SUSCRIBETE

18 Mayo 2024, Puebla, México.

Los problemas ambientales de Puebla, la gigantesca deuda (parte 1) / Assenet Lavalle Arenas

Naturaleza y sociedad /Sociedad civil organizada /Gobierno | Opinión | 25.MAR.2022

Los problemas ambientales de Puebla, la gigantesca deuda (parte 1) / Assenet Lavalle Arenas

Los problemas ambientales de Puebla, la gigantesca deuda (parte 1)

Para nadie es un secreto que, en el estado de Puebla, al igual que en el resto del mundo -unos más, otros menos- padecemos serios problemas ambientales. Podemos enumerar una cascada de numerosos temas pendientes que nos aqueja con su correspondiente pequeñita atención, casi en todos los casos, gracias a la sociedad organizada, y solo a manera ilustrativa, a fin de dar pie a la discusión, la cual siempre agradezco cuando comparto alguna idea, a saber:

Sobreexplotación de acuíferos. Puebla fue el centro de la opinión nacional e internacional cuando en la madrugada del 29 de mayo de 2021 se produjo súbitamente un agujero en el suelo en el metropolitano municipio de Juan C. Bonilla; el hueco creció y devoró una vivienda, así como parte de un campo de cultivo. Versiones oficiales y de la sociedad organizada hablan de la excesiva extracción de los mantos acuíferos de la zona para fines industriales principalmente. En la misma demarcación, la planta embotelladora Bonafont fue cerrada por organizaciones sociales indígenas como el Frente de Pueblos Unidos durante un tiempo, a manera de protesta por la disminución del agua disponible para las comunidades debida a dicha empresa. Al final, el Poder Judicial de la Federación falló a favor de la empresa y la protesta en el sitio fue desmontada, aunque las organizaciones continúan expresándose al respecto. El Valle de Tecamachalco (importante nodo productor hortícola del centro del país) de acuerdo, a la Comisión Nacional del Agua tiene una Demanda Media Anual negativa, lo que significa que la extracción es mayor a la recarga del acuífero  (https://sigaims.conagua.gob.mx/dma/acuiferos.html). No existen efectivas iniciativas oficiales que promuevan el racional uso del agua en Puebla. Preocupante.

Contaminación de ríos y cuerpos de agua. Prácticamente todos los cuerpos superficiales de agua del país sufren de algún grado de contaminación. El caso del río Atoyac, en la zona metropolitana de Puebla, es triste: se trata de uno de los afluentes más contaminados del país debido a las descargas agrícolas, industriales y domésticas. Se calcula que el 66% de las descargas a su flujo se realizan sin tratamiento y el restante solo se trata de forma primaria o deficiente sin cumplir las normas oficiales mexicanas de la materia (https://repositorio.iberopuebla.mx/bitstream/handle/20.500.11777/1585/Contaminaci%F3n+del+r%EDo+Atoyac.+Infograf%EDas+animadas.pdf;jsessionid=E11A88EA9D7151F2AABB057FA9394657?sequence=2). La disposición de aguas negras y grises en el estado, por falta de infraestructura adecuada es deficiente, aún gran cantidad de esta contaminación ocurre hacia barrancas y aguas abajo, tanto en comunidades pequeñas como en ciudades medias y grandes de Puebla, esto por falta de infraestructura adecuada.

Disposición de residuos sólidos. Observamos algunos gobiernos municipales enfrentando grandes desafíos para disponer sus residuos desde hace algunos años. Es bien conocido el caso de Tehuacán (https://m.e-consulta.com/nota/2022-01-20/municipios/se-incendia-basurero-clandestino-en-tehuacan), uno de primeros expuestos a la opinión pública, pero más recientemente, y no menos preocupante, de los municipios de Huauchinango (el presidente municipal anterior, Gustavo Vargas fue tildado de “ecoloco” cuando dispuso temporalmente la basura en el recinto ferial de ese municipio de la sierra norte de Puebla), Xicotepec y Tecamachalco, entre otros. A qué punto ha llegado la situación que son las propias autoridades municipales quienes, rebasadas totalmente por los problemas, han recurrido a la disposición de sus residuos en tiraderos no autorizados, a cielo abierto y carentes de toda medida de prevención de la contaminación, sin que algún otro orden de gobierno, estatal o federal les sancione o controle. Por desgracia no hay acciones que estimulen el reciclaje, la disminución de la generación de residuos o la separación de estos; y hay que decirlo: la más reciente iniciativa interesante para la capital del estado y de la cual que no se han informado, al día de hoy, sus resultados y alcances, es la del gobierno de Claudia Rivera, denominada Puntos Verdes. Parece ser un problema importante para considerar si pensamos que en la capital del estado generamos poco más de 1,700 toneladas de residuos sólidos diariamente y la mayoría llega al relleno sanitario de Chiltepeque. Expertos han llamado a concientizar en la urgencia de reforzar el reciclado de residuos sólidos, pues más de 70 por ciento de estos es susceptible de ser separada, reciclada y reaprovechada en diferentes industrias, pero actualmente menos de cinco por ciento de los residuos son reutilizados (https://www.milenio.com/estados/rellenos-sanitarios-puebla-limite-vida-util).

Nos encontramos en la segunda parte de estas reflexiones.

 

Mtra. Assenet Lavalle Arenas

Marzo, 2022