SUSCRIBETE

6 Octubre 2022, Puebla, México.

Gilberto Bosques Saldívar, de Chiautla para el mundo / Gerardo Pérez Muñoz

Sociedad | Reseña | 25.JUL.2022

Gilberto Bosques Saldívar, de Chiautla para el mundo / Gerardo Pérez Muñoz

Gerardo Pérez Muñoz

                            “La República española tiene una deuda de honor con Gilberto Bosques, el nuevo Don Quijote con sangre mexicana y alma española''. Testimonio de un refugiado Español

                                                                             

 

            El pasado 20 de Julio se conmemoró el aniversario número 130 de un Poblano universal, Don Gilberto Bosques Saldívar.

            Es probable que actualmente y bajo el influjo de la llamada “sociedad del espectáculo” y la “cultura líquida”, las nuevas y no tan nuevas generaciones sepan más acerca de quienes son los más famosos youtubers, futbolistas, artistas, cantantes o luchadores de moda, pero seguramente estas personas jamás han leído o escuchado sobre este gran hombre y su obra.

            El gran escritor Portugués y militante comunista, José Saramago, llego a escribir acerca del tipo de sociedad en la que vivimos, lo siguiente:

No quiero ser apocalíptico, pero el espectáculo ha tomado el lugar de la cultura. El mundo está convertido en un enorme escenario, en un enorme show.

Volviendo al tema que nos ocupa, diremos que Don Gilberto Bosques Saldívar nació en Chiautla de Tapia, Puebla un 20 de julio de 1892. En 1909 y a la edad de 17 años, ingresó a la Escuela Normal de Maestros del Estado. Posteriormente, ingresó al Partido Antirreeleccionista y un año después, participó en uno de los primeros levantamientos contra la dictadura de Porfirio Díaz encabezado por Aquiles Serdán, Durante la Revolución, participó en las filas de Venustiano Carranza. A los 26 años, fue electo diputado constituyente por el Estado de Puebla a la Convención de Aguascalientes en 1916 

Al concluir sus estudios magisteriales, en 1916 participó en el Congreso Pedagógico Nacional, celebrado en el Estado de Tlaxcala, durante el cual se planteó una reforma educativa. En 1934, como diputado y presidente del Congreso de la Unión, respondió al primer informe de Gobierno del presidente Lázaro Cárdenas y como miembro de la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados impulsó la reforma al artículo 3ero constitucional para implementar la educación socialista. Fue igualmente, director del periódico El Nacional.

En 1935, fue candidato a la gubernatura del Estado apoyado por la FROC en contra del candidato oficialista, Maximino Ávila Camacho, quién cometió fraude para hacerse de la gubernatura del Estado. Durante el cacicazgo de Maximino que se extendió más allá de su gobierno, el nombre de Don Gilberto y su obra, fue proscrita.

Fue hasta el año del 2012, que el Congreso del Estado le hace un justo reconocimiento, grabando su nombre en letras de oro en sus muros.

Un año antes, en diciembre del 2011, el Senado de la República aprueba la creación del Centro de Estudios Internacionales, que lleva el nombre de Gilberto Bosques.​

Las embajadas francesa y alemana en México otorgan un premio de derechos humanos en su honor.

 

 

 

Don Gilberto escribió de Aquiles Serdán lo siguiente:

 

Era Aquiles Serdán un hombre de gran actividad y gran dinamismo, que se confundía con un carácter nervioso que en realidad no tenía […] Llegó a decirse… por esa fecunda y trascendente acción de Aquiles Serdán, que él tenía una gran ambición política, que quiso acaparar el movimiento revolucionario de Puebla, ser el jefe. En realidad, era él el centro de una acción que dirigía un conjunto de movimientos sociales políticos. Don Francisco I. Madero le tenía asignado en la futura formación, el carácter de jefe orientado hacia la gubernatura y la comandancia militar del estado de Puebla que no llegó a tener.

Se publicaban dos hojas, dos periódicos: El Veterano y El Antirreeleccionista que dirigía Aquiles Serdán […] Allí había una imprenta de un tocayo mío, Gilberto Carrillo […] Algunos de nosotros y lo digo por mí, estuvimos cerca de él y nos iniciamos en el trabajo de la formación y terminado de un periódico […] Salíamos con el periódico para distribuirlo en la noche, a la […] En esas actividades periodísticas, siempre estaba vigilante Aquiles […]salida de los obreros de las fábricas del Mayorazgo, de Amatlán, la Constancia, fábricas colocadas en los suburbios, a cierta distancia de la ciudad

Gilberto Bosques Saldívar,” Mi participación con Aquiles Serdán.

Como se sabe, don Gilberto fue cónsul general de México en París, Bayona y Marsella de 1939 a 1944, posición desde la que ayudó a más de 40,000 refugiados de distintas nacionalidades y credos, ofreciéndoles residencia y nacionalidad mexicana.

Se sabe que salvó la vida de más de 40 mil personas perseguidas por la dictadura franquista en España, y por los nazis alemanes en toda Europa.

            Más adelante fue nombrado Embajador en Portugal para seguir ayudando a los exiliados españoles y posteriormente fue embajador en Suecia y concurrente ante el gobierno de Finlandia. En el primer país difundió la historia y cultura Mexicana.

Mi país ha querido expresar a los pueblos escandinavos su sincera y cordial amistad, a través de un acto de presencia, de categoría cultural. Creemos que el arte es un admirable vehículo de relación, virtud del cual todos los pueblos pueden entenderse mejor.

Bien podemos decir que gracias a él, su familia y con la complicidad de las y los trabajadores del consulado mexicano, salvaron la vida los refugiados republicanos españoles, que habían sido derrotados en la guerra civil acaecida entre 1936-1939, pero no solamente ellos/as, también salvó a miles de judíos, austriacos, etcétera, que eran perseguidos por las dictaduras fascistas europeas,  actuando como Cónsul de México en Francia.

Se ha escrito mucho de la gran tarea que desempeño Don Gilberto en Europa, pero muy poco sobre el papel que desempeño de 1953 a 1964 como embajador, en la hermana República de Cuba, Don Gilberto llega a Cuba en el año del asalto al Cuartel Moncada por parte de Fidel Castro un 26 de Julio de 1953.

 Tiempo después y al salir de la cárcel Fidel Castro lo convenció para acogerse al asilo y le otorga un salvoconducto y les dio visa a los hermanos Castro para llegar a México, tanto a Fidel como a Raúl Castro. En nuestro país se organizaron y prepararon la revolución que los llevo al poder en la isla. Antes de partir a Cuba en el mítico, histórico y legendario Granma. Fidel y sus compañeros estuvieron en Xicotepec de Juárez y de ahí partieron a Tuxpan para embarcarse en el Granma.

Estando en Cuba, Don Gilberto fue testigo de hechos históricos que conmocionaron a América Latina y el mundo: el triunfo de los llamados barbudos, la caída del dictador Fulgencio Batista- Somoza es un hijo de puta, pero es nuestro hijo de puta-el intento de invasión a Cuba por parte del imperio Norteamericano en 1961 teniendo como cabeza de playa Bahía de Cochinos y playa Girón, la expulsión de Cuba del ministerio de colonias de Estados Unidos (OEA-Enero de 1962. Fidel Castro, dixit) y la crisis de los misiles en octubre 1962.

Se sabe y conoce por los testimonios que dejó en el archivo de la Secretaría de Relaciones Exteriores, que él mismo solicitó concluir su misión diplomática en Cuba entre otras cosas, antes de que entrara el nuevo gobierno del genocida Gustavo Díaz Ordaz, en 1964.

 

  

En 1964, durante la recepción de la Embajada de México en Cuba. Sentados de izquierda a derecha: Raúl Castro, el embajador Gilberto Bosques, Fidel Castro y Ernesto Che Guevara. Foto: Cortesía Fototeca Amalia González Caballero de Castillo Ledón, Acervo Histórico Diplomático, SER

 

En 2021, el archivo de Don Gilberto fue declarado por la Organización de Naciones Unidad para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), Memoria del Mundo

En 2003 en Viena, Austria, le pusieron su nombre a un parque y una avenida como un justo y merecido reconocimiento a su labor humanitaria.

En 2015 el periódico español El País, llamó a Gilberto Bosques el Schindler mexicano, seguramente influenciado por la película La lista de Schindler (1993) dirigida por Steven Spielberg y producida por la Metro-Goldwyn-Mayer, una muy buena puesta en escena y mejor difusión de la industria Hollywoodense, viendo a la distancia a ambos personajes, dista mucho lo que hizo uno y otro. Mientras que Oscar Schindler salvó la vida a aproximadamente 1,200 judíos que trabajaban en su fábrica, Don Gilberto Bosques salvo la vida a 40 mil personas. Judíos, españoles, alemanes, franceses, austríacos, etc. Sería más sensato, adecuado y razonable que fuese al revés, que Schindler pase a ser llamado el “Bosques alemán”. Lo cual no demerita en nada, lo realizado por Schindler

A Don Gilberto Bosques le queda como traje a la medida el poema de un dramaturgo, escritor, exiliado y militante comunista alemán,  Bertold Brecht  

Hay hombres que luchan un día y son buenos.

Hay otros que luchan un año y son mejores.

Hay quienes luchan muchos años, y son muy buenos.

Pero los hay que luchan toda la vida: esos son los imprescindibles»

Don Gilberto fue un hombre que luchó toda su vida, literalmente hasta su muerte, acaecida también un mes de julio, como su nacimiento, pero de 1995.

            El mejor homenaje que le podemos hacer es conocer y difundir su obra, su vida y sobre todo, su ejemplo y valores que tanta falta nos hacen en éste fango de la política poblana y nacional, con sus muy raras excepciones.

            Me parece lamentable por decir lo menos, que la Escuela de Relaciones Internacionales de la UAP y el Colegio de Puebla, entre otras instituciones de educación superior, no tengan actualmente una cátedra con el nombre de este gran poblano y mexicano universal que dé a conocer su vida y obra. Bien dice el dicho popular de origen bíblico que Nadie es profeta en su tierra.

      Como lamentable fue el hecho que en el anterior gobierno municipal de la Ciudad de Puebla- gobierno Morenista, progresista-un conjunto de organizaciones entre las que se encontraban el Comité para la Libertad de los Presos Políticos y contra la Represión Social en Puebla, la Liga Estudiantil Democrática, la UPVA 28 de Octubre, el Colectivo Hermanos Serdán, el Movimiento Comunista Mexicano en Puebla, y la Brigada del 68, le solicitaron al Ayuntamiento poblano presidido por Claudia Rivera, el cambio de la nomenclatura del Boulevard Norte por Prof., Gilberto Bosques.  Propuesta que no prosperó bajo pretextos insulsos y cretinos. En realidad  no hubo voluntad política del cabildo para  hacerlo.

 

 

No me queda más que despedirme mostrando otra faceta de Don Gilberto, su faceta de poeta:

Ciudadano del mundo

 el tiempo de la vida se lo damos al agua

el tiempo de la esperanza se lo damos a la sementera

el tiempo del camino se lo damos al hombre

el tiempo del hombre se lo damos a la tierra

el tiempo de la verdad se lo damos al pueblo

Gilberto Bosques Saldívar

 

P.D Quiero manifestar mi plena solidaridad con Doña Elia Tamayo en su largo batallar y viacrucis en aras de que se haga justicia en el caso del asesinato de su hijo José Luis Tehuatlie Tamayo sucedido  un 9 de Julio del 2014, durante la brutal represión al pueblo de San Berna, por parte de los esbirros del sociópata Rafael Moreno Valle.