SUSCRIBETE

6 Octubre 2022, Puebla, México.

Sin miedo a escribir: poesía y resistencia (2) / 8 de Marzo en México

Cultura | Poesía | 6.MAR.2022

Sin miedo a escribir: poesía y resistencia (2) / 8 de Marzo en México

Mundo Nuestro

8 de Marzo

 

Mundo Nuestro. 8 de marzo. En la vuelta anual de la rueda aparece la fecha con la realidad más impactante de la transformación de la sociedad mexicana: la movilización de las mujeres. Contra la violencia machista. Contra la explotación laboral. Contra la discriminación. Contra la injusticia más profunda que produce México. Mirar lo que trae este nuevo martes femenino desde la palabra de once poetas y una fotógrafa. Y comprender así el país que desde ellas se construye.

SIN MIEDO A ESCRIBIR, es un taller literario fundado y dirigido por la escritora Emma del Carmen, tiene como objetivo invitar a escritoras y no escritoras al mundo de la poesía desde un punto de vista expresivo y como herramienta de sanación y resistencia. 

A partir del estudio y análisis de poesía feminista latinoamericana y ejercicios de creación, las alumnas encuentran un lugar seguro donde desarrollar el hábito de la poesía y crear comunidades de mujeres escritoras.

Acompaña las palabras de cada una de las poetas una imagen de esta movilización histórica en la lente de la fotógraca Daria San.

 

Daria San. Daria es una fotógrafa mexicana nacida en 1997. Vive en la Ciudad de México. A través de su lente, busca retratar las diferentes formas de vivir: las distintas tradiciones, culturas, espacios y miradas que existen.

 

 “Todxs tenemos el poder de la mirada, solo hay que saber dónde ponerla.” Foto de Daria San (detalle).

 

Guadalupe García. Arte-educadora y pedagoga desde hace más de 10 años, con gusto por la investigación y la escritura en torno a la educación patrimonial y las posibilidades educativas de la pedagogía museística, así como una novata en el dibujo y la poesía.

 

 Foto de Daria San

 

 

Movimiento

 

Guadalupe García

 

M.E.E.

 

 

Con los pies enraizados y los brazos desalados,

me ahogo en la tierra, donde nada crece.

Como cientos de años pesan los deseos,

sobre un cuerpo cansado de existir.

 

Pero, el alma desea que semillas crezcan,

la carne anhela una salida del dolor.

¿acaso busco la huida?

de los ojos, los brazos y las manos que atan,

como amarres.

 

El espíritu,

                   la esencia,

                                     la vida

sostienen movimiento,

como péndulo que evita la caída,

que impide el corte.

 

Sostener movimiento,

en oscilación para transformar

caminos para mantener-me

pies y pasos para volver

o quizá solo para no

                                     olvidar.

 

 

* * * * *

 

Indira García. Ciudad de México, 1994. Estudió Ciencias de la Comunicación en la Universidad del Valle de México, ejerce como periodista y ha colaborado en medios impresos y digitales como La Crónica de Hoy, Time Out México y Konbini.

 

Foto de Daria San

 

Hoy olvidé la definición de metamorfosis

 

Indira García

 

busco serpientes

vulnerarme

rabia náufraga

divergencia disfrazada

 

nubes que ocultan

coherencias topográficas

entre mi esternón

y un ave

que aprende a nadar

 

al pez convertido

en minotauro

que desea

venganza

 

la tristeza de

un laberinto

convertido

en

  libe

    r  ta

 d

 

busco              lienzos             ventanas

navajas                        llamas              una hielera

mi cuerpo

 

busco

no encuentro

busco

me lamento

 

no fui un mapa

no fui justa

no

fui

 

Parsífae

olvidará

la llave

recordará

grietas

 

olvidará la llave

olvidaré buscar

 

olvidaré

la batalla

su falda

su soledad

     la ternura

     del delirio

     de escapar

 

olvidaremos

    quizá

los escarabajos

los minotauros

la metamorfosis

la fragilidad

 

olvidaremos,    

florecerán

 

* * * * *

 

Laura Flores. Argentina, 1982. Soy mamá, lesbiana y feminista. A veces periodista, a veces docente, a veces escritora, a veces librera. Nací hace 40 años, un miércoles de diciembre, sobre el final de la última dictadura militar argentina. Cuando a la escritora Elvira Orpheé le preguntaron por qué escribía, ella respondió “¿sabe por qué escribía? Porque no podía vivir”.

 

 Foto de Daria San

 

Batalla

 

Laura Flores

 

Me pesa

    el costado izquierdo

        perfil que grita como animal herido

 

quiero hundir los dedos

atravesar la piel

 

cargar mi cuerpo con pájaros hambrientos

                  que rasguñen mis huesos y mi carne

 

quiero morderme hasta sangrar

descubrirme como monstruo de mis deseos

                           como monstruo de mi presente

 

quiero el silencio de lo que está roto

completamente roto

 

mi cuerpo es un campo de batalla

donde no sé si quiero pelear…

 

 

* * * * *

 

Mariana Willie. Mariana Wille, mujer mexicana de 27 años que reside en la CDMX. Arquitecta y artista plástica egresada de la Universidad Iberoamericana, con estudios en Pintura e Ilustración de la Real Academia de San Carlos. Directora Creativa del colectivo de música y arte Syntagma Collective y diseñadora en Tabique Arquitectos.

 

 

Mariana Willie

 

Sinónimo de fuerza

 

Mariana Willie

 

 

Inspirado en “Consejos para la mujer fuerte” de Gioconda Belli

 

Mi madre me dijo que debo ser fuerte,

usar este escudo para protegerme las entrañas,

¿Almorzar? Eso alimenta la “pancita”...

El disfraz es la confianza que oculta los “gorditos”

entre tus senos y brazos,

vístete con maña,

cubre tu culpa por no ser perfecta

como la mujer fuerte,

recuerda,

vales por lo que ellos ven.

Tu alma pierde mérito si su mirada viaja,

en las profundidades escondido tu ser,

debajo de las mejillas,

el fuego se apaga aparentando,

¿apagar? Más bien aperder, abajar,

fantasía que por fuera flote el alma

y por dentro el cuerpo.

Si fuera mujer fuerte,

sabría nutrirme de aire,

acarrear inseguridades, parásitos cargantes,

insectos que recorren tu sangre con ideas.

Compadece a las otras

pero teme sus miradas,

niega si preguntan,

oculta los trucos,

lo que te obligue a ver tu interior destrozado,

hambriento,

sacrificio que promete un reino pleno y pacífico,

sonríe hasta lograrlo.

Cuando eres mujer fuerte,

tu batalla es contra tus vísceras,

solitarias,

silenciosas,

absoluta oscuridad que invitas sin miedo,

en el vacío

un abrazo,

trotando a la tormenta contra corriente.

 

Entrena tu mente con mantras absolutos,

recuerda que el hambre es amor a ti misma,

destruye y reconstruye tu cuerpo con sudor amargo…

Menos sólidos

mayor grandeza.

Es cansado,

lento,

pero ahora ves la luz si te paras muy rápido.

Cultiva en tu memoria estas semillas gloriosas

susurro que te rodea y recita quién eres

Te amaría más si te vieras como te sientes,

tu habitación llena de voces

gritan con hervor a través de una pantalla

e invoca la memoria de otras mujeres.

Y sobrepuesta en la báscula,

el espejo de la verdad,

te miras,

sonries,

y dices:

Soy una mujer fuerte.

 

La maris

 

* * * * *

 

Melissa Velez Luna. Ciudad de México, 2005. Melissa es estudiante de cuarto semestre del CEDART "Luis Spota Saavedra" en el específico de danza. A sus 15 años comenzó a encaminarse en el lenguaje poético y descubrirse a sí misma y su arte dentro de la cuarta ola feminista en México, que con su palabra retumba la revolución.

“La poeta escribe sus putrefactas páginas en la libreta del condenado.”

 

 

Foto de Daria San.

 

Hoy He Muerto

 

Melissa Velez Luna

 

 

I

 

Prefiero cobijarme con las raíces de mi tierra;

tierra que me vio crecer

que con la santa trinidad,

proclama el silencio.

 

Rituales que obedecen la validez del luto

del penar eterno

en una tierra tan grande

que  r e s u e n e n  las voces de las fallecidas.

 

Volteando a los lados al cruzar,

encajonando a la esencia de un país opresor

Mirando al cielo pa’ ver si te escupen
 y dios cubra con su manto,

a los cobardes…

 

 

II

 

Visitando las costas

Acompañada de dos avecillas a la par de la brisa

me encuentro en un augurio

llena de heridas

 

Es por ello que hoy he muerto,

me hago responsable

por producir revuelo

que con mi voz tejo la historia que arraiga a generaciones.

 

¡He muerto!

Para que queden grabados los nombres en las cuerpas de las desaparecidas

ocasiono una revolución,

pues mi lengua no sabe de obediencia

y pues si de eso he de morir, que mi espíritu sea llevado al perdón

y mi cuerpo sea quemado en la hoguera.

 

* * * * *

 

Metzi Rodríguez. Ciudad de México, a sus 21 años estudia la carrera de Ciencias Políticas en la UNAM. Apasionada desde muy pequeña por la poesía, la fotografía y el cine, ha incursionado en estas artes, encontrando en ellas un lenguaje único de expresión.

 

Foto de Daria San

 

 

Búsqueda sin retorno

 

Metzi Rodríguez

 

 

¿Se hallará el camino entre las sombras?

Una carrera minúscula no es

sabiéndose existente en el

infinito de la soledad

 

Donde se encuentra el sol

se envuelve el aire,

el mar hallado en

la lentitud de la sombra

 

Existir; deja (de)

sólo las olas escuchan

el interior de tu alma

sobre el cual la eternidad

 

Se atañe a

crear,

existir,

sentir

volar

 

¿Hallaré compañía a tu lado?

O solo inspiración de mi alma,

dedicaré a respirar el aliento

que me sigue de tu pecho

 

¿Te encuentras aquí?

¿Te encuentras allá?

 

Que la magia nos acompañe

aún en la distancia

el brillo de las estrellas

trasciende la experiencia

De nuestro unísono encuentro

 

¿Aquí arriba está la respuesta?

¿Aquí abajo está la respuesta?

¿Aquí adentro está la respuesta?

¿Aquí afuera está la respuesta?