Mundo Nuestro. Organizaciones de la sociedad civil, encabezadas por la Mesa de Derechos Económicos, Sociales, Culturales y Ambientales de la Clínica Interdisciplinaria de Derechos Humanos en el estado de Puebla, se pronunciaron ante las autoridades del país este 14 de octubre de 2019 por la cancelación de los proyectos hidroeléctricos en Puebla que violan el derecho a la libre determinación de los pueblos indígenas en Puebla. En particular, los grupos civiles denuncian lo que ocurre en la región de la Sierra Negra, en el municipio de Coyomeapan, y en la Sierra Norte de Puebla, con los protectos Sistema hidroeléctrico Coyolapa-Atzalan y Proyecto Hidroeléctrico Puebla 1.

Aquí el pronunciamiento.



Mundo Nuestro. Descripción, comprensión, acción. Un pensamiento muy jesuítico, muy a la manera del fundador de la orden religiosa Ignacio de Loyola. Así entiendo lo presentado hoy en rueda de prensa por la comunidad académica de la Ibero Puebla, encabezada por su nuevo rector, el Maestro Mario Patrón. Es la Agenda Institucional Ibero Puebla, con una frase que lo explica: de la reflexión a la acción.

La puedes leer aquí:

De la reflexión a la acción: la Agenda Institucional Ibero Puebla



c/3 parrafos

La agenda arranca con una idea muy clara de lo que busca: enfrentar la compleja realidad que nos agobia:

"Puebla ha vivido tiempos de inédita complejidad. Los procesos electorales de 2018 y 2019 marcaron con su enorme carga de ambivalencia política y disputa por el poder un año tenso, lapso en el cual hubo cinco gobernadores. A esto se suma el aumento alarmante de la violencia y la crueldad; el crecimiento de la corrupción, la destrucción del medio ambiente..."

Es esa realidad la que se estudia para comprenderla y para transformarla. Son catorce ejes los valorados, y para cada uno se ofrece un diagnóstico, una postura y unas propuestas para pasar a la acción. La universidad, así, se entiende antes que cualquier cosa como una comunidad para el conocimiento comprometida con su entorno, y apunta a dos dinámicas fundamentales con las que quiere contribuir desde la creación de conocimiento: la construcción de instituciones públicas sólidas y transparentes y el respaldo a la participación ciudadana en la transformación de la realidad. Así lo expresó Mario Patrón este martes



“Buscamos vincular nuestra profunda calidad académica con la pertinencia social. Todo cambio establece retos y posibilidades. Por ello, como Universidad consideramos 14 prioridades. Es una agenda que no solo hace un llamado al poder público (quienes toman decisiones) sino también al sector privado, organización civil, academia, iglesia, esta suma de actores puede dar proyectos efectivos para resolver problemas complejos.

Describir, comprender, transformar. Así, por cierto, entendemos el periodismo en esta revista digital Mundo Nuestro.



c/6 parrafos

Aquí puedes conocer y descargar esta agenda presentada por la Ibero Puebla:

De la reflexión a la acción: la Agenda Institucional Ibero Puebla

Ibero Eventos

Invitación

La Universidad Iberoamericana Puebla tiene el placer de invitarle a la presentación del informe



Procesos migratorios en México

(Nuevos rostros, mismas dinámicas)

Presentan la Red de Documentación de las Organizaciones Defensoras de Migrantes y el Instituto de Derechos Humanos Ignacio Ellacuría SJ. (IDHIE).



Miércoles 9 de octubre de 2019



12:00 horas

Salón B - 206

(Transmisión en vivo)

Mundo Nuestro. El siguiente es el resumen de la mesa de diálogo La Tortura en México organizada por la Ibero Puebla a través del Instituto de Derechos Humanos Ignacio Ellacuría (IDHIE), SJ., y la Red Nacional de Organismos Civiles de Derechos Humanos Todos los Derechos para Todas y Todos (Red TDT). En ella se hizo la Presentación del Informe de la Sociedad Civil y Recomendaciones a México del Comité Contra la Tortura de Naciones Unidas.

Estado mexicano ya acumula más de 3 mil recomendaciones internacionales que no ha cumplido; y el plazo para llevar a cabo las recomendaciones del Comité, vence el próximo 17 de mayo de 2020: Olga Arnaiz.



Amnistía Internacional en 2017 entrevistó a 100 mujeres privadas de la libertad, de las cuales 72 dijo que existió violencia sexual en el momento de la detención: Gabriela Carreón

La tortura se sostiene por tres pilares: el imaginario del otro como enemigo, la incapacidad de los sistemas de justicia y la impunidad: Tadeo Luna.

En el marco del Día Internacional en Apoyo de las Víctimas de la Tortura, la Universidad Iberoamericana Puebla, a través del Instituto de Derechos Humanos Ignacio Ellacuría (IDHIE), SJ., y la Red Nacional de Organismos Civiles de Derechos Humanos Todos los Derechos para Todas y Todos (Red TDT), llevaron a cabo la mesa de diálogo La Tortura en México. Presentación del Informe de la Sociedad Civil y Recomendaciones a México del Comité Contra la Tortura de Naciones Unidas.



Esta mesa de diálogo tuvo como presentadores a Olga Arnaiz Zhuravleva (Red TDT), Gabriela Carreón Lee (Centro ProDH) y Tadeo Luna de la Mora (IDHIE de la IBERO Puebla). Claudia Alonso González, moderadora de la mesa, mencionó que la tortura es una problemática en el país, la cual se ha convertido en un mecanismo que se usa para castigar al disidente, o para el ejercicio de poder, o bien, como una herramienta para culpar.



Esta sesión tuvo dos momentos, el primero fue la proyección del documental Cuando me di cuenta que estaba viva, realizado por la IBERO Ciudad de Mexico-Tijuana y el Centro de Derechos Humanos Agustín Pro Juárez, SJ (Centro ProDH).

Este documental mostró cómo la violencia se ejerce con mayor frecuencia sin respetar género, enfocándose en aquella ejercida hacia las mujeres que va desde la física hasta la sexual.

“El documental transmite dolor, ese dolor que se produce cuando la tortura se ejerce en el cuerpo, especialmente en el de las mujeres”, señaló Alonso González. En este sentido, y como un segundo momento, se llevó a cabo la presentación del Informe de la sociedad civil y recomendaciones a México del comité contra la tortura de Naciones Unidas.

La primera en tomar la palabra fue Olga Arnaiz de la Red TDT, quien habló sobre el contexto de dicho Informe y señaló que este documento es un informe sombra que elaboró la sociedad civil para dar una visión alternativa a la versión del Estado.

Igualmente destacó la calidad del Informe y la relevancia de la coalición colectiva consensuada. "No hay un único tipo de tortura en México. Existen víctimas de tortura con ciertas características, eso no hay que olvidarlo. Sin embargo, hemos documentado que se da en centros de detención para menores, en centros psiquiátricos, entre otros".

Del mismo modo, señaló que la tortura no es la misma para un indígena que para un migrante, pues reciben un tipo de tortura distinto. Por ello, Arnaiz Zhuravleva comentó que el Informe se divide en dos temas: privación de la libertad, y tortura específica.

“Los temas que más interesaron fueron personas privadas de la libertad y migración. Tópicos que causaron un gran e impactante interés en quienes forman parte del Comité. Igualmente, el informe que hizo el comité fue muy positivo, pues hace énfasis en casi todas las recomendaciones que la sociedad civil hizo”, puntualizó Olga Arnaiz.

Por su parte, la abogada Gabriela Carreón Lee, integrante del Centro ProDH, enfocó su participación en el tema de tortura sexual en contra de las mujeres. “Este Informe habla de la tortura en todas sus facetas. Desde el Centro ProDH, quisimos resaltar en el contenido de este documento, la tortura sexual en las mujeres".

En esta línea, Carreón Lee señaló que uno de los objetivos de la presentación de la tortura sexual frente al Comité, fue visibilizar este hecho. "Pensamos que es importante visibilizarlo, pues nos encontramos con que las autoridades aún no quieren mostrarla y llamarla por su nombre".

Del mismo modo, señaló que México, en materia de tortura sexual, vive una situación compleja pues las autoridades se encuentran realmente complejo pues las autoridades no tienen bien claro qué es la tortura sexual, ya que solo la ven como violencia sexual de forma genérica.

Igualmente, añadió que la estadística fue una herramienta importante para el Informe, pues de 2009 a 2016 8 de cada 10 mujeres denunciaron haber tenido tortura sexual en el momento de su detección.

“Los estados donde hay más denuncias en el Ministerio Público, de violencia sexual son: Coahuila, Tabasco y Chihuahua. Mientras que los estados que tienen un mayor número de denuncias frente a la Fiscalía, son Tabasco, Coahuila y Nuevo León”, comentó Carreón Lee.

En este sentido, la abogada del Centro ProDH hizo énfasis en la importancia de recordarle al Estado mexicano que sí existe el problema de tortura y que hay diferentes formas de llevarla a cabo en el país, y no es generalizada como éste la maneja y ve.

Finalmente, el Mtro. Tadeo Luna de la Mora, responsable de Seguridad y Justicia en el IDHIE de la IBERO Puebla, destacó que el Informe Sombra es un documento amplio y bien documentado en el que exponen que la tortura es sistemática, común y generalizada. “No sé trata de una práctica llevada por una institución o corporación específica ni se lleva a cabo en un lugar específico”.

Asimismo, comentó que en Ginebra el Comité llegó a la misma conclusión que el Informe Sombra que presentaron. “Exhibimos la gravedad del problema sin que el gobierno tomara enserio esta problemática, la cual es más frecuente en el país", resaltó Tadeo Luna.

Por lo anterior, el responsable de Seguridad y Justicia en el IDHIE de la IBERO Puebla subrayó que la tortura se sostiene por tres pilares: el imaginario del otro como enemigo, la incapacidad de los sistemas de justicia y la impunidad.

Siendo así, que el especialista de la IBERO Puebla comentó que, para el caso de Puebla en el tema de impunidad, entre 2010 y 2016 la Comisión de Derechos Humanos en Puebla solo presentó tres recomendaciones, con base a 16 denuncias.

Para el Comité, es importante el tema de la tortura sexual y no se explica cómo el Estado no hace nada por tomar el tema en sus manos y acatar las recomendaciones emitidas, las cuales como mencionó Arnaiz, se siguen acumulando y el tiempo está por vencer”, finalizó Tadeo Luna.

Mundo Nuestro. Nuevo Rector en la Ibero Puebla. Ha terminado el segundo periodo del Doctor Fernando Fernández Font. Toma la estafeta Mario Ernesto Patrón Sánchez, un seglar muy cercano a la Compañía de Jesús. En la toma de posesión celebrada el lunes 6 de mayo pasado, ambos personajes y el Padre Provincial de los Jesuitas en México, José Francisco Magaña Aviña, confirmaron el perfil de una institución educativa comprometida con la realidad social de nuestro país.

Presentamos en tres párrafos la visión del mundo que comparten los directivos de la universidad jesuita en Puebla.

Y aquí la liga a los discursos de la toma de posesión del nuevo rector de la Ibero Puebla:



Foto / Agencia Enfoque

Doctor Fernando Fernández Font, S.J/Rector Ibero Puebla 2013-2019

Enorme satisfacción me da no haberme doblado, ni yo ni la Universidad, ante las presiones y golpeteo que personas afectadas por nuestras críticas, nos hicieron. Hubiera sido más fácil y menos riesgoso, quedarnos callados o silenciar nuestras voces; pero no lo hicimos, y eso muestra lo que es una Universidad jesuita. Gracias a todos los que estamos en esta maravillosa institución que supimos resistir ante los embates de los enemigos de la justicia y de la verdad.



La Compañía de Jesús sigue creyendo que la razón de ser de sus instituciones educativas es el contacto real con sus alumnos, el “cara a cara” que se da entre académicos, administrativos y alumnos; pero también la crítica social que ha de tener en el medio en el que se encuentra. Sin estos dos elementos, la institución educativa jesuita no tiene sentido.



TE PUEDE INTERESAR:

La reconciliación en México sólo será posible en el marco de una auténtica justicia: Fernando Fernández Font

P. José Francisco Magaña Aviña, S.J/Provincial de la Compañía de Jesús en México

Como sabemos, el estado de Puebla vive un momento complejo, su tejido social está roto y se ha enrarecido profundamente por la pobreza y la violencia que gol - pea lo mismo a niños que a jóvenes, mujeres y adultos. Ése es el contexto de nuestro país y de nuestra Universidad y a él debe responder críticamente, como caja de resonancia de todas las voces, para animar y fortalecer la articulación de propuestas y acciones comprometidas, todo ello con un espíritu de transformación que contemple la reconciliación y la transformación de las estructuras sociales. La IBERO Puebla, en sus 35 años de existencia, ha sabido responder a estos retos y se ha mostrado como una institución sólida, robusta y comprometida, contribuyendo con ello a la generación de actores de cambio cada vez con mayor pertinencia social para sus contextos.

Maestro Mario Ernesto Patrón Sánchez/Rector Ibero Puebla 2019-2023

La reconciliación verdadera pide que la justicia se haya hecho presente y justo por ello el servicio a la reconciliación comienza con la comprensión del mundo en el que vivimos. Sólo partiendo y comprendiendo nuestro mundo podemos asegurar que nuestro apostolado intelectual ofrezca el mejor y mayor servicio. Este enfoque en la misión, nos obliga a seguir fortaleciendo nuestras estrategias. Requiere de un enorme compromiso institucional y personal y, nos lleva a seguir nutriendo los componentes de nuestro modelo educativo, no como una pieza de museo inamovible, sino que como un andamiaje flexible que al ser creativo vislumbra los signos de los tiempos y se adapta a los nuevos retos. Nos debemos preguntar siempre la forma en la que contribuimos desde la academia y desde nuestra comunidad estudiantil a la transformación de las actuales relaciones sociales, políticas y económicas.

El pasado 1 de julio era escenario de una de las fiestas democráticas más trascendentes de nuestra historia: por primera vez, la izquierda llegaba al poder de manera pacífica, aún más, por la vía de los votos. La desafección y hartazgo ciudadano frente al PRI y al PAN se condujo por las vías institucionales para plantear con claridad un cambio de régimen, tanto político como económico. Mientras millones de mexicanos abarrotaban las casillas en todo el país y pasadas las 8 de la noche el candidato del PRI a la presidencia aceptaba no sólo su derrota sino que reconocía que había ganado AMLO, en Puebla hacía su aparición el espectro de Maximino Ávila Camacho, el cacique-gobernador de Puebla de 1937 a 1941 “porque durante 18 años después de su muerte persistió en la silla gubernamental toda una serie de incondicionales suyos, políticamente formados durante su gobierno; y porque durante otro medio siglo, el espectro de Maximino ha vuelto con frecuencia, evocado por las maniobras –o de mano dura o de vil metal- de muchos gobernadores poblanos más” (Paxman, 2018, p100).

La fiesta de los ciudadanos votando masivamente sucedía en todo el país y en Puebla también. Los votantes matutinos pudieron disfrutar las escenas de familias enteras entrando a las urnas, las largas filas que anunciaban un día histórico. Pero pasado el medio día, las primeras encuestas de salida daban a Morena una ventaja en promedio de 10 puntos para la gubernatura sobre Martha Erika Alonso, esposa del ex gobernador Rafael Moreno Valle Rosas. Y el día se descompuso. La violencia se convirtió en la marca de la elección. Funcionarios electorales y votantes de 70 casillas vieron cómo grupos armados se robaron y vandalizaron, casi siempre a punta de pistola, las urnas y los votos. El resultado dejó personas hospitalizadas y cinco muertos.

Los agresores tuvieron el manto de la impunidad. El gobierno estatal y sus aparatos de seguridad brillaron por su ausencia. Así concluía un proceso electoral marcado por la violencia, más de 13 candidatos asesinados, así como un contexto de control político electoral por parte del morenovallismo para hacer ganar a como diera lugar a la candidata Alonso. Durante la campaña tanto el Instituto Electoral local como el Tribunal electoral correspondiente, en todo momento siguieron el guión morenovallista, incluidas gracejadas convertidas en pautas electorales como el hecho de que el árbitro electoral planteara que llamar a Martha Erika Alonso “de Moreno Valle” constituía “violencia política de género”, tesis que en su momento derribó el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

Con todo y lo acontecido en esa funesta tarde de operación electoral, en la noche, Noticieros Televisa daba a conocer las encuestas de salida de Consulta Mitofsky y para Puebla ofrecía una ventaja del candidato de Morena a la gubernatura Luis Miguel Barbosa de 41% a 49%, mientras que para Martha Erika Alonso, candidata del morenovallismo en las siglas del PAN/PRD aparecía de 31% a 38%. Al día siguiente la encuestadora se disculpó pues dijo que sólo en Puebla se había equivocado. En el órgano electoral local hacían lo suyo. Mientras todos los PREPs de todos los estados que tuvieron elección para gobernador ya estaban funcionado, el de Puebla no. Tardó lo suficiente para hacer tortuoso la caída de los datos electorales que al final dieron el siguiente panorama inédito: Morena había ganado la mayoría de las diputaciones locales, 16, contra 9 del morenovallismo y 1 del PRI. Además, Morena ganó la primera fórmula para el Senado, las principales alcaldías de Puebla, incluida la capital, pero curiosamente, no la gubernatura. AMLO arrasó en Puebla dejando en el sótano a sus competidores para la presidencia y siempre estuvo en el aire la pregunta sobre qué tanto los poblanos harían voto diferenciado o qué tanto harían un voto en línea o en cascada hacia Morena.



Los resultados no dejan de asombrar. Por primera vez en la historia, los poblanos tuvieron una elección concurrente y, sin embargo, hay aproximadamente 65 mil votos de diferencia entre la elección federal y la local. Es decir, ¿65 mil ciudadanos que recibieron sus respectivas seis boletas tiraron tres?. Puebla cerró con 543 delitos denunciados a la Fepade, el 24% de las denuncias electorales a nivel nacional. A una semana de la elección más importante en la historia de México, Puebla fue el único saldo rojo en todo el país. ¿Sorprende? Para quien ha seguido la obsesión política de Rafael Moreno Valle Rosas por controlar Puebla y con este capital político disputar un espacio de poder nacional en el PAN y en otros partidos (tiene influencia y operación política en el PRI, el PRD, Nueva Alianza, el Partido Verde) no sorprende.

Como mostramos en el cuaderno de investigación número 16 de la Ibero Puebla (Hernandez, 2017), el morenovallismo se convirtió en un régimen autocrático que enfrentó la crítica y la oposición con represión, espionaje e intimidación.

Moreno Valle gobernó Puebla de 2011 a 2017, dejó a un administrador como gobernador 20 meses por las elecciones concurrentes y el árbitro electoral local ya le entregó a su esposa la constancia de mayoría que la acredita como gobernadora electa. Conocido y reconocido por su habilidad para la operación electoral se atrincheró sólo en la elección para la gubernatura para enfrentar el tsunami López Obrador. Perdió todo, menos el ejecutivo estatal. Hasta ahora. Morena ha anunciado que impugnará la elección y una vez que esté fuera del territorio morenovallista y haga su aparición el TEPJF, veremos qué fue lo que realmente ocurrió.

El autoritarismo electoral (Schedler, 2006) es un tipo de régimen político que con fachada democrática (elecciones recurrentes, instituciones electorales teóricamente autónomas) utiliza los recursos económicos e institucionales para beneficiar al candidato o candidata del grupo o familia en el poder. El partido, grupo o familia que tiene el poder logra tener un cerco mediático en su beneficio, controla el poder legislativo, buena parte del poder judicial, coloca a personeros en el órgano electoral local, utiliza los recursos públicos (presupuestos, burócratas, recursos materiales) para apoyar la campaña oficialista y utiliza la violencia velada o abierta para infundir temor o inhibir el voto.

El PRI había manejado magistralmente el autoritarismo electoral de tal forma que se aseguró 81 años de gobiernos ininterrumpidos en Puebla. Rafael Moreno Valle, ex priísta, convenció al PAN y al PRD de enfrentar al último gobernador priísta (Mario Marín Torres) con el anhelo de cambio y alternancia. Lo logró. Pero muy pronto él mismo se convirtió en lo que combatió. Hoy una buena parte de la sociedad poblana cree que Martha Erika Alonso es la reelección de Moreno Valle. Hay fundadas razones para pensar que si se sostiene su triunfo, no será ella quien realmente gobierne.



El problema es que a diez días de la elección el conflicto postelectoral se expande como fuego en llanura seca. Apenas el martes 3 de julio militantes y simpatizantes de Morena irrumpieron violentamente en un hotel poblano para desvelar un supuesto búnker electoral del PAN donde presumiblemente se operaba parte del fraude. Ahí se encontraban reconocidos operadores electorales morenovallistas y hasta un magistrado del poder judicial. La respuesta no tardó en llegar. El 10 de julio “un juez de control de la región judicial Centro autorizó una orden de aprehensión por al menos cuatro delitos en contra de Gabriel Biestro Medinilla, presidente estatal de Morena; los senadores electos, Nancy de la Sierra y Alejandro Armenta Mier; así como el diputado electo José Juan Espinosa Torres” (http://www.e-consulta.com/nota/2018-07-10/elecciones/ordenan-detener-senadores-y-lider-de-morena-en-puebla).

También ese mismo día apareció un desplegado en el diario Reforma firmado por académicos, luchadores sociales, defensores de derechos humanos y ciudadanos en general que solicitaban las acciones jurídicas correspondientes para investigar los delitos electorales del 1 de julio, alertaban que lo sucedido en Puebla era típico de una elección de Estado y exigían “se sancione a los delincuentes electorales, y si existieran los elementos jurídicos suficientes, se invalide la elección para gobernador” (Reforma, 10 de julio, p. 5).

Parece que las elecciones de estado se habían convertido en mitos geniales. Los gobernadores los pusieron en marcha de nueva cuenta para preservar sus controles territoriales, sus nuevos virreinatos. Así lo muestra Bernardo Barranco en El infierno electoral(2018) con la elección del Estado de México de 2017 para renovar la gubernatura. Afirma que en elecciones competidas “cualquier irregularidad, por pequeña que sea, resulta determinante en el resultado final”. En Puebla, como en el Estado de México, había que sostener la gubernatura para el grupo gobernante con la filosofía calderonista, “haiga sido como haiga sido”.



Y ese “haiga sido….”, Barranco lo expresa en los siguientes términos: “en la actualidad la operación electoral es integral y, en algunos casos, sofisticada. Utiliza incluso resquicios de la espesa y barroca ley en la materia. Hoy el fraude electoral puede ser colosal y sistémico”.

Mientras que a nivel nacional se observan modos políticos nunca vistos, cortesías políticas entre viejos enemigos, en Puebla el espectro de Maximino se niega a abandonarnos.

Dice Paxman que Moreno Valle “encarnó la tradición maximinista en casi todas las características clave: enérgico, vanidoso, altamente ambicioso, amigo de la clase empresarial, enemigo de la prensa libre, insistente sobre un congreso obediente, dispuesto al uso selectivo de la violencia, impulsor del monumentalismo y creador de un nuevo cacicazgo” (Paxman, pp 125.126).

Este nuevo cacicazgo, empero, a diferencia de la época de Maximino, enfrenta un contexto adverso y una sociedad civil más empoderada. No le será tan fácil sostenerlo. Pero vaya que está haciendo todo lo posible por lograrlo.

Notas relacionadas:

Organizaciones y defensores, contra la violencia electoral en Puebla

Tras elecciones, IBERO quiere la transformación de México para bien de todas y todos

Convoca a 25 mil observadores ejercicio #QueSíCuente

Referencias

Barranco, Bernardo (2018), Coordinador. El infierno electoral: el fraude del Estado de México y las próximas elecciones de 2018. Grijalbo, 215 p.

Hernández Avendaño, Juan Luis (2017) Coordinador. Rafael Moreno Valle Rosas (2011-2017): la persistencia del autoritarismo subnacional. Cuaderno de investigación número 16. Universidad Iberoamericana Puebla, 173 p.

Paxman, Andrew (2018) coord. Los gobernadores: caciques del pasado y del presente. Grijalbo.

Schedler, Andreas. Electoral Authoritarianism: the dynamics of unfree competition, Lynne Rienner Publischers, Inc. Colorado, EU, 2006.

*Mtro. Juan Luis Hernández es politólogo y director del Departamento de Ciencias Sociales de la Universidad Iberoamericana Puebla