Universidades

El campeonato mundial de League of Legends da inicio el 1° de octubre de este año.

La sede es Corea del Sur, considerada la mejor región en el rendimiento del videojuego en el mundo, y la eficacia en su servidor facilita todo. Un total de 24 equipos, de cinco jugadores profesionales cada uno, en la lucha por la Copa del Invocador. Hasta el 3 de noviembre se conocerá al equipo victorioso del Worlds 2018, quienes alzarán la copa ante su afición.

Este videojuego es de 5 vs 5 en tiempo real de forma online por computadora. La duración de cada partida va de los 25 a los 40 minutos aproximadamente. Para cada partida debes seleccionar un campeón con el que desees jugar, existen más de 150 campeones disponibles para escoger y competir. Es un juego de estrategia en el que tienes que cumplir objetivos para obtener beneficios ante el equipo enemigo y destruir su nexo (base). Con este último objetivo concluye la partida y se determina al ganador. Al finalizar, una nueva ventana aparece con la información de las estadísticas del rendimiento general de la partida, en el que puedes observar tus fortalezas o debilidades que te llevaron a la victoria o a la derrota.



Resultado de imagen para league of legends worlds 2018

Publicidad del Worlds 2018, en Corea.

El 2 de octubre, sale a la luz una convocatoria para un torneo en el día de la comunidad, el 10 de octubre; los jugadores solo podrán ser estudiantes de la IBERO Puebla. Mis compañeros de equipo y yo nos interesamos de inmediato, pero a falta un integrante en nuestras filas que está de intercambio durante este semestre, buscamos un buen reemplazo para la ocasión. El equipo, conformado por estudiantes de diferentes carreras (comunicación, ingeniería automotriz, diseño de animación e interacción digital, derecho e ingeniería civil) finalmente está completo, gracias a la suma del estudiante de leyes.

Resultado de imagen para video juegos posición jungla



Consejos para ser un buen Jungla...

Con las energías del Worlds 2018 mezcladas con las propias por el torneo en la uni, pasamos muchas horas de entrenamiento con ganas de demostrar lo mejor el 10 de octubre. Desconocemos cuantos equipos están inscritos, por lo tanto, ignoramos sus posiciones, es decir, sin son superior (top), jungla (jg), medio (mid), adc o soporte(sup), los dos últimos conforman el carril inferior (bot). Con esto como base, repartimos las posiciones conforme nuestro modo de juego, dependiendo de nuestras aptitudes, habilidades y experiencias en cada línea del mapa. Hay campeones especializados en cada una de las posiciones; van desde tiradores, su daño físico se ejecuta a distancia; magos, quienes con su poder de habilidad intentarán darle a los objetivos enemigos; tanques, los que resisten mucho daño cuando se compran armadura y resistencia mágica, para contrarrestar daño físico y poder de habilidad respectivamente; luchadores, capaces de entrar a una lucha grupal y recuperar vida rápidamente; asesinos, con movimientos ágiles se mueven entre los enemigos, su daño es explosivo; y soportes, poniéndote un escudo o dándote vida en el momento más necesitado.



+++++

Invertir tiempo en un videojuego no es de las mejores cosas vistas en la sociedad. Mediante estereotipos, encapsulan a este modo de entretenimiento como algo negativo; pérdida de tiempo, aumento de la violencia o agresividad en una persona, distorsión de la realidad, pérdida de interés en otras actividades, etc. Pero lo que yo he aprendido con los videojuegos ha sido a crear comunidad. Un gusto en común genera vínculos con otras personas, y cuando se vuelven más cercanos, son más fuertes y estables. Mi comunidad comparte un grupo de whatsapp para permanecer en contacto y poder jugar al mismo tiempo cuando nuestros tiempos libres se cruzan y existe la oportunidad. League of Legends cuenta con llamada de voz en su servidor, que puedes activar o desactivar cuando generas el grupo antes de iniciar una partida, facilitando la comunicación de equipo.

La expansión del juego es tal, que la final en vivo del campeonato del 2017 tuvo más de 75 millones de espectadores a nivel mundial, público formado por los diferentes servidores existentes: Europa del este (EUW), Europa del norte y este (EUNE), Latinoamérica norte (LAN), Latinoamérica Sur (LAS), Norteamérica (NA), China y Taiwan (TW), Corea (KR), Brasil (BR), Oceanía (OCE), y Turquía (TRQ). A partir de la siguiente temporada, Latinoamérica norte y sur se fusionarán creando el servidor LA.

El 3 de octubre, tomamos la decisión de tener un couch para dirigirnos en la preparación del torneo, y no será hasta el otro día cuando se lleve a cabo el entrenamiento oficial como equipo. El couch fue seleccionado por ser un jugador que conocemos con buenas técnicas de bloqueo y conocimiento de composición en equipos, así como sus cinco años de experiencia en el juego con sus cambios durante cada temporada. La consciencia ante las debilidades es el primer paso que aprender, la inexperiencia es notoria cuando un equipo en su totalidad lleva poco tiempo jugando a la par. Muchas partidas ganadas, y muchas otras perdidas, solo tratando de mejorar en cada movimiento entre las teclas y el repiqueteo del mouse preciso.

Resultado de imagen para league of legends worlds 2018

El campeonato mundial se realiza por primera vez en 2011, obteniendo el título de ganador un equipo de la región europea de nombre Fnatic (FNC). Esta fue la única ocasión que un grupo europeo logra alzar la copa del Invocador llevándose 50,000 dólares como recompensa. Al siguiente año, equipos chinos y coreanos se integran como equipos competitivos, manteniéndose constantes en la victoria. SKT Telecom T1 (SKT T1) está en la cima con 3 copas, seguido de Samsung Galaxy (SMG) con 2; ambos equipos son de origen coreano. La única victoria de la alineación china fue representada por Taipei Assasins, a quienes no se ha visto en cuartos de final del Worlds desde entonces.

En SKT T1 se encuentra el mejor jugador a nivel mundial conocido como Faker, con 22 años sus padres administran sus ingresos y le dan un sueldo mensual. Para su mala fortuna el equipo no logró entrar al campeonato más importante de este año. Este equipo pertenece a una televisora coreana SK Telecom, contando con gran audiencia en China, Corea y Asia en general.

Como videos publicitarios en el Worlds 2015, la serie documental Legends Rising mantiene atentos a los fanáticos con el tráiler que presenta a los jugadores más importantes hasta ese momento, destacando la historia y trayectoria durante su dedicación profesional al videojuego. Para League of Legends, existen leyendas desde que tienen 17 años, como sucede con deportistas profesionales en la actualidad. Cuenta con 2 temporadas, introduciendo a jugadores que representan diferentes regiones y nacionalidades.

++++

Desde el 4 de octubre y durante el fin de semana, tenemos entrenamiento guiado por el couch. La base es práctica de campeones en cada una de nuestras líneas, y posibles composiciones con los diferentes campeones que comparten la grieta del invocador. Lo que conforma a un grupo como buenos trabajando en equipo es su comunicación durante el tiempo de partida, conforma una parte crucial en el juego temprano, medio y tardío. Tu movimiento en el mapa y el seguimiento del mismo determina tu información del equipo enemigo, por lo tanto, indica como debes movilizarte y obtener mayores recompensas.

Una habitación, dos escritorios y cinco computadoras portátiles son testigos del esfuerzo que requiere trabajar en equipo para cumplir una meta. El objetivo es no rendirse y seguir en el camino de la grieta hasta la victoria. Nos acompañan litros de café y cigarros durante varias horas, hasta en el descanso, mientras vemos partidas del mundial que está en vigor.

Entrenamos sin cesar y sin dejar de echar ojo al League of Legends en Corea del Sur.

Día de la Comunidad 2018 en la Ibero Puebla.

El 6 de octubre se realiza la inscripción de forma individual del equipo Ibero Sin Manos (ISM) para el torneo interno de la universidad. Ese mismo día, juega el equipo de Latinoamérica en la competencia mundial de nombre Infinity (INF), quienes lograron su entrada a los Play-Ins de la competencia derrocando a los ganadores invictos Rainbow 7 (R7) de la región LAN. A pesar de su inexperiencia, teniendo 4 de 5 jugadores que no han participado en ninguna competencia a nivel internacional, logran llegar lejos por su desempeño contra el equipo chino Edward Gaming (EDG) por su técnica pulida en batallas grupales en el mapa. Sin embargo, quedan fuera en la segunda ronda clasificatoria para la fase de grupos a manos del equipo europeo G2 Esports (G2), rompiendo las ilusiones de fanáticos latinos por la oportunidad que se presentaba ante nuestros ojos. Infinity, siendo el último equipo que llega a Corea delimitando su tiempo de entrenamiento en el servidor coreano, destaca por jugadas que permiten el primer Pentakill del mundial. El Pentakill se anuncia cuando un jugador con ayuda de su equipo elimina a todo el equipo oponente logrando un exterminio y poder llegar a la base enemiga para destruirla.

Hasta el 8 de octubre los organizadores del torneo dan a conocer los equipos participantes para el día de la comunidad. Seis equipos que están dispuestos a darlo todo en la grieta del Invocador. Un conjunto de 30 jóvenes de 18 a 24 años compite por primera vez en un duelo organizado por su universidad, en la ciudad de Puebla. Los equipos inscritos son Gansitos, Viajax, Masacuata Gaming, Cuack Ibero Sin Manos y Team Yordle. En la tabla se enfrentan en primer lugar Gansitos vs Viajax, seguido de Masacuata Gaming y Cuack. El ganador del primer enfrentamiento se emparejará con Team Yordle, y el del segundo se enfrentará contra Ibero Sin Manos, mi equipo.

El 10 de octubre nos presentamos en el salón 008 a las 12:00 hrs. al inicio del torneo, mientras juegan otros competidores en overwatch y super smash bros. Los competidores están reunidos, al igual que espectadores de diferentes carreras que esperan sea un encuentro digno para el primer torneo interno que se realiza. Con regularidad aparecen personas que se asoman al salón para observar la energía de la audiencia, aunque no entiendan que hacemos reunidas ahí más de 50 personas viendo un enfrentamiento online.

A las 4 de la tarde da inicio la única partida que podríamos jugar durante el torneo exprés, con una derrota quedamos fuera, estando a tan solo un paso de la final. Todos listos en cada computadora con los auriculares puestos para ejercer una correcta comunicación durante la partida. La fase de bloqueo y selección está a manos del couch, quien ha estudiado las posiciones de los demás jugadores inscritos para estar conscientes de sus fortalezas y aprovecharnos de sus debilidades en el enfrentamiento. Masacuata Gaming arrasa con su oponente Cuack y después acabará con nosotros. Concedemos la derrota, entre risas vemos a nuestros campeones morir en la grieta, impresionados del juego en equipo que muestra el opositor. Este grupo se mantiene invicto y gana el primer torneo de la comunidad.

Resultado de imagen para league of legends worlds 2018

Fnatic estaá entre los finalistas del Worlds 2018

A la par, continua el Worlds 2018. Ofrece sorpresas, pues quedan fuera los equipos coreanos más fuertes; dos equipos europeos, un norteamericano y un chino se enfrenten en semifinales. Con esta apertura en el campeonato mundial, donde la diversidad de regiones tiene lugar, permite alcanzar la victoria entre equipos que no se consideraban como favoritos para ganar. Esto genera mayor competencia, y deja un claro mensaje ante los que se han llevado cinco copas en los ocho años del Worlds.

Este sábado se define la final del campeonato, no tardamos en organizar un encuentro del equipo para ver la transmisión en vivo del acontecimiento que esperamos año con año y ver a los mejores equipos enfrentarse. Ver la copa alzarse llena de euforia nuestros corazones ante el tiempo que se ha dedicado a esta actividad durante varios años desde el lanzamiento del juego.

Mundo Nuestro. Presentamos esta crónica del académico de la Ibero Puebla, Germán Báez Monterrubio, quien formó parte del taller de periodismo narrativo llevado a cabo por Mundo Nuestro dentro de la materia de Periodismo que imparte la Maestra Ana Lidya flores en la carrera de Comunicación en esa institución. La crónica ha sido publicada también como parte de los testimonios presentados por esta revista digital en torno a la violencia ocurrida en la pasada elección del 1 de julio en Puebla.



Domingo 1 de julio del 2018. A las 9 de la mañana salgo de casa, la luz del sol brilla diferente, combina con un aire de cambio que se respira en el ambiente. Circulo por diferentes avenidas de la ciudad y a golpe de vista detecto un movimiento inusual, distinto al resto de elecciones que he vivido en los últimos años.

Largas filas desbordan las calles y las casillas que recorro a mi paso. Llego a mi destino, por azares de la vida una primera parada me obliga a visitar la casilla instalada en el Instituto Oriente. Al llegar, largas filas de adultos mayores, principalmente, se arremolinan para emitir su voto, y la edad no es impedimento para soportar el sol, que para esas horas ya pega a plomo.

Tras una hora en aquel lugar, salgo con un dejo de confianza en que por fin después de mucho tiempo este país puede conseguir una reestructuración de fondo y no solo de forma. De regreso a casa, busco qué comprar para desayunar y lo primero que veo es un triciclo con tamales, me detengo para darme cuenta de que la masa se ha agotado. Sigo mi camino y me topo con dos puestos más y la historia es la misma, no es sino hasta el cuarto ambulante que logro mi cometido de comprar algo que comer. Reflexiono y pienso que esas largas filas hambrientas de cambio, saciaron un poco dicho síntoma con tamales y atole.



Antes de llegar a casa veo mi reloj y pienso, animoso, que es mejor emitir mi voto a buena hora, pues ya son casi las once de la mañana, de lo contrario, más tarde, las colas de votantes serán interminables. Al llegar a la casilla de la sección 1012, ubicada en el distrito 9, específicamente en la Ex hacienda Rancho Colorado, me percato que la fila no es tan larga, pero si fluida.



Mientras espero mi turno para encerrarme conmigo mismo y estudiar cada una de las seis boletas que debo tachar (presidencia, gobernador, presidente municipal, senadores, así como diputados locales y federales), veo a más de una docena de personas con playeras que llevan bordados los logos de los diferentes institutos políticos. Al verlos ahí, mi certidumbre se confirma y avanzó con paso firme rumbo al cambio que quiero para mi país.

Tras retacar las urnas, regreso para recibir el sello dactilar, ese que confirma que una persona ha cumplido con su deber cívico, al tiempo que pienso que me hubiera gustado que Diego (mi hijo de casi cinco años) me acompañara a vivir este momento histórico para un México tan descompuesto, y que sirva de precedente para que el en el futuro, el sufrague por lo que crea y quiera. No pudo ser así, porque este fin de semana lo pasó con su madre, así que ya será para otro momento.

Al salir de mi casilla, el sol azota con mayor fuerza, pero nada ni nadie puede robarme esa sonrisa “transformadora”, esa que te dice que estos ocho años de opulencia, nepotismo, obras faraónicas, de derroche de dinero, de deuda pública (36 mil millones de pesos en PPS), de fideicomisos apócrifos, de huachicoleros, de violencia, de feminicidios –más de 500 mujeres en este tiempo-- se pueden terminar.

Al llegar a casa, me siento a desayunar, y mientras hago un zapping exhaustivo entre un canal y otro, trato de conocer la opinión y tendencia de los “líderes de opinión”; veo en Las Estrellas a López Dóriga, paso a Azteca para conocer la opinión de Alatorre y complemento mi idea con Aristegui y Solórzano. Con sus respectivas fobias y filias el mensaje es el mismo, el ambiente en el país es homogéneo, todos salen buscando nuevos caminos de democracia, curitas para la pobreza, la desigualdad, las desapariciones y el desempleo.

Noticias como estas van disipando la idea de un fraude anunciado y las suposiciones hechas con antelación que presagiaban una presunta estafa del partido en el poder, el PRI, para continuar hundiendo al país, pero sobre todo para tapar el cochinero en que nos ha metido Peña Nieto. O bien de la posible declinación de José Antonio Meade a favor de Ricardo Anaya, con tal de no dejar que Andrés Manuel López Obrador por fin llegue para alcanzar la llamada “cuarta transformación”.

Como siempre ocurre, para esas horas del día (la una de la tarde), los medios editados en el centro del país hacen caso omiso a la realidad de los estados. Ante ello me vuelco a los medios locales y el silencio de Javier López Díaz, Carlos Martín Huerta, Juan Carlos Valerio, Iván Mercado, Enrique Montero Ponce y otros más me hacen pensar que el destino de la familia Moreno Valle-Alonso Hidalgo no parece muy halagador. Cosa contraria a lo que se lee y escucha a través de Alejandro Mondragón, Rodolfo Ruiz, Sergio Mastretta e incluso Fernando Canales, personajes que en sus medios y redes sociales informan que las encuestas de salida estaban cargadas del efecto AMLO, de un voto en cascada que marcaba como favoritos y vencedores a la alianza Juntos Haremos Historia.

Pero ese mismo silencio de los noticieros más mediáticos en el Estado empiezan a enrarecer el ambiente. Son las 3 de la tarde y las redes sociales se comienzan a desbordar con tuits y publicaciones en dos sentidos. El primero de ellos dice que el PAN va abajo y que MORENA está arrasando, que el voto en cascada se está cumpliendo. Por otra parte, las alertas comienzan a encenderse, las redes se llenan con señalamientos de reporteros y ciudadanos que denuncian que ya hay violencia en la capital, que son varias las casillas que a punta de pistola han sido robadas.

En primera instancia suena a rumor, pero las noticias de ciudadanos hartos del morenovallismo alzan la voz y las consignas afloran. Lo primero que cruza por mi cabeza es que los rumores de los cuartos llenos de billetes por parte de operadores del PAN no son tan irreales, que la compra de centrales de taxis para la movilización de mapaches electorales no es tan descabellada, que el pago de cinco mil pesos por taxista no solo era un murmullo. En verdad Martha Erika y el PAN quieren todo y no lo dejarán escapar tan fácilmente.

Para distraer mi mente de tanta información y con la finalidad de no dejar que mi mamá se vaya caminando a sufragar decido que una buena opción para medir el pulso informativo es visitar nuevamente las calles y las casillas, y saber qué tanto las noticias pueden ser veraces y que tanto no. Al llegar a la calle cerrada de terracería en donde se ubica la casilla, veo que hay poca actividad, que los carros no son muchos, pero llama mi atención que, en sentido contrario al mío, un auto versa blanco del año –recién salido de agencia-- sin placas, ni permiso, se acerca sospechosamente; al entrecruzar caminos también intercambiamos miradas, y al hacerlo me percato que dentro del vehículo van cinco sujetos con cara de malandros, y que son ellos los que me miran con cara de pocos amigos.

Al virarme para estacionarme, observo que el vehículo se queda parado en doble fila enfrente del acceso principal del lugar, descienden tres de los cinco sujetos y de reojo veo que uno de ellos, moreno, calvo y obeso, se ajusta el pantalón por la cintura. Nuevamente cambiamos miradas, hago una pausa para decirle a mi mamá que no se baje del coche, que se espere porque algo no me gusta de esas personas, al ver que los observo el carro avanza y ellos detrás de este caminando, como emprendiendo una huida. Al ver su paso, supongo que mi sospecha era infundada, tras esto le digo a mi madre que bajemos. Caminamos unos cuatro metros para llegar a la entrada y cruzamos un pasillo de unos cinco metros más para llegar al salón en donde las mesas, las sillas y las urnas. Dispuestas para esta fiesta democrática. Dejo en la puerta a mi madre y me quedo afuera para esperarla, pues adentro ya no puedo estar. Me quedo en el Lobby, en lo que volteo me doy cuenta de que los tres sujetos están de regreso e ingresan por la puerta principal, ingresan con paso firme en primer lugar el gordo de camisa amarilla, junto con un joven de estatura media y otro más de complexión media y de unos 180 centímetros de altura.

Pese a mis sospechas, me quedo en la puerta y veo como el tipo gordo calvo y el alto con chamarra de piel negra se quedan custodiando la puerta, mientras que el más chaparro y joven, con gorra y gafas se “mete a votar”. En ese momento, me percato que mi celular lo había dejado en el auto, no podía llamar, textear, ni nada. Justo cuando pienso en escabullirme al auto, en ese mismo instante veo como el gordo lleva sus manos debajo de su playera, percudida, y veo que toma un revolver, a decir por mi poco conocimiento en armas, me parece calibre 38 mm.

Todo es cuestión de segundos, milésimas de segundo quizá, pero la película pasa tan rápido que sólo alcanzo a ver cómo, al sacar la pistola, un joven de 27 años, por mucho, delgado y no muy alto, se avienta sin pensar a tratar de detener el ataque y mete su cabeza por debajo del hombro, en la axila para ser exactos, con lo cual consigue que el malandro no tenga control del arma, justo ahí corro por el teléfono y al salir de ahí oigo el primer disparo. En medio de los gritos y con la prisa por tratar de abrir el auto se escucha una segunda detonación. Es ahí cuando los vecinos de un fraccionamiento contiguo a la casilla salen para tratar de hacer algo y lo que hacen es llamar al 911. Justo cuando voy de regreso, veo salir corriendo a los sujetos para subirse al coche que se había echado de reversa para esperarlos y salir huyendo.

Al entrar al lugar, lo primero que veo en el piso es una casilla tirada, una gorra, un pedazo de gafas negras y señoras en crisis por el hecho sucedido. Pero más allá, por sus hijas de seis y ocho años que por acompañarlas vivieron tan traumático momento. Así como a mi madre sentada en una barda pequeña haciendo una llamada y soltar una bocanada de alivio al verme entrar; pregunto cómo está y la noto tranquila. La inmediatez de los dispositivos móviles, hacen que todos comiencen a llamar a familiares, policías y conocidos para pedir ayuda. Por su parte, los representantes de casilla llaman nerviosos al INE en Puebla. Son momentos de incertidumbre, y diría Vicente Fox de “sospechosismo”, ya han pasado más de 20 minutos y no llega un maldito policía. La sospecha crece, no es posible que a escasos 150 metros o menos haya un sector de la policía y la misma Secretaría de Seguridad y Tránsito Municipal y no pueda haber alguien que llegue para saber o perseguir a los delincuentes.

Son minutos de angustia, y lo único que oigo es al representante del INE decir “que se cierren las puertas”, pese a que la gente seguía llegando y tener a 20 ciudadanos esperando afuera, la indicación fue “la casilla será cancelada y cerrada por condiciones de inseguridad”. Me acerco a él y le digo que no puede hacer eso, que hay gente queriendo votar y que la casilla tendría que abrirse en un espacio alterno o ahí mismo, pero que ellos no podían quedarse sin emitir su voto, que la elección no podía pararse por un acto como ese. A esto la respuesta fue nula o imperceptible pues solo sacudió los hombros.

Tras lo sucedido, lo primero que viene a mi cabeza es llamar a amigos de medios de comunicación para denunciar lo sucedido, sin embargo mi queja simplemente se queda en buzones de voz pues ninguno tomo la llamada. Una segunda idea viene a mi cabeza, ésta vez creo tendrá mayor eco, para ello escribo un tuit arrobando a López Díaz, Valerio y Carlos Martín… desgraciadamente la respuesta es la misma “no hay”, ni siquiera un retuit. Todo este accionar me hace pensar mal, es decir, confirmo que cada uno de los actos de violencia y provocación estaba decidido y acordado. Al cabo de los minutos, muchos por cierto, finalmente llega la policía, un par de elementos, que al entrar preguntan sobre la situación y no hacen ni dicen más. Lo único que alcanzan a balbucear es que se quedarán a cuidar la casilla. Como si los maleantes fueran tan torpes para regresar a la escena del crimen después del delito. En fin, tras esos minutos de espera para poder salir, busco más información en redes para conocer más de lo que pasa en la ciudad y en el estado, pero nada… el silencio mediático es sepulcral.

Por fin, después de ser testigos y opinar que la votación debe seguir, las autoridades electorales y representantes de partidos políticos levantan la urna tirada, que los maleantes no alcanzaron a sustraer, y deciden retomar las actividades propias de la jornada.

Sin embargo, con ese precedente el regreso a casa fue extraño, mi mamá y yo llevábamos a cuestas un sentimiento de dolor, coraje, frustración e impotencia, todos revueltos haciendo un coctel con un gran tinte de pesimismo que nos llevó a preguntarnos ¿hace cuánto esto no pasaba en Puebla? Y a confirmar que nuestras sospechas de que Moreno Valle no dejaría tan fácilmente el poder no eran tan erradas, que esto en efecto era la crónica de un fraude anunciado, la escena más burda de una obra que siempre tuvimos delante de nosotros y que no quisimos ver.

Solo como morbo y para no dejar pasar por alto lo sucedido a partir de esa hora me dediqué a estar atento de los radares informativos de cada hora, de los reportes de las estaciones con noticieros locales, los cuales siempre emiten alguna opinión o van dando resultados parciales y me impresionó que ninguno habló de los actos de violencia, del robo de urnas, de la forma tan vil en la que hicieron ver que “no pasaba nada”, es más algunos ni asomaron la cabeza, simplemente continuaron con su barra de música. “Qué difícil es saber lo vulnerables que estamos los ciudadanos ante estos actos, y no solo tiene que ver con la violencia electoral, sino con la impunidad con la que cualquier persona puede lastimar a otra sin que haya consecuencias”.

Finalmente, como cada domingo nos reunimos en familia para comentar las aventuras de la semana, esta vez la charla político-electoral no fue la excepción, contamos lo sucedido horas antes y el sentimiento unánime fue el mismo, “se quieren robar la elección”. No es posible que las muestras sean tan evidentes y no haya nadie capaz de denunciar. Así, reunidos todos nos dieron las 8 de la noche, vimos salir victorioso a López Obrador, unos a favor otros en contra conversamos de lo que venía para el país, pero lo que más nos ansiaba conocer era el resultado de Puebla, nos dieron las 22:00 horas y la incertidumbre era la misma, cada uno partió a sus respectivos hogares con un dejo de desesperanza, en donde vilmente habían mancillado la voluntad de los poblanos.

¿Qué viene ahora, que nos depara el futuro?, no lo sabemos, queda claro que nuestro futuro está en manos de unos cuantos, en la voluntad política de cada uno de los poderes que ha sido subyugado al mandato de una persona, qué esperar cuando el Instituto Electoral está tomado por un grupo que obedece al mismo dueño al que obedece el Congreso del Estado, a un político lleno de soberbia y hambriento de poder que busca perpetuarse. ¿Revelarnos? ¿Someternos?... Esto no se trata de partidos, se trata de ciudadanos que estamos hartos y que queremos que las cosas en el estado y en el país cambien, personas hartas de la normalización de la violencia, la inseguridad y la prepotencia de grupos facticos que nos pisotean por poder.

Mundo Nuestro. La Escuela de Artes Plásticas y Audiovisuales (ARPA) de la BUAP invita a la Cuarta Subasta de obra de arte. Es el trabajo de más de cincuenta estudiantes de las licenciaturas de Artes Plásticas, Arte Digital, Cinematografía y Mercadotecnia y Medios Digitales en las disciplinas de dibujo, (digital y tradicional), grabado, pintura, escultura y fotografía e ilustración.

La subasta de 56 trabajos se realizará el lunes 10 de diciembre en el CCU, pero puedes visitarla en la galería de ARPA, Fernando Ramírez Osorio, en el edificio Sur 1 del mismo Complejo. Dicha facultad de artes celebra la graduación de su primera generación de estudiantes. Y nos invita a este evento para apoyar la producción de obra de su alumnado, y con ello, la producción artística en la Ciudad de Puebla, un lugar donde el arte poco a poco va ganando terreno en la vida pública.

La acuarela de la portadilla lleva por nombre Azul-celeste rizadas de espuma #4tasubastaarpa, y la autora es Maria Fernanda Illescas Mariñelarena.



Aquí puedes ver una galeria de fotos a la #4taSubastaArpa

Conoce las esculturas que se subastarán este 10 de diciembre en el Centro de Seminarios del Complejo Cultural Universitario durante la #4taSubastaArpa. ¡Ven y disfruta de este evento único! Tu apoyo es primordial para la comunidad de alumnos que participan.



La #4taSubastaArpa concentra 54 obras de arte divididas en 5 lotes, cuya autoría es de alumnos de la Escuela de Artes Plásticas y Audiovisuales BUAP. Te presentamos el primer lote para que conozcas las dimensiones, técnica y precio de salida que tendrán. Con la adquisición de una de estas obras apoyas la formación de nuevos artistas. ¡Ven, elige, compra!

Mundo Nuestro. Como todos los años, arrancó la EXPO IBERO OTOÑO 2018. Expo IBERO tiene como objetivo impulsar la creatividad y el compromiso social de los alumnos de las diversas licenciaturas de la Institución, para con ello muestren su capacidad para responder a los retos actuales y contribuyan a la creación de mejores condiciones de vida en el país. 550 trabajos, de los cuales 350 fueron presentados por el Departamento de Arte, Diseño y Arquitectura (DADA); 76 de Ciencias e Ingenierías; 10 de Humanidades, 34 de Ciencias Sociales, 54 del Centro Intercultural de Reflexión y Acción Social, 24 de Ciencias de la Salud, 6 de Negocios y varios proyectos interdisciplinares desarrollados en conjunto con Instituto de Diseño e Innovación Tecnológica (IDIT).

Mundo Nuestro. La Ibero Puebla y organizaciones civiles invitan a la reflexión crítica sobre la realidad de la violencia contra las mujeres en Puebla. Así lo hacen:

La imagen puede contener: 2 personas

En el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, el Instituto de Derechos Humanos Ignacio Ellacuría y el Comité de acciones contra la violencia de género y los feminicidios de la IBERO Puebla, realizaremos la Jornada #VivasNosQueremos.

Mundo Nuestro.Todo el miércoles 7 sus cuerpos reposaron en los féretros blancos en el patio de su casa en la colonia Aquiles Serdán. Les acompañaron las compañeras de Ivonne en la universidad. La desolación en los rostros de estas jóvenes ante el crimen que se llevo la vida de su amiga. Ivonne y Saúl Flores Rey murieron asesinados en un asalto al negocio en el que laboraban en la ciudad de Puebla. Ivonne era estudiante en la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Buap. En este desplegado la institución demanda de las autoridades el esclarecimiento del crimen y la aplicación de la ley. La muerte de estos dos jóvenes expresa a cabalidad el grado extremo de la degradación social en Puebla y la urgencia de la transformación radical de los procesos de procuración de justicia en nuestro estado.

Foto / Especial

Mundo Nuestro. Pensar al país desde la universidad. Mirar los hechos de violencia en la UNAM en la explanada de Rectoría hace unas semanas, pero no perder de vista la trayectoria histórica que explica la complicada trama que envuelve temas como el de la democracia y la gratuidad en la educación superior pública en México. Mucho nos ayuda en ello el Doctor Arturo Ederly en este texto.

También puedes leer del Doctor Ederly en Mundo Nuestro:

Elecciones Puebla: cifras en nogada

La agresión porril ocurrida el 3 de septiembre de 2018 en la explanada de la Rectoría de la UNAM, y lo que de ello se ha ido derivando desde entonces, deja claro que el vaso ya estaba lleno, y que solo faltaba una gota más para que se derramara. Aun cuando el rector de la UNAM ya aceptó y firmó el pliego petitorio de estudiantes del CCH Azcapotzalco, ahora las demandas van mucho más allá del conflicto particular que detonó la actual situación, y por medio de asambleas estudiantiles denominadas “inter-UNAM” e “inter-universitarias” estudiantes de la UNAM y de otras instituciones educativas exigen, entre otras cosas, una mayor democratización de la UNAM y garantía de gratuidad de la educación que imparte. ¿Qué implicaciones tendría esto para la máxima casa de estudios del país?



VIDEO: Estudiantes de la Asamblea Inter-UNAM leen en voz alta su pliego petitorio al Rector Enrique Graue.

Democratización ad nauseam



La Ley Orgánica de la UNAM, y toda la legislación universitaria vigente que de ella se ha derivado, contempla algunos procedimientos democráticos para la continua renovación de determinados órganos colegiados: consejo universitario, consejos técnicos de escuelas y facultades, consejos académicos de área, comisiones dictaminadoras, entre otros. Y dentro de cada uno de ellos, de conformidad con la legislación universitaria, se toman decisiones por medio de votación de sus miembros. Así que, procedimientos democráticos dentro de la UNAM, existen y han existido desde el Decreto de Ley Orgánica de la Universidad Nacional Autónoma de México, publicado en el Diario Oficial de la Federación el 6 de enero de 1945, y que es la vigente.

Lo que exigen en esta coyuntura algunos sectores de la comunidad universitaria, principalmente estudiantiles, son procedimientos democráticos adicionales, y modificar las reglas de los existentes. Por ejemplo, actualmente la designación del rector, así como de directores de escuelas, facultades e institutos de la UNAM, se realiza por medio de un peculiar proceso de auscultación de la comunidad universitaria que, en un penúltimo paso, deriva en la conformación de una terna de aspirantes al cargo en cuestión, y que en un último paso la designación queda a cargo de lo que determine la Junta de Gobierno. Cabe recordar que dicha Junta de Gobierno toma decisiones por votación de sus miembros, y que renueva a sus miembros por procedimientos que involucran designaciones del Consejo Universitario, mismo que a su vez se renueva periódica y parcialmente mediante elecciones directas (consejeros universitarios representantes de alumnos y profesores). En resumen, se trata de un elaborado encadenamiento de toma de decisiones que incluye algunos componentes democráticos.

Pero la autodenominada “Asamblea Inter-UNAM”, de carácter eminentemente estudiantil, en su sesión ordinaria del 22 de septiembre de 2018 acordó ir más allá al exigir, entre otras cosas, la elección de todos los órganos de gobierno unipersonales en todas las escuelas y facultades mediante elecciones con voto universal, presencial, directo y secreto, así como reformar los artículos 4°, 5° y 6° de la Ley Orgánica de la UNAM para la eliminación de la Junta de Gobierno.



¿Hasta dónde conviene a una universidad como la UNAM democratizar los procesos de toma de decisiones? ¿Al máximo posible? ¿Será mejor lanzar a la máxima casa de estudios del país a una dinámica electoral para elegir rector y directores de escuelas y facultades, con todo lo que ello implicaría? Porque seguramente implicaría campañas electorales de los aspirantes, y todo aquello a lo que se recurre en este país con tal de granjearse simpatías y votos. La UNAM cuenta con un destacado investigador que ha escrito sobre ello, el Dr. Imanol Ordorika, quien además fue líder estudiantil en 1986 y activista político después, y en una publicación del año 2015 [1] sobre las formas de elegir autoridades universitarias comenta lo siguiente:

“En nuestro caso, el autoritarismo que ha caracterizado al sistema político mexicano permite entender en buena medida las dificultades existentes en casi todos los tipos de nombramiento de autoridades en nuestras universidades. Por un lado explica la prevalencia del sistema cerrado, secreto y restrictivo de las juntas de gobierno; pero también da cuenta de las deformaciones que se hacen presentes de manera sistemática en casi todos los procesos de votación directa.”

La imagen puede contener: 2 personas, personas practicando deporte, personas de pie, personas caminando y exterior

Dura lex, sed lex

Adicionalmente a una discusión académica al respecto, que se antoja profundamente compleja, está la parte jurídica. Como bien identifican los estudiantes del actual movimiento asambleario, los cambios que ahora demandan implican modificar la Ley Orgánica de la UNAM decretada por el Congreso de los Estados Unidos Mexicanos en el año 1945, pero la autonomía universitaria no alcanza para modificar una ley, eso es facultad del Poder Legislativo de nuestro país.

El artículo 2° de la Ley Orgánica de la UNAM establece que ésta tiene derecho a organizarse como lo estime mejor, pero -muy importante- dentro de los lineamientos generales señalados por dicha ley. Esto es, contrario a ciertas interpretaciones populares, la autonomía universitaria tiene límites establecidos por la ley que le dio origen, mismos que deben respetarse mientras dicha ley no cambie. Es interesante revisar la exposición de motivos que para la presentación ante el Consejo Constituyente Universitario del anteproyecto de la actual Ley Orgánica para la UNAM hizo el entonces rector Alfonso Caso en 1944:

«Una de las razones que han hecho difícil la organización de la Universidad sobre bases estables, es que la Ley Orgánica, publicada el 21 de octubre de 1933, implica para la Universidad la necesidad de organizarse de acuerdo con las bases que en la propia Ley se contienen y que, como veremos más tarde, la obligan a tener un carácter netamente político. Por esto, siempre que se ha pensado en reformar el Estatuto Universitario, se ha tropezado con la existencia de la Ley Orgánica y de sus preceptos, que impiden una reforma radical, como la que se necesita para reorganizar la Universidad sobre bases técnicas.»

Ante la Ley Orgánica de la UNAM vigente desde 1945 [2] se enfrenta la misma problemática anterior si se pretende modificar la forma de gobierno y elección de autoridades, ya que forma parte de dicha ley, y por tanto tendría que ser el Poder Legislativo quien apruebe una nueva Ley Orgánica para la UNAM, seguramente a partir de un anteproyecto de ley que surja de la comunidad universitaria, como (más o menos) ocurrió en 1944.

En otra parte de dicha presentación, se reflexiona respecto a la necesidad de separación de lo político y lo técnico, y como universitarios deberíamos de preguntarnos qué tanto el siguiente texto de 1944 continúa describiendo a la UNAM del año 2018:

«Para nadie es un secreto que la principal causa de la desorganización de la Universidad Nacional Autónoma de México ha sido la confusión constante de estas dos formas de organización: la política y la técnica. Las autoridades universitarias han tenido siempre este doble carácter de autoridades políticas que necesitan contar con la popularidad y con el apoyo de los grupos, y por otro lado el carácter de autoridades técnicas que necesitan resolver las cuestiones de organización docente y científica, desde un punto de vista puramente objetivo. La lucha entre lo político y lo técnico ha impedido a la Universidad realizar sus fines, e indiscutiblemente ha ido rebajando la calidad de los profesores, de sus enseñanzas, de sus programas y, en consecuencia, la preparación de los alumnos. Podemos decir que la Universidad cumple cada día menos con el fin de preparar, como lo dice su Ley Orgánica, "profesionistas y técnicos útiles a la sociedad", y cada vez más se dirige hacia un fin puramente formal, que es convertirse en una oficina expedidora de calificaciones, certificados y títulos.»

Y cito la parte más dura:

«No necesitamos insistir demasiado en las múltiples corruptelas que la organización política de la Universidad ha engendrado en maestros y estudiantes. Las maniobras de tipo puramente político, para obtener el nombramiento de un Director de Escuela o Facultad, que una vez nombrado se siente comprometido con el grupo que lo llevó al poder, y obligado a otorgarle concesiones: mayor número de clases, mejor remuneración, o complacencia en la falta de cumplimiento del deber, si se trata de profesores; puestos remunerados, gajes o canonjías, perdón de faltas de asistencia y aun exámenes simulados, si se trata de estudiantes. De tal modo es grave esta situación que, de continuarse, el prestigio de la Universidad sería cada vez más discutible y los títulos que otorgara, cada día menos aceptados por la opinión pública».

Ni parece que lo anterior fue escrito hace 74 años…

La imagen puede contener: una o varias personas y exterior

Hacia un congreso universitario… ¿otra vez?

En 1944 fue en un Consejo Universitario Constituyente donde se aprobó el anteproyecto de ley que poco después se convirtió en la Ley Orgánica de la UNAM decretada por el Congreso de los Estados Unidos Mexicanos y vigente hasta nuestros días. El Dr. Gilberto Guevara Niebla, líder en el movimiento estudiantil de 1968, en un artículo [3] del año 1990 comenta lo siguiente:

«En la historia de la UNAM, pocos eventos se pueden comparar al Congreso Universitario realizado entre el 4 de mayo y el 4 de junio de este año [1990]. Sólo hay dos antecedentes dignos de mención: 1) el Congreso de Universitarios Mexicanos (1933) en el que tuvo lugar la célebre polémica entre Antonio Caso y Lombardo Toledano y que suscitó un enfrentamiento violento entre los partidarios de la educación socialista y los defensores de la libertad de cátedra y 2) el Consejo Constituyente de 1944 que reunió a maestros, estudiantes y autoridades y deliberó durante más de tres meses para elaborar una nueva ley orgánica para la Universidad Nacional, la ley “Caso” (Alfonso Caso presidió el evento y, al parecer, fue él quien hizo el primer diseño de esa norma) hasta ahora vigente.»

De acuerdo con el Archivo Histórico de la UNAM, de aquel Congreso Universitario de 1990 se cuenta con un acervo [4] conformado por 220 cajas de material derivado de esos trabajos, pero el artículo citado del Dr. Guevara de alguna forma concluye lo siguiente:

«Décadas de historia nos informan que, en condiciones normales de funcionamiento, la UNAM jamás ha logrado dar paso significativo hacia su autotransformación. ¿Cuál reforma académica sustantiva ha habido en la UNAM, como producto deliberado, desde 1910 a la fecha? Ninguna.»

Sin duda surgieron propuestas interesantes de aquel Congreso Universitario de 1990, pero al parecer se quedó corto respeto a lo que el movimiento estudiantil de 1986-1987 solicitaba en el punto cuarto de su pliego petitorio respecto a una mayor democratización de la vida universitaria. Tampoco surgió de dicho congreso un anteproyecto de nueva ley orgánica para la UNAM así que la de 1945 quedó intacta, y por tanto todo lo que de ella se deriva hacia el Estatuto General y el resto de la legislación universitaria.

Pasaron tan solo nueve años de aquel Congreso de Universitario de 1990 para que la UNAM enfrentara nuevamente un conflicto que derivó en la creación de un Consejo General de Huelga (CGH), cuyo pliego petitorio nuevamente incluyó la exigencia de un congreso democrático y resolutivo en el que toda la comunidad discuta y decida sobre los problemas que enfrenta la universidad, y cuyas decisiones tuviesen carácter de obligatorias para toda la comunidad universitaria, incluidas las autoridades universitarias. Después de la huelga 1999-2000 no hubo tal congreso resolutivo. Si bien es de reconocerse que el CGH logró frenar la reforma al Reglamento General de Pagos que buscaba incrementar las insignificantes cuotas que por sus estudios pagan los estudiantes de la UNAM, dicho reglamento continúa existiendo, y mientras así sea, la puerta seguirá abierta a proponer incremento de cuotas en cualquier momento.

A reserva de tener que corregir después -si así me es señalado- tengo la impresión de que al menos son dos demandas las que han estado presentes, de una u otra forma, en los movimientos estudiantiles de 1968, 1986, 1999 y 2018:

1. Garantizar la gratuidad de la educación universitaria.

2. Una mayor democratización de la vida universitaria, y en particular una mayor representatividad de los estudiantes en los órganos de decisión.

Gratuidad de la educación universitaria

En un artículo del Dr. Octavio Rodríguez Araujo [5] se hace un elocuente recuento sobre el desarrollo de la autonomía y gratuidad de la educación que imparte la UNAM:

«La autonomía de la UNAM no fue una graciosa concesión de las autoridades gubernamentales. Fue una lucha, de estudiantes y profesores mexicanos, una conquista resultado de la petición estudiantil del 23 de mayo de 1929, precedida de movimientos y huelgas de los estudiantes y de represión del gobierno […] Pero la autonomía de la Universidad Nacional le significó un costo: la renuncia del Estado a financiarla por un tiempo […] Con la segunda Ley Orgánica de la Universidad Autónoma, la de 1933, el gobierno dejaba a la institución a sus propios recursos y era considerada como un establecimiento educativo particular al que el Estado otorgaba un fondo de diez millones de pesos para que con él subsistiera como pudiera. En ese entonces, la Universidad cobraba cuotas por colegiatura y exámenes profesionales, extraordinarios y a título de suficiencia, más los donativos provenientes de particulares...»

Pero el cobro de cuotas en la UNAM es anterior a la autonomía otorgada en 1929. El Acuerdo por el que la Enseñanza en las Facultades Universitarias y en la Escuela Nacional Preparatoria Deja de Ser Gratuita es de fecha 7 de enero de 1916 [6] aunque de manera más formal el primer Reglamento de Pagos es de fecha 24 de enero de 1936, esto es, posterior a la (segunda) Ley Orgánica de la Universidad Autónoma de México de 1933.

Al paso del tiempo, con dichas cuotas congeladas al menos desde el año 1953, la inflación se ha encargado de que el pago anual que hoy realizan los estudiantes de la UNAM sea simbólico (menor a un peso mexicano de 2018) y por tanto les resulta prácticamente gratuito el pago por la educación que reciben. Pero el Reglamento General de Pagos de la UNAM, aún con cuotas insignificantes, continúa vigente, y con ello latente la posibilidad de que en algún otro momento alguna administración intente nuevamente incrementar dichas cuotas, con el consecuente conflicto que esto podría generar.

La (tercera) Ley Orgánica de la UNAM de 1945, que es la vigente, establece en su artículo 15°, fracción quinta, que parte del patrimonio de la UNAM se constituye por medio de los derechos y cuotas que por sus servicios recaude, y ha sido con base en ello que se ha justificado el cobro de cuotas a los alumnos por la enseñanza que se les imparte, mediante un Reglamento General de Pagos aprobado y actualizable por el Consejo Universitario. Sin embargo, según el Dr. Rodríguez Araujo [7]:

«Aun aceptando, sin conceder, que la Ley Orgánica de la UNAM permita cobrar cuotas a los alumnos (integrantes del servicio), éstas no podrán ser por la educación impartida sino por otros conceptos tales como exámenes, servicios médicos, uso de instalaciones recreativas o deportivas, etcétera, ya que la Ley Orgánica no puede estar por encima del precepto constitucional que establece que la educación que imparta el Estado será gratuita [8] y según ha demostrado el profesor de derecho administrativo Gabino Fraga, la UNAM es un organismo descentralizado integrante del Estado, una corporación pública [9] y no una institución de utilidad pública.»

Quizás la solución definitiva a la añeja demanda de garantizar la gratuidad en la educación que imparte la UNAM es eliminar la fuente potencial de futuros conflictos al respecto, esto es, que el Consejo Universitario derogue, cuando menos, la parte el Reglamento General de Pagos que tiene que ver con el cobro de cuotas anuales a los alumnos por concepto de la enseñanza que se les imparte, esto es, las fracciones I a VI del artículo 1° de dicho reglamento, aludiendo al artículo 3°, fracción IV, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Mayor democratización y representación estudiantil

Atender demandas en este sentido, a diferencia del asunto de las cuotas, podría resultar un tanto más complejo si los cambios que se pretenden implican una nueva Ley Orgánica de la UNAM, lo cual escapa a las atribuciones del Consejo Universitario. En tal caso, tendría que recurrirse a un procedimiento similar al seguido para modificar la Ley Orgánica de 1933, y mediante un nuevo congreso o consejo universitario constituyente generar un anteproyecto para la nueva ley, misma que tendría que ser votada y decretada por el Poder Legislativo.

La forma de designación del rector y directores de escuelas, facultades e institutos está claramente especificada en los artículos 6° y 11° de la Ley Orgánica vigente, y resultan incompatibles, por ejemplo, con algún método de elección directa por parte de la comunidad universitaria. En este caso se requeriría una nueva Ley Orgánica.

Respecto a la representación estudiantil en el Consejo Universitario, la Ley Orgánica vigente estipula en su artículo 7°, fracción III, que se incluya a representantes alumnos de cada una de las Facultades y Escuelas en la forma que determine el Estatuto General, y este último sí puede ser modificado por el propio Consejo Universitario, sin contravenir lo estipulado en la Ley Orgánica vigente. Comentario análogo respecto a la representación estudiantil en los consejos académicos de área.

En donde prácticamente no hay margen de maniobra es en la representación estudiantil en consejos técnicos de escuelas y facultades ya que el artículo 12° de la Ley Orgánica vigente estipula solo dos representantes (propietarios) de todos los alumnos de la entidad académica en cuestión. Algunas entidades en la actualidad permiten más de dos alumnos propietarios, pero esto es una anomalía que viola el citado artículo de la Ley Orgánica vigente, así como el artículo 47° del Estatuto General de la UNAM. Modificaciones en este sentido también apuntan hacia una nueva Ley Orgánica.

Conclusiones

El asunto de garantizar permanentemente la gratuidad de la educación que imparte la UNAM pareciera estar al alcance de la propia comunidad universitaria sin necesidad de modificar la Ley Orgánica vigente, y podría atenderse en el corto plazo: bastaría la voluntad del Consejo Universitario para realizar las modificaciones pertinentes al Reglamento General de Pagos, con fundamento en el precepto constitucional que establece que la educación que imparta el Estado será gratuita, y con fundamento en el Artículo 1° de la Ley Orgánica vigente que define a la UNAM como una corporación pública -organismo descentralizado del Estado- pero parte de él y esencialmente financiado por éste.

Pero modificar la forma en que se designa al rector y a directores de escuelas, facultades e institutos, la desaparición de la Junta de Gobierno y el Tribunal Universitario, e incrementar la participación estudiantil en algunos órganos colegiados sí implica modificar la Ley Orgánica vigente, y por tanto requeriría iniciar un proceso complejo cuyo primer paso sería determinar el mecanismo (congreso o consejo constituyente, por ejemplo) mediante el cual la comunidad universitaria en su conjunto acuerde un anteproyecto de nueva Ley Orgánica para la UNAM, para ser sometida a la aprobación del Poder Legislativo.

Desde su creación en 1910, la UNAM ha pasado por tres leyes orgánicas que se generaron y aprobaron en un periodo relativamente corto de tiempo (1929, 1933 y 1945), pero hace ya 73 años que la vida y la legislación universitarias evolucionan sin una nueva ley orgánica. Seguramente habrá quienes se resistan a modificarla, temiendo que sería como abrir la Caja de Pandora, pero desde 1968 y hasta la fecha las demandas que se repiten en los movimientos estudiantiles parecieran apuntar en esa dirección, quizás después de tres leyes orgánicas, y siendo septuagenaria la vigente, es momento de pensar en una cuarta transformación de fondo de la UNAM (cualquier parecido con la realidad política nacional es mera coincidencia… o no).

Referencias

[1] Ordorika, Imanol. (2015). Elección de rector: panorama internacional. Revista de la educación superior 44 (175), 7 – 18. Recuperado el 26 de septiembre de 2018, de: http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0185-27602015000300001&lng=es&tlng=es

[2] Diario Oficial, Secretaría de Educación Pública, 6 de enero de 1945.

[3] Guevara Niebla, Gilberto (1990) Después del Congreso Universitario. Revista Nexos: https://www.nexos.com.mx/?p=5940

[4] Archivo Histórico de la UNAM: http://www.ahunam.unam.mx/consultar_fcu?id=1.27

[5] Rodríguez Araujo, Octavio (2000) La UNAM, su gratuidad y su autonomía: elementos para un debate. Revista Mexicana de Ciencias Políticas y Sociales, vol. XLIV, núm. 178, pp. 343 – 360.

[6] Compendio de legislación universitaria (UNAM) http://abogadogeneral.unam.mx/PDFS/COMPENDIO/indtem.pdf

[7] Rodríguez Araujo, Octavio (2000) La UNAM, su gratuidad y su autonomía: elementos para un debate. Revista Mexicana de Ciencias Políticas y Sociales, vol. XLIV, núm. 178, pp. 343 – 360.

[8] Artículo 3°, fracción IV, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

[9] Artículo 1° de la Ley Orgánica de la UNAM vigente (1945).

Mundo Nuestro. La edición 112 de la revista Elementos de la BUAP presenta este texto de Sergio Mastretta sobre la relación extrema entre la investigación científica y la movilización de la sociedad civil en marco del proceso irreversible de la destrucción del medio ambiente que sufre nuestro planeta por la acción humana. Y en ese trance, el interrogante sobre el papel que cumple el periodismo en sociedades como la nuestra. La ilustración de portadilla fue tomada de la propia revista Elementos 112: Eutanasia, de Rodrigo Orozco.

¿Qué se construye con el pensamiento crítico? Decimos que la realidad y la teoría pueden ir de la mano: actuar para cuestionar, pensar para comprender, proponer para transformar. Parece sencillo, pero el problema adquiere su dimensión de fondo cuando activistas sociales y filósofos se vinculan para responder esa pregunta original: ¿cuál es la frontera entre el pensamiento y la acción? (XXIV Coloquio. Silabario de un futuro irreversible) En ese filo los cuestionamientos sobre los límites la ciencia y la tecnología, los procesos de poder que las subyugan, los umbrales para los que no hay perspectiva histórica que alcance. Con ellos se intenta comprender procesos complejos como los que guarda la idea de cambio climático crítico, una construcción intelectual que asume la precariedad teórica frente a una realidad socio-ambiental apocalíptica. Irreversible, decimos. Y para complicarlo todo, el periodismo y su función última: contar historias como las que ocurren en las montañas mexicanas a las que acosa el ánimo de reproducción del capital salvaje que caracteriza la economía global del siglo XXI. Construir un periodismo crítico.

SIGUE EN REVISTA ELEMENTOS: Periodismo IRREVERSIBLE