SUSCRIBETE

14 Abril 2024, Puebla, México.

Memoria mexicana, la de Enrique Flores Cano (1937-2023)

Sociedad /Cultura | Noticia | 6.MAR.2023

Memoria mexicana, la de Enrique Flores Cano (1937-2023)

 

Mundo Nuestro. Murió hoy Enrique Flores Cano, sin duda uno de los historiadores mexicanos más importantes de todos los tiempos.

"Antes que la historia, fue el mito".

Con esa frase inicia uno de sus textos fundamentales: Memoria Mexicana. Y por él entendimos que es necesaria un visión histórica que vaya mucho más allá de los documentos que la contienen. Todo puede ser leído como un texto, para reconstruir la memoria de los orígenes de lo que hoy llamamos México. El maíz en su simpleza, el surco mismo en el que lo siembran las manos campesinas tras la yunta. El cráneo crudo de un principal zapoteca tallado al día siguiente de su muerte allá por el año 900. La geometría en las líneas de una vasija cholulteca. Todo es memoria, enseñò Enrique Flores Cano.

Ha escrito de él este día el escritor José Joaquín Blanco: "El doctor Enrique Florescano fundó la moderna historia económica de México con su tesis y sus libros sobre el maíz, sus precios en la época colonial y muchos asuntos colaterales. En los años ochenta amplió su rango. Hacer historia era también "escribir la historia", en relato, la narración, con una prosa limpia (su gurú, Clavijero) y emotiva, sin embrollos, pensando no en la academia-por-la-academia sino en el lector culto."

Quienes trabajamos en Mundo Nuestro lamentamos profundamente su muerte.

 

 

Enrique Florescano, editor – Nexos

Enrique Flores Cano en sus años jóvenes. Foto de Revista Nexos

 

¿Cómo se hace un dios? Creación y recreación de los dioses en Mesoamérica / Revista Nexos

Enrique Florescano

¿Qué es un dios? ¿Cuál es su naturaleza? ¿Cuándo y cómo nació la noción o la idea de dios? Estas y otras preguntas sobre el origen y la naturaleza de dios han sido temas ineludibles para teólogos, historiadores, filósofos, antropólogos e interesados en la religión de los pueblos y las naciones. Sin embargo, el objetivo de este texto es presentar una interpretación sobre la creación de los dioses en la antigua Mesoamérica, o más precisamente, cuáles fueron los instrumentos utilizados en la creación de la idea, la concepción y la imagen de los dioses. Mi recorrido es histórico y de larga duración: va desde los olmecas, 1500 años a. C., hasta poco después de la conquista y los tiempos recientes. Es decir, incluye los cultos y mitos actuales de los pueblos indígenas de México y Centroamérica.

Las características que definen a los dioses, sus imágenes, representaciones, poderes y efectos sobre el mundo sobrenatural y terreno fueron rasgos meticulosamente construidos por sus creadores. Esta es la tesis que sostengo aquí, apoyada en el análisis de dos deidades principales de la antigüedad prehispánica: el dios del maíz y el dios del viento.

 Seguir leyendo en Revista Nexos: http://www.nexos.com.mx/?p=28461

 

02-dios-01

Figura 1. Dioses de los olmecas según P. D. Joralemon. Las figuras C, D y E se identificaron más tarde como representaciones del dios del maíz.

 

Para qué enseñar la historia / Revista Nexos

Enrique Florescano

Si damos un salto desde los tiempos remotos hasta los días actuales, advertimos que los motivos que hoy nos mueven a enseñar la historia no difieren sustancialmente de los fines que animaron a nuestros antepasados indígenas. Enseñamos a nuestros descendientes la historia propia y la de otros pueblos para hacerlos conscientes de que son parte de la gran corriente de la historia humana, de un proceso que se inició hace miles de años y por el que han transitado pueblos y civilizaciones distintos a los nuestros.

Enseñar el desarrollo histórico de los pueblos equivale entonces a ser conscientes, en primer lugar, de nuestra temporalidad, a situarnos en nuestra propia circunstancia histórica.

 Seguir leyendo en Revista Nexos:  (Para qué enseñar la historia)