Arte

Arte

La producción artística de los estudiantes de la Escuela de Artes Plásticas y Audivisuales de la BUAP en la coyuntura del paro estudiantil en el 2020.

Memoria estudiantil. Otro ejercicio de curaduría para una exposición en línea es Movimiento inactivo. La dialéctica del Ocio y la productividad, realizado por los estudiantes de sexto semestre de ARPA Ana Mastretta, Hamlet Cortés e Ibis Ricaño, que para realizarlo formaron el colectivo Bola de Ociosos. El trabajo fue presentado como producto final de la materia de Curaduría a cargo de la maestra Yazmín Pineda.

Movimiento inactivo. La dialéctica del Ocio y la productividad



Un ejemplo de lo que puedes encontrar en esta exposición:

La contingencia ha implicado reapropiarse del hogar, ser modificados por éste, enfrentarse a la pérdida de dicotomía entre el descanso y el trabajo, redescubrir sus límites. Hoy ¿qué límites tiene la palabra “casa”? Parece que contiene toda nuestra vida, se vuelve un refugio, una cárcel, un universo. Encerrados, transitamos nuestro hogar, su cocina, su baño, sus muebles. Volvemos a habitar lo que antes quizás solo era un lugar de descanso, ahora lo es de todo: no hay fronteras entre el espacio de trabajo, de cocina, de juego.​



Movimiento inactivo



Memoria estudiantil. La exposición en línea de la curaduría Libertad Simulada forma parte del trabajo que alumnas de sexto semestre de la Escuela de Artes Plásticas y Audiovisuales (ARPA) de la BUAP realizaron para la materia de Curaduría a cargo de la maestra Yazmín Pineda. Mariela Gonzales Segura y Iliana García Malo López acudieron a otros jóvenes autores para alumbrar este acercamiento al paro estudiantil.





Libertad Simulada / Desbordar la lucha


No se puede luchar contra la institución mediante los mecanismos que ésta propone. La lucha debe ser incómoda, porque la historia de los derechos humanos es la historia del hacerse oír, la historia de buscar tener voz cuando no deberías de hablar.

Pero ¿qué ocurre cuando la lucha es avalada por la agenda política de los opresores?

Libertad Simulada es una curaduría que cuestiona el paro de actividades convocado el 25 de febrero de 2020 por la Facultad de Medicina de la BUAP, tras el asesinato de tres estudiantes y un civil, cuyos nombres ya se nos olvidaron.
Respondió toda la universidad, cada facultad miró dentro de sí y descubrió sus propias exigencias, su propia lucha.

Días después, el 5 de marzo, estudiantes de toda la ciudad se solidarizaron en la marcha más grande en la historia de Puebla.

Tres meses después, al inaugurarse esta exposición, los asesinatos continúan impunes.

¿Sirvieron de algo el paro y la marcha, o sólo fueron un espectáculo dentro de las tensiones políticas entre el rector y el gobernador? La respuesta de las autoridades fue complaciente, les dieron una palmadita en el hombro a los estudiantes y les dijeron que eran muy valientes, mientras las exigencias quedaban al aire.

En la experiencia de ARPA, mientras estaba tomada la facultad, en el CCU todo seguía como si no pasara nada: los compañeros gritaban a todo pulmón en el SUR 1, mientras la gente comía muy tranquila en los restaurantes de al lado.

Facultad por facultad se fue levantando el paro.
Tan solo a unos meses después, esos días se sienten aislados, inverosímiles, ajenos.

Pareciera que no hay historia detrás, cuando dos prepas BUAP llevan su nombre en honor a líderes universitarios asesinados.

Ya son más de cincuenta años desde los movimientos estudiantiles que constituyeron nuestra universidad.

Pero ¿qué lagunas hay entre el Carolino que tomó Enrique Cabrera en 1961 y el Carolino que este 2020 vio marchar a 150 mil estudiantes?

La universidad que luchaba por toda causa social se fue hace mucho tiempo.

En este marco, Libertad simulada es un esfuerzo de artistas y curadoras de ARPA por entender un proceso que nos desborda a todos, a estudiantes, maestros y autoridades. Mediante vídeo, collage digital, ilustración, esta propuesta de curaduría virtual se presenta distinta para cada usuario, donde se le permite ser libre únicamente bajo los parámetros ya programados.

Ana Mastretta Yanes

Memoria estudiantil

Paro estudiantil ARPA

El 26 de febrero del 2020 la Escuela de Artes Plásticas y Audiovisuales (ARPA) se fue al paro en apoyo del movimiento estudiantil iniciado en la Facultad de Medicina de la BAUAP. Esa fue la respuesta tras el impacto de cuatro asesinatos que no solo despertaron la indignación de toda la comunidad que exigía seguridad, sino que provocaron que en todas las facultades recordaran pasadas denuncias hacia la institución.



¿Qué sucedió en ARPA?

La comunidad estudiantil de ARPA proclamó eL apoyo al paro iniciado en Medicina, sin embargo, decidió emitir su propio pliego petitorio ya que tenían sus propias demandas. El pliego petitorio estaba enfocado en gran parte a el acoso y la violencia hacia las mujeres. El 22 de marzo del 2019 un grupo de estudiantes realizó una denuncia pública mediante un tendedero donde exhibían a alumnos y profesores de acoso sexual, hostigamiento o comportamiento lascivo; se efectuaron denuncias siguiendo el protocolo de la BUAP y fueron ignoradas por las autoridades. La falta de atención psicológica en la escuela también fue un punto que retomaron los alumnos en su pliego petitorio, la perdida de estudiantes y la creciente cifra de alumnos con depresión estaba siendo alarmante.

La chispa se había encendido tras la marcha, y las brasas eran la demandas de los alumnos de ARPA. Con ello en mente, la mañana del 26 de febrero se reunieron desde nuy temprano afuera de las instalaciones; Muchos llegamos a las 6 de la mañana, y conforme avanzó la jornada la presencia de los estudiantes fue cada vez mayor. Cúmulo de Virgo se llenó de euforia y las consignas se escucharon a lo largo del día. El calor se hizo presente, pero ese día nada pudo acallar a los estudiantes en paro.



Fotografía por Fernando Moisés: Alumnos reunidos frente a las instalaciones de ARPA.



Fotografía por Fernando Moisés.

Fotografías por Fernando Moisés.

Fotografías por Fernando Moisés: Los alumnos llegaron con cartulinas y plumones para hacer carteles y colocarlos en las rejas.

Fotografías por Fernando Moisés: Los carteles mostraban el apoyo a la facultad de medicina.

Fotografías por Fernando Moisés: La creatividad de los estudiantes de ARPA se notaba en cada cartel.

Fotografías por Fernando Moisés.

Fotografías por Fernando Moisés: Los estudiantes foráneos se enfilaban para protestar.

Fotografías por Fernando Moisés.

Fotografías por Fernando Moisés.

Fotografías por Fernando Moisés: Los estudiantes exigen justicia para José Antonio, Ximena Quijano, Francisco Tirado y José Manuel Vital conductor de UBER.

Fotografías por Fernando Moisés: Se colocaron a los costados de Cúmulo de Virgo para llamar la atención de los conductores que pasaban por ahí.

Fotografías por Fernando Moisés.

Fotografías por Fernando Moisés.

Fotografías por Fernando Moisés: Estudiantes sosteniendo los carteles para ser vistos, gritando las consignas para ser escuchados.

Fotografías por Fernando Moisés: Poco a poco la calle se llenaba de estudiantes.

Fotografías por Fernando Moisés: La presencia de alumnos de ARPA y de la Facultad de Comunicación se veía a lo largo de Cúmulo de Virgo.

Fotografías por Fernando Moisés: Alzaban la mano para detener a los conductores y poder intervenir la calle.

Fotografías por Fernando Moisés.

Fotografías por Fernando Moisés: “México muerte segura”

Fotografías por Fernando Moisés: Los estudiantes se agrupaban para detener el tráfico mientras compañeros pintaban sobre la calle.

Fotografías por Fernando Moisés: Conductores bloqueados por los estudiantes.

Fotografías por Fernando Moisés

Fotografías por Fernando Moisés: Los Alumnos continuaron fuera de las instalaciones durante todo el día.

Fotografías por Fernando Moisés.

Fotografía por Antonio Cruz

Fotografía tomada por Julio Guerrero

Toma de instalaciones

Los alumnos comenzaron a organizarse para la asamblea. En ella se definiría el inicio del paro. Se asignaron voceros de generación, se habló de lo que depararían los días siguientes y se esperó la llegada de los directivos para comunicarles la decisión colectiva de entrar en paro total. La noche caía y con ella el frio, se llevaron cobijas y cojines para pasar la noche. Los estudiantes crearon comitivas desde el primer día, limpieza, víveres, seguridad; y se instauran los horarios para cuidar puertas y realizar los rondines. Con el paso de los días se formarían más comisiones porque las necesidades así lo requerirían.

La euforia continua y crece, el apoyo de estudiantes de ARPA se hace presente.

Fotografía por Julio Guerrero: “Ser estudiante hoy da miedo”.

Fotografia por Julio Guerrero: La mañana del 27 los alumnos continuaban en las calles.

Fotografia por Julio Guerrero.

Fotografía de Julio Guerrero: Seguían en las calles, con cobijas para cubrirse del frio de las 6 de la mañana.

Fotografía por Julio Guerrero: El Instituto de Ciencias de Gobierno y Desarrollo estratégico mostro su apoyo al movimiento estudiantil e hicieron presencia el primer día.

Fotografía por Julio Guerrero.

Fotografía por Julio Guerrero.

Fotografía por Julio Guerrero: La música se hizo presente desde el primer día del paro.

Fotografía por Julio Guerrero

Memoria estudiantil



La comunidad parista de ARPA

Estas son las ilustraciones e infografías que la comunidad parista de ARPA ha creado para motivarse y mantener el espíritu de lucha entre ellos mismos. Estas no pretenden ser formales, y tienden a tener un tono cómico para poder simpatizar con los mismos estudiantes.







"Viento" / VIDEO

La comunidad parista de ARPA

Este pequeño corto documental fue hecho durante los preparativos para el cierre simbólico de las instalaciones de la Escuela de Artes Plásticas y Audiovisuales, donde los estudiantes paristas de ARPA, cubriendo de listones con mensajes de lucha, y colocando muñecos espantapájaros rellenos de botellas de plástico, hacían desalojo de la instalación, constatando que era únicamente para acatar las recomendaciones de la Secretaría de Salud debido a la pandemia del COVID-19, pero que, simbólicamente, ellos seguían presentes en la lucha.