SUSCRIBETE

19 Agosto 2022, Puebla, México.

El jardín da una bocanada de aire fresco al caminante-Porfirio Tepox Cuatlayotl

Naturaleza y sociedad | Crónica | 17.DIC.2021

El jardín da una bocanada de aire fresco al caminante-Porfirio Tepox Cuatlayotl

Academia de Lenguas Clásicas Fray Alonso de la Veracruz

Ir de camino por la naturaleza/ decimonovena crónica. En ausencia de caminos artesanales

Por asuntos de distinta índole, no siempre es posible salir a caminar al bosque, a la pradera, a la montaña, a los caminos artesanales. Cuando sucede este acontecimiento, nuestro cuerpo lo sabe y, por esto, nuestro ser se inquieta. En otras palabras, para los caminantes, es posible prescindir de una fiesta, de una reunión con los conocidos, del concierto de nuestro artista favorito, o de la película esperada por semanas o meses, pero de la naturaleza, nunca, pues cada uno de sus elementos es un impulso y un horizonte en la marcha de la vida.

En este sentido, es posible posponer muchas de estas actividades, pero siempre buscaremos un respiro y una imagen, en los aromas y en los pétalos de las flores más cercanas a nuestro ser, que, seguramente encontraremos en nuestro jardín, en el parque de la comunidad o en la pequeña planta situada en una maceta en alguna parte de nuestra casa. En verdad, la presencia del jardín nos dará un poco de quietud, hasta que llegue el día de la siguiente visita a los escenarios boscosos.  

En ausencia de la marcha a los caminos artesanales, ahora, la invitación es a recorrer en las siguientes líneas los senderos del jardín, esto, a través de tres plantas, a saber, Oceloxochitl, Bidens odorata y la Rosa de Castilla, además, nos encontraremos en nuestro recorrido a un pequeño caracol que habita entre las flores, del cual su mismo desplazamiento evoca una enseñanza de vida. Sin ir más lejos, empecemos la marcha en el jardín.  

La primera planta que presentamos es la Oceloxochitl, de nombre científico Tigridia pavonia. Su presencia en el jardín es una bocanada de aire fresco para los pasos del caminante. Aunque su flor es de efímera belleza, baste solo estos momentos para que su hermosura se imprima con una hondura difícil de borrar, sus instantes de belleza se vuelven una infinitud, sus flores únicamente acontecen un día en la mirada, pero se graban en la retina del alma y habitan en la eternidad del ser del caminante. Esta planta florece entre los meses de julio, agosto y septiembre.   

La segunda planta de este recorrido es Bidens odorata, la cual, al vivir en el jardín de la casa, recrea los escenarios naturales de septiembre, mes en el que muestra el esplendor de sus blancos y abundantes pétalos, asimismo, proporciona una buena dosis de oxígeno al senderista. En la actualidad, por muchos campesinos es considerada mala hierba, pero antiguamente fue registrada como planta medicinal con el nombre de tlatlacotic en el Códice de la Cruz-Badiano. En la edición especial número 50, junio de 2013, primera parte, de la revista Arqueología Mexicana, podemos encontrar la nomenclatura de esta planta: “N. científico: Bidens odorata. N. comunes actuales: té de milpa, té de milpa amarillo, acahualillo, aceitilla. N. náhuatl: tlatlacotic. Además, su uso medicinal inscrito en este códice, que es contra la opresión molesta del pecho, también se emplea para el mal de orín y contra padecimientos gastrointestinales, entre otros usos”. Ya mala hierba, ya medicinal, Bidens odorata o como solían llamarla los antiguos mexicanos tlatlacotic, es un manjar y una fuente de alimento para los polinizadores -mariposas, abejas-. Por todo esto, debemos cuidar y conservar a esta planta en nuestros jardines, pues es parte de nuestro fundamento. Para poder llevar a cabo esta tarea con mayor éxito, recordemos el célebre pensamiento de José Ortega y Gasset: “Yo soy yo y mi circunstancia, y si no la salvo a ella, no me salvo yo”.

La tercera planta de este viaje por el jardín es una Rosa de Castilla la cual provee el instante de belleza que el caminante busca en la marcha hacia la pradera o el bosque. Un conocido refrán ilumina nuestro propósito “para muestra baste un botón”, o para el caso muchos botones florales de la rosa de castilla que florecen, siendo una plétora de belleza, en el verano cuando las lluvias son abundantes. Además de la belleza que este rosal ofrece al senderista, su presencia en el jardín también nos recuerda, para decirlo con una nota del periódico digital Aciprensa: “su relación con el rezo del Santo Rosario, pues cada rosa del rosal representa una oración a la Virgen María”. Como se puede ver hasta aquí, el jardín, aunque de menor dimensión que el escenario natural que ofrecen las caminatas, da sosiego y tranquilidad al caminante.

En este ir de camino por el jardín, no podían faltar los animales, pues es de sobra conocido que donde hay flora, hay fauna, siendo esto, una manifestación de la armonía y el ritmo de la naturaleza. Sin más preámbulo, vayamos, pues, al encuentro con el pequeño caracol del jardín, el cual tiene como horizonte llegar a una diminuta roca, la cual, tal vez sea su hogar, o quizá simplemente un lugar de descanso de su peregrinar, no lo sabemos, y probablemente nunca lo llegaremos a saber. Lo que sí podemos notar es que la naturaleza de su desplazamiento es muy lenta, por lo que sabe esperar con humildad el encuentro con su destino. Su horizonte lo atrae y es un impulso que le da fuerza, por esto, el pequeño caracol -para expresarlo con cuatro virtudes impresas en el libro Dialética del naufragio de Guillermo Hurtado: es paciente y humilde, firme y perseverante” en su periplo, continúa su marcha sin descansar, pues llegará el momento en que se cumpla su proyecto de viaje.

Hemos llegado al final de la primera parte del recorrido en el jardín, por lo cual para coronar este trabajo únicamente agregamos el siguiente pensamiento del filósofo Francesc Torralba: “Siempre que puedo evito correr por la urbe. Los parques son pequeñas islas, reservas naturales en medio del alquitrán y del cemento armado donde es posible curarse de la nostalgia de los bosques, pero es un remedio provisional.”  

 

 

CONTENIDO RELACIONADO