SUSCRIBETE

25 Enero 2022, Puebla, México.

Premio Nacional de Vivienda: ninguno para Puebla

Sociedad /Economía /Ciudad | Noticia | 10.DIC.2021

Premio Nacional de Vivienda: ninguno para Puebla

Assenet Lavalle Arenas

Un vistazo al Premio Nacional de Vivienda

 

Hace unos días se anunciaron los proyectos ganadores del Premio Nacional de Vivienda, ediciones 2019 y 2020. Por segunda ocasión tuve el privilegio de formar parte del grupo de personas expertas en el tema, quienes evaluamos los 52 proyectos inscritos. Se trató de proyectos desarrollados en todo el país y que se inscribieron en alguna de las ocho categorías establecidas en la convocatoria:

 

Promoción de la vivienda adecuada, Recuperación de vivienda abandonada con rehabilitación de espacios públicos, Esquema de financiamiento innovador e incluyente, Producción social de vivienda asistida, Mejores prácticas de gestión local, Desarrollo habitacional sostenible, Vivienda patrimonial y Trabajo de investigación.

 

El Premio Nacional de Vivienda (PrNV) tiene por objeto reconocer las mejores prácticas en técnicas constructivas, arquitectónicas, tecnológicas y de gestión aplicadas en los procesos de producción habitacional, que eleven los estándares de habitabilidad, adecuación cultural, sostenibilidad, asequibilidad, accesibilidad (por su diseño y costo), disponibilidad de servicios e infraestructura, seguridad jurídica ante riesgos y que promuevan la cohesión social a fin de consolidar el acceso al derecho humano a una vivienda adecuada en México. Este año fue organizado por la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) y otras dependencias del gobierno federal.

 

La conformación del Grupo Evaluador resultó muy interesante: 32 expertos; 16 mujeres, 16 hombres; de 14 entidades federativas; 25 académicos de 14 universidades y prácticamente todos con experiencia en vivienda desde la práctica privada.

Un ejemplo de los proyectos ganadores: la reconstrucción de vivienda en San Mateo del Mar fue un trabajo conjunto con el respaldo financiero de la Fundación Loyola, la cual recibió 8 millones 887 mil 847 pesos en donativos (hasta 2018) para ayudar a la gente afectada por los terremotos.

 

Los ganadores resultaron ser Desarrollos Inmobiliarios Sadasi, con Almendros en Tizayuca, Hidalgo, en la categoría Promoción de la vivienda adecuada (con un interesante proyecto de vivienda social que incluye la infiltración del agua de  lluvia, en su totalidad al acuífero); el Iteso, con un proyecto de reconstrucción en San Mateo del Mar, Oaxaca, en la categoría Producción social de vivienda adecuada; la empresa Edificaciones e Ingenierías del Centro, con el Programa 56 (cero gas), en Tecámac, Estado de México (importante propuesta de vivienda vertical híbrida certificada en el ahorro de 100% de gas, 57% en energía, 37% en agua potable y 63% en energía eléctrica) en la categoría Desarrollo habitacional sostenible; la Comisión Estatal de Vivienda, Suelo e Infraestructura del Estado de Chihuahua, con el Fraccionamiento Aranjuez, en Hidalgo del Parral, Chihuahua, en la categoría Mejores prácticas de gestión local; la empresa Urbanizaciones El Porvenir de Ameca, con el proyecto Fraccionamiento Las Fuentes, en Jalisco, en la categoría Esquema de financiamiento innovador (notable, consiste en la venta social de lotes urbanizados). La categoría Recuperación de vivienda abandonada con rehabilitación de espacios públicos fue declarada desierta.

 

De igual manera se otorgaron cuatro menciones especiales: a la empresa Procsa, con el Conjunto Habitacional Oriente 237 en Iztacalco, Ciudad de México, en la categoría Promoción de la vivienda adecuada (esfuerzo importante en la redensificación de la ciudad); a Desarrollos Inmobiliarios Sadasi en la categoría Desarrollo habitacional sostenible con el proyecto Sauce en Tizayuca, Hidalgo; al Arq. Gerardo Estrada Straffon, con el proyecto Tinoco y Palacios en Tehuantepec, Oaxaca, en la categoría Vivienda patrimonial y a Bulmaro Gilberto Tello Méndez, en la categoría Trabajo de investigación académico, con el proyecto Bienes Inmuebles: tipología de la arquitectura tradicional de Chiapa de Corzo, Chiapas. Felicitaciones a todos los ganadores y también para los participantes. Desafortunadamente ningún proyecto ganador se desarrolla en Puebla.

 

La labor de las personas evaluadoras que participamos ha sido ardua pero especialmente satisfactoria. Solo queda la ceremonia de entrega del Premio, que se llevará a cabo en fechas próximas, pero fundamentalmente que sigamos promoviendo la vivienda adecuada, digna, suficiente y accesible para todas las personas. Como ya he afirmado antes, falta mucho por hacer.

 

 

Assenet Lavalle, 07 de diciembre de 2021