SUSCRIBETE

18 Septiembre 2021, Puebla, México.

Chuchita, el rostro más antiguo de una mujer en México

Sociedad | Opinión | 12.SEP.2021

Chuchita, el rostro más antiguo de una mujer en México

Mundo Nuestro

Mundo Nuestro. Una más entre las absurdas discusiones que envuelven la discordia política y social mexicana, ahora entre Colón y el rostro de una mujer indígena. Sobre cualquier barullo, lo que para una conversación sensata debe plantarse, es el interrogante sobre la realidad histórica de las mujeres indígenas en nuestro país y la situación que enfrentan los pueblos originarios de nuesto país.

Para ponerlo en palabras de la Asamblea Nacional Política de Mujeres Indígenas , en los últimos diez años más de 178 mil personas han dejado de hablar en la lengua de alguno de estos pueblos originarios. El riesgo de muerte de estas lenguas tiene como causa principal el hecho de que no existan políticas públicas que faciliten su uso.

Sin embargo, ahora mismo, contra esa verdadera preocupación, la discusión se cierne en si se aacepta la imaginación de un escultor contemporáneo sobre el rostro posible y representativo de la mujer indígena mexicana.

Recientemente, y tras la demanda realizada por un grupo de mujeres que exigieron que, en el sitio que ocupara por décadas la estatua del genovés en Paseo de la Reforma, se plantara un monumento a la lucha de las mujeres indígenas de nuestro país a lo largo de los siglos, apareció la propuesta contratada por el gobierno de la Ciudad de México al artista plástico Pedro Reyes, quien, al parecer, transformó lo que originalmente era el rostro de un niño olmeca en el bosquejo de "mujer indígena": en su imaginación una mujer olmeca bautizada con el nombre nahua de "Tlalli". Todos los ingredientes, entonces, para una discusión sin sentido.

 

En redes sociales se desató una fuerte polémica por el diseño presentado, así como por la elección de un escultor.

"Tlalli", bosquejo. Fotografía tomada de La Jornada

 

++++

 

Pero si existe algún fundamento histórico sobre el rostro real de una mujer indígena del pasado más añejo, es el de la poblana Chuchita. 

Es muy reconocida ya la imagen que antropólogos forenses de la UNAM han logrado visualizar con los restos olmecas encontrados en el subsuelo del edificio conocido como La Casa del Mendrugo, en la ciudad de Puebla. El entierro de una mujer fallecida al menos hace al menos 3,200 años en la vega del que hoy llamamos Río San Francisco, muchos años antes del periodo clásico de la era prehispánica. Describe así el descubrimiento el arqueólogo poblano Arnulfo Allende:

"Todos compartimos la emoción y el pasmo --escribe en un artículo pulblicado aqui mismo en Mundo Nuestro: La casa del mendrugo: El paraíso de Chuchita hace tres mil años--. Aún no terminaba de asimilar la idea de un sitio con ocupación humana prehispánica a escasos 200 metros de la Catedral, cuando fue localizada una olla grande fragmentada y, en su interior, figurillas humanas de cerámica, objetos de concha trabajada, obsidiana, figurillas humanas de piedra verde y espejos de magnetita."





"Y tras todo esto un entierro humano.", escribió pasmado el antropólogo poblano.

 

El paraíso de Chuchita hace tres mil años

"Resultó ser una mujer de cerca de 60 años --describe Allende--, con una serie de enfermedades y lastimaduras que nos indican que Chuchita, como fue bautizada por el equipo de antropólogos físicos que estudió sus restos óseos, fue, en sus tiempos, una mujer importante, influyente, querida y cuidada durante más de 20 años por un grupo, posiblemente una familia, en lo que probablemente fue una pequeña aldea habitada entre el año 1500 y el 1200 a. C. sobre la rivera poniente del rio Almoloyan."

Este es entonces, más allá de todas las imágenes que la estatuística producida durante más de tres mil años, el rostro posible del más antiguo entierro del que ha sido posible una reconstrucción física bajo los términos de la ciencia antropológica forense, Chuchita:

 

La ciudad de Puebla en la época prehispánica

 

¿Cuánto debe México mirar en ella? Tal vez la posibilidad de un país más armónico, bien fundado en la vasta diversidad de sus herencias.

 

 

 

CONTENIDO RELACIONADO

La Casa del Mendrugo / Sus textos en Mundo Nuestro.

La Casa del Mendrugo / Sus textos en Mundo Nuestro.

Sociedad civil organizada | La Casa del Mendrugo

DEL MISMO TEMA

Los girasoles morados, flores de septiembre - Porfirio Tepox Cuatlayot

Los girasoles morados, flores de septiembre - Porfirio Tepox Cuatlayot

| Academia de Lenguas Clásicas Fray Alonso de la Veracruz