Mundo Nuestro. Paco Vélez Pliego expone con este cierre de su informe de trabajo al frente del Insituto de Ciencias Sociales y Humanidades de la BUAP los riesgos que corre la universidad públlica si no pone alto al proceso de mercantilización y comercialización de la educación superior que perpetúa la desigualdad en México.

TEXTO COMPLETO DEL INFORME DE FRANCISCO M. VÉLEZ PLIEGO EL PASADO LUNES 5 DE MARZO.

Como lo señalamos hace un año la circunstancia internacional, nacional y regional está plagada de incertidumbres; las instituciones universitarias continúan amenazadas por un entorno político cuyas acciones y políticas vulneran sistemáticamente la autonomía universitaria, la libertad de cátedra y de investigación. La gravedad de las condiciones sociales, económicas y políticas del país requiere que repensemos las distintas relaciones de la Universidad con nuestros conciudadanos. Es conveniente que las distintas comunidades discutamos el rumbo de la Universidad en función de su responsabilidad social.

Conviene que decidamos si estamos dispuestos a seguir pagando los altos costos humanos –contribuyendo a la desigualdad educativa, la desigualdad de acceso a trabajos bien remunerados, la desigualdad en el acceso a los servicios de salud, la desigualdad en la participación en la cultura, la desigualdad en las posibilidades de bienestar.- de un modelo de universidad impuesto que privilegia la contribución al conocimiento en función de sus posibilidades de “consumo” en el extranjero; en la construcción de riqueza ofensiva, en la consolidación de poderes elitistas; y descuida la creación de una cultura científica al servicio de sus ciudadanos.



De igual manera, conviene que entre todos decidamos qué tan conveniente es que sigamos cediendo ante las coacciones del Estado que vulneran sistemáticamente la Autonomía de la institución. Es igualmente relevante que decidamos si es pertinente continuar en la profundización de la comercialización y mercantilización de la educación superior que perpetua las espirales de desigualdad.

Los riesgos de no tomar estas decisiones es que continúen complicándose las paradojas: procesos de “internacionalización” que no consideran la plurietnicidad de nuestra nación; procesos de mejoramiento de calidad que se organizan en función de y a partir de criterios de “certificación” establecidos por organismos transnacionales (FMI, BM, OCDE) y que hacen a un lado las necesidades de un país ubicado entre el 25% de países más desiguales del mundo (según el informe OXFAM dado a conocer a finales de enero); procesos de valoración de los conocimientos que dependen de la lengua en la que se difunden y que trae consigo la minusvaloración del intercambio de saberes en alguna de las lenguas nacionales.

Por nuestra parte continuaremos favoreciendo la discusión de estos asuntos clave en las academias y en el Consejo de Unidad con la finalidad de:

1) Afinar nuestras prácticas de investigación para establecer en la agenda pública de la región y de la Universidad en particular el debate acerca de las fuentes de la desigualdad, su dinámica e incidir en la toma de decisiones para disminuirla;

2) Crear nuevas vinculaciones y fortalecer las ya establecidas con grupos ciudadanos y organizaciones civiles para colaborar en el establecimiento de estrategias contra la desigualdad y disminuir la vulnerabilidad;



3) Promover el trabajo directo con los alumnos y con los habitantes de localidades concretas para fortalecer la resiliencia. En este contexto expreso nuevamente mi compromiso indeclinable de fortalecer en la medida de mis modestas capacidades las labores sustantivas de este Instituto y de mantener la unidad aceptando la diversidad y pluralidad de esta comunidad convencido de que es la mejor vía para que nuestra unidad académica y la universidad se fortalezcan frente a estas amenazas.

Acoso, asedio, asalto.

Las tres palabras quedan como el lastre del desánimo al final del día para condensar la imagen de una ciudad que palmo a palmo arrebata y engulle la tierra, los pueblos, el mundo rural.

Fui este mediodía al territorio que sin piedad alguna por la tierra campesina la empresa Proyecta cerca con los paredones y jardineras que la distinguen para confirmar que de los poderes fácticos en la ciudad el suyo es el principal. Y las consecuencias sociales y ambientales que tiene el hecho de que la palabra ordenamiento territorial no forme parte de la preocupación de quienes ocupan los poderes públicos.Lo que ahí ocurre obliga a una investigación de fondo, que me propongo hacer, pero al final del día, estas palabras quedan.



En Santa María Malacatepec los empresarios de Proyecta van por todo lo que queda del ejido para la etapa última de su Lomas de Angelópolis. Alrededor de 230 hectáreas de un cerro de piedra de la serranía del Tentzo, apenas cubierto en su cima por un pasto ralo y mesquites sobrevivientes, pero con rincones de encinos tupidos en sus laderas asomadas al valle y llanos breves en su meseta para el cultivo maicero. Los clúster Chiapas, Oaxaca, Natura y Novara ya lucen sus bardas para resguardar a los futuros residentes de todo contacto con el caserío apretujado del pueblo. En Novara las casas cuadradas y blancas ya esperan a sus jóvenes matrimonios clasemedieros. No me equivoco si son más de 150 hectáreas las que entre el 2014 y el 2017 los ejidatarios, uno a uno, fueron cediendo sus terrenos a los coyotes con los que no dan la cara los empresarios y sus promotores.

En primer plano lo que ya es el clúster Natura. Al fodo los cerros Izmatl a la izquierda y el Tenayo a la derecha.



Una barranquilla abierta por la maquinaria de Proyecta lleva por lo pronto, las aguas negras de Santa Clara Ocoyucan y probablemente de los clústers más sureños de Lomas de Angelópolis.

Este es uno de los tres pozos que Proyecta perfora en los campos comprados al ejido de Santa María Malacatepec.

Para entender mejor el conflicto en Malacatepe también puedes leer este reportaje del año 2015:

Rechazan en Malacatepec pozos de agua potable para Lomas de Angelópolis

Pero los dirigentes del ejido les han vendido también el cerro. La tierra común. Les han ido pagando en partes, desde el mes de julio, 700 mil pesos prometidos a los 284 ejidatarios. 198 millones de pesos, a 864 mil pesos la hectárea. Es lo que aceptaron. Es lo que los empresarios están decididos a pagar.

Pero en Malacatepec hay muchos más pobladores, que durante años han pagado contribuciones económicas al ejido. En noviembre se rebelaron y tomaron el cerro.

Hasta la punta del Izmatl fui esta tarde para conocer al grupo de mujeres que lo defienden de la voracidad de los empresarios Posada y la avaricia de los ejidatarios. Ellas están ahí desde noviembre. Han montado un campamento de defensa y han dicho "no se apropiarán del cerro". No por algo por aquí pasó Zapata, como lo recuerdan cada 10 de abril en el pueblo.

Son dos cerros, el Izmatl a la izquierda y el Tenayo a la derecha. Este último es propiedad de particulares, y una parte ya la compró Proyecta. El otro cerro es totalmente del ejido, la tierra comunal. Los ejidatarios ya aceptaron vender, pero ahí es donde brincó la gente del pueblo, que durante años ha pagado cooperaciones al ejido, que el año pasado se encabronaron y deciedieron rebelarse contra la venta. En noviembre tomaron el cerrro, por lo que Proyecta le dijo al ejido, o lo sacas, o ya no te pago. El resultado es la detención la semana pasada de uno de 18 indiciados, diez de ellos mujeres, acusados de atentar contra la seguridad del comisariado ejidal. Ayer una jueza en Cholula le dictó formal prisión.

El grupo que encabeza el ejido, encabezado por David Saavedra López, el comisariado ejidal, está totalmente decidido a vender todo lo que se pueda.

En defensa del cerro. Uno de los suyos, Emiliano Zambrano, fue encarcelado el 28 de febrero pasado.

A la manera de Moreno Valle, el gobierno de Gali ha encarcelado a uno los campesinos que se ha opuesto a la venta del cerro. A la manera de Moreno Valle se lo llevaron el 28 de febrero los judiciales, sin orden de aprensión, sin el citatorio que establece la nueva normativa legal. Ayer una jueza lo declaró peligroso para la seguridad del comisariado que le ha vendido a Proyecta caminos y barrancas, y ahora también el cerro. Y ha dictado fecha para la nueva audiencia hasta el mes de julio y lo ha encerrado en el CERESO de Cholula. La ley, como siempre en México, al servicio del dinero.

Pero ellas están ahí, entre las casuchas de cartón, en la defensa del cerro.

Al final del día, la vida sigue. El arco que da la bienvenida luce sus mejores luces por el reciente festejo del Señor de Tepalcingo.

Resultado de imagen para la forma del agua

La forma del agua
Título original: The Shape of Water
Producción: Estados Unidos, 2017
Dirección: Guillermo del Toro
Guión: Guillermo del Toro y Vanessa Taylor
Fotografía: Dan Laustsen
Música: Alexandre Desplat
Con: Sally Hawkins, Octavia Spencer, Richard Jenkins, Michael Shannon, Doug Jones, Michael Sruhlbarg, Lauren Lee Smith, David Hewlett, Nick Searcy y Morgan Kelly.



Sinopsis: Un monstruo del agua (Doug Jones) es capturado en el Amazonas, donde se le venera como a un dios, y llevado a un laboratorio secreto del gobierno en Estados Unidos. Estamos a principios de los años sesenta en plena guerra fría. En ese lugar trabaja como afanadora Eliza (Sally Hawkins) y su amiga Zelda (Octavia Spencer) que es afroamericana.

A cargo del monstruo está Strickland (Michael Shannon) y la investigación del espécimen es responsabilidad del doctor Hoffsteiter (Michael Sruhlbarg) que es un espía soviético encubierto. El policía, un sádico, se ensaña contra el monstruo mientras que Eliza lo trata bien. Ella le lleva huevos cocidos y le pone música. En esas visitas siempre a escondidas, después de realizar su trabajo, se enamora de él.

Eliza se entera de que ha llegado la orden de matar al monstruo. En complicidad con su vecino Giles (Richard Jenkins), con el que comparte departamento en lo altos del Cine Orpheus, y también con Zelda y el científico espía organiza el rescate del monstruo y se lo lleva a vivir a su casa. Inunda el baño y le construye una pecera. Ahí, flotando en el agua, tiene relaciones con él.

Ella espera que crezca la marea, para llevarlo a un canal cerca del muelle y desde ahí pueda regresar al lugar donde antes vivía. Strickland tiene órdenes de sus superiores de encontrar al monstruo. El espía ruso, que ha sido herido de muerte por los suyos, da al policía la pista de que el monstruo está con Eliza. Cuando llega a su departamento ya no hay nadie. Los alcanza en el muelle. Hay disparos y ella cae muerta y el monstruo herido. Él se cura con el pase de su mano sobre la herida y luego mata al policía. Levanta con sus brazos a Eliza y se introduce con ella al mar.

Comentario: El director en la construcción de la película conjuga varios géneros fílmicos que en otra época tuvieron mejores momentos, como el cine de espías en la guerra fría donde aparecen los malvados soviéticos, el cine de ciencia-ficción con los laboratorios de investigación, el cine de los derechos de las minorías, el cine de hadas, el cine de detectives y ladrones, el cine de comedia musical, pero sobre todo el cine de monstruos a la muy particular manera que lo sabe hacer del Toro.

La película la entendí como un homenaje a todos estos géneros que el director articula de manera notable, en un discurso visual muy bello, en un continuo permanente y circular que va de uno a otro sin que ninguno parezca forzado. Del Toro elabora, no importa el género, escenas muy bien cuidadas. Las imágenes y los ambientes, construidos al detalle, hablan y dicen por sí mismos. Se requieren pocas palabras.

Las personas marginales son el centro en esta película. Eliza es una mujer muda que permanece en el silencio y solo tiene como amigos a Giles y Zelda. Es tímida e introvertida. Todos los días su vida es la misma. De la casa a limpiar los pisos del laboratorio. En el trabajo sólo se relaciona con Zelda, que la defiende de cualquier conflicto. Ese ser marginal surge en otra personalidad al encuentro con el otro que ella asume como semejante; el monstruo.

El monstruo marino, que es un personaje potente y bello, es también un ser marginal. Está preso y encadenado. En su entorno natural es tratado como un dios, pero aquí no es nadie. Está contenido en una pequeña pileta y de vez en vez recibe cargas eléctricas del policía sádico que se siente fuerte ante el esclavizado y goza mostrándole su poder. El monstruo pronto se identifica con Eliza. Los dos, de diferente manera, son seres marginales.

En este cuento de hadas la bella, que no es tal, y la bestia, que no es tal, se enamoran. Ella es una mujer sin ningún atractivo y él es un monstruo hermoso. Los papeles se invierten. Eliza es transformada por el amor. Se convierte en una mujer con iniciativa y capacidad de decisión. Es quien planea y organiza el escape de su amado. Él se deja proteger por ella y es consciente de que sin su apoyo nunca saldría de ahí.

Sin el agua no hay vida. El agua es el hábitat en el tiempo de la gestación. El agua envuelve el cuerpo de los amantes que fluyen con absoluta libertad. El agua es también contención y límite. El agua es el vehículo que posibilita la huida y luego la libertad. El agua es, de nuevo, el espacio de la vida. El agua es la misma, pero la forma en que se contiene y donde se aloja hace siempre la diferencia.

Premios: Hasta el momento ha ganado: Bienal de Venecia, León de Oro, mejor película; Globos de Oro, mejor director y guión original; Critics´Choice Movie Award, mejor director, mejor película y mejor música; Directors Guild of American Awards, mejor director; The National Society of Filma Critics Award, mejor actriz. El domingo 4 de marzo por la noche gano como mejor película y mejor director en los Óscares.

Resultado de imagen para la forma del agua



Esteban Illades y Sergio Mastretta conversarán en Profética sobre Fake News.

Juves 8 de marzo, 7 de la noche, Profética, Casa de la Cultura



Resultado de imagen para fake news esteban illades



La elección de Donald Trump al puesto más importante del mundo occidental cambió muchas de las preconcepciones que se tenían sobre el funcionamiento de las sociedades modernas. Meses antes hubo una advertencia con la votación conocida como Brexit en el Reino Unido, en la cual la mayoría de los votantes optó por que su país saliera de la Unión Europea.

El triunfo de Trump sorprendió por varios motivos (económicos, políticos, sociales), pero el más importante estuvo relacionado con la información. Como nunca antes, los estadounidenses tuvieron acceso casi irrestricto a medios de comunicación: desde la radio, cuyo público ha declinado en tiempos recientes (al igual que la prensa impresa), hasta los tradicionales como la televisión (a pesar de su bajo raiting) o actuales como internet.

Todos estos medios, al alcance de los dedos, inundaron la conversación pública con contenido nunca antes visto. Durante las campañas presidenciales en Estados Unidos el votante podía incluso revisar, en tiempo real, la veracidad de los dichos de los candidatos. Podía conocer cualquier cosa sobre ellos, sin filtro alguno.

Es ahí donde se torció el asunto. El torrente de información no era limpio, mucho de lo que ahí circulaba no había sido verificado. Así como se podían leer textos investigados y documentados sobre los millones de dólares que defraudó la fundación de Donald Trump,7 también se podían escuchar a personas que discutían y ponían en “evidencia” la enfermedad terminal de Hillary Clinton que la mataría antes de las elecciones.

Vida y milagros

Muchos hemos tenido el gusto de oír tocar a las orquestas infantiles que nacieron en Puebla hace casi diez años y que hoy conocemos como Orquestas Esperanza Azteca. Inspiradas en las populares orquestas infantiles de Venezuela y Colombia, en México fue un pequeño grupo formado por el maestro Julio Saldaña, Leonor Mastretta y Mónica Rotlander, quienes iniciaron con la primera orquesta de 300 niños en 2009. A ellas las trato y las he visto trabajar desde entonces como promotoras incansables del proyecto, cuya idea escucharon en la Ciudad de las Ideas en 2008 en la conferencia que dio Benjamín Zander, el reconocido director de la Filarmónica de Boston. En ese 2008 él contó la historia de éxito y evolución de las orquestas infantiles en Venezuela a lo largo de 30 años. Leonor se acercó a él y lo invitó a conocer a la pequeña orquesta que Julio Saldaña, maestro de violín de sus niños, había formado en Cholula. Zander los animó a abordar el proyecto de lleno. No les hago el cuento largo porque ya lo conté en este espacio en otra ocasión, solo los actualizo.



Orquesta Esperanza y los esfuerzos anónimos que sostienen a México

Orquesta Esperanza y los esfuerzos anónimos que sostienen a México

En México se crearon muchas orquestas apoyadas por el gobierno federal y la Fundación Azteca y en Puebla el proyecto creció y llegó a tener mil niños repartidos en cuatro orquestas, cada una con 17 maestros hasta el año pasado. La ayuda local ha venido de varios lados. El gobierno del estado de Puebla cuando Moreno Valle era gobernador, rehabilitó con recursos mixtos la primera fábrica textil de Puebla, La Constancia Mexicana, y la convirtió en sede y albergue de las orquestas infantiles de Puebla, y así es hasta la fecha. Fundación Azteca y la federación bajaron recursos desde la Secretaría de Educación Pública y promovieron las orquestas en el país teniendo al frente a Esteban Moctezuma. Hoy en México hay cerca de 80 orquestas funcionando con financiamientos mixtos público y privados, y aunque mayoritariamente públicos, la administración de los fondos ha tenido una fuerte participación e intervención administrativa civil. La participación civil es importantísima para hacer transitar esfuerzos como este, en especial cuando llegan los cambios de gobiernos federales o estatales. El hilo conductor entre un gobierno y otro lo sostiene la sociedad civil.

Notas para cantar a la esperanza



Notas para cantar a la esperanza

Un problema que tiene nuestro país es el de dar continuidad a las cosas que se están haciendo bien cuando hay cambios políticos. Cuando se trata de asuntos públicos o proyectos mixtos públicos y privados, romper la maldición que se cierne con cada cambio de gobierno o en cada nuevo presupuesto emanado de los congresos locales y federales se vuelve todo un reto. La palabra austeridad llena la boca de muchos políticos, pero generalmente la aplican en los bueyes de sus compadres o en las cosas que no son prioritarias para ellos. La austeridad a veces se aplica de manera errática, absurda e ineficiente y suele dañar a iniciativas que van caminando bien. Dicen austeridad y sacan sus tijeras para algo fundamental como la educación o los temas ambientales. Rara vez la aplican en los caros anuncios y promociones de sus imágenes. Solo en el estado de Puebla, el gasto en comunicación social ha llegado a ser de mil millones de pesos anuales. En eso sí no se recortan. Anuncian hasta hartarnos lo que es su obligación hacer y rara vez la comunicación social es para dar información útil a la sociedad. Pues el recorte llegó a las orquestas. Cada orquesta cuesta dos millones de pesos al año, y eso incluye el transporte y la alimentación de los niños que viven a una o dos horas de la sede y que cada día se echan el viaje para llegar a ensayar. El trabajo de las personas que trabajan voluntariamente en el proyecto es hacer que las cosas funcionen. No tendrían que estar pensando en cómo conseguir el dinero que haría falta para suplir el faltante. Su labor es otra. Este año el recorte federal al gasto en educación repercutió en recortar el funcionamiento de una orquesta completa con sus 17 maestros. El gobierno del estado puso el inmueble, pero no ha puesto en estos años la contra parte federal para la operación de las orquestas. Con el recorte de la federación y sin el auxilio del estado, desapareció una orquesta de 250 niños al faltar dos millones de pesos que bien hubieran podido recortar del gasto anual en espectaculares y anuncios en medios.

Hoy en el mundo no hay mejor inversión, y así se ha entendido en los países que han salido adelante, que la que se invierte en educación y en conservación de la naturaleza. En México suele ser lo primero que recortan los gobiernos y los congresos cuando quieren verse austeros y responsables. Nada más erróneo. No sé en otros estados, pero en el de Puebla los congresos suelen palomear los presupuestos que les envía el ejecutivo sin mayor reparo. Hablar con los diputados es como hablar con la pared. La pared nunca ofende, pero cómo limita. De ahí no pasas. Ahí entiende uno el dicho de "toparse con pared". Así ha sido con los recortes en el tema ambiental. Así fue el año pasado con el recorte en educación que llevó a la desaparición de una orquesta infantil con todo y maestros. Las orquestas están formadas por niños que vienen de comunidades lejanas, muchas veces de alta marginación. La participación en la orquesta para los niños con talento musical cambia para bien el futuro de estos niños. Les doy un ejemplo: en 2009, en el primer concierto de la Orquesta Infantil en la iglesia de Santo Domingo, a todos nos dejó impresionados el solista del concierto para violín de Sets, un niño de seis años. Hoy este niño pronto cumplirá quince y es ya un maestro del violín. Y no lo digo yo, lo dicen los que saben.

La semana pasada vino a Puebla el ex-director de la Filarmónica de Viena, Clemens Hellsberg, para escuchar y dar asesoría en la sede de La Constancia a los niños y jovencitos de la orquesta, cuyo límite de edad para permanecer en ella es de 18 años. El sábado se sumaron a la visita cuatro músicos de la Filarmónica de Viena que vinieron a tocar con ellos y a dar una clase magistral. Ahí oyeron tocar a los chavos. Se sorprendieron con su maestría y porque son capaces de tocar cosas muy complicadas sin partitura. Ayer, viendo el video de las prácticas de este sábado, mis amigas me dijeron que uno de los músicos era el pequeño violinista de 2009, Javier Alfonso Medina, convertido ya en un excelente músico, el mismo niño que hace casi 9 años nos sorprendió con su solo de violín. La tenacidad de años de todo un grupo, plasmada en un precioso concierto de chelos y violín ¿No pueden el congreso o el gobernador Gali etiquetarle dos millones de pesos al año a este esfuerzo que desde luego nos enorgullece a todos? Tanto Fundación Azteca como el gobierno estatal han mostrado el trabajo de los niños en programas de tele, en informes , inauguraciones y eventos políticos importantes. Que su interés se refleje en un apoyo que garantizaría la formación musical de otros 250 niños y el trabajo para 17 maestros.

M;undo Nuestro. Enlazar dos ciudades con la música que reconoce en el agua el componente fundamental de la vida. Pensar a las ciudades desde sus ríos muertos pero también desde las personas que luchan por rescatarlos. Pensar en la música como un compromiso de vida.

Paola de la Concha Zindel, la joven artista cholulteca de Mujer Torbeliino inicia un nuevo proyecto, esta vez con otra joven mujer, Hayley Davis, de Seattle, WA.

Las dos le cantan a los ríos, sus propios ríos en sus territorios vitales, afectados mortalmente por la contaminación, el Puget Sound y el Atoyac, y al hacerlo invitan a pensar en la acción civil comprometida por su rescate. Lo hacen desde el arte, unidas la música y la poesía, como en este atismo con el que nos llaman a respaldar el proyecto Madre Mariposa, cantos para el agua



Paola y Hayley nos invitan a respaldar su proyecto en este viaje a través de quince ciudades de Estados Unidos y México.
Y así lo presentan para todos nosotros:

UN POCO SOBRE NOSOTRAS.

Nuestros nombres son Hayley Dayis de Seattle, WA y Paola Suculima de Cholula, MX y hemos creado una alianza colaborativa de música para el agua. Esta campaña tiene como objetivo apoyar la producción de nuestro nuevo disco Madre Mariposa y el tour que planeamos de Seattle, WA a Puebla, MX en Abril del 2018. Te invitamos a ser un ALIADO o ALIADA para nuestro proyecto llamado MADRE MARIPOSA! El estado actual del mundo ahora nos recuerda a diario la importancia de tomar ACCIÓN en temas ambientales, sociales y económicos de nuestro planeta. Hemos decidido crear nuestro proyecto Madre Mariposa,cantos para el Agua, para reforzar consciencia y fondos para la restauración y cuidado de las aguas de nuestras comunidades.

ANALIZANDO EL CONTEXTO DEL AGUA EN CASA.

La mejor manera de empezar este trabajo es analizando lo que está ocurriendo en nuestros propios ambientes en casa. En el 2017, en Seattle, 30 millones de galones de aguas negras contaminaron el PUGET SOUND a causa de violaciones de leyes que protegen al agua.

En Puebla, México, el río principal llamado Atoyac ha sido constantemente contaminado por décadas. 80% de la contaminación ha sido causada por industrias y gobiernos que han volcado sus residuos inorgánicos al río, igorando así regulaciones y leyes protectoras del agua. Ésto ha recientemente provocado enfermedad en algunas comunidades que viven cerca.



Al observar todas las acciones que pueden generarse entorno a la protección y conservación y restauración de nuestras aguas, proponemos este tour y esta música principalmente para reconectar, educar y reconocer al Agua como el principal componente de vida.

NUESTRO TOUR MARIPOSA

Nuestro tour contempla ir de Seattle Washington USA a Puebla, México al pasar por 15 locaciones distintas. En cada espacio estaremos ofreciendo un encuentro-concierto en comunidades que son cercanas a nuestros corazones. Como las mariposas monarcas migrando hacia el sur, estaremos pasando y quedándonos en estos sitios como Seattle, Portland, California Redwoods, Palm Springs, Oakland, San Francisco, Tijuana, Guadalajara, Mexico City, Cholula, and Puebla. En cada uno de estos sitios estaremos ofreciendo un concierto de las canciones nuevas, nuestro arte, narrativas, y espacio de conversaciones colectivas para compartir nuestras perspectivas entorno las acciones sobre el agua. Nos interesa los intercambios directos con nuestras comunidades mientras creamos y compartimos el telar de historias que vamos hilando las narrativas y acciones de nuestros pueblos.

LO QUE SABEMOS. AGUA ES VIDA.

Ésto es algo que podemos afirmar juntos y juntas. Las canciones de nuestro proyecto Madre Mariposa son un recordatorio potente para permanecer como guardianes compasivos de nuestras palabras, y acciones unos hacia los otros durante estos tiempos de cambios. Les presentamos nuestro trabajo como esfuerzo de acción alineado en estos temas. Nuestra mission es UNIR a la gente de Estados Unidos y México en un llamado hacia la sanación y responsabilidad para nuestro planeta al cuidar activamente de nuestras comunidades. Únete en esta misión como aliado y aliada al proyecto. Necesitamos de tu ayuda para llevarlo a cabo. Cada aportación es bienvenida chica, o grande, todo va sumando. Las Aguas te necesitan.

Te agradecemos desde ahora por tu entusiasmo al compartir nuestro mensaje y propuesta con amor. Gracias por tu apoyo y solidaridad!

De Paola de la Concha Zindel hemos publicado en Mundo Nuestro

Mujer Torbellino

Mujer torbellino: la música y la voz de Paola Suculima

Suculima, canto de una poblana en el exilio

Suculima, canto de una poblana en el exilio

Cuando los europeos descubrieron para sí el “Nuevo Mundo”, se preguntaron con insistencia si sus pobladores tenían alma. Como su primer impulso fue responder con una negativa, el papa Pablo III tuvo que dictar en 1537 la bula Sublimis Deus para que la naturaleza racional de los indios fuera oficialmente reconocida. Esto significaba reconocer tanto su capacidad como la necesidad de ser cristianizados y, en consecuencia, su derecho a ser respetados como seres libres y con facultades para ejercer el dominio sobre sus propiedades. Por esta razón los indios fueron declarados vasallos libres de la Corona y sujetos al pago de tributos. En forma paralela a este proceso se desarrollaba una intensa explotación del trabajo indígena en todos los órdenes de la economía, particularmente en la explotación minera para obtener oro y plata. Los mineros españoles, con la técnica del socavón, extrajeron 191mil 835 kilos de oro, casi 200 toneladas, entre 1521 y 1830. En cambio, en tan sólo en 10 años, entre el 2000 y el 2010, las empresas modernas, con métodos devastadores de la naturaleza como la técnica del tajo abierto, han extraído más de 400 toneladas: 419 mil, 097 kilogramos de oro[1].

Durante el periodo colonial, dice Lidia Gómez García[2], con el establecimiento de la República de Indios, la figura jurídica del cabildo de indios, que ejercía funciones de gobierno bajo la supervisión de un corregidor o alcalde mayor, le dio al concepto de “indio” un sustento legal, formalmente establecido durante los primeros años del virreinato. Después de largas discusiones sobre los derechos que debía otorgarse a los nativos de América, se decidió considerar jurídicamente al indio como menor de edad, definición que le concedió el derecho a ser protegido por la Corona Española frente a los abusos de los españoles colonizadores. La definición de indio, en consecuencia, no correspondía a una clasificación racial, sino a un estado jurídico y su reconocimiento como “sujeto de derecho”, aunque, en realidad, las diferencias con los pueblos indios no se asumieron como una diferencia cultural sino racial, lo que implicaba una discriminación mayor pues se les prohibió el trato con los españoles, no podían usar la vestimenta europea, ni tener caballos con silla y freno y tampoco armas. Es decir, el indio novohispano fue, sobre todo, una construcción racista de los europeos. En México, desde la conquista se convirtió en el nombre del habitante que antes y siempre había vivido en este continente porque el concepto no provenía, dice Carlos Montemayor[3], del sujeto mismo a quien se aplicaba, sino de la sociedad que lo conquistaba. A partir del siglo XVII, cuando la palabra indio aparece en los diccionarios europeos, ya está impregnada de una serie de significados despectivos forjados en la imaginación de los colonialistas: bárbaro, cruel, grosero, ignorante, inhumano, aborigen, antropófago, natural y salvaje. El primer Diccionario de la Real Academia Española, publicado en 1726, agregó otros calificativos despectivos: tonto y crédulo.

En 1798 el Diccionario de la Academia Francesa introdujo una importante modificación al emplear la palabra indígena, que comenzó a utilizarse para nombrar a quienes nacen en una región específica. Si utilizáramos esta palabra en un sentido amplio, indígena sería tanto un parisino nacido en París, como un iztacamaxtitleco nacido en Iztacamaxtitlán, en la Sierra Norte de Puebla. Esta acepción la conserva el Diccionario de la Real Academia Española en la actualidad. Estrictamente hablando, entonces, son comunidades indígenas las comunidades campesinas asentadas desde hace siglos en la región de Iztacamaxtitlán. Como el significado del término indígena es tan amplio, se ha optado últimamente por emplear el concepto de “pueblos originarios” para referirnos a los descendientes de las antiguas culturas que ocupan ancestralmente un territorio.



En buena medida las políticas indigenistas de los siglos XIX, XX y lo que va del XXI son una continuación de las políticas coloniales de los Austrias, los Borbones y las Cortes de Cádiz, con las modificaciones que cada época fue implementando. Pero en el centro de las políticas del Estado (sea la Corona Española, la República Independiente o el Estado moderno) siempre ha estado la relación de los indígenas con su tierra y su territorio, que ha sido concebido desde los remotos tiempos precolombinos como un ser vivo, como un ámbito sagrado habitado por los hombres al que debe retribuírsele ritualmente de diversas maneras porque de él se obtienen los mantenimientos indispensables para gozar del bienestar que un ambiente saludable ofrece. Pero ha sido siempre esta reciprocidad con la tierra, el cielo y el inframundo lo que ha causado la incomprensión de los conquistadores, que han visto en ello desde actos demoniacos hasta costumbres reprobables por estar sustentadas en una supuesta ignorancia. La relación con el mundo natural ha sido vista por los conquistadores, desde Cristóbal Colón y Hernán Cortés hasta Monsanto y las mineras modernas, como un recurso susceptible de ser explotado al máximo, cuente lo que cueste, por que promete jugosas ganancias para los inversionistas. De manera que, a los ojos de los empresarios, cuya lógica responde exclusivamente al incremento de una ganancia, un territorio y su población consiste únicamente en un espacio que debe ser sometido a la mercantilización de la naturaleza y a la cosificación de los humanos. No hay plantas, ni animales, ni agua y aire puros, ni tierra que produzca alimentos saludables, ni vida apacible y digna de las comunidades que importe, todo ello debe someterse a la implacable ley del capital.

Aunque el equipo de GMIC no ha informado aún cuál fue el procedimiento de su investigación, algo que esperamos den conocer pronto, se les puede juzgar si atendemos a sus conclusiones. Parodiando un precepto bíblico podríamos decir: “Por sus conclusiones los conoceréis”. La conclusión a la que ha llegado el equipo de la consultora GMI Consulting, contratada por la minera canadiense Almaden Minerals, es insólita por su cinismo, pero explicable por la trayectoria ideológica a la que se debe. La conclusión a la que ha llegado este equipo es que las comunidades indígenas no existen en el entorno donde se desempeñarían las actividades de extracción de oro a cielo abierto, y, en consecuencia, no hay a quién consultar, como obliga el marco internacional y la ley constitucional. Y obliga a una consulta “libre e informada”, no a una simulación de consulta, como se pretende hacer ahora, induciendo la voluntad de la gente con obsequios, engaños y promesas, visitas guiadas a otras minas para mostrar que son inocuas y demás ardides para lograr su objetivo.

Lo que ha hecho la empresa GMIC con una supuesta metodología científica (que en realidad es la aplicación de un método que intenta una especie de etnocidio cultural al desconocer deliberadamente usos y costumbres que responden a una tradición indígena) es colocar a la compañía minera en una situación ideal para justificar que el Estado no realizó la consulta a la población que se vería afectada con la devastación de la naturaleza que implica la extracción de oro mediante métodos que envenenan la tierra y el agua y destruyen no sólo la belleza natural del lugar, que merece un mejor futuro, sino que impactan negativamente en la flora, la fauna y la vida humana saludable, como lo demuestra puntualmente el libro de Paul Hersch al analizar la perniciosa implementación de estos métodos en Carrizalillo, Guerrero y en el cerro de San Pedro, en San Luis Potosí por la minera San Xavier, que sacaba del manto freático 16 millones de litros de agua al día, para mezclarlos con 16 toneladas de cianuro. Esta compañía utilizaba 25 toneladas de explosivos diarios creando ya un cráter de 67 hectáreas.

Desaparecer “metodológicamente” a las comunidades indígenas en Iztacamaxtitlán es la versión actual de un ideal liberal del siglo XIX personificado por el doctor José María Luis Mora cuando propuso al Congreso de la Unión, en 1824, que sólo se reconocieran en la sociedad las diferencias económicas y que desapareciera la palabra indio del lenguaje oficial, es decir, que se declarara, por ley, la inexistencia de los indios. Quienes comulgaban con esta estupidez comenzaron a llamar a los pueblos originarios “los antes llamados indios”. Es sabido que el pensamiento liberal se opuso frontalmente a la orientación comunal de la propiedad. La consecuencia de esta política fue el apoderamiento privado de las tierras de estos pueblos lanzando millones de hectáreas al mercado, de donde surgieron los inmensos latifundios y el trabajo semifeudal de los peones acasillados en las haciendas del porfiriato. ¿Debo recordar que esta situación provocó la violenta irrupción de la revolución mexicana y la restitución a lo largo de varias décadas de las tierras comunales, vía el ejido, a los pueblos originarios que las demandaban?

En febrero de 2017 se publicó un minucioso informe titulado: Minería canadiense en Puebla y su impacto en los derechos humanos. Por la vida y el futuro de Ixtacamaxtitlán y la Cuenca del Río Apulco. Sus autores, Alejandro González, Tamar Hayrikyan, Patricia Legarreta, Mayeli Sánchez, Julieta Lamerti, Oscar Pineda, Silvia Villaseñor, Alejandro Marreros y Esmeralda García forman parte de las organizaciones IMDEC, PODER, CESDER y la Unión de Ejidos y Comunidades en Defensa de la Tierra, al Agua y la Vida, ATCOLHUA. Se trata de una investigación cuidadosa y muy bien sustentada que pinta de cuerpo entero a la minera Almaden Minerals como perniciosa en sus procedimientos administrativos y en sus afectaciones ambientales, que ha impactado negativamente en los derechos humanos en México y otros países. Tengo la certeza de que la minera canadiense recurrió a la empresa GMI Consulting para contrarrestar la demoledora crítica que llevaron a cabo estos colegas.



En las próximas semanas instalaremos en el auditorio de Iztacamaxtitlán la exposición itinerante que han organizado los antropólogos del INAH-Morelos, que muestra los daños que la minería a cielo abierto para extraer oro causa al medio ambiente y a la salud humana. Es un buen espacio para tener también un debate con el equipo de investigación de GMI Consulting. Están cordialmente invitados a participar en una mesa redonda donde analicemos tanto la existencia de comunidades indígenas en la región, como los perjuicios irreversibles que puede causar la minería. Si aceptan debatir con nosotros háganlo saber por este medio para ponernos de acuerdo en los términos de la discusión.

[1] Hersch Paul, El oro o la vida. Patrimonio cultural y megaminería: Un reto múltiple, INAH, 2015.

[2] Gómez García Lidia, La construcción del Estado Nacional desde la perspectiva de los pueblos indios en Puebla, Educación y Cultura-BUAP, México, 2010.

[3] Montemayor, Carlos, Los pueblos indios de México hoy, Planeta, México, 2001.

Todo el trabajo de GMI Consulting se realiza de conformidad con las mejores prácticas internacionales en materia de Gestión Social y Evaluación de Impacto Social, atendiendo en todo momento al respeto irrestricto a los derechos humanos y particularmente de los pueblos indígenas, garantizando la participación voluntaria de la población, cumpliendo con los protocolos señalados en los Principios de Ecuador y las Normas de Desempeño sobre Sostenibilidad Ambiental y Social emitidos por la Corporación Financiera Internacional del Banco Mundial; las Guías de la OECD sobre gestión social de las empresas, los Principios Rectores sobre las Empresas y los Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas; los Protocolos de Actuación del Banco Interamericano de Desarrollo, y los principios aplicables del Convenio 169 de la OIT, entre otros.

GMI Consulting llevó a cabo la primera parte de la Evaluación de Impacto Social del proyecto de exploración minera “Ixtaca”, el primer estudio de estas características realizado en el país por una empresa minera, de conformidad con las mejores prácticas internacionales señaladas anteriormente, y en estricto apego a los derechos humanos:

  • El trabajo de campo se realizó durante un periodo de 4 semanas en los meses de septiembre y octubre de 2017 por un grupo interdisciplinario de 9 antropólogos, etnólogos y sociólogos egresados de diversas universidades, quienes vivieron al interior de las localidades del área de influencia del proyecto con el objeto de realizar una inmersión etnográfica a profundidad, y conocer sus costumbres y forma de vida. La recolección de información procedió de fuentes primarias vía herramientas de tipo cualitativo.
  • El trabajo de investigación se enmarcó bajo las directrices de una Metodología Participativa, y se promovió la participación amplia, informada, pertinente y voluntaria de diversos grupos de población. Se llevaron a cabo más de 200 entrevistas a profundidad con diversos pobladores de todas las comunidades.
  • La metodología utilizada incorporó un enfoque de derechos humanos, desarrollo sustentable y perspectiva de género conciliables con lo establecido en los Principios de Ecuador, las Normas de Desempeño sobre Sostenibilidad Social y Ambiental, y la Guía de la OCDE de debida diligencia para la participación significativa de las partes interesadas del sector extractivo. En lo que respecta a grupos vulnerables, se incluyó la participación de mujeres, personas de la tercera edad, niños y niñas.
  • Durante el trabajo de campo no se identificaron comunidades indígenas ni el habla de lenguas originarias dentro del área influencia de proyecto. Tampoco se identificaron autoridades tradicionales. Ninguno de los entrevistados mencionó tener autoadscripción indígena, ni conocer a pobladores de las localidades del área de influencia que la tuvieran. Únicamente se identificó a una mujer adulta mayor en la localidad de Zacatepec, quien aun a pesar de conocer la lengua náhuatl, ya no la practica, y considera no tener autoadscripción a ninguna etnia indígena.

Aclaramos que sólo el Estado Mexicano puede señalar legalmente la existencia o no de una comunidad indígena como sujeto de consulta, no los particulares, y es el propio Estado mexicano quien debe garantizar y realizar procesos de Consulta Previa Libre e Informada a pueblos y comunidades indígenas de conformidad con los diversos instrumentos internacionales firmados por el Estado Mexicano. No es atribución de los particulares realizar procesos de Consulta Previa Libre e Informada.

Hacemos un fuerte extrañamiento de los comentarios vertidos sobre nuestro Director Jurídico, el Dr. Juan Pablo Gudiño Gual, por el Señor Julio Glockner en su artículo intitulado “Ixtacamaxtitlán: ¿indígenas inexistentes? Eso dicen los antropólogos de Almaden Minerals” publicado el 28 de febrero en el medio electrónico “Contra Línea” y retomado por medios como “La Jornada de Oriente” y “Mundo Nuestro” en el que se descalifica a su persona y a la Universidad Marista de la cual procede, desacreditando sus principios éticos, su calidad moral y académica, y expresando únicamente argumentos ad hominempara demostrar sus dichos, con un total desconocimiento del trabajo realizado por esta empresa. Por lo que por este conducto lo instamos a que nos haga saber cuál fue la metodología aplicada durante sus visitas a la región, cómo delimitó el área de influencia del proyecto minero, cuántos son “muchos” habitantes con los que ha hablado, cómo se integró su equipo de trabajo, en qué fechas realizó el trabajo de campo, y si éste fue realizado conforme a las mejores prácticas internacionales en la materia. Recordándole ante todo que de la época de la evangelización de nuestro país a la fecha median alrededor de quinientos años, durante los cuales cualquier antropólogo o sociólogo de primer semestre sabe que en un periodo de tal magnitud se dan cambios sustantivos en la sociedad.

Lic. María de las Nieves García-Manzano
Directora General



Página 5 de 76