrario. Lo primero que pensé fue en darme un buen baño para quitar el cansancio y las 28 horas del camino en las que sólo me lavé los dientes y la cara. Fue delicioso sentir el agua caliente por todo mi cuerpo; me tardé bastante y lo disfruté aún más. Recorrí las calles aledañas sin alejarme demasiado del hotel. Me encantó lo que pude conocer del centro y Sanborns que solo lo conocía a través de los comerciales en televisión… fue un lugar maravilloso y enorme.

De vuelta al hotel comencé a preguntar cómo me iba para Puebla. Las distancias no tenían sentido para mí; no comprendía, ni conocía lo que eso podía significar en esa gran metrópoli. Me senté en el lobby y al momento en que iba a encender mi cigarro para pensar en cómo le iba a hacer para llegar a mi destino final --juraba que eso me daba más edad y personalidad-- llegó un señor y lo hizo por mí al tiempo que me advertía que el cigarro no era bueno y menos a mi edad ¡háganme favor! Era lo último que me hubiera gustado escuchar, y yo le respondí que para que cargaba un encendedor, con lo que acabamos riéndonos juntos. El señor era un hombre joven que debió haber tenido poco más de 30 años, panameño por cierto, coincidió en mi vida de tal manera , que puedo aseverar que fue clave para que yo conociera más tarde a Pedro Enrique, la primera persona de la cual me enamoraría apenas llegando a Puebla, y de quien aún sigo enamorada. Lo que era la vida. El nuevo amigo iba a salir en unas horas hacia Puebla, era médico y un chofer pasaría por él. Me preguntó mis planes y se ofreció a llevarme. Sin pensarlo siquiera dos veces, le respondí que sí. Si algo no se me ha quitado de mi personalidad es el ser sumamente confiada, y en esa época, nada temerosa; confío en las personas, muchísimo, algo difícil de entender por mi cauteloso y a veces desconfiado marido pero que generalmente me ha dado buenos resultados, grandes amistades y fabulosas anécdotas. Ahora que lo cuento y lo evoco pienso en mi hijo al que le falta poco para tener los 19 años que tenía yo entonces, imagino que lo hiciera ahorita, sé que me dejaría algo intranquila, pero que le aplaudiría esa iniciativa como varias que empieza ya a tener. Los hijos pueden llegar a ser una buena mezcla de papá y mamá.

Resultado de imagen para volkswagen corsar

En uno de esos Corsar, que entonces pasaban por muy elegantes...

Al poco rato iba sentada en la parte posterior de un lindo Corsar. ¿Lo recuerdan?, de la Volkswagen, para que no digan, y con chofer y el doctor panameño adelante. Cuántas veces he contado esta aventura, y siempre la gente exclama inmediatamente que si no tenía miedo de que me secuestraran, que me hicieran algo, que me violaran, que me llevaran a otro lugar, que me robaran… ¿Y si fueran tratantes de blancas? ¿Y si mi hubieran matado? Pues no, nada de eso pasó por mi mente, nada de eso imaginé, nada de eso sucedió y ningún miedo o atisbo de temor sentí. Cuántos miedos hemos logrado sembrar en estos tiempos nuestros de hoy. Puedo asegurarles hasta la fecha, que sigo pensando de la misma forma acerca de los seres humanos y teniendo experiencias similares y sigo confiando en la humanidad. Creo en todo lo bueno y positivo que tiene cada una de las personas que habitamos este mundo, en esta vida. Así que el panameño y yo charlamos animadamente, conociéndonos, hablando uno del otro salpicados de las intervenciones del parlanchín chofer. Fue maravilloso cuando saqué uno de mis cassetes (¿recuerdan que les platiqué que llevaba un buen equipaje para las mudanzas del tiempo?) Las audio cintas eran el complemento vital. La música es parte de mi vida, vivo con ella. Y naturalmente les dije si lo podían poner, y de todo traía, desde Hombres G, flans, timbiriche, 80’s en inglés hasta unos de mi hermano mayor que le tomé “prestados” de Billy Joel y Elton John. Considerando que ya los veía muy señores a los dos, opté por éste último. Ahí íbamos un trio singular tarareando piano man al ritmo de una amena y muy entretenida plática...Veía a través de las ventanas el espectacular paisaje de la carretera México-Puebla (ni hablar, todavía nada de Xalco entonces), con esos enormes pinos, un colorido espectacular por todos lados que me tenía fascinada. ¿Qué más podía pedir en mi inusitada aventura, con el mundo que me quedaba chico, con grandes las esperanzas y fascinada con lo que fuera por venir? A vivir… A gozar… Así sentía, así pensaba y, de hecho, me sigue felizmente sucediendo.

+++++

Finalmente arribamos a Puebla. A la hermosa Puebla. Me enamoré perdidamente de ella. Verde por todos lados –extraño, verdad, pero no tanto si recuerdan que yo llegaba de lo árido de Chihuahua--, con su estilo barroco, religioso y tradicional tan contrario a la influencia norteamericana del norte. Fue sublime y lo recuerdo perfectamente, se me imponían las iglesias con sus magníficas cúpulas y sus azulejos de colorido mexicano.

Llegamos al entonces llamado Hotel del Alba (Ahora el Presidente) ya que ahí se hospedaría el panameño. En realidad no sabía a qué hotel llegaría así que opté por hacerlo allí también, solo que al pagar mi habitación, me quede con el presupuesto reducido a su mínima expresión. Pero ya estaba escrito que ahí tenía que ser porque justo esa noche conocí a mi esposo en el bar “Jazz & Pub”. Mi nuevo amigo doctor (olvidé por completo su nombre) regresaría más tarde para quedar de vernos en el lobby e ir a escuchar música en vivo, a lo que yo acepté gustosamente.

Así sería mi bienvenida en la UDLA en 1990, un tiempo después de esta historia.

Antes, esa tarde, me fui a la UDLA-P a conocerla solamente, ya que hasta el día siguiente, sería mi examen por la mañana. Quedé extasiada desde el momento en que el taxi entró por el acceso principal de la universidad. Una belleza sus jardines y sus plantas. Con sus edificios coloniales de ladrillo y repuntados con talavera a lo alto. Me deslumbró al instante, y dije para mis adentros...”Aquí voy a estudiar”. Me enamoré de su laguito y sus enormes y bien diseñados espacios al aire libre. Estaba deleitada con el ir y venir de tanto estudiante que platicaba animadamente a mi paso; acentos diferentes, olores especiales, sensaciones nuevas y atrayentes, una singular atmósfera multicultural. La recorrí de punta a cabo. Era la universidad de ensueño. Me conquistó y me hizo desearla con todo mi corazón. Ya vería que hacer para emigrar del norte al sur con el apoyo y consentimiento de mis padres o al menos con su bendición.

Durante el examen, conocí a dos tabasqueños, Karen, por cierto muy guapa y Jonathan un chavo muy agradable; los había traído su papá, quién amablemente nos invitó a comer. Nos llevó al centro de Puebla, y a la luz del día me envolvió su magia. Comimos en la Fonda de Santa Clara. Ahí conocí y probé por vez primera los chapulines y gusanos de mamey --estaba sorprendida de verdad con tan extraños platillos-- la verdad jamás los hubiera pedido pero el papá de Jon insistió. Me gustaron muy educadamente, tanto que no los he vuelto a probar. Probé el delicioso mole poblano, y al finalizar, las tortitas de Santa Clara, merengue y camote. Todo era nuevo para mí. La plática derivó en describir Tabasco y Chihuahua. El papá parecía entrevistador (Tenia un periódico en su tierra) y casi no nos dejaba platicar a su hijo y a mí. Los tres queríamos estudiar Comunicación. Ahí estábamos con un ideal común en las manos y miles de kilómetros que nos separaban territorialmente, tanto como la manera de hablar, las expresiones y forma de ser entre norteños y sureños. Me dejaron de vuelta en mi hotel lista para la próxima parte que determinaría mi vida. Pero la amistad con Karen creció, viviríamos en el mismo dormitorio en el campus. Luego los dos se cambiaron para la IBERO y no los volví a ver. Y como con tantas personas que se desvanecen de nuestra vida… ¿qué será de ellos?

Los dormitorios y las ilusiones. ¿Qué habrá sido de este grupo con el que viví en universidad?

Por la noche regresé extasiada a cambiarme y arreglarme para la invitación del panameño. Se me hizo algo tarde, un mal hábito que a la fecha me persigue. Al bajar, ya estaba esperándome el médico y una pareja más. Pretendí verme más grande de edad y parecía una niña con mi minifalda verde bosque, mis mallas del mismo tono, flats (zapatos de piso) y peinada con coleta y moño; no usaba zapatillas altas y solía ir siempre con el cabello recogido. Poco me importo, la noche era larga, no tenía hora de llegada, y la aventura apenas comenzaba. Me miraba al espejo una y otra vez reía con esa Andrea que estaba llena de alegría, tomaba mi cara entre mis manos, saltaba de auténtica emoción, de zozobra. Disfrutaba y disfruto todo lo que sea sorpresa, aquello que no está escrito en un guion ni está planeado… El bar estaba bastante animado, mucha gente, y un grupo que amenizaba alegremente. Había una pequeña pista al centro. Al ir a nuestra mesa, un muchacho se me quedó viendo sin disimulo alguno siguiéndome hasta que me senté, y yo también respondí a su mirada y nos sonreímos mutuamente. Lugar común quizás, pero en verdad puedo decirles que existe el amor a primera vista o al menos, la atracción. Comenzaron a preguntar por parte de los músicos que si había alguien de otro estado de la república a lo que rápida y orgullosamente respondí ¡De Chihuahua!, y ese mismo muchacho volteó su silla y me dijo “¡que bonitas las de Chihuahua!”. Sencillo, ¿verdad?, pues con ese bien recibido piropo inició lo que hasta ahorita suman 26 años de vida juntos. Mi amigo médico se quedó pasmado al ver que me sacaban a bailar sin reparo alguno por mi parte, y ya estaba yo allí en medio de la pista bailando con un perfecto desconocido.

Honestamente lo que primero me conquistó fue su manera de bailar, que aún lo hace maravilloso, luego su cautivadora forma de hablar con gran sentido del humor, seguro de sí mismo y confiado hasta la médula y claro su caballerosidad. Nos divertimos muchísimo. Me senté en la misma mesa que estaba pero ya acompañada por Pedro Enrique quién precisamente se presentó así con su nombre de novela diciendo que estaba a mis órdenes para lo que se me ofreciera en Puebla. Lo que no pensó en esos momentos era que todo se me iba a ofrecer estando por estos rumbos, desde dos deseados hijos, un calor de hogar, suegros incondicionales y amorosos, veladas interminables de charla y complicidad, muchas risas y pocas lágrimas, pruebas de fortaleza y unión, contadas tristezas, desbordantes alegrías, grandes amistades, gastos compartidos, ilusiones cumplidas, viajes memorables, mascota concedida, bajas y altas con valía, protección incluida, sueños cumplidos y aún en lista de espera… Hasta enseñarme a manejar y descubrirnos cada día en las buenas y las no tan buenas de la vida, reinventándonos cada día. Va otro lugar para los enamoramientos comunes: “Esa noche --cuenta él, siempre que sale a la plática el ¿y cómo se conocieron?-- yo vi a una chaparrita que me conquistó empezando por su acento norteño y me dije a mí mismo...La quiero para mamá de mis hijos.”

La noche terminó estupendamente para nosotros dos. No fue así para mi amigo panameño, quién solo se despidió diciéndome “fue un placer haberte conocido María Andrea, tan poco tiempo, hubiera querido más pero…me ganaron…” Sinceramente no creo que hubiese sucedido algo más, pero, como todos sabemos, él hubiera no existe, pero sí lo que uno desea, lo que uno piensa y lo vuelve realidad.

Al día siguiente volví a la UDLA nuevamente. Hice el último examen de ubicación u algo así por el que sería aceptada en la universidad. Quedé de hablarle a Pedro Enrique ya que solo ese día estaría en Puebla; debía regresar a mi empleo. Tuve que cambiarme de hotel porque ya no “me acabalaba” (frase muy chihuahuense) con mi presupuesto, y me fui a uno en el centro que recuerdo muy bien, “El Panamericano”, de medio pelo, frase de mi padre que designa a algo que está más menos que más. Al regresar, lo primero que hice fue hablarle al chavo que me había gustado, obvio que nos habíamos dados los teléfonos en el bar solo que el mío le serviría hasta que estuviera de vuelta. Recuerdo que fue su hermana Ana Elena quién me contestó. No estaba. Volví a hablar... No había llegado. Tercera llamada. ¿Quieres dejarle un teléfono o donde te consiga? (¿habrá notado mi impaciencia la cuñis?) Le pasé el número del hotel. Pasaron las horas y nada de nada... Estaba en mi habitación aburrida viendo tele e imaginando que posiblemente ya no lo volvería a ver, sintiendo cierta desazón...Cuando el sonido del teléfono repiqueteó en mis oídos y me desvió de toda la película que ya me estaba haciendo. Señorita, está un joven esperándola aquí en recepción, desea subir pero le he dicho que eso no se permite y menos a estas horas (¡Ya era media noche ¡) ¿desea bajar?... casi lanzó el aparato por los aires. Claro que no iba a subir pero no crean queridos lectores que era por las reglas sociales y las de mis papás que lo decía. No, era porque ya estaba en pijamas, despintada y a punto de dormir... ¿Acaso me iba a ver así? Por supuesto que no... Así que volví a vestirme, arreglarme, peinarme, perfumarme (en ese entonces usaba el Ralph Lauren que era olorosísimo) Eso me llevo cerca de 40 minutos. Pedro Enrique seguramente les contará que fueron dos horas la que esperó pacientemente, hecho que desde novios, dejó de suceder; o estaba lista o me dejaba. La puntualidad para él no tiene flexibilidad y créanme que varias veces no llegué a alguna misa o fue motivo de discusión y enojo, pero bueno, ya hace un par de años que casi lo he logrado. Llegando al vestíbulo lo vi allí. Guapo y encantador. Nos sentamos ante la mirada y el escrutinio del único empleado despierto quién no daba crédito a lo que sucedía y que causaría una inesperada desvelada. Platicamos ceca de dos horas. Padrísimo. No parábamos de hablar, todo salía a borbotones y se percibía una gran atracción. Finalmente nos despedimos, sin querer hacerlo pero yo debía regresar a mis terruños para convencer, y ahora con más motivos, a mis señores padres, que mi destino era la UDLA y no se los dije entonces, Pedro Enrique. Quedamos que el pasaría temprano por mí para ir a desayunar y dejarme en la central camionera, como le llamaba a la Capu).

Dormí más o menos bien ya que se escuchaba mucho ruido exterior y también interior. Puntualísimo llegó y espero un poco menos que hacía unas horas apenas. Me llevo al Dickys que estaba en la avenida Juárez. No sé qué me sucedía pero estaba algo callada y con cierta timidez aunque no lo crean. Pedro Enrique no paraba de hablar esta vez; dice que no olvida que pedí molletes y solo me comí uno y es que sentía pena y eso me producía no tener apetito. Fue otro encuentro con avidez de conocernos más. Al subirnos al coche volteo y fijamente me miro al mismo tiempo que me decía: Andrea te voy a llevar hasta México: ¿cómo te vas a ir sola? Ni conoces y no te vaya a pasar algo. Nuevamente mi sentido de confianza y seguridad me dijo que todo estaría bien y a salvo con él... Mismo sentimiento que sigue brindándome Pietro con la misma intensidad.

Todo el camino fue platicar, reír, sobre todo él llevaba la batuta. Manejaba a alta velocidad lo que sigue disfrutando hacerlo aunque siempre con mi frase de: Bájale por favor. Traía la música de Luis Miguel que se repetía una y otra vez sin darnos cuenta. El tiempo voló. Las palabras casi se las llevó el viento si no fuera por la simple razón de que aún y tal vez no tan seguido como quisiera, nos las decimos por el trajín del ir y venir del mundo actual en que vivimos tan aceleradamente. Sin embargo, “siempre habrá un buen día para amarnos más”, diría la canción de Mijares, himno de nuestro video de bodas. Llegamos al área de los autobuses en dónde ya solo pasa el pasajero y la astucia de Pedro Enrique quién, literal, subió hasta el camión, me encargó fervientemente primero con el incrédulo chofer y de paso con la persona que me había tocado, pidiéndole incluso que si me cambiaba a ventanilla para que fuera más a gusto y pudiera recargarme para dormir. El camión encendió motores. Recuerdo sus últimas palabras... Nos volveremos a ver Andrea. Vendré por ti. Y créanlo o no, ahí fue nuestro primer beso… En la mejilla. Me dejó con buen material y otras veintitantas horas de regreso para la segunda parte de mi película. Pegué mi nariz contra el vidrio. Pero ya no veía ni prestaba atención a lo que sucedía afuera en esa enorme ciudad. Estaba sumida en una vorágine de imágenes, frases, olores, sabores, música y de un delicioso momento, único e irrepetible de sentir que me sentía VIVA y nuevamente se presentaba ante mí más aventuras, más experiencias…Más sorpresas…

Y vaya que ha sido así.

Verano de 1990. Y desde entonces en Puebla...

Mundo Nuestro. Este texto de José Juárez fue publicado originalmente en esta revista en julio del 2013, y tuvo por marco la realización del film Mesoamérica en Nueva York/Proyecto documental. Ofrecemos primero una semblanza del maestro curandero y su trayectoria como comunicador y activista en Nueva York.

José Juárez no es un hombre común en Nueva York. Es totonaca, curandero y comunicador. Tiene un programa cultural en la radio todos los fines de semana (www.lafavoritafm.net ''Lo profundo de México'') y es un curandero decidido a defender los valores históricos de los pueblos originarios de Mesoamérica en esa ciudad.

José nació en un pueblo totonaca en la sierra de Puebla, en el cañón del río Zempoala; su comunidad, Tuxtla, se asoma a uno de los ríos más hermosos de México, ahora amenazado por el proyecto de construcción de una presa para generar energía eléctrica. José conoce las plantas y sus secretos curativos. Luego de unos años de estudio en la universidad pública en la ciudad de Puebla, y de varios viajes por las regiones de tradición yerbera en México, José emigró a Estados Unidos a buscar la vida, como lo han hecho millones de mexicanos en los últimos treinta años.



Mundo Nuestro presenta la narración que hace de su vida el propio José. Un ejemplo de esta compleja trama que se teje todos los días en la historia de la migración mexicana a Estados Unidos. Es difícil encontrar una visión más optimista y decidida a construir un mejor mundo para miles de personas que se han visto obligadas a dejar su tierra, un mundo fundado en sus profundas raíces y valores culturales.

Acompañamos su relato con dos videos que resaltan justamente los valores que quiere fortalecer José Juárez: las lenguas originarias mexicanas que se escuchan vivas en Nueva York y la medicina tradicional a la que acuden los migrantes cuando los aqueja algún malestar físico o espiritual.

Es Mesoamérica en Nueva York.

http://www.youtube.com/watch?v



Las lenguas mexicanas en Nueva York:


c/6 parrafos

http://www.youtube.com/watch?v=4eMztPPUYfk&feature=share


Soy José Juárez, promotor de la riqueza cultural totonaco. Y pienso que el que olvida su pasado falsifica su presente y opaca su futuro.



Nací en la comunidad de Tuxtla, Zapotitlán de Méndez, Estado de Puebla, un día 21 de Agosto 1967. Quedé huérfano a la edad de un año, y antes de cumplir los dos años me enfermé, cerca de un año, los médicos decían que no tenía yo salvación. Sin embargo, una curandera, pronosticó de que iba yo a sanar, y no solamente eso sino que en mi vida iba a seguir la tradición de curandero, ese era mi misión en la vida. Los primeros años de mi vida, inclusive antes de entrar en la escuela, mi mamá me llevaba con ella a curar, desde que tengo uso de razón, me mandaba a recolectar hierbas, a veces ella me acompañaba, y siempre que caminaba con ella, en el campo, en la orilla de los caminos me ensenaba y explicaba, el uso de las hierbas.



Terminé la primeria trabajando en el campo y ayudándole a mi mama en sus curaciones, sin ninguna posibilidad de seguir con mis estudios secundarios. Estaba yo muy desilusionado porque quería seguir estudiando, pero debido a mi condición de pobreza y de ser huérfano, no podía seguir, no podía costear los gastos, pero la última semana de agosto, llegó un maestro al pueblo, dando la buena noticia, anunciando que los muchachos que no se habían inscrito para seguir estudiando, este era su oportunidad. Así que me inscribí, y de esa forma proseguí con mis estudios. Al terminar la secundaria, me pasó lo mismo, trabajé duro seis meses para ingresar a la preparatoria por la misma razón económica. Unos muchachos de mi pueblo, estaban estudiando, en la BUAP (Benemérita Universidad Autónoma de Puebla), ellos son los que me animaron e impulsaron a seguir estudiando. Llegue a vivir en la casa de estudiantes serranos, ubicada en la 5 poniente, entre las 3 y 5 Norte de la ciudad de Puebla. Ingresé a la prepa en febrero, 1984, y unos meses después me inscribí también en el instituto Shaya Michan, en la misma ciudad de Puebla. En 1986 me ingresé a la facultad de medicina en la misma Universidad, tres años después.

Por razones económicas y otras razones de fuerza mayor, dejé los estudios.

Desde 1985, me dedicaba de lleno al trabajo de curandero y orientador naturista, de lo que había aprendido en el instituto Shaya Michan. Me dediqué más al trabajo después de 1989. Desde esa fecha me dediqué a viajar en varias partes de la república mexicana, a comparar los diferentes pueblos, las necesidades que tienen, con mi pueblo de origen, y así comparar, me dediqué a investigar y estudiar, al mismo tiempo, las costumbres, tradiciones, leyendas de los pueblos indígenas. Desde esa fecha me interesó más el impulso a la cultura y la importancia que tiene para la preservación de ella.

En julio de 1990. Un día domingo dirigí una mesa redonda sobre poesía, leyendo, inspiraciones mías en la casa de la Cultura de Puebla, que me promovió el director de la Casa, profesor Castellanos. En agosto 1991 tuve una presentación y charla sobre poesía indígena, también en la Casa de la Cultura de Puebla, promovido por el Profesor Castellanos.

En 1992, mes de julio, emigro para USA. Mis intenciones: dejar la medicina tradicional y la curandería, pero no pude encontrar trabajo. Algunas familias ya sabían de mí, en cuando se enteraron de mi estadía en el área de Passaic, en New Jersey, y me empezaron a buscar para que les recomendara medicina natural, al estar en un país extranjero, otra costumbre y otra lengua, se me hacía difícil incursionar en la medicina, pero corrí con suerte, conocí al dueño de una botánica que se llama ''SAN JOSE'', el dueño se llama Plinio Pichardo. El me proporcionó las hierbas necesarias, para empezar a trabajar, empecé a tocar puertas, casa por casa.



Otras de mis inquietudes al emigrar a dicho país eran escribir y estudiar sobre la historia de los emigrantes... Tres meses después me asocié con unos colombianos, (Gustavo Ramírez y Antonio Muñoz) llegamos a tener cuatro botánicas, con diferentes direcciones, en Trenton N.J., Jersey City N.J., Canden N.J. y en Filadelfia, PA. La asociación, duro año y medio. Después abrimos otra botánica con un brasileño llamado Marcelo Trastoy, en 1995, tres años después nos separamos por dos años; después regresé con él, en el 1998,nos asociamos otra vez, y abrimos otra tienda, llamada Los hijos de África.




Desde entonces he participado en muchos reportajes.

En 1993 colaboré como reportero en el periódico La voz de México en New York. En septiembre de 1996 presenté una obra de teatro en 'Jhonson Auditorium, en Paterson N.J, con la obra que fue escrito y dirigido por mí, con titulo, ''Espíritu andante''. También en 1996, en noviembre 12, me hicieron un reconocimiento por la dedicación, cooperación e impulso a la cultura en Passaic N.J., por la organización, Unidad Mexicana de Passaic, N.J. 1997-200 Colabore con la revista ''Mexican Magacine'' como articulista, crítico y área dela cultura. En Verano 1998, una colaboración con ''MIAMI CIRCLE ORG.INC'' con el proyecto del Círculo de Miami, coopere con una carta dirigida a la comunidad, que estuvo circulando por largo tiempo en el internet, con titulo, ''AL RESCATE DE NUESTRA ARQUEOLOGIA'', carta que ocasionó polémica y creó conciencia, al mismo tiempo colabore vendiendo playeras, con logos para recaudar fondos, con el obejetivo de reconstrucción, de la zona arqueológica. También en 1998 -2000 colaboré al periódico ''Hispanic News'' la voz latinoamericana.



2000 formo parte de la Asociaciation of Actors and Poets of Paterson,N.J., presidida por la señora Hilda Maldonado. El 31 de octubre del 2000 me hicieron un reportaje en Herald News. 2000-2001 Colaboracion con el periódico, ''EL FARO'', en área cultura y astrología.

En el 2003 verano regrese a México con muchos inquietudes, y a retomar imvestigaciones acerca de la cultura. En el2003, septiembre, me entrevista el escritor indígena Alberto Becerril para un programa de radio, una antología de mi vida y del concepto de la cosmovisión indígena, acerca de las enfermedades y la curandería, por parte de CONADEPI (consejo nacional de los pueblos indígenas.) De septiembre a enero participo en la creación de una Organización Comunitaria de mi pueblo, para la creación de una casa de cultura, ruta eco turística de la región y registro nacional arqueológico de un sitio de interés en la región, cumpliéndose la petición en noviembre del 2004. Durante ese lapso de tiempo, trabajos de campo, investigaciones y viajes hasta La Quemada y Chicomoztoc, en Zacatecas. En 2004, enero, reconocimiento por parte de la Secretaria Cultura del estado de Puebla como difusor cultural indígena Totonaca por Margarita Melo Díaz. 2004 Mayo presenté en una semana cultural en Passaic N.J. con título ''MY ROOTS, ''MIS RAICES'' con temas, orientación legal, medicina tradicional, psicología, arte y cultura. 2004 Mes de julio participe en una exposición, en New Brunswick Train Station, por Albus Cabus Gallery. Rutgers University, mi galero fue el Yugoslavo Peter Krisko. En 2004, diciembre especial reconocimiento y amparo por parte de INAH a nivel nacional como ''Promotor de la riqueza cultural Totonaca'', por el arqueólogo Pedro Francisco Sánchez Nava, Director Nacional de INAH, área de registro público de monumentos y zonas arqueológicas.

2005 Mayo ''Exposición de fotografías de la cultura totonaca en la casa del Emigrante Poblano, en New York.

2006 Enero: denuncia, reportaje por: Damaso González, Diario La Prensa ''Acusan a Casa del Inmigrante por robar fotos''.

En abril 2008, un reportaje de Televisa, por Mercedes Céspedes: ''Chaman Totonaco'', es una antología de mi vida y la cosmovisión Totonaco a grandes rasgos y los secreto del toloache (Chamico Datura, nombre científico, familia de las solanáceas, composición química y principios activos, atropina, escapolamina, telepatina, estramonio, planta endogena, psicótico, venenoso, pero sobre todo alucinante).

2008 Agosto Reportaje del DIARIO , la prensa, en New York ''Afrodisiacos Clandestinos:Ruta equivovada al placer'' (Entrevista e informacion sacados en: Administración de Drogas y Alimentos (FDA), información sacadas en Organización Mundial de la Salud (OMS), así como datos proporcionados por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), sobre la Industria de los remedios Herbales a nivel Mundial, Consumer Health Researh Institute (CHIRI), Carlos Maldonado Sexólogo, Director de la Clínica Ámbar de New York, trascendió mucho mi opinión acerca de este tema, sobre todo de la forma de como lo tomaron, inclusive circulo en muchos países causando muchas polémicas.



Muchas menciones periodísticas en diferente fechas por Diario de México edición USA.




2010 febrero 13, nace mi programa ''LO PROFUNDO DE MEXICO'' programa cultural: Historia, mito mágico religioso de las comunidades indígenas y su relación prehispánica en México...

2010, abril, reportaje sobre el programa por Virginia Alvarado en Diario de México edición USA.

2010 Julio, entrevista, por Alejandro Cobos, en el programa semanal ''BUENOS DIAS MEXICO'', canal 47 en New York, tema ''LA IMPORTANCIA DE LA CULTURA Y LOS VALORES DE NUESTROS ANCESTROS''

2011 Abril, dirigí un ritual indígena, en Agradecimiento a la Madre Tierra, conmemorativo al ''DIA MUNDIAL DE LA TIERRA'' (22 de abril) en Red Hook Park, Brooklyn, New York).

2011, junio, me integro como asesor de la Cosmovisión Indígena al Grupo de Danza Prehispana ''Cetiliztli Nauhcampa Quetzalcoatl in Ixachitlan. dirigido por el historiador Gilbran.

2011, julio, formo parte de los impulsores y rescatadores de la cultura indígena con el Chief Marten Band, Richard De Groat Thomas, Linaje Wolf Paw, del Grupo Etnico de los Ramapough Lunaape Nation e invitado para ser parte de los cuidadores y reforestadores , como asesor en el area de la botánica en las tierras sagradas, (Secret Lands) del grupo étnico mencionado.

2011 formo parte en la organización no lucrativa ''Endangered Language Alliance'' Dirigido por Daniel Kaufman, como traductor colaborador en informar la lengua Totonaca, rescate en la fonética y escritura con proyecto de la grabacion de audio con proyecto de edición de un libro de 8 a 15 lenguas, según el presupuesto que otorguen, los patrocinadores como ONU, OTAN,UNESCO, CUNY y otra Organizaciones no lucrativas.

2012, en febrero, presentación de un video documental de mi trayectoria desde mi comunidad, Tuxtla, Zapotitlán de Méndez, la explicación e importancia de los saberes de mis ancestros Totonacos, qué tan importante es el rescate de la misma en la epoca de la globalización y qué posibilidades hay de globalizar la cultura indígena, teoría con posibilidades en la práctica en aprovechamiento de la tecnología y las redes, mi proyecto a futuro, versiones: Totonaco, Español e Inglés, en Bowery Poetry Club, en New York.

2012, en mayo fui Invitado extraoficial, fuera de la reunión protocolar en la ONU, tema de Mecanismo de Derechos Humanos de los Pueblos Indígenas en el Sistema de Naciones Unidas, Como Ponencia Activo, con participaciones de los dirigentes, de México, Humberto, dirigente Purépecha, de Michoacán, México, Miriam Sánchez, representante de las comunidades indígenas de Ecuador, gran conocedora de la cosmovisión indígena y activista, Samuel Carpintero, indígena Oave de Panamá, abogado de derechos internacionales indígenas y activista.

Así que aquí estoy, trabajo con plantas y yerbas para que la gente se cure cuando esté enferma. Estoy aquí para pedir que la gente tenga paz, prosperidad y bienestar. He dicho todo esto para agradecerles que me ayuden a que se valore la cultura y la lengua totonaca en esta tierra, y que me ayuden a que nuestra gente mantenga sus tradiciones.

Mundo Nuestro. José Juárez, curandero totonaco en Nueva York, comunicador radiofónico y activista defensor de los derechos de los pueblos originarios en México y Estados Unidos, es colaborador de este portal desde el 2013. En el marco del la reciente movilización social conocida como "Un día sin migrantes", presenta aquí sus reflexiones sobre la realidad de los mexicanos que viven en ese país.

Relacionadas:

Un curandero totonaco en Nueva York/José Juárez, julio 2013

Un curandero totonaco en Nueva York/José Juárez, julio 2013



Lo profundo de México: un curandero totonaco cumple seis años en la radio de Nueva York

Lo profundo de México: un curandero totonaco cumple seis años en la radio de Nueva York

Se supo por esta tierra… Un relato histórico de los totonacos desde la radio en Nueva York


c/6 parrafos

Les voy a hablar del Dios del agua

Les voy a hablar del Dios del agua

En ese día yo todo el día no salí para nada, ocupe 24 horas para meditar.

Más allá de comunicador, antes que nada soy Indígena Curandero y de acuerdo a la tradición Totonaca, en tiempos difíciles, lo mejor que uno debe de hacer es recogerse, meditar, o dormir, porque por medio del sueño, implora uno para tener contacto con los antepasados y de esa forma obtener el consejo y solución del problema.

Hablo del jueves 16, que llamamos Día sin inmigrantes.

En cuanto la respuesta, es unirse más, por muy difícil que sea, así se solucionará. Para aquellas personas que no entienden y no se alinean en apoyo de sus hermanos, ellos son los primeros afectados… No sólo la política de Donald Tromp, es lo que nos afecta, si no la humanidad completa está en peligro a nivel mundial, realmente son tiempos muy difíciles. En este tiempo es la prueba más grande que nos ha tocado vivir, a lo mejor el mensaje no es muy alentador, quien lea este mensaje, le dejo a su juicio y a su decisión personal, no es amenaza, ni es fanatismo, como dice el dicho, ''no hay peor ciego que el que no quiere ver.

Image may contain: 1 person, on stage, text and indoor

Los compañeros de la Radio, X-La-La-Mera-Mera, Felipe A La Torre y Leonardo Méndez, ese día, todo el día, anduvieron filmando en la ciudad de Passaic, en las principales calles comerciales, y entrevistaron a la Cámara de comercios mexicanos, que no rebasa, más de 20 personas, las más prosperas en empresas, y en compañía de algunos políticos, policías así como el Alcalde interino de Passaic.

Los compañero, me informaron de la inconformidad de mucha gente, de que efectivamente, no asistieron en la convocatoria de la manifestación de la ciudad de Passaic a la ciudad de Paterson porque ya están cansados de que sean usados por los empresarios y políticos, la población popular está cansado ya de que sean usados nada más. El viernes 17 de febrero, en la reunión que tuvimos en Universal Institute, se repitió la misma Historia, reclamando que políticos y empresarios no hacen nada para la población general…

Pero antes de relatar lo acontecido el jueves 16 de febrero de 2017, es importante hacer una breve historia del sitio de los hechos…

Escribo desde Passaic, parte norte del Estado de New Jersey, conocido también como Garden State (Estado Jardin), pues se cree que es uno de los estados más floridos. En la Parte Norte leste lugar las poblaciones fueron fundadas en gran parte son de origen holandés, la Passaic es una palabra en lunnape, lengua indígena de los primeros pobladores, significa ''las praderas'', la versión original es ''Pashayak'' (Lengua Lenape, Indio Nativo Americano y significa Valle o pradera).

La ciudad de Passaic es una de tantas ciudades conurbadas de la Ciudad de New York y contaba con 68,781 en el último censo realizado que fue en el 2010, y está en el área con otras ciudades vecinas, como Newark, Orange, Nutley, Paterson,Englewood, Garfield, Lodi, Sicaucus, Elizabeth y tantas otras ciudades. Según las estadísticas del Consulado Mexicano hay alrededor de 240,000 Mexicanos en el área, la mayoría se concentra en la ciudad de Passaic , con una población Mexicana de 70 x 100 y el resto conformado con otros hispanos, La población Anglo es un 10 x100, conclusión , una población de 90x100 Hispano.

Yo llegué en la ciudad de Passaic en 1992, en ese tiempo, había una población de 50 x100 de origen afro y el resto se conformaba entre polacos, dominicanos, cubanos y puertorriqueños. La comunidad mexican es mucho si había un 20 x100, era muy mínima. Era una ciudad muy Insegura, con alto porcentaje de pandillerismo y drogadicción. Actualmente tiene fama de alcoholismo, por los mexicanos, pero la diferencia de nuestra gente, será alcohólica pero muy trabajadores. Los últimos 15 años, la comunidad mexicana ha crecido de una forma acelerada, por entrona y trabajadora, han creado muchos negocios y empresas grandes. Hace aproximadamente unos 10 años, durante, el Gobierno de Samy Ribera, de origen puertorriqueño, como alcalde, ayudó mucho a la Comunidad Mexicana, limpió las calles, metió a la cárcel mucha gente vaga, pandilleros y drogadictos, dándoles oportunidad a nuestra gente a abrir negocios; existía muy buen servicio en la alcaldía dando orientación y ayuda a la comunidad en inglés y español, sin tanta Burocracia, dando charlas y orientaciones. Él le comunicó a la comunidad que no tuvieran miedo, aunque no fueran legales, pero si estaban pagando Tax (impuesto), con el TAX ID NUMBER (número para pagar impuesto), con ese mismo número y con un pasaporte de nacionalidad o cualquier Identificación de su nacionalidad y comprobante domiciliario, como recibo de electricidad se podría abrir un Negocio con todas los de la Ley--- De ahí en adelante creció mucho los negocios, creciendo rápidamente, unos a estas alturas son grandes empresas…

Esta etapa del gran cambio empezó del año 2001 y hasta finales del 2007, en ese lapso de tiempo. Aquí será Estados Unidos, pero también hay corrupción.

Creo que es muy importante mencionar los últimos alcaldes desde 1992, cuando llegue a este país, en ese tiempo el alcalde era Joseph Lipari de origen italiano, fue sustituido en 1993, acusado con 14 cargos de corrupción, y perdonado a en su condena. De 1993 a 2001 Marge Semler en ese lapso de tiempo gobernó, en cuanto a corrupción fue la alcaldesa que salió limpia después de una larga Historia de alcaldes corruptos en la ciudad. Fue considerada como Guardiana del Orden y Transparencia, en su 'actividad política y liderazgo'', pero en cuanto a mi opinión personal durante ese lapso de su Gobierno, no hubo cambios en el aspecto de la ciudad.

2001 a mayo 2008, Samuel Rivera, (más conocido como Samy Rivera). También fue acusado de corrupción. De acuerdo a lo que vi y viví, en mi punto de vista, es el alcalde Benefactor de la Comunidad Mexicana e impulsor del progreso de la ciudad de Passaic, con una visión Progresista, que por muchos años había sido demasiado tradicionalista y muy conservador, aunque hasta la fecha no es saneado totalmente, principalmente, en el departamento de Policía que es demasiado racista con los hispanos y afroamericanos

Resultado de imagen para Passaic mayor corruption

De mayo 2008 a noviembre 2008 Gary Schaer fue alcalde Interino en este corto tiempo, su posición actual es Vice Presidente de la Asamblea General de New Jersey en el distrito legislativo número 36, es demócrata. Y es que en 2008, hasta el día de su detención noviembre 2016, Alex Blanco de Origen Dominicano, acusado por soborno y corrupcion, existen rumores que están involucrados empresarios mexicanos. Es la parte triste, en donde bien claro cómo nuestra gente exporta el caciquismo, manipulación de Influencias, una forma de hacer política negocios y corrupción, tan arraigados en América Latina.

Actualmente el alcalde interino es otro dominicano; aparte de ser Pastor, es miembro directivo de la United Passaic Organization, una Agencia de Acción Comunitaria, hacen alfabetización, asistencia creativa, techo, así como asistencia para ''satisfacer las necesidades de interés común''. Acciones muy humanitarias, y desde luego es uno de los candidatos para la alcaldía en las próximas elecciones del mes de mayo.

Algo Muy Interesante, nombran a un mexicano, de nombre Cesar Aguirre, como Vice Alcalde, que en realidad su posición es simbólica, que no tiene ningún poder político,

Algo así como para decir la comunidad mexicana tiene su representante. Esta clase política algo trama, veremos qué es lo que nos depara la comunidad Mexicana en La ciudad de Passaic.

Lo acontecido el 16 de Febrero, declarado, no oficial ''COMO UN DIA SIN IMIGRANTE'.' Acción histórica, no sólo de la ciudad de Passaic, si no el resto de toda USA, principalmente en las ciudades más grandes, ai se vio el impacto. En Passaic estuvieron los negocios cerrados, la mayoría son hispanos. Hubo apoyo de todas las nacionalidades, uno que otro desobedeció, pero fábricas, empresas grandes, les dieron permiso a sus trabajadores, no fueron a trabajar.

La Cámara de Comercio Mexicano de Passaic había convocado una Marcha de la Ciudad de Passaic a Paterson, ya dije que la gente no asistió, se juntaron una veintena de empresarios y comerciantes mexicanos, están decepcionados. Pero al no asistir la población hubo comentarios de la queja de la comunidad mexicana de que están cansados de que ''los utilicen nada más'', en la cual yo estoy de acuerdo.

Resultado de imagen para Passaic Mexican Chamber of Commerce U

Lo que yo he observado creo que los empresarios y comerciantes mexicanos están mas alarmados que la gente popular, y en cuanto la cámara de comercio mexicano, en eventos especial como un 5 de Mayo, un 15 de Septiembre, siempre se andan ufanando, que ellos organizan todo, que promueven la Cultura y ven las necesidades de su comunidad, cuando en realidad es nulo su apoyo y participación, y muy poquitos son los que apoyan, como en el caso mío en la divulgación de la Cultura, que ha sido muy intenso los últimos siete años. Ellos se ocupan más en sus negocios, como tienen conexiones con los canales de televisión Hispana, así quedan bien, dando una buena imagen como benefactores de la comunidad.

Algo en lo que yo estoy totalmente en desacuerdo, desde la toma de posesión del Presidente Donald Tromp, después del Gasolinazo en México, ahora resulta que el Gobierno de México y varios partidos, están mandando brigadas en diferentes ciudades, igual reuniéndose con empresarios y varios ''Líderes Comunitarios', según para asesorar a la comunidad, pero realmente es para apaciguar la crisis en México. Además, es una forma de aprovechar para hacer proselitismo político, para capturar más cantidad de votos en las próximas elecciones, es una táctica y estrategia de la clase política y empresarial.

Y en cuanto a los medios televisivos hispanos, esos se han dedicado a poner más tenso la comunidad emigrante, muy lejos de informar, desinforma y provoca pánico, la falta de información de la gente le provoca terror y la falsa alarma, cada vez se pone tensa la comunidad.

Existen muchas organizaciones comunitarias, activistas, centros de caridad, pastores, trabajadores sociales, psicólogos, abogados voluntarios, que están ayudando realmente tienen mucho conocimiento de la problemática. Ellos tienen pocos recursos para la publicidad, de sus actividades. En mi programa de radio, Lo profundo de México, los promuevo este tipo de actividades, en X la Mera-Mera, me están apoyando más para este tipo de proyectos.

Nuestra comunidad mexican e hispana en general le dan mucho crédito a las informaciones que da la televisión hispana, y si no se anuncia o se menciona en esos medios, simplemente no le dan crédito, esa es una de las razones principales de que no se avanza, realmente, nuestra gente, no está preparado un cambio radical.

El 17 de febrero hicimos una reunión en English Universal Academy, gracias a Jose Saenz director de la Academia, llegaron aproximadamente unas 50 personas, en su mayoría mujeres. Lo organizamos entre Claudia (antropóloga peruana, activista y promotora de jardines comunitarios basados en las tradiciones comunales de pequeñas Chacras de la tradición Quechua), Rosa (activista, artista en pintura y manualidades y de socióloga en Passaic Comunity Collegue) y Loren una Abogada experta en asuntos de emigración, activista y servicio comunitario. Y yo, con mi programa de radio Lo Profundo de México.

Hay mucha perspectiva, a la conclusión que llegamos, es que ''no va a haber deportaciones masivas, es algo absurdo, no existe capital, ni recurso humano, para este tipo de acciones''. En cada estado existen diferentes leyes, en los municipios y ciudades igual, antes de proceder, los alcaldes tienen que dar un permiso para el allanamiento y orden de detención.

Lo que nos recomendamos entre nosotros:

No cargar ningún tipo de Identificación.

Evitar todo tipo de actos que causen sospechas, así como andar borracho, evitar cualquier tipo de escándalo o infligir o retar la ley.

No manejar sin licencia.

Estar bien unidos y comunicados, protegerse en la vecindad, conocer y tener buenas relaciones con los vecinos.

Respetar los valores de cualquier grupo étnico, lengua, raza, inclinación religiosa, política, género.

Comunicarse e integrarse en la familia.

Apoyar a los niños, dándoles seguridad para evitar miedos o traumas psicológicos.

Hasta el momento las deportaciones que se han hecho tienen historias delictivas.

Durante el Gobierno de Obama, es el presidente que hizo más deportaciones, y calladito y de eso nadie habla nada…

Así fue ese día. Dejo unas fotos, los que apoyaron y los que no.

Yo apoyé, ese día no hubo curandero totonaco en Nueva York.