Sociedad

Mundo Nuestro. Benjamín Berlanga es una de las personas en México con mayor autoridad para hablar desde la acción civil organizada. Ahí están para probarlo dos instituciones fundamentales en Puebla, el Centro de Estudios para el Desarrollo Rural (CESDER) y la Universidad Campesina Indígena en Red (UciRed), dos procesos sin los cuales no podemos entender la transformación social en la Sierra Norte de Puebla. Desde esa trayectoria suya este análisis sobre el cambio ocurrido en México el 1 de julio pasado. Estamos todos obligados a repensar nuestra historia, a reinventar la esperanza.

Un acontecimiento es una irrupción: es lo que adviene y nos sorprende al menos por un momento. Es lo que queríamos, quizá lo que esperábamos pero no sabíamos cómo y cuándo había de llegar. Metidos en el suceder, sucede que sucedemos, pero apenas nos damos cuenta. Socialmente pasa. Así, la presentación del EZLN el 1 de enero de 1994 devino acontecimiento porque obligó socialmente a un dar-nos cuenta: en esos días nos dimos cuenta que algo estaba pasando; en una madrugada pareciera que la historia se decantaba y hacía presente con una dignidad no conmiserativa sino afirmativa, a los que no estaban presentes sino como sujetos nombrados, como sujetos pronunciados por otros, también por los que hablábamos a su nombre, en su nombre, aun para salvarlos, para redimirlos de la injusticia histórica cometida. Siempre en su nombre.



Hoy el triunfo de AMLO es un acontecimiento: no pasa de largo, nos obliga a pensar-nos. En el acontecimiento, dice el filósofo esloveno Slavo Zizek, nos hacemos sujetos: dejamos de vivir como un transcurrir (cuidadoso y premeditado, muchas veces) y nos damos cuenta; nos hacemos sujetos al pensar lo que ha pasado como “lo que nos ha pasado”. Socialmente eso que ocurre se presenta también como una articulación “acontecimental”: es memoria social que irrumpe como condensación de lo que nos viene pasando, de lo que nos ha pasado, y que resulta en advenimiento de algo: algo está pasando exactamente ahora y es lo nuevo, lo que se abre desde un acumulado.

¿Qué es lo que ha pasado? “El tsunami AMLO” es, entre otras cosas, condensación del hartazgo social. La elección fue un crisol de la indignación. El día siguiente se ha presentado como sensación de que ahora es posible otro posible. El voto mostró la percepción meridiana común de que había que cambiar las cosas. La alegría pos electoral ha dado lugar a la irrupción de certezas: “es que ya era hora”, “no tenían llenadera”. En el acontecimiento “tsunami AMLO” se articula de un modo específico lo que ha venido aconteciendo: no sólo Ayotzinapa, la inseguridad cotidiana, los feminicidios, la casa blanca, la estafa maestra, los trasiegos de la muerte de punta a punta del país por un narco desbocado, los maestros en Nochixtlán, los gasolinazos, los ricos cada días más ricos, los pobres cada día más pobres, las reforma energética y Odebrecht, etc., sino lo que cada uno de nosotros articulamos como acontecimientos biográficos, que hacen al dar-nos cuenta de lo que está pasando y a la exigencia de querer otra cosa.

Resultado de imagen para el tsunami amlo



El Tsunami de AMLO. Gráfica tomada de Noreste.net

Un compañero marxista, militante de esa izquierda anticapitalista que se reivindica partidaria, dice que lo que hay es un cambio de régimen político; que lo que hay es la crisis del régimen político oligárquico neoliberal, que tomó las riendas del país hace treinta años, y que se sostuvo en una alianza más o menos bien lograda hasta ahora entre sectores del capital; una alianza asentada en el pacto de dos partidos, el PRI y el PAN, para acometer las transformaciones estructurales necesarias que nos pusieran en sintonía con el concierto global del capital y con sus modos de dominación. Ese régimen político se degradó en lo irracional de su propia lógica, se dinamitó así mismo en las disputas entre los engendros que creó; y, esta vez, se vio incapaz de enfrentar con las mismas viejas mañas en el terreno electoral, que le sirvieron durante 30 años y que venían desde antes, los modos de la terquedad de un personaje político que en el camino fue más allá de sí mismo para generar una hegemonía política, a fin de cuentas pedagógica en su transmisión: la mafia del poder, la corrupción, la tarea histórica y titánica de una cuarta transformación del país como posibilidad, la honradez y la austeridad como pilares del comportamiento público, Morelos, Juárez y Madero como testimonios del gobernante. Tan así, que el problema de AMLO eran los cómo, que hacían de sus propuestas mera utopía, deseo fantasioso, discurso populista: por eso había que desenmascararlo, tarea del intelectual serio y crítico, para presentarlo en su populismo y nacionalismo trasnochado, y por eso no había que confiar en el pueblo, porque el pueblo poco sabe y es fácil de engañar. Y no percibieron que en lo que proponía, lo que importaba era el modo en que esas propuestas y apuestas recogían la sensación compartida de “ya no más”: el anuncio de una república moral; acabar con la corrupción barriendo desde arriba; utilizar el ahorro anticorrupción de quinientos mil millones en programas sociales; “becarios si sicarios no” como modo de relación con los millones de jóvenes estigmatizados socialmente; la venta del avión presidencial y Los Pinos, representación icónica del lugar del poder que nos tiene donde estamos, convertido en centro cultural para gozo del pueblo. Todo eso fue más, mucho más para muchos más, porque las apuestas decían más que los discursos de los políticos al uso y más que las reflexiones sesudas y expertas de intelectuales agoreros, que anunciaban de muchos modos un mesías tropical, en un ejercicio de buen estilo, y determinaban la inviabilidad de sus propuestas, en un ejercicio “serio y razonable” del análisis político sensato.



Se ha abierto un cambio de régimen político. Se ha abierto una posibilidad: el ejercicio de gobierno de un líder que para gobernar se coloca por encima de las fuerzas sociales; un líder colocado en esa posición sin duda por su fuerza moral, por la terquedad en sus convicciones, en un contexto donde lo más fácil ha sido declinar en las posiciones para caber en el esquema de poder; un líder colocado en esa posición por la fuerza del descontento social, por la esperanza de otra cosa; pero también un líder colocado en esa posición por la avidez de políticos travestidos a su causa, desde la izquierda y la derecha, que lo empujan y aúpan; un liderazgo que empieza a ser bendecido por los personeros del capital económico, reflejo de la capacidad de sobrevivencia y acomodo del capital, que a fin de cuentas el dinero no tiene contenido ideológico político, a no ser su vocación de convertirse en la ideología única sobre la que se asiente la sociedad completa y el individuo mismo. El compañero de la izquierda anticapitalista al que debo esta lectura, dice que se trata de la instauración de un “régimen bonapartista”: “Marx, dice el compañero, emplea esta categoría para caracterizar cierto tipo de liderazgo político que se independiza parcialmente de la burguesía y sus partidos políticos tradicionales, buscando un equilibrio entre la burguesía y el proletariado, centralizando en una persona con el poder ejecutivo todo el poder político”. “¿Acaso no es esa, añade, la exacta descripción de lo que es y pretende hacer AMLO?”

La alternancia electoral, asentada con contundencia en el nivel de votos alcanzado, abre la puerta a un cambio de régimen político: el PRI, el PAN, el PRD han quedado desdibujados y tocados. Su proyecto hegemónico de país nos ha llevado a donde estamos. Tendrán que re inventarse. Modos de gobernar anunciados en la idea de “primero los pobres”, en la honestidad como divisa y en la austeridad como comportamiento del servidor público, son promisorios de un estilo diferente de ser político y anuncian la sensibilidad social que caracteriza con constancia y tozudez a Andrés Manuel López Obrador: ¿es el inicio del ciclo de uno o varios gobiernos progresistas?

Resultado de imagen para ezln amlo sólo cambia el finquero

"Podrá cambiar el capataz..." Fotografía tomada de Proceso.

En este marco, aparece la llamada de atención de los zapatistas que nos recuerda a muchos que hemos decidido colocarnos de otro modo, que la lucha contra el capital, la lucha por zafarnos de esto que nos agobia y nos está aniquilando, va más allá: es la lucha en todos los órdenes de la vida contra las formas del capital, contra esa capacidad de monstruo que tiene para movilizarnos a favor de su reproducción, en todos los actos y en todos los órdenes de nuestra vida.

Por eso tenemos que aceptar la dureza de la metáfora, pero no como principio de la desilusión como dejan traslucir en su declaración los zapatistas, sino desde la lucidez del que sabe que vamos más allá. Es cierto: cambia el encargado pero los finqueros siguen siendo los mismos, la finca es de los mismos dueños. Lo que ha de cambiar el mundo ha de ser de otro modo. La lucha anticapitalista “es muy otra” y se juega en todos los espacios de la vida: en los relatos de la identidad de cada uno, en nuestros cuerpos, en las relaciones intersubjetivas, en el estar juntos, en los espacios públicos, en el trabajo, en la calle y en la cama, en la mesa y en las marchas, en la soledad y en la juntura de las voluntades: y aquí de lo que se trata más que de organizarnos para hacer esa política, que también los que quieran, es de organizar de muchos modos la esperanza. Lo que tenemos frente nosotros es pregunta abierta y no encerrada en un partido, por más revolucionario que se presente, o en una coyuntura electoral, por más promisoria que resulte; es la pregunta por el “arte de organizar la esperanza”, como dice Ana Cecilia Dirnestein, que en unos día vendrá de la Universidad de Bath para estar en el curso de verano de los posgrados del CESDER en Zautla,: qué hemos de hacer juntos, ahora que nos hemos presentado como los indignados; qué hemos de negar desde el coraje y el deseo; qué cosas, múltiples y diversas, creativas y transgresoras, hemos de afirmar en muchos espacios, en muchos procesos, como otro modo de hacer las cosas, de hacer la vida misma; cómo hemos de reconocer las contradicciones de nuestros intentos, la incompleta realización de nuestros esfuerzos, sin caer en la desilusión o en el cinismo; y, cómo haremos del excedente -de eso que ha de quedar radicado en nuestro cuerpo y en la memoria, cuando el momento del acontecimiento se diluya, cuando la lógica del capital devore nuestro intento- un nuevo punto de partida para que otros acontecimientos se decanten con nuestra acción.

Este cambio de régimen es un acontecimiento, y el acontecimiento se abre a lo nuevo, a lo que ha de resolverse, pero no desde la disposición de la fatalidad sino desde el afán de la promesa y de la acción. Más que anunciar la desilusión, que ella vendrá sin que la anunciemos, hemos de preguntarnos qué hacemos desde lo que hacemos para que no resulte como fatalidad otra vez que “…vuelve el pobre a su pobreza, vuelve el rico a su riqueza, y el señor cura a sus misas, la zorra pobre al portal, la zorra rica al rosal y el avaro a sus divisas….”

¿O ha de ser así?

(Foto de portadilla tomada de Hilo Directo)

Mundo Nuestro. Triunfo futbolero y conciencia de la libertad humana, dos ciudadanías reunidas por el azar de la vida nuestra. Emma del Carmen, escritora, y Emilio Espejel, fotógrafo, la crónica y la fotografía, dos miradas jóvenes para valorar un festivo momento en la ciudad de México.



Fotografía de Emilio Espejel.

Los mexicanos tenemos una suerte muy curiosa: pueden pasar semanas sin que nada relevante suceda en nuestras vidas y un día, de repente, todo sucede al mismo tiempo. Así pasó este sábado 22 de Junio. Amanecimos de verde mientras apoyábamos a nuestra tan querida selección, que nos dio la grata sorpresa de ganar su segundo partido en el mundial (los mexicanos también tenemos el derecho -y responsabilidad- de emborracharnos a las 10 de la mañana sólo porque hay futbol), lo cual sólo significaba una cosa: ¡vámonos al ángel a celebrar!



Pero esta vez el universo aguileño decidió juntar dos bandos que suelen ser contrarios, pues también íbamos al ángel a celebrar la libertad y triunfo de la comunidad LGBTTTIQA en México. La coincidencia fue interesante, pero la incertidumbre a muchos nos causó preocupación; no quiero decir que el futbol se relacione con la homofobia, en absoluto, sin embargo, uno de nuestros himnos de celebración constituye en un insulto directo al homosexual, así que sí, imaginarnos a los aficionados mezclados con la marcha de orgullo gay, era una preocupación.



¡Vámonos al ángel! Y nos fuimos.

Fotografía de Emilio Espejel.

La cantidad de personas que caben caminando en las calles de Reforma me puso la piel de gallina. Todos gritando, cantando, caminando y olvidando, aunque sea por unas horas, las vidas tan agitadas que nos rodean. Llegamos por metro Sevilla así que nos encontramos primero con la afición mexicana amante del futbol, dado que hace una semana también celebramos en el ángel el triunfo México-Alemania, no nos quedamos mucho tiempo. Pero siempre es divertido ver a todos emocionados envueltos en sus banderas cantando Cielito Lindo. Continuamos y el cambio se diluía entre el cemento; el blanco, verde y rojo se tornaba azul, rosa, amarillo, y nuestras pieles poco a poco lograban imitar el arcoiris.

A mi parecer, lo más importante de esta marcha es entender que la protesta quizá ya no es su mayor meta, sino la celebración; estamos en medio del carnaval que reúne a personas con preferencias de todo tipo para dejar el miedo en sus casas y salir a bailar para ser ellos mismos, sin importar la ropa que usen, el maquillaje o cualquier superficialidad que los distinga; aquí se viene a bailar.

Fotografía de Emilio Espejel.

Las pancartas son un clásico de las marchas mexicanas: “Harry Potter nos enseñó que no es bonito vivir en un closet”, “Iba a ser heterosexual pero me chingué la rodilla”, etc. Unas divertidas, otros fuertes, pero siempre con algo que decir. Qué chingón, pensaba. Yo que nunca tuve la preocupación de no poder decir lo que quiero o prefiero, admiro enormemente a todas las personas que dejaron atrás su religión, trabajo, e incluso familias por decir: esto soy yo y así me tienen que aceptar.

La anarquía colectiva se desbordaba de una de las avenidas más importantes de nuestra ciudad para dejar brillando todo a su paso hasta llegar al Zócalo. Lugar donde, al final, todos los caminantes nos reuniríamos para vernos a la cara y limpiarnos el sudor con pañuelos de colores. Aquí no se escucha “chichis pa la banda” o “foto con la güerita guapa”; aquí se regalan besos, abrazos y, en algunos casos, se busca el amor. Llegar al Zócalo era la meta y logramos caminarla hasta el final; porque el mexicano es muchas cosas, el mexicano tiene muchas pasiones, pero, principalmente, el mexicano es grande, es anárquico, el mexicano toma algo y lo hace suyo, nos hacemos de todos.

Aquí todos somos todo.

Fotografía de Emilio Espejel.

Mundo Nuestro. Cipriano de Jesús Paz murió asesinado en Juxtlahuaca, en la región de Tlaxiaco, en Oaxaca. Uno más de los crímenes vinculados a la temporada electoral mexicana. Cipriano tenía una historia de activista en defensa de los derechos de los pueblos indígenas. Sus amigos le guardan memoria. Nos ayudan a no olvidar la profundidad del abismo en el que ha caído México.

Cipriano de Jesús Paz, como lo recuerdan sus amigos en Oaxaca.




Conocí a Cipriano de Jesús Paz en el 2010. Me lo presento mi compañera María Luisa cuando aún teníamos la oficina de Ayuda en Acción en la 3 Sur .Era un sábado y el viajó a Puebla para discutir la mejor forma de defender los derechos de los migrantes indígenas oaxaqueños ante la violación de sus derechos en Estados Unidos y México
En aquel entonces Cipriano no pasaba los 25 años y ya era un líder de la FIOB que defendía los derechos de los migrantes indígenas de la región en Juxtlahuaca, Oaxaca .
Durante estos años trabajamos juntos impulsando proyectos en las comunidades que le permitiera a la gente de Juxtlahuaca tener una vida digna .
El pasado domingo , Cipriano al salir de su casa fue asesinado de forma brutal y absurda , siendo su único error , el buscar que su gente viviera mejor
Junto con Cipriano y mi compañero Heriberto recorrimos miles de kilómetros trabajando por cambiar este país
Cómo un Joven de 32 años puede ser asesinado tan sólo por querer que este país sea más justo , por qué alguien puede asesinar a alguien sólo por pensar distinto.
No lo permitamos , no dejemos que esto siga pasando .


Exijamos justicia.


Hoy sus dos hijos y su esposa pasan esta noche sin él.

Esto no puede seguir pasando , paremos esta violencia que es irracional , exijamos justicia

Hagamos que nosotros como ciudadanos no nos volvamos indiferentes
Siempre en nuestros corazones y nuestra memoria
Buen camino Cipriano



Mundo Nuestro. El llanto de los niños. La brutalidad de una política de Estado en la era Trump. Una fotografía y una grabación para ponerla en nuestros ojos y nuestros oídos. Nada más que decir.

La grabación de la organización civil Propública:



La activista Ginger Thomspon: "El desesperado llanto de diez niños centroamericanos, separados de sus padres un día de la semana pasada por las autoridades de inmigración en la frontera, es una escucha atroz. Muchos de ellos suenan como si estuvieran llorando tan fuerte que apenas pueden respirar. Gritan "mami" y “papá” una y otra vez, como si esas fueran las únicas palabras que conocen." La voz de barítono de un agente de la Patrulla Fronteriza retumba por encima del llanto. "Bueno, aquí tenemos una orquesta," bromea. "Faltaba el maestro"." Ginger Thompson, Propublica.

El fotógrafo John Moore, ganador del Premio Pulitzer: "Cuando el oficial de policía le dijo a la madre que dejara a la niña en el suelo para el registro corporal, pude ver la mirada en sus ojos. En cuanto sus pies tocaron el suelo ella empezó a llorar."



“When the officer told the mother to put her child down for the body search, I could see this look in the little girl’s eyes,” Moore told TIME. “As soon as her feet touched the ground she began to scream.”

Ganó México, pero no todo en la vida es fútbol. Dos mexicanas ganan oro y bronce en el mundial de gimnasia artística en Portugal.

Bien por el fútbol, nos hizo felices esta mañana de domingo, retumbo en su centro la tierra, tanto que lo midieron los sismógrafos en el zócalo de la ciudad de México. Los geólogos respiraron buen humor. Ya nos la debían a los llaneros mexicanos. Pero no es la única buena noticia del domingo 17. Las mexicanas Ahtziri Sandoval y Victoria Mata han ganado oro y bronce en la Copa del Mundo de Gimnasia Artística que se llevó a cabo el fin de semana en Portugal.

Vale mirar su trabajo para confirmar que la vida va mucho más allá del futbol.

Aquí el video en el sitio del medio deportivo MARCA:





La gravedad del problema del huachicol en Puebla ha alcanzado este viernes 15 de junio un fondo nunca imaginado: seis policías municipales han sido asesinados en un paraje de Amozoc cercano a la autopista Puebla Veracruz. Una mujer policía entre ellos. La fotografía no deja lugar a duda de que se trata de una ejecución. No de un enfrentamiento. Ahí están los seis cuerpos, cuatro de ellos boca abajo, todos con sus chalecos antibalas, muertos. La información oficial habla al principio de un enfrentamiento; alega que los policías llegaron a un predio en la junta auxiliar de San Miguel Espejo en un operativo contra el robo de gas en los ductos de PEMEX. Pero la foto es incontrovertible. Amozoc y Tepeaca, Acatzingo y Quecholac, y en el extremo oriental del valle, Palmar de Bravo; del otro lado, Cuautlancingo hacia Texmelucan, y más allá Tlalancaleca y Santa Rita Tlahuapan; a todo lo largo, los pueblos que un día y otro aparecen en la información policíaca como centro de operativos, enfrentamientos, ejecuciones. En los encabezados la palabra huachicol, y ya no sabemos qué nombra, qué describe, para qué sirve ese apelativo fatal que ilustra la tragedia que se ha abatido sobre la región central del estado de Puebla. ¿Cómo se ha llegado a esto? La respuesta a este interrogante elemental pasa por esa imagen de los seis policías muertos. No es fortuita su ejecución en Amozoc. Quien quiera que sea el grupo que ha cometido este crimen manda el mensaje directo al poder público, y a su manera letal: el crimen organizado tiene tomada la plaza de Puebla. Y háganle como quieran con su fuerza pública. Y no hay ejército ni marina, no hay policía estatal, no hay municipales, no hay nadie que pueda impedirlo.

Esa es la tragedia poblana.

Junio de 2018 electoral y futbolero en un país cada vez más metido en un abismo de violencia que paraliza el ánimo. Como en Puebla, con crímenes que se asoman a discordias complejas como las del proceso electoral o el activismo ambiental, pero que vistos en conjunto ofrecen un retrato certero de la cotidianidad de la violencia. Crímenes que cada vez más vemos como algo cotidiano y para los que no encontramos lógica alguna salvo frases como la de que “los cárteles han tomado desde hace tiempo la ciudad de Puebla”.

Ejecución en Lomas de Angelópolis la mañana del domingo 10 de junio.



Plantar aquí los nombres más recientes, los que más apuntan a ejecuciones de carácter político: Juana Iris Maldonado Infante y Erika Cázarez Acosta, militantes de un partido, metidas de lleno en el proceso electoral en la región de Huauchinango, terminan con un balazo en la cabeza en la oscuridad de la carretera serrana; Adrián Tilihuit, arrojado a un barranco profundo en el camino a su pueblo San Juan Tahitic, apenas 16 días despues del asesinato de Manuel Gaspar Rodríguez, como él, activista en defensa del territorio contra los proyectos industriales en el río Apulco. Escribo en facebook que no podemos quedarnos así, en el pasmo de la impotencia al que nos arrojan estos crímenes.

En el fondo de un barranco en la cañada del río Apulco fue encontrado el cadáver de Adrián Tilihuit, originario de San Juan Tahític, activista opuesto a la construcción de una hidroeléctrica en ese río serrano.



En Mundo Nuestro publicamos un texto de Verónica Mastretta con la pregunta sobre si es realista pensar que el problema de la inseguridad en México se resolverá pronto. El interrogante obliga a ir más allá de nuestra desazón. La respuesta tiene que encontrarla una sociedad informada y crítica, capaz de dejar de lado los balbuceos de las autoridades y solventar desde los barrios y los pueblos mecanismos certeros de transformación social que apunten al fondo de la inequidad de este mundo nuestro.



Pensar entonces en alternativas para enfrentar la desazón en la que nos encierra esta violencia sin sentido. Y cada quien desde el ámbito en el que vive. El mío es el periodismo, aquel que empieza con las preguntas y vuelve a ellas, como el movimiento en una noria irrefrenable. Pensar entonces en los territorios y la violencia que los azota con sus propias sañas y particularidades. Reflexionar sobre el entorno social que ha generado esta dinámica; pensar en sus raíces; identificar sus características propias; mirar a la historia de las regiones; analizar su realidad económica y social. No es sencilla la tarea y pienso que deberá ser abordada con mucho mayor tino por equipos interdisciplinarios vinculados a los institutos de investigación en las universidades.

Pero no puede quedar de lado la narrativa periodística. Iniciamos con esta entrega una serie sobre la violencia en las regiones de Puebla. Le llamamos entonces, Cartografía social de la violencia.

El retrato de un fin de semana

Partir de un fin de semana cualquiera, el que trajo el cambio de mayo a junio, del jueves 31 a domingo 3. Acudir a lo registrado en e-consulta en las regiones más importantes del estado, con sus cabeceras que ilustran que el asedio del crimen acorrala igual en la metrópoli que en las ciudades que no ha dejado de ser pueblos. Es un registro primero que consigna hechos concretos: asesinatos, atropellamientos, robos, extorsiones. Antes de calificativo alguno: crimen organizado, impunidad, procuración de justicia. Un vistazo a vuelo de nota roja para asomarnos al abismo en el que nos encontramos.

Atlixco

+ Vecinos denuncian extorsiones a nombre de los Zetas.

+ 190 elementos para todo el municipio. 30 fueron dados de baja por no aprobar exámenes de confianza. En lo que va del año son 65 policías fueron despedidos por ese motivo.

Texmelucan

+ Un caso de éxito en Xalmimilulco: una banda de asaltantes de tráileres en la autopista es detenida por la policía municipal de Huejotzingo.

+ Manta del CJNG en puente de la autopista.

+ Cateos a la oficina del Ayuntamiento en San Martín.

+ Balacera y decomiso de pipas gas LP robadas en Texmelucan.

Tehuacán

+ Extorsión. Se organizan pobladores contra cobro de piso en Miahuatlán.

+ Roban en una sola noche 200 cabezas de ganado a familiar de Barbosa, Jesús Amador Hernández Barbosa, hijo del cacique cenecista Amador Hernández.

+ Retenes de falsos policías en la carretera Esperanza-Ciudad Mendoza. Robo de tráileres y asesinatos.

Tepeaca

+ Decapitado en Palmar de Bravo.

+ Secuestro de empresario en Tecamachalco.

+ Incendia turba comandancia en Quecholac, fracasa intento de linchamiento.

+ Federales se enfrentan a ladrones de tráiler en autopista.

+ Disparan a radio comunitaria en San Miguel Xaltepec.

+ Robo violento de tres vehículos en Yehualtepec.

+ Militares frustran a balazos robo de tren en Tepeaca. Los hampones huyen hacia San Nicolás Zoyapetlacoya y Santo Tomás Hueyotlipan.

+ Asesinado en El Seco con una piedra. Lo encuentran semidesnudo en zona arqueológica.

Teziuitlán

+ Robos, secuestros y ejecuciones en la región, un ejemplo: tres muertos en enfrentamiento entre bandas el 20 de mayo.

Cholula

+ Huachicoleros detenidos en San Diego Cuachayotla.

+ Policía recupera tráiler robado en San Pedro Cholula.

+ Ejecutado en Xoxtla, le dejan narcomensaje.

+ Desmantelan taller de fabricación de pipas de gas LP hechizas, utilizadas para la venta ilegal de combustible.

Zacapoaxtla

+ Adrián Tihuilit, activista contra hidroeléctrica en río Apulco, asesinado en el camino a San Juan Tahitic. 15 días antes fue asesinado otro activista en Cuetzalan, Manuel Gaspar Rodríguez

Huauchinango

+ Asesinato de dos mujeres, una de ellas candidata para la elección del 1 de julio. Fueron ejecutadas de un balazo en la cabeza y abandonadas en la carretera a Jopala.

+ Policía federal detiene a presuntos asesinos de las políticas asesinadas, con el saldo de un muerto y tres sicarios huidos.

+ Asaltos en transporte público en Huauchinango.

+ Decomiso a huachicoleros en Xicotepec.

+ Atentado contra candidato de Morena en Juan Galindo. Sale ileso.

Mixteca

+Izúcar: Muere un civil en fuego cruzado entre policías y presuntos asaltantes.

+ Movilización civil rescata a pareja de jóvenes secuestrados en San Juan Epatlán. Los secuestradores los liberaron en San Lucas Colucán.

+ Robo a transportistas con falsos retenes en los límites de Puebla y Oaxaca.

+ Robo a transportista por un millón de pesos en falso retén en Calmeca.

Puebla

+ José Cristian “N”, alias El Grillo, detenido el pasado lunes en la colonia Villa Verde, está siendo investigado por su presunta relación con un grupo criminal dedicado al narcomenudeo que opera en Puebla y que se estaría disputando la plaza con Omar Jonathan “N”, alias El Negro.
De esta disputa, según confirmaron fuentes extraoficiales, habría detonado la ola de ejecuciones y cuerpos desmembrados que en las últimas semanas han sido sembrados en la capital, acompañados con narcomensajes con amenazas en contra de El Negro.

+ Atrapan a responsables del secuestro y asesinato de estudiante de la BUAP. Uno de ellos era su compañero en Contaduría.

+ Asaltos a transporte público. Balean a pasajero. Detienen a asaltante de ruta en barrio de San Antonio.

+ Muertes por atropellamiento en la CAPU y Cholula.

+ Detención de banda de narcomenudeo ligada a asesinatos y decapitaciones en la última semana. La lideraba una mujer que se hacía llamar “la reina del sur”.

+ Asalto en gasolinera en Xilotzingo deja un cliente muerto a balazos por resistirse a los hampones.

+ Detienen en San Manuel a taxistas ligados a asalto y violación, ambos con antecedentes penales.

(CONTINUARÁ)

Vida y Milagros



Hacía tiempo que no veía a una amiga que superó el cáncer y redujo los síntomas de la quimioterapia apoyada en tés y fumadas de mariguana. Digamos que de ahí adquirió un gusto muy controlado por la mota y un conocimiento de sus efectos, a los que ella considera infinitamente menos dañinos que tres cubas de Bacardí. Hace poco nos encontramos y platicamos largamente, como solo ella y yo sabemos hacerlo cuando coincidimos, porque a ambas se nos da el don de la conversación. Yo me entono con el don de lenguas y una buena conversación como otros se entonan con alcohol o mota. Como estábamos en mi casa, me preguntó que si podía fumar.

--¿Todavía fumas después de lo que tuviste? ¡Mensa!

--Si, pero poquito y de otros que no me hacen daño.



Y Sacó de su bolsa una pequeña cajita de madera coquetísima, con una etiqueta que parecía antigua con el dibujo inconfundible de una hermosa hoja. Con cuidado sacó un cigarro esbelto que prendió sin dejar de conversar. Hasta que olí el humo supe que el cigarro era de mariguana.



--¿De dónde sacaste esta curiosidad?

--La compré en una tienda en California.

--¿A ver?

Y acto seguido me prestó la cajita para que la revisara y luego le pedí una probada de su cigarro. Dos fumaditas, para ser sincera. A mí la mariguana ni me va ni me viene. Lo más que me ha dado es dolor de cabeza. Pero sé que a muchas personas les causa efectos benéficos en muchos sentidos, desde el punto medicinal y desde el punto recreativo. Desde luego es menos dañina que el alcohol. Tan es así que hace años, en el ejército, no se prohibía a los soldados fumar en sus descansos.

El libro "Del café a la morfina" del Dr. Andrew Weil & Winifred Rosen *, habla acerca de lo que se necesita saber sobre las sustancias psicoactivas, sin tolerar o condenar el consumo. Las drogas están presentes en nuestra sociedad y por eso hay que conocerlas. Los autores ofrecen información amplia y objetiva de muchas sustancias, del café a la mariguana, de los analgésicos a la heroína o del café al chocolate. En particular no satanizan o alaban ninguna, y de la mariguana solo dicen que como cualquier otra substancia que altera el estado de ánimo, hay que consumirla con moderación además de aprender a conocer nuestras reacciones ante ella, igual que ante cualquier otra droga. El café, quién lo diría, tiene agentes psicoactivos. Balzac murió a la edad de 50 años por consumir más de 80 tazas de café al día. Perdió las sales del cuerpo por el exceso de agua y dañó sus riñones y corazón con la cafeína. No por eso vamos a maldecir y a prohibir el café.

Hay muchos tipos de drogas: delirantes, excitantes, depresoras, estimulantes. alucinógenas, analgésicas,anestésicos, tranquilizantes. De todas, lo preferible es no necesitarlas, en todas, hay que poner límites a su uso para poder disfrutar de sus beneficios. Lo peor es que un enfermo terminal no las consiga para paliar el dolor.

En el libro se aportan testimonios verídicos de adictos y no adictos y se documentan los efectos de las drogas, así como sus peligros y sus beneficios. También mencionan las precauciones y las alternativas ante cada sustancia, de manera que los usuarios puedan tomar buenas decisiones sobre su uso. Los autores se alinean al lado de la regulación. Hay muchas sustancias reguladas, como el alcohol o los cigarros de tabaco, que traen letreros terribles acerca de los riesgos de su consumo frecuente. Muchas medicinas para el dolor o la ansiedad requieren de receta, pero no están prohibidas. Los autores dicen que las drogas son fascinantes porque pueden cambiar el estado de conciencia, pero también señalan los riesgos de adicción, tan poderosos como la adicción al azúcar, a las harinas, al alcohol, y otras cosas que se venden en los aparadores sin prohibición alguna. Sí señalan que en cada persona las sustancias psicoactivas influyen de manera distinta. Saberlo es importante. Y ya cada quien decide. Y como dicen, si no la controla no la fume.

A mí me gusta usar el ejemplo de productos dañinos que no tienen sustancias psicoactivas, como lo son los refrescos o los dulces y panes empacados, que como país nos tienen al borde de una crisis de diabetes y obesidad. El gobierno vía la Secretaría de Salud y COFEPRIS los combaten con información y prevención, no con guerra, persecución, metralletas y ejército. Se invierte en prevención y educación, no en un enorme gasto en armas y recursos humanos que debieran destinarse a mejores causas.

Los caminos de la prohibición han probado su fracaso, han cobrado miles de vidas y han desestabilizado a nuestro país con una guerra sorda que no parece tener fin.

¿Qué pasó, a qué hora nos metimos en este estúpido camino de las prohibiciones, si en México la mariguana hasta tiene su canción que todos cantamos de niños? En los años veinte del siglo XX no caímos en la trampa de la prohibición del alcohol que agarró a los gringos, y en cambio ahora ellos nos metieron y acompañan con mucho dinero en esta guerra a las drogas, en particular a la mariguana y la amapola, que ellos ahora están dando por terminada en parte con sus elegantes tienditas boutique de mariguana orgánica. Somos brutos o nos hacemos. El crimen florece con las prohibiciones. La Golden de Acapulco debiera estar en un aparador y no traficada a escondidas en las tripas de un camión.

Mientras aquí perseguimos y criminalizamos la mariguana, en Estados Unidos y Canadá crece su regularización. El jueves pasado, los senadores canadienses aprobaron la norma que legaliza el consumo de mariguana con fines recreativos con 52 votos a favor, 30 en contra y una abstención. El texto de la ley pasará ahora a la cámara de diputados dominada por los representantes liberales del primer ministro Justin Trudeau, quien hizo de la legalización de esta droga una promesa de campaña. Está a punto de cumplirla. Bien por él.

Me refiero en particular a la mariguana porque es la droga más común, barata y popular entre las sustancias prohibidas en México. Por lo mismo, la más demandada. Aquí, los candidatos presidenciales no han querido meter el cuerpo al tema, del que hablan de manera vaga y que a nada los compromete. Todos cuidándose para ganar votos, en lugar de hablar claro para construir soluciones.

En sofisticadas boutiques y tiendas legales, nuestros vecinos del norte compran y venden mariguana, con un mercado que crece y deja millones de dólares en impuestos, mientras en México se seguirá pasando en bolsitas de plástico escondidas en la ropa de los menudistas o transportados de manera ilegal, una cadena que termina con productores, transportistas, vendedores o policías muertos en un enfrentamiento o en cientos de detenidos, la mayoría muy jóvenes, ocupando un lugar en la cárcel. Lo escribo y me enojo de nuevo, porque además se combate y extermina a la pobre planta de mariguana con agroquímicos tóxicos para el medio ambiente y para muchas especies. Pero el tema de la regulación brilla por su ausencia en las campañas. Lo más que han dicho es que no es solución, sin explicar, ninguno, porqué.

En este dibujo de un manuscrito azteca del siglo XVI, un hombre come dos hongos saagrados con un dios erguido a sus espaldas. Delante del hombre crecen tres hongos mágicos más. (Cortesía de la Biblioteca Medicea Laurenziana).

+++++

Largo rato platicamos de este tema mi amiga y yo, mientras la vi fumar relajadamente, y luego guardar su cajita, más parecida a un pastillero, prohibidísima en México, en el fondo de su bolsa, como han guardado el tema los candidatos, en el fondo de sus agendas. Negación, evasión.

¡Van muy bien candidatos, son de avanzada, los felicito!

*Del café a la Morfina Dr. Andrew Weil& Winifred Rosen. Harvard., Integral, Barcelona 1999

VIDEO: "LA CUCARACHA", CANTADO A CAPELLA POR CORO RUSO.