SUSCRIBETE

29 Noviembre 2021, Puebla, México.

La caseta de San Marcos: tragedia repetida en una sociedad cuesta abajo

Gobierno | Opinión | 7.NOV.2021

La caseta de San Marcos: tragedia repetida en una sociedad cuesta abajo

Mundo Nuestro

Hay 2.4 kilómetros entre la tercera rampa de seguridad y la caseta de San Marcos, al final de una recta larga en la que terminael curverío por el que se baja de la montaña. Por un momento imagino al chofer que perderá su vida unos segundos adelante, para llevarse con él a 18 personas más. El trailer corre desbocado, imposible pararlo ya. Ha perdido las tres oportunidades que la autopista le brinda a los traileros para detener la máquina en la que sustentan su trabajo. Nada importan ahora las mercancías que transporta ni la empresa para la que trabaja. No ha decidido arrojar la masa de acero contra la cuneta, simplemente avanza hacia la catástrofe. En el ultimo momento, el trailer atravieza la barrera que divide los carriles que van yv vienen a la ciudad de México y atropella los autos formados en fila y que esperan turno para pagar el peaje. 

 

 

A las 4.25 de la tarde del sábado, el video lleva más de 35 mil visualizaciones.

 

Nadie podrá preguntarle al trailero por el momento en que la unidad chorreó los frenos. Nada sabremos del estado en el que venía. De su cansancio. De la mecánica de su tráiler. De la empresa que lo emplea. Morirá en el infierno de nuestra catástrofe social.

 

Suman 19 muertos por choque en caseta en la México-Puebla

Imagen tomada del periódico Reforma.

 

No es el primero, ni será el último:

Trece muertos el 21 de diciembre del 2010 (Revista Expansión)

 

 

Al menos 13 personas fallecieron y 17 más resultaron lesionadas, luego del choque de un tráiler cargado con 45 toneladas de varilla contra siete vehículos que se encontraban estacionados en un punto de revisión en la autopista México-Puebla, en la caseta de San Marcos. El accidente ocurrido la madrugada de este martes también ocasionó el cierre de esa vía rápida, a la altura del kilómetro 33, en Chalco, con dirección hacia el Distrito Federal. El subdirector Operativo de la Región Volcanes de la Agencia de Seguridad Estatal del Estado de México, Rogelio Soto Martínez, informó de que entre los fallecidos, seis eran agentes federales. Al parecer la pesada unidad se quedó sin frenos y terminó por impactarse contra los vehículos particulares que estaban estacionados en la caseta de peaje para una revisión por parte de la Policía Federal. Diez de las víctimas murieron en el lugar de los hechos y tres más cuando eran trasladadas a hospitales de la zona.

 

Trece muertos en diciembre del 2010. 19 en noviembre de 2021. Se suceden de cuando en cuando. Los accidenes, decimos. Pero su persistencia se confirma ahora con la tragedia del sábado, un día como cualquiera, ayer 6 de noviembre, a media mañana. El trailer en los videos que estallan en inernet descarga toda la fuerza de sus cuarenta toneladas contra los autos que tienen la mala fortuna de esperar su turno. 19 muertos. La cifra golpea la precaria línea de flotación de una sociedad cuyas leyes están ahí para no cumplirse: la velocidad de los vehículos, las especiificacicones técnicas de los trailers, las condiciones de trabajo de los choferes. Todas las reglas rotas. El resultado, la muerte en la carretera y las imágenes que confirman la reaaldad de una sociedad siempre al margen de la ley.

Y el azar oculto en la preguna obligada: ¿por qué el trailero no utilizó alguna de las tres rampas de seguridad que existen en la autopista México-Puebla?

Están ahí con su grava en surcos largos a la espera de los chorreados. Las seguimos en la línea roja que las anuncia desde dos o tres kilómetros de anticipacion. ¿Por qué no la siguió el trailero?

 

La primera rampa

 

 

La segunda rampa

 

 

La terera rampa

 

 

La caseta de San Marcos y la tercera rampa

 

La pregunta, entonces, es obligada: ¿qué ocurre con las rampas de seguridad? Y las que siguen: ¿por qué no recurrió a ellas el trailero? ¿En qué momento inició su carrerra hacia la muerte?

Y otra más: ¿por qué no estuvo para auxiliarlo una patrulla de la policía federal, hoy Guardia Nacional, como sí estuvo para filmar la carrera hacia una rampa de seguridad un trailero en trance similar en mayo de 2017?

 

 

Unos mueren, otros se salvan. La  cuesta abajo de la autopista México-Puebla seguirá cobrando el peaje a una sociedad fallida.