Medio Ambiente

El ambiente humano y el ambiente natural se degradan juntos, y no podremos afrontar adecuadamente la degradación ambiental si no prestamos atención a causas que tienen que ver con la degradación humana y social. Encíclica Laudato Sí. Papa Francisco

El capital viene al mundo chorreando sangre y lodo por todos los poros, de la cabeza hasta los pies. K. Marx, El Capital

Mi reconocimiento y agradecimiento a mis amigos y compañeros de Eco Tuzuapan por su tenaz lucha en defensa de su medio ambiente, su agua, sus cerros y montes. En su defensa la vida. Gerardo Pérez Muñoz



San José Tuzuapan, es una pequeña comunidad campesina ubicada prácticamente en el centro del estado y, sobre todo, en el centro del triángulo rojo de la región huachicolera. Es una comunidad de gente trabajadora del campo, sembradores de hortalizas. Gente amable a la que le cayó “la maldición desarrollo” hace años. Vamos por partes.

En marzo de 2003, el Ayuntamiento de Palmar de Bravo, expropió "por causa de utilidad pública" 250 hectáreas para la "creación, fomento y conservación de una empresa en beneficio de la colectividad", pagándole a los campesinos, la mísera cantidad de $ 1.50 por metro cuadrado, con el engaño de crear 300 empleos directos, para, según ellos "incrementar el nivel de vida de los habitantes del Municipio y ser un detonante de progreso municipal". Este despojo fue avalado y legitimado por el Congreso del Estado (Periódico Oficial, del miércoles 14 de mayo de 2003).

La empresa: "Bufete Geológico e Ingeniería Básica, S.A. de C.V." les hizo una oferta de compra al ayuntamiento. Ni tardos y perezosos, los diputados del Congreso del Estado autorizaron al Ayuntamiento de Palmar de Bravo enajenar los catorce predios cerriles a favor de la empresa. Esta empresa fue constituida ante la fe del Notario Público Dos del Estado de México, según escritura 17,799, volumen 269, del 30 de enero de 1987 y cuyo capital le imposibilitaba cumplir los compromisos de tal magnitud. Para cerrar el círculo perverso, esta misma "empresa", vendió inmediatamente los predios a la ahora si solvente e influyente CYCNA DE ORIENTE S.A. DE C.V., con los hermanos Álvarez Cuevas al frente: Guillermo Álvarez como Director General, y Alfredo, como representante del Grupo Cruz Azul. Todos esto se llevó a cabo ante la mirada cómplice y tolerante del Gobernador Melquiades Morales y la actitud servil y sumisa de la Quincuagésima quinta Legislatura local. Una legislatura más de la ignominia. Demostrándose con ello, la sumisión del poder político al poder económico. Actualmente, el señor Guillermo “Billy” Álvarez, es un prófugo más de la justicia.

En 2007 y ante el rechazo a la instalación de la empresa cementera y la preocupación de los habitantes por proteger Ia Reserva de la Biósfera Tehuacán-Cuicatlán, Lorenzo Hernández Becerra negoció la firma de un ACUERDO DE CONCERTACION el día 9 de enero de dicho año. Lo firmó el Gobierno del Estado de Puebla encabezado por el hoy también prófugo, Mario P. Marín Torres; el ex Secretario de Gobernación, Javier López Zavala y varios Secretarios, Subsecretarios y Delegados Federales. Todo ello para dizque "evitar afectaciones al medio ambiente, los mantos freáticos y la producción agropecuaria, en perjuicio de productores y comerciantes de la zona"

Cabe aclara que el acuerdo nunca fue publicado en el Periódico Oficial y menos entregado a los firmantes. Sólo fue posible conocerlo a través de la intervención de Greenpeace que logró conseguir una copia después de una batalla más por la transparencia y la justicia ambiental.



Desde el 2003, varios habitantes de Tuzuapan y Quecholac y la ciudad de Puebla, habían fundado un colectivo llamado Amigos de la Reserva de la Biósfera de Tehuacán y en el 2007, se constituyen formalmente como EcoTuzuapan. A.C. que es la organización que ha venido realmente luchando en contra del ecocidio que se a dado en la región

En 2005 las empresas Cruz Azul y Polysius –filial de la transnacional alemana ThyssenKrupp– comenzó la construcción de una planta productora de cemento en 575 hectáreas de la región de Palmar de Bravo de las cuales poco menos de la mitad se encuentran en la reserva de la biosfera Tehuacán–Cuicatlán.

Fue en marzo del 2007 que la cementera, ubicada en el municipio de Palmar de Bravo comenzó a operar, siendo la cuarta planta más importante del consorcio en el país, según el portal de la Cooperativa Cruz Azul en internet.



El acuerdo de enero de 2007

El 9 de enero de 2007 la empresa CYCNA de Oriente SA de CV y/o Cruz Azul firmó un acuerdo de concertación con el gobierno del estado de Puebla así como con la organización no gubernamental TPQ Pro de la Reserva, Mantos Acuíferos y Calidad Ambiental AC, misma que representaba a las comunidades de Adolfo López Mateos, San José Tuzuapan, Palmarito Tochapan, Froilán C. Manjarrez, San Miguel Xaltepec, Jesús Nazareno, Guadalupe Enríquez y San Simón Yehualtepec; para efecto de promover el funcionamiento sustentable de la planta cementera CYCNA de Oriente SA de CV y/o Cruz Azul y garantizar el cumplimiento de la normatividad aplicable en materia de agua y protección al ambiente.

En dicho acuerdo se estipuló lo siguiente:

  • La empresa CYCNA de Oriente SA de CV y/o Cruz Azul, se comprometió a no usar el agua del pozo instalado en el poblado de Froylán C. Manjarrez, municipio de Quecholac, Puebla, así como a no llevar a cabo perforación del mismo ni ningún otro pozo, no sustraer agua de los mantos freáticos, o del acuífero de la región, concluyendo en utilizar agua de pipas para su actividad industrial.
  • El gobierno del estado de Puebla y CYCNA de Oriente SA de CV y/o Cruz Azul se comprometieron a llevar a cabo la construcción de dos micro plantas de tratamiento de agua en un plazo no mayor a doce meses contados a partir de la firma del mencionado acuerdo, en lugares designados por los agricultores de las comunidades representadas por la TPQ AC. Dichas micro plantas reciclarían el agua de los drenajes residuales, destinándose el beneficio del agua tratada, para los programas de reconversión de agua a favor de las comunidades y en un consumo no mayor a 4 mil 500 metros cúbicos mensuales.
  • El gobierno del estado de Puebla, a través de las Secretarías de Medio Ambiente y Recursos Naturales, de Desarrollo Rural y de Salud, en coordinación con la TPQ AC, asistidos por algún órgano descentralizado como pudiese ser una universidad, instituto académico, el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) o la Academia Nacional de Ciencia, ejecutarían acciones permanentes de monitoreo, inspección y vigilancia de la operación de la planta cementera denominada CYCNA de Oriente SA de CV y/o Cruz Azul, acciones que permitirían formular reportes mensuales sobre los niveles de contaminación ambiental; aprovechamiento sustentable de los recursos acuíferos; las vibraciones originadas por la extracción de materia prima, con el fin de evitar brotes de enfermedades; daños a los cultivos; desvío de los mantos acuíferos de la región de Palmar de Bravo, Quecholac, Tecamachalco y Yehualtepec, que sean consecuencia de la contaminación ocasionada por la operación de la planta cementera o de vibraciones por la extracción de materia prima.
  • La empresa CYCNA de Oriente SA de CV y/o Cruz Azul se comprometió a utilizar la más alta tecnología y aplicar todas las medidas de seguridad necesarias durante sus operaciones garantizando con ello la no generación de ningún daño en la zona. Asimismo, la Secretaría de Desarrollo Rural, a través del Consejo Estatal de Desarrollo Rural, se encargaría de evaluar los reportes del monitoreo antes mencionado, en coordinación con la TPQ AC y, en su caso, dictaría las medidas necesarias, para prevenir o evitar la generación de los daños a cultivos.
  • La empresa CYCNA de Oriente SA de CV y/o Cruz Azul llevó a cabo en coordinación con la TPQ AC, un monitoreo de la calidad existente en ese momento del medio ambiente a través de las instituciones convenidas entre las partes consistente en la medición del volumen de agua de los manantiales que proveen de agua a la comunidad de San Simón Yehualtepec y las condiciones generales de salud en la región, para tener un marco de referencia. Se concluyó que la empresa CYCNA de Oriente SA de CV y/o Cruz Azul sería la única responsable de reparar los daños y perjuicios que puedan causarse a los cultivos o productos agrícolas de la región, así como los que se generen a los manantiales que proveen de agua a la comunidad de San Simón Yehualtepec, y que sean atribuibles a su actividad durante la existencia y operación de la planta cementera.
  • El gobierno del estado se comprometió a realizar acciones necesarias para garantizar el desarrollo armónico de las actividades económicas, agrícolas e industriales en la región y exigir la responsabilidad que corresponde a CYCNA de Oriente SA de CV y/o Cruz Azul, en beneficio de los agricultores que resulten afectados.
  • El gobierno del estado procuraría coordinarse con dependencias y organismos federales competentes en materia de agua y medio ambiente con el fin de dar cabal cumplimiento al acuerdo firmado y no afectar la agricultura e incluir el desarrollo sustentable de la región.
  • La empresa CYCNA de Oriente SA de CV y/o Cruz Azul impulsaría el desarrollo de un centro de monitoreo ambiental, una clínica para monitorear y atender las enfermedades de la región, así como un complejo para el aprovechamiento ecoturístico de las hectáreas que legalmente sean parte de la Reserva de la Biosfera Tehuacán-Cuicatlán, ubicada en Palmar de Bravo para beneficio de las comunidades y la preservación del medio ambiente.

Desde que comenzó a operar la empresa CYCNA de Oriente SA de CV y/o Cruz Azul, los municipios de Quecholac, Tecamachalco, Palmar de Bravo y Yehualtepec, han resentido los daños causados por la actividad de la empresa cementera CYCNA de Oriente SA de CV/ Cruz Azul.

La relación de daños

Los daños más severos son principalmente la disminución del manto freático del acuífero de Tecamachalco y la falta de compromiso por parte de la empresa para respetar la reserva, así como a los campos de cultivo y a reparar y mitigar los daños causados por la generación de polvos que la planta cementera despide, especialmente por las noches, porque esta región se caracteriza por ser semidesértica y por su escasa precipitación media pluvial.

Otra de las promesas incumplidas, fue la rehabilitación de la clínica de salud, con equipo nuevo e idóneo para atender a quienes padecieran males respiratorios y de piel, relacionados con la explotación de los cerros para la producción de cemento.

La empresa cementera pretendió dar cumplimiento a la cláusula del acuerdo y mandó a ampliar una habitación, baño y cocineta para un médico; un consultorio dental, un área de control y farmacia, la clínica de salud San José Tuzuapan, lo cual dista mucho de lo comprometido por la empresa, máxime cuando se han presentado casos de mujeres con cáncer que no se atienden por falta de equipo. En los últimos tres años, la contaminación generó la muerte de cinco personas por cáncer de enfisema pulmonar, debido la inhalación del polvo por las detonaciones que se hacen diariamente para extraer el material pétreo en la cementera.

Varios pozos de agua que abastecían a la población, se han secado y ahora los habitantes tienen que conseguir el agua mediante pipas que la transportan desde varios kilómetros de distancia.

  • El polvo emanado de la explotación de los materiales pétreos y de las actividades de la planta perjudica los sembradíos.
  • El agua que se utiliza para regar la cosecha proviene de la planta tratadora de la cementera, pero, al no ser el tratamiento adecuado, ésta contamina los cultivos de hortalizas, con las consecuentes pérdidas para los campesinos, en especial, los campesinos hablan de 78 hectáreas de cultivos de lechuga, coles, betabel, cebollín y zanahoria, debido a polvaredas causada por las obras, por lo que le han pedido a la empresa el pago de un millón 500 mil pesos por los daños causados a sus cosechas.

La empresa y el gobierno del estado, no se han dignado sentarse a dialogar y resolver la grave problemática de los habitantes; más aún, la empresa ha llevado a cabo una campaña de difamación y hostigamiento contra el líder y presidente de EcoTuzuapan Cristino Maurilio Rosas Morales, incitando a los "beneficiarios de dichas plantas" a "ponerle una chinga para que se calme".

En los múltiples trámites que han realizado los miembros de la organización, el 19 de abril del 2011, los campesinos presentaron ante la Delegación de la PROFEPA, una DENUNCIA PÚBLICA que quedó registrada en el expediente: PFPA/27.7/2C.28.2/054-11-154, aportando fotos del daño ocasionado por Jesús Leonel Rebollar Mier, a más de cinco mil especias de flora - pretendiendo construir un camino alterno a la planta cementera - del lugar y donde siguen enterradas y sin que hasta el día, mes y año actual, la PROFEPA se haya dignado realizado inspección alguna. El 21 de marzo del 2013, los campesinos le hicieron entrega de un oficio a la exdelegada, Lic. Alba Lucia Arzaluz Alonso, aliada de Moreno Valle, y de no gratos recuerdos en Puebla, quien no se ha dignó a contestarles y menos recibirlos.

Desafortunadamente, la empresa no sólo ha puesto de rodillas al gobierno estatal sino también a nuestra Universidad pública, tal y cómo lo reseña la nota aparecida en el periódico la Jornada de Oriente de septiembre del año pasado. LA BUAP Y EMPRESA CRUZ AZUL SIEMBRAN MÁS DE 14 MIL ESPECIES EN TECAMACHALCO (la Jornada de Oriente, septiembre 2, 2019. Firmada por el reportero Martín Hernández Alcántara)

Los políticos y funcionarios de todos los colores y sabores se solazan declamando a los cuatro vientos su inquebrantable respeto y lealtad al “Estado de Derecho y el respeto a las leyes”, las mismas que cotidianamente lo violan.

¿De qué ha servido invocar los párrafos quintos (derecho a un medio ambiente sano) y sexto (derecho al agua) del artículo cuarto constitucional? ¿Acaso no también se violan los párrafos tercero, cuarto y noveno del mismo artículo? ¿A quién le importa que se viole la Ley General de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente o la Ley General para la prevención y gestión de los residuos? ¿Realmente se cumple con lo estipulado en el artículo 78 numeral XLV y los incisos B y C de la Ley Orgánica Municipal? ¿O la casi desconocida Ley Para la Protección del Ambiente Natural y el Desarrollo Sustentable del Estado de Puebla?? Entre otras leyes y reglamentos

El problema no es de falta de leyes o reglamentos, sino de voluntad política para resolver de fondo dichas problemáticas.

Estoy convencido que está problemática debe estar ya en el centro de la discusión político-electoral rumbo a las elecciones del 2021

Cuánta razón tuvo el viejo y sabio Marx, al escribir que:

El capital viene al mundo chorreando sangre y lodo por todos los poros, de la cabeza hasta los pies". El Capital, K. Marx

¡JUSTICIA AMBIENTAL y SOCIAL YA!

Vida y milagros

Ayer visité el viejo Paseo Bravo, ubicado en el centro histórico de la ciudad de Puebla. Hace rato que no lo recorría con calma, solo pasaba junto a él sin querer mirarlo demasiado, quizá porque prefería recordar el orden original del parque y el nombre primero de la avenida que conducía hacia él, Avenida de la Paz, hoy Avenida Juárez; me gustaba su arbolado con palmeras al centro y grandes fresnos a los lados. Atesoraba la vista desde las alturas del verdor de los árboles mezclado con el morado de las jacarandas. El parque fue inaugurado en 1840, talado por completo antes de la batalla de Puebla de 1862, y reforestado de nuevo en años sucesivos. Algunos de los árboles del siglo XIX, mayoritariamente fresnos, aún están ahí, cercados por siembras posteriores, inadecuadas y caóticas.

De las antiguas casas que rodeaban al parque, muchas han sido demolidas y en su lugar han ido construyendo modernidades espantosas que no respetaron el carácter ni los supuestos ordenamientos que debían proteger el entorno. La mayoría de las zonas históricas del país han sufrido lo mismo, arrasadas por los intereses inmobiliarios y la falta de atención de los gobiernos, que también han cooperado a deformar esos espacios con muchas intervenciones mal pensadas y peor construidas. Los espacios públicos, en particular los de los lugares catalogados como históricos, son una referencia para los habitantes de una ciudad, son nuestra memoria y debieran serlo para otras generaciones. El Paseo Bravo ha perdido su carácter y lo que sabemos o recordamos de él ha sido borrado por un inquietante presente.



Sobre la avenida, poco antes de llegar al parque, veo los rastros de una antigua construcción recién convertida en un feo estacionamiento con piso de tierra y escombro. Los viejos árboles del frente ya no están. En medio, solitaria y entre ruinas, quedó una enorme chimenea de ladrillo rojo y un letrero del INAH. Una calle lateral del parque ya es peatonal; curiosamente, los árboles que le dan sombra en algunos tramos fueron sembrados en 1905, otros en 1940. Las siembras recientes no han sobrevivido y las intervenciones del siglo XXI no han sido afortunadas para el arbolado; en cuanto a las obras de infraestructura, no respetaron el estilo del espacio y por su mala calidad no han aguantada el mínimo paso del tiempo. En la antigua avenida, muchísimos árboles han desaparecido a lo largo de 20 años para favorecer la vista de comercios y restaurantes o para la colocación de horribles espectaculares y letreros en espacios públicos y peatonales. Entre el espectador y el entorno ha triunfado un enorme ruido visual.

Paseo Bravo, sí, la vida se fue a otro lado

Sobre este tema puedes leer también Paseo Bravo, sí, la vida se fue a otro lado



Las referencias que nos hacen familiar nuestra ciudad van desapareciendo, caen las casas, caen los árboles y desaparece el paisaje. No tenemos un mapa mínimo de lo que debiera preservarse desde el punto de vista visual, arquitectónico y estético, mucho menos un inventario de los árboles.



Kant y Hegel | David López

Immanuel Kant (1724-1804), uno de los grandes filósofos alemanes de todos los tiempos, pasó su vida dentro de los alrededores de su ciudad natal, Königsberg, pensando, escribiendo y dando clases. El gran constructor de la "Crítica de la Razón Pura" era un alma humilde regida por la paciencia, necesitado de la rutina de sus hábitos y aferrado al paisaje. Uno de sus grandes tratados fue el de "Observaciones sobre lo bello y lo sublime". El hombre es un animal de costumbres y Kant era el emblema de ese dicho. Me uno a él de la manera más enfática. ¿Qué somos sin nuestro paisaje, sin raíces, sin sombras y rincones familiares?

Kant era tan metódico que la gente de Königsberg sabía la hora exacta cuando él pasaba de ida o de regreso de la universidad a su casa. Era un reloj ambulante. Un día el filósofo no fue a clases. Se preocuparon todos y pensaron lo peor. Seguro había muerto. Fueron a su casa y el único y discreto empleado de Kant les dijo que estaba incomprensiblemente triste, mirando silencioso por la ventana de su estudio. Pasaron semanas hasta que cayeron en la cuenta de que el vecino de al lado había tirado el árbol que Kant veía todos los días mientras escribía. La intención era buena: que entrara más sol a su jardín. La comunidad se organizó y sembraron un árbol lo más grande posible para suplir al caído y poco a poco Kant recobró la paz del espíritu.

Él mismo explicaría lo sucedido así: "Cualquier cambio me hace aprensivo, aunque ese cambio ofrezca la mejor promesa de mejorar mi estado y estoy convencido por este instinto mío de que estoy en lo cierto. Mi sincero agradecimiento a quienes piensan tan bondadosamente por mí, al grado de comprometerse con mi bienestar, pero al mismo tiempo pido del modo más humilde, protección a mi estado frente a cualquier alteración. "

Cuando Kant salió de ese largo silencio tenía 57 años; el resultado fue su obra de la Crítica de la Razón Pura, piedra angular del pensamiento filosófico contemporáneo, pues en esa obra defiende la autoridad de la razón y la necesidad de sumar la razón a la experiencia. Y esta obra estuvo a punto de no ver la luz porque al filósofo le tiraron su árbol más amado.

¿Qué somos sin nuestra luz primera, qué somos sin esas raíces?

Foto: Claudia Martínez Sánchez / Sin Embargo

Sería la época en que el ejército peinaba la montaña en busca del Tomasín, el famoso bandido social o anti social según los distinto puntos de vista sobre su persona y su posicionamiento “fuera de la ley”.



Antes sólo se llegaba a Tlacotepec de Díaz en avioneta y años después se construyó el acceso terrestre que comunicaba a esa población con Tezonapa y Córdoba. La otra forma era la caminata pesada desde la zona alta como Zoquitlán o Coyomeapan, atravesando los selváticos parajes del Paso Viejo por Pozotitla, cruzando en cuerda, nadando o a pie en época de seca el Huitzilatl.

Mucho después en camión dando una vuelta larguísima de Tehuacán a Córdoba y luego a Tezonapa y de ahí hasta Tlacotepec. Y también podías llegar por la zona mazateca. Atravesando el Río Petlapa por las hamacas colgantes por las altas montañas de Cañaltepec, Zacatepec de Bravo, Pilola u Agua Ancha. Más abajo por la hamaca de Naranjastitla o por la panga en Villa del Rïo.

Son ya pocos los espacios vírgenes en donde pasas en troncos. Todos esos lugares están bajo la mira de los proyectos hidroeléctricos y mineros, otros ya afectados décadas antes, en lugares más adelante, por la presa Miguel Alemán.

Hace más de dos décadas, en una Semana Santa estuvimos en San Miguel Tenango y con Gastón de la Luz fui hasta Teocuatlán, estando por un error en calidad de seminaristas o catequistas conduciendo la pasión de Cristo. No pudimos decir que no a la comunidad mazateca. Ibamos de emisarios de los Acuerdos de San Andrés Larráinzar y terminamos en la parroquia o capilla del pueblo cuasi predicando el evangelio. Desde ahí se veía una agua enorme, parecía el mar. ¿Desde aquí se verá Veracruz?, llegamos a preguntar.

“Es la presa hidroeléctrica”. Asi que después de la procesión del viernes, bajamos y dormimos cerca de la presa. El Sábado de Gloria decidimos bajar muy temprano. El camino era una escalera de piedras acomodadas en faenas por los campesinos de generaciones pasadas, como el que baja de Zoquitlán a Oztopulco y sube en sentido inverso, tropical y con helechos gigantescos.



En el embarcadero de Santa Catarina, había una cabaña donde recuerdo escuché una cumbia con mensaje anti cristianos evangélicos algo divertida y colgaban aros metálicos con pescados recién recolectados. Desafortunadamente no llevábamos ni diez pesos. Así que mejor nos apresuramos. Era temprano pero ya era tarde, podría haber dicho Carlos Vargas, el sabio tetlalli nahua de San José Miahuatlán.

Empezamos a bajar la última escalinata, antes de encontrar el agua de la enorme represa chocando con las gigantescas piedras donde salen las lanchas rumbo a Temazcal. Al bajar nos encontramos a un compa mazateco, que iba subiendo un refrigerador de esos donde venden paletas y helados, con su mecapal. Venía echándose su mágico taxquiri, porque creo que de otra forma estaba complicado subir eso así a la brava. Nos sorprendió una vez más la fortaleza de la banda de la montaña.

“No se metan a nadar”, sentenció un lanchero que en ese momento jalaba la cuerda para encender el motor de su lancha, ya repleta de pasaje. “Hace ocho días se murió ahogado un muchacho, ahí donde ven”, continuó advirtiéndonos y señalándonos con su mano. “Hay remolino”, remató, y se fueron todos. Minutos después vimos perderse la lancha a lo lejos, en el horizonte.



“Es que ellos no se entrenaron en las cálidas aguas minerales de San Lorenzo”, pensé.

Así que vimos una isla a unos veinte metros. En esa época baja el nivel del agua de la presa y se crean cientos de pequeñas “islas”, que son partes de las montañas bajo el agua, inundadas por el proyecto que construyó la Comisión del Papaloapan a finales de los años 50.

Le dije a Gastón: “Yo voy a nadar hasta esa isla y ahí voy a fumar un cigarro y asolearme como lagartija después de nuestra semana religiosa con el pueblo cristiano. Hoy es Sábado de Gloria ni más ni menos”.

El agua estaba helada y nadar ahí me despertó inmediatamente un miedo cuasilovecraftiano. Sentía estar sumergido en un agua con una energía diferente. Afortunadamente me cansé pronto, a causa de la caminata y de la falta de comida desde que habíamos salido de Teocuatlán, o de los últimos tepexilotes con huevo que por poco y se convertían en mi última cena.

Exactamente cuando sentí que no podía bracear más, me puse a flotar viendo el cielo matutino y sus navegantes nubes. Vi al compa del refrigerador que seguía en su ardua tarea de cargarlo él solo cuesta arriba y de repente vi otro paisaje, el fondo de la presa, el fondo de lo que nuestros ojos alcanzaban a ver, y nuevamente el embarcadero y otra vez el fondo selvático y el agua interminable.

“Es el remolino”, pensé. Sólo oía el agua imponente. No sé cuantas vueltas me dio.

“Me voy a morir”. Y en el momento en que acepté que moriría en ese lugar, una película de mi vida era lo que veía. El patio de mi casa, mis perros, mis abuelos, padres, hermana, primos y así. Todo de colores, rápido y con claridad. Semejante a la experiencia que vives cuando ingieres psilocibina o un papel de LSD. Repentinamente las vueltas se detuvieron.

“No me morí”, pensé y salí nadando no al embarcadero sino a la orilla más cercana, a un lado.

“Nadas bien chingón”, me dijo Gastón. “¿Cómo le haces?”

Le dije alguna maldición seguramente. Era el remolino, recuerdo haberle dicho.

Estaba yo muy espantado. Fue motivo suficiente para que él no intentara meterse ni yo volver a intentarlo. Bromeamos. “Te acusarían de homicidio”. “Si acaso aparecía tu cuerpo”.

Ese día regresamos de una caminada extenuante hasta Tenango de pura subida en el corazón de la montaña.

¿Qué habrá sido? ¿Qué alucinación fue esa?

¿Dios? ¿Tepeyollo? ¿El Espejo Humeante? Durante años pensé en la respuesta, hace algunos leí que ante una muerte dolorosa el cerebro segrega el DMT (principal psicodélico de la ayahuasca y del sapito Bufo Alvarius). Y te mueres, ves toda tu vida, y FIN. Tuve mi resurrección. Una de varias que me han tocado.

Y hace algunos años, en otro trance, vi a los dueños del Río Coyolapa, son los seres más increíblemente mágicos que he conocido. Me dieron una vuelta en su canoa en descenso subterráneo y submarino en la Tonantzin Tlalli. Me dieron un mensaje, ciertas invocaciones y santo y seña del camino.

La historia terminó en una fiesta en Huautla. Creo que domingo o lunes llegamos al pueblo de María Sabina, pero yo seguía sin un peso y nos persiguieron a mí y a otros más por el centro, nos escondimos en una casa. No teníamos para regresar a Tehuacán. No estaban nuestros compas de allá. Estábamos por irnos a acampar al cerro, cuando apareció el Padre Tacho y terminamos en una graduación de sacerdote, junto al mero Obispo, con los rones y wiskis y así. Jajaja. Al otro día bajamos a Pueblo Nuevo, ahí junto a las famosas cuevas donde anduvo McNeish.

Sistema hidroeléctrico en la Sierra Negra, una amenaza para 3 ...

Vida y milagros

Olvidan protección de Paisaje Agavero; detectan contaminación en ...

En una síntesis informativa de hace tres días vi la siguiente nota:



"La tarde de este jueves 9 de julio, las puertas de Tequila Herradura, que forma parte de la firma de bebidas internacional Brown-Forman, estuvieron a punto de ser clausuradas por personal del ayuntamiento de Amatitán, Jalisco. El motivo: las constantes quejas de la población que habita en las inmediaciones de la Hacienda del Refugio, asegurando que la empresa descarga sus vinazas sin ningún tratamiento a una barranca donde corre un arroyo. Por este motivo, desde muy temprano se registró una intensa movilización dentro y fuera de la fábrica y según información de la empresa, personal de ayuntamiento acudió a verificar las descargas de vinazas. Se les intentó negar la entrada a los inspectores municipales por no tener el nombre correcto de la empresa en las actas. Fue por ello por lo que no se pudieron colocar los sellos en la hacienda, misma que recibe a los turistas que llegan en el tren Herradura Express."

En otra nota del 19 de septiembre de 2019, el diario El Occidental señala la clausura parcial por parte de la Procuraduría Estatal de Protección al Ambiente (PROEPA) de una empresa tequilera ubicada en el municipio de Amatitán, aunque en la nota no dan el nombre de la empresa. En la zona de Amatitán existen varias destiladoras de tequila. El motivo de la clausura fue que estaban descargando sus lixiviados en un colector pluvial. Amatitán está ubicado dentro de las 34 mil hectáreas que protege el decreto de la UNESCO. En 2018 el gobierno estatal presentó un plan de manejo de la zona que no han podido aplicar.



Varias cosas llaman la atención de estas notas. La primera es que el Tequila Herradura ya no es de mexicanos. La segunda es que muchas empresas vienen a hacer en México lo que en su país de origen no harían, no por bondadosos, sino porque la ley es coercitiva. La tercera es que la mayoría de las empresas tequileras no cuentan con plantas de tratamiento de agua para procesar las vinazas. Para producir un litro de tequila se contaminan gravemente 10 litros de agua. En México la producción tequilera es de más de 200 millones de litros anuales, lo cual se traduce en dos mil millones de litros de agua altamente contaminada. Cuatro grandes empresas producen el 80% del tequila del país. Detrás de los preciosos e inmensos sembradíos del paisaje agavero, declarado por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad en 2006, hay una historia que poco se menciona, y es la grave contaminación que genera el proceso de producción. La naturaleza requiere de una enorme cantidad de oxígeno para biodegradar los residuos de fibras, celulosa, azúcares y levaduras y esa demanda aniquila la vida de los afluentes de agua en donde descargan. Podrían ser muy nutritivos para el suelo si se manejaran bien, pero son muy dañinos si se tiran directo al agua.

En un comunicado del lejano 2009, la Cámara Nacional de la Industria Tequilera señaló que no apoyan estas prácticas y confiesa que es difícil saber por qué no tratan el agua sus agremiados. ¿De verdad es difícil para la cámara el entender por qué no tratan el agua? No la tratan porque en México se pueden cometer delitos ambientales con un gran margen de impunidad y se pueden trasladar los costos ambientales a la sociedad. Es tan complicado el marco jurídico de la gestión de agua y están tan fracturadas las atribuciones entre la federación, los gobiernos estatales y los municipios, que las leyes y reglamentos acaban por no aplicarse. Los ayuntamientos suelen ser el eslabón más frágil en esta cadena de omisiones, y por debilidad administrativa y técnica, muchas veces expiden licencias de funcionamiento sin exigirles a las empresas el cumplimiento de las NOM-01 en materia de agua. Además, sus órganos municipales de inspección y vigilancia son débiles o inexistentes. Por otro lado, el debilitamiento progresivo del sector ambiental federal abre aún más la cancha para la impunidad. En el caso de Amatitán, un municipio pequeño de cerca de 17 mil habitantes, el peso y poder de una empresa tan grande puede ser avasallador. No sé si tengan un reglamento y el personal para aplicarlo. Como sea, están tratando de ejercer sus facultades. Los municipios no tienen por qué tratar las aguas que generan las industrias. El mandato del artículo 115 Constitucional solo les da la atribución de tratar el agua domiciliaria, nada más.



Tequila Herradura se vendió a la empresa estadounidense Brown Forman por 870 millones de dólares en 2007. Son una de las comercializadoras de vinos y licores más grandes del mundo. En México venden el 5% de sus mercancías. ¿De verdad no saben lo que se tiene que hacer con el agua residual?

En este imponente cementerio marino de cactus
Puedo escuchar las olas golpear en los acantilados del salitre
Puedo percibir claramente el agua entrar y salir de las bufas
Su sonido es incesante, abismal y ciclópeo
Puedo ver claramente el sendero del trilobite
Entre un bosque de candelabros
Que no son sino los árboles genealógicos
De los artesanos de la arcilla, el ónix y el mármol
Escucho lo que dice este camposanto
De animales extintos
En la eternidad nadando
En esta barranca todos petrificados
¿Quiénes llegaron primero?
¿Quiénes quedaran al último?
¿Quedará algo que no sea la destrucción?
¿Seguiremos edificando nuestra propia sepultura?
Este cementerio marino está vigilado por espíritus minerales
Sus corales de arrecife también nos protegieron
Y silban una letanía en el silicio
De donde emerge el agua
La gorgona y el cascabel
Protegen desde una cueva de máscaras verdes
Este suelo
Donde estamos solo pasando
Este cementerio es marino
Y en él, como la sal, nos disolveremos

Es más fácil imaginar el fin del mundo que el fin del capitalismo. Fredric Jameson

A todas y todos los defensores de la vida, la tierra, el territorio, el agua. A los y las guardianas y guardianes de la Tonantzin Tlalli, donde quiera que estén. Gerardo Pérez Muñoz

(Foto de portadilla: No a la mina)



Puebla: Día Mundial del Medio Ambiente, nada que celebrar

El pasado 5 de junio se conmemoró el Día Internacional del Medio Ambiente como cada año desde 1974. Tanto a nivel nacional como estatal, pasó con más pena que gloria y muchos menos se diga a nivel de los municipios. Al igual que cada año, hay un tema en específico que acompaña la conmemoración con la intención de analizar y reflexionar, el tema del presente de este año fue sobre la biodiversidad.

A nivel mundial, Cada año, entre siete y ocho millones de personas mueren de forma prematura debido a la mala calidad del aire, afectando al 90% de la población mundial y cobrando la vida de 600,000 niños, de acuerdo con datos del PNUMA.



La International Union for Conservation of Nature (IUCN), reportó que a nivel mundial se han extinguido 79 especies de mamíferos, 23 de reptiles, 36 de anfibios y 134 de aves. Haciendo hincapié que 1,143 mamíferos viven bajo amenaza, de un total de 5,506

Un primer planteamiento que es necesario tener o tomar en cuenta es el hecho que el 80% de la biodiversidad del planeta has estado y está resguardada por pueblos indígenas, lo que nos habla claramente de un choque cultural y civilizatorio entre una sociedad que cuida la madre tierra y muy otra, la occidental que se ha dedicado frenéticamente a devastar el medio ambiento; una la sociedad de hiper consumo, de tratados comerciales y en específico, del modelo de capitalismo salvaje que no respeta ya ni el último resquicio de cualquier forma de vida con tal de acumular capital y ganancias a costa de la sobre explotación del trabajo y de la naturaleza.

Nuestro país está considerado como un país mega biodiverso y con una gran diversidad sociocultural. Diversidad biológica y social y cultural, van de la mano. Es un país apetecible por los señores y señoras de la cultura de la muerte y la devastación ambiental.



RELACIONADA EN MUNDO NUESTRO:

En imágenes: Riesgos socio-ambientales y conocimiento de la biodiversidad en la Sierra de Puebla

Una mirada más abierta a la complejidad socio-ambiental en la Sierra Norte de Puebla

Como el boom de la explotación petrolera en la Mesa de Metlaltoyuca y la amenaza latente por el uso del fracking como técnica de extracción. Los cuadritos blancos son justo los pozos petroleros perforados entre el 2010 y el 2012 por compañías extranjeras contratadas por PEMEX.

El caso Puebla

Puebla tiene una ubicación geoestratégica y geopolítica importante, se ubica entre el golfo, el altiplano y con salida al pacífico lo que explica en parte la política de despojo a las comunidades y también a que somos el cuarto estado a nivel nacional con mayor diversidad social y cultural con siete pueblos originarios y el sexto lugar en cuanto a riqueza y diversidad biológica se refiere y el cuarto con el mayor número de pobres a nivel nacional: Puebla: territorio rico con población pobre .

Puebla ha sido llamada con justa razón, el laboratorio de los proyectos de muerte y la criminalización de la protesta social, en especial, en el gobierno del autócrata y represor Moreno Valle.

Fracking, minería a cielo abierto, gasoductos y poliductos, hidroeléctricas, parques eólicos y fotovoltaicos, bioprospección, urbanización salvaje y desarrollos inmobiliarios, granjas agro industriales de cerdos y pollos y su consecuente contaminación de agua, suelo y aire; productos de exportación (berrys y su consecuente uso intensivo d agua), parques industriales, privatización y contaminación de lagua, tala clandestina y deforestación, contaminación auditiva y visual en la ciudades, son, entre otros, los graves y grandes problemas socio-ambientales que tenemos. Lo anterior va junto y pegado de la violación sistemática a derechos como el de la salud, medio ambiente sano, alimentación, a la auto determinación de los pueblos originarios y comunidades equiparadas, etc.

Puebla en cifras.

Puebla ocupa el tercer lugar de zonas metropolitanas más contaminadas del país con PM 10, partículas suspendidas de polvo, hollín o ceniza, que se relacionan con enfermedades respiratorias y muertes prematuras, de acuerdo con el diagnóstico de la calidad del aire realizado por la Red por los Derechos de la Infancia en México (REDIM).

La Zona Conurbada de la Ciudad de Puebla (ZCCP) que comprende a los municipios de Amozoc, Coronango, Cuautlancingo, Juan C. Bonilla, Ocoyucan, Puebla de Zaragoza, San Andrés Cholula, San Gregorio Atzompa y San Pedro Cholula. En esta región habitan 2,171,434 personas. El 72.6% de la población de la zona conurbada se concentra en la capital del Estado. El Informe Nacional de Calidad del Aire 2017 concluye que “la información disponible revela la presencia de problemas de calidad del aire tanto por partículas suspendidas (PM10 y PM2.5) como por ozono”. (INER, Greenpeace.)

Puebla se convierte en el sexto estado del país con mayor actividad minera, de acuerdo con el Anuario 2018 que presentó Fundar, Centro de Análisis e Investigación.

Tenemos contaminación atmosférica en los municipios de Puebla, Tehuacán, Cuautlancingo, San Martín Texmelucan, San Pedro Cholula, San Andrés Cholula, Atlixco y Teziutlán, más contaminados de acuerdo con la SEMARNAT.

Igualmente, y de acuerdo con datos de la misma dependencia, Puebla se ubicó en la quinta posición a nivel nacional con más denuncias en materia ambiental al sumar 190 quejas que fueron presentadas en la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) de diciembre de 2018 a junio de 2019.

Tenemos el segundo o tercer río más contaminado del país, el Atoyac. Río que cruza por 22 municipios y que empezó con la enfermedad de la contaminación allá por 1835 con la llegada con la llegada de la industria textil y el consecuente crecimiento de la ciudad. ¿Alguna de las autoridades a las que va dirigido a cumplido con la recomendación 10/2017 sobre la rave contaminación del Atoyac o ya terminó en algún bote de la basura de los funcionarios y dependencias a las que va dirigida la recomendación?

En el Estado de Puebla, de 2001 a 2017 se acabaron 43 mil 800 hectáreas de bosque en la entidad. A inicios de 2018, la Comisión Nacional Forestal (Conafor) reportó 80 mil hectáreas deforestadas en el estado de Puebla. Particularmente grave es esta situación en la Sierra Norte, Sierra Nevada y Negra. Tan sólo en los últimos años más de mil 500 hectáreas de bosque en el Parque Nacional la Malinche.

De acuerdo con CONAGUA, el 92 por ciento del agua superficial en Puebla está contaminada: (Conagua 2017)

La Comisión Nacional del Agua (Conagua) informó que, de los 107 ríos, arroyos, lagunas, presas o zonas de descarga, solamente ocho están libres de todo tipo de elementos.

La ciudad de Puebla tiene entre 1.9 metros cuadrados a 2.9 de áreas verdes por habitante, cuando al Organización Mundial de la Salud, recomienda entre 9 a 12 metros cuadrados por habitante.

O los proyectos hidroeléctricos en los ríos Ajajalpan, Zempoala y Apulco. En la gráfica, el propuesto por el Grupo México en el primero de los ríos mencionados.

VER: HIDROELÉCTRICAS EN LOS RÍOS DE LA SIERRA

Nuestros infiernos ambientales

En el Estado, tenemos nuestros propios infiernos ambientales (Víctor Toledo, dixit). Aquí algunos ejemplos:

Las regiones contaminadas

Corredor Texmelucan-Huejotzingo-Cholula

Corredor Industrial Quetzalcóatl 2, con especial énfasis en la comunidad de Xalmimilulco.

Contaminación del río San Marcos en la Sierra Norte por derrames petroleros y fracking.

Contaminación del río Metlapanapa, zona centro del estado

Contaminación de los sitios Ramsar: Presa de Valsequillo y Necaxa

Cuenca: Ahuazotepec-Zacatlán, producción de Feldespato

Tepeaca-Cuautinchan, Tuzuapan, Quecholac: Cementeras CEMEX y CRUZ AZUL. Posibles compuesto Orgánicos Volátiles en el aire que afectan las vías respiratorias (silicosis).

Minera Autlán, Teziutlán, Pue

Palmar de Bravo: Basureo tóxico

Corredor Palmar de Bravo-Tehuacán: granjas avícolas (contaminación de agua, suelo y aire), maquilas (contaminación de agua).

Cada cinco segundos alguien muere en el mundo, envenenado por el aire

Cada año mueren 12.5 millones en el mundo a causa de la insalubridad del medio ambiente

La contaminación ambiental en México deja 49,000 muertes

Mueren al año 1,680 niños por males relacionados a contaminación en México

Salud, medio ambiente y alimentación sana, son una sola tríada

Puebla y la criminalización de la protesta social

De acuerdo con Global Witness y el Centro de Derecho Ambiental (CEMDA), nuestra entidad ocupa el nada meritorio y honroso tercer lugar en criminalización de los activistas socioambientales, después del Estado de México y Oaxaca. No podemos olvidar las leyes morenovallistas de la privatización del agua, la ley bala, la ley orgánica municipal, entre otras.

Recientemente la consultora Kantar, reveló que al 78% de mexicanos les importa poco o nada la preservación del medio ambiente. Tenemos un ambientalismo, en términos generales, epidérmico y a los que actúan, los mata, encarcelan o amenazan.

Desafortunadamente, la política ecológica está subordinada a la política económica, una asignatura que hay que revertir. Cosa imposible bajo este modelo económico.

Están en juego dos proyectos civilizatorios: un proyecto que de vida; de todas las formas de vida y el otro, bajo el espejismo del desarrollo, progreso, modernidad, trabajo o inversión económica, destruye nuestra Tonantzin Tlalli, nuestra querida y amada Madre Tierra.

Finalmente, considero que es preciso tener siempre presente las palabras de la compañera Berta Cáceres “Juntémonos y sigamos con esperanza defendiendo y cuidando la sangre de la tierra y los espíritus”

Mundo Nuestro. Este desplegado dirigido al Presidente de la República planta sobre la mesa de la discusión pública el tema estratégico más importante para el país.

UN LLAMADO URGENTE

Sr Presidente de la República: A la Opinión pública: Hoy, 5 de junio, Día Internacional de Medio Ambiente, les dirigimos esta carta con gran pesar por lo que está pasando en nuestro país con respecto a la política ambiental. Ya es hora de que la sociedad se entere del gran desastre que existe y los riesgos que se están generando a raíz de las decisiones que este gobierno está tomando o dejando de tomar en materia ambiental.



Quienes firmamos esta carta hemos sido, desde los años 90s del siglo pasado, Secretarios de Medio Ambiente (SEMARNAP y SEMARNAT), Presidentes del Instituto Nacional de Ecología (INE hoy INECC), Procuradores Federales de Protección al Ambiente (PROFEPA), Comisionados de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) y Directores de la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR) y la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO).

Al efecto nos hemos reunido todos en sana distancia en este día. El día de hoy, la Comisión de Áreas Naturales Protegidas cumple 20 años de haber sido creada. La CONABIO, PROFEPA y el INE 28 años de existencia y la CONAFOR 19. Son instituciones que fueron construidas y fortalecidas por casi tres décadas, con la participación de miles de personas involucradas en el medio ambiente, expertos, organizaciones sociales de ciudadanos, campesinos y académicos, llenos de entusiasmo, expectativas y aportando su mejor esfuerzo. Hoy vemos con dolor y preocupación su desmantelamiento por decisiones del gobierno federal. Con el debido respeto a su investidura, queremos reclamarle y conminarle, Sr. Presidente, para dejar de minar y desdibujar a las instituciones ambientales de México, y suspender decisiones contrarias al marco legal que nos rige en materia ambiental y a nuestras obligaciones y compromisos internacionales.

Los aquí firmantes hemos sido servidores públicos que, de una u otra forma, hicimos nuestro mayor esfuerzo por ir subiendo el nivel de cumplimiento de las leyes ambientales. Hemos posiblemente tenido aciertos y seguramente hemos también tenido errores. No queremos,sin embargo, defender el pasado; lo que queremos es ver hacia el futuro, ya que de eso depende el bienestar y el progreso de México.

Las instituciones ambientales del México de hoy se crearon a partir de la Cumbre de las Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo de Río de Janeiro en 1992. Se basaron en el concepto de desarrollo sustentable, que implica lograr precisamente el bienestar de los pueblos en lo económico y social, sin olvidarse de proteger la naturaleza y los ecosistemas, respetando los derechos de las futuras generaciones. Este concepto se acuñó como resultado del Informe Brundtland, llamado también Nuestro Futuro Común. De ese tiempo data la SEMARNAP ahora SEMARNAT, institución central en la materia y alrededor de la cual se desarrolla la política ambiental en México y el mundo. Las demás instituciones van naciendo a partir de ese entonces respondiendo a las necesidades de nuestro país y, si bien faltaba mucho por hacer, México había ido progresando relativamente en varios rubros. Aunque se requería apretar en el cumplimiento de las leyes y modernizar diferentes cuestiones para afrontar nuevos retos, el país venía por buen camino y con presupuesto y voluntad política podría haber avanzado en forma adecuada.

Que no quepa la menor duda: la erosión de las instituciones ambientales impedirá enfrentar los grandes retos globales que enfrenta la humanidad; esto es, el cambio climático y la pérdida de la biodiversidad. Nuestro país, desde la negociación del Convenio Marco de Naciones Unidas de Cambio Climático, luego en el Protocolo de Kyoto, seguido después en la reunión en Cancún y después en la COP de París, ha sido sumamente activo y siempre ha cumplido con sus compromisos y obligaciones internacionales. Tenemos ya un marco legal en materia de Cambio Climático de vanguardia frente a la comunidad internacional. En ello fuimos, hasta ahora, líder internacional. En la actualidad, con las políticas que se están impulsando, hemos retrocedido al menos 40 años. Nuevamente se da prioridad a la producción de energía mediante combustibles fósiles y gasolinas frenando la inversión en energías limpias y renovables.



Además, la producción de gasolina en las refinerías existentes y en la que se construye en Dos Bocas con el petróleo pesado mexicano, con un gran contenido de azufre, implica acumular como residuo enormes cantidades de combustóleo, el cual será quemado en las termoeléctricas de la CFE, haciendo a un lado al gas natural, combustible mucho más limpio. Ya lo estamos sufriendo incluso ahora con la termoeléctrica de Tula (Hidalgo) operando con combustóleo y su impacto en la calidad del aire en la CDMX y los estados de Hidalgo, México, Morelos y Querétaro. Esto provocará daños directos en la salud pública, en la calidad de vida y, a fin de cuentas, en el bienestar de muchos millones de mexicanos.

Las medidas que la Secretaría de Energía ha tomado con las últimas decisiones del Centro Nacional de Control de Energía (CENACE) para favorecer a la CFE en la producción de la energía eléctrica y de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) para aumentar los cobros de transmisión a las empresas de energías limpias, impedirán el cumplimiento de nuestra legislación y del compromiso internacional de llegar a tener el 35% de energías limpias para el 2030. Además, los amparos promovidos contra estas decisiones por las empresas energéticas que ya estaban establecidas, enfrascarán al gobierno en demandas millonarias, con costos muy elevados para las finanzas públicas.

Las medidas mencionadas desincentivarán a la necesaria inversión privada en energías limpias en el futuro próximo, y el gobierno ha disminuido su inversión en ellas al no tener los recursos ni las tecnologías necesarias. En este sentido, sería muy lamentable que, como resultado de todas estas políticas inadecuadas y del consecuente aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero del país, México tuviera que renegociar las metas de reducción de dichos gases dentro del Convenio de Cambio Climático y poner límites a otras actividades económicas prioritarias.



La CONAFOR, por su parte, perdió más del 65% de su presupuesto, lo que ha limitado drásticamente su capacidad de atención de incendios forestales y la reforestación. Sembrando Vida no es un programa de reforestación por lo que esta acción necesaria está quedando sin atenderse. Los recortes presupuestales en la CONAFOR obligaron a disminuir programas de incentivos para la conservación y el apoyo a las comunidades campesinas forestales y al sector productivo forestal en general. México tiene un gran potencial de recursos forestales y las políticas de fomento forestal se han visto afectadas por no contar con los recursos financieros.

Hoy como nunca vemos con preocupación el desmoronamiento de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) por recortes presupuestales. Esta situación ha limitado en forma ya escandalosa la efectividad de esta institución para proteger la gran riqueza natural de nuestra nación y el control de las emisiones contaminantes. Hoy a la PROFEPA se le percibe ausente para atender y manifestarse, como le corresponde, ante irregularidades y para frenar la tala de selvas y bosques. Este desmantelamiento ha llegado a tal grado que la institución parecería negligente en la protección del patrimonio natural de México.

El instrumento de Impacto Ambiental es, quizás, la más importante herramienta en nuestro marco jurídico para prevenir que los proyectos tengan efectos negativos en el medio ambiente. No es perfecto, pero ha mejorado al paso del tiempo y se debería seguir afinando. Debería por tanto aplicarse en los proyectos de inversión pública con toda pulcritud, e igual debemos hacer con los programas de ordenamiento ecológico del territorio y con las normas ambientales. Nos preocupa en especial que los principales proyectos del actual periodo de gobierno hayan iniciado sin las debidas autorizaciones de impacto ambiental, o con estudios improvisados y sin aplicar correctamente las normas ambientales. Con esto se está enviando la lamentable señal al resto de la sociedad de que la normatividad puede eludirse o incumplirse en una invitación hacia la impunidad. Además, las consultas a la población y, sobre todo, a los pueblos originarios se han distorsionado, violando derechos establecidos, como ocurre, entre otros, en el caso del proyecto "Tren Maya".

La Comisión Nacional del Agua, institución indispensable para el bienestar de la población y para la protección de nuestros recursos hídricos, ha sufrido también una disminución de su presupuesto en más de dos terceras partes y ha perdido una parte importante en su personal especializado. Los recortes presupuestales dejan prácticamente sin dinero a los municipios y a los organismos operadores de agua que, de acuerdo con el Artículo 115 de la Constitución, dependen de los municipios y están encargados de los servicios de agua potable y saneamiento. A pesar de lo complicado de la situación de la gran mayoría de los operadores de agua del país, la CFE les aumentó las tarifas haciendo más precaria su situación financiera. El Secretario de la SEMARNAT, ha identificado lo que él llama “infiernos ambientales” en varias cuencas y subcuencas, levantando la conciencia de la opinión pública sobre los impactos que esto tiene en la salud pública. Sin embargo, contrasta con esto que no cuenten con presupuesto ni con planes concretos para atender ni resolver vergonzosos hechos que la propia SEMARNAT denuncia.

La Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas, que como dijimos, cumple hoy 20 años de existencia, es fundamental para conservar nuestros muy variados y valiosos ecosistemas y para proteger nuestra biodiversidad, sin embargo, está en una gran crisis de supervivencia. En el documento “Agenda de Medio Ambiente 2018-2024” que presentó en su campaña, Sr. Presidente, reconoció la importancia de las Áreas Naturales Protegidas como una “poderosa y extraordinaria herramienta para la conservación de la biodiversidad”. Ahora se está abandonando y desmantelando la institución que se ha construido con esfuerzo de dos décadasininterrumpidas. La CONANP ha ido perdiendo presupuesto indispensable para su operación y, en estos últimos días, nuevos recortes prácticamente la han paralizado. Se ha reducido a su mínima expresión el programa de SINERGIA que la CONANP operaba con el apoyo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, PNUD. Este programa sostiene a más de 250 profesionistas y técnicos que desarrollan en comunidades rurales, particularmente indígenas, proyectos de conservación y desarrollo comunitario, con visión integral de manejo de recursos naturales y enfoque de paisaje y adaptación al cambio climático. Estas plazas se van a perder. Se va a despedir a la gente porque no se dispone de ¡20 millones de pesos! que no fueron autorizados en el presupuesto de egresos de la Federación. Estos recursos no son nada frente a la importancia que tienen estas actividades en el campo y su impacto en la gente que vive en las Áreas Naturales Protegidas.

La CONABIO es otra institución que no solo está abandonada sino castigada. La CONABIO es ejemplo de generación y sistematización del conocimiento de la biodiversidad, básico para la toma de decisiones sobre las políticas ambientales nacionales, y es reconocida como la institución mundial más importante en su género; es un referente internacional. Además, es ejemplo de la aplicación de la investigación en el uso de nuestra diversidad biológica. A la CONABIO se le ha cortado el presupuesto poniendo su propia existencia en alto riesgo. La comunidad nacional e internacional está sumamente preocupada por su posible desaparición.

Somos el 4to país de mayor biodiversidad del planeta, todavía. Tenemos un marco legal sólido, millones de mexicanos queremos conservar nuestro patrimonio natural, pero sin instituciones sólidas y vigorosas no podremos lograrlo. No heredemos a los jóvenes un México con una naturaleza sucia y pobre e instituciones incapaces de responder a los retos que tenemos frente a nosotros.

Estamos convencidos que proteger el medio ambiente es fundamental para lograr el bienestar de la gente más vulnerable, la más pobre. En estos momentos de crisis sanitaria, con mayor razón, medio ambiente, sostenibilidad y combate al Cambio Climático deben ser complementarios y ser uno de los grandes ejes rectores para impulsar la recuperación económica, a través de un Plan Verde, enmarcado en la Agenda 2030 de nuestra gran nación.

Sr. Presidente, lo conminamos a darle prioridad al tema ambiental, la pérdida del patrimonio natural de México afectará a los más vulnerables y a los jóvenes, que son el futuro de México.

RESPETUOSAMENTE COMPROMETIDOS CON MEXICO, SU GENTE Y SU MEDIO AMBIENTE

LISTA POR ORDEN ALFABETICO DE LOS FIRMANTES:

Antonio Azuela de la Cueva, Francisco Barnés Regueiro, José Ignacio Campillo García, Julia Carabias Lillo, Alberto Cárdenas Jiménez, José Cibrián Tovar, Javier de la Maza Elvira, Alejandro del Mazo Maza, Juan Rafael Elvira Quesada, Ernesto Enkerlin Hoeflich, Adrián Fernández Bremauntz, Luis Fueyo Mac Donald, Hernando Rodolfo Guerrero Cázares, Guillermo Haro Belchez, Víctor Lichtinger Waisman, Miguel Limón Rojas, Ignacio Loyola Vera, José Luis Luege Tamargo, Santiago Oñate Laborde, Enrique Provencio Durazo, Gabriel Quadri de la Torre, Manuel Agustín Reed Segovia, Jorge Soberón Mainero

Mundo Nuestro. La siguiente postura de grupos de la sociedad civil ligados a la defensa del medio ambiente en México expresa con todo tino y respeto el reclamo al gobierno de la república por un cambio en la política ambiental en el país. Postura que suscribimos en Mundo Nuestro.

Exhorto de sociedad civil al gobierno de México en el marco del Día Mundial del Medio Ambiente

5 de junio de 2020



Exhortamos al Gobierno de México a fortalecer la agenda ambiental y climática para las presentes y futuras generaciones

#MexicoBuscandoFuturo

#SustentabilidadParaElBienestar

  • En la actual administración persisten y se profundizan problemas ambientales y climáticos que amenazan a generaciones presentes y futuras

  • En el marco del Día Mundial del Medio Ambiente, dedicado a la biodiversidad, organizaciones, investigadores y ciudadanos llaman al Gobierno de México, a tomar medidas urgentes y efectivas para fortalecer la política ambiental y garantizar derechos humanos



A 48 años de la creación del Día Mundial del Medio Ambiente en 1972 y acercándonos a tres décadas de la entrada en vigor de la Declaración de Río sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo, del Convenio sobre la Diversidad Biológica y de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático, las organizaciones firmantes externamos nuestra gran preocupación sobre la debilidad de la política ambiental y climática de México, la cual además de mantener deficiencias históricas, están siendo acrecentadas por la administración del Presidente Andrés Manuel López Obrador. Por ello hacemos un llamado al gobierno mexicano a asumir su responsabilidad histórica y a llevar a cabo un cambio urgente de rumbo que permita atender las necesidades de las generaciones presentes y futuras, y garantizar sus derechos a un medio ambiente sano, a la salud y a la vida.

Para ello, es de gran urgencia reorientar las actuales políticas del gobierno, de manera que permitan el cumplimiento de los compromisos establecidos en el Plan Nacional de Desarrollo (PND) 2018-2024, el cual señala que “el Gobierno de México está comprometido a impulsar el desarrollo sostenible que en la época presente se ha evidenciado como un factor indispensable para el bienestar”, desarrollo sostenible cuya definición retomada por el gobierno refiere a “la satisfacción de las necesidades de la generación presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades”, señalando que “el que hace caso omiso de este paradigma no sólo conduce a la gestación de desequilibrios de toda suerte en el corto plazo, sino que conlleva una severa violación a los derechos de quienes no han nacido”.

Asimismo, subrayamos que la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos indica en su artículo 4º que “toda persona tiene derecho a la protección de la salud” y “toda persona tiene derecho a un medio ambiente adecuado para su desarrollo y bienestar”. De esta manera, salvaguardar el patrimonio ambiental de las mexicanas y los mexicanos, en particular de las y los niños y jóvenes, es fundamental para que se puedan tener una mejor calidad de vida y un futuro en el que sus derechos humanos sean garantizados.



Estamos gravemente preocupados, ya que identificamos que la atención al respeto y cuidado del ambiente continúa siendo altamente deficiente y se acrecienta de manera rápida con las políticas de la actual administración, por lo anterior es indispensable atender de manera urgente los compromisos plasmados en la Constitución y en el PND, así como en otras leyes y normativas para que se traduzcan en una política comprometida con detener el deterioro ambiental y propiciar un medio ambiente sano al que los mexicanos tenemos derecho.

NOS ALARMA

1. La drástica reducción de presupuesto al sector ambiental.

  • En enero de 2015 se tenía una asignación de 67,976,702,425 pesos mexicanos para todo el Ramo 16, encargado de Medio Ambiente y Recursos Naturales, mientras que en enero de 2020 se tuvo un presupuesto de 29,869,450,777, es decir, 56% menos de presupuesto en cinco años, tendencia que empeora con el actual gobierno.

  • De acuerdo con el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal 2019, se contempló una reducción del 29.43% en la asignación de recursos a dicho Ramo 16.

  • Esto imposibilita a la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR), la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP), la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA), a la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) y al Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC), a cumplir sus funciones y deja en el abandono a la Comisión Nacional de Biodiversidad (CONABIO) cuya labor es fundamental para el conocimiento y protección de la biodiversidad de México.

  • Por ejemplo, la estrategia de conservación de la biodiversidad más efectiva, por medio de la creación y manejo de las llamadas Áreas Naturales Protegidas (ANP), ha sido debilitada en la presente administración, con una reducción presupuestal cercana a 50 % en la CONANP.

  • El debilitamiento es similar en la capacidad operativa de la PROFEPA, la han convertido en un órgano ineficiente sin capacidad real de incidir en el combate a las diversas mafias de talamontes, pescadores y cazadores furtivos y traficantes de fauna y flora.

2. La construcción de la Refinería Dos Bocas.

  • El terreno elegido implicó la destrucción de manglares, especies amenazadas, protegidos por la Norma Oficial Mexicana 059, en un sitio prioritario de este ecosistema, que proporcionan un sin número de servicios ecosistémicos de gran valor económico, como la protección de las costas y la producción de especies de peces de importancia comercial.

  • La refinería emitirá 2.16 millones de toneladas de CO2 equivalente (MtCO2e) de manera anual, incluyendo emisiones con fuertes impactos negativos en la salud, como los óxidos de nitrógeno, el monóxido de carbono, el dióxido de azufre y las partículas suspendidas.

  • Con un costo estimado en 190,400 millones de pesos su construcción supondría 45 años de presupuesto operativo para programas de calidad del aire en todo el país y un aumento significativo de emisiones de gases de efecto invernadero. En 20 años se estima que emitirá 42.3 MtCO2e, lo que es incompatible con los compromisos de México para reducir emisiones y evitar un aumento de la temperatura global por encima de 1.5 grados centígrados y de la la disminución del 36% (GEI) establecido en el aumento de ambición climática de Contribuciones Nacionales Determinadas (NDC).

3. La operación de Termoeléctricas.

  • Las 30 termoeléctricas que operan en México, son grandes fuentes de contaminación. El ejemplo es la Termoeléctrica de Tula, que utiliza combustóleo al 80%, mismo que es un residuo de la refinación de petróleo, con más de 4% de azufre

  • La operación de esta termoeléctrica emite el 56% de las partículas menores a 2.5 micras (PM2.5), que tienen severos impactos a la salud de la población; además de emitir el 75% de los Óxidos de Azufre, y el 43% de los Óxidos de Nitrógeno en la Zona Metropolitana del Valle de México y Tula. Lo anterior también es causa de la lluvia ácida con afectaciones en la agricultura. Se estiman un impacto de 14,000 muertes prematuras anuales en Tula y en la Zona del Valle de México a causa de la operación de la termoeléctrica.

4. La construcción del Tren Maya.

  • El desarrollo del Tren Maya impactará diez Áreas Naturales Protegidas en Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo, una región de alta diversidad biológica y cultural. Apenas en 2014 la Reserva de la Biósfera de Calakmul fue nombrada Patrimonio Mixto de la Humanidad por las Naciones Unidas.

  • La fuente de agua de la Península de Yucatán, ríos subterráneos y cenotes, con crecientes problemas de contaminación pueden ser irremediablemente afectados por el aumento de actividades relacionadas a la infraestructura del Tren Maya y por los efectos vibratorios que se generarán a su paso.

  • Tan sólo en Campeche, Yucatán y Quintana Roo habitan más de 200 especies en riesgo incluidas en la Norma Oficial Mexicana 059 de la SEMARNAT, como el jaguar, tapir, mono araña, mono aullador y muchas otras, mismas que podrán verse vulneradas por este desarrollo.

  • Este proyecto no sólo representa un sistema de transporte, sino el despliegue de actividades económicas que impactarán toda la región, considerada una de las de mayor riqueza natural y cultural de México y del Mundo.

5. La inversión en proyectos de Fracking.

  • El compromiso 75 del Plan de Gobierno de la 4T estipula que el uso de fracking para explotar gas y petróleo no será permitido en el país. Sin embargo, durante esta administración ya han sido entregados por la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) siete permisos para Planes de Exploración que implican el uso del fracking para entre 6 y 10 pozos.

  • Durante 2019 y 2020 se ha asignado y ejercido presupuesto público en proyectos de inversión de PEP que requieren fracking, como es el caso de “Aceite y Gas en Lutitas” y “Aceite Terciario del Golfo”.

6. La obstaculización de la transición energética.

  • Se destinó 95.7% de los recursos de la SENER a la explotación de fuentes fósiles, frente a la asignación de tan solo 1.3% a actividades que permiten lograr una transición energética en México.

  • El Acuerdo de Política de Confiabilidad, Seguridad, Continuidad y Calidad en el Sistema Eléctrico Nacional limita la penetración de fuentes de energía renovables al ofrecer una mayor participación de plantas de generación eléctrica nocivas, tales como las termoeléctricas a base de combustóleo o las carboeléctricas.

7. El desarrollo del Corredor Transístmico.

  • Este proyecto fragmenta la conectividad de la gran región de los Chimalapas con el resto del estado de Oaxaca y Veracruz. La selva de los Chimalapas es el área con mayor diversidad biológica del país, donde se han reportado 146 especies de mamíferos, 316 de aves y 445 de mariposas diurnas, que significan en conjunto un 36% de representatividad de la biodiversidad nacional.

  • Se prevé que se establezcan 10 parques industriales en esta región, lo que supone un proceso de cambio de uso de suelo, la principal causa de degradación ecosistémica, por encima de la contaminación. Esto, además, podría implicar impactos sociales sobre las comunidades que habitan estas zonas.

8. El incumplimiento de la legislación en materia de cambio climático.

  • La actual administración ha incumplido con la Ley General del Cambio Climático, ya que la Comisión Intersecretarial de Cambio Climático no realizó en 2019 las dos sesiones ordinarias que, como señala la ley, debe llevar a cabo anualmente.

  • No se ha presentado el Programa Especial de Cambio Climático que debe elaborarse al inicio de cada administración.

  • No se ha dado a conocer de manera transparente la asignación de recursos del Fondo de Cambio Climático.

  • No se ha actualizado la Estrategia Nacional de Cambio Climático que debió hacerse en 2019 en temas de adaptación.

HACEMOS UN URGENTE LLAMADO AL GOBIERNO DE MÉXICO A

  1. Mostrar su real compromiso con el bienestar de las generaciones presentes y futuras a través del fortalecimiento de la política ambiental y climática, la cual debe ser puesta en el centro de las diferentes decisiones que se tomen desde el gobierno y otros actores del Estado. Para ello, es necesaria una propuesta económica, fiscal, presupuestal e intersectorial que fortalezca las instituciones y organizaciones dedicadas a la protección del medio ambiente y del patrimonio biocultural, integrando indicadores ambientales a los nuevos índices de bienestar propuestos que garanticen el derecho a la salud y un medio ambiente sano.

  2. Asegurar la transversalización del tema ambiental y de cambio climático en la política del Estado, para lo cual, entre otras acciones, se deben publicar todos los programas sectoriales, incluido el programa sectorial del sector ambiental, la Estrategia Nacional de Cambio Climático y el Programa Especial de Cambio Climático, así como la actualización de las Contribuciones Nacionalmente Determinadas, que eviten un aumento de la temperatura superior a 1.5ºC. Por último, la población debe poder conocer y participar en la política de cambio climático para lo que se requiere la publicación del plan de trabajo del Sistema Nacional de Cambio Climático y la Comisión Intersecretarial de Cambio Climático, y la rendición de cuentas sobre el uso de los recursos del Fondo para el Cambio Climático en 2019 y 2020.

  3. Proteger la biodiversidad de México a través de la implementación de la Estrategia Nacional para la Conservación de la Biodiversidad de México (ENBIOMEX) resultado de un proceso de planeación participa entre diversos sectores y actores de la sociedad mexicana. La riqueza natural y cultural de México son su más valioso patrimonio. Es necesario valorarla, restaurarla, manejarla sustentablemente y conservarla para el bienestar de todos los mexicanos.

  4. Establecer un proceso amplio y participativo para la revisión de la Política Energética Nacional a favor de la transición energética justa y sustentable, que incorpore a las poblaciones y comunidades en el diseño de las políticas y en la implementación de los proyectos y en la producción de energía mediante fuentes renovables, con base en sus derechos colectivos a la autonomía y libre determinación, a la tierra, territorio y recursos naturales, a definir sus prioridades de desarrollo y a la consulta y consentimiento previo, libre e informado.

  5. Poner en marcha de manera inmediata medidas administrativas y legislativas que prohíban legalmente el fracking dando cumplimiento con el compromiso gubernamental de no llevar a cabo la explotación de hidrocarburos mediante la técnica de fracking. Esta acción es impostergable para proteger a las generación actuales y a las futuras de sus impactos sociales, ambientales y climáticos negativos, y para encaminar al país hacia una transición energética justa.

  6. Asegurar que las decisiones sobre los proyectos estratégicos impulsados por la presente administración incorporan una visión de largo plazo y las necesidades de las generaciones presentes y futuros. Para ello, entre otras acciones se requiere la publicación de las Evaluaciones de Impacto Ambiental de la Refinería Dos Bocas y el Tren Maya, así como los planes que el gobierno implementará para reducir y atender los impactos de dichos proyectos. Asimismo, el establecimiento de un plan de monitoreo, evaluación y seguimiento del programa Sembrando Vida y medidas para que se apliquen sanciones cuando éste incumpla o genere mayores impactos.

  7. Atender los impactos a la salud, al clima y a la sociedad asociados a las actuales políticas y prácticas de movilidad. Para ello solicitamos políticas para adaptar nuestras sociedades y ciudades para reactivar la economía post COVID de una forma saludable, segura, sustentable y solidaria.

  8. Establecer procesos participativos para el diseño e implementación de las políticas del Estado que fomenten el diálogo entre sociedad civil, pueblos y comunidades indígenas y campesinas y entidades gubernamentales, tanto a nivel federal como local. Asimismo, poner en marcha políticas y acciones efectivas para la protección de las y los defensores del territorio y el ambiente, y para el acceso a la justicia ante actos de criminalización, hostigamiento y asesinato. En México, de 2012 a 2019 se han producido 499 ataques contra defensoras y defensores del ambiente y 83 personas han sido asesinadas por esta causa, 15 de ellas tan solo en 2019. Por ello, llamamos de manera urgente a que México ratifique del Acuerdo de Escazú sobre acceso a la información, la participación pública y el acceso a la justicia en asuntos ambientales en América Latina y el Caribe.

Súmate con tu firma en esta petición de Change

Descarga el documento dando click a la imagen:

Contacto:

  • Aroa de la Fuente López, Coordinadora de Estrategias y Fortalecimiento Institucional del GFLAC, Cel. 5528942814, E-mail: delafuente@gflac.org

  • Maite Cortés García-Lozano, Directora Ejecutiva del Colectivo Ecologista Jalisco, Cel. 33 1006 4138, E-mail: maite@cej.org.mx

Organizaciones firmantes:

Colectivo Ecologista Jalisco, A.C.

Grupo de Financiamiento Climático para Latinoamérica y el Caribe (GFLAC)

Alianza Mexicana contra el Fracking

CCL - Ciudadanos por un Clima Vivible

Simbiosis Social, A.C.

Ecopil Arte Crea Conciencia AC

Naturalidad 3 2, A.C.

Youth4Nature - Región Latino América y el Caribe

Restauración Ecológica y Desarrollo A.C.

ONG México Sostenible

Red Queretana de Manejo de Residuos

Centro para la Diversidad Biológica

COY MX

Greenpeace México AC

Revive México AC

Amigos del Río San Rodrigo AC

Parcela Creative Studio

Ruta Cívica AC

Tianguis del Recycle

Al Teatro en Bici, A.C.

Observatorio de Innovación Tecnológica para la Transición Energética AC

Tierra Verde Naturaleza y Cultura,A.C.

Encuentro Ciudadano Lagunero

CORASON Coordinadora Regional de Acción Solidaria en Defensa del Territorio Huasteca Totonacapan

Ximhai Derechos Humanos para la Sierra Otomí Tepehua en Hidalgo

Union de Colonias de la Puerta Sur A.C.

Colectivo Salvemos el Bosque - Salvemoselbosque.mx

Consejo Estatal de Ecología de Puebla A.C.

Fridays For Future México

Fridays For Future Toluca

Fridays For Future Ciudad de México

Fridays For Future Yucatán

Fridays for Future Guadalajara

Fridays For Future Puebla

Fridays For Future Tepatitlán

NUBOSQUE

No Fracking Tamaulipas

Pronatura Veracruz A.C.

Colectivo Ecologista, Escuela Nacional Preparatoria 5 “José Vasconcelos”, UNAM

Red Universitaria para la Movilidad

Colectivo Bicicleta Blanca

Colectiva las Erinias

GDL en Bici A.C.

Sostenibilidad Global, A.C.

Movilidad ITESO

PAP Movilidad Urbana Sustentable ITESO

Bicitekas AC

Colectivo Caminantes del Desierto, A. C.

Grupo Ecológico Sierra Gorda, Querétaro

Patlali MX

Centro Integral de Bienestar y Desarrollo A.C.

Asociación Mujeres y Conservación

Agencia de Justicia Climática

Ejército Ambiental Mexicano

Centro de Investigación y Capacitación Rural AC (CEDICAR)

Conservación de Mamíferos Marinos de México

Causa Natura

Colectivo Empoderamiento Climático

Comunicación y Educación Ambiental SC

Agencia Informativa Planeta Azul

Brigada ECO-FAD, UNAM

Natura y Ecosistemas Mexicanos AC

Ambiente y desarrollo biodiverso AC

Incubadora de Sostenibilidad

La Morada

Cartocrítica

Ígnea

Desarrollo, A.C. Guaymas

Casa Wayu, Centro de Aprendizaje para la Conservación del Medio Ambiente, A.C.

CB Empaques S de RL de CV

PloggingMx

SACBÉ - Servicios Ambientales, Conservación Biológica y Educación A.C.

Legado Sustentable, AC

Red de Apoyo Todo Suma MX

Causa Natura

Organización Mexicana para la Conservación del Medio Ambiente

Defensoras

Cambio de Ruta, A.C.

Grupo Gema del Mayab A. C.

Comunidad 4.0

La Cuadra

Pronatura Veracruz A.C.

Fondo para la Comunicación y la Educación Ambiental A.C.

Extinction Rebellion México

Sarai Santos Matias

Huerto Roma Verde

Provoca Ciudad A.C

Fundación Territorio Jaguar

Proyecto Jaguar, A.C.

Centro Intercultural de Estudios de Desiertos y Océanos

Wildlands Network

Colectivo Ecopía México

Manta Mexico Caribe AC

Colectivo Semillas de Conciencia Pue

Contaminantes Anónimus

Centro Mexicano de Derecho Ambiental AC (CEMDA)

Ateneo Nacional de la Juventud A.C

Iniciativa Climática de México A.C.

Fundación Mexicana del Océano, A.C.

Colectiva Sisi Mx

Asociación Interamericana para la Defensa del Ambiente (AIDA)

Pronatura México, A.C.

Colectivo Milpixqueh.

GEA Grupo Estudiantil Ecologista de La Salle México

CamBIO Colectivo MX

Resorte: Centro de Investigación y Acción para la Transformación Social, A.C.

Cultura Integral Forestal A.C.

The Climate Reality Project América Latina

Organi K