SUSCRIBETE

15 Julio 2024, Puebla, México.

Infierno ambiental y defensa del territorio. El caso de la cuenca Libres-Oriental / Jesús Pérez Juárez

Naturaleza y sociedad | Crónica | 24.ABR.2023

Infierno ambiental y defensa del territorio. El caso de la cuenca Libres-Oriental / Jesús Pérez Juárez

 

Mundo Nuestro. El pasado 22 de abril, en el marco de la celebración del Dia Mundial de la Madre Tierra, se llevo a cabo el foro "Foro-Encuentro sobre  Día Mundial de la Madre Tiera", organizado por la organzación popular 28 de Octubre en las instalaciones del Mercado Hidalgo en la ciudad de Puebla. Participaron como ponentes personas y grupos como: Mtra.Cecilia Vázquez A (Los pueblos indígenas y la defensa de su territorio), Ing. Agrónomo Daniel Flores Meza (De la biodiversidad y su riqueza en los pueblos indígenas), Soc. Jesús Pérez Juárez , del Colectivo Ambiental Diente de León (Los pueblos en defensa de las aguas, ríos, bosques y territorio: El caso de la cuenca libres-Oriental. Cañones antigranizo, sequía y transnacionales.)

 

Infierno ambiental y defensa del territorio. El caso de la cuenca Libres-Oriental: Cañones antigranizo y transnacionales

Por Jesús Pérez Juárez

(Sociólogo por la BUAP, conjuntamente con otros jóvenes de San Salvador el Seco, conformó el Colectivo Diente de León y han estado luchando contra los cañones antigranizo. Han realizado talleres populares para realizar mapas comunitarios acerca de los proyectos de muerte en la cuenca Libres-Oriental.)

 

Defender el territorio, como sabemos, no es sólo defender un pedazo de tierra, es defender la identidad construida en ese lugar, el trabajo, el cuerpo y  la salud. Lo que está en juego es la vida misma en distintas formas.

¿Qué pasa con el territorio en la cuenca Libres-Oriental? ¿Cuáles son los problemas ambientales que amenazan la vida de quienes vivimos allá? ¿Cuáles son las luchas emergentes ante esta situación? En los siguientes párrafos buscaré dar respuesta a estas preguntas de forma breve.

Pero antes, permítanme comenzar con una anécdota.  Mi sueño frustrado de niño fue no vivir cerca de un río, soy de San Salvador el Seco un municipio de la región Libres-Oriental y en ese lugar no hay ríos, de hecho, la región es mayoritariamente árida, y aunque la riqueza natural es mucha, buena parte de mi infancia pensé que era desafortunado al no tener cerca un río cerca, al no poder nadar cuantas veces quisiera o ver detenidamente el agua cristalina fluir constantemente, en fin, me sentía desdichado por  no tener agua, pero evidentemente estaba equivocado, ¡Hay agua, y mucha! ¡Hay una gran riqueza hídrica en la región!

Pronto me enteraría que vivo en una cuenca, es decir, una extensión de terreno que tiene agua, tanto superficial como en el subsuelo. Mi cuenca no tiene salida al mar, es una cuenca endorreica,  y es posible gracias a la recarga natural del magnífico Citlaltépetl (Pico de Orizaba) y la Malinche. El  agua del subsuelo también ha sido posible por  una acumulación del agua de lluvia durante miles de años. Estas aguas en el subsuelo  se conectan con la superficie, los que podemos ver expresado en las impresionantes lagunas de la región. Quienes han tenido la oportunidad de visitar las lagunas sabrán que parecen rarísimas en medio un territorio semidesértico, de hecho, son uno de esos exalapazcos, la laguna de Alchichica, ha causado particular interés pues en ella existen estromatolitos. Los  estromatolitos se encuentran en las formaciones rocosas alrededor de la laguna, en dichas “rocas” habitan microorganismos casi iguales a los que dieron origen a la vida en la tierra hace millones de años. En fin, reitero ¡Hay una gran riqueza hídrica en la región!

 

 

Infierno Ambiental

 

Esta riqueza  se ha visto amenazada por el creciente desarrollo agrícola, ganadero e industrial, por lo cual cada vez se extrae más agua del subsuelo, y en un lugar con pocas lluvias, y donde además se impide la lluvia por el  uso de cañones antigranizo, la situación se vuelve por demás alarmante. Ahora dijéramos, esta extracción hídrica es sólo para satisfacer la demanda de los habitantes del lugar, pero no es así; tenemos un cúmulo de empresas acaparadoras de agua. Por ejemplo, tenemos  una empresa que exporta al extranjero millones de litros de agua en forma de auto: Audi. Audi no necesita presentación, todos la conocen, desde antes de que llegara ya nos la estábamos peleando, así como hace poco nos peleamos  a Tesla en los distintos estados del país. Conocemos de las grandes ventajas que le dio el morenovallismo y los despojos a los campesinos,; nos endeudaron para pagar la obra estrella del difunto Rafa y aún la seguimos pagando. Audi no es la única gran empresa transnacional en la región, tenemos grandes industrias porcinas que cada año generan toneladas de basura y materia fecal que nos trae problemas salubres realmente serios; la empresa es Granjas Carroll, o mejor dicho Smithfiel, pues el 50% de sus acciones le pertenece a esta trasnacional Estadounidense. Carroll nos vende progreso en forma de cerdo y un cumulo de enfermedades. Carroll es un negocio muy marrano, en todos los sentidos. También tenemos a Driscoll`s, industria de capital canadiense y chino de sembradíos de fresas, frambuesas o arándanos, que son exportados a los países desarrollados como productos de lujo. Granjas Carroll ha despojado de sus tierras a campesinos de la región y ahora muchos trabajan para ella como jornaleros. Así mismo tenemos el engaño verde de la energía sustentable de Iberdrola y sus intentos por instalar paneles solares. El problema de los basureros a cielo abierto y concesiones mineras.  Y bueno, los cañones antigranizo, fomentados por intereses perversos pues no sólo “se adueñan del agua del suelo, ahora se apropian del agua del cielo como decían, de forma lucida, las campesinas y los campesinos de Libres. Movimiento en defensa del agua en la cuenca Libres-Oriental en el 2021.  

 

 

Los agricultores aseguran que los daños por la sequía se deben a estos cañones o drones (avionetas en el caso de Tehuacán) utilizados por dueños de grandes extensiones de terreno, que se dedican al cultivo industrial de alimentos como fresa y brócoli, además de ser utilizados por  los grandes acaparadores de Agua como Driscoll y Audi. La problemática no se reduce a un nivel local, en el plano nacional, Jalisco, Michoacán, Colima y el Estado de México, también ha habido conflictos debido a la presencia de esta tecnología.

De hecho hay pocas investigaciones científicas que estudien a detalle cómo el uso de esta tecnología afecta los ciclos del agua, sin embargo, la experiencia de los campesinos es clara, pese a la gran concentración de nubes y tras el estruendo que se escucha a la distancia, la lluvia non cae. Los cambios en los ciclos del agua son evidentes y afectan la agricultura temporal lo que implica un daño directo a la economía, la alimentación y la forma de vida de los campesinos minifundistas. En suma,  en pleno proceso de cambio climático los cañones antigranizo vulneran aún más al sector campesino que históricamente ha sido vulnerado.

Por todo lo antes mencionado, la región en el 2020 fue declarada por el CONACyT como una Región de Emergencia Ambiental.   En el siguiente mapa se puede observar algunas problemáticas mencionadas como el lugar donde se usan los cañones antigranizo (ubicado con rojo) y las concesiones mineras (ubicadas con morado)

 

 

 

Pero no todo está perdido

 

Posiblemente la lucha en defensa del territorio más significativa que hay en la región es la de los campesinos de Libres y Cuyoaco y  pueblos aledaños dada a conocer en el verano del  2020. Aunque la problemática lleva mínimo 15 años. En el 2020 fue la primera vez que inició un proceso organizativo de lucha comunitaria en que participaron aproximadamente  300 campesinos. Las exigencias: alto a los cañones antigranizo y alto al saqueo de agua por parte de las trasnacionales. En Agosto del 2020 se reunieron mínimo 3 veces  con autoridades y representantes de la SEGOB, Secretaría del Medio Ambiente, Desarrollo Sustentable y Ordenamiento Territorial, y Secretaría de Desarrollo Rural para exigir una solución al conflicto de la escasez de lluvia y agua, y como las respuestas no eran claras y la CONAGUA  ni llegaba a las comunidades a inspeccionar, se movilizaron y cerraron la carretera federal más de una vez.  

En junio y agosto del 2021 las movilizaciones ocurrieron nuevamente, sumando demandas más concretas como que  CONAGUA revisara las concesiones de los pozos, pues niega concesiones a los productores chicos pero no a  los grandes intereses. Además se exigió que se cumpla la ley que prohíbe el uso de cañones antigranizo en Puebla, publicada oficialmente el 19 de Mayo del 2021. El 24 de Agosto, dieron a conocer un segundo compromiso a las autoridades gubernamentales, en el que sostienen que ellos mismos vigilarán el uso de cañones antigranizo en la región.

 

 

Mientras tanto, dos años después, volvió comenzar la temporada de lluvias y se sigue escuchado el estruendo en el cielo, “¡ya volvieron a lanzar los cuetes esos canijos!”

 

Bibliografía.

ALCOCER J. (2019) Alchichica, una joya de biodiversidad, Universidad Autónoma de

México, Facultad de Estudios Superiores de Iztacala. Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad. México, 244 p.

Lado B (2020) “Se adueñan del agua del suelo, ahora se apropian del agua del cielo”. Revisado en: https://www.ladobe.com.mx/2020/08/se-aduenan-del-agua-del-suelo-ahora-se-apropian-del-agua-del-cielo/