SUSCRIBETE

2 Marzo 2024, Puebla, México.

La Constitución del 17 y el proyecto de nación / Gerardo Pérez Muñoz

Gobierno /Sociedad | Opinión | 7.FEB.2024

La Constitución del 17 y el proyecto de nación / Gerardo Pérez Muñoz

Primero el pueblo de México libre y soberano; que luego venga la constitución progresista que sirva efectivamente al primero. Ignacio Ramírez, El Nigromante

La constitución o las constituciones no son sólo las normas, principios o reglas formales que definen a un Estado-Nación y su gobierno, son fundamentalmente la condensación de las aspiraciones, anhelos y utopías de un pueblo que prefigura en el papel, un proyecto de nación y sociedad que se quiere construir y el cómo construirlo. Es en síntesis el reflejo de un pacto social que expresa un momento histórico, social y político determinado; las constituciones no son textos inmutables y eternos. Decía el filósofo griego Isócrates (436 a.C. – 338 a.C) que La Constitución es el alma de los Estados.

El primer presidente que tuvieron los Estados Unidos, George Washington, mencionó en 1796 que La base de nuestro sistema político es el derecho del pueblo para hacer o alterar sus constituciones de gobierno. Frase muy oportuna ante la actual coyuntura política y electoral que vivimos en el país y estado.

Antecedentes de la Constitución de 1917.  Hace 200 años, en 1824 y después del derrocamiento del efímero emperador de México, Agustín de Iturbide, se promulgó la primera constitución que tuvimos como nación independiente. La Constitución de 1824 nombró por primera vez a nuestro país como Estados Unidos Mexicanos, nos definió como una república federal representativa, con un sistema de gobierno dividido en tres poderes: legislativo, ejecutivo y judicial y mencionaba a la religión católica como religión oficial de estado.

Esta primera constitución duró apenas 33 años. En 1857 se emitió una nueva constitución producto de la Revolución de Ayutla que derrocó a nuestro mejor vendedor, Antonio López de Santa Anna, quien perdió un poco más de la mitad del territorio nacional, frente al imperio yanqui. Esta constitución recogió como forma de gobierno la representación republicana, representativa y democrática, reconoció a los Estados libres y soberanos (federalismo), la división de poderes, los derechos individuales, por ejemplo, prohibía la pena de mutilación, la esclavitud y el cobro a personas pobres por servicios religiosos. Igualmente reconoció el derecho de la propiedad privada y la igualdad ante la ley. Por primera vez se reconoció en la constitución. el juicio de amparo; garantizaba la libertad expresión, de asociación, prensa, de religión y reconocía la soberanía popular como el origen de todo poder político instituido y por supuesto, enunciaba la separación de la Iglesia y el Estado. Se mencionan en varias investigaciones que el padre de la Constitución del 57, fue el abogado originario de San Luís Potosí, Ponciano Arriaga quién en 1847, siendo diputado local, propuso la creación de la Procuraduría de los Pobres, nuestra primer figura de Ombudsam. 

Ponciano Arriaga presentó un voto en particular para impulsar el derecho a la tierra, votación que perdió. Argumentaba que: Mientras pocos individuos están en posesión de inmensos e incultos terrenos, capaces de dar subsistencia a muchos millones de hombres, un pueblo numeroso, crecida mayoría de ciudadanos, gime en la más horrenda pobreza, sin propiedad, sin hogar, sin industria, ni trabajo.

Ese pueblo no puede ser libre ni republicano, y mucho menos venturoso, por más que cien Constituciones y millones de leyes proclamen derechos abstractos, teorías bellísimas, pero impracticables en consecuencia por lo absurdo del sistema económico. (Ponciano Arriaga, expedición de Ley Agraria. Comisión Nacional de Derechos Humanos)

Para Justo Sierra, la Constitución de 1857, fue una generosa utopía liberal, tachonada de principios, sueños y teoría

La Constitución de 1917. La constitución emanada de la Revolución Mexicana ha sido considerada como la más avanzada y progresista de su tiempo y fue la primera a nivel mundial que incorporó los derechos sociales, tales como el derecho a la educación, al trabajo, a la tierra y a la seguridad social. En 1916, el primer Jefe del Ejército Constitucionalista, Venustiano Carranza, convocó a un Congreso Constituyente, después de que había saboteado y enfrentado la Convención de Aguascalientes en 1914. En octubre de dicho año se llevaron a cabo elecciones para elegir a los diputados que conformarían el Congreso Constituyente del 17. Se eligió a un legislador por cada 70 mil habitantes del país. Excluyeron de dichos comicios a los simpatizantes de Villa y de Zapata.  En dicho Congreso participaron 19 poblanos, entre otros, Froilán C. Manjarrez, Pastor Rouaix, Federico Dinorín, David Pastrana Jaimes, Juan N. Frías.

El Constituyente promulgó el 5 de febrero de 1917 la Constitución, aunque realmente los trabajos legislativos concluyeron hasta el 31 de diciembre de 1917.

Entre los constituyentes que participaron y fueron conocidos como el ala radical o jacobina de la Convención, podemos citar a: Cándido Aguilar, Heriberto Jara (participó en la huelga de Río Blanco),  Antonio Díaz Soto y Gama, Francisco J, Múgica, Esteban Baca Calderón (participó  en la huelga de Cananea), Gral. Salvador Alvarado, Héctor Victoria quien promovió leyes tendientes a proteger los derechos de los trabajadores y  pugnó por la creación de un Tribunal de Conciliación y Arbitraje local en Yucatán. Juan de Dios Bojórquez, Rafael Martínez de Escobar, Luis Espinosa o Froylán C. Manjarrez. El General Francisco J. Múgica jugó un papel muy importante, junto con otros convencionistas, que impulsaron los artículos 3, 27, 123 y 130. En los tres congresos constituyentes que hemos tenido en el país para elaborar una nueva constitución, jamás han participado las mujeres en su discusión y elaboración.

Las reformas constitucionales. La Constitución de Estados Unidos, promulgada en 1787, sólo ha registra 27 enmiendas hasta la fecha, mientras la Constitución de México ha sido reformada 770 veces a través de 233 decretos, siendo la más modificada del mundo.  Los artículos que más se han modificado han sido el 27, 73, 89 y 123 (Instituto Belisario Domínguez.)

La nueva constitución fue  cuestionada por diversos grupos: los políticos e ideólogos del régimen porfirista la llamaron el almodrote de Querétaro; la jerarquía católica la repudió por jacobina y contraria a la idiosincrasia de los mexicanos (Ese código hiere los derechos sacratísimos de la Iglesia Católica, de la sociedad mexicana y los individuales de los cristianos); y los inversionistas extranjeros, en especial en minería, petróleo y temas agropecuarios presionaron para que fuera modificada. (Ignacio Marván Laborde. Cómo hicieron la Constitución de 1917. México: Fondo de Cultura Económica, 2017). El ex ministro de Instrucción Pública de Porfirio Díaz, Jorge Vera Estaño consideró a la constitución del 17 como bolchevique.

Las leyes del despojo y la implantación del modelo neoliberal. El giro al neoliberalismo y las leyes del despojo las inició Miguel de la Madrid quien reformó 66 artículos; Salinas de Gortari, 55 artículos, entre otros el 3ero, 25, 26, 27 y 28. Ernesto Zedillo realizó 78 reformas constitucionales. Vicente Fox, 31 reformas; Felipe Calderón, 110 modificaciones y Enrique Peña Nieto, 155 reformas. (Sumario de Reformas a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos por periodo presidencial, Cámara de Diputados. Actualizado al 24 de enero de 2024) Todas ellas en clave del despojo a los pueblos y a las y los trabajadores y en el marco de la imposición de modelo neoliberal que prevalece hasta nuestros días y la pérdida de nuestra soberanía nacional y energética.

¿Qué tanto conocemos nuestra constitución.? En el 2017, el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, aplicó la Tercera Encuesta Nacional de Cultura Constitucional: los mexicanos y su Constitución, con los siguientes resultados:  El 84%  de los mexicanos consideraba que la Constitución se cumple poco o nada; 56.1% dijo conocer poco o  nada de la Carta Magna y 52.7%, desconocía el año en que se aprobó y no la relacionaba con la Revolución Mexicana. Además, uno de cada cuatro mexicanos piensa que violar la ley no es tan malo, lo malo es que te cachen; el 46.6 % dijo que los miembros de una comunidad tienen el derecho de tomar justicia por mano propia; y 27.3% dijo estaba de acuerdo con que un funcionario público puede aprovecharse de su puesto si hace cosas buenas.

Las y los dejo con una frase que escribió Carlos Marx que tiene una gran actualidad en la rebatinga por el poder, que se está danto a nivel nacional y local. Escribió Marx que:  El poder político es simplemente el poder organizado de una clase sobre otra. Tesis que frecuentemente obviamos y olvidamos.

Miscelánea.

Pronto veremos y sabremos que tan nacionalistas, antineoliberales y patriotas son las y los diputados federales y senadores de nuestra República. Sabremos si aprueban o no y en qué sentido y contenido la urgente Ley General de Aguas que lleva once años congelada, la también congelada reforma constitucional acerca del reconocimiento de los derechos de los pueblos indígenas y afrodescendientes, la reforma laboral de las 40 hrs. o la Ley de la Memoria. ¡Pronto lo sabremos!

Las y los conservadores, reaccionarios y de derecha, no aprenden de la historia. Al igual que sus congéneres de los siglos XIX y XX, la candidata del Frente de la derecha mexicana (PAN, PRI y PRD), Xóchitl Gálvez, fue a los Estados Unidos a pedir su intervención he injerencia en los asuntos internos de las y los mexicanos. Indignante e inadmisible postura de la candidata de las derechas reaccionarias, clasistas y colonialistas mexicanas. 

Un nuevo intento de golpe de estado blando, se blande en contra del presidente de Colombia, Gustavo Petro. ¡Solidaridad total con Petro!