SUSCRIBETE

18 Mayo 2021, Puebla, México.

Los subsidios a AUDI: los costos de un contrato leonino / PCCI

Gobierno | Investigación | 8.ABR.2021

Los subsidios a AUDI: los costos de un contrato leonino / PCCI

Sergio Mastretta

Los subsidios de la sociedad poblana a la armadora alemana AUDI ni empiezan ni terminan en los peajes que por decisión del gobernador Miguel Barbosa dejaron de pagarse esta semana para el movimiento de los 95 camiones que trasladan a miles de trabajadores todos los días entre la zona metropolitana de la ciudad de Puebla y la planta en San José Chiapa.

Es obligado recordar entonces no sólo las condiciones establecidas en un contrato leonino sino sus costos, bien revelados por cierto en la investigacion publicada por Puebla Contra la Corrupción y la Impunidad en el año 2019, La trama AUDI, componendas de un gobierno autoritario, y que se contenen en el capítulo 2, Audi en el marco del empoderamiento del gobernador Moreno Valle.

 

Aquí los presentamos:

Los costos del “Contrato de Desarrollo”

 

El “Contrato de Desarrollo” firmado el 5 de septiembre del 2012 es el fundamento del  traslado de recursos públicos económicos y materiales hacia el proyecto industrial capitalista trasnacional privado más importante en la historia del estado de Puebla:

Al menos 1667 hectáreas de propiedad ejidal o privada expropiadas o compradas por el Estado a través del Banco Estatal de Tierra, el organismo público creado en el 2011 para operar el proceso inmobiliario en San José Chiapa; tierra comprada a los ejidatarios por la vía de mecanismos ilegales o irregulares a precios el metro cuadrado que rondaron en su mayor parte 4 pesos, 8.50 pesos, 30 pesos en el año 2012, y desde 120 a 200 pesos en el 2013-2014, cuando se desató la especulación por la tierra en toda la región. Pagó por las que involucraron a la plataforma AUDI 355 millones de pesos a los intermediarios señalados en el Capítulo 1 de este trabajo, un promedio de 723 pesos el metro cuadrado --contra 500 pesos el m2 de tierra para agricultura de riego o 2,000 pesos el m2 de tierra para uso industrial en el mercado inmobiliario en el año 2019.

460 hectáreas vendidas a la empresa alemana por 2 millones de dólares cerrados, es decir, 8.20 pesos el metro cuadrado.

10,800 millones de pesos que se pagan por el Estado de Puebla desde el 2013 y hasta por quince años por la construcción de una plataforma de tierra compactada sobre esas 460 hectáreas, un estimado de 20 millones de metros cúbicos removidos de dos bancos de materiales abiertos en 102 hectáreas de tierra que dejaron dos boquetes de más de cincuenta metros de profundidad.

Mil hectáreas más en las inmediaciones de la planta armadora serán habilitadas para la construcción de un campo de celdas fotovoltaicas, un proyecto contemplado en el “Contrato de Desarrollo” Y del que existe ya una Manifestación de Impacto Ambiental en SEMARNAT (e-consulta, 29 de enero de 2019), confirmado por el propio gobernador interino Guillermo Pacheco Pulido en el mes de febrero de este mismo año.

Exención hasta por 2 millones de dólares de todo tipo de impuestos municipales y estatales que pudieran haberse generado por todo el proceso de construcción de las instalaciones entre el año 2013 y 2016.

Diez años de exención del impuesto predial que la empresa debería de pagar al municipio de San José Chiapa.

Doce años de exención del impuesto sobre la nómina que la empresa AUDI de México debería pagar entre el 1 de mayo del 2016 y el 30 de abril del 2026.

Diez años de exención del impuesto sobre la nómina que la empresa Volkswagen de México debería pagar al Estado entre el 19 de septiembre del 2012 y el 18 de septiembre del 2022.

40 millones de dólares pagados por el Estado para la construcción del Audi Center (Centro de Capacitación y Adiestramiento).

7 millones de dólares pagados por el Estado por el costo de transporte aéreo y gastos de viaje de 500 personas involucradas con la construcción de las instalaciones y la capacitación.

6 millones de dólares pagados por el estado para las actividades de mercadeo, inauguraciones y promoción de la imagen de la armadora en sus contribuciones al Estado y al medio ambiente, Audi como ejemplo de “manufactura ecológica”.

5,924 millones de pesos pagados por el Estado para la construcción de la infraestructura hidráulica, vial, ferroviaria, eléctrica y energética, sanitaria, urbana, educativa, administrativa, salud y seguridad pública, incluyendo entre ellos al menos 1,469 millones para el desarrollo de la primera etapa de lo que conocemos hoy como Ciudad Modelo y los 15 millones de pesos que se gastaron en los estudios ambientales y urbanos necesarios para su justificación.

No se incluyen, porque no están cuantificados, todos los gastos realizados para el suministro de agua para la operación de la planta automotriz y su tratamiento residual, que han corrido a cargo del Estado.

El costo, tampoco cuantificado por el Estado, y que corrió a su cargo, de la pre-evaluación psicométrica de 16 mil candidatos, la preselección de 8 mil de ellos, y el cargo de 500 mil dólares por los exámenes médicos de 4 mil finalmente seleccionados para la capacitación, y la evaluación final de mil de ellos, a un costo de 60 dólares por candidato a formar parte del personal obrero de la empresa.

4.1 millones de dólares equivalentes al 50 por ciento del costo de los primeros seis meses de salarios y gastos de transporte de los tres mil trabajadores con los que arranca la producción.

Sin contar el costo por la exención del ISN para las dos empresas, los números se cierran en 25,106 millones de pesos, es decir, 1,321 millones de dólares.