Insurrección en Tonantzintla contra Smart City: la asamblea de domingo en un pueblo dividido/Tercera parte Destacado

Compartir

Una asamblea en domingo para dar cuenta de un pueblo dividido. Una reunión en la plaza de un pueblo al que la autoridad municipal le ha impuesto una obra de remodelación sin consultar a la ciudadanía. Esta tercera asamblea corre bajo el control de un grupo que respalda al alcalde Leoncio Paisano y que termina sin acuerdo y con los ánimos enconados. Una asamblea por la que se pueden entender cabalmente los límites de una democracia popular que no tiene reglas claras para el establecimiento de un quórum y la toma de decisiones. Dos asambleas previas, el 31 de enero y el 1 de febrero, rechazaron abrumadoramente el proyecto de Barrio Smart en Tonantzintla, y en la segunda de ellas Paisano se comprometió verbalmente a respetar el acuerdo y a reconstruir el puente destruído. La del domingo 11, sin la presencia de autoridad municipal alguna, rechaza la reconstrucción del puentecito y deja en el aire el tema de Smart City.

El resultado lo tiene en la mano Leoncio Paisano que seguirá con la obra que ha impuesto en el pueblo de Santa María Tonantzintla. El silencio del Instituto Nacional de Antropología e Historia respaldará la destrucción de un espacio valorado por una comunidad como parte de su identidad. El grupo que ha apoyado al alcalde de San Andrés Cholula se quedarán muy contento del avance de la modernidad sobre su pueblo. El grupo que ha cuestionado el proyecto contemplará con tristeza que la plancha con la que se cubre el empredado le servirá al gobierno de Tony Gali para presumir su segundo Barrio Smart en la Smart City Expo LATAM Congress.

Y Mientras, con su trajín la urbe día a día arrasa con sus urbanizaciones y avanza sin remedio sobre lo que queda del entorno rural de lo que todavía llamamos pueblos originarios. Es la inteligencia real, la que se oculta en los discursos modernizadores de los gobernantes engatusados por los espejitos de los smart citys y la mercadotecnia con la que el capitalismo voraz que nos consume se reproduce.

Qué inteligente he sido, ha de pensar Leoncio Paisano. No está en la asamblea para escuchar la voz de una mujer en la explanada de Tonantzintla:



“¡Que la modernidad no nos acabe, señores…!”

+++++

Este es un recuento de lo sucedido en la última semana en Santa María Tonantzintla. La crónica se acompaña con oficios y videos de estas jornadas en las que los pobladores de este pueblo originario



4, 5 y 6 de febrero

Lucrecia Técuatl, Moisés Tecuanhuey y Sonia Técuatl, Gabriela Trujillo Pani e Irma Técuatl encabezan a un grupo que respalda las obras de Paisano. Realizan en estos tres días una recolección de firmas casa por casa. Afirman haber conseguido 680 firmas.

Martes 6 de febrero

Se entrega en presidencia el oficio 03 con copias que se sellan en Casa Aguayo y en Obras Públicas del municipio. Parten de la exigencia de respeto a la palabra dada por Paisano sobre que Tonantzintla no será Barrio Smart y que respetará los usos y costumbres.

Miércoles 7 de febrero

El miércoles en el Castillo De Chapultepec, en el evento de inauguración de la exposición “El Ajuar” se le pidió expresamente al director Diego Prieto que se avocara al resolutivo del proyecto que se está implementando en el primer cuadro de Santa María Tonantzintla.

Hasta la fecha no se ha tenido noticia alguna.

Jueves 8 de febrero

El Jueves por la mañana y derivado de la noticia que dio 92.5 FM con Leoncio Paisano por la que nos enteramos que las obras de rehabilitación siguen y que hay 8 millones de inversión de por medio y que hay 10 millones de parte del gobierno del estado, y por la carta que enviaron el grupo de Lucrecia Técuatl,

Se habló de hacer un solo equipo para no dividir al pueblo.

Se les entregaron las cartas de la Academia Nacional de Arquitectura así como la de Julio Glockner sobre Smartzintla, para que reflexionaran sobre la importancia del tema y que debido a su recolección de firmas no tenía caso seguir divididos.

Se dijo que el tema Smart era lo más importante que frenar. Para esto ya estaban perifoneando que el domingo a las 10 de la mañana se convocaba reunión en la explanada.

Sábado 10

El grupo que cuestiona el proyecto de Barrio Smart prepara un escrito que piensan presentarle al alcalde Paisano en la asamblea a la que convoca el grupo que respalda la obra. Este es el texto:

Santa María Tonantzintla, San Andrés Cholula, Puebla a 11 de febrero del año 2018

Yo. C. Leoncio Paisano, presidente municipal del Municipio de San Andrés Cholula me comprometo ante la población de la junta auxiliar de Santa María Tonantzintla a NO realizar en su comunidad Barrio Smart.

El pasado jueves 01 de febrero del año en curso, en reunión realizada en la casa de la cultura de Santa María Tonantzintla, y primera reunión en que me presenté a escuchar las observaciones, quejas y propuestas de los pobladores en lo relativo a las obras públicas que actualmente se ejecutan en la junta auxiliar mencionada, propuse que el día martes 6 de febrero, los recibiría con el escrito y la propuesta que la población considera deberán ejecutarse sobre las obras públicas referidas.

Yo, Leoncio Paisano corroboro No al barrio Smart que, en la reunión del día jueves 01 de febrero mediante diálogo directo con el pueblo hice público.

Así mismo me comprometo a defender y proteger usos y costumbres de la comunidad.

___________________________________

C. Leoncio Paisano Arias/Presidente municipal de San Andrés Cholula, Pue.

C.C a Junta auxiliar de Santa María Tonantzintla

Domingo 11 de febrero

A las 10 de la mañana no se ve mucha gente en la explanada frente a la Presidencia Auxiliar de Tonantzintla. Tal vez unas 50 personas. En los minutos que siguen se reunirán no más de cien. Una mujer en el micrófono dispuesto llama a un grupo que está a la escalera del pórtico de acceso al jardín del templo de Santa María; se trata del fiscal y los síndigos de la iglesia, como les llaman. Ellos no se acercan. Mejor, caminan hacia la esquina de la Casa de la Cultura y desaparecen.

Es Lucrecia Técuatl Cuahuitzo quien tiene el micrófono. En la última semana ha encabezado al grupo que ha hecho público su respaldo a la obra que realiza el gobierno de Leoncio Paisano en la placita de Tonantzintla y que el jueves 8 entregó un documento con su postura en la alcaldía de San Andrés Cholula. La acompañan entre otras personas Sonia Técuatl, Gabriela Trujillo Pani e Irma Técuatl.

Irma Técuatl, Gabriela Trujillo Pani y Lucrecia Técuatl, del grupo que respalda las obras del ayuntamiento de San Andrés en Tonantzintla.

Como se le quiera ver, en el conflicto de Tonantzintla las mujeres son las principales protagonistas.

"No hay quorum”, dice Lucrecia. Afirma que el propósito de esta asamblea es plantear la propuesta de los que no están de acuerdo con lo acordado el jueves 1 en la Casa de la Cultura.

“No hay interés. Yo quería participar, porque quiero lo mejor para el pueblo. No somos el pueblo.”

Dice que mejor se va a ir, pero no se va.

Dos mujeres del grupo que no está de acuerdo con Barrio Smart le responden: Cuál es su propuesta, le dicen. Y más: Siempre es así en el pueblo, así son las asambleas, es muy poca la gente que tiene interés. Pero sirven para saber de qué lado está cada quien. Luego le confirman su propósito de no dividir al pueblo, pero ya en la Casa de la Cultura el jueves 1 hubo una clara mayoría que no acepta la manera en que se llevan a cabo las obras, que ahí Paisano confirmó que no se hablaría más de Barrio Smart y de que reconstruiría el puentecito.

Habla de nuevo Lucrecia Técuatl Cuahuitzo. Hay un presupuesto para esta obra –dice--, hay que aprovecharlo. No estamos de acuerdo con la postura de que no se haga nada. Sometámoslo a votación.

200 no es el pueblo, dice.

Ahora mismo, a las 10.30 de la mañana, no hay un número superior a los que estuvieron en la asamblea del jueves 1 de febrero.

+++++

La discusión discurre hacia el tema del puente. Unos quieren su reconstrucción, otros dicen ya se lo echaron, ya no hay nada que hacer.

Habla de presidente auxiliar Huepa: “¿Cuál es mi argumento? –dice--, ¿por qué estuve de acuerdo con que se quitara el puente? Porque el puente lo utiliza la gente pa echar cuetes y los borrachos para hacer sus necesidades. A la vista de los niños, yo mismo lo he hecho. Además, ya dijo el INAH que no tiene relevancia histórica.”

La gente del grupo de Lucrecia le aplaude. Está visto que del grupo de personas reunidas en la plaza hay una mayoría que está de acuerdo con que se haya destruido el puente. Y está visto que no les incomoda que su autoridad declare públicamente que él ha convertido en mingitorio el infortunado puente.

Toma el micrófono una mujer del grupo que ha encabezado el rechazo a la imposición de las obras y la idea de Barrio Smart en Tonantizntla: “Presidente –le dice--, ¿dónde está tu punto de origen? Los que se oponen a que se reconstruya el puente es porque no les duele Tonanzintla…”

Un hombre con chaleco negro la interrumpe, le dice que el puente no tiene relevancia, que no tiene más que unos años.

Habla Mercedes Tecuapetla, increpa al presidente auxiliar, claro se ve que no lo va a dejar ir así: “A ver señor presidente, Tú eres el presidente, si dices que venías borracho, y si tú eres la autoridad, ¿por qué no los quitabas? Se ve que no tienes papel para mandar, ¿Dónde está tu papel de autoridad? Pareces Judas, nos estás vendiendo… Estás más moreno que yo, ¿y no te duele? Eres indígenas, somos indígenas, somos un pueblo indígena…”

Interrumpe de nuevo el hombre de chaleco: “¿Entonces por qué hacerle relevancia que nos vinieron a robar nuestros tesoros con el paso de Cortés y por eso hicieron ese puente de madera…”

Eso dice. Otra señora interviene: “¡Pero no nos tocaba defender en ese momento!”

Mercedes, en su estupor, sólo alcanza a decir “¡espéreme…”

“¡Señores! –vuelve el del chaleco--, el puente original para el paso de Cortés fue hecho de madera y está enterrado debajo de donde construyeron eso, ¡entonces no quitamos nada…!”

Se alzan los gritos. Historia, ignorante, barullo.

El alcalde mientras, masca un chicle, por supuesto no responde nada.

+++++

Se acuerda al fin algo: que los dos grupos lean sus propuestas.

La señora Sonia Técuatl lo hace por el grupo que favorece a Paisano. El escrito que (según dicen) recolectó 680 firmas hace referencia a aceptar al proyecto de rehabilitación de la plaza con algunos cambios como el cableado subterráneo, no a los bolardos, la circulación libre y mercadito si, puentecito no. En este documento no se hace referencia al Barrio Smart. Proponen cambios, pero no cuestionan el tema más controvertido del conflicto.

Por parte del grupo opositor a la obra y a la idea de Barrio Smart habla el señor Antonio Ramos, por cierto el carnicero del pueblo. Lee el escrito. Luego remata con algunas ideas: Lo fundamental, no ser barrio Smart. Y no ser agachados, que eso vean de nosotros nuestros hijos, que peleamos por nuestro pueblo. Los de afuera nos están dividiendo. No nos enfermemos.

Se lleva aplausos de ambos lados de la concurrencia.

Otras voces en ese sentido toman el micrófono: No nos lo tomemos personal. Le dijimos a Paisano: no dividas nuestro pueblo. Que la modernidad no nos acabe. Si aceptamos este proyecto no va a haber futuro para nosotros. Tuvimos los tenates para enfrentar a Paisano.

Hablan dos señores del grupo que favorece a la realización de la obra: Paisano no va a mandar en nuestro pueblo. El puente ya no está, es una realidad, mejor que terminen las obras. El puente no era representativo. Seamos conscientes de lo que necesitamos. Debemos superarnos para recibir a los turistas. Necesitamos otra imagen.

También se llevan aplausos, pero nada más del lado del grupo de Lucrecia.

Mercedes toma una vez más el micrófono: Con el puente, un renacimiento para Tonantzintla, una prueba de que fueron las mujeres las que no se dejaron de San Andrés, las que pelearon por las piedras… Las piedras son nuestra identidad.

Ella también se lleva los aplausos de la asamblea.

Otro señor del grupo de Lucrecia insiste: Lo del puente ya está hecho. Que terminen la obra.

Una mujer que arranca por decir que no nació en Tonantzintla pide ir a las fuentes. Hay que informarse, dice. Y lee el oficio de solicitud de autorización de obras entregado por el gobierno de San Andrés al INAH el 17 de noviembre del año pasado y que describe punto por punto lo que propuso Paisano. No habla del puente y dice que se respetará el empedrado. La mujer termina con una defensa del empedrado y de los usos y costumbres de Tonantzintla.

La asamblea transcurre entonces a la manera de los pueblos: voces en el micrófono y gritos anónimos en el fondo. Estos últimos provienen en su mayor parte de quienes respaldan a Lucrecia y Sonia Técuatl.

+++++

A las 11.15 Sonia Técuatl toma el micrófono y llama a votación por el puentecito. Sabe que su grupo esta mañana tiene mayoría. Pide que se pongan de un lado los que están a favor de que no se reconstruya y del otro los que lo quieren de regreso. Hay una proporción de tres a dos y pierde el puentecito.

El grupo de Lucrecia, en voz de su hermana Sonia, lee su propuesta para presentar a Paisano. Interesante, pues es un alegato contra el Barrio Smart que propone el alcalde cuyas obras respaldan:

El grupo contrario vuelve a leer la propuesta entregada a Paisano el 6 de febrero.

Los siguientes cuarenta minutos transcurren en alegatos sobre el rumbo que seguirá el conflicto. Las voces entre los asistentes que toman el micrófono insisten en que no debe implantarse el Barrio Smart. Se llama también a no dividir a la comunidad.

El grupo contrario a Barrio Smart invita a hablar a un abogado que ha trabajado con pobladores de Tlaxcalancingo por el conflicto por los pozos de agua que la CONAGUA y el SOAPAP quieren tomar bajo su control; él expone con claridad que el tema no sólo es el puentecito, sino que se tiene que unir la población por temas como el agua que vienen tras el llamado Barrio Smart: al crecer la ciudad de Puebla hacia Tonantzintla subirá la presión sobre el control de los pozos, van a cancelar los pozos a los que tienen derecho los pueblos indígenas.

Desde el fondo, las voces le gritan que el agua no es el tema, ahora el tema es el puentecito.

El abogado se refiere a Paisano como un personaje arbitrario ya que ante la población realiza compromisos verbales, y en los medios afirma que Barrio Smart y continúa las obras, habla de plataforma para Smart City y lo que sigue, intereses inmobiliarios y económicos que sólo benefician al grupo de poder. Sus palabras fueron oídas, mas no escuchadas.

Al final, ya en una franca dispersión de los asistentes, se acuerda formar un solo comité y que se elabore una propuesta en la que concuerden las dos partes. Sonia Técuatl se encarga de apuntar nombres en una lista. La asamblea en la explanada concluye y el grupo apuntado se reúne en las oficinas de la presidencia auxiliar.

+++++

El acuerdo se diluye pronto, en la reunión del grupo formado. No alcanzan a discutir en calma las propuestas que cada grupo tiene, a pesar de que el consenso es por el rechaso a la idea de Barrio Smart. La discusión tropieza con la propuesta de nombrar a dos presidentes y dos secretarios para el nuevo comité, rechazada por el grupo opositor a la imposición del proyecto de Paisano.

Un video en facebook da cuenta del desacuerdo final en la reunión del comité que se quiere formar. En él, una mujer que representa al comité que encabezó las dos asambleas en la Casa de la Cultura los días 31 de enero y 1 de febrero lee un escrito en el que se deslindan de lo que pase en adelante en Tonantzintla y le pide a Lucrecia Técualt que lo firme de recibido, lo que no ocurre.

Este es el texto que le leyeron a Lucrecia Técuatl:

Santa María Tonantzintla, San Andrés Cholula, Puebla a 11 de febrero del año 2018

Lucrecia Tecuatl Cuahuitzo/Miembro del grupo ciudadano de Santa María Tonantzintla.

Por medio de la presente la Comisión de ciudadanos de Santa María Tonantzintla y el Comité Todos por Tonantzintla que estuvo a cargo de integrar los tres oficios correspondientes a los temas de Rehabilitación de espacio público, No a Barrio Smart, la protección de usos y costumbres y el puentecito que se tomaron votación a los pobladores en asambleas convocadas en Casa de Cultura. Nos deslindamos de toda responsabilidad ante la comunidad de Santa María Tonantzintla, por la acción tomada por tu equipo, los días domingo, lunes y martes: 4, 5 y 6 de febrero del año en curso para aceptar los trabajos de Rehabilitación de primer cuadro, fuera de una asamblea y recolectando firmas casa por casa.

Por la no división de la comunidad de Santa María Tonantzintla, nos deslindamos de los trabajos que se realicen en esta comunidad, dejando en tu equipo toda la responsabilidad.

___________________ ___________________

Mercedes Tecuapetla Guadalupe Tecuatl

Barrio San Pedro Barrio de San Miguel

___________________ ___________________

Iván Huepa Ana María Tecuatl

Barrio San Diego Colonia San Isidro

Será el siguiente capítulo de esta disputa.

Compartir

Sobre el autor

Sergio Mastretta

Periodista con 39 años de experiencia en prensa escrita y radio, director de Mundo Nuestro...